MANERA COORDINADA CON LA FEDERACIÓN, PUEBLA COMBATE LA DELINCUENCIA: MBH

CIUDAD DE PUEBLA, Pue.- Con estrategia, capacitación, de manera organizada con instancias federales y militares y con una coordinación estructurada desde las mesas de seguridad nacional y estatal, es como en la entidad se combate la delincuencia, resaltó el...

4 de octubre, 2021

CIUDAD DE PUEBLA, Pue.- Con estrategia, capacitación, de manera organizada con instancias federales y militares y con una coordinación estructurada desde las mesas de seguridad nacional y estatal, es como en la entidad se combate la delincuencia, resaltó el gobernador Miguel Barbosa Huerta frente al presidente Andrés Manuel López Obrador: “en Puebla no vamos a fallar”, añadió.

Al participar en la conferencia de prensa diaria que el titular del Ejecutivo federal encabezó desde Puebla, el mandatario estatal reportó que la entidad poblana registra una sensible baja de manera general en todos los delitos, y recordó que el compromiso de su gobierno y de la federación es “regresar la paz a nuestra gente”.

En el caso específico del robo a gasolina, señaló que es cinco veces menor a los incidentes registrados al inicio de la actual administración estatal (agosto de 2019), y destacó la detención de decenas de integrantes de las bandas delictivas que se dedicaban a la comisión de este ilícito.

Sobre el robo de gas, delito que es cometido en dos ductos de Pemex que van hacia Guadalajara, Barbosa Huerta puntualizó una disminución del 40 por ciento en el número de tomas clandestinas.

Afirmó que estos dos ilícitos relacionados a la extracción de hidrocarburos son patrocinadores de los demás delitos, por lo que reiteró el compromiso de su gobierno para continuar con la aplicación de la estrategia de seguridad de manera coordinada con la federación.

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador destacó el conocimiento que Barbosa Huerta tiene en materia de seguridad, y resaltó su perseverancia a diferencia de otros gobernadores para atender los problemas de esta índole que diariamente se registran.

Lo anterior lo expuso luego de resaltar que el gobernador ha encabezado 251 de las 252 mesas de seguridad instaladas por el gobierno estatal, en las cuales participan autoridades federales y de procuración de justicia.

TENDENCIA A LA BAJA EN DELITOS DE ALTO IMPACTO EN PUEBLA, REPORTA SEDENA

Por su parte, el General Luis Cresencio Sandoval González, secretario de la Defensa Nacional (SEDENA), reportó una tendencia a la baja en Puebla en los delitos de alto impacto, por lo que la entidad se coloca en la posición número 19 a nivel nacional.

Puntualizó que, según datos hasta el mes de agosto del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, los delitos que van a la baja en la entidad son los siguientes: robos a transportistas, de vehículos, a negocios y a casa habitación, así como extorsiones, homicidios dolosos, feminicidios y secuestro; mientras que los que registran una ligera tendencia al alza son robo en transporte y a transeúnte.

Por último, puntualizó que Puebla se ubica por debajo de la media nacional (69) en homicidios dolosos con 39 casos por cada 100 mil habitantes, durante la presente administración federal hasta agosto de este año.

Comentarios
object(WP_Query)#17661 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(73866) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-12-2021" ["before"]=> string(10) "26-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(73866) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-12-2021" ["before"]=> string(10) "26-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17660 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17667 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17668 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "29-12-2021" ["before"]=> string(10) "26-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-12-29 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-01-26 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (73866) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17657 (24) { ["ID"]=> int(74749) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-19 11:38:44" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-19 16:38:44" ["post_content"]=> string(9713) "Cuando era niño nunca quise ser bombero ni policía. Como todos los pequeños tuve sueños y quise ser piloto de avión para conocer el mundo que se adivinaba desde la azotea de los multifamiliares donde vivía; desde ahí, en días claros podía verse la pista del aeropuerto y aquello era un soñar continuo. Ávido siempre de lecturas, en aquellos días de la guerra fría que ahora, a vistas de nuestra realidad, parecen plácidos, mi padre leía el periódico cotidianamente y en seguida me apoderaba del ejemplar desechado. En la adolescencia mis sueños cambiaron y tal vez para mi fortuna, nunca se realizaron. En la escuela convivía con niños que habían llegado de Chile y la Argentina. Siendo pequeño había seguido con interés el avance del Frente Sandinista en la liberación de Nicaragua; soñé entonces con ser corresponsal de guerra. Me imaginaba con mi camarógrafo esquivando las balas para lograr la entrevista en Masatepe, fantaseaba con tres pasaportes, todos de países distintos, infiltrándome en Santiago para dar a conocer la verdad de lo que sucedía en la dictadura; a veces, unas cuantas, dejaba la cámara y la libreta y me convertía en agente secreto del FSLN, del MIR, o de fantásticas conspiraciones internacionales, para llevar información, recursos o armamento, a los grupos que resistían la opresión. De aquello sólo me quedó la idea de escribir, de ser escritor, algo que, al menos me quiero creer, estoy trabajando. Pero la violencia física, contra mi persona, me detenía en seco frente a los hechos. Todos mis sueños terminaban cuando mi poca pericia narrativa me hacía caer en manos de milicos y paramilitares; venía con ello la inevitable tortura y aquello, solo de imaginarlo me helaba la sangre; sabía ya que entonces, al primer zumbido de la picana eléctrica, cantaría todo lo que sabía y hasta lo que me imaginaba; viendo y leyendo los reportajes, platicando con algunos de los hijos de exiliados, me preguntaba ¿cómo es que los guerrilleros y los resistentes podían soportar aquellos ultrajes?, ¿qué los movía a aguantar tanto dolor y tanta humillación? La respuesta no llegó entonces, vino con el tiempo. Todos ellos soportaron por amor, porque su conciencia y su naturaleza se los exigía. Amor es una palabra traicionera, inasible, pero contundente. Todos aquellos, mis héroes, anónimos que años y años de lectura e investigación me han permitido dar rostro, historia y nombre, soportaban por amor a sus familias, a sus camaradas, a su patria; no un amor discursero, sino uno de carne y piel; aguantaban porque no podrían haber vivido en adelante negándose a sí mismos. Soportaban porque la vergüenza y la deshonra, más frente al espejo incorruptible de la conciencia, les habría hecho inhabitable la vida. Desde el estallido de la pandemia, México ha escalado inusitadamente en el discurso de odio y en el crimen homofóbico en escalas que no conocíamos. La lucha por los derechos de la diversidad sexual, de la identidad, es otra forma de resistencia frente a la opresión con rostro de prejuicio. Si a las estadísticas de la violencia homofóbica sumamos las de la feminicida, el cuadro de la identidad y la cultura nacionales es desolador. Hemos cultivado dos elementos tóxicos: una cultura de la muerte basada en el predominio de las peores prácticas de la masculinidad y una indiferencia absurda frente al dolor de los que no queremos comprender. ¿Por qué alguien que ha sido sometido a vejaciones y violencias casi siempre desde la infancia, por su aspecto, su estilo y sus deseos, sigue resistiendo?, ¿por qué las palizas y las humillaciones no son ejemplares?; por amor. Reconozcamos algo, ellas, ellos, se levantan todos los días para resistir frente al mundo, para defender su identidad, la forma en que se aman a sí mismos, la manera en la que aman a los demás, el camino que los lleva a amar a nuestro país, porque está en su forma de ser en el mundo y frente a ello no tienen opción como no la tiene nadie; porque ellas, ellos, han aceptado salir al mundo con el rostro que han elegido mientras que los agresores, los intolerantes han optado por la forma fácil y vergonzante, la ridícula comodidad del privilegio, la complicidad del silencio, la brutalidad de los golpes y las burlas. Lo diferente los insulta, les hace pensar que ver a una mujer trans es un mal ejemplo para sus hijos, ¿con tan poca confianza los han educado?, el mal ejemplo lo castigan a golpes. En lo que va del año una pareja lésbica y otra homosexual fueron agredidos en restaurantes con ese pretexto. En la situación presentada con las mujeres, éstas fueron golpeadas por una mujer que quería defender la pureza de su hijo de 10 años quien, por cierto, también participó en la paliza. ¿Que dos mujeres se besen o se tomen de la mano es mal ejemplo pero alentar a un niño a golpear a quien no entiende es un buen ejemplo? Porque no hay razones que valgan, en buena ley racional y a buena fe guardada no la hay. Dentro de los ataques una pareja homosexual fue expulsada de un parque de diversiones por muestras públicas de afecto, de nuevo, con el pretexto del mal ejemplo y el buen gusto, ¿si hubieran sido heterosexuales habrían tenido la misma suerte?, ¿fue mejor el ejemplo de la expulsión vergonzante que ser tolerantes frente a dos seres humanos que expresan su cariño? No nos hagamos tontos, que la mayoría de los ciudadanos no lo somos; se dice con profusión que los homosexuales están desatados, que han perdido el pudor y que se exhiben, quienes así se expresan muestran el poderío de una cultura en la que el machismo y su capacidad de violencia reciben el premio, mientras que otras masculinidades y otras formas de sexualidad son excluidas; ni se exhiben ni es materia de pudor, no es moda ni necesitan permiso, son ciudadanos que no sólo ejercen sus derechos sino que además ofrecen frente a la violencia la libertad de sus cuerpos y su capacidad de amar. Eso es lo que no les perdonamos. Pero sigamos, los hechos del parque de diversiones tuvieron como reacción la convocatoria de los activistas a un “besatón”, en la que personas de todas las preferencias, sí heterosexuales también, se reunieron para besarse frente al parque y no, querido lector, abramos la mente pero también el corazón, no se trataba de abrazos y no balazos, esto es en serio, ¿querían un buen ejemplo? Pues ahí lo tienen, frente al insulto y la exclusión, el afecto. Sin embargo, la protesta pacífica terminó en que los participantes fueron atacados de nuevo, dos mujeres que se declararon heterosexuales atacaron con las uñas a un activista, con la mejor metáfora de la fiera desatada las garras buscaban los ojos y al final, el médico dice que las cicatrices quedarán de por vida. Hace unos días apenas, una mujer trans, fue apuñalada en un hotel de la Colonia Portales, la picaron con una navaja en la nuca, la golpearon. Ella es una mujer que decidió serlo porque estaba en su naturaleza, los que odian la diferencia, los que no toleran y temen, creen que es moda, locura o enfermedad; se trata de un amor tan imbatible que no puede ser omitido. Natalia Lane ha apostado su vida para hacerla como su naturaleza le exige, no pide más que respeto y eso es lo que un sector de la ciudadanía le está negando. No existe algo así como una “ideología de género que nos están imponiendo”, es absurdo, ridículo y ofensivo para la más elemental de las inteligencias; es el mismo argumento de los chips ocultos en las vacunas, son los estertores de la sinrazón que apelan al miedo para que nada se mueva, para que el patriarcado siga impune y esto, cuando se habla desde el poder de un legislador, ya no es cosa de histéricos, lo es de malintencionados y de recalcitrantes ofensores. Nada nos obliga a apoyar las causas de la diversidad, pero sí estamos obligados a respetarlos; si no le gusta el matrimonio igualitario, no se case con alguien de su propio sexo; si no le agradan las personas trans, pues siga fiel a su propio rol genérico, ellos lo hacen y no quieren su aprobación, exigen su respeto; porque a final del día, ni ellos le piden permiso ni tampoco le roban el aire que respira. Pero el discurso intolerante, el crimen de odio, eso nos perjudica a quienes lo sufren y a quienes lo presenciamos porque nos distancia de la civilización, de la cultura, de la humanidad. Hace ya muchos años cuando mi hija era muy pequeña, salíamos de la escuela y vimos una pareja de hombres que se besaban en la calle, la niña me miró y preguntó: “¿y eso…?”. Lo único que pude responder fue: “Mira, qué bueno que la gente se quiera…”. Anda, que nos dejen a que quienes creemos en la libertad, la buena voluntad y la potencia del amor, que eduquemos a nuestros hijos en este error tan humano, en este degenere que trae la libertad, mientras que quienes quieren seguir viviendo en la falsa paz de los prejuicios, sigan educando en la negación del mundo, la falta de compasión y la represión de sus deseos; pero por favor, cuando vivan, dejen vivir.   @cesarbc70" ["post_title"]=> string(24) "Intolerancia que asesina" ["post_excerpt"]=> string(127) "El discurso de odio nos distancia de los valores más nobles de la civilización, por eso debemos señalar su irracionalidad. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(24) "intolerancia-que-asesina" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-19 11:38:44" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-19 16:38:44" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74749" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17623 (24) { ["ID"]=> int(74798) ["post_author"]=> string(2) "39" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-20 13:26:33" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-20 18:26:33" ["post_content"]=> string(2255) "El martes pasado, aproximadamente, se reiteró unos 20 metros el mar en la Playa Bagdad ubicada en la ciudad de Matamoros, Tamaulipas; uno de los lugares icónicos del turismo de dicha entidad. La Playa Bagdad es el lugar donde empieza la frontera entre México y Estados Unidos.  Pedro Granados Ramírez, titular de la Unidad Estatal de Protección Civil del estado realizó una inspección por toda la costa y mencionó que dicho fenómeno no representa una amenaza para la población. Y agregó que: Se llevó a cabo un recorrido por el lugar detectando que la zona de rompiente de las olas estaba un poco atrás de lo habitual, esto es atribuible a comportamiento de las mareas, hay ocasiones sobre todo por las noches que ocurre a la inversa, es decir el mar registra un crecimiento de unos metros Es un fenómeno típico de las costas en particular cuando se suscitan cambios en las fases lunares es decir los efectos que ejercen las mareas en consideración a su ciclo respectivo. Sin embargo, éste hecho causó incertidumbre entre los lugareños y en municipios como Reynosa y Río Bravo, Tamaulipas entre otros. Contacto ORCID ID https://orcid.org/0000-0002-5708-428X [email protected]  www.facebook.com/angelica.murillo.5496  https://www.facebook.com/RIEHMTY  IG dra.angelicamg  www.ruizhealytimes.com" ["post_title"]=> string(48) "Se retrae el mar en la Playa Bagdad de Matamoros" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(48) "se-retrae-el-mar-en-la-playa-bagdad-de-matamoros" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-20 13:26:33" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-20 18:26:33" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74798" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17657 (24) { ["ID"]=> int(74749) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-19 11:38:44" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-19 16:38:44" ["post_content"]=> string(9713) "Cuando era niño nunca quise ser bombero ni policía. Como todos los pequeños tuve sueños y quise ser piloto de avión para conocer el mundo que se adivinaba desde la azotea de los multifamiliares donde vivía; desde ahí, en días claros podía verse la pista del aeropuerto y aquello era un soñar continuo. Ávido siempre de lecturas, en aquellos días de la guerra fría que ahora, a vistas de nuestra realidad, parecen plácidos, mi padre leía el periódico cotidianamente y en seguida me apoderaba del ejemplar desechado. En la adolescencia mis sueños cambiaron y tal vez para mi fortuna, nunca se realizaron. En la escuela convivía con niños que habían llegado de Chile y la Argentina. Siendo pequeño había seguido con interés el avance del Frente Sandinista en la liberación de Nicaragua; soñé entonces con ser corresponsal de guerra. Me imaginaba con mi camarógrafo esquivando las balas para lograr la entrevista en Masatepe, fantaseaba con tres pasaportes, todos de países distintos, infiltrándome en Santiago para dar a conocer la verdad de lo que sucedía en la dictadura; a veces, unas cuantas, dejaba la cámara y la libreta y me convertía en agente secreto del FSLN, del MIR, o de fantásticas conspiraciones internacionales, para llevar información, recursos o armamento, a los grupos que resistían la opresión. De aquello sólo me quedó la idea de escribir, de ser escritor, algo que, al menos me quiero creer, estoy trabajando. Pero la violencia física, contra mi persona, me detenía en seco frente a los hechos. Todos mis sueños terminaban cuando mi poca pericia narrativa me hacía caer en manos de milicos y paramilitares; venía con ello la inevitable tortura y aquello, solo de imaginarlo me helaba la sangre; sabía ya que entonces, al primer zumbido de la picana eléctrica, cantaría todo lo que sabía y hasta lo que me imaginaba; viendo y leyendo los reportajes, platicando con algunos de los hijos de exiliados, me preguntaba ¿cómo es que los guerrilleros y los resistentes podían soportar aquellos ultrajes?, ¿qué los movía a aguantar tanto dolor y tanta humillación? La respuesta no llegó entonces, vino con el tiempo. Todos ellos soportaron por amor, porque su conciencia y su naturaleza se los exigía. Amor es una palabra traicionera, inasible, pero contundente. Todos aquellos, mis héroes, anónimos que años y años de lectura e investigación me han permitido dar rostro, historia y nombre, soportaban por amor a sus familias, a sus camaradas, a su patria; no un amor discursero, sino uno de carne y piel; aguantaban porque no podrían haber vivido en adelante negándose a sí mismos. Soportaban porque la vergüenza y la deshonra, más frente al espejo incorruptible de la conciencia, les habría hecho inhabitable la vida. Desde el estallido de la pandemia, México ha escalado inusitadamente en el discurso de odio y en el crimen homofóbico en escalas que no conocíamos. La lucha por los derechos de la diversidad sexual, de la identidad, es otra forma de resistencia frente a la opresión con rostro de prejuicio. Si a las estadísticas de la violencia homofóbica sumamos las de la feminicida, el cuadro de la identidad y la cultura nacionales es desolador. Hemos cultivado dos elementos tóxicos: una cultura de la muerte basada en el predominio de las peores prácticas de la masculinidad y una indiferencia absurda frente al dolor de los que no queremos comprender. ¿Por qué alguien que ha sido sometido a vejaciones y violencias casi siempre desde la infancia, por su aspecto, su estilo y sus deseos, sigue resistiendo?, ¿por qué las palizas y las humillaciones no son ejemplares?; por amor. Reconozcamos algo, ellas, ellos, se levantan todos los días para resistir frente al mundo, para defender su identidad, la forma en que se aman a sí mismos, la manera en la que aman a los demás, el camino que los lleva a amar a nuestro país, porque está en su forma de ser en el mundo y frente a ello no tienen opción como no la tiene nadie; porque ellas, ellos, han aceptado salir al mundo con el rostro que han elegido mientras que los agresores, los intolerantes han optado por la forma fácil y vergonzante, la ridícula comodidad del privilegio, la complicidad del silencio, la brutalidad de los golpes y las burlas. Lo diferente los insulta, les hace pensar que ver a una mujer trans es un mal ejemplo para sus hijos, ¿con tan poca confianza los han educado?, el mal ejemplo lo castigan a golpes. En lo que va del año una pareja lésbica y otra homosexual fueron agredidos en restaurantes con ese pretexto. En la situación presentada con las mujeres, éstas fueron golpeadas por una mujer que quería defender la pureza de su hijo de 10 años quien, por cierto, también participó en la paliza. ¿Que dos mujeres se besen o se tomen de la mano es mal ejemplo pero alentar a un niño a golpear a quien no entiende es un buen ejemplo? Porque no hay razones que valgan, en buena ley racional y a buena fe guardada no la hay. Dentro de los ataques una pareja homosexual fue expulsada de un parque de diversiones por muestras públicas de afecto, de nuevo, con el pretexto del mal ejemplo y el buen gusto, ¿si hubieran sido heterosexuales habrían tenido la misma suerte?, ¿fue mejor el ejemplo de la expulsión vergonzante que ser tolerantes frente a dos seres humanos que expresan su cariño? No nos hagamos tontos, que la mayoría de los ciudadanos no lo somos; se dice con profusión que los homosexuales están desatados, que han perdido el pudor y que se exhiben, quienes así se expresan muestran el poderío de una cultura en la que el machismo y su capacidad de violencia reciben el premio, mientras que otras masculinidades y otras formas de sexualidad son excluidas; ni se exhiben ni es materia de pudor, no es moda ni necesitan permiso, son ciudadanos que no sólo ejercen sus derechos sino que además ofrecen frente a la violencia la libertad de sus cuerpos y su capacidad de amar. Eso es lo que no les perdonamos. Pero sigamos, los hechos del parque de diversiones tuvieron como reacción la convocatoria de los activistas a un “besatón”, en la que personas de todas las preferencias, sí heterosexuales también, se reunieron para besarse frente al parque y no, querido lector, abramos la mente pero también el corazón, no se trataba de abrazos y no balazos, esto es en serio, ¿querían un buen ejemplo? Pues ahí lo tienen, frente al insulto y la exclusión, el afecto. Sin embargo, la protesta pacífica terminó en que los participantes fueron atacados de nuevo, dos mujeres que se declararon heterosexuales atacaron con las uñas a un activista, con la mejor metáfora de la fiera desatada las garras buscaban los ojos y al final, el médico dice que las cicatrices quedarán de por vida. Hace unos días apenas, una mujer trans, fue apuñalada en un hotel de la Colonia Portales, la picaron con una navaja en la nuca, la golpearon. Ella es una mujer que decidió serlo porque estaba en su naturaleza, los que odian la diferencia, los que no toleran y temen, creen que es moda, locura o enfermedad; se trata de un amor tan imbatible que no puede ser omitido. Natalia Lane ha apostado su vida para hacerla como su naturaleza le exige, no pide más que respeto y eso es lo que un sector de la ciudadanía le está negando. No existe algo así como una “ideología de género que nos están imponiendo”, es absurdo, ridículo y ofensivo para la más elemental de las inteligencias; es el mismo argumento de los chips ocultos en las vacunas, son los estertores de la sinrazón que apelan al miedo para que nada se mueva, para que el patriarcado siga impune y esto, cuando se habla desde el poder de un legislador, ya no es cosa de histéricos, lo es de malintencionados y de recalcitrantes ofensores. Nada nos obliga a apoyar las causas de la diversidad, pero sí estamos obligados a respetarlos; si no le gusta el matrimonio igualitario, no se case con alguien de su propio sexo; si no le agradan las personas trans, pues siga fiel a su propio rol genérico, ellos lo hacen y no quieren su aprobación, exigen su respeto; porque a final del día, ni ellos le piden permiso ni tampoco le roban el aire que respira. Pero el discurso intolerante, el crimen de odio, eso nos perjudica a quienes lo sufren y a quienes lo presenciamos porque nos distancia de la civilización, de la cultura, de la humanidad. Hace ya muchos años cuando mi hija era muy pequeña, salíamos de la escuela y vimos una pareja de hombres que se besaban en la calle, la niña me miró y preguntó: “¿y eso…?”. Lo único que pude responder fue: “Mira, qué bueno que la gente se quiera…”. Anda, que nos dejen a que quienes creemos en la libertad, la buena voluntad y la potencia del amor, que eduquemos a nuestros hijos en este error tan humano, en este degenere que trae la libertad, mientras que quienes quieren seguir viviendo en la falsa paz de los prejuicios, sigan educando en la negación del mundo, la falta de compasión y la represión de sus deseos; pero por favor, cuando vivan, dejen vivir.   @cesarbc70" ["post_title"]=> string(24) "Intolerancia que asesina" ["post_excerpt"]=> string(127) "El discurso de odio nos distancia de los valores más nobles de la civilización, por eso debemos señalar su irracionalidad. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(24) "intolerancia-que-asesina" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-19 11:38:44" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-19 16:38:44" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74749" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(46) ["max_num_pages"]=> float(23) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "3feb6282f10911460782032c672ad7e4" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Intolerancia que asesina

El discurso de odio nos distancia de los valores más nobles de la civilización, por eso debemos señalar su irracionalidad. 

enero 19, 2022

Se retrae el mar en la Playa Bagdad de Matamoros

El martes pasado, aproximadamente, se reiteró unos 20 metros el mar en la Playa Bagdad ubicada en la ciudad de Matamoros, Tamaulipas;...

enero 20, 2022




Más de categoría

BLOOMBERG PHILANTHROPIES ANUNCIA A LAS  15 CIUDADES GANADORAS DEL GLOBAL MAYORS CHALLENGE

Bloomberg Philanthropies promovió la competencia Global Mayors Challenge donde participaron 640 ciudades de todo el mundo y de las...

enero 25, 2022

Cateterismos de rutina; Agua para algunos (y más cara para otros); #UnAcosadorAlParecerSiSeráEmbajador, y TikTokers en Movimiento Ciudadano

Como cada semana, Fernando Navarrete comenta los acontecimientos más importantes a nivel nacional, con su singular estilo.

enero 25, 2022
El “Testamento Político”: la nueva distracción de AMLO

El “Testamento Político”: la nueva distracción de AMLO

En un mensaje emitido en sus redes sociales, López Obrador dio a conocer que redactó un “Testamento Político”. ¿Qué...

enero 24, 2022

¿Algún día meterán en orden a los mal llamados Centros de Rehabilitación Social?

Siempre hemos sabido de la gran corrupción que impera en las cárceles. No es nuevo. Es un problema tan...

enero 21, 2022