Lista la logística operativa y brigadas de vacunación en Puebla: Miguel Barbosa

El proceso de vacunación se manejará de la forma más clara, sin manipulaciones Iniciará vacunación en 37 unidades médicas que dan atención COVID   El gobernador Miguel Barbosa confirmó que el día de hoy comenzará la llegada...

12 de enero, 2021 Miguel Barbosa
  • El proceso de vacunación se manejará de la forma más clara, sin manipulaciones
  • Iniciará vacunación en 37 unidades médicas que dan atención COVID

 

El gobernador Miguel Barbosa confirmó que el día de hoy comenzará la llegada de vacunas a todos los estados del país, incluido Puebla; en este marco, detalló que la distribución estará a cargo de las dependencias federales, y el gobierno del Estado entregará la información que sea requerida, para el mejor funcionamiento del proceso.

 

El gobernador Miguel Barbosa comentó que el proceso no puede ser secreto, todo lo contrario, nunca se manipulará el tema, por lo que se hablará de la manera más clara posible, siempre respetando la recomendación del manejo de la información por parte del gobierno federal.

 

En voz del Dr. José Antonio Martínez, secretario de Salud del estado, se señaló que ya se tiene la logística operativa del proceso, con las brigadas de vacunación que están en todos los hospitales; se añadió que las vacunas que llegarán serán la de Pfizer y BioNTech, las cuales vienen en cajas especiales, con sensores de temperatura.

 

Detalló que la distribución y el transporte estará a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional, quien ya tiene las rutas programadas; en este sentido, precisó que empezarán en 37 unidades, es decir, los hospitales que dan servicio a pacientes con Covid. Subrayó que el proceso será sumamente transparente, “sólo se aplicará al personal de trinchera, de primera línea de batalla, médicos, enfermeras, camilleros, de intendencia, todos lo que estén en contacto con la enfermedad”.

 

El secretario de Salud añadió que el gobierno de Puebla cuenta con la red fría, y los ultracongeladores, con los que se pueden almacenar 100 mil vacunas, y podrían durar hasta 5 meses.

 

Comentarios
object(WP_Query)#18170 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(60810) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "18-04-2021" ["before"]=> string(10) "16-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(60810) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "18-04-2021" ["before"]=> string(10) "16-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18177 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18173 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18175 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "18-04-2021" ["before"]=> string(10) "16-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-04-18 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-05-16 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (60810) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18123 (24) { ["ID"]=> int(64571) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-27 08:56:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-27 13:56:04" ["post_content"]=> string(6136) "El sistema político mexicano se ha polarizado: en un extremo están los convencidos de una causa para los problemas del país, y en el opuesto, quienes creen justo lo contrario.  Así, nos enfrascamos en pleitos interminables, tanto en lo virtual como en lo real.  Siempre la culpa de lo que sucede queda del otro lado de la raya que hemos marcado entre ambas posturas. Tal vez por haber sido hija única por 10 años o por mi temperamento más hacia la contemplación que a la interacción con mis pares, conservo muchos recuerdos muy precisos de asuntos intrascendentes. Recuerdo lugares, personas, anécdotas. Y  así es como viene a mi memoria una plática entre dos madres de familia en la lejana población de Nuevo Casas Grandes (Chihuahua), cuando la zona arqueológica de Paquimé comenzaba a estudiarse. Mi padre fue ingeniero civil. Nos llevó a la construcción del tramo ferroviario que cruzaba por la sierra.  Todo ello lo anoto para encuadrar por qué en aquel pueblecito donde no conocíamos a nadie me tocó estar cerca de las familias de los obreros de la construcción.  Volviendo a lo que escuché, la madre de un adolescente que se portaba mal, atribuía a “las malas compañías” el comportamiento del jovenzuelo. Yo no tenía un marco ideológico para preguntarme específicamente cómo se portaba mal, pero sí me quedó muy claro –a mis siete años— que las malas compañías provocaban malos comportamientos en otros.  Ahora que repaso esos destellos de pensamiento tan básicos, descubro que en buena medida así nos manejamos en nuestro amado país: buscando a qué o a quién endilgarle la responsabilidad de los propios actos.  Freud llama a estos procesos de pensamiento “proyección de la culpa”, uno de los mecanismos de defensa –una falacia– que nos salva de tener que cargar con la culpa. Para no ir tan lejos, incluso los textos de historia  se han venido escribiendo, hasta la semana pasada, para no ir más lejos, atribuyendo siempre a “otros” lo que salió mal y colgándose para sí todas las medallitas al pecho. Cuando nos decidimos a contar una historia, está en nosotros el espíritu del historiador, quien se hace las grandes preguntas que armarán su narrativa.  El historiador se documentará en diversas fuentes para sostener lo que va contando: libros documentales; mapas; hemerotecas; semblanzas de personajes.  Así vaya a contar un evento por demás sencillo, si se carga al lado del historiador, irá en pos de la verdad.  Tal vez él se cuele en la historia como un personaje testigo, pero el cuerpo de la historia como tal, habrá de conservarse.  En el caso contrario, cuando hablamos de ficción, el escritor contestará también unas preguntas que irán hilando la trama, pero tiene mucha más libertad para crear sus personajes, escenarios, temporalidad y trama.  A fin de cuentas, una buena historia, ya sea cuento o novela, va a llevar incluido un cuestionamiento social que se expondrá al lector, dentro de una historia en la que los personajes van siendo impulsados por la narrativa  del creador. Dejando de lado estas minucias literarias, volvemos al asunto de la responsabilidad. Los problemas de nuestro país ocurren porque el presidente… porque los legisladores… porque los partidos políticos… porque los pleitos vecinales… porque el perro de la esquina… Invariablemente encontraremos a quien atribuir la causalidad, eximiéndonos a nosotros mismos de cualquier responsabilidad.  Los problemas se vuelven la comidilla en las mesas de café; en las columnas periodísticas; en las redes sociales: “Todos menos yo y mis afines, son  culpables de lo que sucede”. De las cosas que más he lamentado en estos últimos sexenios es la eliminación de Civismo como materia escolar.  Aunque fuera aburridísimo aprenderse al menos los primeros treinta artículos de la Constitución (lo que en secundaria fue mi “coco”), sí me ayudó a entender que todo derecho va aparejado con una responsabilidad;  que los mexicanos tenemos los mismos derechos por el solo hecho de haber nacido aquí, y que a cada uno de nosotros nos corresponde trabajar nuestra pequeña parcela en pro de un México mejor; que en lo relativo a  los problemas de los hijos, habrá que ponernos a revisar por qué ese muchacho de trece o catorce prefiere las “malas compañías”.  Y entender que el proceso entre unos y otros no es unidireccional, o sea, no es tan simple como pensar que las malas compañías influyen al muchacho, sin correspondencia de su parte.  Es entender por qué ese chico recurre a los amigos, por qué se aleja de casa, qué hay o qué no hay en casa, que lo lleva a salir, ya sea huyendo, ya buscando lo que aquí no tiene. El juego de la polarización es perverso y  ocioso.  Consume energías de los contendientes de uno y otro lado; mina la autoestima. Y finalmente no propicia resultados constructivos para nadie.  Es más bien una lucha de poder llevada al extremo, hasta que unos u otros perecen. El filósofo francés René Descartes, para referirse a la ley, exalta lo que él llama “bellas cadenas de razonamientos sencillos y fáciles de entender”, para sugerir cómo debía aplicarse el orden dentro de una sociedad.  Cuando enseñamos al niño que, de acuerdo con cómo actúe, habrá consecuencias agradables o desagradables para él mismo, se habrá sembrado el germen de la civilidad.  De manera ideal este mismo principio debe expandirse y funcionar en los distintos niveles del quehacer humano.  Con el grado de descomposición social que hemos alcanzado, por acción o por omisión, pasarán decenios antes de ver un cambio tangible.  Si empezamos hoy en vez de mañana, tardará menos. ¿No creen?  " ["post_title"]=> string(27) "¿Quién es el responsable?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(23) "quien-es-el-responsable" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-27 08:56:04" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-27 13:56:04" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64571" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18086 (24) { ["ID"]=> int(64723) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-30 08:46:51" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-30 13:46:51" ["post_content"]=> string(6521) "El espectáculo de las campañas políticas previas a la elección del próximo 6 de junio es deplorable.  Que alguien les explique a los miles de candidatos que demoler los cimientos de la democracia puede resultar demasiado caro para las generaciones futuras… aunque reconozco mi ingenuidad al suponer que podría importarles.   No suelo escribir sobre política porque hay extraordinarios especialistas que saben más y mejor del tema; sin embargo, hoy interrumpo el hilo de mis temáticas habituales, movido por una profunda preocupación.  Como ciudadano, mucho más que entusiasmado con la fiesta democrática que debíamos celebrar el próximo domingo 6 de junio, estoy confundido e impactado ante el desarrollo y rumbo que toman las campañas, tanto federales como locales.  Si nuestra clase política se corresponde con el nivel del debate, propuesta y discusión mostrada hasta ahora, sin importar quien gane, de una cosa estoy seguro: el país está en peligro.   De cara a las elecciones del próximo junio, el escenario se percibe tan turbio, tan revuelto y tan confuso que no alcanzo discernir con claridad si de verdad está en riesgo la democracia  y la institucionalidad del país ante la amenaza inminente del regreso a un régimen autoritario, como asegura la oposición o si, por el contrario, lo que está en riesgo es la posibilidad de malograr la transformación nacional hacia un país próspero y sin corrupción como asegura el partido en el poder.  En gran medida no sabemos con certeza nada de lo anterior porque de nada de esto se habla en las campañas. Pensemos en el nivel Federal: no sabemos qué proyectos de ley piensan apoyar los de un bando u otro, no queda claro hasta dónde están dispuestos a llegar, qué instituciones respetan y cuáles no o qué clase de México tienen en la cabeza cuando aseguran encarnar la “transformación” o cuando afirman que buscan salvarnos de dicha “transformación”.  Más allá de frases y eslóganes huecos que prometen cambio, seguridad, “estar mejor” y generalidades por el estilo, promesas que la mayor parte de las veces ni siquiera depende de ellos, no hay nada más. Las campañas políticas se parecen cada vez más a un concurso de artistas aficionados en busca de followers y cada vez menos a una contienda de ideas donde se busca contrastar visiones diferentes de nación para que el votante pueda decidir.  No sé si está en riesgo la democracia, pero lo que sin duda está riesgo es la integridad, la inteligencia, la ética, el sentido común y la vergüenza. Candidatos que salen de ataúdes, bailes en los semáforos, videos con celebridades, candidato a gobernador que recrea con su esposa a Di Caprio en Titanic, drones pidiendo el voto, fotos comparándose con Obama… anuncios y promocionales en medios y redes sociales vacíos por completo de contenido, donde lo más que se puede discernir de ellos son “ideas” tan básicas como: “Está con madre ser de Monterrey”, “Yo soy progresista”,  “Todo va a estar mejor… ponte nuevo… ponte león… ponte puro Nuevo León” o “El profe trae el cambio”.  El país, sumergido aún en la pandemia, cruza el umbral de la que podría ser la peor crisis económica, social e institucional de las últimas décadas, y me deja atónito que a ninguno de los miles y miles de candidatos que buscan alguno de los más de 21 000 puestos de elección popular en disputa parezca importarles en lo absoluto.  El espectáculo abominable de las campañas políticas, de desinformación, de mentira, de encono, de resentimiento, de banalización, vulgarización, trivialización y frivolidad y de abierta y descarnada lucha por el poder, por el poder en sí, sin importar los medios, francamente aterra y alarma.  Quizá lo que más me asusta del tema es que, desde mi perspectiva, es mucho lo que está en juego, tanto para la democracia en sí como para el proyecto de país que habrá de desplegarse cuando menos la próxima década, mientras que la calidad de la contienda, de la propuesta y de los candidatos no se corresponde con el momento histórico.  Y también, hay que decirlo, como electores dejamos mucho que desear al evitar la exigencia de propuestas inteligentes y realizables y hacerles el juego celebrándoles el tono y el supuesto “ingenio”, como si las campañas políticas fueran parte de un festival de improvisación y comedia en busca de “talento” amateur, en vez de lo que deberían ser: la herramienta principal para exponer ideas, propuestas serias y proyectos de nación.  Tanto quienes son candidatos, como quienes participamos como electores, tenemos que ser conscientes de que de un ejercicio democrático tan limitado, muy poco puede salir. El futuro se articula a partir de la acumulación de pequeñas y grandes acciones. Con cada jornada como la del próximo 6 de junio se construye una nación. De lo que ocurra en pocas semanas tendremos, cada quien en su nivel, un grado de responsabilidad.   Dentro de unos años, cuando se manifieste en la vida de los ciudadanos lo que inevitablemente se manifestará, ante la pobreza a priori del material humano y político en contienda, no nos digamos sorprendidos. La democracia se construye ladrillo a ladrillo y no parece que de los 21 000 que vamos a poner este junio, haya demasiada calidad y consistencia.     Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook: Juan Carlos Aldir  " ["post_title"]=> string(48) "El lamentable espectáculo de las campañas 2021" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(46) "el-lamentable-espectaculo-de-las-campanas-2021" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-30 11:10:49" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-30 16:10:49" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64723" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18123 (24) { ["ID"]=> int(64571) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-27 08:56:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-27 13:56:04" ["post_content"]=> string(6136) "El sistema político mexicano se ha polarizado: en un extremo están los convencidos de una causa para los problemas del país, y en el opuesto, quienes creen justo lo contrario.  Así, nos enfrascamos en pleitos interminables, tanto en lo virtual como en lo real.  Siempre la culpa de lo que sucede queda del otro lado de la raya que hemos marcado entre ambas posturas. Tal vez por haber sido hija única por 10 años o por mi temperamento más hacia la contemplación que a la interacción con mis pares, conservo muchos recuerdos muy precisos de asuntos intrascendentes. Recuerdo lugares, personas, anécdotas. Y  así es como viene a mi memoria una plática entre dos madres de familia en la lejana población de Nuevo Casas Grandes (Chihuahua), cuando la zona arqueológica de Paquimé comenzaba a estudiarse. Mi padre fue ingeniero civil. Nos llevó a la construcción del tramo ferroviario que cruzaba por la sierra.  Todo ello lo anoto para encuadrar por qué en aquel pueblecito donde no conocíamos a nadie me tocó estar cerca de las familias de los obreros de la construcción.  Volviendo a lo que escuché, la madre de un adolescente que se portaba mal, atribuía a “las malas compañías” el comportamiento del jovenzuelo. Yo no tenía un marco ideológico para preguntarme específicamente cómo se portaba mal, pero sí me quedó muy claro –a mis siete años— que las malas compañías provocaban malos comportamientos en otros.  Ahora que repaso esos destellos de pensamiento tan básicos, descubro que en buena medida así nos manejamos en nuestro amado país: buscando a qué o a quién endilgarle la responsabilidad de los propios actos.  Freud llama a estos procesos de pensamiento “proyección de la culpa”, uno de los mecanismos de defensa –una falacia– que nos salva de tener que cargar con la culpa. Para no ir tan lejos, incluso los textos de historia  se han venido escribiendo, hasta la semana pasada, para no ir más lejos, atribuyendo siempre a “otros” lo que salió mal y colgándose para sí todas las medallitas al pecho. Cuando nos decidimos a contar una historia, está en nosotros el espíritu del historiador, quien se hace las grandes preguntas que armarán su narrativa.  El historiador se documentará en diversas fuentes para sostener lo que va contando: libros documentales; mapas; hemerotecas; semblanzas de personajes.  Así vaya a contar un evento por demás sencillo, si se carga al lado del historiador, irá en pos de la verdad.  Tal vez él se cuele en la historia como un personaje testigo, pero el cuerpo de la historia como tal, habrá de conservarse.  En el caso contrario, cuando hablamos de ficción, el escritor contestará también unas preguntas que irán hilando la trama, pero tiene mucha más libertad para crear sus personajes, escenarios, temporalidad y trama.  A fin de cuentas, una buena historia, ya sea cuento o novela, va a llevar incluido un cuestionamiento social que se expondrá al lector, dentro de una historia en la que los personajes van siendo impulsados por la narrativa  del creador. Dejando de lado estas minucias literarias, volvemos al asunto de la responsabilidad. Los problemas de nuestro país ocurren porque el presidente… porque los legisladores… porque los partidos políticos… porque los pleitos vecinales… porque el perro de la esquina… Invariablemente encontraremos a quien atribuir la causalidad, eximiéndonos a nosotros mismos de cualquier responsabilidad.  Los problemas se vuelven la comidilla en las mesas de café; en las columnas periodísticas; en las redes sociales: “Todos menos yo y mis afines, son  culpables de lo que sucede”. De las cosas que más he lamentado en estos últimos sexenios es la eliminación de Civismo como materia escolar.  Aunque fuera aburridísimo aprenderse al menos los primeros treinta artículos de la Constitución (lo que en secundaria fue mi “coco”), sí me ayudó a entender que todo derecho va aparejado con una responsabilidad;  que los mexicanos tenemos los mismos derechos por el solo hecho de haber nacido aquí, y que a cada uno de nosotros nos corresponde trabajar nuestra pequeña parcela en pro de un México mejor; que en lo relativo a  los problemas de los hijos, habrá que ponernos a revisar por qué ese muchacho de trece o catorce prefiere las “malas compañías”.  Y entender que el proceso entre unos y otros no es unidireccional, o sea, no es tan simple como pensar que las malas compañías influyen al muchacho, sin correspondencia de su parte.  Es entender por qué ese chico recurre a los amigos, por qué se aleja de casa, qué hay o qué no hay en casa, que lo lleva a salir, ya sea huyendo, ya buscando lo que aquí no tiene. El juego de la polarización es perverso y  ocioso.  Consume energías de los contendientes de uno y otro lado; mina la autoestima. Y finalmente no propicia resultados constructivos para nadie.  Es más bien una lucha de poder llevada al extremo, hasta que unos u otros perecen. El filósofo francés René Descartes, para referirse a la ley, exalta lo que él llama “bellas cadenas de razonamientos sencillos y fáciles de entender”, para sugerir cómo debía aplicarse el orden dentro de una sociedad.  Cuando enseñamos al niño que, de acuerdo con cómo actúe, habrá consecuencias agradables o desagradables para él mismo, se habrá sembrado el germen de la civilidad.  De manera ideal este mismo principio debe expandirse y funcionar en los distintos niveles del quehacer humano.  Con el grado de descomposición social que hemos alcanzado, por acción o por omisión, pasarán decenios antes de ver un cambio tangible.  Si empezamos hoy en vez de mañana, tardará menos. ¿No creen?  " ["post_title"]=> string(27) "¿Quién es el responsable?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(23) "quien-es-el-responsable" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-27 08:56:04" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-27 13:56:04" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64571" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(39) ["max_num_pages"]=> float(20) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "cf09b6940d749b8c8dc8bb018d9a1e2a" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

¿Quién es el responsable?

El sistema político mexicano se ha polarizado: en un extremo están los convencidos de una causa para los problemas del país, y...

abril 27, 2021

El lamentable espectáculo de las campañas 2021

El espectáculo de las campañas políticas previas a la elección del próximo 6 de junio es deplorable.  Que alguien les explique a...

abril 30, 2021




Más de categoría

Las vacunas anticovid en el embarazo

El Grupo Técnico Asesor de Vacunación e Inmunización recomendó aplicar vacunas contra Covid-19 a embarazadas. Se basa en la...

mayo 14, 2021

El Gremio Hípico del Hipódromo empieza a Despertar…

Cansados, humillados, desunidos, desfavorecidos y sin saber adónde voltear, al ver cómo las carreras de caballos se fueron deformando...

mayo 13, 2021
Censo de Población y Vivienda 2020

La otra transformación

México se acerca cada vez más a ser un país mayoritariamente de población soltera. De acuerdo con cifras del...

mayo 13, 2021

Sin pudor y con todo el poder presidencial para ganar elecciones, AMLO no se detiene 

Sin ocultarlo ni mantener el bajo perfil que requiere la Ley Electoral a los funcionarios públicos, el presidente Andrés...

mayo 13, 2021