Las pequeñas cosas: ekleipsisel

“Nothing I can say, a total eclipse of the heart” – Bonnie Tyler

8 de abril, 2024

2024 es un año que será recordado en México por dos momentos excepcionales: las elecciones a la presidencia y el eclipse que veremos de forma total o parcial. Hoy es un día especial, es el día después del primer debate entre candidatos a la presidencia del país; sin embargo, será un momento eclipsado y quizá por ello, en la antigüedad los eclipses eran temidos por los monarcas pues es el ocultamiento del astro rey, el sol.

El ekleipsis (término proveniente del griego, quiere decir “desaparición”) en palabras simples y sencillas “es la ocultación de un cuerpo celeste por otro, observado desde un punto situado en la superficie de la Tierra”. ¿Qué hace especial este eclipse en particular? Que será visto en gran parte del planeta por una extensa región habitada (incluso en Estados Unidos los alojamientos de Airbnb se fueron a la alza en los lugares por los cuales será visible el eclipse a su paso por tierra norteamericana) pero además que “la sombra” tendrá una duración aproximada de cuatro minutos ¡Todo un suceso espectacular!

En 1991 yo tenía doce años de edad y mi hermano menor tenía ocho. Fue un 11 de julio cuando nos tocó ver en televisión el “gran eclipse”, recuerdo que entonces la emoción fue todavía más intensa porque se trataba de un fenómeno que al menos mis padres no habían presenciado, se trató del gran suceso del siglo XX en México. Y recuerdo también que años más tarde, en 1995 (quizá poco después por el tiempo que tomaba a los nuevos títulos cinematográficos llegar al Blockbuster) vi el filme “Eclipse Total” (Dolores Claiborne título original) una producción estadounidense con las actuaciones de Kathy Bates, Jennifer Jason Leigh, Christopher Plummer y dirigida por Taylor Hackford, cuya trama se centra en la tensa relación entre una madre y su hija, contada en gran parte a través de escenas retrospectivas, después de que su hija llega a su remoto pueblo natal en una isla de Maine, donde su madre ha sido acusada de asesinar a la anciana de la que había sido, durante mucho tiempo, su cuidadora y compañera pero la razón de traer el título a valor presente es porque el clímax de la historia ocurre precisamente durante el paso de un eclipse solar y por la frase que sustenta la acción de la protagonista: “A veces, ser una perra es todo lo que una mujer tiene para aferrarse”.

No me extenderé en hablar del eclipse porque siempre digo que aquí se habla de lo cotidiano, como una ciudadana de a pie y desde la experiencia personal pero en Google se puede encontrar toda la información y cobertura de tan importante suceso. Sólo diré a manera de anécdota que la escuela de mi hijo dejó a criterio de los padres de familia el enviarlos o no a clases “por seguridad” y que, en mi centro de trabajo aunque es nivel medio superior y sistema particular también suspendieron las actividades escolares. Triste por el desperdicio para mostrar en tiempo real un fenómeno que toca diversas áreas de aprendizaje aunque se explica porque estamos en México y los esfuerzos están en las próximas elecciones, no hay más.

Por cuestión de tiempo y espacio no hablaré del debate ocurrido el día de ayer, sólo mencionaré que desde mi percepción y a mi juicio fue muy similar al que sostuvieron los candidatos a la Ciudad de México: la candidata de Morena llegó a repetir el discurso desgastado de su jefe y a defenderse desde el lenguaje corporal hasta que llegó al punto de la incomodidad y el enojo siempre proyectando indiferencia y soberbia, la candidata por la coalición PRI-PAN-PRD se mostró nerviosa y poco a poco alcanzó la normalidad y el equilibrio y finalmente, el candidato por Movimiento Ciudadano se mostró ecuánime, su presencia es bien intencionada pero no tiene voz ni voto. En resumen, ninguno dio respuestas claras y precisas a las interrogantes, finalmente todo está en el aire, se trata de más promesas de campaña y si firmando ante el notario no se cumplieron, lo demás es lo de menos.

Las pequeñas cosas

Un eclipse es un evento astronómico y tiene una explicación científica, se dice que nada tiene que ver lo que ocurre en el universo con lo que nos pasa a los simples mortales en la tierra y puede ser que sea cierto o puede que no, la cuestión es que a nivel personal, se trata de un suceso que pocas veces tenemos oportunidad de apreciar y que marca nuestras vidas para siempre, quienes presenciamos el eclipse en el 91 tenemos mucho qué contar al respecto, han pasado treinta y tres años desde entonces (la edad en que dice murió Cristo, toda una vida) y tenemos oportunidad de ser testigos nuevamente del mismo evento, mi padre fue el más entusiasmado con aquél eclipse y este ya no le tocó, así de breve es la vida, principalmente cuando se eclipsa como la de él. ¿Qué sucesos han eclipsado tu vida?

Comentarios


Transar para avanzar

Las formas de estafar son tantas como peces en el río.

mayo 7, 2024
Hablemos claro…

Hablemos claro…

Aprendamos de esta amarga experiencia y escribamos la historia con una verdad auténtica, mostrando la dignidad y solidaridad que todos nos...

mayo 2, 2024




Más de categoría
Elección en Edomex

Cultura política. Un problema que no se resuelve en las urnas

Debemos transformarnos de pasivos observadores a activos vigilantes del poder público. Nuestra misión como ciudadanos será asumir nuestro lugar...

mayo 24, 2024

Cómo el ruido, la confusión y el humo impulsan la popularidad de Javier Milei

Todos, o casi todos, en algún momento de nuestra vida, hemos visitado una discoteca. Luces bajas, música alta y...

mayo 24, 2024

Vínculo e individualidad

“… el tiempo que pasábamos separados mejoraba el tiempo que pasábamos juntos”. –Hernán Díaz, Fortuna

mayo 24, 2024
De Frente Y Claro | AUMENTAN ASESINATOS DE MUJERES POLICÍAS EN MÉXICO

De Frente Y Claro | AUMENTAN ASESINATOS DE MUJERES POLICÍAS EN MÉXICO

La cruda realidad nos muestra la violencia y saña con que se cometen los asesinatos en México.

mayo 23, 2024