La “celebración” de López: el narcisismo presidencial. Parte 1

Me hubiese gustado ser el primero en expresar la siguiente afirmación, pero muchos me la ganaron casi de inmediato: la marcha de “celebración” del presidente es uno de los puntos más bajos en la vida pública de...

1 de diciembre, 2022

Me hubiese gustado ser el primero en expresar la siguiente afirmación, pero muchos me la ganaron casi de inmediato: la marcha de “celebración” del presidente es uno de los puntos más bajos en la vida pública de México en años recientes.  Sí, fue un acto vergonzoso para la vida democrática del país. Fue un hecho que nos llevó de vuelta al siglo pasado, un pasado al que pensé que ya no queríamos regresar. Qué equivocado estaba yo, en mi ingenuidad, al pensar que el mexicano ya no era seguidor del priismo. Aquí podría terminar el texto porque todos los argumentos que pueda decir al respecto vuelven al mismo punto; sin embargo, intentaré explicarme a lo largo de este y otros textos. 

Me parece que lo primero que hay que notar al respecto fue la autocomplaciente banalidad de celebrar a López Obrador. No, no es un error: aunque el evento se vendió como “celebremos con Andrés”, más bien fue “celebremos a Andrés”. La marcha del domingo fue una muestra más del culto a la personalidad que pensamos haber desterrado con el viejo PRI. Aunque esto no es ninguna sorpresa. De esto ha tratado el sexenio entero: de la vida y obra de López Obrador, no de su gobierno, ni de sus logros. 

Aunque no soy un seguidor férreo de Francisco Martín Moreno, la “celebración” de López trae a la mente ese nombre que el autor le dio a este gobierno en su novela Ladrón de esperanzas: “La Cuarta Masturbación”. Lo que vimos fue un presidente autocomplaciéndose. No nos engañemos: la marcha no fue acerca de “lo que busca el pueblo”, fue más bien acerca de “cómo el pueblo ama, venera y se postra ante López”.  No fue acerca de cómo “el pueblo apoya a López”, más bien fue de cómo López “utiliza y manipula al pueblo cuando lo considera necesario”. 

Después de la marcha de “celebración” queda una fuerte sensación de que López utiliza a sus seguidores para saciar un ego cada vez más frágil, cada vez más infantil. El pueblo apoya a López, sí. Pero López sólo recurre al pueblo y se pone a su nivel cuando busca algo específico, ya sea el apoyo a alguna “consulta” o algún plan que no le ha salido del todo bien. Si todos los planes del presidente llegaran a buen puerto, es poco probable que el gobierno organizara este tipo de eventos con tanta vehemencia. Para López, el “pueblo” es únicamente una herramienta más para lograr su satisfacción. Pienselo, querido lector: si no hubiese acontecido la marcha a favor del INE, ¿López hubiese puesto tanto empeño en este acto monumental de autocomplacencia? Mi apuesta es que no. 

El Narciso de Palacio Nacional quiere dejar en claro que posee el monopolio de las marchas, y que las únicas marchas que cuentan, que importan, son las suyas y a favor de él: el Zócalo lleno de simpatizantes es el espejo en el que le gustaría verse a diario. El Onán tabasqueño quiere dejar en claro que no importa que su semilla se desperdicie al caer fuera de terreno fértil, lo que importa es la satisfacción momentánea de la carne. Ambos, Onán y Narciso, se sonrojarían por la “celebración” grotesca de López Obrador. 

Sin embargo, si vamos más allá de la superficie de la marcha, en realidad, ¿esto qué significó? ¿Cuál fue la raison d’être de la marcha para celebrar al presidente? Esto lo intentaré explicar en la segunda parte de este texto. 

Comentarios


object(WP_Query)#18806 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(86234) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-12-2022" ["before"]=> string(10) "26-01-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(86234) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-12-2022" ["before"]=> string(10) "26-01-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18810 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18808 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18809 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "29-12-2022" ["before"]=> string(10) "26-01-2023" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-12-29 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2023-01-26 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (86234) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18807 (24) { ["ID"]=> int(87752) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-13 13:36:45" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-13 18:36:45" ["post_content"]=> string(8670) "El Pluralismo puede resumirse en dos premisas: todos los seres humanos somos iguales y nuestra fortaleza está en asumirnos como parte del grupo social y cooperar en su desarrollo. Y la segunda, entendiéndonos como especie, la naturaleza, con todo lo que la constituye, no nos pertenece, sino que formamos parte de ella, con lo cual no tenemos derecho a disponer de sus recursos a nuestro antojo.  El 26 de diciembre de 2004 un terremoto submarino, convertido en un tsunami de proporciones apocalípticas, arrasó las costas de Asia y África oriental, matando a más de doscientas veinticinco mil personas y dejando a millones sin hogar y sin acceso a suministros básicos de supervivencia, sin contar los daños económicos, estimados en miles de millones de dólares. Se trata de un evento geológico del que hay una cantidad ingente de información técnica y objetiva. Sin embargo, más allá de la objetividad de los datos existentes, lo “novedoso” de la forma en que aquella tragedia fue abordada tiene una profunda cercanía con la visión pluralista.  Al mismo tiempo que todos los noticiarios y periódicos del mundo informaron objetivamente de lo ocurrido, llenándonos de datos técnicos y sociológicos, se grabaron miles de videos caseros que terminaron publicados en blogs personales llegando al mundo entero a través de internet. De forma espontánea y general se retiró el foco de la “gran historia” de las placas tectónicas y las implicaciones geopolíticas y económicas para centrar la atención en las miles de pequeñas experiencias y testimonios grabadas en video, de perspectivas particulares y únicas que humanizaron la tragedia. Ahora, además de enterarnos de los hechos, podíamos empatizar con las personas diluyendo las barreras de tiempo y espacio. Sin que nadie pudiese preverlo, terminamos sumergidos en una revolución empática producto de la visión pluralista que agrupa una serie de premisas que alimentan buena parte de la vanguardia ideológica del mundo occidental del siglo XXI. En 1934 Albert Einstein escribió: “Cuando revisamos nuestras vidas y afanes, pronto advertimos que casi todas nuestras acciones y deseos están ligados a la existencia de otros seres humanos. Percibimos que nuestro carácter es muy parecido al de los animales sociales. Comemos alimentos que otros han producido, vestimos ropas que otros han hecho, vivimos en casas que han construido otros. La mayor parte de nuestros conocimientos y creencias nos han sido comunicados por otras personas por medio de un lenguaje que otros han creado. […] Hemos de admitir, en consecuencia, que debemos nuestra principal ventaja sobre los animales al hecho de vivir en sociedad1”. En esta breve anotación podemos percibir muchos de los elementos que conforman la visión pluralista del mundo. Su desarrollo ha tenido lugar en contraste con el individualismo moderno y podríamos resumirla en dos premisas centrales: todos los seres humanos somos esencialmente iguales y nuestra fortaleza está en nuestra capacidad de asumirnos como parte del grupo social y cooperar en su desarrollo. Y la segunda, entendiéndonos como especie, la naturaleza, con todo lo que la constituye, no nos pertenece, sino que formamos parte de ella, con lo cual no tenemos derecho a disponer de sus recursos a nuestro antojo.  Estas dos comprensiones seminales dan lugar a un sinnúmero de ideas, teorías, comprensiones que van desde el feminismo, la ecología, los derechos civiles, el respeto a la diversidad sexual, la tolerancia, la inclusión, la libertad de decidir y un largo etcétera.    El individuo humano vale por ser individuo, pero también por ser miembro de un grupo social. La existencia de los otros es lo que le da auténtico valor a la persona, puesto que en el medio de la jungla, en la auténtica soledad, esa vida vale bien poco y los depredadores del entorno no sabrían diferenciarla de cualquier otro animal. Mientras el paradigma moderno lee la evolución de Darwin en clave de competencia, como “la supervivencia del más fuerte o del más apto”, para el pluralista la evolución funciona en términos de adaptación al medio y de cooperación entre los miembros de la especie porque ninguno habrá sobrevivir solo, por fuerte que sea y por mucho que supere a los demás.   El Pluralismo es una respuesta a la combinación entre hegemonía y decadencia de la modernidad, paradigma que al alcanzar el cenit de su potencial de progreso y desarrollo, empezó a evidenciar profundos problemas sistémicos irresolubles dentro del propio paradigma. El moderno hace las cosas porque puede, sin detenerse a pensar si “debería” hacerlas. La pauta central –y que lo convirtió en un paradigma muy exitoso– es el desarrollo y el progreso centrados en la productividad y la maximización del beneficio, y detenerse porque se acaban los bosques, porque la mano de obra está mal pagada, porque se contamina el agua, porque se extinguen las especies no está dentro de su ADN. Se necesita del surgimiento del Pluralista para realizar esa reflexión.  En 1776 James Watt patentó el motor de vapor que se convertiría en el corazón de una nueva era energética que propulsaría trenes, barcos y la industria en general hasta la aparición del petróleo, descubierto por Edwin Laurentine Drake en 1859. Sin embargo para ninguno de los dos resultaba posible prever los problemas de contaminación y deforestación que el devenir de la modernidad provocaría a partir de sus aportaciones al progreso de la época. La modernidad podía llevar esta tendencia de progreso hasta el límite, pero no resolver sus contradicciones. Para ello se requería una nueva visión que se replanteara el rumbo y encontrar soluciones a problemas que dentro del paradigma anterior resultan incomprensibles.    A diferencia del paradigma moderno, que renunció a la subjetividad para centrar su visión de lo verdadero a lo material, el pluralista retoma la importancia de la interioridad así como el vínculo con el Otro y su relación con lo colectivo, a la que coloca en el primer plano. La igualdad, el consenso y la diversidad se convierten en valores centrales. Busca que la autoridad recaiga en el grupo y privilegia la democracia, pero más que mayoría, se busca consenso, lo que produce parálisis en las decisiones importantes.  No hay ninguna duda que el desarrollo de la ciencia y la tecnología continuarán siendo claves para las décadas por venir. Lo que también parece un hecho es que el éxito desmesurado del paradigma moderno nos ha colocado a las puertas de la autodestrucción, lo que exige nuevos códigos de pensamiento que permitan lidiar con los problemas concretos como detener la deforestación, reducir los niveles de contaminación, asumir la imposibilidad de continuar con la espiral creciente de utilización desordenada de recursos materiales, minerales y humanos, evitar regresiones a sistemas políticos autoritarios, encarar con humanidad y empatía temas como la migración, la trata de personas y la violencia intrafamiliar, abatir la pobreza y la desigualdad económica, social y cultural entre muchas otras. El pluralismo intenta asumir una vanguardia ideológica, ética y moral que nos ponga en el camino de resolver todo ello, pero conforme se ha radicalizado, ha empezado a mostrar debilidades y contradicciones muy profundas, de las que hablaremos en la siguiente entrega.    Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook:  Juan Carlos Aldir 1 Einstein, Albert, Mis ideas y opiniones, Primera Edición, España, Antoni Bosch Editor, 2011, Pág. 24" ["post_title"]=> string(33) "Aspectos positivos del Pluralismo" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(33) "aspectos-positivos-del-pluralismo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-19 02:13:24" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-19 07:13:24" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87752" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18778 (24) { ["ID"]=> int(87238) ["post_author"]=> string(2) "38" ["post_date"]=> string(19) "2022-12-29 11:27:52" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-12-29 16:27:52" ["post_content"]=> string(7946) "Finaliza este 2022 que por muchas razones ha sido muy difícil, entre ellas, seguir enfrentando la pandemia del Covid-19. Nos enteramos de cuántas personas se han contagiado, cuántas han muerto, y más duele cuando personas cercanas se han ido por su causa. Siempre he considerado que reflexionar es muy importante. Sobre todo, en etapas difíciles de la vida. Ante lo que estoy viviendo, me lleva a hacerlo y definir o reconfirmar si lo que en estos momentos realizo es importante y si debo continuar. Todos los días me aboco por la noche a reflexionar si hay que seguir, si vale la pena, si estoy en el camino correcto o debo olvidarme de ello.  Porque no puedo pretender ocultar la verdad con la fantasía de que todo está bien, de que todo va bien. ¿Qué es lo que debo de hacer? Hacerme invisible o hacer invisible la realidad, los problemas, como un seguro para sobrevivir. Ya que hay riesgos, siguen y seguirán más fuertes todavía. Cuando has estado a punto de cruzar esa delgada línea de vivir o morir, la perspectiva te cambia. Pero si hay que escoger, prefiero ser de las personas que pueden mantener el coraje, la dignidad y la honradez, en situaciones al límite. Y no evadirlas y fingir, ya que eso nos convierte en cómplices de todo lo que está mal y nos afecta. Vuelvo a insistir, cobarde no soy.  Las ambiciones de los políticos son un factor determinante en los problemas del mundo actual. Muchos piensan que van a salvar el mundo cuando lo que hacen es hundirlo. Por ello hay que denunciarlos, informar a tiempo, cuando todavía hay remedio, no cuando ya nada se puede hacer y solo queda la impunidad. Importante es darse cuenta de que no pueden hacerse grandes cosas solo, pero lo determinante es hacer pequeñas cosas. Y si todos LAS HACEMOS, SUMAMOS Y TENDREMOS GRAN INFLUENCIA. Así se llega a las grandes cosas, LA UNIÓN HACE LA FUERZA. Seguramente hoy los ciudadanos saben más, pero distorsionado, no se informan en medios serios. La información se mezcla con mucha propaganda. Hoy se sabe más, pero no mejor. La cantidad rebasa a la calidad, y eso no es nada bueno. Por ello hay que usar el coraje como un Don y transmitirlo. Hay que pensar con los sentidos y sentir con la mente. Hay que ser indiferente al odio y al temor. Controlar la pasión, el coraje que de repente despega en frases muy contundentes. Hay que enfrentar todo, tener valor, no perder la dignidad. Nunca confundirla con el orgullo, ese es para los tontos. Porque ni compadezco, ni me gusta que me compadezcan. Seguro estoy que la democracia es como la justicia, es una casa que se va construyendo ladrillo a ladrillo. Debo seguir, sumando todos y cada uno de los momentos en que mi corazón siga latiendo, mi mente siga activa y motivándome a ser creativo, a poder aportar algo. Y mientras tenga lucidez, creatividad, fuerza y motivación para seguir adelante, le daré gracias a Dios por permitirme hacerlo y seguir con vida.  Obviamente en todo esto influyen mis raíces, la ética, la cultura, historia, tradición. Y todo lo que por generaciones se ha defendido, se ha transmitido, nos han enseñado, hay que luchar. Por la familia, por las nuevas generaciones, por todo lo que amamos, por la verdad, por nuestra libertad, por México.  No podemos permitir que nos callen, o peor aún, que nos dobleguen. Debemos luchar por los derechos que tantos años costó tenerlos, pero también cumplir con las obligaciones que ello conlleva.  No doblegarse ante los problemas y obstáculos que se nos presentan, siempre ver hacia delante y ser positivos.  Porque hay personas que se apegan a la congoja como si fuera una virtud, y nada ganan, es mejor dejarla marchar con alivio y preferir el optimismo, que más que una virtud, es un Don.  Que sumado a lo que hacemos todos los días es lo que va haciendo camino, porque son los actos y no las palabras los que hablan por las personas, por más que se diga y se mienta, la verdad no se puede esconder.  Por más difícil que se presenten las cosas, hay que darse un compromiso con la vida, no perdamos el tiempo buscando respuestas a lo que no tiene preguntas. Se tiene que trabajar presente y futuro para salir adelante.  Con algo muy importante es nunca confundir nuestras razones con la RAZÓN y menos aún buscar IMPONERLAS.  Por ello no se debe pensar con el corazón, se debe sentir con el corazón y pensar con el cerebro, difícil para muchos, pero debemos hacerlo.  Es por ello que con los sucesos que acontecieron en todo el mundo en el 2022, esperando que el 2023 sea mejor, no me quedo con las ganas de externar lo que quizás sea un sueño, o un gran deseo, que se convierta en hermosa realidad: cambiemos guerra por paz, tristeza por alegría, muerte por vida, porque de lograrlo, toda la humanidad lo agradecerá.  Ojalá que el dinero que se derrocha en las guerras se usara para salvar vidas combatiendo tantas enfermedades que existen, y ahora esta terrible pandemia; que se ayudara a los millones de personas que ni siquiera tienen para comer, mucho menos para vacunas, como acontece en varios países.  En lugar de pensar en destruir lo que tanto esfuerzo ha costado construir, se piense en combatir la contaminación que afecta tanto; ¿por qué no invertir en conservar los bosques, los mares, la fauna?; ¿por qué se prefiere seguir matando destruyendo nuestro planeta? Ojalá que lo que se exterminara fuera el rencor, el odio, porque el odio y el rencor no alimentan a nada ni a nadie y mucho menos el alma.  Si se hacen cosas más positivas, seguramente lo agradecerán todos los seres humanos, y más aún, los niños, los jóvenes, las nuevas generaciones que son el futuro de la humanidad. Porque no hay mayor robo, que quitar la alegría a las personas. Ojalá que lo reflexionen con la intención de ser cada día mejores, con la humildad plena de reconocer que podemos hacerlo y que lo necesitamos. Porque podemos hacer mucho por mejorar nuestras vidas como personas, y entregar un poco a quienes padecen más que nosotros.  Agradezco a Eduardo Ruiz-Healy por esta gran oportunidad de poder compartir lo que sucede, lo que analizamos, lo que pensamos y lo que sentimos a través de este espacio, con los lectores de Ruiz-Healy Times.  Reciban un enorme abrazo en compañía de sus familias, con mis mejores deseos de que en el 2023 exista principalmente salud que, teniéndola, todo lo demás se logra.  Que la calidad humana siga siempre existiendo, y nos impulse a seguir luchando por nuestras familias, por una mejor ciudad, por un mejor país, por un mejor mundo. Quedando muy claro que para quienes tenemos el periodismo como profesión, lo que escribimos y lo que expresamos, siempre se leerá y escuchará, y que por más que las amenacen, insulten, repriman a través del autoritarismo, la tiranía, NUNCA, NUNCA, las sepultará el silencio. Dios los bendiga hoy y siempre.  " ["post_title"]=> string(47) "De Frente Y Claro | Reflexiones de cara al 2023" ["post_excerpt"]=> string(121) "Cambiemos guerra por paz, tristeza por alegría, muerte por vida, porque de lograrlo, toda la humanidad lo agradecerá. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(45) "de-frente-y-claro-reflexiones-de-cara-al-2023" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-12-29 11:27:52" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-12-29 16:27:52" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87238" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18807 (24) { ["ID"]=> int(87752) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-13 13:36:45" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-13 18:36:45" ["post_content"]=> string(8670) "El Pluralismo puede resumirse en dos premisas: todos los seres humanos somos iguales y nuestra fortaleza está en asumirnos como parte del grupo social y cooperar en su desarrollo. Y la segunda, entendiéndonos como especie, la naturaleza, con todo lo que la constituye, no nos pertenece, sino que formamos parte de ella, con lo cual no tenemos derecho a disponer de sus recursos a nuestro antojo.  El 26 de diciembre de 2004 un terremoto submarino, convertido en un tsunami de proporciones apocalípticas, arrasó las costas de Asia y África oriental, matando a más de doscientas veinticinco mil personas y dejando a millones sin hogar y sin acceso a suministros básicos de supervivencia, sin contar los daños económicos, estimados en miles de millones de dólares. Se trata de un evento geológico del que hay una cantidad ingente de información técnica y objetiva. Sin embargo, más allá de la objetividad de los datos existentes, lo “novedoso” de la forma en que aquella tragedia fue abordada tiene una profunda cercanía con la visión pluralista.  Al mismo tiempo que todos los noticiarios y periódicos del mundo informaron objetivamente de lo ocurrido, llenándonos de datos técnicos y sociológicos, se grabaron miles de videos caseros que terminaron publicados en blogs personales llegando al mundo entero a través de internet. De forma espontánea y general se retiró el foco de la “gran historia” de las placas tectónicas y las implicaciones geopolíticas y económicas para centrar la atención en las miles de pequeñas experiencias y testimonios grabadas en video, de perspectivas particulares y únicas que humanizaron la tragedia. Ahora, además de enterarnos de los hechos, podíamos empatizar con las personas diluyendo las barreras de tiempo y espacio. Sin que nadie pudiese preverlo, terminamos sumergidos en una revolución empática producto de la visión pluralista que agrupa una serie de premisas que alimentan buena parte de la vanguardia ideológica del mundo occidental del siglo XXI. En 1934 Albert Einstein escribió: “Cuando revisamos nuestras vidas y afanes, pronto advertimos que casi todas nuestras acciones y deseos están ligados a la existencia de otros seres humanos. Percibimos que nuestro carácter es muy parecido al de los animales sociales. Comemos alimentos que otros han producido, vestimos ropas que otros han hecho, vivimos en casas que han construido otros. La mayor parte de nuestros conocimientos y creencias nos han sido comunicados por otras personas por medio de un lenguaje que otros han creado. […] Hemos de admitir, en consecuencia, que debemos nuestra principal ventaja sobre los animales al hecho de vivir en sociedad1”. En esta breve anotación podemos percibir muchos de los elementos que conforman la visión pluralista del mundo. Su desarrollo ha tenido lugar en contraste con el individualismo moderno y podríamos resumirla en dos premisas centrales: todos los seres humanos somos esencialmente iguales y nuestra fortaleza está en nuestra capacidad de asumirnos como parte del grupo social y cooperar en su desarrollo. Y la segunda, entendiéndonos como especie, la naturaleza, con todo lo que la constituye, no nos pertenece, sino que formamos parte de ella, con lo cual no tenemos derecho a disponer de sus recursos a nuestro antojo.  Estas dos comprensiones seminales dan lugar a un sinnúmero de ideas, teorías, comprensiones que van desde el feminismo, la ecología, los derechos civiles, el respeto a la diversidad sexual, la tolerancia, la inclusión, la libertad de decidir y un largo etcétera.    El individuo humano vale por ser individuo, pero también por ser miembro de un grupo social. La existencia de los otros es lo que le da auténtico valor a la persona, puesto que en el medio de la jungla, en la auténtica soledad, esa vida vale bien poco y los depredadores del entorno no sabrían diferenciarla de cualquier otro animal. Mientras el paradigma moderno lee la evolución de Darwin en clave de competencia, como “la supervivencia del más fuerte o del más apto”, para el pluralista la evolución funciona en términos de adaptación al medio y de cooperación entre los miembros de la especie porque ninguno habrá sobrevivir solo, por fuerte que sea y por mucho que supere a los demás.   El Pluralismo es una respuesta a la combinación entre hegemonía y decadencia de la modernidad, paradigma que al alcanzar el cenit de su potencial de progreso y desarrollo, empezó a evidenciar profundos problemas sistémicos irresolubles dentro del propio paradigma. El moderno hace las cosas porque puede, sin detenerse a pensar si “debería” hacerlas. La pauta central –y que lo convirtió en un paradigma muy exitoso– es el desarrollo y el progreso centrados en la productividad y la maximización del beneficio, y detenerse porque se acaban los bosques, porque la mano de obra está mal pagada, porque se contamina el agua, porque se extinguen las especies no está dentro de su ADN. Se necesita del surgimiento del Pluralista para realizar esa reflexión.  En 1776 James Watt patentó el motor de vapor que se convertiría en el corazón de una nueva era energética que propulsaría trenes, barcos y la industria en general hasta la aparición del petróleo, descubierto por Edwin Laurentine Drake en 1859. Sin embargo para ninguno de los dos resultaba posible prever los problemas de contaminación y deforestación que el devenir de la modernidad provocaría a partir de sus aportaciones al progreso de la época. La modernidad podía llevar esta tendencia de progreso hasta el límite, pero no resolver sus contradicciones. Para ello se requería una nueva visión que se replanteara el rumbo y encontrar soluciones a problemas que dentro del paradigma anterior resultan incomprensibles.    A diferencia del paradigma moderno, que renunció a la subjetividad para centrar su visión de lo verdadero a lo material, el pluralista retoma la importancia de la interioridad así como el vínculo con el Otro y su relación con lo colectivo, a la que coloca en el primer plano. La igualdad, el consenso y la diversidad se convierten en valores centrales. Busca que la autoridad recaiga en el grupo y privilegia la democracia, pero más que mayoría, se busca consenso, lo que produce parálisis en las decisiones importantes.  No hay ninguna duda que el desarrollo de la ciencia y la tecnología continuarán siendo claves para las décadas por venir. Lo que también parece un hecho es que el éxito desmesurado del paradigma moderno nos ha colocado a las puertas de la autodestrucción, lo que exige nuevos códigos de pensamiento que permitan lidiar con los problemas concretos como detener la deforestación, reducir los niveles de contaminación, asumir la imposibilidad de continuar con la espiral creciente de utilización desordenada de recursos materiales, minerales y humanos, evitar regresiones a sistemas políticos autoritarios, encarar con humanidad y empatía temas como la migración, la trata de personas y la violencia intrafamiliar, abatir la pobreza y la desigualdad económica, social y cultural entre muchas otras. El pluralismo intenta asumir una vanguardia ideológica, ética y moral que nos ponga en el camino de resolver todo ello, pero conforme se ha radicalizado, ha empezado a mostrar debilidades y contradicciones muy profundas, de las que hablaremos en la siguiente entrega.    Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook:  Juan Carlos Aldir 1 Einstein, Albert, Mis ideas y opiniones, Primera Edición, España, Antoni Bosch Editor, 2011, Pág. 24" ["post_title"]=> string(33) "Aspectos positivos del Pluralismo" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(33) "aspectos-positivos-del-pluralismo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-19 02:13:24" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-19 07:13:24" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87752" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(45) ["max_num_pages"]=> float(23) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "9d5bfc33759c475d14b13ca12c9c7732" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Pluralismo

Aspectos positivos del Pluralismo

El Pluralismo puede resumirse en dos premisas: todos los seres humanos somos iguales y nuestra fortaleza está en asumirnos como parte del...

enero 13, 2023

De Frente Y Claro | Reflexiones de cara al 2023

Cambiemos guerra por paz, tristeza por alegría, muerte por vida, porque de lograrlo, toda la humanidad lo agradecerá. 

diciembre 29, 2022




Más de categoría

Justicia para María Elena Ríos

María Elena Ríos Ortiz es una saxofonista que sufrió un ataque de ácido que le desfiguró gran parte de...

enero 26, 2023
carga en avion

El problema del manejo de la carga aérea

El AIFA hoy no tiene las instalaciones necesarias para el manejo de carga aérea. Tienen un área para ello...

enero 25, 2023
filocomunista detenido

Una muy controvertida ley que entró en vigor en España

La nueva Ley de Libertad sexual o más conocida como “sólo si es sí”, elaborada por el ministerio de...

enero 25, 2023
populistas

El desafío del relato populista

Los liderazgos populistas tienen una gran carencia: solamente logran aglutinar los miedos, las fobias, las angustias sin darles cauce.

enero 24, 2023