Inclusión radical

En un mundo marcado por las diferencias, la polarización y el odio, que provocan problemas para los acuerdos en nuestras sociedades, la inclusión es una alternativa para compartir una visión común.

22 de junio, 2022

Hoy en día, está surgiendo un movimiento en diversas ciudades que propone impulsar la inclusión radical como un nuevo paradigma de las comunidades urbanas, entendida esta como una propuesta de los gobiernos y los ciudadanos para “implementar políticas públicas ágiles, cuya flexibilidad y adaptabilidad permita a la sociedad renovarse junto con los retos que enfrenta (https://bit.ly/3Qt0nSh).

Para ello debemos partir de una idea básica: observar y escuchar. “Para avanzar hacia la ciudad inclusiva del futuro se deben identificar (y admitir) las barreras existentes del presente; agitar las conciencias de los gobiernos locales para que estos aseguren una auténtica participación en la materia, escuchando, comprendiendo y sensibilizando; aprovechar los beneficios de las tecnologías digitales en cuanto a data, pero también en cuanto a servicios y tener como objetivo una inclusión radical, en la que desaparezcan las barreras sociales, físicas e institucionales” (https://bit.ly/3n6kEj3).

Las ciudades han caído en inercias de desarrollo excluyente. “Una ciudad convencional tiene estructuras, reglas y normas que pueden ser injustas. Las ciudades tienen límites sobre dónde pueden ir ciertas personas y qué pueden hacer. Todo ello se refleja de alguna manera en los valores subyacentes de sus ciudadanos. Una ciudad radical incluye a todos, sin importar cómo se ven, quiénes son y qué pueden o no pueden hacer” (https://bit.ly/3n0ZQJE). 

Crear una ciudad con inclusión radical no es solo trabajar en la eliminación de barreras, sino también en resiliencia urbana, en cómo las ciudades pueden adaptarse a la diversidad a lo largo de una vida de cambio.

De acuerdo al Banco Mundial, la inclusión radical debe de considerar al menos tres dimensiones:

  • Inclusión espacial: la inclusión urbana demanda proporcionar servicios asequibles, como vivienda, agua y saneamiento. 
  • Inclusión social: una ciudad inclusiva debe garantizar igualdad de derechos y participación para todos, incluidas las personas más marginadas.
  • Inclusión económica: generar empleos y darles a los residentes urbanos la oportunidad de disfrutar de los beneficios del crecimiento económico es un componente crucial de la inclusión urbana en general (https://bit.ly/3O6ENBb). 

Hay algunos ejemplos de avances. Nueva York tiene un amplio programa de accesibilidad de todos los espacios urbanos bajo el concepto de diseño universal de entornos, y otro programa que conecta personas con discapacidades o marginadas con el mercado laboral (NYC at Work). En Medellín se tiene un programa orientado a lograr que 7,000 alumnos que abandonaron la escuela sean reintegrados con éxito al sistema escolar al ocuparse de cada uno de ellos individualmente (https://bit.ly/3xDdh7G).

El urbanismo contemporáneo busca un enfoque ¨más inclusivo y respetuoso con el medio ambiente, con cabida para todo tipo de vehículos (también bicicletas o patinetes) y personas (adultos, niños en cochecito o personas con movilidad reducida). El modelo definitivo serían las ciudades peatonales, en las que los centros de las ciudades tienen redes enteras de calles libres de automóviles. El centro de la ciudad de Venecia, con su particular orografía, es uno de ellos. Copenhague y su creciente red de calles peatonales es otro ejemplo de este cambio. También en Barcelona se han puesto en marcha medidas para promover la movilidad sostenible¨. Se busca recuperar espacios urbanos para las personas. 

Además estos nuevos enfoques promueven la economía local. En Copenhague se realizó un estudio ¨que arrojó conclusiones muy claras: los peatones y ciclistas generan alrededor del 50% de los ingresos de los minoristas en los centros de las ciudades más grandes y el 25% en los más pequeños (https://bit.ly/39EGjvs).

Llegó el momento de repensar nuestras comunidades bajo el nuevo paradigma privilegiando lo común a través de la inclusión radical, esto es, comprometernos en un esfuerzo verdadero para que todos tengan acceso a los beneficios de los espacios y las oportunidades en nuestras ciudades. Es momento de enfrentar la polarización y el odio, con la fuerza de la comunidad y el conocimiento compartido.

Contacto: www.marcopaz.mx, [email protected], Twitter: @marcopazpellat, www.facebook.com/MarcoPazMX, www.ForoCuatro.tv y www.ruizhealytimes.com.

Comentarios


object(WP_Query)#17943 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(80168) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-06-2022" ["before"]=> string(10) "03-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(80168) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-06-2022" ["before"]=> string(10) "03-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18041 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17930 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17920 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "05-06-2022" ["before"]=> string(10) "03-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-06-05 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-07-03 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (80168) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17969 (24) { ["ID"]=> int(79871) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-14 09:35:38" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 14:35:38" ["post_content"]=> string(9704) "Debo confesar que el llamado “arte taurino” o “fiesta brava” siempre ha causado en mí un estado de perplejidad. A veces pienso que es un arte fantástico, pero otras veces creo que es un espectáculo sádico. La verdad es que mi opinión no tiene importancia y por eso no voy, en este artículo, a defender ni atacar las corridas de toros. Simplemente voy a comentar los hechos y explicar las razones por las que el poder judicial de la federación las tiene suspendidas: hoy por hoy, estos espectáculos están prohibidos en nuestra ciudad, incluida, desde luego, la Monumental Plaza en la alcaldía Benito Juárez. Los hechos —Hace unos días, el 27 de mayo, el juez primero de distrito en materia administrativa, Johnatan Bass Herrera, suspendió provisionalmente las corridas de toros en la Plaza México. Lo hizo ante la demanda de amparo contra el Reglamento Taurino para el Distrito Federal y la Ley para Celebración de Espectáculos Públicos, que promovió la asociación civil Justicia Justa, que busca la abolición de esta clase de espectáculos. La empresa operadora de la Plaza México, Tauro Plaza México, impugnó la resolución ante un tribunal colegiado. —El miércoles 8 de junio, el vigésimo segundo tribunal colegiado en materia administrativa confirmó la suspensión provisional del juez Bass Herrera. —El viernes 10 de junio, el juez Bass Herrera decretó la suspensión definitiva, por lo que no podrá realizarse corrida de toros o novillada alguna en la Plaza México, al menos en los siguientes meses o por lo que resta del año. La empresa Tauro Plaza México ha dicho que impugnará esta resolución.   Si bien la “suspensión definitiva” no es “definitiva”, pues va a ser impugnada por Tauro Plaza México, y pasará a un tribunal colegiado para que se confirme o se revoque, lo cierto es que podrían transcurrir varios meses sin espectáculos taurinos en la Ciudad de México. Agreguemos que en julio son las vacaciones de los tribunales, y cerrarán sus puertas medio mes. Los espectáculos taurinos programados para julio, septiembre y octubre en la Plaza México no podrán llevarse a cabo, lo que ha provocado el malestar de quienes defienden la llamada “Fiesta brava”. Se vale defender u oponerse con argumentos a las corridas de toros y novilladas, pues para eso es el diálogo. Lo que no se vale es decir brutalidades, como la que dijo un conocido defensor de los espectáculos taurinos, el empresario y ex manager de la Plaza México, Rafael Herrerías. Hace unos días afirmó, durante un foro en el que se discutía la suspensión provisional concedido por el juez federal, algo bárbaro, bestial, misógino y reprobable: sostuvo que el toro no sufre en la corrida y que una mujer sangra con su período menstrual más que el toro. Y lo peor es que muchos taurinos creen semejante disparate. Estas fueron las palabras de Herrerías: “El toro no sufre, no lo torturan como dice ella [se refiere a la diputada Ana Villagrán, que está en contra de las corridas], el toro de lidia vive 4 años y en la plaza está 20 minutos, es decir una mujer tiene su periodo cada mes y sangra mucho más que un toro en toda su vida (…) Es decir, el toro no sufre, lo pican, sí, y sangra nada para lo que vive toda su vida, y lo que se genera es empleos y cultura, aunque diga la diputada que no se genera mucha cultura; porque hay muchos libros, mucha música en base a la fiesta de los toros”. Vaya, este tipo de manifestaciones deberían molestar hasta a los taurinos más recalcitrantes. No creo que nadie pueda sostener, como argumento de defensa de las corridas, que sangra más una mujer con su período, que el toro en la corrida. Pero dejemos a un lado esta barbaridad que dijo el conocido empresario. ¿Cuáles son los argumentos, digamos, serios, que esgrimen taurinos y antitaurinos? Hay muchos. Me voy a referir a los centrales: Lo que dicen los taurinos:
  • El toro no sufre en la corrida, y para eso fue criado; por eso es toro de lidia.
  • La fiesta brava es cultura.
  • Las corridas de toros generan miles de empleos y hay toda una industria en torno a ellas; suprimirlas equivaldría a dejar sin empleo a miles de personas.
Lo que dicen los antitaurinos:
  • La fiesta brava es un espectáculo en el que el público se deleita con el sufrimiento del animal, y por lo tanto es sádico. 
  • Cualquier práctica que suponga maltrato y sufrimiento innecesario a los animales no puede considerarse una expresión cultural amparada por la Constitución. 
  • Espectáculos como las corridas de toros (o las peleas de gallos y perros) son prácticas que se oponen al derecho humano a un medio ambiente sano.
¿Quién tiene la razón? Tanto el juez federal que dictó la suspensión provisional y luego la suspensión definitiva, como el tribunal colegiado que confirmó la primera suspensión, coincidieron en que el argumento principal es que las corridas de toros son contrarias al derecho humano a un medio ambiente sano y que no pueden considerarse una expresión cultural al amparo de la Constitución. Lo primero que contra-argumentan los taurinos es una falacia ad hominem: preguntan a quien se opone a estos espectáculos si come carne o si viste prendas de cuero. No dudo que el juez y magistrados que tienen suspendidas las corridas en nuestra ciudad coman carne y vistan cuero, y aún así fallaron con base al derecho humano a un medio ambiente sano. ¿Por qué? Tampoco pasa desapercibido para mí que en el tribunal colegiado una magistrada tuvo un voto disidente. Es decir, la confirmación de la suspensión provisional no fue por unanimidad. Y precisamente lo que adujo la magistrada disidente fue que si se concedía la suspensión porque las corridas violan el derecho humano a un medio ambiente sano, entonces, llevando el argumento a sus últimas consecuencias, tendrían que cesar todas las matanzas de animales, incluso aquellas cuya finalidad es la alimentación y el consumo humanos. Su opinión jurídica fue sobrepujada por los demás magistrados: hacer sufrir a un animal hasta la muerte en un espectáculo público desde luego no puede considerarse una acción que abone al bienestar y desarrollo de las personas. Porque la finalidad del derecho a un medio ambiente sano, según nuestra Constitución, es esa: el bienestar y el desarrollo de las personas. Viéndolo así, resulta claro que el deleite en el sufrimiento animal no armoniza con un desarrollo sano y libre de violencia. Al contrario, parece que una corrida de toros, o cualquier espectáculo en donde se torture y mate a un animal, tiende a desarrollar un carácter sádico en la persona. Cuando yo era adolescente, la maestra de biología me mandó injustamente a extraordinario. Me negué a participar en una práctica de laboratorio consistente en matar a un conejo –en realidad se iban a sacrificar al menos diez conejos, distribuidos entre los treinta y tantos alumnos que éramos–. Le dije que yo no participaría en semejante barbaridad, y ella amenazó que si no participaba, me mandaba a extraordinario. Yo le dije: “pues mándeme”; y sí, me mandó. No estoy diciendo que los demás compañeros disfrutaran al matar a un conejo para una clase de biología, una clase que bien pudo haberse llevado a cabo sin matar al animalito; pero es absolutamente verdad –una verdad confirmada por especialistas– que una persona que se deleita con el sufrimiento animal, ya sea que ella misma inflija el dolor o lo haga otro, tiene un grave problema y es susceptible de trasladar esa violencia y ese deleite-en-la-violencia a los humanos. Y el espectáculo taurino es eso: deleitarse con el sufrimiento del toro, aunque se diga que en la corrida no sufre el toro. Yo le diría al señor Herrerías y a los que dicen que el toro no sufre, que se dejen picar la espalda con banderillas y se dejen vapulear y torturar durante veinte minutos, a ver si no sufren. Claro que el toro sufre, si usted quiere no en el sentido intelectual del término, pero sin duda sí en el sentido, valga la redundancia, sensual del término. El toro es un ser sentiente que mientras sufre, hay un público que se enardece, se emociona y siente placer. Es muy probable que en la Ciudad de México las corridas de toros hayan llegado a su fin.  Tan fácil que sería todo si al final no tuvieran que matar al toro. Claro que cuando he dicho esto ante taurinos, me ven como la persona más estúpida del planeta. ¡Olé!" ["post_title"]=> string(65) "¿Ya no habrá corridas de toros en la Ciudad de México? ¡Olé!" ["post_excerpt"]=> string(91) "Es muy probable que en la Ciudad de México las corridas de toros hayan llegado a su fin. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(56) "ya-no-habra-corridas-de-toros-en-la-ciudad-de-mexico-ole" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-14 09:43:02" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 14:43:02" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79871" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17861 (24) { ["ID"]=> int(80154) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-22 10:31:19" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-22 15:31:19" ["post_content"]=> string(5291) "Analizar las acciones y dichos del presidente bajo la lupa del simbolismo heroico nos ayuda a entender situaciones que, de otra forma, carecerían de sentido (o, en el mejor de los casos, serían vistas como acciones políticas de poca relevancia). Para ello, hay que establecer que, por lo general, los mitos se conforman por los siguientes elementos: un héroe, una misión, un enemigo y, en la mayoría de las veces, un legado. La cultura occidental rebosa con ejemplos de esto: el mito del Rey Arturo o de Robin Hood, por ejemplo. Incluso, la cultura popular de los últimos años tiene su buena dosis de superhéroes, los cuales siguen el mismo patrón.  Es entonces cuando nos damos cuenta de esto, que las acciones presidenciales y sus obsesiones cobran sentido. En gran parte, la leyenda mitológica del héroe patrio mexicano, Andrés Manuel López Obrador, es narrada diariamente por el mismo protagonista a través de las conferencias matutinas. En ese ejercicio mediático encontramos todos los elementos del mito heróico al que hace referencia Joseph Campbell en su obra. En primer lugar, un héroe (el mismo López Obrador), cuyas virtudes (la mayoría de las veces atribuidas por él mismo) son demasiadas para un solo mortal: honestidad, valentía, rectitud y un pleno desapego por los placeres materiales. No es gratuita la referencia eterna a los doscientos pesos en su cartera y los dichos de la «pobreza franciscana». Un héroe no sería tal si no contara con una misión: aquí entra la famosa «Cuarta Transformación». Al igual que muchos mitos y leyendas, este supuesto movimiento encabezado por el héroe López busca limpiar a la nación de la oscuridad que se ciñe sobre ella. Pero no lo hará sólo, ya que sus más allegados (y fieles) «compañeros de lucha» son una especie de Caballeros de la Mesa Redonda modernos. Por ello, siempre sale a relucir la «lucha contra la corrupción» como si se tratase de una plaga espiritual que corrompe a todos los mexicanos.  Todo héroe necesita un enemigo (o adversarios, como tanto lo menciona López), que sean lo contrario a lo que él representa: si él es la luz y la virtud, sus adversarios (que, al igual que sus virtudes, son creados por él mismo), todos los que están en contra de sus acciones son seres llenos de maldad, oscuridad y mentiras, que deben ser enfrentados por todos los medios posibles. Ya sea España (por la Conquista), la Mafia del Poder (tan esquiva que pocos pueden definir quién forma parte de ella), la oposición o Felipe Calderón, nuestro héroe patrio no anda corto de enemigos a los cuales fustigar con su dedo flamígero en cada oportunidad que tiene. Ellos, a los ojos de los seguidores del prócer, son los verdaderos enemigos que impiden el avance de México.  Finalmente, un héroe no lo sería si no deja algo a las siguientes generaciones, ya sean obras faraónicas o sucesores dignos de su lucha. Al respecto, aquí encontramos todas las obras de infraestructura que, a pesar de costar miles de millones de pesos y cuya utilidad en el mejor de los casos es cuestionable, ha inaugurado López, como el AIFA. Dichas obras sirven como regalos a las generaciones por venir, pero más que su utilidad práctica y en la vida cotidiana de los ciudadanos, sirven como un recordatorio inerte de este simple hecho: México, entre 2018 y 2024 tuvo un héroe patriota llamado Andrés Manuel López Obrador. No sería raro que en algunos años nos encontráramos con canciones, escritas por juglares modernos, sobre las hazañas de López contra sus enemigos mortales y cómo logró vencer a todos y cada uno de ellos.  La narrativa de la  figura heroica de López Obrador, con todo y su parafernalia, es sólo eso: una ficción creada por el actual presidente y sus asesores. Mientras que esto puede cubrir una necesidad dentro de la sociedad mexicana carente de héroes de largo alcance (no quiero decir que no existan, sólo que no tienen la proyección que ha alcanzado López), a largo plazo mantener esta ficción como verdadera puede resultar contraproducente en el desarrollo político, económico y social del país. Al fin y al cabo, los países y las naciones, salvo casos excepcionales, deben ser gobernados por políticos, no por héroes. Es como si en 2018 hubiésemos votado por Luke Skywalker, para citar un ejemplo de héroe moderno, para llevar las riendas de México. Claro, puede vencer al Lado Oscuro, ¿pero qué tanto sabría sobre economía o seguridad pública? ¿O sobre servicios de salud? Sin embargo, cada día la narrativa presidencial parece ganar más adeptos, lo cual demuestra que la situación sigue siendo tan desesperada desde varios ángulos, que preferimos creer la historia de «López Obrador, el héroe patrio», que la historia, más cercana a la dolorosa realidad, de «López Obrador, el político expriista».  Cuando veamos al señor presidente a través de las gafas de la objetividad, puede que ya sea demasiado tarde para el país. " ["post_title"]=> string(69) "El mito de Andrés Manuel López Obrador, el héroe patrio (parte II)" ["post_excerpt"]=> string(211) "La construcción (o autoconstrucción) de Andrés Manuel López Obrador como un héroe patrio desde el año 2000 ha tenido efectos que se sienten hasta el día de hoy, ya en plena administración presidencial. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(24) "el-mito-de-andres-manuel" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-22 12:27:28" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-22 17:27:28" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80154" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17969 (24) { ["ID"]=> int(79871) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-14 09:35:38" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 14:35:38" ["post_content"]=> string(9704) "Debo confesar que el llamado “arte taurino” o “fiesta brava” siempre ha causado en mí un estado de perplejidad. A veces pienso que es un arte fantástico, pero otras veces creo que es un espectáculo sádico. La verdad es que mi opinión no tiene importancia y por eso no voy, en este artículo, a defender ni atacar las corridas de toros. Simplemente voy a comentar los hechos y explicar las razones por las que el poder judicial de la federación las tiene suspendidas: hoy por hoy, estos espectáculos están prohibidos en nuestra ciudad, incluida, desde luego, la Monumental Plaza en la alcaldía Benito Juárez. Los hechos —Hace unos días, el 27 de mayo, el juez primero de distrito en materia administrativa, Johnatan Bass Herrera, suspendió provisionalmente las corridas de toros en la Plaza México. Lo hizo ante la demanda de amparo contra el Reglamento Taurino para el Distrito Federal y la Ley para Celebración de Espectáculos Públicos, que promovió la asociación civil Justicia Justa, que busca la abolición de esta clase de espectáculos. La empresa operadora de la Plaza México, Tauro Plaza México, impugnó la resolución ante un tribunal colegiado. —El miércoles 8 de junio, el vigésimo segundo tribunal colegiado en materia administrativa confirmó la suspensión provisional del juez Bass Herrera. —El viernes 10 de junio, el juez Bass Herrera decretó la suspensión definitiva, por lo que no podrá realizarse corrida de toros o novillada alguna en la Plaza México, al menos en los siguientes meses o por lo que resta del año. La empresa Tauro Plaza México ha dicho que impugnará esta resolución.   Si bien la “suspensión definitiva” no es “definitiva”, pues va a ser impugnada por Tauro Plaza México, y pasará a un tribunal colegiado para que se confirme o se revoque, lo cierto es que podrían transcurrir varios meses sin espectáculos taurinos en la Ciudad de México. Agreguemos que en julio son las vacaciones de los tribunales, y cerrarán sus puertas medio mes. Los espectáculos taurinos programados para julio, septiembre y octubre en la Plaza México no podrán llevarse a cabo, lo que ha provocado el malestar de quienes defienden la llamada “Fiesta brava”. Se vale defender u oponerse con argumentos a las corridas de toros y novilladas, pues para eso es el diálogo. Lo que no se vale es decir brutalidades, como la que dijo un conocido defensor de los espectáculos taurinos, el empresario y ex manager de la Plaza México, Rafael Herrerías. Hace unos días afirmó, durante un foro en el que se discutía la suspensión provisional concedido por el juez federal, algo bárbaro, bestial, misógino y reprobable: sostuvo que el toro no sufre en la corrida y que una mujer sangra con su período menstrual más que el toro. Y lo peor es que muchos taurinos creen semejante disparate. Estas fueron las palabras de Herrerías: “El toro no sufre, no lo torturan como dice ella [se refiere a la diputada Ana Villagrán, que está en contra de las corridas], el toro de lidia vive 4 años y en la plaza está 20 minutos, es decir una mujer tiene su periodo cada mes y sangra mucho más que un toro en toda su vida (…) Es decir, el toro no sufre, lo pican, sí, y sangra nada para lo que vive toda su vida, y lo que se genera es empleos y cultura, aunque diga la diputada que no se genera mucha cultura; porque hay muchos libros, mucha música en base a la fiesta de los toros”. Vaya, este tipo de manifestaciones deberían molestar hasta a los taurinos más recalcitrantes. No creo que nadie pueda sostener, como argumento de defensa de las corridas, que sangra más una mujer con su período, que el toro en la corrida. Pero dejemos a un lado esta barbaridad que dijo el conocido empresario. ¿Cuáles son los argumentos, digamos, serios, que esgrimen taurinos y antitaurinos? Hay muchos. Me voy a referir a los centrales: Lo que dicen los taurinos:
  • El toro no sufre en la corrida, y para eso fue criado; por eso es toro de lidia.
  • La fiesta brava es cultura.
  • Las corridas de toros generan miles de empleos y hay toda una industria en torno a ellas; suprimirlas equivaldría a dejar sin empleo a miles de personas.
Lo que dicen los antitaurinos:
  • La fiesta brava es un espectáculo en el que el público se deleita con el sufrimiento del animal, y por lo tanto es sádico. 
  • Cualquier práctica que suponga maltrato y sufrimiento innecesario a los animales no puede considerarse una expresión cultural amparada por la Constitución. 
  • Espectáculos como las corridas de toros (o las peleas de gallos y perros) son prácticas que se oponen al derecho humano a un medio ambiente sano.
¿Quién tiene la razón? Tanto el juez federal que dictó la suspensión provisional y luego la suspensión definitiva, como el tribunal colegiado que confirmó la primera suspensión, coincidieron en que el argumento principal es que las corridas de toros son contrarias al derecho humano a un medio ambiente sano y que no pueden considerarse una expresión cultural al amparo de la Constitución. Lo primero que contra-argumentan los taurinos es una falacia ad hominem: preguntan a quien se opone a estos espectáculos si come carne o si viste prendas de cuero. No dudo que el juez y magistrados que tienen suspendidas las corridas en nuestra ciudad coman carne y vistan cuero, y aún así fallaron con base al derecho humano a un medio ambiente sano. ¿Por qué? Tampoco pasa desapercibido para mí que en el tribunal colegiado una magistrada tuvo un voto disidente. Es decir, la confirmación de la suspensión provisional no fue por unanimidad. Y precisamente lo que adujo la magistrada disidente fue que si se concedía la suspensión porque las corridas violan el derecho humano a un medio ambiente sano, entonces, llevando el argumento a sus últimas consecuencias, tendrían que cesar todas las matanzas de animales, incluso aquellas cuya finalidad es la alimentación y el consumo humanos. Su opinión jurídica fue sobrepujada por los demás magistrados: hacer sufrir a un animal hasta la muerte en un espectáculo público desde luego no puede considerarse una acción que abone al bienestar y desarrollo de las personas. Porque la finalidad del derecho a un medio ambiente sano, según nuestra Constitución, es esa: el bienestar y el desarrollo de las personas. Viéndolo así, resulta claro que el deleite en el sufrimiento animal no armoniza con un desarrollo sano y libre de violencia. Al contrario, parece que una corrida de toros, o cualquier espectáculo en donde se torture y mate a un animal, tiende a desarrollar un carácter sádico en la persona. Cuando yo era adolescente, la maestra de biología me mandó injustamente a extraordinario. Me negué a participar en una práctica de laboratorio consistente en matar a un conejo –en realidad se iban a sacrificar al menos diez conejos, distribuidos entre los treinta y tantos alumnos que éramos–. Le dije que yo no participaría en semejante barbaridad, y ella amenazó que si no participaba, me mandaba a extraordinario. Yo le dije: “pues mándeme”; y sí, me mandó. No estoy diciendo que los demás compañeros disfrutaran al matar a un conejo para una clase de biología, una clase que bien pudo haberse llevado a cabo sin matar al animalito; pero es absolutamente verdad –una verdad confirmada por especialistas– que una persona que se deleita con el sufrimiento animal, ya sea que ella misma inflija el dolor o lo haga otro, tiene un grave problema y es susceptible de trasladar esa violencia y ese deleite-en-la-violencia a los humanos. Y el espectáculo taurino es eso: deleitarse con el sufrimiento del toro, aunque se diga que en la corrida no sufre el toro. Yo le diría al señor Herrerías y a los que dicen que el toro no sufre, que se dejen picar la espalda con banderillas y se dejen vapulear y torturar durante veinte minutos, a ver si no sufren. Claro que el toro sufre, si usted quiere no en el sentido intelectual del término, pero sin duda sí en el sentido, valga la redundancia, sensual del término. El toro es un ser sentiente que mientras sufre, hay un público que se enardece, se emociona y siente placer. Es muy probable que en la Ciudad de México las corridas de toros hayan llegado a su fin.  Tan fácil que sería todo si al final no tuvieran que matar al toro. Claro que cuando he dicho esto ante taurinos, me ven como la persona más estúpida del planeta. ¡Olé!" ["post_title"]=> string(65) "¿Ya no habrá corridas de toros en la Ciudad de México? ¡Olé!" ["post_excerpt"]=> string(91) "Es muy probable que en la Ciudad de México las corridas de toros hayan llegado a su fin. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(56) "ya-no-habra-corridas-de-toros-en-la-ciudad-de-mexico-ole" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-14 09:43:02" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 14:43:02" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79871" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(46) ["max_num_pages"]=> float(23) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "8b62a359ef9a582766e40d8efea951bd" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

¿Ya no habrá corridas de toros en la Ciudad de México? ¡Olé!

Es muy probable que en la Ciudad de México las corridas de toros hayan llegado a su fin. 

junio 14, 2022

El mito de Andrés Manuel López Obrador, el héroe patrio (parte II)

La construcción (o autoconstrucción) de Andrés Manuel López Obrador como un héroe patrio desde el año 2000 ha tenido efectos que se...

junio 22, 2022




Más de categoría
falta de agua

Si ves las barbas de los regiomontanos cortar…Ya nos alcanzó el estrés hídrico

Monterrey ha sido por muchos años ejemplo de una ciudad pujante, industrializada y moderna, pero hoy también es ejemplo...

julio 1, 2022
La posibilidad de un universo inteligente

La posibilidad de un universo inteligente

Si la evolución planetaria de la que somos parte dio lugar a la razón y la inteligencia humana, es...

julio 1, 2022

De Frente y Claro | DESEMPLEO SIGUE ASCENDENTE

El desempleo va de mal en peor en nuestro querido México sin que esta administración haga nada por evitarlo.

junio 30, 2022

Sostenibilidad Urbana en México

Evaluar las ciudades abre un panorama estupendo para conocer el estado de cómo se están cumpliendo los Objetivos...

junio 30, 2022