Herramientas para desentrañar la realidad: la complejidad: pensamiento complejo

Hoy cerramos esta serie donde hemos hablado de algunas herramientas conceptuales que pueden ser muy útiles para analizar diversos aspectos de la realidad. Concluimos con la tercera de ellas: el pensamiento complejo.

11 de febrero, 2022 Herramientas para desentrañar la realidad: la complejidad: pensamiento complejo

El pensamiento complejo se refiere a la competencia del individuo para conectar diferentes dimensiones de la realidad, la cual, conforme más se le analiza, y conforme más progresa y evoluciona, más componentes y más capas de realidad se le detecta.

No es una aptitud innata; es indispensable desarrollarlo conscientemente para potenciar su aplicación.

 

El pensamiento complejo, desde la óptica del Edgar Morin, es la capacidad reflexiva para comprender la relación que se da a distintos niveles entre el individuo, los hechos y los contextos que los contienen, y también la relación que todo este sistema guarda con el observador que la analiza.

  Veamos un ejemplo1, tomado del libro Teoría de la comunicación humana de Paul Watzlawick, Janet Beavin Bavelas y Don Jackson:

En el norte de Canadá existe una variedad de zorros que vive sumergida en un extraño ciclo relacionado con el aumento y disminución de sus especímenes. En el transcurso de cuatro años pasan de la población máxima a la casi extinción, para paulatinamente recuperarse y volver a las poblaciones abundantes. Y todo esto con una clara periodicidad de cuatro años. Si los biólogos se limitaran a estudiar a los zorros, estos ciclos no serían comprensibles, pues nada hay en la naturaleza del zorro que de cuenta estas oscilaciones poblacionales, en apariencia azarosas. Sin embargo, si se toma en cuenta que esta variedad de zorros se alimenta casi exclusivamente de conejos salvajes, y que estos, a su vez, no tienen otro depredador natural, la relación entre ambas especies explica el fenómeno, pues los conejos salvajes de la región están inmersos en un ciclo casi idéntico, pero opuesto: cuando hay abundancia de conejos, crece la población de lobos y decrece la de conejos y así sucesivamente en tanto ningún fenómeno externo modifique la interacción.  

El pensamiento complejo permite entender y profundizar en estas dinámicas de interacción que son las auténticas constituyentes de la realidad y que sin tomarlas en cuenta el conocimiento que obtendríamos de nuestras observaciones sería de una pobreza inaceptable para el siglo XXI. 

Se trata de fijar una buena parte de la atención en el vínculo de interdependencia e interconexión entre las constantes y las variables dentro de un sistema y observar la influencia recíproca entre cada una de esas partes, que, por distintos factores también en interacción, deja de ser regular, automática y previsible. 

Comprender el mundo de este modo nos previene contra la sobresimplificación y las premisas superficiales que suelen ser la materia prima de las fake news y los discursos, llenos de promesas grandilocuentes e imposibles, de populistas y demagogos, que trivializan los desafíos genuinos y las dinámicas orgánicas naturales hasta niveles en que el problema en cuestión se disuelve en el discurso mismo, quedando la impresión de que ha comenzado a resolverse.  

En lo individual, y sólo como uno de los múltiples ejemplos en los que vivimos inmersos, las redes sociales son otra fuente inagotable de sobresimplificación. Una serie de imágenes ajenas y parciales, saturadas de esnobismo y vanalidad, se nos presentan de tal modo que parecen la proyección de formas de vivir perfectas y posibles, y si bien esos relatos podrían ser inocuos y hasta entretenidos si se les considera en su parcialidad, dejan de serlo cuando optamos por interpretarlos como realidades totales que terminan por hacernos cuestionar nuestra propia vida. 

El problema con la complejidad creciente en que estamos inmersos consiste en su naturaleza sistémica, donde una inmensa cantidad de variables interactúa, haciendo imposible para el ojo y el entendimiento humano comprenderla a través de los sentidos o del conocimiento inmediato. Entre los sistemas naturales, sociales y culturales en que vivimos median una serie de niveles de complejidad a los que no podemos acceder o percibir de forma automática. 

  El análisis complejo se refiere a la competencia del individuo observador para conectar diferentes dimensiones de la realidad, la cual, conforme más se le analiza, y conforme más progresa y evoluciona, más componentes y más capas de realidad se le detecta. La realidad se podría comparar con el tejido de una especie de gran red, que a su vez está compuesto por múltiples hilos que se entrelazan entre sí y se alimentan de las interacciones que a diversos niveles se dan entre los fenómenos, las situaciones, los hechos y los individuos, relacionando de forma directa infinidad de componentes en cada acontecimiento. 

Quizá la metáfora más palpable que tenemos acerca de cómo funciona en la práctica la complejidad la tenemos en el propio cerebro humano, donde el pensamiento se articula a través de intrincadas conexiones neuronales que se fortalecen con la repetición, pero que hoy sabemos que son susceptibles de transformarse mediante la neuroplasticidad, que permite expresar la capacidad adaptativa de nuestro sistema nervioso a través de reconexiones que renuevan los procesos cerebrales tanto en lo estructural como en sus funciones y que hasta hace muy poco se consideraban imposibles.   

Con el pensamiento complejo se trata de comprender el mundo, tanto el natural como el social, como sistemas entrelazados y no lineales. Estructuras, más que de causas y efectos, de influencias recíprocas. De este modo ciertas acciones son causas indirectas de consecuencias que habrán de percibirse en otro lugar material, en otro eslabón de la cadena social o en un estrato distinto de la realidad concreta, como ocurre, por ejemplo, con el cambio climático, donde nuestras acciones favorecen una reacción que, aun sin resultarnos perceptible, impacta al sistema de maneras no siempre previsibles.

El pensamiento complejo no es una aptitud innata; es indispensable asumirlo y desarrollarlo para potenciar su aplicación, que ayuda al individuo a permanecer abierto en la búsqueda de nuevas opciones, prácticas y soluciones, aún ante los desafíos más intrincados.

En el siglo XX ningún concepto se resignificó de forma tan amplia como la complejidad. Del uso común del término, que lo relacionaba con lo complicado, lo enmarañado y lo difícil de entender, retomó su sentido originario y pasó a significar una nueva perspectiva para designar al ser humano, a la naturaleza, y a nuestra manera de relacionarnos con ella. 

Una narrativa compleja no es sinónimo de confuso o indescifrable, sino que se trata de un relato capaz de considerar en su propia conformación la vasta cantidad de interacciones, coyunturas y contextos que conforman un fenómeno de tal modo que reconoce la interdependencia ineludible entre los participantes en dicha interacción. 

Los estudios científicos basados en las Ciencias de la Complejidad fomentan la creación de modelos que expliquen el comportamiento de los sistemas en el tiempo, lo ha favorecido la emergencia de nuevos campos de investigación, y nuevas herramientas para comprender este tipo de sistemas. Quizá el mayor desafío que el pensamiento complejo opone a la inteligencia humana consiste en invitarla a ampliar la comprensión hasta llegar el punto de reconocer la imposibilidad de conocer todas las tramas y relaciones existentes y potenciales. El desarrollo correcto de este tipo de pensamiento nos acerca a aceptar la incertidumbre como una manera razonable de encarar la existencia. 

En esta visión compleja puede englobarse, además del trabajo de Edgar Morin, el pensamiento sistémico de Ludwig von Bertalanffy, o las interpretaciones de Ilya Prigogine, que comprendía la inestabilidad como una propiedad de la naturaleza, o la ecología profunda, que considera a la humanidad parte de la biósfera, lo que implica asumir transformaciones sociales, culturales, políticas, y económicas que consigan por fin la convivencia armónica entre los seres humanos y el resto de las especies. 

De lo que se trata es de desarrollar una postura, más que teórica, que modifique nuestras conductas en la vida práctica y así establezcamos nuevas relaciones más saludables con la propia existencia y con el mundo que nos rodea. 

Necesitamos “refrescar nuestra conexión” con la realidad, dar un paso atrás para ampliar nuestra perspectiva y releer al mundo desde una óptica más compleja e interdependiente que nos permita entender de una buena vez que no existen problemas generales que sean provocados por una sola causa y por lo tanto tampoco las soluciones llegarán por esta vía.  

Entender las implicaciones sistémicas y de complejidad que son inherentes al funcionamiento planetario en su conjunto –con los seres humanos incluidos es fundamental para que las narrativas que se construyan sean más coherentes con la realidad que habitamos en el siglo XXI. 

 

Web: www.juancarlosaldir.com

Instagram:  jcaldir

Twitter:   @jcaldir   

Facebook:  Juan Carlos Aldir

1 Tomados de: Watzlawick, Beavin Bavelas y Jackson, Teoría de la comunicación humana. Interacciones, patologías y paradojas, Primera Edición – Décimo sexta reimpresión, España, Herder, 2012, Págs. 21-22

Comentarios


object(WP_Query)#17943 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(75475) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-04-2022" ["before"]=> string(10) "27-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(75475) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-04-2022" ["before"]=> string(10) "27-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17945 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17935 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17933 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "29-04-2022" ["before"]=> string(10) "27-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-04-29 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-05-27 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (75475) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17948 (24) { ["ID"]=> int(78976) ["post_author"]=> string(2) "94" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-16 12:28:31" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-16 17:28:31" ["post_content"]=> string(5239) "El pasado sábado 7 de mayo sucedió un incidente entre dos aviones del volaris, uno intentando aterrizar y el otro tratando de despegar, aunado a otro incidente similar acaecido el miércoles 11 con un avión de Aeroméxico procedente de Bogotá. Ello es muestra inequívoca de que en el sector aeronáutico mexicano se está violentando un principio fundamental de la aviación: la seguridad  de los pasajeros, pilotos, trabajadores y personal de tierra y por supuesto de quienes vivimos en la zona urbana. Por esa razón la aviación mexicana fue degradada por la FAA hace ya un año, donde pasamos del grado 1 al  2, lo que genera dos consecuencias graves para las aerolíneas nacionales:
  • No poder abrir nuevos destinos hacia los EEUU que de requerirse solo podrán ser cubiertos por empresas norteamericanas.
  • Al vencimiento de destinos actualmente autorizados no serán renovados los permisos
Ambas situaciones ponen en el corto plazo a nuestras aerolíneas en una condición terrible  y económicamente las puede hacer insostenibles.  Estos dos notorios incidentes recientes, son una muestra de las docenas de incidentes que se han reportado. Estos eventos ponen de manifiesto un desorden en varios frentes:
  • Mala o deficiente capacitación de los controladores aéreos.
  • Proliferación de errores humanos  consecuencia de despidos de personas con experiencia.
  • Fatiga del personal resultante de un reacomodo de vuelos que generan saturación innecesaria ( que no se presentaba antes de la pandemia).
  • “Rediseño del espacio aéreo” que no permite flexibilidad en las operaciones.
Curiosamente, antes de la pandemia, el número de operaciones documentadas (61 operaciones por hora) desde y hacia el AICM era mayor que el actual (está documentado 50 por hora. ¿Cuál saturación? Había un orden claro de acomodo de las aeronaves, con espaciamiento y manejo de altitud  bien definidos. En el rediseño se percibe un caos en el orden de aproximación que genera condiciones de demora y patrones de espera sin orden ni concierto. Ya hemos mencionado que se alargaron las rutas de aproximación y se generó mayor gasto de combustible, inseguridad creciente  debido a la orografía que hace volar en condiciones de riesgo por los cerros cercanos. El infernal ruido que rebasa toda norma con graves consecuencias para la salud. Es decir no se garantizan condiciones de seguridad ni a los pasajeros ni a los habitantes de la metrópoli, generando por efecto del ruido, grave daño a la salud de poco más de 2.4 millones de habitantes. La politización del tema aeronáutico Llevar a cabo mesas de acuerdo en la Secretaría de Gobernación y no en la de Comunicaciones y  Transportes, refleja el interés político de hacer funcionar el AIFA cuando las condiciones técnicas y operativas no se dan. Para que un aeropuerto funcione con pasajeros y carga tienen que estar terminadas y equipadas las instalaciones aeroportuarias. Hoy no lo están. Tiene que haber conectividad terrestre que hoy no está terminada, si ésta no se concluye, no hay servicios de transporte y no se puede construir la “masa crítica “de la que habla el Subsecretario. El desviar vuelos mediante un decreto “no decreto” no hace más que perjudicar a las aerolíneas nacionales por sobre costos al no existir una demanda real (la otra es ficticia) y por supuesto a los pasajeros. El diseño del espacio aéreo debe volver a ser el que estuvo vigente los últimos 40 años, con ajustes si se quiere, pero privilegiando el orden y la seguridad aeronáutica. Los incidentes graves recientes acreditan fehacientemente la existencia de fallas graves que no existían antes de que entrara en vigor el multicitado rediseño. Si queremos la sobrevivencia de la aviación  mexicana, recuperar la categoría 1 es imperativo. Si se quiere hacer operar el AIFA, que se haga cumpliendo tiempos, normas y condiciones que seguramente se lograrán terminando las obras, dotando del equipamiento que asegure su seguridad operativa y la conectividad necesaria, respondiendo a los fenómenos meteorológicos conocidos en la zona." ["post_title"]=> string(68) "EL TEMA AERONÁUTICO DEL VALLE DE MÉXICO SIGUE DANDO DE QUÉ HABLAR" ["post_excerpt"]=> string(114) "Sin seguridad garantizada a pobladores, pasajeros y aerolíneas, viviremos situaciones que habremos de lamentar. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(65) "el-tema-aeronautico-del-valle-de-mexico-sigue-dando-de-que-hablar" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-16 15:03:01" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-16 20:03:01" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78976" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17881 (24) { ["ID"]=> int(78874) ["post_author"]=> string(2) "61" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-12 13:16:11" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-12 18:16:11" ["post_content"]=> string(7205) "Con la venia del Respetable: ¡Mi amor está por los suelos! Este Viene, Viene trae “corre, corre que te alcanzo” ¡Me han hecho pegar unos entripados..!  No contentos con haberme mandado a  los “Yunaites” como “agregado laboral”  -a donde hemos caído millones de paisas, cansados de no encontrar rumbo seguro en nuestro México Lindo- ahora me quieren quitar mi chamba de “franelero-acomodador”. El Andy Man y su pandilla quieren hacerla de “Viene-viene” en el espacio aéreo la CEDEMEAKISS. (¡Súbale, súbale… ay lugar! Pa´ Santa Lucía ¡El de atrás va pa´l Peñón!)   Componendas políticas, trastupijes sindicales y embarradas declarativas, estuvieron a punto de ocasionar una tragedia de inimaginables consecuencias. ¡Pruebas, pruebas!, hocicón Viene, Viene. ¡Ay voy!, del verbo “ya mero”. ¡Ay’stán!, los videos en el yutú. Dos aviones de Volaris: uno aterrizando (XA-VRV Extra-Alfa-Victor-Romeo-Victor) y otro –no me sé las placas- en la cabecera de la pista y en la trayectoria del que llegaba. A los pilotos del VRV no les quedó otra más que “irse al aire”. ¡Al aigre! O ¡A la chin0)&/%da! (Derechos Reservados de Expresión) Pa’ empezar el twitazo del Kike Beltranena, director de Volaris:  “…ningún pasajero o tripulante estuvo en riesgo…” (Sic. Y Re-Sic.) Bla, bla, bla… ¡Ah! Qué Kike ¡qué huevos! (los de la nena en su canastilla)  Ahora resulta que un “irse al aire” no implica “riesgo”. (¡Terrain, terrain!) Se ve que el Kike no ha volado ni en los avioncitos de la ex-feria de Chapultepec. Hasta un “volador de Papantla” sabe lo que implica que se te atore la riata. Si te vas “al aire” de jalón, falta ver si tienes suficiente potencia/combustible luego de abortar el aterrizaje para levantarte debidamente y dar la vuelta.  Deja que lo logres, y ¿los obstáculos, edificios, etc?   Sobre todo a la altura de la Ciudad de México. Un accidente en el aeropuerto hubiese sido catastrófico; pero ¿sobre la ciudad…? Y luego amanece desmañanado el “Capi López”, que no solo dice haber “dominado la pandemia” y ahora quiere dominar el espacio aéreo a puro lengüetazo. Cito y recito: “Ya lo están viendo en la secretaría de gobernación. (¡Ah! Shingá!!) Todo lo estamos haciendo a partir de ¡acuerdos! ¡Bolas! (Acuérdense que El Estado soy yo) Este “incidente” no pasó a mayores. Son ¡resistencias! –aguanten- muy alentadas por el neoliberalismo… ¡En la mátere! ¡Detente, detente! ¡Císcale, císcale, diablo panzón! (Dice La Madre: Ciscar, de Cisco, Evacuar el vientre) ¡Cualquier parecido con la coincidencia, es pura realidad!  Siguiendo con la misma sinfonía de estulticias (Coros de La Madre: de stultitia, necedad, tontería) aparece haciendo “solitos”, el arqui Jiménez (a) Arquímenes quien cobra como subse punto com., quien la tuvo, la hizo suya y la zurró diciendo: “Nunca hubo un peligro real para nadie…”  Y al ser cuestionado por José Cárdenas sobre si el “incidente” –bella figura literaria, vulgo: “pendejada”- habrá tenido algo que ver con el “rediseño” del espacio aéreo; se salió por peteneras (¡Ah! Qué La Madre: “Desviar el discurso con una incongruencia”) diciendo: “Fue Gracias a Dios y a la destreza de los pilotos…” (El que no conoce a Dios, a cualquier ganso se le hinca.) Y en cuanto al mentado rediseño del espacio aéreo choreó: “Es un proceso natural, es una cuestión dinámica…” ¡Tan natural y dinámico como el proceso que lo parió! Y que sobre ese tema, ya lo está “viendo”, Navblue –y dice el dicente- que “…es una empresa europea (Francesa) Estamos hablando de una verdadera institución…” ¡Voooy! ¿Tan europeas, institucionales y guinchonas como DNV la contratada por “la consentida del profe” que la puso a parir con el dictamen sobre la línea 12 del metro? ¿Pu´s no que los extranjeros, y que nomás vienen a jeringarnos y a saquearnos? ¡Al diablo con sus instituciones!  Y pa' volarla y aterrizar embarrándola, se avienta al ruedo Monsieur Covarrubié líder del sindicato de trabajadores de Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano; probable aspirante a machuchón del SENEAM e impulsor de la renuncia de Víctor Hernández, director de la misma entidad, diciendo que: “Los trabajadores se ven amenazados por relaciones laborales ásperas. Y que El Vitor, se iba a encargar de desaparecer al sindicato de controladores aéreos...” ¡Qué lindo ambiente! Pa´no hacer el cuento más largo, el arquimenes, Jiménez lo secunda diciendo que: “A pesar de las fallas en los equipos y en las frecuencias (¿Nomás?) ¡nuay peligro!  Y que “hay que calmar los ánimos” y que el “incidente” (Y dale) sólo fue una “alarma”. ¡Ah! Bueno, “nuay tos”. ¡Qué tranquilidad!  ¡Podemos volar bajito!                        (Sólo ocho palabras) ¡Viene, viene! ¡Yo se lo cuidé mi jefazo! Parece que a Andy Man y “cola-obradores” no les gustó que yo haya publicado que el aeropuerto de Texcoco no lo “secaron” ellos, sino los poderes fácticos y tácticos del sector aéreo y aeroportuario norteamericano. Un  Super “Hub” (Nodo concentrador aéreo) en el corazón Tenochca iba a poner a parir a toda la infraestructura aeroportuaria de Atlanta, Dallas-Fort Worth, Houston, Miami, Los Ángeles y anexas. Lo que sea de cada quién, Andy Man “no se dobló”; México ya se había doblado desde la época de Santana.  El Andy nomás  “se empinó” como han tenido que hacerlo todos los presidentes desde el siglo XIX. Al no poder hacer “graciosa huida”, sólo les ha quedado la “apasionada entrega”  Nomás entre nos: ¡Houston, Houston! Tenemos un problem: al Andy le pegó duro el trópico cubano. ¡Y eso que es macuspano! Pónganle más pista, porque se va a ir “al aigre” Recordadas y mejores deseos: (Lunes a viernes de 9 a 2  y de 4 a 6) Viene, Viene: “La única columna que permite que sus ojos le abran la boca” [email protected] @nomasentrenos " ["post_title"]=> string(35) "Viene, Viene | ¡Ando volando bajo!" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(29) "viene-viene-ando-volando-bajo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-12 13:16:11" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-12 18:16:11" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78874" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17948 (24) { ["ID"]=> int(78976) ["post_author"]=> string(2) "94" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-16 12:28:31" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-16 17:28:31" ["post_content"]=> string(5239) "El pasado sábado 7 de mayo sucedió un incidente entre dos aviones del volaris, uno intentando aterrizar y el otro tratando de despegar, aunado a otro incidente similar acaecido el miércoles 11 con un avión de Aeroméxico procedente de Bogotá. Ello es muestra inequívoca de que en el sector aeronáutico mexicano se está violentando un principio fundamental de la aviación: la seguridad  de los pasajeros, pilotos, trabajadores y personal de tierra y por supuesto de quienes vivimos en la zona urbana. Por esa razón la aviación mexicana fue degradada por la FAA hace ya un año, donde pasamos del grado 1 al  2, lo que genera dos consecuencias graves para las aerolíneas nacionales:
  • No poder abrir nuevos destinos hacia los EEUU que de requerirse solo podrán ser cubiertos por empresas norteamericanas.
  • Al vencimiento de destinos actualmente autorizados no serán renovados los permisos
Ambas situaciones ponen en el corto plazo a nuestras aerolíneas en una condición terrible  y económicamente las puede hacer insostenibles.  Estos dos notorios incidentes recientes, son una muestra de las docenas de incidentes que se han reportado. Estos eventos ponen de manifiesto un desorden en varios frentes:
  • Mala o deficiente capacitación de los controladores aéreos.
  • Proliferación de errores humanos  consecuencia de despidos de personas con experiencia.
  • Fatiga del personal resultante de un reacomodo de vuelos que generan saturación innecesaria ( que no se presentaba antes de la pandemia).
  • “Rediseño del espacio aéreo” que no permite flexibilidad en las operaciones.
Curiosamente, antes de la pandemia, el número de operaciones documentadas (61 operaciones por hora) desde y hacia el AICM era mayor que el actual (está documentado 50 por hora. ¿Cuál saturación? Había un orden claro de acomodo de las aeronaves, con espaciamiento y manejo de altitud  bien definidos. En el rediseño se percibe un caos en el orden de aproximación que genera condiciones de demora y patrones de espera sin orden ni concierto. Ya hemos mencionado que se alargaron las rutas de aproximación y se generó mayor gasto de combustible, inseguridad creciente  debido a la orografía que hace volar en condiciones de riesgo por los cerros cercanos. El infernal ruido que rebasa toda norma con graves consecuencias para la salud. Es decir no se garantizan condiciones de seguridad ni a los pasajeros ni a los habitantes de la metrópoli, generando por efecto del ruido, grave daño a la salud de poco más de 2.4 millones de habitantes. La politización del tema aeronáutico Llevar a cabo mesas de acuerdo en la Secretaría de Gobernación y no en la de Comunicaciones y  Transportes, refleja el interés político de hacer funcionar el AIFA cuando las condiciones técnicas y operativas no se dan. Para que un aeropuerto funcione con pasajeros y carga tienen que estar terminadas y equipadas las instalaciones aeroportuarias. Hoy no lo están. Tiene que haber conectividad terrestre que hoy no está terminada, si ésta no se concluye, no hay servicios de transporte y no se puede construir la “masa crítica “de la que habla el Subsecretario. El desviar vuelos mediante un decreto “no decreto” no hace más que perjudicar a las aerolíneas nacionales por sobre costos al no existir una demanda real (la otra es ficticia) y por supuesto a los pasajeros. El diseño del espacio aéreo debe volver a ser el que estuvo vigente los últimos 40 años, con ajustes si se quiere, pero privilegiando el orden y la seguridad aeronáutica. Los incidentes graves recientes acreditan fehacientemente la existencia de fallas graves que no existían antes de que entrara en vigor el multicitado rediseño. Si queremos la sobrevivencia de la aviación  mexicana, recuperar la categoría 1 es imperativo. Si se quiere hacer operar el AIFA, que se haga cumpliendo tiempos, normas y condiciones que seguramente se lograrán terminando las obras, dotando del equipamiento que asegure su seguridad operativa y la conectividad necesaria, respondiendo a los fenómenos meteorológicos conocidos en la zona." ["post_title"]=> string(68) "EL TEMA AERONÁUTICO DEL VALLE DE MÉXICO SIGUE DANDO DE QUÉ HABLAR" ["post_excerpt"]=> string(114) "Sin seguridad garantizada a pobladores, pasajeros y aerolíneas, viviremos situaciones que habremos de lamentar. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(65) "el-tema-aeronautico-del-valle-de-mexico-sigue-dando-de-que-hablar" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-16 15:03:01" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-16 20:03:01" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78976" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(40) ["max_num_pages"]=> float(20) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "f7e84340060c14fed527fe13f26c6a5f" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

EL TEMA AERONÁUTICO DEL VALLE DE MÉXICO SIGUE DANDO DE QUÉ HABLAR

Sin seguridad garantizada a pobladores, pasajeros y aerolíneas, viviremos situaciones que habremos de lamentar.

mayo 16, 2022

Viene, Viene | ¡Ando volando bajo!

Con la venia del Respetable: ¡Mi amor está por los suelos! Este Viene, Viene trae “corre, corre que te alcanzo” ¡Me han...

mayo 12, 2022




Más de categoría
imposibilidad de la libertad absoluta

La imposibilidad de la libertad absoluta

En este artículo, Juan Carlos Aldir explora hasta qué punto podemos ser libres.

mayo 27, 2022
¿Qué tanto nos ocupa un futuro verde en México?

¿Qué tanto nos ocupa un futuro verde en México?

En México siempre hemos seguido la política de darle prioridad a lo urgente y desatender lo importante.

mayo 27, 2022

Nuevo Marco Curricular y Plan de Estudios 2022 SEP: lo que sabemos, lo que podemos hacer y lo que debemos esperar…

Como colegios, nuestro trabajo debe enfocarse en tomar lo mejor de lo que los planes oficiales puedan ofrecer, aplicarlo...

mayo 26, 2022
CORRUPCIÓN EN LA 4T

De Frente Y Claro | LA ENORME CORRUPCIÓN EN LA 4T

La reciente Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental destaca que los actos de corrupción ocasionaron pérdidas por 9...

mayo 26, 2022