Herramientas para decidir con conciencia

Solemos asociar el pensamiento con la razón analítica y deductiva; sin embargo, la emoción, el sentimiento, las creencias e intuición nos mandan señales que juegan un papel importante en nuestras decisiones de vida

17 de diciembre, 2021 Herramientas para decidir con conciencia

Pasar por alto nuestros Estratos de Presencia –sensorialidad, emocionalidad, sentimientos, intuición, racionalidad– sin reconocerlos de forma consciente y sin aceptar lo mucho que nos dicen acerca de la situación en que estamos inmersos, nos puede conducir al autoengaño y a decisiones de vida con consecuencias indeseables. 

 

En el artículo de la semana pasada decíamos que los seres humanos, ante cada situación que afrontamos, experimentamos el momento desde distintos estratos de presencia (sensorial, emocional, sentimental, intuitivo, racional) y cada uno de ellos nos da información fundamental acerca de nuestra experiencia de vivir, aunque casi siempre los ignoramos, rechazando información muy valiosa acerca de lo que nos pasa, convencidos de que la existencia se gestiona exclusivamente a partir de nuestro pensamiento racional.  Sin embargo, el hecho de pasar por alto dichos estratos de presencia sin reconocerlos de forma consciente y cuidadosa, y sin aceptar lo mucho que nos dicen acerca de la situación en que estamos inmersos, nos puede conducir al autoengaño y a decisiones con consecuencias indeseables. 

Pensemos que de pronto nos llega una nueva propuesta de trabajo que implica cambiar nuestro lugar de residencia. Lo más frecuente es analizar racionalmente cada aspecto de la nueva propuesta y compararla con la situación actual. De ese ejercicio suele derivarse una lista de pros y contras y suponemos que la que gane será la solución apropiada. Sin duda esto es muy importante e incluso diría que obligado; sin embargo, no es infrecuente que nos “sintamos inclinados” en favor de la columna perdedora, sin que nos quede claro el por qué, puesto que es “evidente” que desde el punto de vista racional, esa sería la decisión correcta. 

Es aquí donde echar un ojo con seriedad a las sensaciones, emociones, sentimientos e intuiciones que nos produce la propuesta empieza a tener sentido. Y no solo eso, sino también dar una repasada a las creencias y representaciones al respecto de esa decisión que ya están asentadas en nuestra conciencia desde antes. ¿Qué pensamos acerca de la empresa donde estamos y hacia la que nos moveríamos? ¿Qué sentimientos nos despierta dejar a los compañeros actuales? ¿Qué emociones se sacuden ante la incertidumbre de llegar a una nueva ciudad o quizá un nuevo país? Al imaginarnos tomando una decisión afirmativa, ¿qué sensación se manifiesta en la boca del estómago? ¿Se siente emoción o miedo? Y si se sientes ambas, ¿cuál gana?

Hacer consciente cada uno de estos aspectos es verdad que complejiza, pero también enriquece el espectro de factores que nos ayudan, tanto a darnos cuenta de lo que vivimos durante la decisión –como podría ser el caso de un miedo que nos paraliza y nos inhabilita para decidir con libertad y que reconocerlo nos permite, por ejemplo, pedir ayuda–, como a contemplar factores internos que solemos descuidar y que a la larga resultan fundamentales para el resultado final.  

¿Nunca has sido testigo de alguien que dice algo con las palabras, pero que su cuerpo, su postura, su actitud afirman lo contrario? ¿Cuál de los contenidos será el verdadero? ¿A qué le crees más, a las palabras racionalmente escogidas o al lenguaje corporal de tu interlocutor que lo delata? Quizá ambos mensajes son verdaderos: de verdad desea lo que dicen sus palabras, pero aspectos internos se niegan a que ese deseo se manifieste plenamente ¿Cuál de los dos mensajes será más verdadero? Y, en última instancia, ¿cuál termina por imponerse y por qué?

Es muy frecuente que exista una incongruencia entre los estratos de presencia mencionados. Que el cuerpo diga una cosa, las emociones otra, la intuición otra y las palabras –discurso racional– otra. Nuestra corporalidad, por ejemplo, si le prestamos atención, nos muestra infinidad de datos. Si de pronto tomamos consciencia de nuestro cuerpo y lo notamos rígido, cerrado y encorvado, lo más probable es que no nos sintamos a gusto con lo que estamos experimentando. ¿Qué significa esa sensación en ese momento específico? ¿Qué podemos aprender de ella? ¿Cómo podemos reconducir el momento para modificar las sensaciones incómodas y la emocionalidad desagradable? ¿De verdad queremos hacer lo que estamos afirmando que queremos hacer? ¿Cómo reconectar la totalidad de quien somos para estar más presentes y más en control de la situación?

Lo habitual es que el cuerpo detecte la incomodidad, miedo, angustia… y reaccione protegiéndose –y protegiéndote– en consecuencia. Pero el individuo no suele estar necesariamente consciente de lo que está experimentando y por eso no puede tomar nota y relajarse, de tal modo que proyecte otra cosa o en su caso cambiar las palabras por otras más acordes con lo que de verdad le gustaría decir. En este caso las dimensiones de presencia están desarticuladas, disociadas y operando cada una por su lado, desperdiciando energía, perdiendo efectividad y muy probablemente tomando decisiones y adquiriendo compromisos que después le costará mucho sostener.

El propósito es hacer consciente el proceso completo. El pensar solemos asociarlo con la razón analítica y deductiva; sin embargo, cada uno de esos estratos de presencia “piensa” a su manera: cuerpo, emoción, sentimiento, razón, creencias e intuición juegan inevitablemente y de forma simultánea. Si nos lo proponemos, ¿somos capaces de diferenciar cada herramienta y asignarle el lugar apropiado cuando corresponde centrar nuestra atención en ella y de tomarla en cuenta en su justa medida y proporción en cada decisión que tomemos? 

No tengo ninguna duda que se trata de un enorme reto de autoconocimiento y autogestión, pero que conforme nos acerquemos a lograrlo, viviremos cada situación con una presencia mucho más poderosa y seremos infinitamente más dueños de nuestra experiencia de vida que si actuamos en piloto automático y suponiendo que es nuestra razón la que todo lo sabe y lo controla. 

 

Web: www.juancarlosaldir.com

Instagram:  jcaldir

Twitter:   @jcaldir   

Facebook:  Juan Carlos Aldir

1https://ruizhealytimes.com/opinion-y-analisis/por-que-pensamos-como-pensamos/

Comentarios
object(WP_Query)#17648 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(73658) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "24-12-2021" ["before"]=> string(10) "21-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(73658) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "24-12-2021" ["before"]=> string(10) "21-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17647 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17654 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17657 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "24-12-2021" ["before"]=> string(10) "21-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-12-24 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-01-21 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (73658) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17644 (24) { ["ID"]=> int(74611) ["post_author"]=> string(2) "62" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-17 13:52:48" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-17 18:52:48" ["post_content"]=> string(6929) "El presidente Andrés Manuel López Obrador  volvió a contagiarse de Covid-19 durante la larga pandemia que cumple su segundo año de azotar al mundo. Durante la conferencia mañanera del pasado lunes 10 de enero, el primer mandatario manifestaba síntomas de la nueva variante Ómicron; se notaba su ronquera al hablar. Ese mismo día a las 18:05 confirmó en un mensaje de Twitter que había salido positivo, señaló que estaba aislado y que al parecer los síntomas eran leves. En contraste con el mensaje presidencial donde se retomaron algunas recomendaciones para la población como aislarse si se presentaban síntomas parecidos a la gripe común, asumiendo que se trataba de un contagio por coronavirus, el presidente no se resguardó ante lo que posteriormente seria confirmado como un caso más en los contagios masivos del presente año. La mañana del 11 de enero AMLO apareció en un breve mensaje de video tomándose así mismo la oxigenación y la temperatura con rangos normales, aseguró sentir como una gripa, por lo que puede seguir trabajando aislado y con ánimo. Finalmente, volvió a retomar sus conferencias matutinas el 17 de enero. La cuarta ola de contagios en el país, ahora por la variante Ómicron, es mucho más intensa, aunque al parecer con menor gravedad y letalidad que la provocada por la variante Delta. Sugerencias de evitar ir a trabajar si se presentan síntomas, cuidar los niveles de oxigenación, y llamar a los números de emergencia si la enfermedad se agrava, son recetas que nadie hubiera imaginado hace un año, antes de la vacunación, durante la segunda ola de contagios que saturaban los hospitales, provocaban escasez de oxígeno, permitiendo su lucro y la terrible mortalidad de las familias mexicanas. Aún en los inicios de esta cuarta oleada, el escenario no es menos complicado debido a la posibilidad de que existan muchos contagios que vuelvan a saturar los hospitales, o puedan interrumpir las cadenas productivas, tan diezmadas por la prolongada e inmisericorde pandemia. A la velocidad actual de contagios, la mitad de la población mexicana podría haberse infectado en semanas. En ese contexto de emergencia mundial sanitaria la estrella del tenis mundial, Novak Djokovic, protagonizaba un escándalo más al ser una de las figuras deportivas declarada abiertamente antivacunas, por lo que para su participación en el tradicional abierto de Australia debió recibir una exención medica del organismo australiano de tenis. Sin embargo a su llegada al país oceánico las autoridades  confinaron al deportista en su hotel,  le retiraron la visa de trabajo, mientras se estudiaba su caso, pues en primera instancia se dijo que no había acreditado un esquema de vacunación completo como se exige a todo extranjero que ingresa al país.  Luego de un fallo legal que daba mayor peso a minucias de procedimiento, un juez le regresó la visa para poder participar en el tradicional abierto de tenis. La opinión pública mundial manifestó su descontento al privilegiar los intereses económicos del torneo deportivo por encima de las férreas políticas sanitarias que el país mantiene  para sus ciudadanos y muchos extranjeros que visitan o trabajan en su interior.  El caso Djokovich planteó una amplia discusión sobre si deben existir ciudadanos de primera y de segunda en medio de una ola de contagio por la variante Ómicron que golpea sin distinción a la humanidad. Finalmente, el tribunal federal austriaco resolvió cancelar la visa del tenista número uno a nivel mundial, por lo que no podrá participar en el Abierto de Australia.   El caso de Djokovic es un perfecto ejemplo del debate sobre la solidaridad nacional y mundial que se debe tener al vacunar al mayor número de pobladores posible para evitar los contagios y sus terribles consecuencias mortales y económicas. Si bien el deseo de cada individuo de recibir o no la vacuna debe ser respetado, dicha libertad individual debe ser coartada cuando exista la posibilidad de ser un portador del virus que puede provocar la muerte en amplios sectores de la población inmunodeprimida, o en los casos extremos de ciudadanos que no han tenido acceso a ninguna dosis del biológico debido al acaparamiento demencial de los países ricos. Como se demuestra en el caso del tenista serbio, las figuras antivacunas y mediáticas son poco proclives a aceptar las restricciones de los diferentes estados y ciudades que dictan medidas preventivas para las personas no vacunadas. La libre decisión de Djokovic de no recibir vacuna es su derecho personal, siempre y cuando se quede aislado en su casa en un acto de responsabilidad ante una pandemia que ya nadie puede negar. No obstante, a pesar de que se informó que el tenista serbio había estado contagiado y con síntomas leves, no dejó de acudir a eventos públicos y reuniones sin las menores medidas de seguridad y con la irresponsabilidad de haber contagiado a muchos de los asistentes. En lo que sí existe una distinción entre los contagiados y vacunados es en la calidad de los tratamientos médicos a los que pueden acceder. Si el tenista serbio requiriera de auxilio médico y hospitalización, sus posibilidades de sobrevivir a una enfermedad grave son muy altas. Lo mismo ocurre para los mandatarios como el expresidente estadounidense Donald Trump, así como para el presidente López Obrador y muchos otros mandatarios que se han contagiado a lo largo de esta trágica pandemia. Aquellos privilegios médicos de los que pueden gozar las cúpulas empresariales, los mandatarios y muchos deportistas de elite mundial no serán nunca accesibles para los ciudadanos comunes, que pudieron infectarse por acudir a algún evento de Djokovic o los reporteros que acuden a las conferencias mañaneras del presidente AMLO. Por lo general, un infectado con enfermedad agravada por Covid-19 es sinónimo de enfrentar un viacrucis interminable. Solamente la solidaridad de todos los ciudadanos, sin distinción de clases, la hermandad de países y el acceso equitativo del biológico sin distinciones, permitirán que la pandemia se pueda ir controlando. Los gobiernos deben garantizar que los mensajes de prevención lleguen de forma correcta, combatir la infodemia de los movimientos antivacunas, pero sobre todo, ser coherentes entre las recomendaciones que realizan, con la actitud personal de sus figuras políticas más importantes." ["post_title"]=> string(34) "AMLO, Novak Djokovic y el Ómicron" ["post_excerpt"]=> string(186) "El caso de Djokovic es un perfecto ejemplo del debate sobre la solidaridad nacional y mundial que se debe tener respecto a la decisión de vacunarse para evitar contagiar a los demás. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(32) "amlo-novak-djokovic-y-el-omicron" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-17 13:52:48" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-17 18:52:48" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74611" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17607 (24) { ["ID"]=> int(74692) ["post_author"]=> string(3) "123" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-18 10:32:55" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-18 15:32:55" ["post_content"]=> string(4711) "Mala semana para el timonel de la patria. Justo después de recibir la dosis de refuerzo a efecto de combatir los estragos de la COVID y tras haber soltado su perorata mañanera sin cubrebocas (que siempre dura horas) medio ronco y agripado, El Único nos informó que siempre sí, que ómicron se había alojado en su organismo.  Lo que para El Supremo pintaba para ser un fin de semana de goce sin igual, paseando (de gira oficial) por las hermosas tierras nayaritas, pronto se convirtió en días de aislamiento en Palacio acompañado de Beatriz y sus canciones y poesías. Quizás debido a ello, no desaprovechó oportunidad para grabar hartos videos (también sin cubrebocas) desde su escritorio, donde lo mismo hablaba de una cosa que de otra, se tomaba sus tecitos de anís, se apuntaba con un termómetro digital la sien y hasta mandó llamar a los secretarios de Hacienda y Gobernación para que le sirvieran de animadores, importándole poco un posible y/o probable contagio de los colaboradores antes mencionados. El Licenciado recomendaba hace ya un tiempo no mentir, no robar y no traicionar para evitar el Coronavirus. Él ya lleva dos de tres caídas con dicho virus, vaya usted a saber por qué.  También esta semana Grupo Citi, en parte como plan de negocio y en parte porque ve a La Patria sumamente estable económica y políticamente y confiable como nunca, decidió que era momento de partir y más pronto que tarde, dejó a sus cuentahabientes tirados en espera de que aparezca algún comprador que se haga cargo de ellos, agarrando sus clientes más importantes, dos o tres camisas y poco más que cabía en la maleta.  Lo anterior, hizo que se relamieran los bigotes personajes tan afamados y queridos como Ricardo Salinas Pliego (sí, ese que pasa más tiempo peleándose en redes sociales que poniendo algo de orden en sus negocios, si no lo creen, revisen cómo andan sus pasivos), Carlos Hank González o “El Manitas” Javier Garza Calderón. Bueno, hasta Pablo Gómez se aventó a hablar del tema para decir que lo mejor, sería que el banco se lo quede alguien que no tenga uno. Así pues, ¿no quiere usted un banco? ¿O alguno de sus amigos o vecinos? Recuerde que, en el México de la tetransfromación, todo es posible.  Otros que traen pleito son el INE y el Gobierno desde todos sus frentes. El Instituto necio quiere anteponer la ley a los caprichos de El Único con respecto a su multimillonaria consulta de revocación. Y también Lorenzo y compañía quieren que les den dinero para llevar la pregunta de los sesenta y cuatro mil a todos los rincones de la nación. Del otro lado, ya salieron los paleros del régimen a tildar a los miembros del Instituto de gandallas, neoliberales, abusivos y demás por no querer organizar la farsa revocatoria nomás con la morralla que traen en los bolsillos. Cosas que se dan en todas las democracias eficientes, digamos.  Y hablando de abusivos, pues resulta que la maestra Delfina Gómez, en efecto, le quitaba parte de su sueldo a aquellos que tenían el honor, no, el privilegio de trabajar para ella en Texcoco con el fin de ayudar a alguien de cuyo nombre no queremos acordarnos. Un diezmo que cualquier patriota debía de aceptar jubiloso. Pero cuando parecía que a la educanda se le hacía bolas el engrudo, rauda y veloz apareció la figura de El Líder, que mandó el siguiente mensaje: “Nada de qué preocuparte Delfina, que para eso estamos en la plenitud del pinshi poder”.  Y con respecto a los Kardashian de Nuevo Nuevo León, que ya nos tiene acostumbrados a su muy particular estilo de gobierno el cual se asemeja más a un sketch de Venga La Alegría, Samuel García y Mariana Rodríguez se aventaron esta semana la puntada de alquilar un bebé como si se tratara de una película del Blockbuster del Centro de Desarrollo Integral Familiar Capullos durante un par de días para pasar el rato. Así como lo lee. Como todos sabemos, esos Likes, Share, Retweet y demás no caen del cielo y nada mejor para incrementar la presencia en redes sociales que una acción desinteresada y amorosa como ésta por parte de la Gobernadora No Electa y de Samuel para subir los números que empezaban a flaquear tras el asunto del corte de pelo de Marianita.   Nos leemos la próxima semana.   " ["post_title"]=> string(82) "El Licenciado Vs. La Covitis, CITI sin BANAMEX, Delfina la fina y un bebé rentado" ["post_excerpt"]=> string(123) "Como cada semana, Fernando Navarrete comenta los acontecimientos más importantes a nivel nacional, con su singular estilo." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(78) "el-licenciado-vs-la-covitis-citi-sin-banamex-delfina-la-fina-y-un-bebe-rentado" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-18 10:32:55" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-18 15:32:55" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74692" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17644 (24) { ["ID"]=> int(74611) ["post_author"]=> string(2) "62" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-17 13:52:48" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-17 18:52:48" ["post_content"]=> string(6929) "El presidente Andrés Manuel López Obrador  volvió a contagiarse de Covid-19 durante la larga pandemia que cumple su segundo año de azotar al mundo. Durante la conferencia mañanera del pasado lunes 10 de enero, el primer mandatario manifestaba síntomas de la nueva variante Ómicron; se notaba su ronquera al hablar. Ese mismo día a las 18:05 confirmó en un mensaje de Twitter que había salido positivo, señaló que estaba aislado y que al parecer los síntomas eran leves. En contraste con el mensaje presidencial donde se retomaron algunas recomendaciones para la población como aislarse si se presentaban síntomas parecidos a la gripe común, asumiendo que se trataba de un contagio por coronavirus, el presidente no se resguardó ante lo que posteriormente seria confirmado como un caso más en los contagios masivos del presente año. La mañana del 11 de enero AMLO apareció en un breve mensaje de video tomándose así mismo la oxigenación y la temperatura con rangos normales, aseguró sentir como una gripa, por lo que puede seguir trabajando aislado y con ánimo. Finalmente, volvió a retomar sus conferencias matutinas el 17 de enero. La cuarta ola de contagios en el país, ahora por la variante Ómicron, es mucho más intensa, aunque al parecer con menor gravedad y letalidad que la provocada por la variante Delta. Sugerencias de evitar ir a trabajar si se presentan síntomas, cuidar los niveles de oxigenación, y llamar a los números de emergencia si la enfermedad se agrava, son recetas que nadie hubiera imaginado hace un año, antes de la vacunación, durante la segunda ola de contagios que saturaban los hospitales, provocaban escasez de oxígeno, permitiendo su lucro y la terrible mortalidad de las familias mexicanas. Aún en los inicios de esta cuarta oleada, el escenario no es menos complicado debido a la posibilidad de que existan muchos contagios que vuelvan a saturar los hospitales, o puedan interrumpir las cadenas productivas, tan diezmadas por la prolongada e inmisericorde pandemia. A la velocidad actual de contagios, la mitad de la población mexicana podría haberse infectado en semanas. En ese contexto de emergencia mundial sanitaria la estrella del tenis mundial, Novak Djokovic, protagonizaba un escándalo más al ser una de las figuras deportivas declarada abiertamente antivacunas, por lo que para su participación en el tradicional abierto de Australia debió recibir una exención medica del organismo australiano de tenis. Sin embargo a su llegada al país oceánico las autoridades  confinaron al deportista en su hotel,  le retiraron la visa de trabajo, mientras se estudiaba su caso, pues en primera instancia se dijo que no había acreditado un esquema de vacunación completo como se exige a todo extranjero que ingresa al país.  Luego de un fallo legal que daba mayor peso a minucias de procedimiento, un juez le regresó la visa para poder participar en el tradicional abierto de tenis. La opinión pública mundial manifestó su descontento al privilegiar los intereses económicos del torneo deportivo por encima de las férreas políticas sanitarias que el país mantiene  para sus ciudadanos y muchos extranjeros que visitan o trabajan en su interior.  El caso Djokovich planteó una amplia discusión sobre si deben existir ciudadanos de primera y de segunda en medio de una ola de contagio por la variante Ómicron que golpea sin distinción a la humanidad. Finalmente, el tribunal federal austriaco resolvió cancelar la visa del tenista número uno a nivel mundial, por lo que no podrá participar en el Abierto de Australia.   El caso de Djokovic es un perfecto ejemplo del debate sobre la solidaridad nacional y mundial que se debe tener al vacunar al mayor número de pobladores posible para evitar los contagios y sus terribles consecuencias mortales y económicas. Si bien el deseo de cada individuo de recibir o no la vacuna debe ser respetado, dicha libertad individual debe ser coartada cuando exista la posibilidad de ser un portador del virus que puede provocar la muerte en amplios sectores de la población inmunodeprimida, o en los casos extremos de ciudadanos que no han tenido acceso a ninguna dosis del biológico debido al acaparamiento demencial de los países ricos. Como se demuestra en el caso del tenista serbio, las figuras antivacunas y mediáticas son poco proclives a aceptar las restricciones de los diferentes estados y ciudades que dictan medidas preventivas para las personas no vacunadas. La libre decisión de Djokovic de no recibir vacuna es su derecho personal, siempre y cuando se quede aislado en su casa en un acto de responsabilidad ante una pandemia que ya nadie puede negar. No obstante, a pesar de que se informó que el tenista serbio había estado contagiado y con síntomas leves, no dejó de acudir a eventos públicos y reuniones sin las menores medidas de seguridad y con la irresponsabilidad de haber contagiado a muchos de los asistentes. En lo que sí existe una distinción entre los contagiados y vacunados es en la calidad de los tratamientos médicos a los que pueden acceder. Si el tenista serbio requiriera de auxilio médico y hospitalización, sus posibilidades de sobrevivir a una enfermedad grave son muy altas. Lo mismo ocurre para los mandatarios como el expresidente estadounidense Donald Trump, así como para el presidente López Obrador y muchos otros mandatarios que se han contagiado a lo largo de esta trágica pandemia. Aquellos privilegios médicos de los que pueden gozar las cúpulas empresariales, los mandatarios y muchos deportistas de elite mundial no serán nunca accesibles para los ciudadanos comunes, que pudieron infectarse por acudir a algún evento de Djokovic o los reporteros que acuden a las conferencias mañaneras del presidente AMLO. Por lo general, un infectado con enfermedad agravada por Covid-19 es sinónimo de enfrentar un viacrucis interminable. Solamente la solidaridad de todos los ciudadanos, sin distinción de clases, la hermandad de países y el acceso equitativo del biológico sin distinciones, permitirán que la pandemia se pueda ir controlando. Los gobiernos deben garantizar que los mensajes de prevención lleguen de forma correcta, combatir la infodemia de los movimientos antivacunas, pero sobre todo, ser coherentes entre las recomendaciones que realizan, con la actitud personal de sus figuras políticas más importantes." ["post_title"]=> string(34) "AMLO, Novak Djokovic y el Ómicron" ["post_excerpt"]=> string(186) "El caso de Djokovic es un perfecto ejemplo del debate sobre la solidaridad nacional y mundial que se debe tener respecto a la decisión de vacunarse para evitar contagiar a los demás. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(32) "amlo-novak-djokovic-y-el-omicron" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-17 13:52:48" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-17 18:52:48" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74611" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(46) ["max_num_pages"]=> float(23) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "2ded03feaaace543f5954dfd2b3ee846" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

AMLO, Novak Djokovic y el Ómicron

El caso de Djokovic es un perfecto ejemplo del debate sobre la solidaridad nacional y mundial que se debe tener respecto a...

enero 17, 2022
El Licenciado Vs. La Covitis, CITI sin BANAMEX, Delfina la fina y un bebé rentado

El Licenciado Vs. La Covitis, CITI sin BANAMEX, Delfina la fina y un bebé rentado

Como cada semana, Fernando Navarrete comenta los acontecimientos más importantes a nivel nacional, con su singular estilo.

enero 18, 2022




Más de categoría

¿Algún día meterán en orden a los mal llamados Centros de Rehabilitación Social?

Siempre hemos sabido de la gran corrupción que impera en las cárceles. No es nuevo. Es un problema tan...

enero 21, 2022

Quadri, Quadri TV

A propósito del reciente escándalo de Gabriel Quadri en una televisora estadounidense, Israel Aparicio reflexiona sobre la trayectoria de...

enero 21, 2022

Nuevos ciclos, nuevos hábitos

La labor que desempeña el hábito consiste en sistematizar la cotidianidad de tal manera que las acciones inmediatas estén...

enero 21, 2022

Se retrae el mar en la Playa Bagdad de Matamoros

El martes pasado, aproximadamente, se reiteró unos 20 metros el mar en la Playa Bagdad ubicada en la ciudad...

enero 20, 2022