Enfermo, sí, pero sin saltarse la fila para vacunarse

En todo el mundo el titánico e inédito esfuerzo de la humanidad para producir, distribuir y aplicar un medicamento (una vacuna en este caso) supone un caos que es patente ya en España, por citar un ejemplo...

27 de enero, 2021

En todo el mundo el titánico e inédito esfuerzo de la humanidad para producir, distribuir y aplicar un medicamento (una vacuna en este caso) supone un caos que es patente ya en España, por citar un ejemplo de un país con hondos e indisolubles lazos con México. España registra escándalos por funcionarios públicos que arbitraria y prepotentemente se vacunaron sin que aún les correspondiera. El caso ha tenido implicaciones políticas: dimisiones e intentos, los más ridículos, de justificación por parte de dichos servidores públicos, que van desde altos mandos militares hasta concejales de algunas provincias. Lo anterior sin citar el hecho de que la vacunación lleva un desfase con el calendario programado por el gobierno, mismo fenómeno que, por simple lógica, sucederá en la inmensa mayoría de los países, ya sean desarrollados o no, repetimos, por lo gigante e inédito del reto afrontado.

En México, ya se empezaban a dar los actos deshonestos y “gandallas” por parte de autoridades de distinto nivel y orden al “saltarse la fila”, y sin más, algunos con lujo cínico de publicarlo en sus redes sociales.

El presidente Andrés Manuel López Obrador se enfermó trabajando sin descanso, por cierto. No enfermó por estar en fiestas, reuniones, salidas a la calle innecesarias y viajes irresponsables, como una importante parte del azote de la pandemia en México tiene por origen. López Obrador podrá gustar o no, no se vacunó cuándo lo más fácil era haberlo hecho desde hace incluso meses, sin que esto, y lo afirmo a título personal, hubiera supuesto algo negativo para el país; al contrario, estoy convencido que la salud de un líder de las dimensiones de Andrés Manuel, máxime en un país con una tradición ultrapresidencialista y por ende, un sistema donde el famoso “estilo personal de gobernar” (del que tanto se ha hablado en México desde el homónimo libro escrito por Cosío Villegas, publicado durante el sexenio de Luis Echeverria) define en buena medida los destinos de la Nación en su conjunto, mismas circunstancias por las que en mi sentir personal, se debió haber vacunado. Razón de Estado y secreto de Estado caben y se justifican en un escenario como el que vivimos desde hace casi ya un año. Esto último, incluso, entraría en la línea de pensamiento y acción de AMLO: justicia por encima de legalidad. Sin embargo, el presidente decidió no hacerlo, tratando de poner un ejemplo al resto de mexicanos que pretenden aprovecharse de su situación económica, social o política para brincarse la famosa fila en el turno de la aplicación masiva de las vacunas, proceso que ya está en franca marcha en México.

    Deseamos muchos millones, los más, la pronta y exitosa recuperación del presidente y, sobre todo, sirva su ejemplo para que poco  a poco nos vayamos sacudiendo lastres como el clasismo, la prepotencia, la corrupción y la falta creciente de valores y empatía. AMLO se contagió como cualquier mexicano, de esos que son parte de la inmensa reserva moral que hay en el México del que habla el presidente y que engloba a todos los que, a diario y por la responsabilidad de llevar el pan de manera honrada a sus hogares, ponen su vida en riesgo jornada a jornada.

Comentarios


object(WP_Query)#16266 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(60732) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "09-09-2022" ["before"]=> string(10) "07-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(60732) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "09-09-2022" ["before"]=> string(10) "07-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16270 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16268 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16269 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "09-09-2022" ["before"]=> string(10) "07-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-09-09 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-10-07 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (60732) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16267 (24) { ["ID"]=> int(83230) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-13 10:01:17" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-13 15:01:17" ["post_content"]=> string(5115) "Un lunes complejo, a días todavía de la quincena, pareciera que debemos todo;  el fin de semana discutiendo que si la reina, la monarquía, quién sí y quién no… Me doy cuenta de que es cierta la premisa que reza “Lo que te choca te checa”,  fue una buena reina porque aceptó de cierta forma a las minorías y eso es algo plausible. Como siempre, nos ofendemos por la discriminación de otros cuando somos los que más segregamos. A punto de dormir, consciente de que todo lo que se diga, piense o entienda los días lunes debe de ser anulado por salud mental, me envuelvo en mis cobijas como taco con copia (doble tortilla para los que no sepan) y trato de entender el mundo desde mi condición de mujer, sí privilegiada, heterosexual, no tan blanca –digamos beige obscuro–, afortunada de haber nacido en una época en la que los derechos humanos son cada vez más una realidad que una fantasía, pienso y no entiendo, por qué hablamos de un piso parejo y hacemos todo lo posible por “Desemparejar” el piso del otro. Muchas veces ni siquiera es obtener lo que el de al lado tiene, lo más triste es no querer que el otro tenga lo mismo que nosotros. No queremos migrantes, pero nos ufanamos de tener apellidos europeos, no queremos pagar impuestos pero exigimos condiciones de primer mundo, no queremos ver pobres pero estamos en contra de los programas de ayuda social, nos duelen la niñez abandonada y maltratada pero no soportamos la idea de las familias homoparentales como una opción que daría hogar a miles de niños que no tienen la esperanza de pertenecer a ningún tipo de familia, porque sería un mal ejemplo para ellos, qué importa si se les niega la oportunidad de un hogar con amor y sin rechazo, de una educación formal, de una seguridad financiera, del derecho a la salud y el bienestar, de un futuro no tan obscuro como el que el destino les dio en un principio  Somos muy contradictorios e incongruentes. Un discurso más sobre el tema de los matrimonios y las familias homoparentales me hace dudar si realmente somos la cabeza de la cadena alimenticia o la peor parte de la creación. La gente sigue marchando exigiendo que los gays no puedan tener hijos y decidiendo quién sí tiene el derecho a la paternidad. ¿Por qué? Y ya por último, "La Base de la Sociedad"  ¡somos todos! Si no lo grito me enfermo, pero la base de la sociedad somos todos, individualmente, y en equipo, todos y todas las que trabajamos, fortalecemos la economía, generamos dinero y más empleos, nos dividimos en mil para que no le falte nada a nuestra familia ni en lo económico ni en lo emocional, también la gente soltera, también los divorciados, también las parejas sin hijos, las familias reconstruidas, la gente que adopta con amor a los hijos de su pareja, porque todos actuamos y tenemos un rol, ¿Qué le pasa a la gente que nos segrega por no ser el  modelo convencional Papa, mama, hijitos? Que suerte tuvieron las que encontraron a su media naranja y fueron fértiles, y también las que tienen el estómago para soportar lo que muchas no estuvimos dispuestas, pero ¿qué creen? Gracias a los que trabajamos y movemos la economía de este país varias de ustedes pueden tomarse el tiempo para quedarse en casa, ¿Y saben otra cosa? Lo que fortalece a las sociedades es la diversidad, la inclusión y la variedad de ideologías y actividades. Todos tenemos los mismos derechos, valemos lo mismo y tenemos las mismas obligaciones, y es retrógrada e injusto como fue la Inquisición, el holocausto, la esclavitud, que se considere ciudadanos de segunda a la gente con diferentes preferencias o formas de pensar, y que prefieran ver niños en la calle expuestos a lo peor a que sean educados y queridos por parejas homoparentales o por madres o padres solteros, eso es terriblemente egoísta. ¿Por qué no se ponen a pensar por un segundo qué es lo que los niños preferirían? ¿O de plano están dispuestos a hacer espacio en sus casas para que estos niños se vayan a vivir con ustedes y disfruten del modelo de familia perfecto? ¿Por qué no tenemos la misma voluntad para pelear contra la corrupción, la violencia o el hambre? Lo importante no es el tipo de pareja que prefieras para tener sexo sino cómo y cuánto la amas, lo que importa no es cómo se conforma una familia sino el respeto y amor que hay entre sus miembros. Creo que una sociedad a la que le importa más quien tiene derecho o no, que mueran de hambre, infecciones y violencia todos los días seres humanos en la calle tiene mucho que recapacitar. Cierro los ojos, mañana ya no será lunes y tal vez podamos sentir con más claridad y pensar con más aceptación y respeto." ["post_title"]=> string(50) "Familias disfuncionales, un derecho de la sociedad" ["post_excerpt"]=> string(111) "Lo que fortalece a las sociedades es la diversidad, la inclusión y la variedad de ideologías y actividades. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(49) "familias-disfuncionales-un-derecho-de-la-sociedad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-13 11:10:50" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-13 16:10:50" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83230" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16241 (24) { ["ID"]=> int(83606) ["post_author"]=> string(3) "132" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-22 10:52:52" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-22 15:52:52" ["post_content"]=> string(8022) "La ansiedad, el desasosiego, la inquietud de nuestros días y la revolución tecnológica son una poderosa combinación que afecta la convivencia de las personas, el orden social y la manera de hacer y participar en política. Estos cambios rompieron el orden, el frágil equilibrio social. El primero, causado por la “economía líquida” (Bauman), aquella que desvanece toda certeza para el hombre común, es decir, un trabajo estable, ingresos seguros y suficientes, desmantela o debilita la seguridad social, como acceso a servicios de salud y de educación dignos, seguro de desempleo, pensión e invalidez. Ese mundo se fue al consagrar la libertad del capital, productividad y competitividad como los valores. El hombre hecho pieza desechable del engranaje económico. Me recuerda Tiempos Modernos de Chaplin. Los temores ocasionados por la precariedad económica han encendido las alarmas biológicas de las personas y activado su instinto de sobrevivencia. Ante este peligro y la amenaza de perder estabilidad y estatus, el estado de ánimo social es dominado por el miedo, que se manifiesta como agresividad, irritación, intransigencia, intolerancia... también de solidaridad y empatía. Amor y odio. Afecto, pasión, apego; y rencor, antipatía y animadversión. Es así como se han puesto los sentimientos a flor de piel. Y la revolución tecnológica ha potenciado el poder de los sentimientos. Los likes y emoticones han construido sociedades de internautas que se identifican, se dan sentido de comunidad y pertenencia. Y creen dominar con emoticones ese mundo. El mundo virtual se ha convertido en refugio de quienes comparten sentimientos. Articula sus identidades porque “sustituye el juicio por el prejuicio”, dice el consultor electoral Antoni Gutiérrez-Rubí, y sentencia: “Pensamos lo que sentimos” (Gestionar las emociones políticas). Ya decía Pascal: “El corazón tiene razones que la razón ignora”. Las razones del corazón son un lenguaje diferente que trasciende a las palabras cuando tocan la fibra de las emociones y llevan a la acción, mientras las razones llevan a conclusiones, según el neurólogo Donald Calne, al diferenciar el distintivo entre la razón y la emoción; por cierto una añeja polémica filosófica. El redescubrimiento de las emociones y su impacto en la gente, potenciado por las redes sociales, ha impulsado a ponerlas en el centro de la política y de las campañas electorales. Las posibilidades que abren las tecnologías de la información para segmentar y virtualmente personalizar el mensaje, así como abatir los costos de las campañas electorales, favorecen que el debate y la comunicación política se trasladen a las redes sociales. Y, en particular, que en estos ámbitos reinen las emociones sobre las razones. El papel tan importante que juegan en la vida social hoy en día ha hecho que se recurra a las neurociencias y a la biología para comprender la función fundamental que tienen las emociones en el desarrollo de la razón. (En tanto, radio y TV tienden a perder protagonismo, al menos por ahora. La prensa escrita tal vez sea reservada para el análisis puntual y profundo). Esta es la propuesta que hace Antoni Gutiérrez-Rubí en su libro Gestionar las emociones políticas, que he citado en este espacio. La neurociencia coloca a la poesía y al arte, a la risa y a la ironía, en el corazón de lo propiamente humano y en el arma más poderosa de la humanidad para enfrentar el determinismo que parece reducirnos a máquinas que hacemos siempre lo mismo (como revelan los algoritmos) y a reacciones neuroquímicas que echan por tierra el libre albedrío o capacidad para elegir a voluntad y libremente. Quizá ahora entendemos los límites de estos conceptos filosóficos, pero también los resquicios que nos libran de ser reducidos a meros zombis. Así, la Universidad de Bergen, Noruega, reunió en un estudio a un grupo de matemáticos y de psicólogos que demostraron empíricamente que la simetría y la claridad, que son lo que la conciencia humana concibe como hermoso y bello es lo verdadero. Belleza y verdad se hermanan (tomado del libro citado). Octavio Paz decía que la poesía es otra forma de acercarnos a la verdad y el conocimiento. Hoy estas verdades son trasladadas al campo de la política para escapar de la tiranía y tratar de elaborar un programa político que hable a los sentimientos de las personas, que las emocione y las incite a la acción para salvar a la democracia y reformar el sistema económico y político, de manera que nuevamente el hombre y sus necesidades sean los ejes de la política. Escribe Antoni Gutiérrez-Rubí: “(…) Estamos en un momento altamente voluble e incierto. Entender las emociones profundas, comprender los miedos, atender las sensibilidades. No hay otro camino si se quiere que la política democrática pueda canalizar los humores sociales en objetivos políticos”. El autor, quien asesoró a Gustavo Petro para que triunfara en las elecciones presidenciales de Colombia, analiza tanto el potencial de las redes sociales para favorecer el cambio como sus riesgos. Observa que el like le gana la partida al think. La superabundancia de información propicia que nos ocupe con afán la búsqueda de la novedad al grado que dejamos de pensar para buscar. Es la mayor manifestación de la inmediatez. Por ello la reflexión sucumbe ante las reacciones. Y advierte un fenómeno que me parece fundamental para entender la profundidad de la transformación social en el que estamos inmersos: “(…) El gran cambio: la reputación se enfrenta al ranking digital como el gran ordenador del mérito o del conocimiento”. Influencers vs los expertos. La devaluación del conocimiento frente a los mercadólogos. La tiranía del márquetin. Este nuevo régimen plantea desafíos sin paralelo a la democracia y a la vida civilizada. Ahora los influencers tienen el poder de cambiar la conversación social, el curso de la política y de los acontecimientos. He ahí la enorme importancia que tiene atender la indignación social contra el statu quo. En tanto, cabe que políticos y estudiosos democráticos aprendan a gestionar las emociones políticas para evitar el precipicio. Cuando la emoción de gusto y enojo, bueno y malo, sustituye a las relaciones causa-efecto, la manipulación de los sentimientos es el nuevo ordenador de la vida pública. Reinan capricho e impaciencia. Sociedad de infantes perennes: volubles y peligrosos. El corto plazo y la inmediatez tienden a enceguecer e impedir la planeación y la acción política de mediano y largo plazo. Un desafío para la democracia y la vida misma del planeta, amenazada por el cambio climático. Si bien Gutiérrez-Rubí no se ocupa en este libro de entender y analizar las causas que hacen que los sentimientos de las personas estén a flor de piel (que desde mi perspectiva son la precariedad e inseguridad económica, como ha ocurrido en otras etapas de la historia humana), sí es una guía útil para que los políticos democráticos entiendan la importancia de considerar los sentimientos de la gente y comprendan sus motivaciones para guiar el cambio. Es un incentivo para analizar las causas del gran malestar de nuestros días." ["post_title"]=> string(29) "Las emociones en la política" ["post_excerpt"]=> string(138) "Las emociones y la política están íntimamente ligadas en nuestros días, mientras que la reflexión racional queda en un segundo plano." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(28) "las-emociones-en-la-politica" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-22 10:59:09" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-22 15:59:09" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83606" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16267 (24) { ["ID"]=> int(83230) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-13 10:01:17" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-13 15:01:17" ["post_content"]=> string(5115) "Un lunes complejo, a días todavía de la quincena, pareciera que debemos todo;  el fin de semana discutiendo que si la reina, la monarquía, quién sí y quién no… Me doy cuenta de que es cierta la premisa que reza “Lo que te choca te checa”,  fue una buena reina porque aceptó de cierta forma a las minorías y eso es algo plausible. Como siempre, nos ofendemos por la discriminación de otros cuando somos los que más segregamos. A punto de dormir, consciente de que todo lo que se diga, piense o entienda los días lunes debe de ser anulado por salud mental, me envuelvo en mis cobijas como taco con copia (doble tortilla para los que no sepan) y trato de entender el mundo desde mi condición de mujer, sí privilegiada, heterosexual, no tan blanca –digamos beige obscuro–, afortunada de haber nacido en una época en la que los derechos humanos son cada vez más una realidad que una fantasía, pienso y no entiendo, por qué hablamos de un piso parejo y hacemos todo lo posible por “Desemparejar” el piso del otro. Muchas veces ni siquiera es obtener lo que el de al lado tiene, lo más triste es no querer que el otro tenga lo mismo que nosotros. No queremos migrantes, pero nos ufanamos de tener apellidos europeos, no queremos pagar impuestos pero exigimos condiciones de primer mundo, no queremos ver pobres pero estamos en contra de los programas de ayuda social, nos duelen la niñez abandonada y maltratada pero no soportamos la idea de las familias homoparentales como una opción que daría hogar a miles de niños que no tienen la esperanza de pertenecer a ningún tipo de familia, porque sería un mal ejemplo para ellos, qué importa si se les niega la oportunidad de un hogar con amor y sin rechazo, de una educación formal, de una seguridad financiera, del derecho a la salud y el bienestar, de un futuro no tan obscuro como el que el destino les dio en un principio  Somos muy contradictorios e incongruentes. Un discurso más sobre el tema de los matrimonios y las familias homoparentales me hace dudar si realmente somos la cabeza de la cadena alimenticia o la peor parte de la creación. La gente sigue marchando exigiendo que los gays no puedan tener hijos y decidiendo quién sí tiene el derecho a la paternidad. ¿Por qué? Y ya por último, "La Base de la Sociedad"  ¡somos todos! Si no lo grito me enfermo, pero la base de la sociedad somos todos, individualmente, y en equipo, todos y todas las que trabajamos, fortalecemos la economía, generamos dinero y más empleos, nos dividimos en mil para que no le falte nada a nuestra familia ni en lo económico ni en lo emocional, también la gente soltera, también los divorciados, también las parejas sin hijos, las familias reconstruidas, la gente que adopta con amor a los hijos de su pareja, porque todos actuamos y tenemos un rol, ¿Qué le pasa a la gente que nos segrega por no ser el  modelo convencional Papa, mama, hijitos? Que suerte tuvieron las que encontraron a su media naranja y fueron fértiles, y también las que tienen el estómago para soportar lo que muchas no estuvimos dispuestas, pero ¿qué creen? Gracias a los que trabajamos y movemos la economía de este país varias de ustedes pueden tomarse el tiempo para quedarse en casa, ¿Y saben otra cosa? Lo que fortalece a las sociedades es la diversidad, la inclusión y la variedad de ideologías y actividades. Todos tenemos los mismos derechos, valemos lo mismo y tenemos las mismas obligaciones, y es retrógrada e injusto como fue la Inquisición, el holocausto, la esclavitud, que se considere ciudadanos de segunda a la gente con diferentes preferencias o formas de pensar, y que prefieran ver niños en la calle expuestos a lo peor a que sean educados y queridos por parejas homoparentales o por madres o padres solteros, eso es terriblemente egoísta. ¿Por qué no se ponen a pensar por un segundo qué es lo que los niños preferirían? ¿O de plano están dispuestos a hacer espacio en sus casas para que estos niños se vayan a vivir con ustedes y disfruten del modelo de familia perfecto? ¿Por qué no tenemos la misma voluntad para pelear contra la corrupción, la violencia o el hambre? Lo importante no es el tipo de pareja que prefieras para tener sexo sino cómo y cuánto la amas, lo que importa no es cómo se conforma una familia sino el respeto y amor que hay entre sus miembros. Creo que una sociedad a la que le importa más quien tiene derecho o no, que mueran de hambre, infecciones y violencia todos los días seres humanos en la calle tiene mucho que recapacitar. Cierro los ojos, mañana ya no será lunes y tal vez podamos sentir con más claridad y pensar con más aceptación y respeto." ["post_title"]=> string(50) "Familias disfuncionales, un derecho de la sociedad" ["post_excerpt"]=> string(111) "Lo que fortalece a las sociedades es la diversidad, la inclusión y la variedad de ideologías y actividades. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(49) "familias-disfuncionales-un-derecho-de-la-sociedad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-13 11:10:50" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-13 16:10:50" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83230" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(58) ["max_num_pages"]=> float(29) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "9629df0b25836ab4e98296a42f982696" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Familias disfuncionales, un derecho de la sociedad

Lo que fortalece a las sociedades es la diversidad, la inclusión y la variedad de ideologías y actividades.

septiembre 13, 2022

Las emociones en la política

Las emociones y la política están íntimamente ligadas en nuestros días, mientras que la reflexión racional queda en un segundo plano.

septiembre 22, 2022




Más de categoría

20 Muertos

Todos los días vivimos en verdadera tribulación. Todos los días le pedimos a Dios Nuestro Señor que no nos...

octubre 6, 2022

De Frente y Claro | CDMX: ¿haciendo historia?

Promoviéndose en una plena y abierta precampaña, Claudia Sheinbaum hizo lo que ningún Regente de la Ciudad, ni jefe...

octubre 6, 2022

Grupo Firme y la doble moral

México es un país clasista y racista, aunque la vox populi rara vez lo reconoce. 

octubre 6, 2022

Grooming: consecuencias y prevención

Los riesgos del grooming son muchos y los más vulnerables son los usuarios de plataformas con conexión a Internet,...

octubre 6, 2022