Enfermo, sí, pero sin saltarse la fila para vacunarse

En todo el mundo el titánico e inédito esfuerzo de la humanidad para producir, distribuir y aplicar un medicamento (una vacuna en este caso) supone un caos que es patente ya en España, por citar un ejemplo...

27 de enero, 2021

En todo el mundo el titánico e inédito esfuerzo de la humanidad para producir, distribuir y aplicar un medicamento (una vacuna en este caso) supone un caos que es patente ya en España, por citar un ejemplo de un país con hondos e indisolubles lazos con México. España registra escándalos por funcionarios públicos que arbitraria y prepotentemente se vacunaron sin que aún les correspondiera. El caso ha tenido implicaciones políticas: dimisiones e intentos, los más ridículos, de justificación por parte de dichos servidores públicos, que van desde altos mandos militares hasta concejales de algunas provincias. Lo anterior sin citar el hecho de que la vacunación lleva un desfase con el calendario programado por el gobierno, mismo fenómeno que, por simple lógica, sucederá en la inmensa mayoría de los países, ya sean desarrollados o no, repetimos, por lo gigante e inédito del reto afrontado.

En México, ya se empezaban a dar los actos deshonestos y “gandallas” por parte de autoridades de distinto nivel y orden al “saltarse la fila”, y sin más, algunos con lujo cínico de publicarlo en sus redes sociales.

El presidente Andrés Manuel López Obrador se enfermó trabajando sin descanso, por cierto. No enfermó por estar en fiestas, reuniones, salidas a la calle innecesarias y viajes irresponsables, como una importante parte del azote de la pandemia en México tiene por origen. López Obrador podrá gustar o no, no se vacunó cuándo lo más fácil era haberlo hecho desde hace incluso meses, sin que esto, y lo afirmo a título personal, hubiera supuesto algo negativo para el país; al contrario, estoy convencido que la salud de un líder de las dimensiones de Andrés Manuel, máxime en un país con una tradición ultrapresidencialista y por ende, un sistema donde el famoso “estilo personal de gobernar” (del que tanto se ha hablado en México desde el homónimo libro escrito por Cosío Villegas, publicado durante el sexenio de Luis Echeverria) define en buena medida los destinos de la Nación en su conjunto, mismas circunstancias por las que en mi sentir personal, se debió haber vacunado. Razón de Estado y secreto de Estado caben y se justifican en un escenario como el que vivimos desde hace casi ya un año. Esto último, incluso, entraría en la línea de pensamiento y acción de AMLO: justicia por encima de legalidad. Sin embargo, el presidente decidió no hacerlo, tratando de poner un ejemplo al resto de mexicanos que pretenden aprovecharse de su situación económica, social o política para brincarse la famosa fila en el turno de la aplicación masiva de las vacunas, proceso que ya está en franca marcha en México.

    Deseamos muchos millones, los más, la pronta y exitosa recuperación del presidente y, sobre todo, sirva su ejemplo para que poco  a poco nos vayamos sacudiendo lastres como el clasismo, la prepotencia, la corrupción y la falta creciente de valores y empatía. AMLO se contagió como cualquier mexicano, de esos que son parte de la inmensa reserva moral que hay en el México del que habla el presidente y que engloba a todos los que, a diario y por la responsabilidad de llevar el pan de manera honrada a sus hogares, ponen su vida en riesgo jornada a jornada.

Comentarios
object(WP_Query)#17666 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(60732) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "24-09-2021" ["before"]=> string(10) "22-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(60732) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "24-09-2021" ["before"]=> string(10) "22-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17665 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17672 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17673 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "24-09-2021" ["before"]=> string(10) "22-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-09-24 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-10-22 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (60732) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17662 (24) { ["ID"]=> int(71563) ["post_author"]=> string(2) "38" ["post_date"]=> string(19) "2021-10-14 09:53:44" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-10-14 14:53:44" ["post_content"]=> string(7768) "Desde que se conoció el “proyecto” de construir la refinería de “Dos Bocas” en Tabasco, iniciaron los problemas para éste, uno de los tres llamados proyectos insignia de López. Pero fiel a su terquedad y defendiendo sus ocurrencias con base en imposiciones mostrando y demostrando su autoritarismo, a pesar de todas las observaciones, opiniones y críticas al respecto, López sigue adelante. DE CINCO, SOLAMENTE UNA, SI ES QUE LO LOGRA Como el cuento de los perritos, de cinco refinerías que prometió construir López, solamente intenta construir una. El 14 de febrero del 2016, en las asambleas informativas en Tlaxcoapan y en Atotonilco de Tula, Hidalgo, López en su carácter de presidente del Comité Ejecutivo Nacional de MORENA, se comprometió a que en el 2018 se construirán cinco refinerías:  “Nosotros vamos a construir cinco refinerías, no vamos a vender petróleo crudo al extranjero, todo se procesará en el país, porque necesitamos crear empleos (…) Nosotros tenemos que apostar a lo que se conoce como desarrollo sustentable, tiene que haber producción, tiene que haber empleo, claro que tienen que haber industrias, tiene que haber desarrollo, pero al mismo tiempo tenemos que cuidar el medio ambiente, porque eso significa la vida de los seres humanos. El copetón irresponsable y corrupto de Enrique Peña Nieto canceló ya la construcción de la refinería en Hidalgo”. Y, reitero, de su promesa de cinco, solamente se quedó en PRETENDER construir una “casualmente” en Tabasco. Pero, insisto, desde que dio a conocer su proyecto ha tenido muchos problemas, como que las dimensiones del terreno no le dan para lo que habían supuestamente diseñado y la modificaron. Se le advirtió que en tiempo de lluvias ese terreno se inunda, y terco como es, le valió. Y ya se la ha inundado varias veces, pero estoicamente sigue adelante.  A todo lo anterior, se le suma que el 12 de octubre del 2021 nos enteramos de que trabajadores de la empresa ICA Fluor contratados para la construcción de la refinería Dos Bocas iniciaron un paro para exigir mejores condiciones laborales y crear un nuevo sindicato que salga en su defensa. De acuerdo a la información que se difundió, alrededor de 300 trabajadores de la empresa constructora mexicana ICA Fluor, uno de los primeros contratistas en obtener uno de los primeros seis paquetes de licitación para el nuevo complejo, demandan mejores salarios, pago de horas extras, mayor seguridad, equipos de protección y mejores prestaciones, denunciando que los obligan a trabajar horas extras, pero no se las quieren pagar. A través de videos difundidos por los propios empleados, dan fe de que algunos de ellos se retiran de las labores negándose a trabajar mientras no se resuelvan sus demandas, asimismo, otros empleados cerraron los accesos al complejo. De inmediato –obvio, se trata de un proyecto prioritario de su jefe López– elementos de la Secretaría de Marina llegaron a las instalaciones de la nueva refinería tomando el control de algunas plantas, “supuestamente”, para que no se afecte el programa de trabajo. Este paro de octubre es ya el segundo de 2021; el primero fue en febrero, llegando al extremo de agresiones, y sus exigencias eran las mismas que este 12 de octubre, mejores condiciones laborales y el pago de las horas extras que laboran. No hay que olvidar, que López se comprometió a que la refinería quedaría en funciones el 22 de julio del 2022. NUEVAS AGRESIONES Las agresiones volvieron a aparecer en este paro de la refinería el 13 de octubre del 2021. A través de redes sociales, los trabajadores de ICA informaron que al menos tres de sus compañeros fueron heridos y aunque no ha sido confirmado por las autoridades, se comenta que uno de los heridos fue lesionado de bala. Durante las protestas que iniciaron el 12 de octubre del 2021 por parte de 3 mil trabajadores, el 13 de octubre fueron dispersados por elementos de la Policía Estatal y de la Guardia Nacional con forcejeos y empujones, razón por la cual algunos trabajadores resultaron heridos. En un video que circula en redes sociales, se ve a uno de los trabajadores que protestaban, ser auxiliado por sus compañeros y trasladado en un transporte público conocido como "pochimovil" para llevarlo a un hospital del municipio de Paraíso. Es muy grave que esto suceda porque refleja que ante la fecha que se autoimpuso López de tener lista la única refinería, en julio del 2022, después de su falsa promesa de que serían CINCO, y ante el tiempo que se ha perdido por las inundaciones en el terreno donde se construye, ahora pretendan a marchas forzadas que los trabajadores la terminen.  Y lo peor no es solamente forzarlos con los enormes riesgos que esto representa como jornadas exhaustivas, que por cansancio puedan poner en riesgo sus vidas y las de sus compañeros, además de carecer de las medidas de seguridad respectivas, todavía con ello, no quieran pagarles las horas extras respectivas. Pero si López no le hace caso al Fondo Monetario Internacional (FMI) que le recomendó a Petróleos Mexicanos (Pemex) posponer la construcción de la refinería en Dos Bocas (Tabasco) para reducir sus gastos y poder solventar así su situación económica actual, así como vender activos no esenciales, reformar su costoso plan de pensiones y enfocarse en campos rentables para reducir sus costos, ¿qué casó les harán a estas demandas laborales de los trabajadores, que, aunque la demanda es a la empresa que los contrató, la urgencia en que esté terminada en julio del 2022, es de López?  Esta sugerencia del FMI fue basándose en las pérdidas de Pemex, que se han convertido en una carga para los contribuyentes y desplazando otros usos más productivos de los recursos fiscales. Asimismo, también sugirió que México endurezca gradualmente su política monetaria que permita lidiar con los efectos socioeconómicos de la pandemia de COVID-19. Y una postura fiscal más acomodaticia en 2022, seguida de un aumento permanente adicional en el gasto del 1.5 % del producto interno bruto (PIB) en 2023 y 2024 que podrían tener importantes beneficios sociales y económicos para el país. Pero López fiel a su terquedad y ocurrencias, aplicando aquello de “voy derecho no me quito, si me pegan me desquito”, sigue adelante sin importarle los miles de millones que está gastando y los enormes riesgos que representa su inútil refinería.  Seguramente 30 millones de ilusos están felices con esto, dado que por ello le dieron su voto que lo llevó a ser presidente y a estar acabado con el país. En sus conciencias, si es que la tienen, lo llevarán.  ... *Las opiniones expresadas en los artículos de esta página son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la postura editorial de este portal.  " ["post_title"]=> string(85) "De Frente Y Claro | PAROS Y AGRESIONES EN LA CONSTRUCCIÓN DE LA REFINERÍA DOS BOCAS" ["post_excerpt"]=> string(93) "Cada día hay más problemas y conflictos en una de las tres grandes ocurrencias de López. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(81) "de-frente-y-claro-paros-y-agresiones-en-la-construccion-de-la-refineria-dos-bocas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-10-14 09:53:44" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-10-14 14:53:44" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=71563" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17605 (24) { ["ID"]=> int(71341) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2021-10-08 08:43:05" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-10-08 13:43:05" ["post_content"]=> string(10974) "Durante las últimas semanas no he dejado de hacer énfasis en la importancia que para el ser humano tiene la construcción de narrativas que le permitan entender el mundo en el que vive y para moldear el mundo en que quisiera vivir.   Sin embargo somos testigos, cada vez con más estupor y desconcierto, de una dinámica contradictoria y perniciosa: mientras los desafíos humanos se hacen cada vez más intrincados y complejos, conforme las variables que intervienen en un mismo fenómeno se multiplican y entrelazan, y mientras las consecuencias de nuestras acciones colectivas nos ponen en mayor riesgo de inviabilidad como sociedad, civilización y especie, nosotros intentamos explicarlos con mayor superficialidad y resolverlos con medidas cada vez más parciales y desarticuladas.  En lo político, la demagogia y el populismo utilizados por izquierdas y derechas por igual, con el único propósito de hacerse de, o de conservar el poder, hacen promesas grandilocuentes e imposibles, simplificándolo todo hasta niveles tan absurdos que el problema planteado de disuelve en el discurso, aunque lamentablemente en la realidad no sólo persiste, sino que suele agravarse. Y esta dinámica puede verse en infinidad de vertientes: pobreza, educación, violencia, sólo por citar algunos, son problemas nacionales de la más profunda importancia que ninguno de los gobiernos recientes ha sabido atacar de fondo, aun cuando en el discurso han asegurado tener las soluciones adecuadas.    En lo individual las cosas funcionan por el estilo. Como individuos nos refugiamos cada vez más en la banalidad, en la inmediatez de los estímulos digitales, en las redes sociales, en la moda y el esnobismo, en contenidos superficiales y de consumo inmediato, buscamos entretenimiento sin esfuerzo, reduciendo, sin darnos cuenta, nuestra capacidad de concentración, dispersándonos cada vez más y naufragando en un océano de estímulos que fatigan y aturden nuestra comprensión, con lo que cada vez estamos menos propensos y dispuestos a explorar y entender de verdad la complejidad de nuestra vida y de nuestra sociedad.  El esfuerzo interior que implica entregarnos a la frivolidad es mucho mayor de lo que imaginamos. Al cabo de unas horas de bombardeo digital, quedamos vacíos, mentalmente exhaustos y saturados, sin la energía vital para asumir los auténticos compromisos de fondo que involucran todos los aspectos de nuestra vida –familiar, relacional, profesional, etc.– y para lo único que nos queda fuerza es para continuar sumergidos en la atrayente y adictiva contemplación de nuestros celulares y tabletas.  Lo anterior se complica ante otro fenómeno desconcertante. Conforme los retos que enfrentamos como humanidad asumen cada vez más  una dimensión global, conforme sus posibles soluciones resultan más intrincadas e interconectadas entre naciones, resulta cada vez más difícil construir narrativas que por un lado permitan explicar la dimensión exacta del panorama local y la inserten en el amplio y profundo panorama del problema global.  Esto acarrea consecuencias múltiples y una de ellas, a manera de ejemplo, se está dando en la política. En distintas latitudes del planeta la democracia ha entrado en una especie de crisis. El votante ha comenzado a descreer en ella como el único sistema capaz de llevarnos a un siguiente nivel de desarrollo y tengo la impresión de que esta decepción se alimenta de la tendencia a buscar resolver problemas complejos con narrativas simples.  El político en campaña promete soluciones imposibles, pero fáciles en el discurso. El votante lo escucha y descansa interiormente entregándose a la creencia de que aquello es posible y que en esta ocasión no le habrán de fallar. Una vez en el cargo, como era lógico, no se consigue cambiar nada y la decepción se acrecienta, hasta que el siguiente candidato hace lo mismo. Así, una y otra vez, hasta que el votante, decepcionado del sistema, voltea a un lado y al otro en busca de un nuevo salvador.   Este estado de ánimo social es auténtica tierra fértil para los populismos, tanto de izquierda como de derecha, que simplifican aun más las cosas, al grado de caricaturizarlas, ofreciendo soluciones simples y de otras épocas a problemas complejos e inexistentes en etapas previas de la historia humana. Esta fórmula resulta muy atractiva para el electorado porque lo releva de cualquier responsabilidad. Y sería perfecta para nuestro tiempo de no ser porque lejos de resolver algo, complica y ahonda los problemas sociales y globales.  Pensemos en la decisión del expresidente Donald Trump de abandonar unilateralmente en 2016 el Acuerdo de París, sin importar ni los compromisos adoptados por su predecesor ni mucho menos las consecuencias globales de que la economía más grande del mundo dé la espalda al problema ambiental que nos amenaza. La narrativa del expresidente Trump era simple y atractiva para su votante en la unión americana: make America great again… pero ¿de que podría servir esa promesa si no hay planeta para materializarla? Sin embargo Trump actuó los cuatro años de su gobierno como si de verdad no entendiera la complejidad y las implicaciones del problema ambiental para el mundo entero, incluidos los norteamericanos que respiran el mismo aire y habitan la misma atmósfera que los hindúes, los chinos o los islandeses.  Es verdad que se trata de problemas invisibles y de apariencia lejana, que no está en nuestra mano resolver, pero de los que somos parte. Vivimos en los tiempos más complejos que haya registrado la historia de la humanidad. Nunca un ser humano común y corriente había tenido que vivir cotidianamente rodeado de tantas variables, con tantas alternativas, opciones, riesgos y desafíos, tanto en lo personal como colectivo. No hay referentes en el pasado que retraten con fidelidad la realidad humana del siglo XXI y por ello no hay forma de que encontremos respuesta a los problemas del presente aplicando soluciones inviables por lo superadas.  Necesitamos “refrescar nuestra conexión” con la realidad, dar un paso atrás para ampliar nuestra perspectiva y releer al mundo desde una óptica más compleja e interdependiente que nos permita entender de una buena vez que no existen problemas generales que sean provocados por una sola causa y por lo tanto tampoco las soluciones llegarán por esta vía.   Pensemos un ejemplo individual: ¿por qué no puedo bajar de peso? Pareciera que la respuesta es simple y que podría aplicarse una solución que resuelva el problema de manera general: deja de comer carbohidratos.  No hay duda que esta solución podría funcionar en determinadas circunstancias y en el corto plazo, pero en la vida real, nuestra relación colectiva y particular con la comida tiene que ver con una enorme gama de factores que van desde los cambios históricos en los modos de industrializar los alimentos, pasando por nuestra historia familiar y personal, nuestra genética, la sobreabundancia de alimentos chatarra, por nuestra subjetividad, nuestra psicología, nuestro metabolismo, nuestros horarios y costumbres (quizá no nos da tiempo de detenernos a comer sano), con las costumbres de nuestros amigos y de nuestra gente cercana (quizá sentarnos a beber coca y comer Doritos frente a la TV es la manera como nos relacionamos con nuestra pareja, nuestros hijos, lo que hace dicho hábito difícil y emocionalmente costoso de abandonar) y un larguísimo etcétera. Y podríamos seguir por páginas y páginas enumerando aspectos que influyen de un modo u otro en la manera en que cada persona se relaciona de forma particular con la comida, lo que hace imposible que una sola medida, un único remedio sirva siempre y para todos.  En este caso se trataría de entender la importancia del problemas y la necesidad de atenderlo en aras de tener una buena salud presente y futura, tomárselo en serio e ir implementando hábitos y rutinas que de forma sinérgica modifiquen nuestra relación con los alimentos sin atentar contra nuestros modos de socializar y relacionarnos con los demás y con el mundo. Como se ve, un problema complejo e importante no es susceptible de resolverse con decisiones triviales tomadas sobre las rodillas.    Este ejemplo es extensivo a casi cualquier interacción que llevemos a cabo con la realidad. El punto es comprender que todos los fenómenos que nos afectan en un sentido u otro son producidos por infinidad de factores, y que simplificar demasiado las variables conlleva no resolver nada.  Por eso las soluciones simples y generales casi nunca resuelven nada y suelen agravar el problema original, como en el ejemplo de dejar de comer carbohidratos –o sus equivalentes en otros ámbitos, como podría ser: para combatir la pobreza, otorgar magnánimamente una pensión minúscula sin tomar en cuenta temas como alimentación, transporte, educación, oportunidades laborales, reconstrucción saludable de vínculos afectivos y familiares que eviten violencia y la descomposición familiar, etc., que favorezcan que realmente los grupos vulnerables abandonen esa situación–. Nos guste o no reconocerlo, el mundo que habitamos en el siglo XXI es mucho más complejo e incierto y cambia con mucha mayor rapidez que nunca en la historia humana. En las últimas dos generaciones nuestra forma de vida se ha alterado hasta niveles inimaginables y la tendencia es continuar por ese camino, aunque casi seguro a un ritmo de transformación aun mayor. No queda sino aceptar que no es un tema de mera voluntad y que las narrativas que construyamos para explicar y resolver los desafíos que nos aquejan deberán tomar en cuenta este escenario de complejidad creciente.    Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook:  Juan Carlos Aldir  " ["post_title"]=> string(41) "El reto de construir narrativas complejas" ["post_excerpt"]=> string(218) "En este siglo, nuestra forma de vida se ha alterado hasta niveles inimaginables. Las narrativas que construyamos para explicar y resolver los desafíos que nos aquejan deberán tomar en cuenta este complejo escenario " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(41) "el-reto-de-construir-narrativas-complejas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-10-08 08:43:05" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-10-08 13:43:05" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=71341" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17662 (24) { ["ID"]=> int(71563) ["post_author"]=> string(2) "38" ["post_date"]=> string(19) "2021-10-14 09:53:44" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-10-14 14:53:44" ["post_content"]=> string(7768) "Desde que se conoció el “proyecto” de construir la refinería de “Dos Bocas” en Tabasco, iniciaron los problemas para éste, uno de los tres llamados proyectos insignia de López. Pero fiel a su terquedad y defendiendo sus ocurrencias con base en imposiciones mostrando y demostrando su autoritarismo, a pesar de todas las observaciones, opiniones y críticas al respecto, López sigue adelante. DE CINCO, SOLAMENTE UNA, SI ES QUE LO LOGRA Como el cuento de los perritos, de cinco refinerías que prometió construir López, solamente intenta construir una. El 14 de febrero del 2016, en las asambleas informativas en Tlaxcoapan y en Atotonilco de Tula, Hidalgo, López en su carácter de presidente del Comité Ejecutivo Nacional de MORENA, se comprometió a que en el 2018 se construirán cinco refinerías:  “Nosotros vamos a construir cinco refinerías, no vamos a vender petróleo crudo al extranjero, todo se procesará en el país, porque necesitamos crear empleos (…) Nosotros tenemos que apostar a lo que se conoce como desarrollo sustentable, tiene que haber producción, tiene que haber empleo, claro que tienen que haber industrias, tiene que haber desarrollo, pero al mismo tiempo tenemos que cuidar el medio ambiente, porque eso significa la vida de los seres humanos. El copetón irresponsable y corrupto de Enrique Peña Nieto canceló ya la construcción de la refinería en Hidalgo”. Y, reitero, de su promesa de cinco, solamente se quedó en PRETENDER construir una “casualmente” en Tabasco. Pero, insisto, desde que dio a conocer su proyecto ha tenido muchos problemas, como que las dimensiones del terreno no le dan para lo que habían supuestamente diseñado y la modificaron. Se le advirtió que en tiempo de lluvias ese terreno se inunda, y terco como es, le valió. Y ya se la ha inundado varias veces, pero estoicamente sigue adelante.  A todo lo anterior, se le suma que el 12 de octubre del 2021 nos enteramos de que trabajadores de la empresa ICA Fluor contratados para la construcción de la refinería Dos Bocas iniciaron un paro para exigir mejores condiciones laborales y crear un nuevo sindicato que salga en su defensa. De acuerdo a la información que se difundió, alrededor de 300 trabajadores de la empresa constructora mexicana ICA Fluor, uno de los primeros contratistas en obtener uno de los primeros seis paquetes de licitación para el nuevo complejo, demandan mejores salarios, pago de horas extras, mayor seguridad, equipos de protección y mejores prestaciones, denunciando que los obligan a trabajar horas extras, pero no se las quieren pagar. A través de videos difundidos por los propios empleados, dan fe de que algunos de ellos se retiran de las labores negándose a trabajar mientras no se resuelvan sus demandas, asimismo, otros empleados cerraron los accesos al complejo. De inmediato –obvio, se trata de un proyecto prioritario de su jefe López– elementos de la Secretaría de Marina llegaron a las instalaciones de la nueva refinería tomando el control de algunas plantas, “supuestamente”, para que no se afecte el programa de trabajo. Este paro de octubre es ya el segundo de 2021; el primero fue en febrero, llegando al extremo de agresiones, y sus exigencias eran las mismas que este 12 de octubre, mejores condiciones laborales y el pago de las horas extras que laboran. No hay que olvidar, que López se comprometió a que la refinería quedaría en funciones el 22 de julio del 2022. NUEVAS AGRESIONES Las agresiones volvieron a aparecer en este paro de la refinería el 13 de octubre del 2021. A través de redes sociales, los trabajadores de ICA informaron que al menos tres de sus compañeros fueron heridos y aunque no ha sido confirmado por las autoridades, se comenta que uno de los heridos fue lesionado de bala. Durante las protestas que iniciaron el 12 de octubre del 2021 por parte de 3 mil trabajadores, el 13 de octubre fueron dispersados por elementos de la Policía Estatal y de la Guardia Nacional con forcejeos y empujones, razón por la cual algunos trabajadores resultaron heridos. En un video que circula en redes sociales, se ve a uno de los trabajadores que protestaban, ser auxiliado por sus compañeros y trasladado en un transporte público conocido como "pochimovil" para llevarlo a un hospital del municipio de Paraíso. Es muy grave que esto suceda porque refleja que ante la fecha que se autoimpuso López de tener lista la única refinería, en julio del 2022, después de su falsa promesa de que serían CINCO, y ante el tiempo que se ha perdido por las inundaciones en el terreno donde se construye, ahora pretendan a marchas forzadas que los trabajadores la terminen.  Y lo peor no es solamente forzarlos con los enormes riesgos que esto representa como jornadas exhaustivas, que por cansancio puedan poner en riesgo sus vidas y las de sus compañeros, además de carecer de las medidas de seguridad respectivas, todavía con ello, no quieran pagarles las horas extras respectivas. Pero si López no le hace caso al Fondo Monetario Internacional (FMI) que le recomendó a Petróleos Mexicanos (Pemex) posponer la construcción de la refinería en Dos Bocas (Tabasco) para reducir sus gastos y poder solventar así su situación económica actual, así como vender activos no esenciales, reformar su costoso plan de pensiones y enfocarse en campos rentables para reducir sus costos, ¿qué casó les harán a estas demandas laborales de los trabajadores, que, aunque la demanda es a la empresa que los contrató, la urgencia en que esté terminada en julio del 2022, es de López?  Esta sugerencia del FMI fue basándose en las pérdidas de Pemex, que se han convertido en una carga para los contribuyentes y desplazando otros usos más productivos de los recursos fiscales. Asimismo, también sugirió que México endurezca gradualmente su política monetaria que permita lidiar con los efectos socioeconómicos de la pandemia de COVID-19. Y una postura fiscal más acomodaticia en 2022, seguida de un aumento permanente adicional en el gasto del 1.5 % del producto interno bruto (PIB) en 2023 y 2024 que podrían tener importantes beneficios sociales y económicos para el país. Pero López fiel a su terquedad y ocurrencias, aplicando aquello de “voy derecho no me quito, si me pegan me desquito”, sigue adelante sin importarle los miles de millones que está gastando y los enormes riesgos que representa su inútil refinería.  Seguramente 30 millones de ilusos están felices con esto, dado que por ello le dieron su voto que lo llevó a ser presidente y a estar acabado con el país. En sus conciencias, si es que la tienen, lo llevarán.  ... *Las opiniones expresadas en los artículos de esta página son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la postura editorial de este portal.  " ["post_title"]=> string(85) "De Frente Y Claro | PAROS Y AGRESIONES EN LA CONSTRUCCIÓN DE LA REFINERÍA DOS BOCAS" ["post_excerpt"]=> string(93) "Cada día hay más problemas y conflictos en una de las tres grandes ocurrencias de López. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(81) "de-frente-y-claro-paros-y-agresiones-en-la-construccion-de-la-refineria-dos-bocas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-10-14 09:53:44" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-10-14 14:53:44" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=71563" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(47) ["max_num_pages"]=> float(24) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "b6f5bcb4ae5562b52739dc5b1a6bf6bf" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
De Frente Y Claro PAROS Y AGRESIONES EN LA CONSTRUCCIÓN DE LA REFINERÍA DOS BOCAS

De Frente Y Claro | PAROS Y AGRESIONES EN LA CONSTRUCCIÓN DE LA REFINERÍA DOS BOCAS

Cada día hay más problemas y conflictos en una de las tres grandes ocurrencias de López.

octubre 14, 2021

El reto de construir narrativas complejas

En este siglo, nuestra forma de vida se ha alterado hasta niveles inimaginables. Las narrativas que construyamos para explicar y resolver los...

octubre 8, 2021




Más de categoría

Reporte Mundial de Riesgos 2021. ¿Está preparado nuestro país para enfrentar riesgos?

México necesita revisar y mejorar los temas de vulnerabilidad y su capacidad para enfrentar desastres naturales.  

octubre 22, 2021

En busca de nuestro siguiente salto evolutivo

Enfrentamos un cambio de Era que será o bien nuestra perdición como especie, o bien nuestro siguiente paso evolutivo...

octubre 22, 2021
amlobartlettnahle

NADIE DE FUERA…

La iniciativa de reforma constitucional en materia eléctrica promovida desde la Presidencia de la República compromete la relación bilateral...

octubre 22, 2021

De Frente Y Claro | ¿LÓPEZ YA ACABÓ CON LA CORRUPCIÓN?

La reciente medición del nivel de Corrupción realizada por World Justice Project puso en jaque la credibilidad de la...

octubre 21, 2021