El reto de construir narrativas complejas

En este siglo, nuestra forma de vida se ha alterado hasta niveles inimaginables. Las narrativas que construyamos para explicar y resolver los desafíos que nos aquejan deberán tomar en cuenta este complejo escenario 

8 de octubre, 2021

Durante las últimas semanas no he dejado de hacer énfasis en la importancia que para el ser humano tiene la construcción de narrativas que le permitan entender el mundo en el que vive y para moldear el mundo en que quisiera vivir.  

Sin embargo somos testigos, cada vez con más estupor y desconcierto, de una dinámica contradictoria y perniciosa: mientras los desafíos humanos se hacen cada vez más intrincados y complejos, conforme las variables que intervienen en un mismo fenómeno se multiplican y entrelazan, y mientras las consecuencias de nuestras acciones colectivas nos ponen en mayor riesgo de inviabilidad como sociedad, civilización y especie, nosotros intentamos explicarlos con mayor superficialidad y resolverlos con medidas cada vez más parciales y desarticuladas. 

En lo político, la demagogia y el populismo utilizados por izquierdas y derechas por igual, con el único propósito de hacerse de, o de conservar el poder, hacen promesas grandilocuentes e imposibles, simplificándolo todo hasta niveles tan absurdos que el problema planteado de disuelve en el discurso, aunque lamentablemente en la realidad no sólo persiste, sino que suele agravarse. Y esta dinámica puede verse en infinidad de vertientes: pobreza, educación, violencia, sólo por citar algunos, son problemas nacionales de la más profunda importancia que ninguno de los gobiernos recientes ha sabido atacar de fondo, aun cuando en el discurso han asegurado tener las soluciones adecuadas.   

En lo individual las cosas funcionan por el estilo. Como individuos nos refugiamos cada vez más en la banalidad, en la inmediatez de los estímulos digitales, en las redes sociales, en la moda y el esnobismo, en contenidos superficiales y de consumo inmediato, buscamos entretenimiento sin esfuerzo, reduciendo, sin darnos cuenta, nuestra capacidad de concentración, dispersándonos cada vez más y naufragando en un océano de estímulos que fatigan y aturden nuestra comprensión, con lo que cada vez estamos menos propensos y dispuestos a explorar y entender de verdad la complejidad de nuestra vida y de nuestra sociedad. 

El esfuerzo interior que implica entregarnos a la frivolidad es mucho mayor de lo que imaginamos. Al cabo de unas horas de bombardeo digital, quedamos vacíos, mentalmente exhaustos y saturados, sin la energía vital para asumir los auténticos compromisos de fondo que involucran todos los aspectos de nuestra vida –familiar, relacional, profesional, etc.– y para lo único que nos queda fuerza es para continuar sumergidos en la atrayente y adictiva contemplación de nuestros celulares y tabletas. 

Lo anterior se complica ante otro fenómeno desconcertante. Conforme los retos que enfrentamos como humanidad asumen cada vez más  una dimensión global, conforme sus posibles soluciones resultan más intrincadas e interconectadas entre naciones, resulta cada vez más difícil construir narrativas que por un lado permitan explicar la dimensión exacta del panorama local y la inserten en el amplio y profundo panorama del problema global. 

Esto acarrea consecuencias múltiples y una de ellas, a manera de ejemplo, se está dando en la política. En distintas latitudes del planeta la democracia ha entrado en una especie de crisis. El votante ha comenzado a descreer en ella como el único sistema capaz de llevarnos a un siguiente nivel de desarrollo y tengo la impresión de que esta decepción se alimenta de la tendencia a buscar resolver problemas complejos con narrativas simples. 

El político en campaña promete soluciones imposibles, pero fáciles en el discurso. El votante lo escucha y descansa interiormente entregándose a la creencia de que aquello es posible y que en esta ocasión no le habrán de fallar. Una vez en el cargo, como era lógico, no se consigue cambiar nada y la decepción se acrecienta, hasta que el siguiente candidato hace lo mismo. Así, una y otra vez, hasta que el votante, decepcionado del sistema, voltea a un lado y al otro en busca de un nuevo salvador.  

Este estado de ánimo social es auténtica tierra fértil para los populismos, tanto de izquierda como de derecha, que simplifican aun más las cosas, al grado de caricaturizarlas, ofreciendo soluciones simples y de otras épocas a problemas complejos e inexistentes en etapas previas de la historia humana. Esta fórmula resulta muy atractiva para el electorado porque lo releva de cualquier responsabilidad. Y sería perfecta para nuestro tiempo de no ser porque lejos de resolver algo, complica y ahonda los problemas sociales y globales. 

Pensemos en la decisión del expresidente Donald Trump de abandonar unilateralmente en 2016 el Acuerdo de París, sin importar ni los compromisos adoptados por su predecesor ni mucho menos las consecuencias globales de que la economía más grande del mundo dé la espalda al problema ambiental que nos amenaza. La narrativa del expresidente Trump era simple y atractiva para su votante en la unión americana: make America great again… pero ¿de que podría servir esa promesa si no hay planeta para materializarla? Sin embargo Trump actuó los cuatro años de su gobierno como si de verdad no entendiera la complejidad y las implicaciones del problema ambiental para el mundo entero, incluidos los norteamericanos que respiran el mismo aire y habitan la misma atmósfera que los hindúes, los chinos o los islandeses. 

Es verdad que se trata de problemas invisibles y de apariencia lejana, que no está en nuestra mano resolver, pero de los que somos parte. Vivimos en los tiempos más complejos que haya registrado la historia de la humanidad. Nunca un ser humano común y corriente había tenido que vivir cotidianamente rodeado de tantas variables, con tantas alternativas, opciones, riesgos y desafíos, tanto en lo personal como colectivo. No hay referentes en el pasado que retraten con fidelidad la realidad humana del siglo XXI y por ello no hay forma de que encontremos respuesta a los problemas del presente aplicando soluciones inviables por lo superadas. 

Necesitamos “refrescar nuestra conexión” con la realidad, dar un paso atrás para ampliar nuestra perspectiva y releer al mundo desde una óptica más compleja e interdependiente que nos permita entender de una buena vez que no existen problemas generales que sean provocados por una sola causa y por lo tanto tampoco las soluciones llegarán por esta vía.  

Pensemos un ejemplo individual: ¿por qué no puedo bajar de peso? Pareciera que la respuesta es simple y que podría aplicarse una solución que resuelva el problema de manera general: deja de comer carbohidratos. 

No hay duda que esta solución podría funcionar en determinadas circunstancias y en el corto plazo, pero en la vida real, nuestra relación colectiva y particular con la comida tiene que ver con una enorme gama de factores que van desde los cambios históricos en los modos de industrializar los alimentos, pasando por nuestra historia familiar y personal, nuestra genética, la sobreabundancia de alimentos chatarra, por nuestra subjetividad, nuestra psicología, nuestro metabolismo, nuestros horarios y costumbres (quizá no nos da tiempo de detenernos a comer sano), con las costumbres de nuestros amigos y de nuestra gente cercana (quizá sentarnos a beber coca y comer Doritos frente a la TV es la manera como nos relacionamos con nuestra pareja, nuestros hijos, lo que hace dicho hábito difícil y emocionalmente costoso de abandonar) y un larguísimo etcétera. Y podríamos seguir por páginas y páginas enumerando aspectos que influyen de un modo u otro en la manera en que cada persona se relaciona de forma particular con la comida, lo que hace imposible que una sola medida, un único remedio sirva siempre y para todos. 

En este caso se trataría de entender la importancia del problemas y la necesidad de atenderlo en aras de tener una buena salud presente y futura, tomárselo en serio e ir implementando hábitos y rutinas que de forma sinérgica modifiquen nuestra relación con los alimentos sin atentar contra nuestros modos de socializar y relacionarnos con los demás y con el mundo. Como se ve, un problema complejo e importante no es susceptible de resolverse con decisiones triviales tomadas sobre las rodillas.   

Este ejemplo es extensivo a casi cualquier interacción que llevemos a cabo con la realidad. El punto es comprender que todos los fenómenos que nos afectan en un sentido u otro son producidos por infinidad de factores, y que simplificar demasiado las variables conlleva no resolver nada. 

Por eso las soluciones simples y generales casi nunca resuelven nada y suelen agravar el problema original, como en el ejemplo de dejar de comer carbohidratos –o sus equivalentes en otros ámbitos, como podría ser: para combatir la pobreza, otorgar magnánimamente una pensión minúscula sin tomar en cuenta temas como alimentación, transporte, educación, oportunidades laborales, reconstrucción saludable de vínculos afectivos y familiares que eviten violencia y la descomposición familiar, etc., que favorezcan que realmente los grupos vulnerables abandonen esa situación–.

Nos guste o no reconocerlo, el mundo que habitamos en el siglo XXI es mucho más complejo e incierto y cambia con mucha mayor rapidez que nunca en la historia humana. En las últimas dos generaciones nuestra forma de vida se ha alterado hasta niveles inimaginables y la tendencia es continuar por ese camino, aunque casi seguro a un ritmo de transformación aun mayor. No queda sino aceptar que no es un tema de mera voluntad y que las narrativas que construyamos para explicar y resolver los desafíos que nos aquejan deberán tomar en cuenta este escenario de complejidad creciente. 

 

Web: www.juancarlosaldir.com

Instagram:  jcaldir

Twitter:   @jcaldir   

Facebook:  Juan Carlos Aldir

 

Comentarios
object(WP_Query)#17651 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(71341) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "09-11-2021" ["before"]=> string(10) "07-12-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(71341) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "09-11-2021" ["before"]=> string(10) "07-12-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17650 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17659 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17660 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "09-11-2021" ["before"]=> string(10) "07-12-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-11-09 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-12-07 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (71341) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17647 (24) { ["ID"]=> int(73018) ["post_author"]=> string(2) "94" ["post_date"]=> string(19) "2021-11-29 13:25:07" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-11-29 18:25:07" ["post_content"]=> string(6933) "Hace más de 40 años se inició en México la construcción de un complejo andamiaje institucional en materia de obra pública que le diera certeza a la inversión pública, que garantizara la existencia de terrenos o derecho de vía en la construcción de camino y que se contara con proyectos ejecutivos, presupuestos confiables y programas de ejecución de los trabajos. Con el paso de los años, a partir de 1980 en que se publica la primera Ley en la materia (aunque la Constitución de 1917 hace referencia al tema en su Artículo 134), los gobiernos en turno, los Colegios de Ingenieros Civiles y de Arquitectos entre otras muchas organizaciones gremiales, de la mano del Congreso de la Unión, van dando forma a un robusto marco legal, normativo y reglamentario que, aunque  “poroso” ha dado paso a un esquema regulatorio para la inversión pública y privada, que involucra hoy acciones de: -Planeación democrática y prospectiva. -Protección y salvaguarda del medio ambiente, el medio natural, la flora y la fauna. -Negociación y socialización de adquisición de predios y derechos de vía (se crea el INDABIN, con el ánimo de contar con avalúos y reglas claras para adquisición y hasta expropiación de predios, como medida extrema). -Auditoría técnica y financiera de los procesos de ejecución de obras -Reglas para la formulación de bases de licitación y presentación de ofertas técnico-económicas. -Alcances y términos de referencia para la elaboración de proyectos de toda índole. -Modelos de contratación -Mecanismos para la formulación para la adjudicación de contratos:  -Por asignación directa -Licitación publica -Análisis de al menos tres propuestas -Precio alzado -Llave en mano -Etc. Atención a los retrasos de obra Si no se planean las obras, su inversión, sus fuentes de financiamiento y si no se cuenta con planes y proyectos, todas las obras públicas y privadas caen en retrasos. Si el gobierno federal quiere que sus obras se ejecuten en tiempo y costo, no puede, a más de dos años de iniciadas sus obras de infraestructura, ocultar la falta de cumplimiento en sus tiempos y costos –que lo han hecho enfrentar una ola de amparos, quejas y obstáculos físicos– a través de un decreto como el del 22 de noviembre y todo porque se “lanzo” a ejecutarlas sin cumplir las reglas más elementales construidas, insisto, en un proceso que data de 40 años. Reglas básicas -Cito algunas regulaciones elementales a cumplir antes de iniciar cualquier proceso de construcción. -Contar con estudios de costo-beneficio aprobados por a la unidad de Inversión de la SCHP. -Manifestación de impacto ambiental validado por la SEMARNAT. -Estudios de impacto urbano-regional validados por SEDATU y/o SCT y en su caso por el Gobierno del Estado del que se trate. -Haber realizado las consultas públicas para desahogar la inquietud de los ciudadanos. -Acreditar ser propietario del predio o del derecho de vía necesario. Los permisos provisionales como mecanismo de solventación Es inaceptable que cualquiera de los tres órdenes de gobierno, en el ánimo de no entorpecer el avance de sus obras, recurra a una figura tan absurda. A ningún constructor que tenga un contrato de obra pública se le autoriza a iniciar siquiera, si no cumple con las leyes, normas y reglamentos y por el contrario, a través de los contratos se le aplican retenciones o sanciones de índole administrativos y hasta penal, pasando por supuesto por la figura de la rescisión administrativa del contrato y la cobranza de daños y perjuicios, haciendo efectivas entre otras, las fianzas otorgadas como garantía de cumplimiento y ejercicio transparente de los recursos recibidos. El impacto urbano y regional Obras como “el Tren Maya “, el Ferrocarril Transístmico, la Refinería de Dos Bocas, el aeropuerto de Santa Lucia, tienen en común denominador: Todos generan un profundo e irreversible impacto regional. Esto significa que serán factor para impulsar el establecimiento de nuevos asentamientos humanos, que, sin planeación, harán que: -Dos Bocas se convierta en un nuevo y catastrófico Minatitlán. -El Aeropuerto integre a una nueva población en su entorno que demanda suelo, servicios, vivienda, infraestructura y equipamiento.   ¿Alguien ha visto el plan de centro de población? ¿Se ha hecho algo para impulsarlo? El Tren Maya, es hoy causa de controversia ambiental y social. Se estima que, a lo largo de sus casi 1600 km de recorrido con sus 19 estaciones y 11 paradas, impactará en los cinco Estados del sureste que toca, ciudades de diversos tamaños y poblaciones rurales que en teoría serán detonadores del desarrollo regional. Sin embargo, hoy, la cuantificación, efectos y dimensión del impacto se desconoce. Lo tendrá desde el punto de vista ambiental, económico, social y hacerlo sobre la base de permisos provisionales, donde los costos previstos de origen se han incrementado drásticamente, no es un buen presagio para el desarrollo regional, ni urbano… Del Tren Transístmico no hablo, porque en tanto no se conozcan los planes y proyectos para fortalecer los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos no hay mucho que decir Apelar a la “seguridad Nacional” para ocultar información, actuar sin cumplir con la ley y la normatividad es sin duda el mejor camino para construir “inseguridad regional, suspicacias y corrupción”." ["post_title"]=> string(92) "LOS EFECTOS DEL DECRETO PRESIDENCIAL DEL 22 DE NOVIEMBRE EN LAS REGIONES Y CIUDADES DEL PAIS" ["post_excerpt"]=> string(208) "Obras como “el Tren Maya “, el Ferrocarril Transístmico, la Refinería de Dos Bocas, el aeropuerto de Santa Lucia, tienen en común denominador: Todos generan un profundo e irreversible impacto regional." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(92) "los-efectos-del-decreto-presidencial-del-22-de-noviembre-en-las-regiones-y-ciudades-del-pais" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-11-29 13:46:48" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-11-29 18:46:48" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=73018" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17621 (24) { ["ID"]=> int(73058) ["post_author"]=> string(2) "62" ["post_date"]=> string(19) "2021-11-30 12:53:48" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-11-30 17:53:48" ["post_content"]=> string(6684) "El pasado 25 de noviembre se conmemoró un aniversario más del día internacional para erradicar la violencia contra la mujer. En tiempos de pandemia, las mexicanas se volvieron más vulnerables. Debieron enfrentar situaciones inéditas: triples jornadas de trabajo, pérdida de empleos e independencia económica, pero sobre todo la terrible circunstancia de convivir con sus agresores durante el confinamiento obligatorio. La aterradora realidad de la psicología social nacional hace pasar como usos y costumbres las extenuantes jornadas de trabajo que realizan las mujeres en sus hogares, o el estereotipo de verlas como cuidadoras de hijos y personas vulnerables. Su incorporación al mercado laboral es menos reconocida tanto económicamente como en posibilidades de crecimiento personal. Los techos de cristal se mantienen y en el sector privado existen menos posibilidades de acceder a puestos gerenciales en comparación con un hombre. La numeraria de embates, violencia y feminicidios que padecen las connacionales es una lacerante realidad. Previo a la pandemia, las circunstancias sociales ya condenaban a la mitad de la población a no poder ejercer a cabalidad sus derechos humanos, minimizando el acceso a servicios de salud, así como precarizar su situación económica que, sumada a los desafíos del cambio climático global, amenazan con condenar a generaciones de mujeres y niñas a un retraso en el progreso logrado con tantos años de esfuerzo. En México dos de cada tres mujeres han padecido algún tipo de violencia de género en su vida, durante el inicio del confinamiento la situación se agravó. Solo en abril de 2020 se estableció un record negro de 143 llamadas por hora al 911 a causa de violencia contra las mujeres. En 2021 existe un promedio de seis víctimas diarias de la violencia machista, nueve víctimas de violación y 16 víctimas de abuso sexual. Se estima que 10 mujeres pierden la vida cada día en nuestro país, más del 90 por ciento de los casos de violencia intrafamiliar no se denuncian por vergüenza o por desconocimiento sobre cómo hacerlo. Las niñas representan el grupo más vulnerable, se reportaron 12 395 casos de desaparición, en edades entre los 9 y los 17 años, en los últimos dos años. En cifras proporcionadas por el Instituto de la Mujer de Tlalnepantla, dirigido por Karem Santa Cruz Breton, se demuestra que el Estado de México es un foco rojo en el delito de feminicidios. Solo en 2019 se reportaron 122 casos y se incrementaron a 150 en el año de 2020. A la difícil situación de violencia de género se debe agregar la complejidad de clasificar el delito, ya que en el año de 2020 fueron asesinadas 3752 mujeres, pero solamente 946 casos se lograron tipificar como feminicidios. En la última década 23 mil menores de edad han quedado en la orfandad producto del asesinato de sus madres. Existen grupos de mujeres más vulnerables a ser víctimas de violencia por razones de desigualdad y de género como las niñas de minorías étnicas, migrantes, refugiadas, solicitantes de asilo, mujeres rurales, adultas mayores, con discapacidad, de la diversidad sexual, mujeres sin hogar, entre muchas otras. En México cualquier mujer sin importar su origen, raza, creencias o posición socioeconómica puede ser víctima de violencia de género. Las mujeres padecen además la indefensión en las redes sociales. Es común ver cómo se pueden cosificar, sexualizar y denigrar a usuarias por sus posiciones políticas y por su forma de vestir. La ley Olimpia, que castiga la divulgación sin consentimiento de material sexual en internet, fue producto de la traición de la pareja sentimental de Olimpia Corral que, como cientos de mujeres, fue víctima de la exhibición de material íntimo. Dicha ley, aprobada en 28 entidades federativas, sanciona con 3 a 6 años de prisión la divulgación, comercialización y posesión de material íntimo sin consentimiento de la mujer. Representa un caso exitoso en la legislación que norma el peligroso y pantanoso terreno de internet y el abuso contra mujeres.  Muchos posicionamientos del presidente Andrés Manuel López Obrador han sido insensibles y poco solidarios con la violencia en contra de la mujer, a pesar de que su gabinete cumpla con la paridad de género. A la labor titánica que en esta pandemia deben realizar las mujeres, se suma el cierre de estancias infantiles, así como los albergues de resguardo para las mujeres violentadas. En muchos casos cuando existen instituciones locales dedicadas al apoyo de las mujeres, se enfrentan a escasos apoyos presupuestales o tienen la agravante de estar encabezados por funcionarios sin la preparación requerida. Los casos de éxito son excepcionales, pero corren el riesgo de ser cercenados por la falta de continuidad institucional. A la tragedia cotidiana que padecen las mujeres se sumó el doloroso asesinato de Marisol Cuadras en el Palacio Municipal de Guaymas, Sonora, durante una protesta pacífica. La joven de 18 años fue acribillada por una ráfaga de balas destinadas a matar al director de Seguridad municipal, Andrés Humberto Cano Ahuir, que junto con la alcaldesa Karla Córdova, se encontraban dialogando con las integrantes de la marcha.  Marisol fue definida como una víctima colateral de la agresión mortal contra el militar encargado de la seguridad municipal, perpetrada por grupos delincuenciales de la zona; sin embargo, esta es la excepción que confirma la regla. Por lo general cada feminicidio es catalogado como un homicidio más, donde no se contempla la violencia de género. La revictimización de cada mujer es una cultura arraigada entre las autoridades que deberían combatir la incontrolable violencia feminicida. En el marco mundial en que se conmemoran a las tres hermanas Mirabal asesinadas durante la dictadura del general Rafael Leónidas Trujillo, en república Dominicana, los retos y pendientes que se tienen en la agenda feminista son inmensos pese a los avances en legislaciones y el fomento a la cultura de igualdad. El camino es largo y pronunciado si de verdad se busca la erradicación de la violencia milenaria contra las mujeres mexicanas." ["post_title"]=> string(62) "El tortuoso camino para erradicar la violencia contra la mujer" ["post_excerpt"]=> string(147) "El progreso de una sociedad se mide en gran parte por la libertad que tienen las mujeres en su sociedad. En México aún es una cuenta pendiente. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(62) "el-tortuoso-camino-para-erradicar-la-violencia-contra-la-mujer" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-11-30 12:53:48" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-11-30 17:53:48" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=73058" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17647 (24) { ["ID"]=> int(73018) ["post_author"]=> string(2) "94" ["post_date"]=> string(19) "2021-11-29 13:25:07" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-11-29 18:25:07" ["post_content"]=> string(6933) "Hace más de 40 años se inició en México la construcción de un complejo andamiaje institucional en materia de obra pública que le diera certeza a la inversión pública, que garantizara la existencia de terrenos o derecho de vía en la construcción de camino y que se contara con proyectos ejecutivos, presupuestos confiables y programas de ejecución de los trabajos. Con el paso de los años, a partir de 1980 en que se publica la primera Ley en la materia (aunque la Constitución de 1917 hace referencia al tema en su Artículo 134), los gobiernos en turno, los Colegios de Ingenieros Civiles y de Arquitectos entre otras muchas organizaciones gremiales, de la mano del Congreso de la Unión, van dando forma a un robusto marco legal, normativo y reglamentario que, aunque  “poroso” ha dado paso a un esquema regulatorio para la inversión pública y privada, que involucra hoy acciones de: -Planeación democrática y prospectiva. -Protección y salvaguarda del medio ambiente, el medio natural, la flora y la fauna. -Negociación y socialización de adquisición de predios y derechos de vía (se crea el INDABIN, con el ánimo de contar con avalúos y reglas claras para adquisición y hasta expropiación de predios, como medida extrema). -Auditoría técnica y financiera de los procesos de ejecución de obras -Reglas para la formulación de bases de licitación y presentación de ofertas técnico-económicas. -Alcances y términos de referencia para la elaboración de proyectos de toda índole. -Modelos de contratación -Mecanismos para la formulación para la adjudicación de contratos:  -Por asignación directa -Licitación publica -Análisis de al menos tres propuestas -Precio alzado -Llave en mano -Etc. Atención a los retrasos de obra Si no se planean las obras, su inversión, sus fuentes de financiamiento y si no se cuenta con planes y proyectos, todas las obras públicas y privadas caen en retrasos. Si el gobierno federal quiere que sus obras se ejecuten en tiempo y costo, no puede, a más de dos años de iniciadas sus obras de infraestructura, ocultar la falta de cumplimiento en sus tiempos y costos –que lo han hecho enfrentar una ola de amparos, quejas y obstáculos físicos– a través de un decreto como el del 22 de noviembre y todo porque se “lanzo” a ejecutarlas sin cumplir las reglas más elementales construidas, insisto, en un proceso que data de 40 años. Reglas básicas -Cito algunas regulaciones elementales a cumplir antes de iniciar cualquier proceso de construcción. -Contar con estudios de costo-beneficio aprobados por a la unidad de Inversión de la SCHP. -Manifestación de impacto ambiental validado por la SEMARNAT. -Estudios de impacto urbano-regional validados por SEDATU y/o SCT y en su caso por el Gobierno del Estado del que se trate. -Haber realizado las consultas públicas para desahogar la inquietud de los ciudadanos. -Acreditar ser propietario del predio o del derecho de vía necesario. Los permisos provisionales como mecanismo de solventación Es inaceptable que cualquiera de los tres órdenes de gobierno, en el ánimo de no entorpecer el avance de sus obras, recurra a una figura tan absurda. A ningún constructor que tenga un contrato de obra pública se le autoriza a iniciar siquiera, si no cumple con las leyes, normas y reglamentos y por el contrario, a través de los contratos se le aplican retenciones o sanciones de índole administrativos y hasta penal, pasando por supuesto por la figura de la rescisión administrativa del contrato y la cobranza de daños y perjuicios, haciendo efectivas entre otras, las fianzas otorgadas como garantía de cumplimiento y ejercicio transparente de los recursos recibidos. El impacto urbano y regional Obras como “el Tren Maya “, el Ferrocarril Transístmico, la Refinería de Dos Bocas, el aeropuerto de Santa Lucia, tienen en común denominador: Todos generan un profundo e irreversible impacto regional. Esto significa que serán factor para impulsar el establecimiento de nuevos asentamientos humanos, que, sin planeación, harán que: -Dos Bocas se convierta en un nuevo y catastrófico Minatitlán. -El Aeropuerto integre a una nueva población en su entorno que demanda suelo, servicios, vivienda, infraestructura y equipamiento.   ¿Alguien ha visto el plan de centro de población? ¿Se ha hecho algo para impulsarlo? El Tren Maya, es hoy causa de controversia ambiental y social. Se estima que, a lo largo de sus casi 1600 km de recorrido con sus 19 estaciones y 11 paradas, impactará en los cinco Estados del sureste que toca, ciudades de diversos tamaños y poblaciones rurales que en teoría serán detonadores del desarrollo regional. Sin embargo, hoy, la cuantificación, efectos y dimensión del impacto se desconoce. Lo tendrá desde el punto de vista ambiental, económico, social y hacerlo sobre la base de permisos provisionales, donde los costos previstos de origen se han incrementado drásticamente, no es un buen presagio para el desarrollo regional, ni urbano… Del Tren Transístmico no hablo, porque en tanto no se conozcan los planes y proyectos para fortalecer los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos no hay mucho que decir Apelar a la “seguridad Nacional” para ocultar información, actuar sin cumplir con la ley y la normatividad es sin duda el mejor camino para construir “inseguridad regional, suspicacias y corrupción”." ["post_title"]=> string(92) "LOS EFECTOS DEL DECRETO PRESIDENCIAL DEL 22 DE NOVIEMBRE EN LAS REGIONES Y CIUDADES DEL PAIS" ["post_excerpt"]=> string(208) "Obras como “el Tren Maya “, el Ferrocarril Transístmico, la Refinería de Dos Bocas, el aeropuerto de Santa Lucia, tienen en común denominador: Todos generan un profundo e irreversible impacto regional." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(92) "los-efectos-del-decreto-presidencial-del-22-de-noviembre-en-las-regiones-y-ciudades-del-pais" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-11-29 13:46:48" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-11-29 18:46:48" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=73018" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(43) ["max_num_pages"]=> float(22) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "700d26b1383d7f6924e7f90eca4bccbd" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

LOS EFECTOS DEL DECRETO PRESIDENCIAL DEL 22 DE NOVIEMBRE EN LAS REGIONES Y CIUDADES DEL PAIS

Obras como “el Tren Maya “, el Ferrocarril Transístmico, la Refinería de Dos Bocas, el aeropuerto de Santa Lucia, tienen en común...

noviembre 29, 2021

El tortuoso camino para erradicar la violencia contra la mujer

El progreso de una sociedad se mide en gran parte por la libertad que tienen las mujeres en su sociedad. En México...

noviembre 30, 2021




Más de categoría
¿El triunvirato?

¿El triunvirato?

Si hay algo que le molesta al presidente de la República son los juicios de amparo y las suspensiones...

diciembre 6, 2021
AMLO quiere eliminar al INAI, pero no es necesario: la SCJN le puede hacer el trabajo de ocultar cualquier información incómoda

AMLO quiere eliminar al INAI, pero no es necesario: la SCJN le puede hacer el trabajo de ocultar cualquier información incómoda

El gobierno federal ha encontrado en la “seguridad nacional” el pretexto ideal para ocultar información de interés público. Con...

diciembre 6, 2021

Alimentación y libertad en menores de edad

¿Cuál es el límite para restringir o limitar el acceso a ciertos bienes reales o aparentes debido a los...

diciembre 3, 2021
Gobernar por decreto

Gobernar por decreto

EL DECRETAZO del pasado 22 de noviembre le abre la puerta a AMLO para quedarse hasta que quiera; solamente...

diciembre 3, 2021