El presidente López y su respuesta a la Suprema Corte: una traducción

López Obrador, no conforme con tener legisladores que son más leales a él que al país, también desea doblegar al Poder Judicial para continuar su “Transformación”.

18 de mayo, 2023 presidente López y su respuesta a la Suprema Corte

Estas ya son noticias viejas (y más considerando que los escándalos de corrupción y declaraciones inflamatorias del presidente no cesan), pero pienso que merece una mención especial, al menos por un detalle minúsculo. Todo comenzó cuando la Suprema Corte dio un revés al invalidar la primera parte del llamado Plan B de reforma electoral (cuyo nombre, dado por el propio presidente López, demuestra la misma seriedad que los planes de un supervillano como Gru). Lo que me llamó la atención no fue tanto lo que ocurrió, sino la respuesta del presidente, quien, guardando la tradición de Carmelita Salinas, no se quedó callado. 

La declaración del presidente López, palabras más palabras, fue esta: si la Suprema Corte invalida el Plan B, al cual los legisladores morenistas no le movieron ni una coma (porque probablemente ni lo leyeron), estaría suplantando las funciones del Congreso. Lo que me llamó la atención de la declaración presidencial no fue tanto la lógica, ni lo “sorpresiva” que fue (¿cuándo ha sido López un buen perdedor? ¿O un buen ganador, en ese caso?). Lo que me llamó la atención es que la declaración requiere una traducción para comprender lo que en realidad quiso decir el inquilino de Palacio Nacional. 

 

Te puede interesar:

Comités de ética de investigación

 

Porque, verán estimados lectores, al decir “Si invalidan mi Plan B, estarían suplantando las funciones del Congreso”, lo que el presidente López en realidad quiso decir es “Si no se postran ante mí y mis deseos, como el Congreso y mis legisladores ya lo hicieron, no voy a dejarlos en paz”. Porque, a menos que me haya perdido de algo, los legisladores morenistas están tan cegados por la lealtad al presidente, que están dispuestos a aprobar cualquier ley o reforma que provenga desde el Zócalo. Los magistrados, al parecer, no recibieron el memo de López que decía “El pueblo soy yo”. El cual sí que lo recibió el Congreso, el cual está más que dispuesto a aprobar todo lo que el presidente les ponga enfrente.

López Obrador, no conforme con tener legisladores que son más leales a él que al país, también desea doblegar al Poder Judicial para continuar su “Transformación” (la cual ha sido más destructora que un Godzilla crudo paseando por las calles de Tokio). 

Claro, los corifeos presidenciales (los de siempre, usted ya los conoce) dieron el brinco y comenzaron a decir que no es posible que la Suprema Corte tenga tanto poder sin que sus ministros sean elegidos democráticamente. Siendo justos, ese es un punto que no solamente ha sido expuesto en México (el tema de las Cortes y si en realidad debiesen ser elegidas en las urnas, ha surgido frecuentemente en lugares como el Reino Unido y en Estados Unidos). Pero esa es una discusión para otro día y otro lugar. El punto aquí es que, si el Poder Judicial se rinde ante los deseos del presidente López, básicamente estaríamos de vuelta al presidencialismo de los tiempos del viejo PRI. Sí, a los tiempos en los que dejábamos el poder absoluto en manos de una sola persona, quien podía decidir el futuro de México a base de “dedazos”, acarreo y “urnas embarazadas”. 

Por mucho que no estemos de acuerdo con las decisiones de la Suprema Corte, es necesario que se mantenga lo más independiente posible. Como están las cosas, es el único freno que puede detener al “carro completo” que el presidente López obtuvo en 2018. Cuando este freno se descomponga, bien podríamos tirar a los poderes Legislativo y Judicial a la basura y ahora sí encargarle toda la chamba a López Obrador y convertirnos en una autocracia. Una “autocracia del bienestar”, dirán algunos en pleno éxtasis, pero autocracia, al fin y al cabo. 

Antes de irme, estimados lectores:

La lluvia no es solo agua, es el símbolo del poder de un dios y la opresión de un emperador. Fidel desafía a ambos en El blues de Tláloc

 

Te puede interesar:

De Frente y Claro | EL DESASTRE EN EDUCACIÓN CON LA 4-T

Comentarios


Eutanasia: el caso de Ecuador

Eutanasia: el caso de Ecuador

¿Existe un derecho a morir?

abril 4, 2024

Sobrevivientes, cada quién su cordillera

Ayudando y no pisando, trabajando y no colonizando ni sometiendo, compartiendo y no acaparando es como una sociedad se hace mejor y...

abril 16, 2024




Más de categoría

Instigador o autor intelectual

Pocos días antes de ser asesinado, Fernando Villavicencio, candidato presidencial de Ecuador, denunció pública y abiertamente a Andrés Manuel...

abril 19, 2024
La infraestructura: un tema del que los candidatos hablan poco e importa mucho

La infraestructura: un tema del que los candidatos hablan poco e importa mucho

Según el Instituto Nacional de Evaluación Educativa INEE, el 97% de las escuelas de educación básica del país tiene...

abril 19, 2024
Otra vertiente del individualismo

Otra vertiente del individualismo

El éxito es una idea subjetiva que tiene tantas definiciones como personas que lo invocan.

abril 19, 2024
Los litigios de Trump

Manipulación, difamación y estilo cercano: las tácticas de seducción de Trump en las plataformas

Autor: Miren Gutiérrez Investigadora, activismo de datos, Universidad de Deusto Antiguamente era difícil saber qué estaba pensando un presidente...

abril 18, 2024