El inaceptable clasismo de algunas personas

Hace unos días una mujer increpó al diputado Gerardo Fernández Noroña (PT) en un supermercado en Cuernavaca. Le reprochó que estuviera en ese supermercado (City Market), ya que está orientado a clientes con potencial adquisitivo, y no...

8 de noviembre, 2022

Hace unos días una mujer increpó al diputado Gerardo Fernández Noroña (PT) en un supermercado en Cuernavaca. Le reprochó que estuviera en ese supermercado (City Market), ya que está orientado a clientes con potencial adquisitivo, y no a personas que pregonan la austeridad republicana. No es la primera vez que Fernández Noroña sufre este tipo de agresiones.

El supermercado en cuestión es un lugar con acceso al público en general donde a la entrada aparece la leyenda de no discriminación. Cualquier persona, sin importar su postura política, puede entrar y hacer compras. Pero parece que para algunas personas, si alguien se dice simpatizante o pertenece a la llamada Cuarta Transformación, no puede acudir a ciertos lugares. Esto es un clasismo inaceptable y quien así actúa lo hace desde un falso plano de superioridad. 

La gran maravilla de la forma de gobierno llamada República es el principio jurídico de igualdad (los monarquistas no están preparados para esta conversación; ¡y hay monarquistas en México, aunque usted no lo crea!). 

Hay personas que se creen superiores y no acaban de aceptar que, bien o mal, de manera eficiente o ineficiente, uno de los ingredientes principales de la 4T es su espíritu social y su orientación hacia los pobres y marginados. Y por eso ha sido bien recibida la 4T por la mayoría de los mexicanos, que la siguen apoyando ante el horror y la incredulidad de muchas personas –como la señora que agredió a Noroña en el City Market– que no pueden entender “cómo es posible que el pueblo sea tan estúpido y siga avalando a López Obrador”. 

Para ellos apoyar a López Obrador significa que uno es naco, jodido y resentido (ojo: yo no apoyo a López Obrador ni a ningún régimen; la misión que yo mismo me he dado es ejercer mi libertad y criticar a todos los gobiernos, porque no hay gobierno perfecto. Sin crítica no hay libertad; sin libertad no hay nada). El presidente López Obrador habló de esto en la conferencia matutina del jueves 3 de noviembre. “Ahora resulta –ironizó  el presidente– que si alguien lucha por una causa justa no debe usar zapatos, sino huarache; no se puede poner traje, ni viajar en avión”. 

Yo mismo –su amigo y servidor Venus Rey Jr– he sufrido este tipo de reclamos y descalificaciones, incluso en mis círculos cercanos. Algunos suponen que si yo escribo un artículo en donde resalto algún punto que me parece acertado por parte del gobierno, entonces soy un chairo que no debería beber whisky en un restaurante, ni debería hacer mis compras en un supermercado dirigido a un segmento con poder adquisitivo, ni debería viajar a Estados Unidos o Europa, sino que debería beber aguarrás, hacer mis compras en el mercado de un barrio marginado, y debería irme nadando a Cuba o a Venezuela. Esto es inaceptable y revela un clasismo y una exclusión que hasta me da escalofrío (claro, también debo decir que cuando escribo un artículo criticando al gobierno, me llueven insultos, mentadas de madres, descalificaciones y hasta las amenazas por parte de los simpatizantes de la 4T; pero ahora estoy hablando de lo que sucedió a Fernández Noroña y de lo que dijo el presidente).

El desprecio que sienten algunas personas hacia los simpatizantes y personajes de la 4T no se queda solo en que los corran de un supermercado, o les griten en un restaurante o en un avión. Si todo fuera como eso, no sería tan grande el problema. El problema es que se traduce en una insoportable actitud de superioridad y desprecio al pobre, al de piel oscura, al marginado, al humilde, al pueblo. Porque hablan de “pueblo” desde afuera, como si no fueran parte del pueblo mexicano. Y se traduce también en descalificaciones masivas y en pseudoargumentos para “demostrar” que el pueblo no debe participar en los procesos democráticos ni debe ocupar cargos públicos, porque es inculto y bruto.

Comentarios


Delitos de Odio

Delitos de Odio

Estamos en el umbral de que sea políticamente correcto y aceptado que se legisle sobre sentimientos y no sobre hechos; que se...

mayo 31, 2024
Claudia Sheinbaum y López Obrador

De AMLO a Claudia Sheinbaum: los mexicanos dan el poder a una mujer con el reto de mejorar la calidad democrática

Autor: Carmen Beatriz Fernández Profesora de Comunicación Política en la UNAV, el IESA y Pforzheim, Universidad de Navarra “Por primera vez, en...

junio 4, 2024




Más de categoría
casilla-electoral

La (de)formación cívica y ética

¿La democracia no debería ser el gobierno de todas y todos? O, al menos, ¿recibir validación de una cierta...

junio 21, 2024
Del Comunismo Primitivo a los Grandes Imperios de la Antigüedad

Del Comunismo Primitivo a los Grandes Imperios de la Antigüedad

Las antiguas comunidades se convirtieron en Ciudades-Estado. Estas basaban su poderío en el desarrollo de la agricultura a gran...

junio 21, 2024
La oposición ha sido, hasta ahora, incapaz de desafiar las narrativas de AMLO

SEÑALES CONTRADICTORIAS

El pueblo bueno y el contrario tiene miedo que su trabajo para crearse un patrimonio no sirva para nada.

junio 20, 2024
Frente Y Claro | LA POLARIZACIÓN Y EL ODIO GENERADO POR LÓPEZ

Frente Y Claro | LA POLARIZACIÓN Y EL ODIO GENERADO POR LÓPEZ

Día tras día, López Obrador se dedicó a dividir a los mexicanos, a crear una polarización social en niveles...

junio 20, 2024