El estilo personal de gobernar: la ambigüedad

Existen políticos que son ambiguos por impericia o falta de decisión. Existen políticos que son ambiguos por impericia o falta de decisión. Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no es de esos; él maneja la ambigüedad como un...

9 de agosto, 2018 amlo-ambiguo

Existen políticos que son ambiguos por impericia o falta de decisión.

Existen políticos que son ambiguos por impericia o falta de decisión. Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no es de esos; él maneja la ambigüedad como un hábil maestro. En temas como el nuevo aeropuerto, las reformas energética y educativa ha dicho una cosa y luego otra distinta. Por ejemplo, en la reunión con los ingenieros, los exhortó a que estudiaran cuál de las tres opciones que les presentó era la mejor. ¿Sería una sorpresa que los ingenieros, entre los que se encontraba Carlos Slim, le dijeran que lo mejor es concesionar el nuevo aeropuerto a la iniciativa privada (Slim y compañía)? Seguramente no y con esto tendría una coartada perfecta para decir: ellos así lo propusieron. ¿Significa esto que AMLO no hará una encuesta para preguntar sobre el nuevo aeropuerto? Podría ser, pero no es seguro porque la ambigüedad es su lenguaje favorito.

Es cierto que todos o casi todos los políticos adecuan su discurso a sus audiencias, pero en el caso de López Obrador este manejo llega a niveles de maestría. De todo esto y más dio muestras en el arranque de los foros “Por la paz y la reconciliación nacional” que vieron la luz en Ciudad Juárez, Chihuahua, con la presencia obsequiosa del gobernador Javier Corral, quien, como Toño Esquinca, paso de crítico a respetuoso fan.

Hay que decir que, si la forma es fondo, no se entiende que AMLO haya sido presentado como presidente electo, cuando hasta hoy es que le darán ese carácter. Se dirá que fueron menos de 24 horas, pero es muy significativo: lo que vale es su deseo, no las instituciones. La inauguración tuvo el tufillo de todos los foros: muchas palabras que se han escuchado antes, pero que hay dudas de que se pueda llegar a algo. Como quiera que sea, algunos de los asistentes rompieron el protocolo y lanzaron sus consignas y exigencias, mismas que se pueden resumir en vivos y vivas se los y las llevaron, vivos y vivas los y las queremos. También el reclamo de justicia para las víctimas.

En varios momentos, los representantes del casi presidente electo recalcaron que la amnistía sólo era para quienes no habían cometido más que delitos no graves y que de ninguna manera se podría traducir en un pacto con el crimen. También se dijo que las medidas aisladas no eran suficientes por más importantes que fueran, sino que había que hacer una política integral anticrimen que tenga como centro a las víctimas. Todo esto fue correcto y debió decirse, pero también es justo señalar que esto ya se ha dicho antes con Calderón y Peña, casi palabra por palabra.

Por otra parte, el discurso de apertura de AMLO fue descuidado, hablando de una serie de vaguedades históricas que a las muchas víctimas del crimen en Chihuahua no interesaban en ese momento. Hablando de que la campaña electoral ya había pasado y que eran tiempos de unidad y de perdón. Cerró con un llamado al perdón, pero no al olvido. La pregunta es: ¿qué significa esto para las víctimas y para quienes buscan justicia? Por lo demás, el que perdona, pero no olvida, en realidad no está perdonando. Sólo aguarda.




 

Comentarios
object(WP_Query)#18163 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(22262) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "13-04-2021" ["before"]=> string(10) "11-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(22262) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "13-04-2021" ["before"]=> string(10) "11-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18079 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18146 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18154 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "13-04-2021" ["before"]=> string(10) "11-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-04-13 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-05-11 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (22262) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18082 (24) { ["ID"]=> int(64571) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-27 08:56:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-27 13:56:04" ["post_content"]=> string(6136) "El sistema político mexicano se ha polarizado: en un extremo están los convencidos de una causa para los problemas del país, y en el opuesto, quienes creen justo lo contrario.  Así, nos enfrascamos en pleitos interminables, tanto en lo virtual como en lo real.  Siempre la culpa de lo que sucede queda del otro lado de la raya que hemos marcado entre ambas posturas. Tal vez por haber sido hija única por 10 años o por mi temperamento más hacia la contemplación que a la interacción con mis pares, conservo muchos recuerdos muy precisos de asuntos intrascendentes. Recuerdo lugares, personas, anécdotas. Y  así es como viene a mi memoria una plática entre dos madres de familia en la lejana población de Nuevo Casas Grandes (Chihuahua), cuando la zona arqueológica de Paquimé comenzaba a estudiarse. Mi padre fue ingeniero civil. Nos llevó a la construcción del tramo ferroviario que cruzaba por la sierra.  Todo ello lo anoto para encuadrar por qué en aquel pueblecito donde no conocíamos a nadie me tocó estar cerca de las familias de los obreros de la construcción.  Volviendo a lo que escuché, la madre de un adolescente que se portaba mal, atribuía a “las malas compañías” el comportamiento del jovenzuelo. Yo no tenía un marco ideológico para preguntarme específicamente cómo se portaba mal, pero sí me quedó muy claro –a mis siete años— que las malas compañías provocaban malos comportamientos en otros.  Ahora que repaso esos destellos de pensamiento tan básicos, descubro que en buena medida así nos manejamos en nuestro amado país: buscando a qué o a quién endilgarle la responsabilidad de los propios actos.  Freud llama a estos procesos de pensamiento “proyección de la culpa”, uno de los mecanismos de defensa –una falacia– que nos salva de tener que cargar con la culpa. Para no ir tan lejos, incluso los textos de historia  se han venido escribiendo, hasta la semana pasada, para no ir más lejos, atribuyendo siempre a “otros” lo que salió mal y colgándose para sí todas las medallitas al pecho. Cuando nos decidimos a contar una historia, está en nosotros el espíritu del historiador, quien se hace las grandes preguntas que armarán su narrativa.  El historiador se documentará en diversas fuentes para sostener lo que va contando: libros documentales; mapas; hemerotecas; semblanzas de personajes.  Así vaya a contar un evento por demás sencillo, si se carga al lado del historiador, irá en pos de la verdad.  Tal vez él se cuele en la historia como un personaje testigo, pero el cuerpo de la historia como tal, habrá de conservarse.  En el caso contrario, cuando hablamos de ficción, el escritor contestará también unas preguntas que irán hilando la trama, pero tiene mucha más libertad para crear sus personajes, escenarios, temporalidad y trama.  A fin de cuentas, una buena historia, ya sea cuento o novela, va a llevar incluido un cuestionamiento social que se expondrá al lector, dentro de una historia en la que los personajes van siendo impulsados por la narrativa  del creador. Dejando de lado estas minucias literarias, volvemos al asunto de la responsabilidad. Los problemas de nuestro país ocurren porque el presidente… porque los legisladores… porque los partidos políticos… porque los pleitos vecinales… porque el perro de la esquina… Invariablemente encontraremos a quien atribuir la causalidad, eximiéndonos a nosotros mismos de cualquier responsabilidad.  Los problemas se vuelven la comidilla en las mesas de café; en las columnas periodísticas; en las redes sociales: “Todos menos yo y mis afines, son  culpables de lo que sucede”. De las cosas que más he lamentado en estos últimos sexenios es la eliminación de Civismo como materia escolar.  Aunque fuera aburridísimo aprenderse al menos los primeros treinta artículos de la Constitución (lo que en secundaria fue mi “coco”), sí me ayudó a entender que todo derecho va aparejado con una responsabilidad;  que los mexicanos tenemos los mismos derechos por el solo hecho de haber nacido aquí, y que a cada uno de nosotros nos corresponde trabajar nuestra pequeña parcela en pro de un México mejor; que en lo relativo a  los problemas de los hijos, habrá que ponernos a revisar por qué ese muchacho de trece o catorce prefiere las “malas compañías”.  Y entender que el proceso entre unos y otros no es unidireccional, o sea, no es tan simple como pensar que las malas compañías influyen al muchacho, sin correspondencia de su parte.  Es entender por qué ese chico recurre a los amigos, por qué se aleja de casa, qué hay o qué no hay en casa, que lo lleva a salir, ya sea huyendo, ya buscando lo que aquí no tiene. El juego de la polarización es perverso y  ocioso.  Consume energías de los contendientes de uno y otro lado; mina la autoestima. Y finalmente no propicia resultados constructivos para nadie.  Es más bien una lucha de poder llevada al extremo, hasta que unos u otros perecen. El filósofo francés René Descartes, para referirse a la ley, exalta lo que él llama “bellas cadenas de razonamientos sencillos y fáciles de entender”, para sugerir cómo debía aplicarse el orden dentro de una sociedad.  Cuando enseñamos al niño que, de acuerdo con cómo actúe, habrá consecuencias agradables o desagradables para él mismo, se habrá sembrado el germen de la civilidad.  De manera ideal este mismo principio debe expandirse y funcionar en los distintos niveles del quehacer humano.  Con el grado de descomposición social que hemos alcanzado, por acción o por omisión, pasarán decenios antes de ver un cambio tangible.  Si empezamos hoy en vez de mañana, tardará menos. ¿No creen?  " ["post_title"]=> string(27) "¿Quién es el responsable?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(23) "quien-es-el-responsable" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-27 08:56:04" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-27 13:56:04" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64571" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18044 (24) { ["ID"]=> int(65053) ["post_author"]=> string(2) "32" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-07 08:22:17" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-07 13:22:17" ["post_content"]=> string(10025) "El desplome del puente ocurrido en la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México amerita un doble análisis jurídico. El primer aspecto corresponde a todo lo relacionado con su planeación, diseño, licitaciones, asignación de contratos, ejecución de las obras y posibles vicios ocultos existentes en la obra. Por cuanto hace a ese primer escenario, la responsabilidad le surte a Marcelo Ebrard Casaubón y a su entonces secretario de Finanzas, Mario Delgado Carrillo, aunque no exclusivamente. En este primer escenario del asunto de la Línea 12, el presidente de la República ha sido enfático desde 2017 cuando exigió el desafuero inmediato de Gerardo Ruiz Esparza, entonces secretario de Comunicaciones y Transportes por el accidente ocurrido en el socavón de Cuernavaca que, comparado con el de la línea 12 del Metro, fue muchísimo menos grave en cuanto a pérdida de vidas y lesionados. No se trata de mi opinión política, sino del criterio enarbolado por López Obrador además de que, la única forma de integrar la carpeta de investigación exige jurídicamente dos cosas:
  1. El desafuero de Marcelo Ebrard para que de verdad quede a disposición de las autoridades, cumpliendo en los hechos, lo que el propio canciller dijo estar dispuesto a hacer, en su alocución desde el atril presidencial este martes 4 de mayo.
  2. Se tiene que desclasificar el expediente de la línea 12 del Metro del Distrito Federal, porque inexplicablemente fue reservado como secreto por motivos de seguridad pública por un largo tiempo.
Si se quieren verdaderamente esclarecer las responsabilidades penales que resulten, es necesario el desafuero de Marcelo Ebrard y la apertura del expediente secreto de la línea “Dorada”. En cuanto a Mario Delgado Carrillo, basta que rinda su declaración ministerial y ofrezca pruebas de descargo (en su defensa) dentro de la carpeta de investigación que debe abrirse de inmediato. Los delitos que resulten del asunto de la línea 12, NO HAN PRESCRITO porque sus vicios ocultos apenas se han hecho conocidos al precio de 23 vidas humanas  y de 70 o más lesionados entre graves y menos graves. El segundo aspecto a considerar es el de mantenimiento, prevención y cumplimiento de las disposiciones aplicables de la Ley de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil de la CDMX. En cuanto a este segundo escenario, la responsabilidad le surte a Claudia Sheinbaum Pardo, en su calidad de presidente del Sistema de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil de la CDMX, según el artículo 9º de la Ley de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil de la CDMX que a la letra dice: Artículo 9. El Sistema se integrará por:
  1. La Jefatura de Gobierno, quien lo presidirá;
La Fiscalía General de Justicia de la CDMX está obligada a abrir una carpeta de investigación para atribuir responsabilidades a quienes hayan incurrido en conductas delictivas en el ejercicio de sus cargos. Para integrar la carpeta de investigación, se debe analizar la Ley de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil cuyo artículo 10º deja claramente establecido que la primera función de la doctora Sheinbaum y de Florencia Serranía era la de prevenir y evitar la pérdida de vidas y las lesiones sufridas por los usuarios de la  Línea 12 del Metro. El artículo 10º dice a la letra lo siguiente: Artículo 10. Todas las autoridades que forman parte del Sistema, deberán actuar con base en los siguientes principios:
  1. Prioridad en la protección a la vida, la salud y la integridad de las personas y seres sintientes;
La única forma de proteger la vida es mediante políticas públicas y protocolos claros de PREVENCIÓN. La única forma de PREVENIR el accidente ocurrido el lunes 3 de mayo pasado, era la realización de VIGILANCIA Y MANTENIMIENTO CONSTANTE tanto a las vías como a los andenes, estaciones y vagones. Si resulta cierto que desde hace mucho tiempo se ha estado suplicando a la jefa de Gobierno Sheinbaum y  a Florencia Serranía que atendieran desperfectos y fallas en la Línea 12; si se confirma la falta de atención a las advertencias y voces de alarma; si resulta cierto que no hicieron caso y desatendieron las alarmas reiteradas de los trabajadores, conductores, ingenieros y demás empleados del Sistema de Transporte Colectivo, Metro,  tendremos que leer lo que dice el artículo 222 de la Ley de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil:   Artículo 222. La omisión en el cumplimiento de las medidas preventivas que generen una afectación a los grupos vulnerables o a la información pública por causas imputables al servidor público responsable del resguardo o expedición de la misma, se equiparará al DELITO DE EJERCICIO ILEGAL DEL SERVICIO PÚBLICO en términos  de lo establecidos en el artículo 259 fracción IV del Código Penal para la Ciudad de México. Si la jefa de Gobierno Sheinbaum y la Directora del Metro, Florencia Serranía omitieron el cumplimiento de medidas preventivas; si con su omisión generaron la afectación a los pasajeros que utilizan ese transporte y que pueden ser jurídicamente considerados grupos vulnerables; si resulta que esas omisiones en materia preventiva tuvieron lugar a pesar de las múltiples advertencias del alto riesgo de colapso de las estructuras de la línea 12; tendremos que la Doctora Sheinbaum y la directora del Metro, Florencia Serranía son cuando menos, presuntas responsables del delito de EJERCICIO ILEGAL DEL SERVICIO PÚBLICO PREVISTO EN EL ARTÍCULO 259, fracción IV del Código Penal de la CDMX que a la letra dice: ARTÍCULO 259. Comete el delito de ejercicio ilegal del servicio público, el servidor público que: Fracción IV.-  Teniendo obligación por razones de empleo, cargo o comisión, de custodiar, vigilar, proteger o dar seguridad a personas, lugares, instalaciones u objetos, incumpliendo su deber, en cualquier forma propicie daño a las personas o a los lugares, instalaciones u objetos, o pérdida o sustracción de objetos que se encuentren bajo su cuidado. Y si de las investigaciones que haga la Fiscal General de Justicia de la CDMX, resulta demostrado que la jefa de Gobierno y la Directora General del Metro incumplieron su deber de custodiar, vigilar, proteger o dar seguridad a los pasajeros del metro y a las instalaciones de la Línea 12, o Línea Dorada, tendrán que ser sometidas a proceso penal,   y podrían corresponderles  entre dos y siete años de prisión.  Y no he considerado otros delitos como el homicidio por omisión de 23 pasajeros que constituye otra acusación penal con una penalidad muy superior a los 7 años.  Por la misma razón que debe desaforarse a Marcelo Ebrard, es necesario desaforar a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México para que enfrente su responsabilidad que es doble: Es responsable como máxima autoridad en materia de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil y como Jefa de Gobierno de la capital de la República. Aquí no he expresado ni una sola opinión personal ni política; me he limitado estrictamente a difundir como abogado, lo que ordena la ley y en consecuencia lo que debería hacerse con Marcelo Ebrard, Mario Delgado Carrillo y Claudia Sheinbaum. NO BASTA darle una palmada en la espalda a los familiares de los fallecidos ni decirle palabrería de aliento a los lesionados y a los miles y miles de afectados. Si Marcelo Ebrard, Mario Delgado Carrillo y Claudia Sheinbaum son encubiertos y protegidos violando  las disposiciones legales invocadas aquí, habrá triunfado la impunidad “como antes”, y la justicia seguirá esperando como en el socavón de Cuernavaca, que tanto indignó al López Obrador opositor, que antes de llegar a Palacio Nacional, no dudó en exigir el desafuero del entonces Secretario de Comunicaciones y Transportes. Es la hora de que MORENA demuestre de qué lado está: de los corruptos o de las víctimas. Sabremos muy pronto y de verdad,  si MORENA se trata de IMPUNIDAD o de JUSTICIA.  " ["post_title"]=> string(23) "¿IMPUNIDAD O JUSTICIA?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(20) "impunidad-o-justicia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-07 08:23:34" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-07 13:23:34" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=65053" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18082 (24) { ["ID"]=> int(64571) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-27 08:56:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-27 13:56:04" ["post_content"]=> string(6136) "El sistema político mexicano se ha polarizado: en un extremo están los convencidos de una causa para los problemas del país, y en el opuesto, quienes creen justo lo contrario.  Así, nos enfrascamos en pleitos interminables, tanto en lo virtual como en lo real.  Siempre la culpa de lo que sucede queda del otro lado de la raya que hemos marcado entre ambas posturas. Tal vez por haber sido hija única por 10 años o por mi temperamento más hacia la contemplación que a la interacción con mis pares, conservo muchos recuerdos muy precisos de asuntos intrascendentes. Recuerdo lugares, personas, anécdotas. Y  así es como viene a mi memoria una plática entre dos madres de familia en la lejana población de Nuevo Casas Grandes (Chihuahua), cuando la zona arqueológica de Paquimé comenzaba a estudiarse. Mi padre fue ingeniero civil. Nos llevó a la construcción del tramo ferroviario que cruzaba por la sierra.  Todo ello lo anoto para encuadrar por qué en aquel pueblecito donde no conocíamos a nadie me tocó estar cerca de las familias de los obreros de la construcción.  Volviendo a lo que escuché, la madre de un adolescente que se portaba mal, atribuía a “las malas compañías” el comportamiento del jovenzuelo. Yo no tenía un marco ideológico para preguntarme específicamente cómo se portaba mal, pero sí me quedó muy claro –a mis siete años— que las malas compañías provocaban malos comportamientos en otros.  Ahora que repaso esos destellos de pensamiento tan básicos, descubro que en buena medida así nos manejamos en nuestro amado país: buscando a qué o a quién endilgarle la responsabilidad de los propios actos.  Freud llama a estos procesos de pensamiento “proyección de la culpa”, uno de los mecanismos de defensa –una falacia– que nos salva de tener que cargar con la culpa. Para no ir tan lejos, incluso los textos de historia  se han venido escribiendo, hasta la semana pasada, para no ir más lejos, atribuyendo siempre a “otros” lo que salió mal y colgándose para sí todas las medallitas al pecho. Cuando nos decidimos a contar una historia, está en nosotros el espíritu del historiador, quien se hace las grandes preguntas que armarán su narrativa.  El historiador se documentará en diversas fuentes para sostener lo que va contando: libros documentales; mapas; hemerotecas; semblanzas de personajes.  Así vaya a contar un evento por demás sencillo, si se carga al lado del historiador, irá en pos de la verdad.  Tal vez él se cuele en la historia como un personaje testigo, pero el cuerpo de la historia como tal, habrá de conservarse.  En el caso contrario, cuando hablamos de ficción, el escritor contestará también unas preguntas que irán hilando la trama, pero tiene mucha más libertad para crear sus personajes, escenarios, temporalidad y trama.  A fin de cuentas, una buena historia, ya sea cuento o novela, va a llevar incluido un cuestionamiento social que se expondrá al lector, dentro de una historia en la que los personajes van siendo impulsados por la narrativa  del creador. Dejando de lado estas minucias literarias, volvemos al asunto de la responsabilidad. Los problemas de nuestro país ocurren porque el presidente… porque los legisladores… porque los partidos políticos… porque los pleitos vecinales… porque el perro de la esquina… Invariablemente encontraremos a quien atribuir la causalidad, eximiéndonos a nosotros mismos de cualquier responsabilidad.  Los problemas se vuelven la comidilla en las mesas de café; en las columnas periodísticas; en las redes sociales: “Todos menos yo y mis afines, son  culpables de lo que sucede”. De las cosas que más he lamentado en estos últimos sexenios es la eliminación de Civismo como materia escolar.  Aunque fuera aburridísimo aprenderse al menos los primeros treinta artículos de la Constitución (lo que en secundaria fue mi “coco”), sí me ayudó a entender que todo derecho va aparejado con una responsabilidad;  que los mexicanos tenemos los mismos derechos por el solo hecho de haber nacido aquí, y que a cada uno de nosotros nos corresponde trabajar nuestra pequeña parcela en pro de un México mejor; que en lo relativo a  los problemas de los hijos, habrá que ponernos a revisar por qué ese muchacho de trece o catorce prefiere las “malas compañías”.  Y entender que el proceso entre unos y otros no es unidireccional, o sea, no es tan simple como pensar que las malas compañías influyen al muchacho, sin correspondencia de su parte.  Es entender por qué ese chico recurre a los amigos, por qué se aleja de casa, qué hay o qué no hay en casa, que lo lleva a salir, ya sea huyendo, ya buscando lo que aquí no tiene. El juego de la polarización es perverso y  ocioso.  Consume energías de los contendientes de uno y otro lado; mina la autoestima. Y finalmente no propicia resultados constructivos para nadie.  Es más bien una lucha de poder llevada al extremo, hasta que unos u otros perecen. El filósofo francés René Descartes, para referirse a la ley, exalta lo que él llama “bellas cadenas de razonamientos sencillos y fáciles de entender”, para sugerir cómo debía aplicarse el orden dentro de una sociedad.  Cuando enseñamos al niño que, de acuerdo con cómo actúe, habrá consecuencias agradables o desagradables para él mismo, se habrá sembrado el germen de la civilidad.  De manera ideal este mismo principio debe expandirse y funcionar en los distintos niveles del quehacer humano.  Con el grado de descomposición social que hemos alcanzado, por acción o por omisión, pasarán decenios antes de ver un cambio tangible.  Si empezamos hoy en vez de mañana, tardará menos. ¿No creen?  " ["post_title"]=> string(27) "¿Quién es el responsable?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(23) "quien-es-el-responsable" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-27 08:56:04" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-27 13:56:04" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64571" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(37) ["max_num_pages"]=> float(19) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "d1ff897dcdc523ccf3bea481106bc84a" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

¿Quién es el responsable?

El sistema político mexicano se ha polarizado: en un extremo están los convencidos de una causa para los problemas del país, y...

abril 27, 2021

¿IMPUNIDAD O JUSTICIA?

El desplome del puente ocurrido en la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México amerita un doble análisis jurídico. El...

mayo 7, 2021




Más de categoría

 MÉXICO SUFRE

México, tu esplendor nace con los aztecas de la antigua Tenochtitlan,  dominante pueblo que controló todo Mesoamérica; resististe la...

mayo 11, 2021

AMLO confunde política exterior con la interior otra vez

La semana inicia en nuestro país con la celebración del Día de las Madres, fiesta que representa para la...

mayo 11, 2021

10 de Mayo, Día de las Madres

La celebración por el Día de las Madres surge en 1905 en Estados Unidos, con el movimiento de la...

mayo 10, 2021

NI UN CHACAL MÁS |

¿Por qué se conoce a Victoriano Huerta como el “chacal”? Porque habiendo prometido cumplir y hacer cumplir la Constitución...

mayo 10, 2021