Durante octubre, Puebla registró crecimiento en comercio: Economía

CIUDAD DE PUEBLA, Pue. – Los ingresos totales por suministro de bienes y servicios, así como las remuneraciones del personal ocupado del comercio durante octubre en Puebla, crecieron con relación al mismo mes de 2021, informa la...

20 de diciembre, 2022

CIUDAD DE PUEBLA, Pue. – Los ingresos totales por suministro de bienes y servicios, así como las remuneraciones del personal ocupado del comercio durante octubre en Puebla, crecieron con relación al mismo mes de 2021, informa la Secretaría de Economía con base en registros del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Tan solo en octubre, en el comercio al por menor, los ingresos crecieron 4.2 por ciento respecto de septiembre y en el comercio al por mayor aumentaron 0.6 por ciento.

En lo que se refiere al personal ocupado en el comercio al por menor, creció 1.2 por ciento respecto de septiembre y 3.3 por ciento respecto a octubre del año pasado. Además, las remuneraciones totales en el comercio al por menor incrementaron 4.3 por ciento en el comercio al por mayor 0.4 por ciento.

Sobre las mercancías compradas para su reventa, en el comercio al por menor aumentaron 6.2 por ciento con respecto a septiembre.

Comentarios


object(WP_Query)#18810 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(86967) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-12-2022" ["before"]=> string(10) "28-01-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(86967) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-12-2022" ["before"]=> string(10) "28-01-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18814 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18812 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18813 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "31-12-2022" ["before"]=> string(10) "28-01-2023" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-12-31 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2023-01-28 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (86967) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18811 (24) { ["ID"]=> int(87574) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-10 12:30:23" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-10 17:30:23" ["post_content"]=> string(4153) "Julio César Domínguez, mejor conocido como El Cata Domínguez, jugador del Cruz Azul, felizmente decidió hacer una gran fiesta para celebrar los 12 años de su hijo –jugador de las fuerzas básicas del mismo equipo–. No escatimó en gastos, invitó a sus amigos y contrató un servicio de Gotcha. Hasta ahí todo bien. Todos los padres queremos ver felices a nuestros hijos el día de su cumpleaños. ¿Por qué no? El Cata decide ir un poco más lejos para hacer más divertida y original la fiesta infantil, así que decide hacerla temática. No se le ocurrió ningún personaje de Marvel, AC o Disney, tampoco le da para organizar una fiesta con temática de fútbol o de algún otro deporte o pasatiempo propio de la edad de su hijo y de la gente normal y pensante. Elige entonces como tema para la fiesta el narco. Usted leyó bien. Convencido de su gran idea, decoró el lugar con globos, imágenes de granadas, metralletas y logos representativos del cártel del Chapo Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa, uno de los criminales más peligrosos del mundo. El Cata decidió entonces ataviar a los chicos con chaquetas y gorras que llevaran las iniciales JGL (Joaquín Guzmán Loera), Chapo o Chapiza y les asignó armas de juguete que emulan metralletas, cuernos de chivo y rifles para que los niños se diviertan a lo grande jugando a ser capos de la mafia. Ignoro qué más hubo en la fiesta. Prefiero no saber qué les dio de comer, ni cuáles fueron los premios para los ganadores, ni qué tipo de bebidas ofreció para calmar la sed de los púberes invitados, quienes seguramente después de tanto jugar quedaron cansados y sedientos. Me pregunto yo: ¿una dosis temprana de ácido fólico durante el embarazo habría ayudado a prevenir esta tragedia?; ¿se les cayó cuando era bebé en el quirófano a los médicos o algún balonazo en el lóbulo pre frontal le impidió madurar su pensamiento?; ¿qué habría tenido que pasar para prevenir esta hecatombe neuronal? Resulta imperdonable que un adulto no solo idee una fiesta poniendo como héroes a narcotraficantes, asesinos a sueldo y criminales sin ningún tipo de valor ni conciencia, sino que además lo comparta en todas las redes sociales orgulloso de su idea y de la alegría que provocó en los invitados, entre los que no sé si alguno pensó que esto tal vez podía ser un poco raro. No hay disculpa pública que valga. Ya de por sí los mexicanos tendemos a la encumbrar  celebridades de dudoso comportamiento y buscamos vestirnos y comportarnos como artistas o famosos que no solo no aportan nada positivo a la sociedad, sino que se vuelven famosos por su escandaloso modo de vida, por sus impúdicas declaraciones e imágenes y por pretender ser líderes de opinión con base a información obtenida de las redes por sus homólogos. No, todavía podemos darles mejores ideas a nuestros hijos ¿Por qué no jugar a ser mafiosos, narcotraficantes y asesinos? ¿Exagero o más adelante trascender los juegos a la realidad pudiese ser una posibilidad? ¿Por qué no hacer conciertos clandestinos en la Ciudad de México y algunas ciudades del interior de la República Neonazista? Revivir esta ideología y reclutar simpatizantes para proclamar el odio racial y el genocidio ¿Qué sigue? Ya nada me extraña. ¿Rodadas  y caravanas para perseguir y agredir migrantes o gente en condición de calle? Poca fe en la humanidad nos queda después de leer este tipo de noticias, quisiésemos que fuera una broma, pero es triste reconocer que cada vez la teoría vuelve a ser confirmada. Somos una prueba de error de la naturaleza." ["post_title"]=> string(28) "Prófugos del ácido fólico" ["post_excerpt"]=> string(217) "El Cata Domínguez, jugador de Cruz Azul, se vio envuelto en un escándalo tras organizar una fiesta infantil con temática de narcoviolencia. ¿Qué valores puede inculcar a sus hijos alguien como El Cata Domínguez?" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "profugos-del-acido-folico" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-10 12:30:23" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-10 17:30:23" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87574" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18781 (24) { ["ID"]=> int(87789) ["post_author"]=> string(2) "79" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-16 11:49:57" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-16 16:49:57" ["post_content"]=> string(13448) "Acabamos de ser testigos hace apenas unos días del colapso de la actividad económica y social en la ciudad de Culiacán y otras importantes ciudades del estado de Sinaloa por la captura de un importante líder del narcotráfico. En realidad, se trató de un operativo que fue difícil ejecutar con pulcritud por la presencia tan amplia que tienen los miembros de esa organización ilícita en la ciudad de Culiacán y otros puntos de la entidad.  Si bien el miedo en Culiacán se esparció de manera generalizada en las horas siguientes a la captura del líder criminal, los medios de comunicación han venido informando que el regreso a la normalidad y relativa calma se ha ido dando a lo largo del fin de semana, lo que da cierta confianza sobre la recuperación de las actividades económicas en esa zona del país. No centraré mi exposición en las vicisitudes de los grupos del crimen organizado a lo largo y ancho del país, sino en cómo la presencia de cárteles y organizaciones criminales en las ciudades incrementa la probabilidad de colapsos como los que vimos en Sinaloa en días pasados. Pasado el susto de los enfrentamientos entre el ejército y los sicarios, nos percatamos que una de las consecuencias más serias de esos colapsos temporales ha sido el agotamiento de mercancías básicas en los supermercados, tanto por las compras de pánico como por los saqueos que se estuvieron presentando. De manera que, además del riesgo de resultar lesionado o de verse afectado patrimonialmente por los enfrentamientos entre los sicarios y las fuerzas del orden, los ciudadanos deben ir lidiando poco a poco con la escasez. También está el problema de la tensión que enfrenta la ciudadanía al volver a transitar sus calles e incorporarse a las actividades cotidianas, pues a través de distintos medios se ha documentado mediante entrevistas entre la población lo difícil que resulta para la gente regresar a hacer sus vidas, ya sea en el trabajo, la escuela o cualquier otra actividad. Es claro que vivir con un nivel de alta exposición al riesgo demerita la salud y la esperanza de vida de las personas, por lo que la seguridad pública no debe ser vista solo como un asunto de cumplimiento de la ley, sino como una forma de salvaguardar también el derecho humano a la salud y a una vida digna. A nivel internacional, las cifras no son muy alentadoras, pues existen estimaciones que muestran que a medida que pasa el tiempo, son más personas las que viven expuestas al riesgo. Una investigación del sitio Statista a cargo de Anna Fleck, sostiene que en las últimas tres décadas el número de personas que viven en un radio de 50 kilómetros adyacente a zonas de conflicto ha aumentado ¡nada menos que 116%! De acuerdo con esta investigación, en 1990 eran alrededor de 555 millones de personas en todo el mundo las que vivían en un radio de riesgo a zonas de conflicto de 50 kilómetros, pero para el año 2020, esa cifra aumentó a 1 mil 200 millones de personas. Si bien la mayoría de esos 1 mil 200 millones de personas viven en zonas de baja intensidad de conflicto, donde como máximo ocurren 25 asesinatos en el año, eso no resta gravedad al problema. La investigación sostiene que, de acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo de 2022, en 1990 eran unos 200 millones de niños viviendo cerca de las zonas de conflicto, cifra que aumentó a 452 millones de niños en 2020. Esos 452 millones de niños representan alrededor del 19% de todos los niños que existían en el planeta en 2020. Número de personas viviendo en un radio de 50 km adyacente a zonas de conflicto de 1990 a 2020 según intensidad de conflicto (Cifras en millones) Fuente: Statista. Diciembre de 2022. De tal suerte que, debemos hacer cuando menos dos preguntas: ¿Cuántas ciudades en México son susceptibles de que les pase lo que a Culiacán la semana pasada por ser bastiones de grupos delincuenciales?; ¿cuántas personas viven en esas ciudades? Cifras preliminares De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE 2022), el INEGI estima que casi el 29% de los 37.4 millones de hogares que existen en el país fue víctima de al menos un delito en el año 2021. En ese mismo año, se estima que 22.1 millones de personas de 18 años y más fueron víctimas de delitos, lo cual representa una tasa de 24 mil 207 víctimas por cada 100 mil habitantes. A nivel nacional, el INEGI estima que en la tasa de prevalencia delictiva en el ámbito urbano es de 27 mil 500 víctimas de delito por cada 100 mil habitantes, pero al desagregar por estados, el Estado de México es el que tiene la más alta tasa, con 40 mil 200 delitos por cada 100 mil habitantes. Tasa de víctimas de delitos por cada 100 mil habitantes en el ámbito urbano por entidad federativa y a nivel nacional con datos de 2020 (gris) y 2021 (morado) (Miles de víctimas) Fuente: INEGI. ENVIPE 2022. Septiembre de 2022. Un ejercicio somero para las ciudades de México Realizamos un ejercicio somero de selección de la mayoría de las ciudades de México que se han caracterizado por tener presencia de grupos de delincuencia organizada, tomando 20 ciudades de distintas regiones de México. El ejercicio es muy simple y busca solo contabilizar la población que vive en ciudades que, por su dimensión territorial y poblacional, son susceptibles de quedar paralizadas en el caso de un evento como el de Culiacán la semana pasada. Las ciudades que se seleccionaron fueron:  Guadalajara 🡪 5.26 millones de habitantes Fresnillo 🡪 143 mil hab. Celaya 🡪 521 mil hab. Colima 🡪 147 mil hab. Culiacán 🡪 808 mil hab.  Chilpancingo 🡪 225 mil hab. Nuevo Laredo 🡪 425 mil hab. Ciudad Victoria 🡪 332 mil hab. Hermosillo 🡪 855 mil hab. Tijuana 🡪 2.6 millones de hab. San Luis Potosí y su Zona Metropolitana 🡪 1.24 millones de hab. Cancún 🡪 888 mil hab. Cuernavaca 🡪 341 mil hab. Zamora 🡪 205 mil hab. Ciudad Obregón 🡪 330 mil hab. Ciudad Juárez 🡪 1 millón 501 mil hab. Uruapan 🡪 357 mil hab. Irapuato 🡪 845 mil hab. Acapulco 🡪 658 mil hab. Chihuahua 🡪 926 mil hab. El total de la población en estas veinte ciudades es de alrededor de 18.6 millones de personas. Estos 18.6 millones de personas representan casi el 14.8 por ciento de la población total del país. Esta estimación es consistente con el artículo de Statista que mencioné, en el cual se menciona que 1 mil 200 millones de personas en el mundo viven cerca de una zona de conflicto (alrededor del 15% de la población mundial). Últimos comentarios En ocasiones anteriores hemos podido discutir en este espacio el costo económico de la violencia, de acuerdo con estudios como el del Instituto para la Economía y la Paz. En esta ocasión he querido presentar una simple reflexión sobre la propensión a una situación de parálisis y estado de sitio que viven las personas en México, ante problemas serios de inseguridad y violencia que se puedan presentar. La reflexión también toca el aspecto de cómo la vulnerabilidad a los riesgos de la inseguridad en México es grande y además consistente con el escenario mundial. El Índice de Desarrollo Humano en México se ha venido reduciendo en los últimos años, no solo como resultado de la pandemia, sino de la combinación de factores que se desprenden de problemas estructurales como la falta de crecimiento, el mayor rezago en la cobertura de salud, los bajos niveles en la calidad de la educación pública, los rezagos materiales y sociales, así como la reducción en la esperanza de vida. En 2021, el IDH de México fue de 0.758, un valor considerado “alto” en la escala internacional, pero inaceptable si consideramos que nos coloca en el lugar 88º del ranking. En ese año, la esperanza se redujo de 76 a 70.2 años.   Referencias https://www.elsoldemexico.com.mx/mexico/sociedad/cuales-son-las-ciudades-mas-violentas-de-mexico-7958855.html#! https://mvsnoticias.com/entrevistas/2023/1/2/ciudad-juarez-tijuana-las-ciudades-mas-violentas-de-mexico-578167.html https://hdr.undp.org/system/files/documents/global-report-document/hdr2021-22pdf_1.pdf https://www.undp.org/es/argentina/noticias/informe-sobre-desarrollo-humano-2021-2022 https://www.milenio.com/politica/balaceras-en-culiacan-hoy-ultimas-noticias-de-los-ataques-en-sinaloa  " ["post_title"]=> string(106) "En México hay varias ciudades susceptibles a quedar paralizadas por violencia ante eventos tipo Culiacán" ["post_excerpt"]=> string(91) "El Índice de Desarrollo Humano en México se ha venido reduciendo en los últimos años. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(104) "en-mexico-hay-varias-ciudades-susceptibles-a-quedar-paralizadas-por-violencia-ante-eventos-tipo-culiacan" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-19 02:05:09" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-19 07:05:09" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87789" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18811 (24) { ["ID"]=> int(87574) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-10 12:30:23" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-10 17:30:23" ["post_content"]=> string(4153) "Julio César Domínguez, mejor conocido como El Cata Domínguez, jugador del Cruz Azul, felizmente decidió hacer una gran fiesta para celebrar los 12 años de su hijo –jugador de las fuerzas básicas del mismo equipo–. No escatimó en gastos, invitó a sus amigos y contrató un servicio de Gotcha. Hasta ahí todo bien. Todos los padres queremos ver felices a nuestros hijos el día de su cumpleaños. ¿Por qué no? El Cata decide ir un poco más lejos para hacer más divertida y original la fiesta infantil, así que decide hacerla temática. No se le ocurrió ningún personaje de Marvel, AC o Disney, tampoco le da para organizar una fiesta con temática de fútbol o de algún otro deporte o pasatiempo propio de la edad de su hijo y de la gente normal y pensante. Elige entonces como tema para la fiesta el narco. Usted leyó bien. Convencido de su gran idea, decoró el lugar con globos, imágenes de granadas, metralletas y logos representativos del cártel del Chapo Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa, uno de los criminales más peligrosos del mundo. El Cata decidió entonces ataviar a los chicos con chaquetas y gorras que llevaran las iniciales JGL (Joaquín Guzmán Loera), Chapo o Chapiza y les asignó armas de juguete que emulan metralletas, cuernos de chivo y rifles para que los niños se diviertan a lo grande jugando a ser capos de la mafia. Ignoro qué más hubo en la fiesta. Prefiero no saber qué les dio de comer, ni cuáles fueron los premios para los ganadores, ni qué tipo de bebidas ofreció para calmar la sed de los púberes invitados, quienes seguramente después de tanto jugar quedaron cansados y sedientos. Me pregunto yo: ¿una dosis temprana de ácido fólico durante el embarazo habría ayudado a prevenir esta tragedia?; ¿se les cayó cuando era bebé en el quirófano a los médicos o algún balonazo en el lóbulo pre frontal le impidió madurar su pensamiento?; ¿qué habría tenido que pasar para prevenir esta hecatombe neuronal? Resulta imperdonable que un adulto no solo idee una fiesta poniendo como héroes a narcotraficantes, asesinos a sueldo y criminales sin ningún tipo de valor ni conciencia, sino que además lo comparta en todas las redes sociales orgulloso de su idea y de la alegría que provocó en los invitados, entre los que no sé si alguno pensó que esto tal vez podía ser un poco raro. No hay disculpa pública que valga. Ya de por sí los mexicanos tendemos a la encumbrar  celebridades de dudoso comportamiento y buscamos vestirnos y comportarnos como artistas o famosos que no solo no aportan nada positivo a la sociedad, sino que se vuelven famosos por su escandaloso modo de vida, por sus impúdicas declaraciones e imágenes y por pretender ser líderes de opinión con base a información obtenida de las redes por sus homólogos. No, todavía podemos darles mejores ideas a nuestros hijos ¿Por qué no jugar a ser mafiosos, narcotraficantes y asesinos? ¿Exagero o más adelante trascender los juegos a la realidad pudiese ser una posibilidad? ¿Por qué no hacer conciertos clandestinos en la Ciudad de México y algunas ciudades del interior de la República Neonazista? Revivir esta ideología y reclutar simpatizantes para proclamar el odio racial y el genocidio ¿Qué sigue? Ya nada me extraña. ¿Rodadas  y caravanas para perseguir y agredir migrantes o gente en condición de calle? Poca fe en la humanidad nos queda después de leer este tipo de noticias, quisiésemos que fuera una broma, pero es triste reconocer que cada vez la teoría vuelve a ser confirmada. Somos una prueba de error de la naturaleza." ["post_title"]=> string(28) "Prófugos del ácido fólico" ["post_excerpt"]=> string(217) "El Cata Domínguez, jugador de Cruz Azul, se vio envuelto en un escándalo tras organizar una fiesta infantil con temática de narcoviolencia. ¿Qué valores puede inculcar a sus hijos alguien como El Cata Domínguez?" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "profugos-del-acido-folico" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-10 12:30:23" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-10 17:30:23" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87574" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(44) ["max_num_pages"]=> float(22) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "4ebce8c81672491cf5494eaf66c5bc8b" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Prófugos del ácido fólico

El Cata Domínguez, jugador de Cruz Azul, se vio envuelto en un escándalo tras organizar una fiesta infantil con temática de narcoviolencia....

enero 10, 2023
En México hay varias ciudades susceptibles a quedar paralizadas por violencia ante eventos tipo Culiacán

En México hay varias ciudades susceptibles a quedar paralizadas por violencia ante eventos tipo Culiacán

El Índice de Desarrollo Humano en México se ha venido reduciendo en los últimos años.

enero 16, 2023




Más de categoría
amlo detras de su estrado

El instigador

Hay muchísimas formas de dar órdenes, especialmente cuando se ejerce la presidencia de un país. Basta un gesto, un...

enero 27, 2023
Quien ejerce la posverdad no asume estar mintiendo. Se basa en una premisa simple: la verdad no existe, sólo existen las interpretaciones. Asumiendo como dogma esta declaración, no tiene más que conducir su relato hasta los límites donde las fronteras entre los hechos, las percepciones y lo que le gustaría que hubiese ocurrido se diluyen. En enero de 2017, tras la ceremonia de investidura de Donald Trump como Presidente de los Estados Unidos, el Secretario de Prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, declaró que dicha ceremonia había sido “la más atendida de la historia”, citando números desfasados y negando la enorme cantidad de material fotográfico, videos y datos procedentes de prensa, instituciones y hasta del propio transporte público que mostraban una realidad muy distinta. Más tarde, cuando en entrevista televisiva, le preguntaron a la Consejera de Presidencia, Kellyanne Conway, acerca de dichas declaraciones, respondió, esbozando una enigmática sonrisa, que los datos inventados por Spicer no eran falsos sino “hechos alternativos”, a lo que el presentador de NBC News, Chuck Todd, le respondió: "Los hechos alternativos no son hechos. Son falsedades". Y dicho periodista hizo énfasis en otra cosa más: si en su primera presentación ante la prensa, y acerca de un hecho en última instancia tan intrascendente, el nuevo gobierno era capaz de mentir de un modo tan flagrante y cínico, qué podría esperarles en el futuro. El equipo del expresidente Trump no reconocía estar mintiendo. Paras ellos la nueva versión de la verdad, construida a partir de sus propias percepciones, era tan válida como los conteos objetivos y las referencias históricas de las toma de posesión anteriores. La verdad era producto de la percepción y su validez se asentaba en el hecho simple de considerarla como tal. El Oxford English Dictionary asegura que la posverdad “denota circunstancias en las que los hechos objetivos influyen menos en la opinión pública que aquellos que apelan al emoción y a las creencias personales”. Quien ejerce la posverdad no asume estar mintiendo. De hecho se basa en una premisa muy simple, sostenida en la visión posmoderna que afirma que la verdad no existe, sólo versiones o interpretaciones de la realidad. Tras asumir como dogma esta declaración, no tiene más que conducir su relato hasta los límites donde las fronteras entre los hechos, las percepciones y lo que le gustaría que hubiese ocurrido se diluyen, y es ese territorio ambiguo el individuo se siente con la capacidad de construir una versión de los acontecimientos que reflejen aquello que desea expresar. La verdad ya no es sólo relativa a una perspectiva o un contexto, ya no es que se vea influida por la interioridad, los miedos, las creencias o los deseos de un individuo, sino que simple y llanamente es producto de la voluntad de quien la crea. La Posverdad se ajusta a las conveniencias de quien pretende imponerla y es inmune a cualquier evidencia empírica u objetiva si ésta contradice los prejuicios, ideología, visión del mundo o, incluso, apetencias u odios coyunturales de quien la defiende. Equivale a aceptar que vivimos en un mundo donde los hechos dejan de ser objetivos y se convierten en optativos, donde lo concreto se ajusta a la interpretación personal del momento y, aunque en principio parece cómodo y satisfactorio, a la larga nos obliga a vivir en un mundo incierto donde no hay referentes comunes a los cuales asirse. Antecedentes de la posverdad Desde el siglo XVIII, o incluso antes, comenzó a intuirse que el contenido de la psique ejerce una influencia importante sobre la percepción, la cognición y el comportamiento humano. La forma en que entendemos lo que nos rodea se vuelve determinante para manifestar una conducta, con lo cual comenzó a entrar en crisis la idea de que la realidad es sólo aquello que ocupa un lugar en el espacio-tiempo para comenzar a darle una cierta importancia a lo que sucede en la subjetividad. Freud lleva todo esto un paso más allá y diseña sus potentes teorías acerca del inconsciente y de ahí podríamos hacer un seguimiento de todo el desarrollo de la psicología del siglo XX. Sin embargo, quizá el más claro antecedente, tanto del posmodernismo como de su manifestación patológica que conocemos como posverdad, lo tengamos en el filósofo alemán Friedrich Nietzsche, quien en el siglo XIX aseguró que “no hay hechos, sino sólo interpretaciones”. La verdad dejó de ser algo objetivamente válido para todos y pasó, tras el abuso perverso de quien la lleva hasta la posverdad, a convertirse en una propiedad particular, donde la verdad es lo que yo interpreto como ocurrido sin importar datos, testimonios o referencias que lo desmientan. Quienes en su momento defendieron el Brexit no basaron su postura en los hechos, sino en la creencia inducida por quienes defendían esa narrativa, de que Inglaterra estaría mejor fuera de la Unión, aunque no hubiese ningún dato objetivo que lo probara esa hipótesis. Ken Wilber asegura que la generación Boomer, la inmediata posterior a la Segunda Guerra Mundial y primera posmoderna, educó a sus hijos, no tanto enfocados en defender la verdad, pues sabían que ésta era una construcción, sino centrados en enseñar y promover la autoestima. Sentirme validado es mucho más importante que prestar atención a los hechos. La autoestima enfocada así, asegura Wilber, no hace sino fomentar el narcisismo. Si bien puede considerársele a Donald Trump como el rey de la posverdad, lo cierto es que se trata de una práctica mucho más extendida y popular de que se supone. Este narcisismo del que habla Wilber se manifiesta de muchas formas. Quizá la más inocua sea la representada por la “cultura selfie”, donde la realidad directamente se retoca sin pudor para que la imagen personal se adapte, no a lo que veo, no a lo que es, sino a lo quisiera ver y es esa imagen “renovada” la que se muestra como verdadera. Las redes sociales se convierten entonces en cajas de resonancia para trasmitir posverdades complacientes y reconfortantes. Pero es cada vez más habitual, y mucho más dañino para la construcción de un mundo en común, participar en discusiones que terminan con frases como esta: “yo tengo mi verdad y tú tienes la tuya”. Ante esta forma de entender la realidad no sólo no consideramos necesario esforzarnos por encontrar puntos en común y buscar un acuerdo, ni siquiera nos interesa lo que el otro pretende decirnos con “su verdad” ni que parte de esa versión podría servirnos para ampliar o complementar la nuestra. Estamos tan identificados con nuestras creencias y es tan frecuente encontrar voces que confirman nuestra visión, que resulta muy difícil cuestionarlas. Como asegura Rutger Bregman en Utopía para realistas, se requiere ser tremendamente valiente para cambiar de opinión porque muchas veces implica rectificar nuestra comprensión de las cosas: “Cuando la realidad choca con nuestras convicciones más profundas, preferimos recalibrar la realidad que corregir nuestra visión del mundo. No sólo eso, nos volvemos aún más inflexibles que antes en nuestras creencias” (Bregman, Utopía para realistas, 2017, P. 217-218). Web: www.juancarlosaldir.com Instagram: jcaldir Twitter: @jcaldir Facebook: Juan Carlos Aldir

La posverdad, el extremo de la patología posmoderna

Quien ejerce la posverdad no asume estar mintiendo. Se basa en una premisa simple: la verdad no existe, sólo...

enero 27, 2023

Justicia para María Elena Ríos

María Elena Ríos Ortiz es una saxofonista que sufrió un ataque de ácido que le desfiguró gran parte de...

enero 26, 2023
carga en avion

El problema del manejo de la carga aérea

El AIFA hoy no tiene las instalaciones necesarias para el manejo de carga aérea. Tienen un área para ello...

enero 25, 2023