De la precariedad al extremismo

Cuando un gobierno es cada vez menos capaz de regular los mercados informales, gradualmente pierde el control de los mercados formales por el creciente poder de extorsión de las mafias.

4 de octubre, 2022 precariedad al extremismo

La inseguridad ha activado el instinto básico de sobrevivencia. Por inseguridad entiendo la física, la patrimonial y la económica. Si bien cada tipo de inseguridad responde a ámbitos específicos, se entretejen y producen la sensación de peligro inminente. Ante el peligro, la respuesta es el estado de alerta. Embargan la angustia y el miedo. La disyuntiva es huir para ponerse a salvo o enfrentar la amenaza. ¿Qué ha activado los instintos primarios de millones de personas en México y el mundo? ¿Cuáles son las consecuencias sociales de ese continuo estado de alerta y de estrés, ante la amenaza? Y, ¿en qué consiste la amenaza? Sin duda en este país nadie está exento de un delito y hasta de perder la vida. Todos los días conocemos hechos trágicos de sangre.

Igualmente, la seguridad patrimonial está en perpetuo riesgo. La inobservancia de la ley y el creciente poder del crimen exponen a las personas ante dos poderes indómitos, fuera de control: la mafia estatal y la mafia criminal. La primera usa el poder público para la extorsión: doblegar a rivales políticos, en vez de aplicarles la ley, someter a instituciones y comprar voluntades. La segunda impone cobros a las actividades comerciales y productivas (derecho de piso), extorsiona, priva de la libertad, invade propiedades y un sinfín de delitos contra la vida y patrimoniales. Impera un estado de cosas donde cada quien debe salvar su pellejo. El efecto es desconfianza generalizada que destruye la solidaridad. La nación se asoma al abismo del imperio del más fuerte.

A estas dos manifestaciones de la inseguridad se ha sumado otra altamente perniciosa y, hasta ahora, sus efectos sociales han sido más perturbadores. Se trata de la precarización del trabajo o, si se prefiere, de inseguridad laboral. El término que se ha acuñado para nombrar a este tipo de trabajo es “flexibilidad laboral”. El propósito ha sido reducir los salarios; facilitar los despidos sin o con la mínima indemnización; la movilidad del empleado a otras actividades o de residencia; la contratación a tiempo parcial sin derecho a seguridad social (acceso a servicios de salud, vacaciones, seguro por accidente o invalidez, pensión, indemnización por despido anticipado, etc.); desaparición del empleo estable, durable, a tiempo completo, así como seguridad social.

De esta manera en todo el mundo, países ricos y pobres, se ha formado una gran masa de trabajadores informales, sea cual sea su calificación o habilidades. A esta gente, el economista Guy Standing le denominó precariado (que deriva de precario y proletario). En su libro El precariado. Una nueva clase social, este prestigiado investigador relata una historia dramática y reveladora de un pueblo de la toscana, llamado Prato, que a finales de los años ochenta del siglo pasado se dedicaba a la manufactura de ropa. Su población de unas 180 mil personas gozaba de empleo estable y seguro, de ingresos suficientes. Era una ciudad donde imperaban la solidaridad, la confianza y la moderación. Su inclinación política era hacia la izquierda. La gente era socialdemócrata.

Con la apertura comercial y flexibilidad laboral acaecida en esos años todo cambió. En la región se instalaron industrias chinas que traían a trabajadores de su país, a quienes pagaban salarios bajos, sin prestaciones y sus condiciones laborales eran cuasi esclavistas. Poco a poco los productores chinos desplazaron a los de Prato. Los despidos se pusieron a la orden del día, los salarios y prestaciones se redujeron al mínimo para que las empresas pudieran competir y sobrevivir. Según las autoridades municipales las fábricas chinas elaboraban un millón de prendas al día, de manera que en 365 días producían suficientes para vestir a toda Italia por un periodo de 20 años. Junto con la inundación de productos baratos de India y Bangladesh, la industria local se arruinó.

Luego llegó el crac financiero de 2008. Desempleo y bancarrotas se fueron a los cielos. Alteraron los ánimos e inclinaciones políticas de la gente de Prato la hostilidad ideológica y política a la intervención del Estado y la austeridad a ultranza. En meses, relata Standing, la izquierda fue borrada del mapa político de la región. Llegó al poder la xenófoba Liga Norte. Favoreció este giro político el hecho de que, desde tiempo atrás, los gobiernos socialdemócratas habían adoptado las políticas públicas neoliberales. Rechazaron elegir un cambio económico ordenado, evitar el sufrimiento de miles de personas y reindustrializar a la región. Las heridas de la liberación económica caótica aún perduran, y hoy gobierna la ultraderecha con el lema de Dios, Patria y Familia.

El caso de esta pequeña ciudad de la toscana ilustra cómo la precariedad económica ocasiona la radicalización y el arribo de los populistas al poder, de izquierda o de derecha, que al final del día sus semejanzas son mayores que sus diferencias. La pérdida del modo de vida de las personas, de estatus, altera sus sentimientos y las induce a poner por delante el instinto de sobrevivencia. No menos grave es la precarización que disuelve la confianza y reduce al mínimo la relación de la gente con el Estado. El debilitamiento de los lazos entre el Estado y las personas, fruto de la precarización y la informalidad, favorece la movilidad del voto de extremo a extremo ideológico y la inestabilidad. Y lo peor, ese vacío lo llenan poderes informales y las grandes empresas.

En México, el desamparo y la falta de protección en la que se encuentran miles y miles, la gran mayoría en la informalidad, aunado a un Estado de chueco (Zaid) es tierra fértil para la expansión del crimen. No en vano, algunos calculan que las mafias controlan 40% del país. Cuando un gobierno es cada vez menos capaz de regular a los mercados informales, gradualmente tiende a perder el control de los mercados formales debido al creciente poder de extorsión de las mafias. En este contexto cabe preguntar, ¿qué impacto tiene en la inflación el debilitamiento de los lazos entre sociedad y Estado, así como su incapacidad para enfrentar a las mafias y regular los mercados informales? Y peor: ¿están en riesgo la gobernación y la paz social?

Comentarios


object(WP_Query)#18000 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(84111) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-11-2022" ["before"]=> string(10) "06-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(84111) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-11-2022" ["before"]=> string(10) "06-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18004 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18002 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18003 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "08-11-2022" ["before"]=> string(10) "06-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-08 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-12-06 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (84111) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18001 (24) { ["ID"]=> int(85705) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-15 12:22:49" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-15 17:22:49" ["post_content"]=> string(5449) "El pasado domingo 13 de noviembre se llevó a cabo la marcha a favor del INE y demás institutos electorales autónomos. Aunque desestimada por el mismo presidente, a quien obviamente no le gusta la libertad que tienen los ciudadanos (que no pueblo) de elegir libremente a sus gobernantes, muchísima gente se congregó para manifestar su descontento contra la destructora reforma electoral que tanto le urge consumar al presidente (porque, claro, en un país flagelado por la inseguridad, los feminicidios y el crimen, lo que verdaderamente es importante - para López, hay que aclarar - es controlar y socavar los órganos electorales).  Estoy escribiendo esto la noche y mañana del lunes 14 de noviembre, así que no he podido leer y escuchar la reacción del supremo. Pero ni falta que hace: ya sé que será lo usual: insultos, descalificaciones y burlas - lo que siempre aplica el one trick pony que es López Obrador. Sin embargo, no hay que desestimar el poder corrosivo que tienen sus palabras en la ciudadanía. Recientemente, leí un comentario de un seguidor de López que se burlaba de la marcha al decir “que sólo habían ido 15 personas” - incluso si ese hubiese sido el caso, la idea de que respetar el derecho a manifestarse y participar de la vida pública del país estuviese condicionado al número de personas me parece totalmente antidemocrática y un ejemplo perfecto del efecto dañino del discurso eternamente polarizador de López Obrador (y una prueba más de que, a los seguidores del presidente, les encanta la idea de regresar al priismo de mediados del siglo XX, en donde las marchas, mayoritariamente, eran para apoyar al presidente en turno).  Pero volviendo al tema de la marcha a favor de los institutos electorales, es claro que algo resonó con la ciudadanía. ¿Se ha preguntado usted qué fue? No, no creo que haya sido un plan orquestado por los demonios de papel que ha creado López Obrador, ni obra del acarreo masivo (taaan popular entre Morena, todo sea dicho). Me atreveré a realizar una afirmación que pienso podría explicar la cantidad de gente que se congregó el domingo 13 de noviembre. Lo que motivó a la gente a participar fue algo que parece que la memoria selectiva del presidente prefiere olvidar. Y es que los órganos electorales autónomos, los proverbiales “árbitros imparciales” de las elecciones en México, fueron una exigencia de la ciudadanía. Sí, que se lea claro y fuerte: fueron institutos cuya creación, en gran parte, recayó en los ciudadanos y fueron para los ciudadanos. No, querido seguidor de López, no fueron una creación de [inserte aquí el nombre del “adversario” de López que prefiera]. Fueron creados por nuestros padres, nuestros abuelos y demás generaciones anteriores a la nuestra, debido al hartazgo que tenían de que el gobierno se reservara el derecho de elegir a nuestros gobernantes. Para ser alguien considerado por sus admiradores como “un gran historiador”, vaya que el presidente prefiere “olvidar” hechos que no le convienen (como su lealtad al viejo PRI).  Este sexenio, López Obrador nos ha quitado mucho (seguridad, salud, usted diga), menos lo que tanto proclamó: la corrupción. Ahora, quiere dar el golpe mortal a la naciente democracia mexicana y regresar a México a la época del priismo rancio que creímos ya estaba desterrado para siempre. No dejemos que nos siga quitando más libertades al querer controlar y destruir los órganos electorales. Es una tarea que, incluso el más aferrado seguidor del supremo debería defender porque, de no haber sido por estos institutos electorales, es muy probable que López Obrador jamás hubiese llegado al poder (sólo recuérdese cuántas veces intentó “brillar” dentro del viejo PRI, sin éxito - sólo hasta que hubo elecciones libres, pudo lograr algo de verdad en su vida política).   En ánimos de no ser un hipócrita (palabra que tanto le gusta usar a López Obrador para denostar a quien no se alinea con él) hay que decir algo claro, fuerte y sin miedo: desde el viejo PRI (ese mismo de la “caída del sistema” de Manuel Bartlett), el mayor riesgo al que se ha enfrentado la democracia mexicana es Andrés Manuel López Obrador.  *LAS OPINIONES EXPRESADAS EN LOS ARTÍCULOS DE ESTA PÁGINA SON DE EXCLUSIVA RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES. DE NINGUNA MANERA REFLEJAN LA POSTURA EDITORIAL DE ESTE PORTAL." ["post_title"]=> string(60) "López Obrador: el mayor peligro para la democracia mexicana" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(58) "lopez-obrador-el-mayor-peligro-para-la-democracia-mexicana" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-15 12:22:49" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-15 17:22:49" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85705" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17978 (24) { ["ID"]=> int(86195) ["post_author"]=> string(2) "23" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-30 11:53:52" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-30 16:53:52" ["post_content"]=> string(5570) "En las últimas décadas, la democracia se convirtió en la mejor y más popular forma de gobierno. Sus avances y ventajas sobre otras alternativas eran evidentes para los habitantes de los diferentes países en el mundo, principalmente en el ala occidental. De acuerdo con Wikipedia, “la democracia es una forma de organización social y política que atribuye la titularidad del poder al conjunto de la ciudadanía. En sentido estricto, la democracia es un tipo de organización del Estado en el cual las decisiones colectivas son adoptadas por el pueblo mediante mecanismos de participación directa o indirecta que confieren legitimidad a sus representantes. En sentido amplio, democracia es una forma de convivencia social en la que los miembros son libres e iguales y las relaciones sociales se establecen conforme a mecanismos contractuales”. Otros simplemente definen a la democracia como el sistema político donde deciden las mayorías y se respeta a las minorías. Lo que llama la atención, es que la democracia está dejando de ser el sistema político más popular en el mundo, incluso se habla de que ahora está en declive, de acuerdo con el Informe sobre el Estado de la Democracia Liberal de 2022, elaborado por el Instituto de Investigación V-Dem de la Universidad de Gothenburg (https://v-dem.net/media/publications/dr_2022.pdf). Entre los principales hallazgos de este informe, destacan: Hay un declive de la democracia en los últimos años. “El nivel de democracia que disfruta el ciudadano global promedio en 2021 se ha reducido a los niveles de 1989. Los últimos 30 años de avances democráticos están ahora erradicados. Las dictaduras van en aumento y gobiernan a 70% de la población mundial: 5,400 millones de personas. Las democracias liberales alcanzaron su punto máximo en 2012 con 42 países y ahora están en los niveles más bajos en más de 25 años: 34 naciones albergan solo 13% de la población mundial. El declive democrático es especialmente evidente en Asia-Pacífico, Europa del Este y Asia Central, así como en partes de América Latina y el Caribe. Las libertades están en acecho. “Un récord de 35 países sufrió deterioros significativos en la libertad de expresión a manos de los gobiernos, un aumento de solo 5 países hace 10 años. Se agudizó la represión a la sociedad civil en 22 países y la censura a los medios en 21 de los 33 países en proceso de autocratización. Crece la polarización y la desinformación. “Los partidos anti-pluralistas impulsan la autocratización en al menos 6 de los 10 principales autocratizadores: Brasil, Hungría, India, Polonia, Serbia y Turquía. La movilización popular sigue manteniéndose en niveles bajos. Esta falta de movilización prodemocrática corre el riesgo de permitir que la autocratización se profundice sin oposición. La polarización escala hacia niveles tóxicos en 40 países. Los niveles tóxicos de polarización contribuyen a las victorias electorales de los líderes anti-pluralistas y al empoderamiento de sus agendas autocráticas. Los gobiernos autocráticos utilizan cada vez más la desinformación para moldear la opinión nacional e internacional a su favor. Hay quienes creen que este proceso de declive la de la democracia se debe a la creciente existencia de “laboratorios con la democracia” (https://theconversation.com/laboratorios-contra-la-democracia-193899).  “En los últimos años, escribir contra la democracia se ha convertido en una actividad académica que suscita un gran seguimiento. Los laboratorios contra la democracia se articulan gracias a una extensa red de productores y consumidores. La sofisticada urdimbre o entre trama, como diría la pensadora mexicana y especialista en etnología Marcela Lagarde, incluye líneas de investigación, libros publicados por editoriales comerciales de gran prestigio, seminarios internacionales, best-sellers, redes sociales y contenidos multimedia creados por periódicos y revistas”. Y este declive se da principalmente en la arena de las redes sociales. Se promueve “un complejo sentimiento de desconfianza, o sus difusas tramas, en sociedades en las que el debate político se libra a través de redes sociales”. Se promueve la ignorancia, la mentira y la confusión. Se promueve la tendencia a ser “racionalmente irracional”. Menuda situación en la que estamos inmersos. Veremos cómo somos capaces de salir de un momento público complejo, confuso, acelerado y corrosivo. Es importante abrir bien los ojos y escuchar mejor.   Contacto: www.marcopaz.mx, [email protected], Twitter @marcopazpellat, www.facebook.com/MarcoPazMX, www.ForoCuatro.tv y www.ruizhealytimes.com." ["post_title"]=> string(21) "Democracia en declive" ["post_excerpt"]=> string(90) "¿Qué factores han contribuido para el declive de la democracia como forma de gobierno? " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(21) "democracia-en-declive" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-30 11:53:52" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-30 16:53:52" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=86195" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18001 (24) { ["ID"]=> int(85705) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-15 12:22:49" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-15 17:22:49" ["post_content"]=> string(5449) "El pasado domingo 13 de noviembre se llevó a cabo la marcha a favor del INE y demás institutos electorales autónomos. Aunque desestimada por el mismo presidente, a quien obviamente no le gusta la libertad que tienen los ciudadanos (que no pueblo) de elegir libremente a sus gobernantes, muchísima gente se congregó para manifestar su descontento contra la destructora reforma electoral que tanto le urge consumar al presidente (porque, claro, en un país flagelado por la inseguridad, los feminicidios y el crimen, lo que verdaderamente es importante - para López, hay que aclarar - es controlar y socavar los órganos electorales).  Estoy escribiendo esto la noche y mañana del lunes 14 de noviembre, así que no he podido leer y escuchar la reacción del supremo. Pero ni falta que hace: ya sé que será lo usual: insultos, descalificaciones y burlas - lo que siempre aplica el one trick pony que es López Obrador. Sin embargo, no hay que desestimar el poder corrosivo que tienen sus palabras en la ciudadanía. Recientemente, leí un comentario de un seguidor de López que se burlaba de la marcha al decir “que sólo habían ido 15 personas” - incluso si ese hubiese sido el caso, la idea de que respetar el derecho a manifestarse y participar de la vida pública del país estuviese condicionado al número de personas me parece totalmente antidemocrática y un ejemplo perfecto del efecto dañino del discurso eternamente polarizador de López Obrador (y una prueba más de que, a los seguidores del presidente, les encanta la idea de regresar al priismo de mediados del siglo XX, en donde las marchas, mayoritariamente, eran para apoyar al presidente en turno).  Pero volviendo al tema de la marcha a favor de los institutos electorales, es claro que algo resonó con la ciudadanía. ¿Se ha preguntado usted qué fue? No, no creo que haya sido un plan orquestado por los demonios de papel que ha creado López Obrador, ni obra del acarreo masivo (taaan popular entre Morena, todo sea dicho). Me atreveré a realizar una afirmación que pienso podría explicar la cantidad de gente que se congregó el domingo 13 de noviembre. Lo que motivó a la gente a participar fue algo que parece que la memoria selectiva del presidente prefiere olvidar. Y es que los órganos electorales autónomos, los proverbiales “árbitros imparciales” de las elecciones en México, fueron una exigencia de la ciudadanía. Sí, que se lea claro y fuerte: fueron institutos cuya creación, en gran parte, recayó en los ciudadanos y fueron para los ciudadanos. No, querido seguidor de López, no fueron una creación de [inserte aquí el nombre del “adversario” de López que prefiera]. Fueron creados por nuestros padres, nuestros abuelos y demás generaciones anteriores a la nuestra, debido al hartazgo que tenían de que el gobierno se reservara el derecho de elegir a nuestros gobernantes. Para ser alguien considerado por sus admiradores como “un gran historiador”, vaya que el presidente prefiere “olvidar” hechos que no le convienen (como su lealtad al viejo PRI).  Este sexenio, López Obrador nos ha quitado mucho (seguridad, salud, usted diga), menos lo que tanto proclamó: la corrupción. Ahora, quiere dar el golpe mortal a la naciente democracia mexicana y regresar a México a la época del priismo rancio que creímos ya estaba desterrado para siempre. No dejemos que nos siga quitando más libertades al querer controlar y destruir los órganos electorales. Es una tarea que, incluso el más aferrado seguidor del supremo debería defender porque, de no haber sido por estos institutos electorales, es muy probable que López Obrador jamás hubiese llegado al poder (sólo recuérdese cuántas veces intentó “brillar” dentro del viejo PRI, sin éxito - sólo hasta que hubo elecciones libres, pudo lograr algo de verdad en su vida política).   En ánimos de no ser un hipócrita (palabra que tanto le gusta usar a López Obrador para denostar a quien no se alinea con él) hay que decir algo claro, fuerte y sin miedo: desde el viejo PRI (ese mismo de la “caída del sistema” de Manuel Bartlett), el mayor riesgo al que se ha enfrentado la democracia mexicana es Andrés Manuel López Obrador.  *LAS OPINIONES EXPRESADAS EN LOS ARTÍCULOS DE ESTA PÁGINA SON DE EXCLUSIVA RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES. DE NINGUNA MANERA REFLEJAN LA POSTURA EDITORIAL DE ESTE PORTAL." ["post_title"]=> string(60) "López Obrador: el mayor peligro para la democracia mexicana" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(58) "lopez-obrador-el-mayor-peligro-para-la-democracia-mexicana" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-15 12:22:49" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-15 17:22:49" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85705" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(53) ["max_num_pages"]=> float(27) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "fede2ce9127389c2c94801c2c91d02db" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

López Obrador: el mayor peligro para la democracia mexicana

El pasado domingo 13 de noviembre se llevó a cabo la marcha a favor del INE y demás institutos electorales autónomos. Aunque...

noviembre 15, 2022

Democracia en declive

¿Qué factores han contribuido para el declive de la democracia como forma de gobierno?

noviembre 30, 2022




Más de categoría
debilidad gubernamental

La “celebración” de López, parte II: la debilidad gubernamental

No hay otra salida para el gobierno actual más que apoyarse en la imagen de López y vender el...

diciembre 5, 2022

Conferencias de las Naciones Unidas sobre el cambio climático COP 27 y COP 15

El 40% de las huella de carbono que se emite a la atmósfera a nivel global proviene de nuestras...

diciembre 5, 2022
La Verdad revelada: paradigma Tradicional

La Verdad revelada: paradigma Tradicional

El pensamiento tradicional concibe la realidad de manera disciplinada, normativa y doctrinal. Basta con cumplir la ley terrestre y...

diciembre 2, 2022

Los riesgos de la egocracia

Los populismos se caracterizan en gran parte por debilitar las democracias y las instituciones que las sustentan. 

diciembre 2, 2022