De Frente y Claro | REFLEXIONES 2020

Sin lugar a dudas, este 2020 que está por finalizar ha sido un año sumamente difícil en el que se han visto inmersos muchos factores que lo hicieron mucho más complicado, empezando por las repercusiones que dejó...

31 de diciembre, 2020

Sin lugar a dudas, este 2020 que está por finalizar ha sido un año sumamente difícil en el que se han visto inmersos muchos factores que lo hicieron mucho más complicado, empezando por las repercusiones que dejó un 2019 lleno de ocurrencias, caprichos, imposiciones que, a lo largo de 13 meses (contando a partir del 1 de diciembre del 2018). Lo anterior influyó en que 2020 se arrancara con problemas, sobre todo, de crecimiento y desarrollo económico. 

La pandemia del Covid-19 llega a complicar el panorama aún más. Nos llevó a estar en casa y tomar muchas precauciones y cuidados que, desafortunadamente, entre los desaciertos de los responsables de la actual administración y el desinterés e incredulidad entre un buen número de mexicanos, han traído drásticos resultados: más de 124 mil muertos, más de 1 millón 400 mil casos acumulados y un promedio de más de 12 mil contagiados por día.

Es por ello que ante las adversidades que tuvimos que enfrentar, vale la pena hacer algunas reflexiones. Primeramente, dar gracias por poder concluirlo y tener la fuerza y el aliento para continuar con 2021. No doblegarse ante los problemas y obstáculos que se nos presenten, siempre ver hacia delante y ser positivos. Porque hay personas que se apegan a la congoja como si ello fuera una virtud, y nada ganan, es mejor dejarla marchar con alivio y preferir el optimismo, que más que una virtud, es un Don que sumado a lo que hacemos todos los días es lo que va haciendo camino, porque son los actos y no las palabras los que hablan por las personas, por más que se diga y se mienta, la verdad no se puede esconder. 

Por más difícil que se presenten las cosas, hay que darse un compromiso con la vida, no perdamos el tiempo buscando respuestas a lo que no tiene preguntas. Se tiene que trabajar presente y futuro para salir adelante. Con algo muy importante, nunca confundir nuestras razones con la RAZÓN y menos aún buscar IMPONERLAS. Por ello no se debe pensar con el corazón, se debe sentir con el corazón y pensar con el cerebro, difícil para algunos, pero debemos hacerlo. 

Es por ello, que con los sucesos que acontecieron en todo el mundo en 2020, y deseando que el 2021 sea mejor, no me quedo con las ganas de externar lo que quizás sea un sueño, o un gran deseo, que se convierta en hermosa realidad: cambiemos guerra por paz, tristeza por alegría, muerte por vida, porque de lograrlo, toda la humanidad lo agradecerá. 

Ojalá que el dinero que se derrocha en las guerras se usara para salvar vidas combatiendo tantas enfermedades que existen, como ahora con el Covid-19, ayudar a quienes no solamente no tienen para pagar los medicamentos que se requieren, sino a países que quizás no tengan recursos suficientes para comprar las vacunas. Que se ayude a los millones de personas que ni siquiera tienen para comer, como acontece en varias partes del mundo. 

¿Por qué en lugar de pensar en destruir lo que tanto esfuerzo ha costado construir, no se piensa en combatir la contaminación que afecta tanto? ¿Por qué no invertir en conservar los bosques, los mares, la fauna; por qué se prefiere seguir destruyendo y matando? Ojalá que lo que se exterminara fuera el rencor, el odio, porque el odio y el rencor no alimentan a nada ni a nadie y mucho menos al alma. 

Si se hacen cosas más positivas, seguramente lo agradecerán todos los seres humanos, Y más aún, los niños, los jóvenes, las nuevas generaciones que son el futuro de la humanidad. Porque no hay mayor robo que quitar la alegría a las personas. Ojalá, ojalá, que lo reflexionen. 

Para todos aquellos que en este 2020 perdimos a un ser querido y que estamos luchando por tener ese consuelo y resignación, les envío un gran abrazo y que pronto lo logremos. Así como para quienes están enfrentando tener a sus familiares enfermos ya sea por este virus, u alguna otra enfermedad, o que, por la pérdida de su trabajo, cierre de sus negocios, estén en situaciones graves, que sigan luchando con enorme fortaleza.

Agradezco a Ruiz-HealyTimes la invaluable oportunidad de poder llegar a sus estimados lectores y poder compartir lo que sucede, lo que analizamos, lo que pensamos y lo que sentimos a través de este espacio, con la intención de no ser el mejor, sino de dar y compartir lo mejor de mí, con la humildad plena de reconocer que podemos hacerlo y que necesitamos realizarlo; porque podemos lograr mucho por mejorar nuestras vidas como personas, y entregar un poco a quienes padecen más que nosotros. 

Reciban un enorme abrazo para ustedes y sus respetuosas familias, con mis mejores deseos de que en 2021 exista principalmente salud, que teniéndola lo demás se logra. Que la enorme calidad humana siga existiendo siempre en cada uno de ustedes, reiterándoles el orgullo de contar con su invaluable atención, que nos une y estimula en una hermandad, a seguir luchando por una mejor ciudad y un mejor país. 

Quedando muy claro que las voces siempre se escucharán, que por más que las amenacen e insulten, tratando de reprimirlas y callarlas, NUNCA, NUNCA las sepultará el silencio. 

Feliz año para todos, para mi estimado Eduardo Ruiz-Healy, su gran equipo, y para todos ustedes, estimados lectores. Que Dios los Bendiga hoy y Siempre.

 

Comentarios


object(WP_Query)#16266 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(59636) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-09-2022" ["before"]=> string(10) "06-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(59636) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-09-2022" ["before"]=> string(10) "06-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16270 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16268 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16269 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "08-09-2022" ["before"]=> string(10) "06-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-09-08 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-10-06 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (59636) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16267 (24) { ["ID"]=> int(83861) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-30 11:11:34" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-30 16:11:34" ["post_content"]=> string(6343) "La “verdad” es la conclusión a la que se llega al interpretar una porción de la realidad conceptual y contextual humana.  Si bien la Realidad –objetiva y subjetiva– es universal, la verdad es parcial y relativa a un tiempo, un espacio, una determinada comprensión o una forma concreta de ver las cosas.  Imagina un cúmulo de cincuenta mil litros de agua que está a 18 grados centígrados. En caso de que ese líquido existiera, la afirmación podría considerarse una verdad, pero no lo es del todo porque expuesta así, en abstracto, de manera aislada y sin ningún contexto carece de sentido y de importancia: ¿dónde está esa agua?, ¿para qué habremos de usarla?, etcétera. La mera información de tener determinada cantidad de agua a cierta temperatura puede aportar un dato preciso, pero no alcanza para considerársele una verdad porque, al no estar relacionada a alguna otra pieza de información ni tener ningún vínculo con el universo natural o cultural humano se convierte en un saber insustancial.    Si ahora te preguntara si consideras que ese cúmulo de agua está “objetivamente” caliente o fría, tu respuesta tendría que ser: “caliente o fría ¿para qué?, ¿para quién?, ¿con relación a qué?, ¿para hacer qué con ella?”. Que algo esté caliente o frío siempre dependerá del contexto específico donde el hecho tenga lugar, de la perspectiva, del punto de vista y de la sensibilidad particular de quién juzga.  Imagina que esa agua está en una alberca. Por fin tenemos un contexto reconocible que comienza a dotarla de sentido pues sienta las bases para que, entre esa información y nosotros exista una relación. Si volviera a preguntarte si el agua está caliente o fría, ahora la respuesta más probable sería “depende”, porque la sensación de caliente o fría está estrechamente relacionada con la temperatura del entorno, el tipo de relación que se tenga con ella y la sensibilidad de los individuos involucrados en la acción. Si un ser humano, cuyo cuerpo suele rondar los 36 grados de temperatura, entrase a esa piscina, su experiencia del agua a 18 grados centígrados sería muy distinta si el entorno es una mañana tropical soleada con 40 grados centígrados que si se encontrara en un clima invernal alpino con un ambiente a 4 grados bajo cero.  No hay duda, “es” agua y “está” a 18 grados centígrados. A partir de estos datos, completamente objetivos y reales, ¿puede considerarse que el agua está “de verdad” caliente o fría en términos absolutos, con independencia de todos los factores que influyen en nuestro juicio?  Para hablar con cierta profundidad de lo que es verdadero contra lo que no lo es, la primera distinción consiste en no confundirlo con “lo real”.  Lo real es lo que existe y se constituye de la coemergencia de lo subjetivo y lo concreto, mientras la verdad es la forma particular como ordenamos, comprendemos e interpretamos una porción de esa realidad que existe, a la que podemos acceder a partir de nuestras limitaciones, ya no sólo como individuos llenos de prejuicios, creencias y preconcepciones, sino como especie. Vemos, oímos, tocamos, olemos, sentimos, tenemos la capacidad de razonar y la combinación de todo ello nos permite entender la porción de Totalidad que tenemos frente a nosotros. Y es a partir de ese fragmento , y no del Todo, desde donde construimos lo que los seres humanos llamamos verdad.  Lo real, considerando los dos ámbitos, objetivo y subjetivo, y aun cuando es inabarcable y muchos de sus partes no las podemos percibir, podríamos definirlo como aquello que los entes –personas, objetos, etc.– y los fenómenos “son” en sí mismos, en su totalidad, en todo tiempo y lugar, de manera incontrovertible incluso sin que haya necesidad de un observador que lo constate. Mientras que la verdad es aquello que resulta de nuestra experiencia de un objeto, idea, sentimiento o fenómeno, a partir de la interpretación objetiva y subjetiva de cada uno. La verdad es el juicio de un observador que la considere como tal y que no “lo es” por sí misma. La premisa: “la Tierra es plana” fue una  verdad incuestionable y moldeó la construcción de conocimiento y civilización y el modo de experimentar la existencia por un largo periodo de tiempo, aun cuando lo que enunciaba no fuese real.    Todos “sabemos” que el sol sale por las mañanas. Se trata de otra verdad incuestionable que estructura nuestras vidas, les da orden, sentido, dirección y estructura, es la base nuestras agendas y actividades diarias y sin embargo en la “realidad” el sol no sale ni se esconde sino que es la Tierra la que, con sus movimientos de rotación y traslación, nos genera una impresión que traducimos en una metáfora.  Por más que sepamos que esa expresión no corresponde con la realidad, seguimos considerándola una verdad. Y lo es, porque se trata de una construcción lingüística humana, anclada tanto en verdades objetivas –ciertas horas del día el sol ilumina nuestro entorno y el resto del tiempo es de noche– como en verdades subjetivas –las metáforas del nacimiento, la muerte, la poesía, etc. Por eso decir “el sol sale por la mañana” es una verdad que, a pesar de que no es del todo Real, funciona para gestionar nuestra vida cotidiana.  En la siguiente entrega continuaremos diseccionando el concepto de verdad.    Web: www.juancarlosaldir.com Instagram: jcaldir Twitter: @jcaldir    Facebook: Juan Carlos Aldir" ["post_title"]=> string(20) "¿Qué es la verdad?" ["post_excerpt"]=> string(128) "La “verdad” es la conclusión a la que se llega al interpretar una porción de la realidad conceptual y contextual humana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(16) "que-es-la-verdad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-30 11:11:34" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-30 16:11:34" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83861" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16243 (24) { ["ID"]=> int(83528) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-20 11:30:55" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-20 16:30:55" ["post_content"]=> string(4822) "Quisiera poder escribir sobre otra  cosa. Con la velocidad con la que fluyen los hechos y las noticias en nuestra vida este tema tal vez ya sea obsoleto para todos menos para nuestro sistema nervioso. Los mexicanos experimentamos una vez más una de estas situaciones que podemos etiquetar como “Solo en México”. Según José Luis Mateos, especialista  en sistemas complejos del Instituto de Física de la UNAM, las posibilidades de vivir tres sismos de más de 7 grados en la escala Richter en el mismo país en la misma fecha, es una entre 133 225; expresado de otra forma: 0.000751%.  Igual que hace 5 años, traté de mantenerme tranquila durante el simulacro, propósito que nunca logro porque los recuerdos y el efecto de la alerta sísmica son suficientes como para que a todos se nos pongan los nervios de punta. Desde temprano todos compartimos información en redes sociales, fotos y crónicas de los catastróficos terremotos que sacudieron el país en 1985 y 2017, esa evocación de estar parada a la mitad de la calle tratando de no perder el equilibrio, viendo cómo caían piedras y pedazos de fachadas, el clamor de la gente que rezaba en medio de una angustia espantosa, la sensación de que esto jamás terminaría, y después, el silencio. Personas tomadas de la mano en crisis de nervios, yo aferrada al brazo de un policía que intentaba tranquilizarnos, no sé si minutos u horas después alguien repartía pedazos de pan a los que estábamos allí, nos comunicábamos con nuestras familias, los comercios del centro histórico. En donde yo estaba el 19 de septiembre de 2017, hasta quitaron su música para sintonizar el radio a Fernanda Familiar que apenas podía disimular su angustia y trataba de entender y comunicar lo que estaba pasando. Luego luego pasaron muchas cosas. Todos los mexicanos estuvimos de una u otra forma involucrados y relacionados entre nosotros. Siguieron semanas de una gran incertidumbre. No sabíamos si podíamos o debíamos retomar la vida, nos sentíamos culpables de sonreír, de pensar en algo más que no fueran las personas sepultadas en los edificios que se habían derrumbado, en los rescatistas que no comían ni no dormían, moviendo piedras tratando de hallar vida bajo los escombros; en los centros de acopio no se daban abasto para movilizar la ayuda que llegaba y  canalizarla a donde se pudiese necesitar o no. La necesidad de la población de ayudar era irrefrenable. Las escuelas permanecían cerradas, se catalogaban los edificios para decidir cuáles tenían que ser derrumbados y el número de gente que se quedaba sin vivienda crecía por día. Caminábamos entre ruinas, señales, acordonamientos, civiles con cascos y chalecos intentando hacer algo sin saber si lo estaban logrando o no. Fueron semanas, meses de no poder volver a la normalidad, las pesadillas, la ansiedad, el miedo eran los protagonistas de esos días.  Buscábamos sin decirlo oídos nuevos para volver a contar lo que habíamos vivido, cómo lo habíamos sentido, que habíamos hecho. Guardábamos en la memoria el ruido de la tierra crujiendo, el sabor del polvo que flotaba en el aire y sí: el olor a muerte que emitían las zonas de derrumbe. Este 19 de septiembre la vida nos volvió a sorprender, hay quien asegura que nosotros lo decretamos haciendo simulacros, hay quien ya tiene la certeza que este mes siempre tiembla como si fuese algo de temporal, igual que los tornados y huracanes. La verdad es que no sabemos nada. El método científico de un sismo sigue siendo un tema de prueba-error en el que cada nuevo evento telúrico descubrimos o creemos entender una nueva pista. Después de una semana de un estrés indescriptible y sin precedentes en mi vida, este temblor viene a sacudirme como a cada uno de nosotros de forma personal, a llamarnos la atención de la peor manera y a recordarnos que más vale vivir lo más felices posible y no cargar preocupaciones demás porque siempre hay algo mucho más importante que ver la paja en el ojo ajeno o en el propio. La razón de que haya temblado tan enérgicamente en la misma fecha no la vamos a entender por más que nos esforcemos, tal vez los hijos de nuestros hijos tengan alguna  hipótesis. A nosotros nos queda vivir con inteligencia, agradecimiento y nobleza cada día, porque no sabemos en qué momento el suelo se abre bajo nuestros pies y nos volvamos historia.  " ["post_title"]=> string(22) "Cuando pase el temblor" ["post_excerpt"]=> string(148) "El temblor de ayer nuevamente nos evocó a los temblores de 2017 y 1985. Cada temblor es un recordatorio de la fragilidad de la condición humana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(22) "cuando-pase-el-temblor" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-20 11:30:55" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-20 16:30:55" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83528" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16267 (24) { ["ID"]=> int(83861) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-30 11:11:34" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-30 16:11:34" ["post_content"]=> string(6343) "La “verdad” es la conclusión a la que se llega al interpretar una porción de la realidad conceptual y contextual humana.  Si bien la Realidad –objetiva y subjetiva– es universal, la verdad es parcial y relativa a un tiempo, un espacio, una determinada comprensión o una forma concreta de ver las cosas.  Imagina un cúmulo de cincuenta mil litros de agua que está a 18 grados centígrados. En caso de que ese líquido existiera, la afirmación podría considerarse una verdad, pero no lo es del todo porque expuesta así, en abstracto, de manera aislada y sin ningún contexto carece de sentido y de importancia: ¿dónde está esa agua?, ¿para qué habremos de usarla?, etcétera. La mera información de tener determinada cantidad de agua a cierta temperatura puede aportar un dato preciso, pero no alcanza para considerársele una verdad porque, al no estar relacionada a alguna otra pieza de información ni tener ningún vínculo con el universo natural o cultural humano se convierte en un saber insustancial.    Si ahora te preguntara si consideras que ese cúmulo de agua está “objetivamente” caliente o fría, tu respuesta tendría que ser: “caliente o fría ¿para qué?, ¿para quién?, ¿con relación a qué?, ¿para hacer qué con ella?”. Que algo esté caliente o frío siempre dependerá del contexto específico donde el hecho tenga lugar, de la perspectiva, del punto de vista y de la sensibilidad particular de quién juzga.  Imagina que esa agua está en una alberca. Por fin tenemos un contexto reconocible que comienza a dotarla de sentido pues sienta las bases para que, entre esa información y nosotros exista una relación. Si volviera a preguntarte si el agua está caliente o fría, ahora la respuesta más probable sería “depende”, porque la sensación de caliente o fría está estrechamente relacionada con la temperatura del entorno, el tipo de relación que se tenga con ella y la sensibilidad de los individuos involucrados en la acción. Si un ser humano, cuyo cuerpo suele rondar los 36 grados de temperatura, entrase a esa piscina, su experiencia del agua a 18 grados centígrados sería muy distinta si el entorno es una mañana tropical soleada con 40 grados centígrados que si se encontrara en un clima invernal alpino con un ambiente a 4 grados bajo cero.  No hay duda, “es” agua y “está” a 18 grados centígrados. A partir de estos datos, completamente objetivos y reales, ¿puede considerarse que el agua está “de verdad” caliente o fría en términos absolutos, con independencia de todos los factores que influyen en nuestro juicio?  Para hablar con cierta profundidad de lo que es verdadero contra lo que no lo es, la primera distinción consiste en no confundirlo con “lo real”.  Lo real es lo que existe y se constituye de la coemergencia de lo subjetivo y lo concreto, mientras la verdad es la forma particular como ordenamos, comprendemos e interpretamos una porción de esa realidad que existe, a la que podemos acceder a partir de nuestras limitaciones, ya no sólo como individuos llenos de prejuicios, creencias y preconcepciones, sino como especie. Vemos, oímos, tocamos, olemos, sentimos, tenemos la capacidad de razonar y la combinación de todo ello nos permite entender la porción de Totalidad que tenemos frente a nosotros. Y es a partir de ese fragmento , y no del Todo, desde donde construimos lo que los seres humanos llamamos verdad.  Lo real, considerando los dos ámbitos, objetivo y subjetivo, y aun cuando es inabarcable y muchos de sus partes no las podemos percibir, podríamos definirlo como aquello que los entes –personas, objetos, etc.– y los fenómenos “son” en sí mismos, en su totalidad, en todo tiempo y lugar, de manera incontrovertible incluso sin que haya necesidad de un observador que lo constate. Mientras que la verdad es aquello que resulta de nuestra experiencia de un objeto, idea, sentimiento o fenómeno, a partir de la interpretación objetiva y subjetiva de cada uno. La verdad es el juicio de un observador que la considere como tal y que no “lo es” por sí misma. La premisa: “la Tierra es plana” fue una  verdad incuestionable y moldeó la construcción de conocimiento y civilización y el modo de experimentar la existencia por un largo periodo de tiempo, aun cuando lo que enunciaba no fuese real.    Todos “sabemos” que el sol sale por las mañanas. Se trata de otra verdad incuestionable que estructura nuestras vidas, les da orden, sentido, dirección y estructura, es la base nuestras agendas y actividades diarias y sin embargo en la “realidad” el sol no sale ni se esconde sino que es la Tierra la que, con sus movimientos de rotación y traslación, nos genera una impresión que traducimos en una metáfora.  Por más que sepamos que esa expresión no corresponde con la realidad, seguimos considerándola una verdad. Y lo es, porque se trata de una construcción lingüística humana, anclada tanto en verdades objetivas –ciertas horas del día el sol ilumina nuestro entorno y el resto del tiempo es de noche– como en verdades subjetivas –las metáforas del nacimiento, la muerte, la poesía, etc. Por eso decir “el sol sale por la mañana” es una verdad que, a pesar de que no es del todo Real, funciona para gestionar nuestra vida cotidiana.  En la siguiente entrega continuaremos diseccionando el concepto de verdad.    Web: www.juancarlosaldir.com Instagram: jcaldir Twitter: @jcaldir    Facebook: Juan Carlos Aldir" ["post_title"]=> string(20) "¿Qué es la verdad?" ["post_excerpt"]=> string(128) "La “verdad” es la conclusión a la que se llega al interpretar una porción de la realidad conceptual y contextual humana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(16) "que-es-la-verdad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-30 11:11:34" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-30 16:11:34" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83861" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(56) ["max_num_pages"]=> float(28) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "c4dc2c685aca4a271a3c7f20044868a7" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
¿Qué es la verdad?

¿Qué es la verdad?

La “verdad” es la conclusión a la que se llega al interpretar una porción de la realidad conceptual y contextual humana.

septiembre 30, 2022

Cuando pase el temblor

El temblor de ayer nuevamente nos evocó a los temblores de 2017 y 1985. Cada temblor es un recordatorio de la fragilidad...

septiembre 20, 2022




Más de categoría

Rosa que te quiero Rosa

Todo apunta a que Chiapas será nuevamente el escenario para que una mujer como Rosa Irene Urbina Castañeda haga...

octubre 5, 2022
Bendita Realidad

Bendita Realidad

Tarde o temprano la verdad sale a flote o más rápido cae un hablador que un cojo. La realidad...

octubre 4, 2022

Corre, mujer, corre

La prueba máxima de resistencia es sin duda el Iron Woman. Las competidoras realizan tres pruebas extremas: 3.86 km...

octubre 4, 2022
precariedad al extremismo

De la precariedad al extremismo

Cuando un gobierno es cada vez menos capaz de regular los mercados informales, gradualmente pierde el control de los...

octubre 4, 2022