Construyendo creencias que amplíen el mundo

Se trata de que creemos –y creamos– no las narrativas posibles, sino las necesarias para configurar el mundo donde queremos vivir. 

24 de septiembre, 2021 Construyendo creencias que amplíen el mundo

Diseñemos nuevas utopías que respondan a la pregunta: ¿cómo tiene que ser el mundo y la interacción entre humanos para que nos guste la idea de vivir ahí?, ¿cómo tiene que ser una civilización para que quepamos todos en aceptable armonía? 

 

La semana anterior decíamos que una creencia es el relato o explicación de un hecho, una idea, una circunstancia que se convierte en un referente para nuestra estructura de pensamiento y opera como organizador de nuestra percepción en aras de darle coherencia, solidez y sentido a nuestra experiencia de estar vivos. De manera coloquial podría decirse que una creencia es la certidumbre irreflexiva que sentimos acerca de algo, aquello que “sabemos”, pero que no sabemos qué sabemos, ni mucho menos cómo lo aprendimos. 

¿Cómo distinguir creencia de conocimiento, creencia de verdad? En contraste con la creencia, un conocimiento, además de acotar con claridad el objeto de análisis y las circunstancias específicas en que tiene lugar –es decir, no es producto de una generalización automática–, puede ser sujeto a una comprobación empírica que se reproduce de forma idéntica siempre que las condiciones originales se repliquen. 

Pensemos en un ejemplo: el conocimiento del que disponemos coincide en que la inmensa diversidad de especies que habitan el planeta son producto de un proceso de evolución. Abundan todo tipo de estudios que confirman que los especímenes más aptos de una especie sobreviven, mientras que los menos aptos perecen, en especial cuando hay cambios mayores en las condiciones del ecosistema. Hasta aquí el conocimiento. Y a partir de él hay una vertiente de pensadores que “cree” que sobrevive el más fuerte y otra vertiente que “cree” que sobrevive el que mejor se adapta y el que mejor coopera. La diferencia parece menor, pero si llevamos estas posibilidades a la evolución humana, tendremos dos mundos muy distintos. Si pensamos que sólo sobrevive el más fuerte, el que más recursos acapara, el que se impone sobre los demás, las cosas serán de una manera muy distinta a que si estamos convencidos de que la adaptación y la cooperación son la llave para evolucionar. Se trata de dos sistemas de creencias que, si bien parten del mismo cuerpo de conocimiento, se manifestarán con distintas éticas, distintos modos de entender la economía, el Estado, la relación comunitaria, etcétera, y promoverán conductas muy distintas entre los individuos. 

El cambio climático es un desafío global inminente que pone en riesgo la viabilidad del ser humano como especie. Si queremos sobrevivir habrá que tomar medidas concretas y de carácter general. Si el camino para hacerlo es que las naciones más poderosas impongan criterios y a partir de su fuerza –y toda suerte de sanciones económicas, políticas y militares– busquen someter al resto exigiendo cambios desproporcionados, dará un resultado muy diferente que si cada nación adopta compromisos de cooperación y mejora según sus posibilidades y condiciones concretas. En este caso, las naciones más poderosas tendrían que adaptarse, adquirir compromisos mayores y cooperar más. Aún cuando librásemos el problema climático, el resultado serían dos mundos muy distintos. Es así que las creencias, de forma subrepticia, se manifiestan y moldean la realidad concreta.         

Los seres humanos, tanto en lo individual como en lo colectivo construimos, mediante el lenguaje, infinidad de relatos, historias, narraciones que plasman nuestra manera de entender el mundo y la existencia. 

De ningún modo se trata de algo inédito o novedoso. Pensemos como ejemplo en la obra de tres autores, entre la infinidad que podrían ser citados, cuyas creencias convertidas en relato acabaron por cambiarle la faz al mundo, cada uno a su modo: Karl Marx, Sigmund Freud y Aristóteles.   

Esas narraciones no llegan de la nada, sino que emergen de una combinación de los contextos en que estamos inmersos y la interpretación particular –a partir de nuestras vivencias, conocimientos, referencias, etc.– que hacemos de ese mundo al que pertenecemos y que nos moldea. 

En esa interacción con la existencia, con nuestra gente querida, con las experiencias que tenemos día con día, con aquello que leemos, vemos en la televisión, el cine, los diarios… nos “enseña” en qué creer, que dar por verdadero, que suponer incuestionable. 

Las creencias nos habilitan o deshabilitan para hacer o no ciertas cosas. Por eso, para que, por ejemplo, pueda haber un sistema de cooperación entre naciones, primero necesitamos creer, mediante un relato que lo confirme, que es posible, porque de lo contrario no lo será. Y para que esto suceda es indispensable construir conscientemente narrativas que lo retraten, que lo imaginen posible, que especulen sobre lo que resultaría de una realidad así. 

No necesitamos creer que el sol habrá de salir cada mañana, porque éste es un hecho probado científica y empíricamente, pero sí necesitamos creer que ciertas habilidades están en nuestra “caja de herramientas” individual y colectivamente para que podamos echar mano de ellas cuando el desarrollo humano lo requiera.

Desarrollar creencias a la medida de nuestras necesidades y posibilidades no es un acto de magia, sino una acción consciente y racional que nos pondría en camino en un cierto objetivo deseable. Si dentro de un programa computacional no están consideradas ciertas acciones, la computadora no podrá ejecutarlas. El programa (software) es la “narrativa” del hardware y lo posibilita para llevar a cabo acciones muy concretas. Con los humanos sucede lo mismo, si dentro de nuestro programa existencial está grabado a fuego que “la gente no es digna de confianza”, cuando llevemos a cabo acciones, cuando iniciemos interacciones con los demás, la confianza en el otro no será una herramienta que podamos usar. 

Para cambiar al mundo se necesitan relatos “creíbles” que den marco a lo que deseamos que suceda. Sin las narrativas conscientes esto no será posible. Muchas de las cosas que resultaban inimaginables o imposibles, como, por ejemplo, detener la economía, la Era covid nos ha demostrado que no lo eran tanto. Como ésta hay muchas más cosas –reducir la emisión de gases contaminantes o la violencia por cuestiones de género– que sí son posibles si nos lo proponemos de manera consciente y tomamos acciones en esa dirección. Pero sin pensarlo y sin creerlo, será prácticamente imposible que suceda. 

Muchas de las narrativas deseables son rechazadas de antemano por considerarlas ingenuas. Pero es posible hacer un bypass al prejuicio de la “ingenuidad”, asumiéndola como una condición habilitante, como un acto de protesta contra la autolimitación, como una manera de abrirse a lo posible, aun cuando en principio parezca absurdo e inalcanzable. En vez de interpretar esa “ingenuidad” como candidez, inocencia o tontería, la propuesta es entenderla deliberadamente como una demoledora de muros, como una disipadora de brumas que nos impiden ver más allá y abren ante nosotros panoramas extensos y nuevos.

En su libro Ingenuidad aprendida1, el filósofo español Javier Gomá Lanzón rescata ésta, la ingenuidad, como una actitud susceptible de ser asumida de forma consciente y que lejos de convertirse en contratiempo, resulta en una herramienta invaluable para forzar las fronteras de lo que nuestros prejuicios consideran imposible. 

Mi propósito consiste en aventurar la invitación a que creemos –y creamos– no las narrativas posibles, sino, más allá de su practicidad o realismo, las narrativas necesarias para configurar el mundo donde queremos vivir. Se trata de diseñar nuevas utopías que respondan a la pregunta: ¿cómo tiene que ser el mundo y la interacción entre humanos para que nos guste la idea de vivir ahí?, ¿cómo tiene que ser una civilización humana para que quepamos todos en aceptable armonía? 

Esas son las narrativas que tenemos que construir, aquellas que nos pongan en camino del sitio al que queremos llegar, pero teniendo como premisa central la autoexigencia de que se trate de un mundo donde quepamos todos, tanto los que comparten nuestras convicciones como los que no.  

Puesto que no podemos saberlo todo con certeza, requerimos nuestras convicciones como motor existencial para pasar a la acción. Mediante las creencias decodificamos el mundo; lo hacemos para sobrevivir, interpretamos lo que nos rodea, cada cosa que nos sucede, cada decisión que tomamos, cada persona con la que generamos una interacción y cada trabajo que aceptamos o rechazamos. Por conducto de cada uno de nuestros actos, conductas e intenciones se manifiestan nuestras configuraciones subjetivas en el mundo material. 

La misión entonces consiste en creer de forma sistemática, lúcida, abierta, vacía de prejuicios, consciente, intencional e ingenua y traducir esa manera de entender la existencia compartida en relatos que articulen una convivencia constructiva, global, cooperativa y enriquecedora, aun cuando cada narrativa sea construida desde su propio espacio cultural, desde su propia visión, desde su propio lenguaje e identidad particular. 

El reto es mayúsculo, pero el tiempo apremia… seamos ingenuos y hagámoslo posible.  

 

Web: www.juancarlosaldir.com

Instagram:  jcaldir

Twitter:   @jcaldir   

Facebook: Juan Carlos Aldir

1 Gomá Lanzón, Javier, Ingenuidad aprendida, Primera Edición, España, Galaxia Gutenberg, 2011, Págs. 174

 

Comentarios
object(WP_Query)#17648 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(70827) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "27-09-2021" ["before"]=> string(10) "25-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(70827) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "27-09-2021" ["before"]=> string(10) "25-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17647 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17654 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17657 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "27-09-2021" ["before"]=> string(10) "25-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-09-27 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-10-25 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (70827) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17644 (24) { ["ID"]=> int(71143) ["post_author"]=> string(3) "183" ["post_date"]=> string(19) "2021-10-04 11:59:09" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-10-04 16:59:09" ["post_content"]=> string(8698) "Ante la ilegal reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, que provocó un mar de amparos y de resoluciones por las que se suspendió su entrada en vigor, el presidente de México amenazó con reformar la Constitución. Para lograrlo se requiere una votación calificada en el Congreso, es decir, que las dos terceras partes voten a favor de su iniciativa en cada una de las cámaras más el voto favorable de la mayoría de las entidades federativas de nuestro país. En la elección de junio pasado, MORENA no logró mantener su mayoría calificada en la Cámara de Diputados, por lo que para cualquier reforma constitucional requiere que legisladores de otros partidos se alíen con ellos; de lo contrario, todas las reformas a la Carta Magna que envíe el presidente de la República pueden ser bloqueadas por los partidos de oposición. Sin embargo, en los últimos días ha sido alterada la tranquilidad que había producido el resultado de las pasadas elecciones. La reforma tiene por objeto destruir aquella que se aprobó en diciembre de 2013, en el sexenio de Enrique Peña Nieto, por la cual se modificaron los artículos 25, 27 y 28 constitucionales. Aquella reforma permitía, entre otras cosas, la inversión privada en la industria energética del país con el fin de lograr una sustentabilidad ecológica en beneficio de la población tanto en lo económico como en lo ambiental. Recordemos que para llevarse a cabo, votaron a favor 210 diputados del PRI (solo uno de ellos votó en contra), que sumados a los del PAN, los del Verde Ecologista y los de Nueva Alianza se lograron 354 votos. Es preciso recalcar que, en esa ocasión, de 101 diputados del PRD los 95 presentes votaron en contra. Derivada de esa reforma constitucional, múltiples actores e inversionistas privados tanto nacionales como extranjeros han celebrado contratos en materia de generación de energía eléctrica, invirtiendo cantidades multimillonarias en dólares en contratos que, ahora, con la iniciativa de reforma se pretenden desconocer o cancelar. La iniciativa de reforma presentada por Andrés Manuel López Obrador es absolutamente regresiva. Con ella se pretende que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) concentre al menos el 54% de la producción de energía eléctrica, dejando solo el 46% para la iniciativa privada, además de extinguir los órganos reguladores autónomos como lo son, todavía, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), mientras que el Centro Nacional de Control de Energía que había sido separado del organismo del gobierno, ahora, con la propuesta de reforma, se vuelva a incorporar. En la actualidad el sector privado ya produce más energía que la CFE. Lo expuesto hasta ahora, en relación a la iniciativa de reforma constitucional en materia eléctrica nos lleva a una vuelta al pasado, al control monopólico del Estado y desdeña la producción de energías limpias con una clara afectación al medio  ambiente, lo que sin duda golpeará más a la población en materia de salud y desde luego económica, por no decir que México incumplirá con múltiples tratados interacionales en materia ecológica e inclusive económica, y de paso ignora el llamado que se está haciendo en todo el mundo ante el dramático cambio climático y sus consecuencias, algunas ya presentes y otras peores que se avecinan. Adicionalmente se establece que solo la CFE tendrá a su cargo el servicio de abastecimiento de energía eléctrica que, en su caso, podrá ser adquirida por esta Comisión a la propia iniciativa privada. Esto no acaba ahí. En la iniciativa de reforma se propone la cancelación de todos los permisos de generación eléctrica otorgados así como de aquellos contratos de compraventa de electricidad celebrados con empresas privadas, descartando también cualquier solicitud privada pendiente de resolución. Y para rematar, por igual se cancelarán los llamados Certificados de Energías Limpias. También la CFE será quien determine tarifas, tanto de las redes de transmisión como las que determinarán las facturas de los usuarios. En suma, la pretendida reforma implicaría un regreso al control absoluto del Estado en la generación de energías, lo que impedirá acceder a las nuevas tecnologías que incorpora la iniciativa privada y, por ende, seguiremos contaminando nuestro ambiente. Desde luego que los costos no podrán disminuir salvo que las tarifas terminen subsidiándose con una postrera afectación a nuestra economía, de magnitud catastrófica. Una vez conocida la iniciativa, al ya haber sido presentada al Congreso de la Unión, los partidos de oposición PAN y PRD, este último que había votado en contra en la reforma de 2013, ahora, sin dudar, inmediatamente expusieron su posición respecto de la reforma enviada por Andrés Manuel López Obrador, manifestando sin duda alguna que no la apoyarán; sin embargo, el PRI, el gran creador, motivador e impulsor de la reforma de 2013, ahora duda y manifiesta que la pondrá a consulta, emitiendo el siguiente comunicado: "Como parte de la revisión y análisis de la iniciativa, el partido y el grupo parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados, con su coordinador Rubén Moreira Valdez, convocarán a foros de discusión y debate en torno a su contenido, con la participación de expertos y representantes de los diversos sectores económicos y sociales del País".   El número de diputados que se requieren para obtener las dos terceras partes y que avance la reforma constitucional en la Cámara de Diputados es de 334 legisladores. MORENA en conjunto con sus partidos satélite, a saber, el Verde Ecologista y el Partido del Trabajo suman 278 votos, pero se requieren 56 votos más. El PRI cuenta con 71 diputaciones, y la postura que está demostrando deja dudas, adicionada a la mención del propio presidente López Obrador, quien en la mañanera del día 8 de junio manifestó que probablemente lograría una alianza con ese partido. Todo ello hace pensar en la posibilidad de que esto ya haya sido pactado o por lo menos puesto en la mesa sobre quién sabe qué amenazas, canonjías o perdones. He aquí lo que dijo en esa mañanera: “Si se quisiera tener mayoría calificada, que son dos terceras partes, se podría lograr un acuerdo con una parte de legisladores del PRI o de cualquier otro partido, pero no se necesitan muchos para la reforma constitucional”. El otro partido que pudiera obsequiarle votos a MORENA sería Movimiento Ciudadano, aunque únicamente cuenta con 23 escaños por lo que necesariamente se requieren los votos del PRI. Debemos recordar que el 9 de marzo de 2021 se publicaron las reformas aprobadas por el Congreso a la Ley de la Industria Eléctrica, sobre la cual los Senadores de los partidos de oposición, entre ellos los del PRI, promovieron acción de inconstitucionalidad aduciendo que las reformas a diversos artículos de esa ley iban en contra de los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución y de varios tratados internacionales, además de violarse los derechos humanos de los mexicanos. Tales artículos constitucionales habían sido reformados con el fin de permitir la inversión privada, privilegiando el uso de energías limpias. Por eso no se entendería que ahora este partido votara en contra de toda su política, inclusive, sosteniéndola a través de la acción de inconstitucionalidad a la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica ya referida, promovida apenas el pasado mes de abril, por lo que la duda que genera el PRI de ahora NO posicionarse tajantemente en contra de ella, hace perder la tranquilidad que se había logrado con el resultado de las elecciones de junio de este 2021. La paternidad solo se desconoce cuando hay duda acerca de quién engendró al hijo, pero desconocerlo a sabiendas de que sí es tu vástago, realmente es deplorable. Esperemos que el PRI no sea un padre negado, que se merezca los peores calificativos. ¿Desconocerá a su hijo?" ["post_title"]=> string(70) "LA REFORMA CONSTITUCIONAL ELÉCTRICA: ¿EL PRI DESCONOCERÁ A SU HIJO?" ["post_excerpt"]=> string(182) "La nueva iniciativa de reforma constitucional en materia eléctrica presentada por el presidente de la República será la primera prueba de fuego para la alianza opositora a MORENA." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(64) "la-reforma-constitucional-electrica-el-pri-desconocera-a-su-hijo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-10-05 11:28:32" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-10-05 16:28:32" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=71143" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17600 (24) { ["ID"]=> int(71719) ["post_author"]=> string(3) "154" ["post_date"]=> string(19) "2021-10-19 12:37:21" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-10-19 17:37:21" ["post_content"]=> string(8192) "Este 9 y 10 de octubre, con la Misa de Apertura y el Momento de Reflexión, se dio inicio al Sínodo de los Obispos sobre la Sinodalidad que tiene como tema “Por una Iglesia sinodal: comunión participación y misión” y que está articulado en tres fases: diocesana, continental y universal. En octubre de 2023 se celebrará en el Vaticano la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, y en él no participan solo los obispos, sino todo el Pueblo de Dios: sacerdotes, consagrados y laicos. Para garantizar que todos los creyentes puedan tomar parte en la reflexión, Francisco ha diseñado un novedoso itinerario que, en la práctica, significa que el Sínodo no es solo la Asamblea de octubre de 2023, sino un camino de dos años. A los más de tres mil fieles, entre Delegados de las Conferencias Episcopales, Cardenales, Obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas, y laicos, reunidos el pasado domingo 10 de octubre, en la Basílica de San Pedro para iniciar proceso sinodal, el Pontífice les propuso tres verbos como brújula para la reflexión sinodal: “Encontrar, escuchar, discernir”. Advirtió que “la Palabra nos abre al discernimiento y lo ilumina, orienta el Sínodo para que no sea una ‘convención’ eclesial, una conferencia de estudios o un congreso político, para que no sea un parlamento, sino un acontecimiento de gracia, un proceso de sanación guiado por el Espíritu”. 
  1. ¿Qué es el Sínodo?
El Sínodo de los Obispos es un organismo consultivo creado por Pablo VI en el marco del Concilio Vaticano II para pedir a obispos de todo el mundo que participen en el gobierno de la Iglesia, aconsejando al Papa sobre asuntos de interés para la Iglesia universal. Etimológicamente, la palabra “sínodo” deriva de los términos griegos syn (“juntos”) y hodos (“camino”), y expresa la idea de “caminar juntos”.
  1. ¿Qué es el Sínodo de 2023?
En el año 2023, el Sínodo de los Obispos se reunirá en su XVI Asamblea General Ordinaria, para tratar el tema “Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión” a convocatoria del papa Francisco. La fecha exacta de la Asamblea está por determinar, pero será en octubre, previsiblemente por una duración de tres o cuatro semanas, como suele ser habitual en los Sínodos. La novedad es la participación de sacerdotes, laicos y consagrados.
  1. ¿Por qué se habla de “Sínodo 2021-2023”?
Porque los trabajos preparatorios de la Asamblea comienzan en 2021, la Asamblea de 2023 será la tercera fase del Sínodo, donde tomarán parte entre 200 y 250 padres sinodales. Antes, en 2021 y 2022, se celebrarán las fases de preparación donde habrán participado millones de personas.
  1. ¿Cuál es el objetivo del Sínodo de 2023?
El papa Francisco quiere que toda la Iglesia reflexione sobre la sinodalidad, un tema que él considera que es decisivo para la vida y la misión de la Iglesia. Cuando se conmemoraron los 50 años de la institución del Sínodo de los Obispos, se celebró un acto en Roma. El papa Francisco pronunció un discurso donde señaló: “El camino de la sinodalidad es el camino que Dios espera de la Iglesia del tercer milenio. Lo que el Señor nos pide, en cierto sentido, ya está todo contenido en la palabra ‘Sínodo’. Caminar juntos –laicos, pastores, Obispo de Roma– es un concepto fácil de expresar con palabras, pero no es tan fácil ponerlo en práctica”. Y añadió: “Estoy convencido de que, en una Iglesia sinodal, también el ejercicio del primado petrino podrá recibir mayor luz. El Papa no está, por sí mismo, por encima de la Iglesia; sino dentro de ella como bautizado entre los bautizados y dentro del Colegio episcopal como obispo entre los obispos, llamado a la vez –como Sucesor del apóstol Pedro– a guiar a la Iglesia de Roma”.
  1. ¿Qué tiene de novedoso el Sínodo de 2023?
El papa Francisco ha diseñado un itinerario sinodal que supone una modalidad inédita para preparar el camino hacia la Asamblea de 2023, tanto por sus fases como por la implicación que pide a todos los bautizados. El objetivo es la escucha real y garantizar que todos los creyentes pueden participar de alguna manera en el proceso sinodal. Lo cierto es que en 2014 y 2015, el Vaticano envió un cuestionario a las Iglesias locales para que participaran en los dos Sínodos que se dedicaron a la familia. Pero en esta ocasión se aplicará una metodología que garantiza que esa consulta sea real y efectiva. El camino sinodal se articulará en tres fases:
  1. Fase diocesana: octubre 2021-abril 2022.
  2. Fase continental: septiembre 2022-marzo 2023.
  3. Fase de la Iglesia universal: octubre 2023.
La fase diocesana y la fase continental darán lugar, por primera vez en la historia de los Sínodos, a dos Instrumentum laboris distintos, con los que se trabajará después en Asamblea sinodal. [LEER MÁS: Qué es el Instrumentum laboris].
  1. ¿Por qué hay dos Instrumentum laboris del Sínodo de 2023?
En el Sínodo de 2023 hay dos Instrumentum laboris que resultan de consultar a las Iglesias locales (fase diocesana) y a las Iglesias a nivel continentes o regiones (fase continental). Los dos Instrumentum laboris los elabora la Secretaría General Permanente del Sínodo: el primero estará publicado en septiembre de 2022 y el segundo se publicará en junio de 2023, y los dos textos se enviarán a los padres sinodales antes de la Asamblea de octubre de 2023. Ambos textos servirán para iniciar las discusiones de los miembros participantes y focalizar sus trabajos.
  1. ¿Qué documentos se han publicado hasta ahora?
El 7 de septiembre de 2021, la Secretaría General del Sínodo publicó el Documento Preparatorio (lo que hasta ahora se conocía como Lineamenta) acompañado por un Vademécum (un manual para la escucha y el discernimiento) y un cuestionario. El objetivo de esta documentación es proporcionar una metodología y facilitar la consulta y la participación de todos los creyentes en el ámbito de la Iglesia local. El Documento Preparatorio se ha enviado a todas las diócesis, Conferencias Episcopales, dicasterios de la Curia romana, Unión de Superiores Generales, Unión de Superioras Mayores, otras uniones y federaciones de Vida Consagrada, movimientos internacionales de laicos, Universidades y Facultades de Teología." ["post_title"]=> string(27) "Sínodo de los obispos 2021" ["post_excerpt"]=> string(195) "La especialista en temas religiosos, Mónica Uribe, nos explica en qué consiste la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, que se celebrará en octubre de 2023 en el Vaticano." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(26) "sinodo-de-los-obispos-2021" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-10-19 12:39:22" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-10-19 17:39:22" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=71719" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17644 (24) { ["ID"]=> int(71143) ["post_author"]=> string(3) "183" ["post_date"]=> string(19) "2021-10-04 11:59:09" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-10-04 16:59:09" ["post_content"]=> string(8698) "Ante la ilegal reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, que provocó un mar de amparos y de resoluciones por las que se suspendió su entrada en vigor, el presidente de México amenazó con reformar la Constitución. Para lograrlo se requiere una votación calificada en el Congreso, es decir, que las dos terceras partes voten a favor de su iniciativa en cada una de las cámaras más el voto favorable de la mayoría de las entidades federativas de nuestro país. En la elección de junio pasado, MORENA no logró mantener su mayoría calificada en la Cámara de Diputados, por lo que para cualquier reforma constitucional requiere que legisladores de otros partidos se alíen con ellos; de lo contrario, todas las reformas a la Carta Magna que envíe el presidente de la República pueden ser bloqueadas por los partidos de oposición. Sin embargo, en los últimos días ha sido alterada la tranquilidad que había producido el resultado de las pasadas elecciones. La reforma tiene por objeto destruir aquella que se aprobó en diciembre de 2013, en el sexenio de Enrique Peña Nieto, por la cual se modificaron los artículos 25, 27 y 28 constitucionales. Aquella reforma permitía, entre otras cosas, la inversión privada en la industria energética del país con el fin de lograr una sustentabilidad ecológica en beneficio de la población tanto en lo económico como en lo ambiental. Recordemos que para llevarse a cabo, votaron a favor 210 diputados del PRI (solo uno de ellos votó en contra), que sumados a los del PAN, los del Verde Ecologista y los de Nueva Alianza se lograron 354 votos. Es preciso recalcar que, en esa ocasión, de 101 diputados del PRD los 95 presentes votaron en contra. Derivada de esa reforma constitucional, múltiples actores e inversionistas privados tanto nacionales como extranjeros han celebrado contratos en materia de generación de energía eléctrica, invirtiendo cantidades multimillonarias en dólares en contratos que, ahora, con la iniciativa de reforma se pretenden desconocer o cancelar. La iniciativa de reforma presentada por Andrés Manuel López Obrador es absolutamente regresiva. Con ella se pretende que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) concentre al menos el 54% de la producción de energía eléctrica, dejando solo el 46% para la iniciativa privada, además de extinguir los órganos reguladores autónomos como lo son, todavía, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), mientras que el Centro Nacional de Control de Energía que había sido separado del organismo del gobierno, ahora, con la propuesta de reforma, se vuelva a incorporar. En la actualidad el sector privado ya produce más energía que la CFE. Lo expuesto hasta ahora, en relación a la iniciativa de reforma constitucional en materia eléctrica nos lleva a una vuelta al pasado, al control monopólico del Estado y desdeña la producción de energías limpias con una clara afectación al medio  ambiente, lo que sin duda golpeará más a la población en materia de salud y desde luego económica, por no decir que México incumplirá con múltiples tratados interacionales en materia ecológica e inclusive económica, y de paso ignora el llamado que se está haciendo en todo el mundo ante el dramático cambio climático y sus consecuencias, algunas ya presentes y otras peores que se avecinan. Adicionalmente se establece que solo la CFE tendrá a su cargo el servicio de abastecimiento de energía eléctrica que, en su caso, podrá ser adquirida por esta Comisión a la propia iniciativa privada. Esto no acaba ahí. En la iniciativa de reforma se propone la cancelación de todos los permisos de generación eléctrica otorgados así como de aquellos contratos de compraventa de electricidad celebrados con empresas privadas, descartando también cualquier solicitud privada pendiente de resolución. Y para rematar, por igual se cancelarán los llamados Certificados de Energías Limpias. También la CFE será quien determine tarifas, tanto de las redes de transmisión como las que determinarán las facturas de los usuarios. En suma, la pretendida reforma implicaría un regreso al control absoluto del Estado en la generación de energías, lo que impedirá acceder a las nuevas tecnologías que incorpora la iniciativa privada y, por ende, seguiremos contaminando nuestro ambiente. Desde luego que los costos no podrán disminuir salvo que las tarifas terminen subsidiándose con una postrera afectación a nuestra economía, de magnitud catastrófica. Una vez conocida la iniciativa, al ya haber sido presentada al Congreso de la Unión, los partidos de oposición PAN y PRD, este último que había votado en contra en la reforma de 2013, ahora, sin dudar, inmediatamente expusieron su posición respecto de la reforma enviada por Andrés Manuel López Obrador, manifestando sin duda alguna que no la apoyarán; sin embargo, el PRI, el gran creador, motivador e impulsor de la reforma de 2013, ahora duda y manifiesta que la pondrá a consulta, emitiendo el siguiente comunicado: "Como parte de la revisión y análisis de la iniciativa, el partido y el grupo parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados, con su coordinador Rubén Moreira Valdez, convocarán a foros de discusión y debate en torno a su contenido, con la participación de expertos y representantes de los diversos sectores económicos y sociales del País".   El número de diputados que se requieren para obtener las dos terceras partes y que avance la reforma constitucional en la Cámara de Diputados es de 334 legisladores. MORENA en conjunto con sus partidos satélite, a saber, el Verde Ecologista y el Partido del Trabajo suman 278 votos, pero se requieren 56 votos más. El PRI cuenta con 71 diputaciones, y la postura que está demostrando deja dudas, adicionada a la mención del propio presidente López Obrador, quien en la mañanera del día 8 de junio manifestó que probablemente lograría una alianza con ese partido. Todo ello hace pensar en la posibilidad de que esto ya haya sido pactado o por lo menos puesto en la mesa sobre quién sabe qué amenazas, canonjías o perdones. He aquí lo que dijo en esa mañanera: “Si se quisiera tener mayoría calificada, que son dos terceras partes, se podría lograr un acuerdo con una parte de legisladores del PRI o de cualquier otro partido, pero no se necesitan muchos para la reforma constitucional”. El otro partido que pudiera obsequiarle votos a MORENA sería Movimiento Ciudadano, aunque únicamente cuenta con 23 escaños por lo que necesariamente se requieren los votos del PRI. Debemos recordar que el 9 de marzo de 2021 se publicaron las reformas aprobadas por el Congreso a la Ley de la Industria Eléctrica, sobre la cual los Senadores de los partidos de oposición, entre ellos los del PRI, promovieron acción de inconstitucionalidad aduciendo que las reformas a diversos artículos de esa ley iban en contra de los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución y de varios tratados internacionales, además de violarse los derechos humanos de los mexicanos. Tales artículos constitucionales habían sido reformados con el fin de permitir la inversión privada, privilegiando el uso de energías limpias. Por eso no se entendería que ahora este partido votara en contra de toda su política, inclusive, sosteniéndola a través de la acción de inconstitucionalidad a la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica ya referida, promovida apenas el pasado mes de abril, por lo que la duda que genera el PRI de ahora NO posicionarse tajantemente en contra de ella, hace perder la tranquilidad que se había logrado con el resultado de las elecciones de junio de este 2021. La paternidad solo se desconoce cuando hay duda acerca de quién engendró al hijo, pero desconocerlo a sabiendas de que sí es tu vástago, realmente es deplorable. Esperemos que el PRI no sea un padre negado, que se merezca los peores calificativos. ¿Desconocerá a su hijo?" ["post_title"]=> string(70) "LA REFORMA CONSTITUCIONAL ELÉCTRICA: ¿EL PRI DESCONOCERÁ A SU HIJO?" ["post_excerpt"]=> string(182) "La nueva iniciativa de reforma constitucional en materia eléctrica presentada por el presidente de la República será la primera prueba de fuego para la alianza opositora a MORENA." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(64) "la-reforma-constitucional-electrica-el-pri-desconocera-a-su-hijo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-10-05 11:28:32" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-10-05 16:28:32" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=71143" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(45) ["max_num_pages"]=> float(23) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "6ae427075f5331f069cdc6654519e901" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
REFORMA CONSTITUCIONAL ELÉCTRICA

LA REFORMA CONSTITUCIONAL ELÉCTRICA: ¿EL PRI DESCONOCERÁ A SU HIJO?

La nueva iniciativa de reforma constitucional en materia eléctrica presentada por el presidente de la República será la primera prueba de fuego...

octubre 4, 2021

Sínodo de los obispos 2021

La especialista en temas religiosos, Mónica Uribe, nos explica en qué consiste la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos,...

octubre 19, 2021




Más de categoría

Reporte Mundial de Riesgos 2021. ¿Está preparado nuestro país para enfrentar riesgos?

México necesita revisar y mejorar los temas de vulnerabilidad y su capacidad para enfrentar desastres naturales.  

octubre 22, 2021

En busca de nuestro siguiente salto evolutivo

Enfrentamos un cambio de Era que será o bien nuestra perdición como especie, o bien nuestro siguiente paso evolutivo...

octubre 22, 2021
amlobartlettnahle

NADIE DE FUERA…

La iniciativa de reforma constitucional en materia eléctrica promovida desde la Presidencia de la República compromete la relación bilateral...

octubre 22, 2021

De Frente Y Claro | ¿LÓPEZ YA ACABÓ CON LA CORRUPCIÓN?

La reciente medición del nivel de Corrupción realizada por World Justice Project puso en jaque la credibilidad de la...

octubre 21, 2021