Claudia regañada y los octavos de final de Qatar 2022

Como cada semana, Fernando Navarrete comenta los acontecimientos más importantes a nivel nacional con su singular estilo.

6 de diciembre, 2022 Claudia regañada y los octavos de final de Qatar 2022

Durante la presente semana el Instituto Nacional Electoral le metió una buena regañada a la “enamorada” regenta por andar haciendo proselitismo anticipado de cara al proceso electoral del 2024. Y no es para menos, con total descaro, Claudia pasa varios días de la semana en distintas ciudades del país, desde Tabasco hasta Tamaulipas, tratando de ocultar su compromiso con el fracaso y la mediocridad, como lo ha mostrado y demostrado su gestión en la Ciudad de México, aderezado con discursos y confetis, lo cual constituye un delito electoral. 

A menos, claro, que alguien todavía considere probable que los habitantes de digamos, San Buenaventura, Coahuila amen a la doctora y espontáneamente decidieran organizarse para rayar bardas con la frase #EsClaudia. Como cabía esperar, Sheinbaum siguió al pie de la letra el discurso del Licenciado y tachó de antidemocrático y “conservador” al Instituto por no permitir que la “ciudadanía” se manifieste libremente pintando bardas y colocando espacios publicitarios donde se menciona su nombre. 

Y si de por sí, la avalancha de malas noticias provenientes del gobierno federal (con sus continuos aumentos al salario que solo traen mayor inflación, su permanente desabasto de medicamentos, sus flagrantes violaciones a la constitución y demás etcéteras) no para, la oposición tampoco da una; entre los que ven el panismo “woke” con Xóchitl a la cabeza como una propuesta viable, los que quieren a un chapulín de tamaño monumental como Lilly o los que ya andan viendo con “buenos ojos” una eventual candidatura de un narco como Monreal, no hay absolutamente para donde hacerse. 

En temas más relevantes y ya procesada la mediocre actuación del seleccionado mexicano, el último equipo de la CONCACAF que aún se mantenía con vida en la justa mundialista, Estados Unidos, cayó ante su similar de los Países Bajos que desarrolló un mejor futbol y doblegó el orden y entusiasmo de los jóvenes jugadores norteamericanos. Y dentro de otros resultados esperados, Francia, Argentina e Inglaterra se instalaron en los cuartos de final, a la espera de que se resuelvan los partidos restantes (donde deberían prevalecer Portugal, España, etc.) aunque cabe decir que éste ha resultado un torneo de numerosas sorpresas. 

Japón logró instalarse en los octavos de final y llevar el juego, contra la Croacia de Modric, hasta los tiempos extras y después, a los penales. Lamentablemente para ellos, solo pudieron anotar uno y con ello se despidieron de la justa mundialista. Un muy buen torneo para el país del sol naciente, sin duda. Veremos si todavía queda espacio para la sorpresa al tiempo que los finalistas habituales comienzan a tomar sus lugares de cara a la conclusión del torneo. 

Nos leemos la próxima semana.  

Comentarios


object(WP_Query)#18795 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(86406) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "04-01-2023" ["before"]=> string(10) "01-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(86406) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "04-01-2023" ["before"]=> string(10) "01-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18799 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18797 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18798 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "04-01-2023" ["before"]=> string(10) "01-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2023-01-04 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2023-02-01 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (86406) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18796 (24) { ["ID"]=> int(88015) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-20 13:42:27" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-20 18:42:27" ["post_content"]=> string(11700) "El posmodernismo se funda en tres grandes principios teóricos. contextualismo, constructivismo y aperspectivismo.  Pero conlleva una contradicción de origen: si bien la idea de que la “verdad depende del contexto” es plausible, al llevarla al extremo se convierte en: “sólo existen verdades locales y todas son igualmente válidas”. Al no poder jerarquizar el valor de cada planteamiento, el narcisismo se ha generalizado.  Posmodernidad y lo verdadero La tesis central del movimiento posmoderno, que podemos llamar pluralista por su genuino deseo de igualdad y de integrar a todas las culturas y todos los puntos de vista por igual, consiste en la afirmación de que la verdad no existe en sí misma, sino que depende de la perspectiva, de la cultura y del punto de vista desde donde se le interprete. La verdad, entonces, no es más que una interpretación de los hechos entre las muchas posibles. Esta visión le da un enorme peso a la interpretación individual, con los riesgos obvios e inherentes que implica que nuestras conclusiones se desliguen de la realidad objetiva, con lo cual pueda considerarse como verdad cualquier cosa que el individuo asuma como tal. La verdad no es algo que nos venga dado de antemano sino que se construye: se elabora, se interpreta y se construye. El posmodernismo pone al lenguaje como el centro de gravedad y la metafísica es sustituida por el análisis de textos. Para filósofos como Ludwig Wittgenstein el lenguaje es fundamental para construir la realidad, que si bien es como es, también puede ser de otra manera: “los límites de mi lengua son los límites de mi mundo”. Si bien comparto la idea de que lo que no puedo enunciar no existe para mí, el que no exista para mí no significa que no exista en lo absoluto. (Recordemos el ejemplo de las alucinaciones psicóticas de John Nash, que fueron representadas en la película Una mente de brilla; el que esas imágenes fueran reales para él no las hacen verdaderas.)  Principios teóricos del Posmodernismo En opinión de Ken Wilber, expresada en su libro Trump y la posverdad1, el posmodernismo se funda en tres grandes principios teóricos.  El primero es el contextualismo, que se sostiene en la premisa de que no hay verdades universales y que cualquier conclusión que se asuma como tal dependerá del contexto en que se construya.  El segundo, el constructivismo que se funda en el supuesto de que la verdad no es algo dado y que requiere de ser construida.  Y el tercero Wilber lo llama Aperspectivismo: no existe ninguna perspectiva que carezca de sesgos históricos y por lo tanto ninguna de ellas puede considerarse como preestablecida o privilegiada.   Cada uno de ellos se integró a la visión posmoderna y tras la crisis de legitimidad del paradigma moderno se vivieron como una bocanada de oxígeno. Sin embargo el planteamiento tiene una profunda contradicción de origen que el pluralismo de hoy aún ha conseguido resolver. Si bien la idea de que la “verdad depende del contexto” es plausible, una vez que se lleva al extremo se convierte en la idea de que “sólo existen verdades locales y todas son igualmente válidas”, lo que llevó a la imposibilidad de jerarquizar el valor de cada planteamiento y de ahí a un narcisismo generalizado no hay más que un paso.  Posmodernidad y  pluralismo El problema llegó cuando, la contradicción performativa que envenena el núcleo mismo de la comprensión posmoderna, se hizo evidente: no existen principios ni verdades universales, salvo la idea universal de que “no existen principios y verdades universales”. El discurso posmoderno niega la existencia de cualquier metanarrativa que abarque a todos los seres humanos, salvo ella misma, que sí los abarca, pues considera universalmente verdadera la idea de que no existen verdades universales. Afirman que todo conocimiento –excepto la comprensión posmoderna, que sí es universal– depende del contexto. El conocimiento es una interpretación, excepto el de ellos que es auténtico y universal. La tesis central pluralista afirma que toda verdad, para serlo, debe estar inserta en una cultura particular y sólo ahí lo es. Sin embargo, esta afirmación es en sí universal porque se aplica a todas las culturas y en todos los tiempos.   Todas las perspectivas son igualmente válidas, salvo las defendidas por el posmodernismo, que “resultan más deseables”, y cualquier jerarquía o categoría de valor se interpretan como opresivas, excepto las defendidas por el posmodernismo. Así, aun cuando es evidente que la igualdad, la inclusión y la sustentabilidad son preferibles a la segregación, el autoritarismo y la intolerancia, la posmodernidad, al erradicar toda jerarquía, se quedó sin argumentos discursivos ni puntos de referencia para justificar la superioridad de unos valores por encima de otros. Lo que comenzó diferenciando y reconociendo conceptos verdaderos pero parciales, como la visibilización y reconocimiento de culturas oprimidas, una vez llevados al extremo de asignarle a todo el mismo valor, dieron lugar a un relativismo pluralista radical que conduce al nihilismo y al narcisismo. Verdad y opresión  Conforme nos sumergíamos en el tobogán de un pluralismo cada vez más radical, toda verdad heredada de los procesos históricos del pasado es comprendida como un intento de imposición opresiva. Y esto nos lleva a la conclusión lógica, pero extrema, de que cualquier verdad que no es completamente propia, que no es producto de nuestra particularísima interpretación, es una forma de poder que nos oprime. Así lo dice Wilber: “Según esa perspectiva, el pasado no nos legó verdades reales y duraderas, sino modas inventadas por la historia, con lo cual nuestra tarea consiste en rechazar todas esas verdades y empeñarnos en el logro de una autonomía creada y puesta en marcha por cada uno2…”. Lo mismo sucede con los valores: no existen superiores e inferiores. Wilber asegura que para el posmoderno: “Cualquier valor o verdad que afirme ser universal, verdadero o útil para todos, no es más que una forma disfrazada de poder, que trata de obligar a todo el mundo a adoptar las verdades y valores de quienes las promueven con el objetivo último de la esclavitud y la opresión3”. Cultura y verdad Puesto que el posmodernismo defiende la idea de que toda verdad es una construcción cultural, la verdad no existe en sí misma, sino que depende de la perspectiva, de la cultura, del punto de vista, pero sobre todo de la interpretación personal. Llevados al extremo es posible negar realidades objetivas o hechos demostrados si contravienen nuestra forma de entender un evento o una circunstancia en particular. Desde la perspectiva posmoderna todo pensamiento humano es generado y está limitado por formas lingüístico-culturales propias de cada idiosincrasia y de cada individuo. Así, el conocimiento humano es producto de las prácticas lingüísticas y sociales de cada comunidad local y producido por sus propios intérpretes, sin relación con alguna realidad concreta e independiente. Cuando se abraza esta comprensión como verdadera, se llega a la inevitable conclusión de que todas las perspectivas son igualmente válidas del mismo modo que ninguna perspectiva posee la legitimidad para imponerse a las demás. Este igualitarismo que suprime toda jerarquía y niega cualquier posibilidad de narrativas universales conduce a una atomización de la verdad que convierte las interacciones humanas y los acuerdos colectivos en fenómenos aislados.   El retrato de ese mundo de pequeños conjuntos aislados es en sí un metarrelato que rige y condiciona las interacciones, tanto internas de cada conjunto, como entre el universo de conjuntos. Esto resulta conflictivo para los pluralistas posmodernos, pues hace que su paradigma fundado en la igualdad, donde todas las ideas y manifestaciones son igualmente válidas y dignas de respeto, entre en contradicción con aquellas manifestaciones que utilizan esa apertura a la inclusión para defender visiones excluyentes y discriminatorias. Pero como argumentativamente no pueden censurarlas, porque justamente defienden la libertad de expresar cualquier idea, han inventado la corrección política y la cancelación como mecanismos sustitutorios de una correcta e indispensable jerarquización del valor.    Con la mejor de las intenciones, se deconstruyeron los grandes relatos universales para centrar el énfasis en la diversidad, en la importancia de los rasgos culturales particulares, en la necesidad de llevar el discurso moderno de la igualdad a la aceptación indiscriminada del otro, equiparando todos los valores, ideas y construcciones del mundo como equivalentes. Pero cuando todo tiene el mismo valor, nada en realidad vale demasiado, lo que no tarda en llevarnos al nihilismo.  Con lo que los posmodernos más radicales no contaban es que esa particularización extrema, lejos de conducir a la empatía, la solidaridad y al multiculturalismo constructivo, nos ha llevado a establecer un mundo lleno diferencias, aislamiento y separación.     Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook:  Juan Carlos Aldir 1 Wilber Ken, Trump y la posverdad, Primera Edición, España, Kairós, 2018, Págs. 202 2 Wilber, Ídem, Íbidem, Obra citada, P. 20 Wilber Ken, Trump y la posverdad, Primera Edición, España, Kairós, 2018, Pág. 20 3 Wilber, Ídem, Íbidem, Obra citada, P. 20 Wilber Ken, Trump y la posverdad, Primera Edición, España, Kairós, 2018, Pág. 20" ["post_title"]=> string(42) "Los grandes retos del Paradigma posmoderno" ["post_excerpt"]=> string(211) "La tesis central del movimiento posmoderno consiste en la afirmación de que la verdad no existe en sí misma, sino que depende de la perspectiva, de la cultura y del punto de vista desde donde se le interprete." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(42) "los-grandes-retos-del-paradigma-posmoderno" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-20 13:42:27" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-20 18:42:27" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88015" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18765 (24) { ["ID"]=> int(87658) ["post_author"]=> string(2) "38" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-12 10:26:27" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-12 15:26:27" ["post_content"]=> string(13574) "Patética y muy peligrosa es la realidad que millones de usuarios viven y enfrentan a diario en el Sistema de Transporte Colectivo (SCT) más conocido como Metro. El pasado 7 de enero del 2023 en la Línea 3 del Metro entre las estaciones Potrero y la Raza, dos trenes chocaron dejando un saldo de más de 100 heridos y una joven muerta. Este accidente muestra y demuestra que el Metro enfrenta problemas graves que ponen en peligro no solamente la integridad física de los usuarios, sino su propia vida. Todo indica que las causas son la falta de mantenimiento y el equipo obsoleto de las unidades. Pero lo más grave es que lo que hoy se hace presente en fallas y graves accidentes, se había detectado y avisado años antes. Queda muy claro que lo que no hizo López como jefe de Gobierno ahora lo está pagando Sheinbaum ejerciendo el mismo cargo. Por cuestiones de espacio, porque el tema es amplio, presentaremos datos que muestran en parte lo que ha sucedido, las graves consecuencias del desinterés por tener un sistema de transporte que utilizan más de 4 millones de personas diariamente, desde que López fue jefe de Gobierno durante 4 años 8 meses, iniciando el 5 de diciembre del 2000. En 2004, de la información que se pudo rastrear porque fue publicada, detectamos y registramos que hubo 17 fallas que derivaron en suspensiones del servicio. De esas fallas destacan: Fallas operativas; Fallas de energía; Vagón sin mandos; Vagón que se descarrila, Falla que provoca usuarios heridos, quemados desmayados; Cortocircuito; Incendio en vías. Teniendo como consecuencias que hubiera 17 suspensiones en el sistema: Línea 2: 5 veces; Línea 7: 3 veces; Línea 3: 3 veces; Línea 5: 2 veces; Línea 8: 1 vez; Línea 1: 1vez; Línea 4: 1 vez: Línea A: 1 vez. Durante 2005 hubo 21 fallas y suspensiones de servicio. Se destaca: Descarrilamiento, Fuga en la tubería de equilibrio, Fallas de energía, Apertura de puertas contrarias, Atasco en el sistema de frenado, Falla en el sistema de encendido, Flamazo caja alto voltaje, Fallas en medios de conducción, Conato de incendio. De las 21 fallas y suspensiones recopiladas, 10 fueron en la línea 2. Las líneas 1, 3, 5 y la B, con 2 y las Líneas 7, 8 y A con 1.  La información está en el libro “10 AÑOS DE CAOS Y CORRUPCIÓN EN LA CIUDAD DE MÉXICO” que publicamos en el 2008, el Ingeniero Luis Martínez Salgado y su servidor. En las páginas 321 y 322 se detalla  cuándo fue, en qué estación, cuál fue la falla y el tiempo de suspensión del servicio. De igual manera en las páginas 315-316, y ya siendo jefe de Gobierno Marcelo Ebrard, estas notas publicadas son importantes para conocer la problemática que ya existía. Nuevamente señalo que por razones de espacio las notas van sintetizadas. Termina la vida útil de 32 estaciones del Metro. - Este año se vence la vida útil de 32 estaciones del Metro y 37 kilómetros de vías y, para 2010, sucederá lo mismo con otros 35 kilómetros y 25 estaciones, lo que implicará una inversión adicional superior a los 8 mil 200 millones de pesos que el sistema de transporte tiene actualmente como presupuesto, de acuerdo con un diagnóstico emitido por el Centro Mario Molina para Estudios Estratégicos de Energía y Medio Ambiente. La situación contrasta con el anuncio del jefe de gobierno Marcelo Ebrard, en el sentido de que en 2008 se iniciará la construcción de la Línea 12 del Metro, con 20 estaciones, a un costo de 600 millones de pesos por cada kilómetro y que, eventualmente, unirá a Mixcoac con Constitución de 1917. Para el CMM, “desde el punto de vista del mantenimiento de estaciones y equipos, el Metro está llegando a niveles críticos que implican retrasos, suspensión del servicio y, de no tomarse medidas rápidas y concretas, crece el riesgo de accidentes”. El CMM llama la atención de las tarifas actuales del Metro, pues asegura que el subsidio ha resultado contraproducente a este sistema de transporte, ya que los riesgos que se corren al no estructurar de manera real los precios de transporte público —de dos pesos, cuando debería ser de seis—, implica que su recaudación sea poca y el mantenimiento a sus instalaciones muy costoso, dando como resultado mala calidad del servicio. Actualmente, el Metro cuenta con 202 kilómetros de vías, 11 líneas y 175 estaciones, cruza por 10 delegaciones y tres municipios del Estado de México. Hay que destacar que la vida útil de cada tren es de 25 años, reporta CAF-Bombardier, y actualmente el Metro de la Ciudad de México cuenta con mil 479 trenes de nueve vagones y 984 de seis, aunque hay unidades reconstruidas que sobrepasan los 36 años de servicio. Las estaciones más antiguas son las comprendidas en los tramos Zaragoza a Chapultepec, de la Línea 1; la Línea 2, de Tasqueña a Tacuba, y la Línea 3, de Tlatelolco a Hospital General, construidas entre 1969 a 1972. (Milenio-30-mar-2007).  Es por ello que, de acuerdo a lo pronosticado, advertíamos en 2008, que de no invertir en el Metro, habría retrasos mayores en la transportación, suspensiones de servicio y desde luego, accidentes. Importante es señalar que la vida útil de cada tren del Metro es de 25 años de uso.  Por otra parte, en las páginas 322-323 se resalta que el Metro acumula en 7 años 745 fallas en su operación” (Yetlaneci Alcaraz). El jueves 14 de julio de 2005 fue uno de los días más peligrosos para viajar en el Metro de la ciudad de México. Alrededor de las 12:24 horas, en el tramo de Pino Suárez a Pantitlán de la línea 1, la presencia de una placa metálica que hacía contacto con la barra guía, en las vías, provocó que un tren con usuarios fuera desalojado y el servicio suspendido durante 43 minutos aproximadamente. "Se pudo haber generado un corto circuito de dimensiones tremendas con más de 30 personas electrocutadas en el mejor de los casos y en el peor, el corto pudo haberse llevado a todo el tren", refiere el ingeniero mecánico Gilberto Santiago Pascual, presidente de la Asociación de Profesionales del Metro y del Transporte (APROM) A.C. De acuerdo con el reporte oficial del STC Metro, en siete años se han registrado 745 incidentes en las 11 líneas del sistema que, juntos, suman 14 mil 915 minutos, equivalentes a 248.5 horas -poco más de 10 días-, en los que el servicio fue suspendido en tramos específicos debido a diferentes fallas. De los 745 percances, al menos en 12 de ellos se puso en riesgo la integridad física de los pasajeros, según explicó Santiago Pascual, el presidente de la APROM y especialista en el manejo de este sistema de transporte. Sobre el origen de las fallas, EL UNIVERSAL solicitó el punto de vista de la dependencia, pero la Dirección de Comunicación Social informó que el organismo no atendería esta petición, a pesar de que derivara de documentación generada por el propio organismo. Más aún, la información entregada por el Metro resultó incompleta pues en 18 de los percances la explicación sobre el motivo que los generó está inconclusa y en ninguno de los más de 700 casos se especifica la estación en la que sucedió el incidente ni el número de tren. Explica Santiago Pascual: "Desde hace mucho tiempo se sabe de la falta de refacciones y mantenimiento a los equipos. De milagro, de verdad, es que no hemos vivido tragedias grandes pues las autoridades no hacen caso. En un área tan importante como es la Dirección de Operación, tenemos gente que no conoce del funcionamiento del Metro y que han sido impuestos o ya sea por el sindicato o bien por la dirección general". Al respecto el secretario general del Sindicato de Trabajadores del Metro, Fernando Espino Arévalo, aseguró que los servicios provisionales que brinda el Metro son causados por la falta de "buen mantenimiento sobre todo en las instalaciones fijas y en los trenes. "Antes de la actual administración, todos los trenes eran sometidos a un servicio de mantenimiento cada 500 mil kilómetros. Luego del 2001, se decidió que la revisión se haría cada 850 mil kilómetros supuestamente para ahorrar dinero, pero lo único que genera es el deterioro de las unidades", señaló en entrevista Espino Arévalo. (Universal-17-octubre-2006). ¿KARMA? Ya para esta administración de López como presidente de la República y Sheinbaum como jefa de Gobierno de la CDMX, de acuerdo con las Cuentas Públicas 2020 y 2021, en el Metro se registraron en dichos años 7874 averías relevantes en las instalaciones fijas del sistema. En 2020, se registraron 4288 averías. Las cinco líneas del Metro con más casos fueron Línea 2 (673); A (476); 1 (458), 12 (359) y la Línea 3 (358). Para el 2021 se registraron 3586 averías relevantes a equipos de instalaciones fijas: las líneas con mayores desperfectos fueron la A (428); 3 (397); 1 (367); B (360) y 5 (346). La Línea 3 del Metro, donde fue el choque de trenes el 7 de enero de este 2023, aumentó el número de desperfectos 11% al pasar de 358 a 397 entre 2020 y 2021. Y de enero a mayo de 2022, las autoridades registraron 257 fallas en toda la red, destacándose que en el mismo periodo de 2021 fueron 204. En 2022, una de las líneas más frecuentemente reportadas fue la Línea 3, que corre de Indios Verdes a Universidad, donde se registró el choque de trenes el 7 de enero de 2023, que hasta ahora ha causado la muerte de una joven y heridas a 106. Lo más lamentable es que usuarios de redes sociales subieron a Twitter reportes sobre la Línea 3 durante noviembre y diciembre, informaron de problemas como “destellos”, lenta circulación en los trenes, bajas en la corriente eléctrica que moviliza los convoyes y unidades que tuvieron que ser removidas en el tramo entre las estaciones Potrero y La Raza, pero eso no les importó a las autoridades del Metro y mucho menos a Sheinbaum, que le son más importantes sus giras de campaña que la seguridad y la vida de los usuarios. ¿Cuántos accidentes más habrá que esperar para que el Metro se le dé mantenimiento y vuelva a ser seguro" ["post_title"]=> string(51) "De Frente Y Claro | La patética realidad del Metro" ["post_excerpt"]=> string(63) " La vida útil de cada tren del Metro es de 25 años de uso. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(48) "de-frente-y-claro-la-patetica-realidad-del-metro" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-12 10:26:27" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-12 15:26:27" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87658" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18796 (24) { ["ID"]=> int(88015) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-20 13:42:27" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-20 18:42:27" ["post_content"]=> string(11700) "El posmodernismo se funda en tres grandes principios teóricos. contextualismo, constructivismo y aperspectivismo.  Pero conlleva una contradicción de origen: si bien la idea de que la “verdad depende del contexto” es plausible, al llevarla al extremo se convierte en: “sólo existen verdades locales y todas son igualmente válidas”. Al no poder jerarquizar el valor de cada planteamiento, el narcisismo se ha generalizado.  Posmodernidad y lo verdadero La tesis central del movimiento posmoderno, que podemos llamar pluralista por su genuino deseo de igualdad y de integrar a todas las culturas y todos los puntos de vista por igual, consiste en la afirmación de que la verdad no existe en sí misma, sino que depende de la perspectiva, de la cultura y del punto de vista desde donde se le interprete. La verdad, entonces, no es más que una interpretación de los hechos entre las muchas posibles. Esta visión le da un enorme peso a la interpretación individual, con los riesgos obvios e inherentes que implica que nuestras conclusiones se desliguen de la realidad objetiva, con lo cual pueda considerarse como verdad cualquier cosa que el individuo asuma como tal. La verdad no es algo que nos venga dado de antemano sino que se construye: se elabora, se interpreta y se construye. El posmodernismo pone al lenguaje como el centro de gravedad y la metafísica es sustituida por el análisis de textos. Para filósofos como Ludwig Wittgenstein el lenguaje es fundamental para construir la realidad, que si bien es como es, también puede ser de otra manera: “los límites de mi lengua son los límites de mi mundo”. Si bien comparto la idea de que lo que no puedo enunciar no existe para mí, el que no exista para mí no significa que no exista en lo absoluto. (Recordemos el ejemplo de las alucinaciones psicóticas de John Nash, que fueron representadas en la película Una mente de brilla; el que esas imágenes fueran reales para él no las hacen verdaderas.)  Principios teóricos del Posmodernismo En opinión de Ken Wilber, expresada en su libro Trump y la posverdad1, el posmodernismo se funda en tres grandes principios teóricos.  El primero es el contextualismo, que se sostiene en la premisa de que no hay verdades universales y que cualquier conclusión que se asuma como tal dependerá del contexto en que se construya.  El segundo, el constructivismo que se funda en el supuesto de que la verdad no es algo dado y que requiere de ser construida.  Y el tercero Wilber lo llama Aperspectivismo: no existe ninguna perspectiva que carezca de sesgos históricos y por lo tanto ninguna de ellas puede considerarse como preestablecida o privilegiada.   Cada uno de ellos se integró a la visión posmoderna y tras la crisis de legitimidad del paradigma moderno se vivieron como una bocanada de oxígeno. Sin embargo el planteamiento tiene una profunda contradicción de origen que el pluralismo de hoy aún ha conseguido resolver. Si bien la idea de que la “verdad depende del contexto” es plausible, una vez que se lleva al extremo se convierte en la idea de que “sólo existen verdades locales y todas son igualmente válidas”, lo que llevó a la imposibilidad de jerarquizar el valor de cada planteamiento y de ahí a un narcisismo generalizado no hay más que un paso.  Posmodernidad y  pluralismo El problema llegó cuando, la contradicción performativa que envenena el núcleo mismo de la comprensión posmoderna, se hizo evidente: no existen principios ni verdades universales, salvo la idea universal de que “no existen principios y verdades universales”. El discurso posmoderno niega la existencia de cualquier metanarrativa que abarque a todos los seres humanos, salvo ella misma, que sí los abarca, pues considera universalmente verdadera la idea de que no existen verdades universales. Afirman que todo conocimiento –excepto la comprensión posmoderna, que sí es universal– depende del contexto. El conocimiento es una interpretación, excepto el de ellos que es auténtico y universal. La tesis central pluralista afirma que toda verdad, para serlo, debe estar inserta en una cultura particular y sólo ahí lo es. Sin embargo, esta afirmación es en sí universal porque se aplica a todas las culturas y en todos los tiempos.   Todas las perspectivas son igualmente válidas, salvo las defendidas por el posmodernismo, que “resultan más deseables”, y cualquier jerarquía o categoría de valor se interpretan como opresivas, excepto las defendidas por el posmodernismo. Así, aun cuando es evidente que la igualdad, la inclusión y la sustentabilidad son preferibles a la segregación, el autoritarismo y la intolerancia, la posmodernidad, al erradicar toda jerarquía, se quedó sin argumentos discursivos ni puntos de referencia para justificar la superioridad de unos valores por encima de otros. Lo que comenzó diferenciando y reconociendo conceptos verdaderos pero parciales, como la visibilización y reconocimiento de culturas oprimidas, una vez llevados al extremo de asignarle a todo el mismo valor, dieron lugar a un relativismo pluralista radical que conduce al nihilismo y al narcisismo. Verdad y opresión  Conforme nos sumergíamos en el tobogán de un pluralismo cada vez más radical, toda verdad heredada de los procesos históricos del pasado es comprendida como un intento de imposición opresiva. Y esto nos lleva a la conclusión lógica, pero extrema, de que cualquier verdad que no es completamente propia, que no es producto de nuestra particularísima interpretación, es una forma de poder que nos oprime. Así lo dice Wilber: “Según esa perspectiva, el pasado no nos legó verdades reales y duraderas, sino modas inventadas por la historia, con lo cual nuestra tarea consiste en rechazar todas esas verdades y empeñarnos en el logro de una autonomía creada y puesta en marcha por cada uno2…”. Lo mismo sucede con los valores: no existen superiores e inferiores. Wilber asegura que para el posmoderno: “Cualquier valor o verdad que afirme ser universal, verdadero o útil para todos, no es más que una forma disfrazada de poder, que trata de obligar a todo el mundo a adoptar las verdades y valores de quienes las promueven con el objetivo último de la esclavitud y la opresión3”. Cultura y verdad Puesto que el posmodernismo defiende la idea de que toda verdad es una construcción cultural, la verdad no existe en sí misma, sino que depende de la perspectiva, de la cultura, del punto de vista, pero sobre todo de la interpretación personal. Llevados al extremo es posible negar realidades objetivas o hechos demostrados si contravienen nuestra forma de entender un evento o una circunstancia en particular. Desde la perspectiva posmoderna todo pensamiento humano es generado y está limitado por formas lingüístico-culturales propias de cada idiosincrasia y de cada individuo. Así, el conocimiento humano es producto de las prácticas lingüísticas y sociales de cada comunidad local y producido por sus propios intérpretes, sin relación con alguna realidad concreta e independiente. Cuando se abraza esta comprensión como verdadera, se llega a la inevitable conclusión de que todas las perspectivas son igualmente válidas del mismo modo que ninguna perspectiva posee la legitimidad para imponerse a las demás. Este igualitarismo que suprime toda jerarquía y niega cualquier posibilidad de narrativas universales conduce a una atomización de la verdad que convierte las interacciones humanas y los acuerdos colectivos en fenómenos aislados.   El retrato de ese mundo de pequeños conjuntos aislados es en sí un metarrelato que rige y condiciona las interacciones, tanto internas de cada conjunto, como entre el universo de conjuntos. Esto resulta conflictivo para los pluralistas posmodernos, pues hace que su paradigma fundado en la igualdad, donde todas las ideas y manifestaciones son igualmente válidas y dignas de respeto, entre en contradicción con aquellas manifestaciones que utilizan esa apertura a la inclusión para defender visiones excluyentes y discriminatorias. Pero como argumentativamente no pueden censurarlas, porque justamente defienden la libertad de expresar cualquier idea, han inventado la corrección política y la cancelación como mecanismos sustitutorios de una correcta e indispensable jerarquización del valor.    Con la mejor de las intenciones, se deconstruyeron los grandes relatos universales para centrar el énfasis en la diversidad, en la importancia de los rasgos culturales particulares, en la necesidad de llevar el discurso moderno de la igualdad a la aceptación indiscriminada del otro, equiparando todos los valores, ideas y construcciones del mundo como equivalentes. Pero cuando todo tiene el mismo valor, nada en realidad vale demasiado, lo que no tarda en llevarnos al nihilismo.  Con lo que los posmodernos más radicales no contaban es que esa particularización extrema, lejos de conducir a la empatía, la solidaridad y al multiculturalismo constructivo, nos ha llevado a establecer un mundo lleno diferencias, aislamiento y separación.     Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook:  Juan Carlos Aldir 1 Wilber Ken, Trump y la posverdad, Primera Edición, España, Kairós, 2018, Págs. 202 2 Wilber, Ídem, Íbidem, Obra citada, P. 20 Wilber Ken, Trump y la posverdad, Primera Edición, España, Kairós, 2018, Pág. 20 3 Wilber, Ídem, Íbidem, Obra citada, P. 20 Wilber Ken, Trump y la posverdad, Primera Edición, España, Kairós, 2018, Pág. 20" ["post_title"]=> string(42) "Los grandes retos del Paradigma posmoderno" ["post_excerpt"]=> string(211) "La tesis central del movimiento posmoderno consiste en la afirmación de que la verdad no existe en sí misma, sino que depende de la perspectiva, de la cultura y del punto de vista desde donde se le interprete." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(42) "los-grandes-retos-del-paradigma-posmoderno" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-20 13:42:27" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-20 18:42:27" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88015" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(45) ["max_num_pages"]=> float(23) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "b677f2fb1663bac3eeeb8b83cedd70ab" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
trump y la posverdad

Los grandes retos del Paradigma posmoderno

La tesis central del movimiento posmoderno consiste en la afirmación de que la verdad no existe en sí misma, sino que depende...

enero 20, 2023
La patética realidad del Metro

De Frente Y Claro | La patética realidad del Metro

La vida útil de cada tren del Metro es de 25 años de uso.

enero 12, 2023




Más de categoría

¡Ruido!

Título: Ruido. Dirección: Natalia Beristain. Guion: Natalia Beristain. Reparto: Julieta Egurrola, Teresa Ruiz, Arturo Beristain. País: México. Año: 2022....

enero 31, 2023
La grave inseguridad en la CDMX

No es casual

Los datos en general dan muestra de que la Estrategia de Seguridad de 2019 a 2022 está funcionando.

enero 31, 2023
partido va por mexico

Cinco cosas más frías que la UNAM en el caso de Yasmín Esquivel

Esto ya es noticia vieja. La semana antepasada, el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, descartó invalidar el...

enero 30, 2023

Promocionarán papel picado poblano en Mercado Libre: Economía

La secretaria de Economía, Olivia Salomón anunció que más de 300 productos de papel picado serán promocionados en la...

enero 29, 2023