CACALAVERAS

¿Quién podrá ser ese muerto rodeado de zopilotes? ¿Será el dueño del Tren Maya, depredador de cenotes? Tras su fúnebre cortejo, sólo vienen carroñeros, que en vida decían seguirlo, nomás por convenencieros.   En vida se llamó...

2 de noviembre, 2022

¿Quién podrá ser ese muerto rodeado de zopilotes?

¿Será el dueño del Tren Maya, depredador de cenotes?

Tras su fúnebre cortejo, sólo vienen carroñeros,

que en vida decían seguirlo, nomás por convenencieros.

 

En vida se llamó CLAUDIA, la que más duro chillaba

porque al fallecer el peje, su ambición se le escapaba.

Muertos del temblor en Tlalpan y los de la Línea Doce,

piden audiencia con  Claudia; dice que no los conoce.

Ya no eres corcholata, se te fue  la presidencia,

Ahora te toca pagar, con pesada penitencia.

 

Un ministro fallecido, oculto detrás de un velo,

se llamó  Arturo Zaldívar, por indigno se hacía LELO.

Fue cortesano obsequioso, de un servilismo sin fin,

falleció por comer tantos tamales de chipilín.

 

Ahí viene Alejandro Encinas, su purgatorio es pesado,

porque inventarse mentiras, también es crimen de Estado.

Su muerte fue repentina, falleció en gobernación,

ni siquiera tuvo tiempo de escribir su dimisión.

Lo sigue Murillo Káram, político perseguido,

Encinas quiere escapar de sus agudos gemidos.

Murió a causa de sus cuentos, por agradar a su jefe

Igual que tantos lacayos que le tenían miedo al peje.

 

Los muertos de Ayotzinapa le reclaman a Obrador,

prometiste aparecernos, pero ahora estamos peor.

Los niños que fallecieron sin tener medicamentos,

Dicen que AMLO los mató con evasivas y  cuentos.

 

Hay un muerto desafiante, él es  Fernández Noroña,

¡Ábranme paso, fifís, que la vida no retoña!

Noroña murió peleando, como luchando vivió,

cayó por sus convicciones, pero nunca se calló.

 

Y Ramón López Beltrán, que ya pasó  a mejor vida

Él no falleció  en Copilco, sino en una mansión chida.

Su mujer tenía dinero, y al inútil mantenía,

se la pasaba de flojo, por la noche y en el día.

José Ramón muy temprano, desde que estaba muy tierno,

igualito que su padre, vivía en el descanso eterno.

 

YA LLEGA EL PROTAGONISTA DEL FUNERAL MAÑANERO,

YA MERODEAN SU ATAÚD, ÁVIDOS SEPULTUREROS.

¿A qué  se podrá   deber  el fétido olor a caca?

¡Apestan del difuntito, sus plumas de chachalaca!

No   falleció en la pandemia, no lo liquidó el infarto,

tenía más vidas que un gato el señor peje lagarto.

Lo mataron como al manco, que falleció en la Bombilla,

él aspiraba a quedarse para siempre con LA SILLA.

Siempre vivió de la grilla, ansiando el poder total,

Hasta que logró alcanzar la silla presidencial.

Sin tener cuentas bancarias, tuvo dinero a raudales,

le decían el “Rey del Cash”, que  atesoraba en costales.

Desde joven era flojo, aborrecía trabajar,

Estando en la presidencia se dedicó HAMACA-near.

NO ROBABA, NO MENTÍA Y  TAMPOCO TRAICIONABA,

Y CON ESTE CUENTO CHINO A LOS CHAIROS EMBAUCABA.

Si se asomaba al espejo se  reflejaba un batracio

para olvidar su fealdad se fue a vivir a un palacio.

Increíble pero cierto, lo tuvieron que cremar,

pues por asco los gusanos, no se lo querían tragar.

Ordenó  que lo enterraran en el Hemiciclo a Juárez,

a él no podían sepultarlo en unas tumbas vulgares.

Él quería por testamento gobernar desde ultratumba,

mientras acarreaba muertos, reinando en las catacumbas.

¡Cómo me pude morir, ya tan cerca de triunfar!

¡Como a Bonilla y Zaldívar ya me iban a prorrogar!

¿Ya ves Andrés? Te lo dije; le advierte Álvaro Obregón,

Intentaste reelegirte, y te mató la ambición.

Don Plutarco y Obregón  contemplan su funeral

¡Nunca habían mirado en bola a tantísimo animal!

Se los dije en el Congreso, cuando te mató toral,

MÉXICO NECESITABA VOLVERSE INSTITUCIONAL.

Pero no me hicieron caso, le creyeron al mesías,

tiraron a la basura cien años de profecías.

LA OPOSICIÓN NO SE OPONE, PORQUE NADA MÁS OPINA

CON SUS INDEFINICIONES, ELLA SOLITA SE EMPINA.

¡CACA, CACA, CALAVERA!, DE LA MUERTE NADIE ESCAPA,

PUEDEN SER FIFÍS O CHAIROS, PERO A TODOS LOS ATRAPA.

*LAS OPINIONES EXPRESADAS EN LOS ARTÍCULOS DE ESTA PÁGINA SON DE EXCLUSIVA RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES. DE NINGUNA MANERA REFLEJAN LA POSTURA EDITORIAL DE ESTE PORTAL.

Comentarios


object(WP_Query)#18693 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(85257) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "07-01-2023" ["before"]=> string(10) "04-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(85257) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "07-01-2023" ["before"]=> string(10) "04-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18689 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18691 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18690 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "07-01-2023" ["before"]=> string(10) "04-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2023-01-07 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2023-02-04 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (85257) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18692 (24) { ["ID"]=> int(87684) ["post_author"]=> string(3) "195" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-12 13:20:06" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-12 18:20:06" ["post_content"]=> string(5197) "La facultad de creer está en la naturaleza del ser humano, su antítesis, la facultad de dudar, también, la primera deriva en sistemas de creencias como lo religioso pero también en construcciones de tipo popular sobre asuntos de salud, interacciones, la superstición, la vida después de la muerte.  La segunda, la duda, ha derivado en sistemas filosóficos como el escepticismo pero también en detonar inquietudes para buscar realidades y contrastar experiencias. Es crítica por definición, pero susceptible a ser sustituida por el creer. Es la base del experimento científico.  En un contexto mundial saturado de dudas, de discursos políticos que expresan “verdades a medias”, de noticias falsas que alientan el dudar de todo y de todos, y en un entorno nacional álgido por asuntos vinculados a la seguridad pública, el encuentro entre mandatarios y esposas de los presidentes de América del Norte tenía, por fuerza, que conducirnos a certezas y a generar un mensaje tanto a los países involucrados como al mundo completo, que al menos hay posibilidades de generar pasos en conjunto que vayan más allá de acuerdos comerciales y migratorios, mensajes que indiquen que la región está estable y mantiene su propósito de consolidar la estabilidad.  Jill Biden y Beatriz Gutiérrez decidieron creer y en conjunto plantean una invitación a hacerlo. El tono y el llamado contrasta con los tiempos, los tiempos de la postmodernidad y la postverdad, los tiempos de la crisis de las “verdades absolutas”, las cuales, sin embargo, existen y añadimos más. Es una recuperación de la facultad y aún, de la necesidad de creer la cual es intrínseca al ser humano. Inevitablemente vinculado a discursos como “Yo tengo un sueño” de Luther King y al discurso de Luis Donaldo Colosio,  Biden y Gutiérrez revaloran verdades y cuestionan otras, como la pobreza por designio divino. Las libertades de fe, expresión y prensa, la educación como vía para el desarrollo individual y social, la familia como base emocional y de seguridad social, son ideales porque son verdades absolutas. No dogmas nacidos de la especulación o del prejuicio, sino experiencias históricas acumuladas a lo largo de los años. La historia de los tres países habla de momentos de desarrollo político y económico cuando son impulsados por las libertades y una política clara sobre la prensa, la educación y el fortalecimiento de la familia.  Golpeada por una sucesión interminable de crisis económicas nacionales y globales, la familia padece. El embate de las drogas, la necesidad de migrar, la desintegración de sus lazos internos y la ausencia de una política hacia la familia que supere el asistencialismo han puesto en crisis a la familia y sus valores. Si, como dicen las autoras del discurso en cuestión, “La familia es la principal institución de seguridad social”, entonces el crecimiento de la inseguridad social es explicable porque como sociedad hemos permitido su desintegración y hemos rebajado su valor. En ello estaría una salida a la inseguridad, el fortalecimiento de la familia como unidad y de la familia como valor.  Y a propósito de valores, el discurso termina con una serie de referencias a valores morales que inevitablemente nos conducen a la reflexión: el respeto a los demás, la inclusión, la libertad, el amor y los elementos correlacionados a este último: la solidaridad, la empatía y la justicia.  Ser incluyente es hoy una verdad absoluta, una necesidad apremiante, como lo son la aplicación de todos valores señalados a la vida cotidiana, a las acciones individuales e institucionales, a las políticas públicas de las tres naciones.  El discurso expone una posición colectiva frente a la vida, frente al contexto y a las interacciones entre individuos y entre naciones. Biden y Gutiérrez decidieron creer, y siendo consecuentes con el llamado, habrá que decidir creer, creer en la posibilidad reconstrucción de la sociedad, en la necesidad de cambiar, en la necesidad de recuperar valores y acciones que nos den salida a la crisis social y moral que se vive.  Queremos creer, necesitamos creer, en la familia, en la educación, en el amor, en la libertad de fe, de expresión, de prensa, en la inclusión; en que el mundo puede ser diferente, aunque muchos se empeñen en sembrar la duda y hacer crecer la incertidumbre.  “Y nos atrevemos a soñar con un tiempo en el que todos seamos iguales y libres”. El sueño se construye, está en nuestras manos hacerlo, está también en manos de quienes deciden las políticas públicas y las acciones de gobierno, que la libertad no esté coaccionada ni alterada.    " ["post_title"]=> string(42) "Creemos: el discurso de Biden y Gutiérrez" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(40) "creemos-el-discurso-de-biden-y-gutierrez" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-12 13:20:06" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-12 18:20:06" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87684" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18722 (24) { ["ID"]=> int(88469) ["post_author"]=> string(2) "62" ["post_date"]=> string(19) "2023-02-02 13:28:28" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-02-02 18:28:28" ["post_content"]=> string(7450) "Corría el año de 2013 y las eliminatorias de futbol en la zona de Concacaf arrojaban en su última jornada que el poderoso balompié mexicano podría estar condenado a no asistir al mundial de Brasil 2014. En el partido celebrado en el estadio del Ricardo Saprissa, en Costa Rica, la selección mexicana perdía 2-1 en los últimos minutos del partido. En ese momento con la combinación de resultados, la selección de Panamá arrebataba el boleto al repechaje a México que brindaba la última oportunidad de asistir a la justa mundialista que a la postre dejó como campeón al poderoso combinado de Alemania. La antipatía centroamericana en redes sociales contra el futbol mexicano impulsó el tema de tendencia #UnMundialSinMéxico que estuvo cerca de concretarse de no ser porque la selección de los Estados Unidos, logró recuperarse de un marcador adverso en los últimos minutos para ganar a Panamá en su estadio por marcador final de 2-3. Con este resultado de forma inverosímil la selección mexicana y sus gigantescos intereses económicos alrededor del futbol mexicano, lograba salvar un desastre económico y deportivo (en ese orden) que nadie pensaba posible. Al final de ese ciclo mundialista la selección mexicana sucumbió en octavos de final ante Holanda, cumpliendo con el pronóstico de cada justa futbolística de estar entre los mejores 18 selecciones del mundo. Ante esta amenaza ya olvidada por la afición, sobre todo por sus poderosos dirigentes, nadie entendió la luz roja que avisaba que el futbolista mexicano estaba bajando su nivel de competitividad internacional y que en algún momento, provocaría un retroceso en sus estándares tradicionales. La tormenta perfecta ocurrió en el pasado Mundial de Qatar 2022 cuando la selección mexicana no pudo clasificarse a octavos de final, cosa que no ocurría desde hace 40 años. El balompié nacional dominado por empresas poderosas que siempre privilegian la ganancia económica sobre la calidad deportiva, precipitaron las acciones que condenaron la posibilidad de trascender internacionalmente. La multipropiedad de clubes, sumado a la cancelación del descenso del peor equipo en el torneo, pero sobre todo la incorporación de extranjeros sin calidad y su nacionalización exprés, provocaron que los jugadores mexicanos tuvieran menos espacio de desarrollo con la saturación de futbolistas extranjeros. El mercado mexicano está sobrevalorado económicamente, la materia prima que es el futbolista es tasada internacionalmente en precios que no corresponden a la realidad. A diferencia de países productores de jugadores de gran calidad como Brasil y la recientemente campeona del mundo, Argentina, los futbolistas mexicanos son más caros de vender en el mercado internacional a comparación de las promesas sudamericanas acostumbradas a triunfar en el mejor balompié europeo. Cuando un futbolista mexicano empieza a despuntar luego de su tardío proceso deportivo, al llegar su recontratación en el mismo club, su salario se ve exponenciado provocando que no busque emigrar a otras ligas donde no tienen asegurada su titularidad pero, sobre todo, donde no perciben los jugosos salarios que se pagan en el país. Todo en detrimento de la calidad de la liga mexicana, pero en especial de la inflada economía asociada al futbol nacional. A diferencia de los jugadores sudamericanos que ven al futbol como una oportunidad de escalar socialmente, además de lograr triunfar en las mejores competiciones europeas, la mayoría de los jugadores mexicanos son conformistas y al lograr una mejora en sus percepciones económicas, su desarrollo deportivo se ve frenado. El deporte más popular en el país es el futbol, pero los resultados deportivos nunca acompañan esa fidelidad de las aficiones, en realidad el verdadero deporte de los pobres mexicanos es el boxeo que ha dado múltiples campeones mundiales.  La selección mexicana es uno de los mejores productos que se venden en la unión americana al tener millones de connacionales trabajando y enviando remesas que son vitales para la economía nacional. El producto futbolístico en sí mismo es mediocre al estar estancado entre los mejores 15 lugares del mundo, pero que logra una gran integración social entre diferentes estratos sociales e ideológicos. El futbol en México no ha logrado la trascendencia deportiva que acompañe con su nivel de infraestructura y de las aficiones tan arraigadas que existen.  A raíz del desastre deportivo de Qatar 2022, el futbol mexicano enfrenta las consecuencias de sus terribles decisiones y de sus vicios arraigados que le provocaron estar estancados en la mediocridad. Con la premura de ser sede mundialista junto con sus socios comerciales del Tratado de Libre Comercio, Estados Unidos y Canadá, cuyos representativos deportivos han superado a México. Lejos están las décadas cuando al país se le llegó a denominar como el gigante futbolístico de su atrasada zona futbolística. El futbol mexicano es una representación de su cultura y sus gobiernos, es en muchas cosas un estado de excepción donde se privilegia a los poderosos clubes y televisoras que hacen y deshacen a su gusto, aún por encima de las leyes que son laxas en su aplicación. Al ser el deporte que más riqueza económica genera, los intereses de muchos participantes como promotores de jugadores, empresas patrocinadoras, la poderosa televisora oligopólica y no pocos políticos, han propiciado que el producto deportivo final haya llegado a una crisis que traería enormes pérdidas para esta oligarquía irracional. Durante el curso de la semana se presentaron, luego de más de sesenta días de “análisis”, las conclusiones y presuntos cambios en la conformación de la liga mexicana, que es la que nutre a la selección nacional. Al parecer cambios simplemente estéticos, son detalles que en nada cambiarán la ya viciada conformación del futbol nacional, con la hegemonía intacta del poder omnipresente de la televisora preponderante que es la verdadera dueña del “equipo de todos”. Cualquier cambio lógico a realizarse debe pasar por la aprobación de un puñado de dirigentes que no les preocupa mucho el siguiente ciclo mundialista, al ser México sede, y que no se atreven a dejar que sus equipos desciendan del máximo circuito, en la mínima instancia de justicia deportiva, imponiendo su lógica de intereses económicos.  El que no se haya nombrado a un técnico nacional a estas alturas del proceso mundialista retrata la tragicomedia del futbol mexicano acostumbrado a los escándalos, las transas y los resultados mediocres en contraste con sus fieles aficionados que no merecen el producto deportivo que consumen. El balompié en México es de los pocos fenómenos sociales que aún aglutinan a los connacionales, se le debe cuidar ya que brinda escasas alegrías e ilusiones en un país cada vez más polarizado, con retos económicos gigantescos desde el inicio de la pandemia." ["post_title"]=> string(20) "#UnMundialSinMéxico" ["post_excerpt"]=> string(91) " Israel Aparicio nos dice las razones por las cuales el  futbol mexicano no trasciende. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(18) "unmundialsinmexico" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-02-02 13:30:41" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-02-02 18:30:41" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88469" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18692 (24) { ["ID"]=> int(87684) ["post_author"]=> string(3) "195" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-12 13:20:06" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-12 18:20:06" ["post_content"]=> string(5197) "La facultad de creer está en la naturaleza del ser humano, su antítesis, la facultad de dudar, también, la primera deriva en sistemas de creencias como lo religioso pero también en construcciones de tipo popular sobre asuntos de salud, interacciones, la superstición, la vida después de la muerte.  La segunda, la duda, ha derivado en sistemas filosóficos como el escepticismo pero también en detonar inquietudes para buscar realidades y contrastar experiencias. Es crítica por definición, pero susceptible a ser sustituida por el creer. Es la base del experimento científico.  En un contexto mundial saturado de dudas, de discursos políticos que expresan “verdades a medias”, de noticias falsas que alientan el dudar de todo y de todos, y en un entorno nacional álgido por asuntos vinculados a la seguridad pública, el encuentro entre mandatarios y esposas de los presidentes de América del Norte tenía, por fuerza, que conducirnos a certezas y a generar un mensaje tanto a los países involucrados como al mundo completo, que al menos hay posibilidades de generar pasos en conjunto que vayan más allá de acuerdos comerciales y migratorios, mensajes que indiquen que la región está estable y mantiene su propósito de consolidar la estabilidad.  Jill Biden y Beatriz Gutiérrez decidieron creer y en conjunto plantean una invitación a hacerlo. El tono y el llamado contrasta con los tiempos, los tiempos de la postmodernidad y la postverdad, los tiempos de la crisis de las “verdades absolutas”, las cuales, sin embargo, existen y añadimos más. Es una recuperación de la facultad y aún, de la necesidad de creer la cual es intrínseca al ser humano. Inevitablemente vinculado a discursos como “Yo tengo un sueño” de Luther King y al discurso de Luis Donaldo Colosio,  Biden y Gutiérrez revaloran verdades y cuestionan otras, como la pobreza por designio divino. Las libertades de fe, expresión y prensa, la educación como vía para el desarrollo individual y social, la familia como base emocional y de seguridad social, son ideales porque son verdades absolutas. No dogmas nacidos de la especulación o del prejuicio, sino experiencias históricas acumuladas a lo largo de los años. La historia de los tres países habla de momentos de desarrollo político y económico cuando son impulsados por las libertades y una política clara sobre la prensa, la educación y el fortalecimiento de la familia.  Golpeada por una sucesión interminable de crisis económicas nacionales y globales, la familia padece. El embate de las drogas, la necesidad de migrar, la desintegración de sus lazos internos y la ausencia de una política hacia la familia que supere el asistencialismo han puesto en crisis a la familia y sus valores. Si, como dicen las autoras del discurso en cuestión, “La familia es la principal institución de seguridad social”, entonces el crecimiento de la inseguridad social es explicable porque como sociedad hemos permitido su desintegración y hemos rebajado su valor. En ello estaría una salida a la inseguridad, el fortalecimiento de la familia como unidad y de la familia como valor.  Y a propósito de valores, el discurso termina con una serie de referencias a valores morales que inevitablemente nos conducen a la reflexión: el respeto a los demás, la inclusión, la libertad, el amor y los elementos correlacionados a este último: la solidaridad, la empatía y la justicia.  Ser incluyente es hoy una verdad absoluta, una necesidad apremiante, como lo son la aplicación de todos valores señalados a la vida cotidiana, a las acciones individuales e institucionales, a las políticas públicas de las tres naciones.  El discurso expone una posición colectiva frente a la vida, frente al contexto y a las interacciones entre individuos y entre naciones. Biden y Gutiérrez decidieron creer, y siendo consecuentes con el llamado, habrá que decidir creer, creer en la posibilidad reconstrucción de la sociedad, en la necesidad de cambiar, en la necesidad de recuperar valores y acciones que nos den salida a la crisis social y moral que se vive.  Queremos creer, necesitamos creer, en la familia, en la educación, en el amor, en la libertad de fe, de expresión, de prensa, en la inclusión; en que el mundo puede ser diferente, aunque muchos se empeñen en sembrar la duda y hacer crecer la incertidumbre.  “Y nos atrevemos a soñar con un tiempo en el que todos seamos iguales y libres”. El sueño se construye, está en nuestras manos hacerlo, está también en manos de quienes deciden las políticas públicas y las acciones de gobierno, que la libertad no esté coaccionada ni alterada.    " ["post_title"]=> string(42) "Creemos: el discurso de Biden y Gutiérrez" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(40) "creemos-el-discurso-de-biden-y-gutierrez" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-12 13:20:06" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-12 18:20:06" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87684" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(48) ["max_num_pages"]=> float(24) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "40a00d7fe5e093f1b8388bed79f09f87" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Creemos: el discurso de Biden y Gutiérrez

La facultad de creer está en la naturaleza del ser humano, su antítesis, la facultad de dudar, también, la primera deriva en...

enero 12, 2023
mexico en el ricardo saprissa

#UnMundialSinMéxico

 Israel Aparicio nos dice las razones por las cuales el  futbol mexicano no trasciende. 

febrero 2, 2023




Más de categoría
amlo y la justicia

¿Está la Justicia por encima del Derecho?

Los Juicios de Nuremberg establecieron de una vez por todas la posibilidad de leyes injustas y de regímenes injustos.

febrero 3, 2023
Anders Behring Breivik

Muchos mundos, un solo Ser Humano: Humanismo Multicultural Universal

El mundo es muchos mundos porque en él existen una inconmensurable cantidad de culturas, comprensiones de la vida y...

febrero 3, 2023
Cuidados paliativos

Cuidados paliativos y el principio del doble efecto

No debe olvidarse que los cuidados paliativos son una parte esencial de la atención de pacientes terminales y debe...

febrero 3, 2023
la Guardia Nacional

Cinco trabajos más que puede hacer la Guardia Nacional

Ya que la GN es multiusos, Octavio García nos menciona en qué otras tareas, además de las que ya...

febrero 3, 2023