CACALAVERAS

¿Quién podrá ser ese muerto rodeado de zopilotes? ¿Será el dueño del Tren Maya, depredador de cenotes? Tras su fúnebre cortejo, sólo vienen carroñeros, que en vida decían seguirlo, nomás por convenencieros.   En vida se llamó...

2 de noviembre, 2022

¿Quién podrá ser ese muerto rodeado de zopilotes?

¿Será el dueño del Tren Maya, depredador de cenotes?

Tras su fúnebre cortejo, sólo vienen carroñeros,

que en vida decían seguirlo, nomás por convenencieros.

 

En vida se llamó CLAUDIA, la que más duro chillaba

porque al fallecer el peje, su ambición se le escapaba.

Muertos del temblor en Tlalpan y los de la Línea Doce,

piden audiencia con  Claudia; dice que no los conoce.

Ya no eres corcholata, se te fue  la presidencia,

Ahora te toca pagar, con pesada penitencia.

 

Un ministro fallecido, oculto detrás de un velo,

se llamó  Arturo Zaldívar, por indigno se hacía LELO.

Fue cortesano obsequioso, de un servilismo sin fin,

falleció por comer tantos tamales de chipilín.

 

Ahí viene Alejandro Encinas, su purgatorio es pesado,

porque inventarse mentiras, también es crimen de Estado.

Su muerte fue repentina, falleció en gobernación,

ni siquiera tuvo tiempo de escribir su dimisión.

Lo sigue Murillo Káram, político perseguido,

Encinas quiere escapar de sus agudos gemidos.

Murió a causa de sus cuentos, por agradar a su jefe

Igual que tantos lacayos que le tenían miedo al peje.

 

Los muertos de Ayotzinapa le reclaman a Obrador,

prometiste aparecernos, pero ahora estamos peor.

Los niños que fallecieron sin tener medicamentos,

Dicen que AMLO los mató con evasivas y  cuentos.

 

Hay un muerto desafiante, él es  Fernández Noroña,

¡Ábranme paso, fifís, que la vida no retoña!

Noroña murió peleando, como luchando vivió,

cayó por sus convicciones, pero nunca se calló.

 

Y Ramón López Beltrán, que ya pasó  a mejor vida

Él no falleció  en Copilco, sino en una mansión chida.

Su mujer tenía dinero, y al inútil mantenía,

se la pasaba de flojo, por la noche y en el día.

José Ramón muy temprano, desde que estaba muy tierno,

igualito que su padre, vivía en el descanso eterno.

 

YA LLEGA EL PROTAGONISTA DEL FUNERAL MAÑANERO,

YA MERODEAN SU ATAÚD, ÁVIDOS SEPULTUREROS.

¿A qué  se podrá   deber  el fétido olor a caca?

¡Apestan del difuntito, sus plumas de chachalaca!

No   falleció en la pandemia, no lo liquidó el infarto,

tenía más vidas que un gato el señor peje lagarto.

Lo mataron como al manco, que falleció en la Bombilla,

él aspiraba a quedarse para siempre con LA SILLA.

Siempre vivió de la grilla, ansiando el poder total,

Hasta que logró alcanzar la silla presidencial.

Sin tener cuentas bancarias, tuvo dinero a raudales,

le decían el “Rey del Cash”, que  atesoraba en costales.

Desde joven era flojo, aborrecía trabajar,

Estando en la presidencia se dedicó HAMACA-near.

NO ROBABA, NO MENTÍA Y  TAMPOCO TRAICIONABA,

Y CON ESTE CUENTO CHINO A LOS CHAIROS EMBAUCABA.

Si se asomaba al espejo se  reflejaba un batracio

para olvidar su fealdad se fue a vivir a un palacio.

Increíble pero cierto, lo tuvieron que cremar,

pues por asco los gusanos, no se lo querían tragar.

Ordenó  que lo enterraran en el Hemiciclo a Juárez,

a él no podían sepultarlo en unas tumbas vulgares.

Él quería por testamento gobernar desde ultratumba,

mientras acarreaba muertos, reinando en las catacumbas.

¡Cómo me pude morir, ya tan cerca de triunfar!

¡Como a Bonilla y Zaldívar ya me iban a prorrogar!

¿Ya ves Andrés? Te lo dije; le advierte Álvaro Obregón,

Intentaste reelegirte, y te mató la ambición.

Don Plutarco y Obregón  contemplan su funeral

¡Nunca habían mirado en bola a tantísimo animal!

Se los dije en el Congreso, cuando te mató toral,

MÉXICO NECESITABA VOLVERSE INSTITUCIONAL.

Pero no me hicieron caso, le creyeron al mesías,

tiraron a la basura cien años de profecías.

LA OPOSICIÓN NO SE OPONE, PORQUE NADA MÁS OPINA

CON SUS INDEFINICIONES, ELLA SOLITA SE EMPINA.

¡CACA, CACA, CALAVERA!, DE LA MUERTE NADIE ESCAPA,

PUEDEN SER FIFÍS O CHAIROS, PERO A TODOS LOS ATRAPA.

*LAS OPINIONES EXPRESADAS EN LOS ARTÍCULOS DE ESTA PÁGINA SON DE EXCLUSIVA RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES. DE NINGUNA MANERA REFLEJAN LA POSTURA EDITORIAL DE ESTE PORTAL.

Comentarios


object(WP_Query)#17898 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(85257) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-10-2022" ["before"]=> string(10) "26-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(85257) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-10-2022" ["before"]=> string(10) "26-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17894 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17896 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17895 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "29-10-2022" ["before"]=> string(10) "26-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-10-29 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-11-26 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (85257) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17897 (24) { ["ID"]=> int(85956) ["post_author"]=> string(3) "132" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-22 09:11:53" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-22 14:11:53" ["post_content"]=> string(10603) "Es curioso cómo las ideas en las que creemos -y determinan nuestro comportamiento- son la causa de nuestros desencuentros y hasta enfrentamientos. La raíz de nuestras disputas, hoy en día, derivan de dos añejos valores: las ideas de libertad y de igualdad. Un grupo de personas elige dar todo el peso a la libertad y el otro bando prefiere poner el énfasis en la igualdad. Sin embargo, la historia de las ideas políticas nos muestra que ambos valores son parte de la misma moneda. Lejos de ser antagónicos, el quid del enredo radica en el intento de convertirlos en absolutos (libertad o igualdad categóricas), cuando en realidad son valores relativos. Quizá la disputa sea de énfasis: qué tanta libertad y qué tanta igualdad se requiere para vivir en armonía. Para quienes eligen como valor absoluto la libertad (en particular la libertad de emprender y del capital), puede resultar chocante que la igualdad fue la idea que abrió camino a la libertad. Es una paradoja, pero hay muchos ejemplos que así lo revelan, como pueden rastrearse en la historia de las ideas. En la actualidad también encontramos casos paradigmáticos de grupos que lograron su libertad basados en la idea de la igualdad. Sin duda, el ejemplo emblemático de esta tesis es lo escrito por Alexis de Tocqueville en La democracia en América. Me parece que nadie puede dudar de la parcialidad de la obra de este autor, escrita en 1835 (la segunda parte fue publicada en 1840). En una de las referencias a la igualdad, Pankaj Mishra cita un pasaje de ese pensador: “Los philosophes consideraban «racional» una sociedad meritocrática en la que podían prosperar personas como ellos. Al fomentar este racionalismo, se veían como un «partido de la humanidad». Su gusto por la «política literaria», escribía Tocqueville, «se extendió a gente cuya naturaleza o situación les habría mantenido normalmente ajena a la especulación abstracta», a los cuales atrajo la «idea de que todos los hombres deben ser iguales» y «que la razón condena todo privilegio sin excepción». Por ello, «toda pasión pública se disfrazó de filosofía»” (La edad de la ira, Una historia del presente).  Claro, los pensadores de la ilustración querían libertad para ellos, pero la democracia abrió la puerta de la libertad para todas las personas. Tocqueville en La democracia en América dice: “La igualdad, que hace a los hombres independientes unos de otros, les da el hábito y el gusto de no seguir en sus acciones particulares sino su voluntad. Esta completa independencia de que gozan continuamente en medio de sus iguales y en el curso de su vida privada, los dispone a mirar de mala manera a toda autoridad y les sugiere la idea y el amor de la libertad política. Una inclinación natural dirige, pues, a los hombres de estos tiempos, hacia las instituciones libres. Tómese uno de ellos al azar, retrocédase, si se puede, a sus tendencias primitivas, y se descubrirá que entre los diferentes gobiernos, el que concibe más pronto y al que más se adhiere, es aquel cuyo jefe ha elegido y cuyos actos examina”. En la misma página (725) del Libro segundo de su obra añade el pensador francés: “De todos los efectos políticos que produce la igualdad de condiciones, el amor a la independencia es el primero que hiere la imaginación, y el que más terror infunde a los espíritus tímidos… Por lo que a mí toca, lejos de echar en cara a la igualdad la indocilidad que inspira, la alabo por esto principalmente. La admiro al verla depositar en el fondo del espíritu y del corazón de cada hombre esa noción obscura y esa propensión instintiva hacia la independencia política, preparando así el remedio al mal que causa [se refiere al riesgo de esclavitud]. Por esto la considero cuando me inclino ante ella”.  Tocqueville ve con claridad meridiana beneficios y riesgos de la igualdad. Entre los beneficios que entraña la igualdad está su impulso a la libertad, a la independencia, a la indocilidad, a la elección por sí mismo de la forma de gobierno. La igualdad fue el incentivo que liberó a los hombres del viejo régimen aristocrático y esclavista. Pero nuestro autor no ignora sus riesgos: habla de la esclavitud. El riesgo de la igualdad como valor absoluto es el reino de la tiranía. Por esa razón el dilema entre igualdad y libertad es un asunto de énfasis. Asienta Isaiah Berlin que habría que elegir qué tanta igualdad se quiere para qué tanta libertad (Árbol que crece torcido). Y agrega: la libertad absoluta de los lobos es la muerte de los corderos. Este pensador inglés, defensor acérrimo de la libertad, no ignora los riesgos de tan crucial y caro valor. Hay ejemplos recientes sobre cómo la igualdad es una herramienta liberadora. Es el caso de la lucha de los negros contra el racismo, la discriminación y la esclavitud. Y en nuestros días es el caso de la lucha de las mujeres, los homosexuales, los bisexuales, los trans, etcétera. El mismo propósito parece tener el llamado lenguaje inclusivo, aunque en la era de la posverdad (donde las certezas de las ciencias son puestas en duda por las convicciones) quizá haga más grande la Babel (confusión) en la que estamos; no obstante, los grandes cambios en la historia de la humanidad son paradójicos, y puede ser el caso. Lo relevante de estos temas es que permiten apreciar claramente cómo la lucha por la igualdad de derechos es el primer paso hacia la liberación. Asimismo, Tocqueville observó cómo el espíritu de la igualdad hace más industriosos a los pueblos: “Lo primero que sorprende en los Estados Unidos, es la cantidad innumerable que trata de salir de su condición originaria y el pequeño número de grandes ambiciones que se ven en medio de ese movimiento universal de ambición. No hay norteamericano que no parezca atenaceado por el deseo de elevarse (…) Parece difícil atribuir este estado singular de cosas a la igualdad de condiciones, pues en el momento que se estableció (…) hizo nacer ambiciones casi sin límite (…) Dije en otro lugar de esta obra, de qué manera la igualdad de condiciones impelía naturalmente a los hombres hacia la industria y el comercio y cómo ella acrecentaba y diversificaba los bienes raíces; hice ver igualmente porqué inspiraba a cada hombre un deseo constante y vehemente de aumentar su bienestar…”. Y hace una observación pertinente para nuestros días. En referencia al riesgo de inestabilidad o de revolución, afirma: “Nada hay más contrario a las pasiones revolucionarias que todas estas cosas”. Es decir, la pasión por emprender y comerciar hace que los hombres prefieran la paz. Y alerta sobre qué puede conducir a los pueblos hacia las guerras fratricidas: “Casi todas las revoluciones que han cambiado la faz de los pueblos, han sido hechas para consagrar la desigualdad o para destruirla. Si se separan las causas secundarias que han producido las grandes agitaciones de los hombres, se encontrará casi siempre la desigualdad; los pobres son los que han querido arrebatar los bienes a los ricos, o éstos han pretendido encadenar a los pobres. Si se pudiera constituir un estado social en el que cada uno tuviese algo que conservar y poco que adquirir, se habría hecho mucho por la paz del mundo”. Todas las citas son del Libro segundo de La democracia... El pensador tenía claro que la desigualdad es la causa de las agitaciones y perturbaciones sociales. Advierte: “Si Norteamérica sufriese alguna vez grandes revoluciones, las acarrearían los negros; es decir, que no sería la igualdad de condiciones, sino, al contrario, la desigualdad la que las haría nacer”. Paradójicamente, hoy no solamente la comunidad negra padece una aberrante desigualdad, sino los blancos, la principal minoría de Estados Unidos. La obra también nos proporciona señales acerca de cómo la desigualdad rompe los consensos sociales. En cambio, la igualdad propicia que: “Las principales opiniones de los hombres se hacen semejantes a medida que las condiciones se igualan”. Además, avista el poder del demagogo: “A medida que los hombres se asemejan, el dogma de la igualdad de las inteligencias se insinúa en sus creencias y se hace más difícil a un innovador cualquiera adquirir y ejercer gran poder sobre el espíritu del pueblo (…) Observamos, por otra parte que, como los hombres que viven en las sociedades democráticas no están ligados absolutamente los unos a los otros, es necesario convencer a cada uno de ellos, mientras que en las sociedades aristocráticas, basta poder obrar sobre el espíritu de algunos, para que lo sigan todos los demás. Si Lutero hubiera vivido en un siglo de igualdad y no hubiera tenido por oyentes a señores y príncipes, acaso habría encontrado más dificultad en cambiar la faz de Europa”.  Desde la antigüedad griega se conocía el atractivo, poder y peligro de quienes saben manipular prejuicios, emociones, miedos y esperanzas de la gente. Es el caso de nuestros días. En suma, leer los orígenes de los grandes cambios sociales es muy revelador y aleccionador. Tocqueville fue testigo del nacimiento de la democracia y la transformación de la mentalidad y de la cultura que han marcado los siglos de la modernidad. Por ello siempre es altamente recomendable leer a los clásicos; ayudan a entender nuestro tiempo." ["post_title"]=> string(38) "Aspirar a la igualdad nos dio libertad" ["post_excerpt"]=> string(153) "Tocqueville fue testigo del nacimiento de la democracia y la transformación de la mentalidad y de la cultura que han marcado los siglos de la modernidad" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "aspirar-a-la-igualdad-nos-dio-libertad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-22 09:53:17" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-22 14:53:17" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85956" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17924 (24) { ["ID"]=> int(85300) ["post_author"]=> string(3) "195" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-03 12:03:14" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-03 17:03:14" ["post_content"]=> string(5801) "De los muchos problemas que México tiene en gestión de la información, la relativa a la cantidad de menores en orfandad, es una de las que más evidencia nuestra ausencia de leyes y mecanismos eficaces para saber cuántos somos, dónde estamos y cuáles son nuestras carencias como nación.  Explicado de otra forma, en el tema de la orfandad no hay datos precisos de cuántos infantes se encuentran en esta condición, no solo porque la cifra se mueve todos los días, sino porque el Estado no ha generado estructuras para que los datos pasen de lo estimado al dato comprobado para que se pueda utilizar en la toma de decisiones y en su incorporación a la política pública sobre el particular. La Encuesta Nacional de Niños, Niñas y Mujeres del 2015, de la UNICEF, arrojó que el 5% de los menores de 18 años había perdido a uno o a ambos padres. Tiempo después, en el 2017, el Senado de la República informaba, a su vez, citando a la UNICEF que en México había 1.6 millones de niñas y niños en orfandad. La revista de la Cámara de Diputados presenta la estimación de orfandad por feminicidios para el 2018 en 3 mil 300. Por otra parte, los datos estimados de orfandad por COVID 19 de acuerdo con el SNDIF era de 118 mil, haciendo referencia a un estudio organizado entre el DIF Nacional, los estatales, la UNAM y la FAO. El Senado por su parte, en octubre del 2021 hablaba de 131 mil 325 que habían perdido a uno o a sus dos padres por la pandemia e informaba sobre la beca de 800 pesos a menores en esta situación.  Durante este año, en febrero, El Economista presentaba una estimación de 244 500 huérfanos a causa de la pandemia, citando al estudio del Senado y añadía entre 30 mil y 40 mil por violencia.  Apenas un par de meses después, en abril, El Universal estimaba la cifra de menores en orfandad por violencia en 50 mil. Tal vez el dato más exacto, en medio de tanto número, es que México ocupa el segundo lugar en niños y niñas huérfanos a nivel América Latina.  En conclusión, no sabemos cuántos menores hay en orfandad porque no tenemos sistemas de generación de información precisos, en consecuencia, la atención se torna aún más complicada de lo que ya es de por sí la situación. Hace falta que el interés superior de la niñez pase del texto legislativo a su implementación como política pública, con fuentes de información precisas y recursos adecuadamente aplicados.  Legalmente hay dos alternativas para hacer valer el derecho del niño a una familia y a un desarrollo emocional pleno, los hogares de acogida temporal y la adopción. La primera es, como su nombre lo indica, la gestión de un hogar que durante un tiempo determinado, ofrecerá al menor una vivienda y un ambiente familiar para su desarrollo en tanto se define la familia que deberá adoptarlo. La adopción es el asumir de forma permanente las obligaciones y los derechos de crianza de un menor, la incorporación de un infante no necesariamente ligado biológicamente a la familia receptora quien se responsabiliza ante la sociedad de su cuidado y desarrollo.  En ambos casos hay que superar los tiempos de espera y la tramitología que pareciera ser indisoluble en la cultura nacional. Tanto instituciones oficiales como asociaciones civiles dedicadas a la gestión de hogares para los menores se enfrentan a trámites y a un desinterés que en los hechos, vuelve invisible el tema de la orfandad.  Aun así, asociaciones civiles como Efecto Esperanza lograron gestionar hogares de acogida temporal para menores en la pandemia e incluso han apoyado a menores migrantes consiguiendo familias temporales para posteriormente ser repatriados.  Prevenir una mayor afectación emocional en la vida del menor que queda huérfano, sobre todo en el caso de la ausencia de los dos padres, es importante para salvaguardar sus derechos a un desarrollo pleno. Incentivar la participación de la sociedad en los programas de hogares de acogimiento y adopción es necesario para lograr el objetivo de la prevención de la afectación emocional.  Los apoyos económicos a los menores, el impulso a la formación de más asociaciones civiles y fundaciones dedicadas a la gestión de familias para los niños y niñas en orfandad, así como la revisión constante del marco jurídico sobre el particular son parte fundamental de la constitución de una política pública clara.  Conviene reorientar el proceso, reducir tiempo agilizando la gestión de la documentación necesaria e invertir más recursos y tiempo en la capacitación a padres potenciales de incorporarse a los programas de acogida temporal o adopción, es preciso construir una cultura de la adopción del menor, que en condición de orfandad queda vulnerable y factible de ser incorporado a bandas delictivas o de explotación sexual.  El golpe a la niñez de los últimos años ha sido fuerte, pandemia, violencia, crimen organizado. Las políticas de estado tendrán que revisarse en aras de mantener garantizados sus derechos y hacer de los niños objetos de un real interés superior. " ["post_title"]=> string(50) "Huérfanos: entre la invisibilidad y la burocracia" ["post_excerpt"]=> string(118) "Las políticas de estado tendrán que revisarse en aras de hacer de los niños objetos de un real interés superior. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(48) "huerfanos-entre-la-invisibilidad-y-la-burocracia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-03 12:03:14" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-03 17:03:14" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85300" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17897 (24) { ["ID"]=> int(85956) ["post_author"]=> string(3) "132" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-22 09:11:53" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-22 14:11:53" ["post_content"]=> string(10603) "Es curioso cómo las ideas en las que creemos -y determinan nuestro comportamiento- son la causa de nuestros desencuentros y hasta enfrentamientos. La raíz de nuestras disputas, hoy en día, derivan de dos añejos valores: las ideas de libertad y de igualdad. Un grupo de personas elige dar todo el peso a la libertad y el otro bando prefiere poner el énfasis en la igualdad. Sin embargo, la historia de las ideas políticas nos muestra que ambos valores son parte de la misma moneda. Lejos de ser antagónicos, el quid del enredo radica en el intento de convertirlos en absolutos (libertad o igualdad categóricas), cuando en realidad son valores relativos. Quizá la disputa sea de énfasis: qué tanta libertad y qué tanta igualdad se requiere para vivir en armonía. Para quienes eligen como valor absoluto la libertad (en particular la libertad de emprender y del capital), puede resultar chocante que la igualdad fue la idea que abrió camino a la libertad. Es una paradoja, pero hay muchos ejemplos que así lo revelan, como pueden rastrearse en la historia de las ideas. En la actualidad también encontramos casos paradigmáticos de grupos que lograron su libertad basados en la idea de la igualdad. Sin duda, el ejemplo emblemático de esta tesis es lo escrito por Alexis de Tocqueville en La democracia en América. Me parece que nadie puede dudar de la parcialidad de la obra de este autor, escrita en 1835 (la segunda parte fue publicada en 1840). En una de las referencias a la igualdad, Pankaj Mishra cita un pasaje de ese pensador: “Los philosophes consideraban «racional» una sociedad meritocrática en la que podían prosperar personas como ellos. Al fomentar este racionalismo, se veían como un «partido de la humanidad». Su gusto por la «política literaria», escribía Tocqueville, «se extendió a gente cuya naturaleza o situación les habría mantenido normalmente ajena a la especulación abstracta», a los cuales atrajo la «idea de que todos los hombres deben ser iguales» y «que la razón condena todo privilegio sin excepción». Por ello, «toda pasión pública se disfrazó de filosofía»” (La edad de la ira, Una historia del presente).  Claro, los pensadores de la ilustración querían libertad para ellos, pero la democracia abrió la puerta de la libertad para todas las personas. Tocqueville en La democracia en América dice: “La igualdad, que hace a los hombres independientes unos de otros, les da el hábito y el gusto de no seguir en sus acciones particulares sino su voluntad. Esta completa independencia de que gozan continuamente en medio de sus iguales y en el curso de su vida privada, los dispone a mirar de mala manera a toda autoridad y les sugiere la idea y el amor de la libertad política. Una inclinación natural dirige, pues, a los hombres de estos tiempos, hacia las instituciones libres. Tómese uno de ellos al azar, retrocédase, si se puede, a sus tendencias primitivas, y se descubrirá que entre los diferentes gobiernos, el que concibe más pronto y al que más se adhiere, es aquel cuyo jefe ha elegido y cuyos actos examina”. En la misma página (725) del Libro segundo de su obra añade el pensador francés: “De todos los efectos políticos que produce la igualdad de condiciones, el amor a la independencia es el primero que hiere la imaginación, y el que más terror infunde a los espíritus tímidos… Por lo que a mí toca, lejos de echar en cara a la igualdad la indocilidad que inspira, la alabo por esto principalmente. La admiro al verla depositar en el fondo del espíritu y del corazón de cada hombre esa noción obscura y esa propensión instintiva hacia la independencia política, preparando así el remedio al mal que causa [se refiere al riesgo de esclavitud]. Por esto la considero cuando me inclino ante ella”.  Tocqueville ve con claridad meridiana beneficios y riesgos de la igualdad. Entre los beneficios que entraña la igualdad está su impulso a la libertad, a la independencia, a la indocilidad, a la elección por sí mismo de la forma de gobierno. La igualdad fue el incentivo que liberó a los hombres del viejo régimen aristocrático y esclavista. Pero nuestro autor no ignora sus riesgos: habla de la esclavitud. El riesgo de la igualdad como valor absoluto es el reino de la tiranía. Por esa razón el dilema entre igualdad y libertad es un asunto de énfasis. Asienta Isaiah Berlin que habría que elegir qué tanta igualdad se quiere para qué tanta libertad (Árbol que crece torcido). Y agrega: la libertad absoluta de los lobos es la muerte de los corderos. Este pensador inglés, defensor acérrimo de la libertad, no ignora los riesgos de tan crucial y caro valor. Hay ejemplos recientes sobre cómo la igualdad es una herramienta liberadora. Es el caso de la lucha de los negros contra el racismo, la discriminación y la esclavitud. Y en nuestros días es el caso de la lucha de las mujeres, los homosexuales, los bisexuales, los trans, etcétera. El mismo propósito parece tener el llamado lenguaje inclusivo, aunque en la era de la posverdad (donde las certezas de las ciencias son puestas en duda por las convicciones) quizá haga más grande la Babel (confusión) en la que estamos; no obstante, los grandes cambios en la historia de la humanidad son paradójicos, y puede ser el caso. Lo relevante de estos temas es que permiten apreciar claramente cómo la lucha por la igualdad de derechos es el primer paso hacia la liberación. Asimismo, Tocqueville observó cómo el espíritu de la igualdad hace más industriosos a los pueblos: “Lo primero que sorprende en los Estados Unidos, es la cantidad innumerable que trata de salir de su condición originaria y el pequeño número de grandes ambiciones que se ven en medio de ese movimiento universal de ambición. No hay norteamericano que no parezca atenaceado por el deseo de elevarse (…) Parece difícil atribuir este estado singular de cosas a la igualdad de condiciones, pues en el momento que se estableció (…) hizo nacer ambiciones casi sin límite (…) Dije en otro lugar de esta obra, de qué manera la igualdad de condiciones impelía naturalmente a los hombres hacia la industria y el comercio y cómo ella acrecentaba y diversificaba los bienes raíces; hice ver igualmente porqué inspiraba a cada hombre un deseo constante y vehemente de aumentar su bienestar…”. Y hace una observación pertinente para nuestros días. En referencia al riesgo de inestabilidad o de revolución, afirma: “Nada hay más contrario a las pasiones revolucionarias que todas estas cosas”. Es decir, la pasión por emprender y comerciar hace que los hombres prefieran la paz. Y alerta sobre qué puede conducir a los pueblos hacia las guerras fratricidas: “Casi todas las revoluciones que han cambiado la faz de los pueblos, han sido hechas para consagrar la desigualdad o para destruirla. Si se separan las causas secundarias que han producido las grandes agitaciones de los hombres, se encontrará casi siempre la desigualdad; los pobres son los que han querido arrebatar los bienes a los ricos, o éstos han pretendido encadenar a los pobres. Si se pudiera constituir un estado social en el que cada uno tuviese algo que conservar y poco que adquirir, se habría hecho mucho por la paz del mundo”. Todas las citas son del Libro segundo de La democracia... El pensador tenía claro que la desigualdad es la causa de las agitaciones y perturbaciones sociales. Advierte: “Si Norteamérica sufriese alguna vez grandes revoluciones, las acarrearían los negros; es decir, que no sería la igualdad de condiciones, sino, al contrario, la desigualdad la que las haría nacer”. Paradójicamente, hoy no solamente la comunidad negra padece una aberrante desigualdad, sino los blancos, la principal minoría de Estados Unidos. La obra también nos proporciona señales acerca de cómo la desigualdad rompe los consensos sociales. En cambio, la igualdad propicia que: “Las principales opiniones de los hombres se hacen semejantes a medida que las condiciones se igualan”. Además, avista el poder del demagogo: “A medida que los hombres se asemejan, el dogma de la igualdad de las inteligencias se insinúa en sus creencias y se hace más difícil a un innovador cualquiera adquirir y ejercer gran poder sobre el espíritu del pueblo (…) Observamos, por otra parte que, como los hombres que viven en las sociedades democráticas no están ligados absolutamente los unos a los otros, es necesario convencer a cada uno de ellos, mientras que en las sociedades aristocráticas, basta poder obrar sobre el espíritu de algunos, para que lo sigan todos los demás. Si Lutero hubiera vivido en un siglo de igualdad y no hubiera tenido por oyentes a señores y príncipes, acaso habría encontrado más dificultad en cambiar la faz de Europa”.  Desde la antigüedad griega se conocía el atractivo, poder y peligro de quienes saben manipular prejuicios, emociones, miedos y esperanzas de la gente. Es el caso de nuestros días. En suma, leer los orígenes de los grandes cambios sociales es muy revelador y aleccionador. Tocqueville fue testigo del nacimiento de la democracia y la transformación de la mentalidad y de la cultura que han marcado los siglos de la modernidad. Por ello siempre es altamente recomendable leer a los clásicos; ayudan a entender nuestro tiempo." ["post_title"]=> string(38) "Aspirar a la igualdad nos dio libertad" ["post_excerpt"]=> string(153) "Tocqueville fue testigo del nacimiento de la democracia y la transformación de la mentalidad y de la cultura que han marcado los siglos de la modernidad" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "aspirar-a-la-igualdad-nos-dio-libertad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-22 09:53:17" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-22 14:53:17" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85956" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(48) ["max_num_pages"]=> float(24) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "0854751fe1e30afb9c1f181ca2e39c88" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Aspirar a la igualdad nos dio libertad

Tocqueville fue testigo del nacimiento de la democracia y la transformación de la mentalidad y de la cultura que han marcado los...

noviembre 22, 2022

Huérfanos: entre la invisibilidad y la burocracia

Las políticas de estado tendrán que revisarse en aras de hacer de los niños objetos de un real interés superior. 

noviembre 3, 2022




Más de categoría

Verdad y cosmovisión

Considerar los hechos objetivos y confrontar las opiniones informadas de nuestros pares resulta medular para construir verdades legítimas y...

noviembre 25, 2022

¿Estamos Agusto? (¡Sic!) 

No sé si usted, estimable lector, se ha dado cuenta de unos anuncios que han proliferado, cuales gérmenes, recientemente...

noviembre 25, 2022

Se le va el Tren a AMLO. ¿Quedará inconclusa la obra insignia del sureste?

La construcción del Tren Maya ha resultado ser más caótica de lo que esperaba AMLO y su gobierno.

noviembre 24, 2022
El ISSSTE

De Frente Y Claro | El ISSSTE en caos y pésimo servicio

La semana pasada en este mismo espacio publiqué “ISSSTE en temible Caos”, donde destaqué la falsa promesa de López...

noviembre 24, 2022