TLCAN: Recta Final

Con veinte capítulos cerrados de treinta que componen la negociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte… Con veinte capítulos cerrados de treinta que componen la negociación del Tratado de Libre Comercio con América del...

6 de agosto, 2018 tlcan

Con veinte capítulos cerrados de treinta que componen la negociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte…

Con veinte capítulos cerrados de treinta que componen la negociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte, la confianza del consumidor muestra un indicador de optimismo; en julio alcanzó cifra récord en más de diez años, según el INEGI. El registro, iniciado en 2001, esfuerzo en el que participa el Banco de México, destaca un crecimiento de junio a julio de 101.7 puntos en cifras desestacionalizadas, el número más elevado desde el primer trimestre del 2008. La percepción de los consumidores sobre la condición económica actual comparada con la de un año atrás, creció en 11.4%. El consumo, o al menos la perspectiva que mide el consumo de bienes duraderos también muestra un crecimiento. Todo apunta a un robustecimiento del mercado interno, clave en un momento de transición como el que vivimos.

 

Por otro lado, y en los avances con Washington, a pesar de discrepancias en el tema del sector automotriz, existe optimismo por cierre al fin de este mes. Una de las discrepancias, en materia de valor agregado de nuestro país, es el salario, el referente en la industria automotriz específicamente; no podemos aspirar a un aumento de al menos cinco veces el salario mexicano, si este es impedimento para ese capítulo en particular. Habrá que esperar la reacción canadiense. No puede alejarse una ventaja comparativa de alto significado para un precio final que beneficia al consumidor norteamericano.  En las dos últimas semanas no ha estado presente el socio del extremo norte. El tema de inversión en territorio mexicano no presenta mayor diferencia como lo fue un año atrás.

Las reglas de origen siguen en la mesa de negociación. Para esto, se insiste, la presencia de Canadá es indispensable. Acero y aluminio no abandonan línea de negociación, después del incómodo arancel de los Estados Unidos. Empresas del Estado, medio ambiente y servicios financieros no presentan ninguna dificultad, y un sinnúmero de temas están resueltos, prácticas regulatorias entre un esquema abundante, destacando competencia, tecnología de la información y comunicación y patentes. El “sunset clause” o cláusula de terminación espera en la lista de pendientes. No admite igualdad de circunstancias se dice, y por ello no debe incluirse.

Al parecer, la ruta de nuestra economía sigue en apertura, si las condiciones del TLCAN prevalecen. Las lecciones del mundo actual y los pronunciamientos del acontecer cotidiano revelan el obstruccionismo de las economías cerradas. Un mes atrás, el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, declaró en Tokio, con motivo de la firma definitiva del acuerdo de libre cambio Unión Europea-Japón, en Julio: “El Proteccionismo no Protege”, frase contundente de un frente europeo frente al belicismo comercial de Donald Trump. La resistencia enmarca tratados de libre comercio con países terceros, de Japón a China y del área latinoamericana a la vieja, siempre presente, Commonwealth.

Las intenciones de Europa inician lo que no lograron concretar con Obama, por tiempo, pero que ahora logran con una reducción de tasas, la del 4% ya está en marcha y en un período de siete años, la meta de aranceles cero, el más ambicioso tratado comercial que sostienen los europeos. Esto significa casi la mitad del comercio mundial, liberalizando la importación de productos industriales japoneses, automóviles en su mayor parte y promoviendo la exportación de mercancías agroalimentarias de Europa. Aislar el efecto Trump, o arrinconarlo, parece una consigna de los que bastante aportan.




Con esa actitud del mundo que orienta y guía los estímulos de la inversión global, con esa definición de reglas comerciales, México no puede ni debe quedarse atrás. Los pasos dados desde 1994, han sido no solamente de aprendizaje, han resultado de beneficio para el país. La afinación de nuestro sentir en materia alimentaria, ha permitido recibir lecciones de ventajas comparativas y agregados de valor en áreas insospechadas de bonanza comercial, como la electrónica y componentes en los que hemos desarrollado especialización y alta competitividad.

Sigue, para México, en su proceso de acomodo del nuevo régimen, la observancia de las variables económicas que han resultado del esfuerzo y la disciplina de agentes económicos gubernamentales y privados. Tal vez al cierre del año continúe cierta presión inflacionaria derivada de factores externos, sin menguar el potencial de crecimiento del producto. Las remesas tendrán un cierre inusitado, calculado en más de treinta mil millones de dólares por todo el 2018, resultado del impulso doméstico creado por la administración Trump, un cobro adelantado de nuestra nación en la representación de mano de obra de nuestros connacionales. No es cifra despreciable si la comparamos con los ingresos petroleros y el turismo, nuestras dos grandes fuentes creadoras de divisas. Una vez reunidas esas grandes transferencias en nuestro ambiente de consumo, repercuten en fuerte sostén del mercado interno. No es paliativo de una economía que de una forma u otra crece año con año, pero merece la interpretación de consumo, amén del respeto por nuestros expatriados como devoción a la familia y a su origen.

Vivimos con muestras diarias y pronunciamientos que no desvían la mira de una transición ordenada; la voluntad de anunciar algunas medidas que denotan preocupación por temas torales, van dejando atrás el presagio del atropello a la vía institucional. Si la cohesión supera el ahorro del dispendio de otros días como política imperante y si las relaciones con los sectores de empresa y otros agentes económicos continúan en ese esfuerzo de comunicación a pesar de las diferencias expresadas de tiempo atrás, el logro de expresión clara muestra sus bondades. Se nos reitera vigencia y autonomía de nuestro instituto central de moneda, reformas en lo energético y otras. Se despeja el camino del entendimiento en lo interno. En lo externo, todavía esperamos pronunciamiento claro de una economía abierta.

El cierre del TLCAN en tiempo, provoca visión de futuro en lo comercial con el resto del mundo.

Comentarios
object(WP_Query)#17748 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(22212) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "23-03-2021" ["before"]=> string(10) "20-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(22212) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "23-03-2021" ["before"]=> string(10) "20-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17755 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#5440 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17679 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "23-03-2021" ["before"]=> string(10) "20-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-03-23 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-04-20 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (22212) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17658 (24) { ["ID"]=> int(63661) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-13 12:29:16" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-13 17:29:16" ["post_content"]=> string(5824) "Desprender de un Producto Interno Bruto la composición de sus partes no tendría mayor problema una vez reunida la suma de bienes y servicios, sin la depreciación correspondiente. Esto, muy aparte de representar la riqueza de una nación, tiene un significado de representación; no todo ente participativo en un esquema nacional añade al producto de la nación. Para entender una versión simplificada de añadidura o agregado de valor como es referido en economía, es preciso abundar en el concepto de cadenas productivas.  Una cadena productiva nace de un abasto, materia prima para ser transformada en producto terminado. La denominación de cadena no es circunstancial, es alusión directa a una función sin fin, a una función que jamás interrumpe su ciclo productivo; en ese ciclo intervienen costos que es preciso superar para hacer de la función creativa una función redituable y permanente. Si en este proceso interviene el capital como sostén primordial de origen, el proceso simplemente acude a su fuente natural. Más allá de la fuente natural que es el capital o la inversión, el concepto que todo esto reúne ha sido denominado Capitalismo.  Hacer referencia al Capitalismo es una manera de cimentar una corriente progresista que alude al capital como verdadero sustento del crecimiento económico de una nación. No existe función alterna para hacer crecer una economía; no existen desviaciones en la tenencia del capital cuando los objetivos distan de la reproducción del capital mismo. El capital no es una doctrina que impulse principios de dominio, como tampoco es una filosofía doctrinal que provoque adopción; es una necesidad que dista de lo conceptual y ubica las necesidades primordiales de los auténticos agregados de valor.  Retar la fórmula del capital ha sido tema que relega al acervo de la historia y al aprendizaje de una autonomía utópica que cifra una redención comunitaria por encima de la individualidad y del privilegio creativo y de la imaginación, del talento para nutrir satisfactores sin imposición. Demostrado ha quedado en la historia de la humanidad que la libertad y la libertad de hacer y crear es la fórmula perfecta de convivencia. La igualdad no es concebible cuando la percepción de necesidades es privilegio del que emprende.  Regresemos a los costos; sin ellos no existe empresa, con ellos existe riesgo, sin ellos no existe competencia. Al parecer, los costos rigen el actuar en los mercados; si parece una aseveración atrevida no lo es tanto cuando una idea se emprende, cuando una idea de empresa se concibe. Si los costos no se superan, no existe proyecto, no existe idea innovadora, no existe empresa. Si el precio es una función de relatividad, lo es cifrado a los costos y nada más. Si el precio alcanza competitividad es por el manejo y control de los costos.  Hablemos un tanto de administración pública para situar nuestra referencia de utilidad, porque sabido es que un precio que supera sus costos tiene un margen, llamado utilidad. Es preciso recordar que los componentes del producto suman bienes y servicios. La sumatoria es riqueza nacional, llamada así para asimilar los valores que agrega la gran economía y que año con año debe superar su marca anterior. Esto significa que la economía se supera en cada período; si no lo hace, el crecimiento está suspendido. Ahora bien, si los entes productivos hacen su parte, el gobierno tiene una tarea de aliento para jamás interrumpir la libertad económica. El texto anterior, en este mismo espacio, hizo clara alusión a esta libertad que es medida por instituciones de prestigio internacional; México reúne una calificación mediocre y la mediocridad se instaló hace dos años con una transición retrógrada en pensamiento y guía de intereses nacionales. Los mensajes y acciones de gobierno han retado toda ruta probada en la globalidad imperante y toda modalidad para desprender la autosuficiencia y la actividad monopólica en áreas críticas de inclusión mundial. Esta transición persevera en uniones letales de convivencia y descuida lazos de verdadera unión en lo comercial y en la fusión de capitales ya operando en la nación, con potencias regionales y lejanas por igual. No podemos aislar el efecto nocivo de esta transición y sus miras en el entorno de la economía. Por principio, instaló un derroche infame en asistencia social sin padrón ni control, instaló también una concepción equivocada del ahorro y finalmente instaló proyectos que consumen gasto corriente y un esquema impredecible de endeudamiento que puede representar hasta el 57 % del Producto Interno Bruto en franco desafío a la estabilidad histórica y equilibrio de la deuda pública y sin creación de infraestructura. Al no contemplar planes de recuperación de la economía, al no plantear planes de negocio de la petrolera mexicana, al buscar salidas por encima de la Constitución en reformas y contrarreformas que una y otra vez encontrarán rechazo en el orden jurídico y en la prudencia, el tiempo como recurso se convierte en el mayor de los costos; ese costo no lo contempla esta transición como tampoco lo contempla el presidente, en su intemperancia y obcecación. Para ese costo, que ya se estima en generacional, no existe estimación o salvaguarda, existe el juicio de la historia. Ese es el costo de esta administración fallida, ese costo no será absorbido y tampoco olvidado." ["post_title"]=> string(23) "El Costo de un Gobierno" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(23) "el-costo-de-un-gobierno" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-13 12:29:16" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-13 17:29:16" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63661" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17657 (24) { ["ID"]=> int(64254) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-19 13:44:03" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-19 18:44:03" ["post_content"]=> string(6859) "Otra vez el repaso del Producto Interno Bruto para medir nuestra economía, otra vez el incesante peregrinaje de las cifras que corroboran, sancionan o premian el desenvolvimiento de la actividad económica de la nación. Asumir que se instala una dinámica sería redundar en la esencia de la economía; el dinamismo es presencia inobjetable de la marca que hoy supera la de ayer. Las pausas de la actividad económica las hacemos para reunir juicios interpretativos y nada más; las detenciones son mera función de análisis y corrección de rumbo. La detención de variables se hace para conformar política económica y unirla al conjunto de políticas públicas. En ocasiones esto constituye un proyecto de nación. No siempre. Citar un resurgimiento económico equivale a invalidar toda una marcha productiva, pero reanudar cadenas de producción es una concepción un tanto más acertada si consideramos que prescindimos de un millón de agentes productivos en el curso de la pandemia, de los que no habrá retorno. Es una gran pérdida sin duda, pero lo que importa destacar es la visión de un gobierno alejado de toda reactivación o impulso para evitar lo ocurrido y la trascendencia al orden de la oferta fallida. Obviamente, podemos imaginar el desequilibrio natural que arroja la ausencia de productos terminados y de servicios de un millón de agentes borrados de la interacción comercial. El primer efecto de este fenómeno de ausencia forzada afecta el mercado interno; si imaginamos un escenario de competencia, no tendríamos problema en suplantar la oferta de estos integrantes borrados del mapa económico, con el agravante de la especialización que elude la eficiencia en el posible reemplazo. Como se contemple, esto no es inmediato, por tanto la demanda seguirá una ruta delantera al camino de la oferta cuando la reactivación ocurra. El efecto de los precios naturalmente altera toda prerrogativa de estabilidad alguna vez lograda antes de la pandemia y del cierre de operaciones de negocios.  En este delicado tema de mercado interno, el gobierno tomó la ruta equivocada, asumiendo que la reactivación del consumo interno puede estimularse mediante la dádiva; esto es poner a disposición de usuarios clasificados de acuerdo a una escala interpretativa, un ingreso. Esto naturalmente no puede calificar de ingreso toda vez que interrumpe el ciclo de valores agregados en toda cadena productiva. Si el ingreso no tiene correspondencia a un costo en dicha cadena, entonces se convierte en dispendio sin correspondencia alguna. El ejercicio puede nutrir una fase de consumo en un ciclo pero es incapaz de reproducirse sin la creación de utilidades de agentes productivos para un ciclo siguiente.  Esto ocurrió en México en dos años de esta transición que gobierna; se ha ignorado la fuente original del ingreso gubernamental en la renta de los agentes productivos; esto es el ingreso por consecuencia fiscal en la libre expresión del que emprende. Se ha ignorado la inversión como vértice de la pirámide que el presidente decidió invertir para apuntalar su base en una creencia o imaginaria absurda de recomposición de una economía, pensando que el consumo de los de abajo, tomando su retórica, nutriría mercados internos desgastados. En este aspecto, habría que añadir que el desgaste fue producido por esta endémica postura y la recesión en puerta ya asomaba su rostro antes de la pandemia. Las malas decisiones de este gobierno en turno han provocado una contracción del producto, han orientado políticas públicas en sentido contrario al universo creador de la globalidad de la que formamos parte, no solamente en trayectoria de décadas, en papel formal y suscrito con las potencias del norte. Al parecer se ignora o se soslaya este precepto de adhesión formal, que por cierto cabe mencionar, es ineludible.  Ahora bien, del estanco en la producción al camino franco de la recuperación, México crece, al menos la tasa que se espera ronda el 5% anual. No es una tasa despreciable pero no corresponde al equilibrio esperado en las fuerzas productivas de la nación. La verdadera dinámica radica en el sector exportador y este a su vez se nutre de una inercia de crecimiento de la economía norteamericana. Tenemos entonces un aliento en la demanda pero no de todos los sectores que quisiéramos impulsar; no todo es manufactura como tampoco todo es perecedero. El problema que enfrenta México de momento es de temporalidad. En las áreas delicadas en las que el gobierno tiene alguna injerencia, México las está padeciendo porque no conforman una línea de pensamiento o guía sólida y precisa; la obtusa visión de revivir actividades monopólicas proscritas, afecta desde el mensaje de un gobierno carente de concepción global hasta la determinación de grados de inversión. Las adhesiones y muestras de empatía con naciones en franco declive económico y social, invade la percepción que obliga a la mira del norte. México no debe situar sus prerrogativas en un costo de oportunidad como si las alternativas no estuvieran presentes. Lo están, están en tratados formales y signados.  Toda fase de crecimiento desde luego es bienvenida pero toda fase de crecimiento requiere de capitalización, de renovación de planta y equipo; finalmente, toda fase de capitalización requiere de reglas claras y de un clima de certeza jurídica y de un ambiente propicio y armónico, responsabilidad de las autoridades. México no lo tiene de momento y tal vez no lo obtenga en un plazo corto; la recomposición del Congreso augura un futuro promisorio y equilibrado en la función presupuestal y en la libre dispensa de regulaciones y autonomía. Del llamado a la inversión sería incorrecto e irresponsable mencionar la existencia de seguridades con esta transición. La yuxtaposición del gasto público y la disposición del mismo mediante eufemismos y contradicciones en el discurso oficial, ha mermado la confianza del capital.  Se reitera, México crece en su dinámica de exportación y ayuda a la recomposición del producto, pero deja atrás, en un compás de espera, un proyecto integral en materia de especialización y ventajas comparativas con otros bloques y mercados. Se entiende el proceso gradual, lo que no se entiende es la disparidad de objetivos con esta transición. No existe una visión conjunta.     " ["post_title"]=> string(43) "Acerca del Crecimiento de Nuestra Economía" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(42) "acerca-del-crecimiento-de-nuestra-economia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-19 13:44:03" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-19 18:44:03" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64254" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17658 (24) { ["ID"]=> int(63661) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-13 12:29:16" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-13 17:29:16" ["post_content"]=> string(5824) "Desprender de un Producto Interno Bruto la composición de sus partes no tendría mayor problema una vez reunida la suma de bienes y servicios, sin la depreciación correspondiente. Esto, muy aparte de representar la riqueza de una nación, tiene un significado de representación; no todo ente participativo en un esquema nacional añade al producto de la nación. Para entender una versión simplificada de añadidura o agregado de valor como es referido en economía, es preciso abundar en el concepto de cadenas productivas.  Una cadena productiva nace de un abasto, materia prima para ser transformada en producto terminado. La denominación de cadena no es circunstancial, es alusión directa a una función sin fin, a una función que jamás interrumpe su ciclo productivo; en ese ciclo intervienen costos que es preciso superar para hacer de la función creativa una función redituable y permanente. Si en este proceso interviene el capital como sostén primordial de origen, el proceso simplemente acude a su fuente natural. Más allá de la fuente natural que es el capital o la inversión, el concepto que todo esto reúne ha sido denominado Capitalismo.  Hacer referencia al Capitalismo es una manera de cimentar una corriente progresista que alude al capital como verdadero sustento del crecimiento económico de una nación. No existe función alterna para hacer crecer una economía; no existen desviaciones en la tenencia del capital cuando los objetivos distan de la reproducción del capital mismo. El capital no es una doctrina que impulse principios de dominio, como tampoco es una filosofía doctrinal que provoque adopción; es una necesidad que dista de lo conceptual y ubica las necesidades primordiales de los auténticos agregados de valor.  Retar la fórmula del capital ha sido tema que relega al acervo de la historia y al aprendizaje de una autonomía utópica que cifra una redención comunitaria por encima de la individualidad y del privilegio creativo y de la imaginación, del talento para nutrir satisfactores sin imposición. Demostrado ha quedado en la historia de la humanidad que la libertad y la libertad de hacer y crear es la fórmula perfecta de convivencia. La igualdad no es concebible cuando la percepción de necesidades es privilegio del que emprende.  Regresemos a los costos; sin ellos no existe empresa, con ellos existe riesgo, sin ellos no existe competencia. Al parecer, los costos rigen el actuar en los mercados; si parece una aseveración atrevida no lo es tanto cuando una idea se emprende, cuando una idea de empresa se concibe. Si los costos no se superan, no existe proyecto, no existe idea innovadora, no existe empresa. Si el precio es una función de relatividad, lo es cifrado a los costos y nada más. Si el precio alcanza competitividad es por el manejo y control de los costos.  Hablemos un tanto de administración pública para situar nuestra referencia de utilidad, porque sabido es que un precio que supera sus costos tiene un margen, llamado utilidad. Es preciso recordar que los componentes del producto suman bienes y servicios. La sumatoria es riqueza nacional, llamada así para asimilar los valores que agrega la gran economía y que año con año debe superar su marca anterior. Esto significa que la economía se supera en cada período; si no lo hace, el crecimiento está suspendido. Ahora bien, si los entes productivos hacen su parte, el gobierno tiene una tarea de aliento para jamás interrumpir la libertad económica. El texto anterior, en este mismo espacio, hizo clara alusión a esta libertad que es medida por instituciones de prestigio internacional; México reúne una calificación mediocre y la mediocridad se instaló hace dos años con una transición retrógrada en pensamiento y guía de intereses nacionales. Los mensajes y acciones de gobierno han retado toda ruta probada en la globalidad imperante y toda modalidad para desprender la autosuficiencia y la actividad monopólica en áreas críticas de inclusión mundial. Esta transición persevera en uniones letales de convivencia y descuida lazos de verdadera unión en lo comercial y en la fusión de capitales ya operando en la nación, con potencias regionales y lejanas por igual. No podemos aislar el efecto nocivo de esta transición y sus miras en el entorno de la economía. Por principio, instaló un derroche infame en asistencia social sin padrón ni control, instaló también una concepción equivocada del ahorro y finalmente instaló proyectos que consumen gasto corriente y un esquema impredecible de endeudamiento que puede representar hasta el 57 % del Producto Interno Bruto en franco desafío a la estabilidad histórica y equilibrio de la deuda pública y sin creación de infraestructura. Al no contemplar planes de recuperación de la economía, al no plantear planes de negocio de la petrolera mexicana, al buscar salidas por encima de la Constitución en reformas y contrarreformas que una y otra vez encontrarán rechazo en el orden jurídico y en la prudencia, el tiempo como recurso se convierte en el mayor de los costos; ese costo no lo contempla esta transición como tampoco lo contempla el presidente, en su intemperancia y obcecación. Para ese costo, que ya se estima en generacional, no existe estimación o salvaguarda, existe el juicio de la historia. Ese es el costo de esta administración fallida, ese costo no será absorbido y tampoco olvidado." ["post_title"]=> string(23) "El Costo de un Gobierno" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(23) "el-costo-de-un-gobierno" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-13 12:29:16" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-13 17:29:16" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63661" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(16) ["max_num_pages"]=> float(8) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "7def7c74905e32dfdad7e96d70e3e3c4" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

El Costo de un Gobierno

Desprender de un Producto Interno Bruto la composición de sus partes no tendría mayor problema una vez reunida la suma de bienes...

abril 13, 2021

Acerca del Crecimiento de Nuestra Economía

Otra vez el repaso del Producto Interno Bruto para medir nuestra economía, otra vez el incesante peregrinaje de las cifras que corroboran,...

abril 19, 2021




Más de categoría

Acerca del Crecimiento de Nuestra Economía

Otra vez el repaso del Producto Interno Bruto para medir nuestra economía, otra vez el incesante peregrinaje de las...

abril 19, 2021

EL EMBELECO DEL FUTURO DEL CO2

El embeleco que en todo el mundo está en boga es la eliminación y/o desuso de los hidrocarburos en...

abril 16, 2021

Qué es una estrategia de customer centric y cómo debe aplicarse 

En la actualidad, y debido a la pandemia en la que estamos inmersos a nivel mundial, las empresas han...

abril 15, 2021

El negocio del fútbol en los tiempos del COVID-19

De acuerdo a Forbes, a pesar de los efectos negativos de la pandemia del COVID-19, los equipos de futbol...

abril 14, 2021