Presupuesto y Dinero

Es intencional separar estos dos vocablos aún cuando ambos involucren recursos; el presupuesto reúne una mira gubernamental y el dinero tiene miras múltiples pero la fundamental es una: mercado. Los analistas y especialistas ya preparan la revisión...

5 de julio, 2021

Es intencional separar estos dos vocablos aún cuando ambos involucren recursos; el presupuesto reúne una mira gubernamental y el dinero tiene miras múltiples pero la fundamental es una: mercado. Los analistas y especialistas ya preparan la revisión que sostendrá el presupuesto para la nación en 2022. Preocupa porque en los casi tres años del ejercicio presupuestal de la transición en turno, los lineamientos del gasto corriente no se han respetado; la improvisación que ha caracterizado a esta administración, ignora, desvía, cancela o impone renglones de gasto. Asimismo, ha roto con las premisas esenciales de licitación para las erogaciones más importantes y en materia de adquisiciones la opacidad ha imperado.

El presupuesto del gobierno en turno trastocó todas las acepciones de protección y cobertura del esquema social, educativo y salud pública entre innumerables actividades que ahora padecen de esta práctica de abandono. El afán centralizador para efectos de control y de dispersión selectiva, ha desbocado el rumbo del gasto, ha borrado programas en marcha y ha dislocado conceptos de la agenda social. Es por ello que a la mitad del camino recorrido de esta transición se torne imperativo una revisión minuciosa de las prioridades y de los rezagos que inundan el reclamo de un contrato social traicionado. 

La austeridad adjetivada como republicana ha sido un fiasco y la concentración del recurso, provocado por el desmantelamiento de reservas y otras alternativas de contingencia, han secado las arcas de la nación. El intento de captura clientelar ya desborda el ánimo de una sociedad inmersa en el pasmo y la expectativa; en el primer enunciado la clase trabajadora y en el segundo la pasividad relajada en la dádiva. La división aflora en aspectos de convivencia y reto de continuidad de unos y otros. No existe entendimiento posible cuando de un sector existe sostén y aportación productiva y del otro la simple expectativa ya enunciada. 

La división de la sociedad es patente como patente es la intención del gobierno. El modelo popular en el señalamiento de prácticas que atacan la acumulación y la avidez no hacen más que suscribir las fórmulas antagónicas de la igualdad, quimera de años de oprobio y descalificación aspiracional, sembrada en un socialismo que ha transitado por mentes excluyentes del individualismo, del esfuerzo y del sueño creador. El socialismo ignora que cuando un gobierno pierde su mediación se convierte en un extremo, exiguo o dictatorial, ambos nocivos para el orden social.

El socialismo ha ignorado el precepto fundamental de libertad, entre muchos otros preceptos que traicionan la asociación, la unión de intereses y la creatividad. El factor de interpretación es crucial para el entendimiento entre seres humanos; la interpretación sin guía puede derivar en la pretensión socialista para juzgar destino y cuota de participación. Toda medida que atente contra la exclusión de juicio ante un todo que se llama producto, es una medida totalitaria e interpretativa de apropiación de mandato y contrario a la democracia. La democracia es una función de medida, por tanto el socialismo la rechaza. Los modelos totalitarios no quieren ser comparados ni medidos. 

En ese camino transita México; si es en forma parcial, tanto da, esa es la pauta de esta visión de gobierno. El presupuesto que avizora recomposición de los esquemas sociales y cierta reestructuración y orden ante la nueva legislatura, desde luego propone cierto equilibrio y cierto freno al desbocado gasto del gobierno. La captura de voluntades no aminoró la intención latente en la dispersión de la riqueza nacional, pero los haberes de la nación ya no son los mismos al inicio de gestión. La ruta de la deuda ya coloca al país en renglones de atención y cobertura en duda; la imposición fiscal sería el camino erróneo cuando la recomposición de la economía está en proceso. 

En este cruce de mitad de sexenio, contemplamos un gobierno debilitado en sus propósitos y alcances; si examinamos el producto de la nación daremos cuenta de que una lucha de poder económico la perdería el gobierno. La participación privada supera el 83%; la participación de todo el aparato del Estado quedaría en el restante 17%, con la prerrogativa que requiere prácticamente de toda función presupuestal para alimentar el costo de la burocracia y el costo del servicio de una deuda que supera el 52% del producto. 

Los números mencionados limitan poder de maniobra pero limitan poder de acción para continuar obra innecesaria y fallida de origen en tres proyectos inútiles. Limitan también esa obstinación para imponer la dádiva como sustento de mercados y robustecimiento de cadenas productivas. El ahorro que nunca se dio pero que cundió en el discurso, ya desvió metas de política económica en forma sustancial. El exterior observa, analiza y sanciona en las áreas que precisan de revisión y rumbo. En otras, también se observa el costo de oportunidad para situar inversiones en donde flaquearon los soportes gubernamentales en épocas críticas de pandemia. La quiebra de un millón de empresas es fracaso de política económica pero es a la vez vacío que cubre la inversión seria y responsable.

La franca ausencia de política económica con un proyecto sólido no impacta del todo la cimentación de confianza de la política monetaria del Instituto Central, el Banco de México; ahí es donde se recomponen variables y niveles de confianza para amortiguar el desorden y compulsión del gasto de un gobierno sin talento profesional. Esa es la alusión al dinero que inicia este texto; es en esa solvencia de un organismo autónomo en donde se cifran soluciones de largo plazo. Es en esa tesitura en donde radican esquemas de recomposición e iniciativas empresariales. Es en ese mercado de dinero, que se traduce en capitales en donde existe esa gran posibilidad que se denomina compás de espera en lo que se va esta transición fallida, para recomponer nuestra economía.

Comentarios


object(WP_Query)#18011 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(67649) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-11-2022" ["before"]=> string(10) "29-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(67649) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-11-2022" ["before"]=> string(10) "29-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18015 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18013 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18014 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "01-11-2022" ["before"]=> string(10) "29-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-01 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-11-29 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (67649) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18012 (24) { ["ID"]=> int(85773) ["post_author"]=> string(3) "188" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-17 11:40:55" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-17 16:40:55" ["post_content"]=> string(10519) "La precipitosa caída de FTX, una de las mayores intermediarias de criptomonedas, y de Alameda Research (su brazo operativo), la semana pasada, es considerado el peor descalabro que ha tenido esa industria desde la creación del Bitcoin en el 2008.   En pocos días, FTX pasó de estar valuada en más de 32 mil millones de dólares a acogerse a la la Ley de Quiebras en EEUU (Chapter 11), por falta de liquidez, y sus activos vieron desaparecer todo su valor. Una pérdida directa para sus inversionistas, usuarios y acreedores (FTX extra limitaba sus operaciones), marcada por la desprotección a usuarios que, por contagio, afectó a varios otros intermediarios que tenían inversiones en FTT (el token de FTX).  Así, la burbuja de altos precios de todos los activos digitales de la industria, que de por sí ya se había reventado por el fin del dinero fiat barato (con la nueva política monetaria restrictiva de la Reserva Federal de EEUU), se desinfló aún más.  Esto ha profundizado la caída del precio de las criptomonedas como Bitcoin (la más representativa), cuyo precio se precipitó a niveles por debajo de los 16 mil dólares, no vistos desde hace dos años, y acabó con las expectativas de que en el corto plazo logre recuperarse de la baja que ha sufrido a lo largo de todo 2022 (llegó a más de 65 mil dólares en 2021).  Y es que se ha dado una salida masiva de criptoinversionistas que ahora ponen en duda la viabilidad de la industria por la ausencia de regulación, supervisión, e institucionalidad. Son miles los participantes que han visto su dinero esfumarse. En FTX se calcula que sus clientes perdieron por lo menos mil millones de dólares (desde gente común, hasta fondos como SEQUOIA y el de Pensiones de los Maestros de Ontario).  La descentralización financiera (o DeFi, por sus siglas en inglés), que es el espíritu de la criptoindustria (que se basa en la ausencia de un servicio, autoridad o eje central que supervise y garantice su funcionamiento ordenado), es lo que permite su “libre” operación, y lo que alienta la no regulación. Hay que destacar que en esta industria operan no solo organismos descentralizados (DEX – decentralized exchanges-), sino también centralizados (CEX, -centralized exchanges-). La debacle actual fue originada por FTX (una CEX), y la premisa del “not your keys, not your crypto”. Por su anarquía, al día de hoy se le conoce al ecosistema cripto como el “Wild West” del mundo financiero. Y el colapso de FTX y sus daños colaterales, así como las crisis anteriores en el sector, lo confirman.  Efecto dominó La razón principal del desplome de FTX se debe a que Sam Bankman-Fried (SBF como se le conoce), su joven presidente ejecutivo (CEO) y principal accionista, usó fondos de los clientes, sin su autorización, para hacer operaciones de alto riesgo, que perdieron todo su valor. Esto llevó a una corrida masiva de depósitos que le ocasionó un déficit de 8mil millones de dólares.  FTX operó como una empresa típica de este sector, sin ningún tipo de “mejores prácticas” corporativas. SBF renunció a la empresa y se presume que ahora se encuentra en Bahamas -sede corporativa de FTX-, donde se espera que declare frente a las autoridades de ese país. En EEUU, FTX opera en un terreno de lagunas legales, porque la industria no está regulada.  Por lo pronto, su única rendición de cuentas ha sido decir un simple “lo siento” y “debí estar más concentrado en lo que hacía”. Hay que recordar que la crisis anterior de TERRA/LUNA en mayo (que también generó perdidas catastróficas para los inversionistas), fue auspiciada por otro joven, el koreano Do Kwon (un activista anti-moneda fiat). Antes de FTX, se dio el colapso de Celsius en septiembre, un “banco” de criptomonedas.  Y ahora están cayendo otros intermediarios, como piezas de dominó. Es el caso de Ikigai (una administradora de activos digitales) cuyo CEO, Travis Kling, a través de Twitter anunció que:  “lamentablemente hemos sido golpeados por la quiebra de FTX…lo lamento, perdí el dinero de mis inversionistas después de que tuvieron fe en mi para administrar riesgos…me equivoqué…no tengo palabras para describir la profundidad y alcance de la porquería que permea en cripto…tanto sociópata al que se le ha dado carta libre para causar tanto daño…muchos hemos sufrido quemaduras demasiado fuertes”.  Por su parte, Crypto.com el fin de semana advirtió que por “error” habían mandado su posición de Ethereum (la segunda criptomoneda más representativa), a una dirección de depósito equivocada, y “estaban recuperando los fondos de los clientes”.  Todo esto ha encendido las alarmas de emergencia y ahora se reclama, por ejemplo, que todos los intermediarios prueben que cuentan con reservas para asegurar su solvencia, (“proof of reserve”), para garantizar los depósitos de sus clientes. Como es de esperarse, ante la desconfianza, los usuarios han empezado a retirar masivamente su dinero. Con esta crisis se espera que pronto pueda verse, como dice Warren Buffet, “quién ha estado nadando desnudo”, y que sobrevivan solo los intermediarios verdaderamente solventes. Binance y Coinbase El CEO de Binance Changpeng Zhao, -conocido como CZ (el líder y principal operador de criptomonedas y, hasta hace una semana, el mayor rival de SBF), frente a todo este caos, afirmó que: “el que FTX caiga no es bueno para nadie en la industria, y no debe verse como una victoria para nosotros, pues la confianza de los usuarios se ve severamente sacudida”. Ha sugerido la creación de un fondo de rescate para las intermediarias que requieran liquidez, para detener el efecto dominó en la industria, “las criptomonedas no se van, estamos aquí para reconstruir”. Cabe anotar que algunos en “crypto twitter” lo señalan como copartícipe en este escándalo por la posición que liquidó de FTT -token de FTX-, previo a su desplome.  Binance ahora representa mayor riesgo de concentración en la industria por quedar como el mayor jugador en la operación de criptoactivos. Sin embargo, es interesante el proyecto del Global Advisory Board (GAB- Consejo Asesor Global, compuesto por expertos financieros a nivel mundial)1 que es un esfuerzo de CZ para diseñar el futuro de la industria, basado en mayor seguridad y solidez.  Por su parte, el CEO de CoinBase (cuyo distintivo es que cotiza en Nasdaq), Brian Amstrong, ha asegurado que no tiene ninguna exposición a FTX ni FTT, y ha hecho hincapié que está sujeta a regulación de la SEC, por estar listada. Por efecto colateral, su valuación en el mercado se ha visto dañada. Regulación y gobernanza Frente a los platos rotos, ahora se pretende ordenar la vajilla. El colapso que presenta criptolandia (como algunos le llaman), exhibe la ausencia de buenas prácticas en un sector supuestamente basado en la confianza alrededor de su fundamento principal:  blockchain (-cadena de bloques-, que es la tecnología detrás de los criptoactivos).  Los sucesos recientes han dado lugar a que lo que en principio trató de evitarse, sea ahora una necesidad urgente: la existencia de regulación y supervisión de las autoridades. La industria cripto debe institucionalizarse si quiere subsistir en el medio financiero. Deben implementarse prácticas de gobierno corporativo en las empresas del sector para impedir que se tomen decisiones fraudulentas y se estafe a los inversionistas. Inclusive hay quienes sugieren que deban someterse a auditorías externas de parte de las llamadas “Big Five”, como el resto de las empresas del sector financiero. Además, debe transparentarse la forma en que se interactúa entre los CEOs de las empresas cripto y los reguladores en el proceso de diseño y elaboración de las reglas del sector. Entre otros escándalos, se ha sugerido que Gary Gensler, presidente de la SEC (Comisión de Valores de EEUU), tuvo reuniones que levantan suspicacias con SBF de FTX, quien además hacía fuertes donaciones al Partido Demócrata.  Recuperar credibilidad La industria de criptomonedas ha perdido más de dos trillones de dólares en valor en los últimos dos años. Si bien el volumen de capital invertido aún no es tan grande como para causar un efecto sistémico global (como el de las quiebras de grandes bancos),  por los efectos colaterales que genera si añade inestabilidad en estos momentos de gran incertidumbre económica y financiera a nivel mundial.  Pero como en toda crisis, se presentan grandes oportunidades, para fortalecer a la industria. El reto para los reguladores es grande. Deberán garantizar la creatividad e innovación del sector a partir de la ingeniera financiera tecnológica originada en blockchain, identificar las vulnerabilidades y a su vez, mitigar los riesgos para el sistema financiero en su conjunto.  Deben establecerse bases sólidas que brinden transparencia y seguridad jurídica en protección de los recursos de los usuarios. Entre tanto, en el corto y mediano plazo, como se dice en el ambiente financiero, más vale “pagar por ver”, y en lo que se define el andamiaje jurídico, los inversionistas individuales e institucionales deben actuar con mucha cautela. 1 https://www.binance.com/en/blog/from-cz/binance-global-advisory-board-to-propel-the-future-of-web3-3431940177286343206" ["post_title"]=> string(72) "FTX y las criptomonedas: entre fiascos y estafas.  ¿Y la credibilidad?" ["post_excerpt"]=> string(112) "La industria de criptomonedas ha perdido más de dos trillones de dólares en valor en los últimos dos años. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(65) "ftx-y-las-criptomonedas-entre-fiascos-y-estafas-y-la-credibilidad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-17 11:51:21" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-17 16:51:21" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85773" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17983 (24) { ["ID"]=> int(85530) ["post_author"]=> string(2) "89" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-09 13:29:25" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-09 18:29:25" ["post_content"]=> string(5995) "En este último trimestre de 2022 los países han experimentado un crecimiento económico con una inflación alta. Esto no conviene a las economías debido a que el consumo no baja, ocasionando así una falta de oferta en los mercados ante un consumidor que sigue comprando pero con un poder adquisitivo disminuido ante salarios contraídos. La pregunta que rondará a principios de 2023 es si el dinero remunerado por una actividad podrá incrementar y ajustar a la inflación observada acumulada al cierre de este año para poder incrementar el poder adquisitivo de las personas. Este conjunto de datos macroeconómicos, y que influyen en el crecimiento económico, están por afectar en el corto plazo al desarrollo,  al estar ligados a la movilidad del dinero dentro de una nación por parte de la sociedad. La recesión se determina en un tiempo de periodicidad cíclica constante, ante la observación de bajos crecimientos, y una depresión económica, depende del tiempo que dure una crisis en los mercados, sectores financieros y comerciales en una nación. Pero hoy ha surgido una bifurcación de una variable adicional, no en la economía de una nación, sino en la sociedad en forma individual. Esta variable la llamaremos DEPRESIÓN ECONÓMICA INDIVIDUAL. Esta nueva variable la hemos centralizado en el individuo, y se incrusta en una sociedad de mercado libre o cerrado. Su principal característica radica en el poder adquisitivo que se tiene en un periodo determinado para hacer frente al tener asequibilidad a recursos, insumos, servicios, energéticos, productos y conocimiento para poder vivir. El no cubrir lo anterior por un periodo largo, creará una crisis individual. Para salir, el individuo dependerá de que las administraciones vigentes de su nación desarrollen estrategias que lo incluyan desde un punto de vista económico dentro del producto interno bruto. El objetivo de las estrategias sería el de permitir el acceso a conocimiento y a un salario para cubrir las necesidades de su núcleo familiar, no para sobrevivir sino para vivir en crecimiento continuo en el largo plazo. Todo ser cuya función dentro de una economía genere un flujo de efectivo para su entorno familiar, está expuesto a tener una depresión económica individual inminente. Cuando se manifiesta una contracción económica, al mantener un salario por debajo del aumento de la canasta básica se ocasiona una demanda débil de insumos y da lugar a un bajo o nulo crecimiento en la economía de la sociedad. Se ocasiona así una caída de conocimiento por la falta de recursos para tener acceso, con el riesgo de tener una crisis en el largo plazo. Bajo este tenor, las administraciones de los países deben aumentar la protección social por medio de “PROGRAMAS” otorgando dineros, sin esfuerzos de adquirir conocimiento. Estos deberían ser de corto plazo, con la esperanza de suspender la emigración de personas a otros países. Recordemos que toda persona que labora recibe una retribución de peculio, y que dependerá de que existan las condiciones para que éste sea continuo a largo plazo, siempre y cuando una economía sustente su crecimiento económico en el desarrollo del mercado interno, para poder posteriormente ser parte de los mercados mundiales. La depresión económica individual surge en 2022 derivado del incremento de los energéticos, ante una afectación global, derivada de la invasión de Rusia a Ucrania, y que, en forma paralela, ocasionó un descontrol financiero mundial ante la contracción en el crecimiento económico de las naciones, causando una falta de oferta en los mercados, por la baja compra de los individuos ante la reducción de un poder adquisitivo, y mermado por las nuevas condiciones laborales después de la pandemia del Covid-19. Estos detonadores dieron lugar al descontrol de la variable que ninguna economía mundial quiere controlar, y cuya receta principal para mitigar está en forma directamente proporcional en aumentar el costo del dinero para reducir la demanda y que aumente la oferta. Esto es realizado por medio del incremento de las tasas de interés de los bancos centrales. Dependerá de poder llegar a lo más cercano del objetivo base calculado para la inflación. Por tal motivo, la depresión económica individual surge de una crisis financiera-económica-energética de variables cíclicas, y que depende de las decisiones de la administración de un país, para tener las condiciones necesarias para que los individuos estén en el menor tiempo en este nuevo fenómeno económico. Recordemos que un individuo depende del valor de su moneda de su país ante otras. Entre mayor sea, menor dinero tiene que cambiar para poder tener acceso a tecnología, inversiones o insumos, en el dado caso que no lo haya en su mercado para cubrir las necesidades, y así mismo dependerá del costo del dinero, para poder apalancar en tener un medio de transporte, vivienda o insumos. Pero si el dinero cuesta más y hay una inflación por arriba de ésta, la depresión económica individual será más severa en un periodo de tiempo largo. Ten cuidado, todos estamos en una depresión individual. Dependerá de cada persona en poder salir debido a que las administraciones de hoy en día están preocupadas por la macroeconomía para mantener un liderazgo económico-financiero-energético en el mundo, dejando a un lado al individuo. Si tienes una crisis convertida en depresión económica individual, sal como puedas, pero con conocimiento de causa." ["post_title"]=> string(35) "La depresión económica individual" ["post_excerpt"]=> string(182) "La depresión económica individual surge de una crisis financiera-económica-energética de variables cíclicas, y que depende de las decisiones de la administración de un país. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(33) "la-depresion-economica-individual" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-09 13:29:25" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-09 18:29:25" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85530" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18012 (24) { ["ID"]=> int(85773) ["post_author"]=> string(3) "188" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-17 11:40:55" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-17 16:40:55" ["post_content"]=> string(10519) "La precipitosa caída de FTX, una de las mayores intermediarias de criptomonedas, y de Alameda Research (su brazo operativo), la semana pasada, es considerado el peor descalabro que ha tenido esa industria desde la creación del Bitcoin en el 2008.   En pocos días, FTX pasó de estar valuada en más de 32 mil millones de dólares a acogerse a la la Ley de Quiebras en EEUU (Chapter 11), por falta de liquidez, y sus activos vieron desaparecer todo su valor. Una pérdida directa para sus inversionistas, usuarios y acreedores (FTX extra limitaba sus operaciones), marcada por la desprotección a usuarios que, por contagio, afectó a varios otros intermediarios que tenían inversiones en FTT (el token de FTX).  Así, la burbuja de altos precios de todos los activos digitales de la industria, que de por sí ya se había reventado por el fin del dinero fiat barato (con la nueva política monetaria restrictiva de la Reserva Federal de EEUU), se desinfló aún más.  Esto ha profundizado la caída del precio de las criptomonedas como Bitcoin (la más representativa), cuyo precio se precipitó a niveles por debajo de los 16 mil dólares, no vistos desde hace dos años, y acabó con las expectativas de que en el corto plazo logre recuperarse de la baja que ha sufrido a lo largo de todo 2022 (llegó a más de 65 mil dólares en 2021).  Y es que se ha dado una salida masiva de criptoinversionistas que ahora ponen en duda la viabilidad de la industria por la ausencia de regulación, supervisión, e institucionalidad. Son miles los participantes que han visto su dinero esfumarse. En FTX se calcula que sus clientes perdieron por lo menos mil millones de dólares (desde gente común, hasta fondos como SEQUOIA y el de Pensiones de los Maestros de Ontario).  La descentralización financiera (o DeFi, por sus siglas en inglés), que es el espíritu de la criptoindustria (que se basa en la ausencia de un servicio, autoridad o eje central que supervise y garantice su funcionamiento ordenado), es lo que permite su “libre” operación, y lo que alienta la no regulación. Hay que destacar que en esta industria operan no solo organismos descentralizados (DEX – decentralized exchanges-), sino también centralizados (CEX, -centralized exchanges-). La debacle actual fue originada por FTX (una CEX), y la premisa del “not your keys, not your crypto”. Por su anarquía, al día de hoy se le conoce al ecosistema cripto como el “Wild West” del mundo financiero. Y el colapso de FTX y sus daños colaterales, así como las crisis anteriores en el sector, lo confirman.  Efecto dominó La razón principal del desplome de FTX se debe a que Sam Bankman-Fried (SBF como se le conoce), su joven presidente ejecutivo (CEO) y principal accionista, usó fondos de los clientes, sin su autorización, para hacer operaciones de alto riesgo, que perdieron todo su valor. Esto llevó a una corrida masiva de depósitos que le ocasionó un déficit de 8mil millones de dólares.  FTX operó como una empresa típica de este sector, sin ningún tipo de “mejores prácticas” corporativas. SBF renunció a la empresa y se presume que ahora se encuentra en Bahamas -sede corporativa de FTX-, donde se espera que declare frente a las autoridades de ese país. En EEUU, FTX opera en un terreno de lagunas legales, porque la industria no está regulada.  Por lo pronto, su única rendición de cuentas ha sido decir un simple “lo siento” y “debí estar más concentrado en lo que hacía”. Hay que recordar que la crisis anterior de TERRA/LUNA en mayo (que también generó perdidas catastróficas para los inversionistas), fue auspiciada por otro joven, el koreano Do Kwon (un activista anti-moneda fiat). Antes de FTX, se dio el colapso de Celsius en septiembre, un “banco” de criptomonedas.  Y ahora están cayendo otros intermediarios, como piezas de dominó. Es el caso de Ikigai (una administradora de activos digitales) cuyo CEO, Travis Kling, a través de Twitter anunció que:  “lamentablemente hemos sido golpeados por la quiebra de FTX…lo lamento, perdí el dinero de mis inversionistas después de que tuvieron fe en mi para administrar riesgos…me equivoqué…no tengo palabras para describir la profundidad y alcance de la porquería que permea en cripto…tanto sociópata al que se le ha dado carta libre para causar tanto daño…muchos hemos sufrido quemaduras demasiado fuertes”.  Por su parte, Crypto.com el fin de semana advirtió que por “error” habían mandado su posición de Ethereum (la segunda criptomoneda más representativa), a una dirección de depósito equivocada, y “estaban recuperando los fondos de los clientes”.  Todo esto ha encendido las alarmas de emergencia y ahora se reclama, por ejemplo, que todos los intermediarios prueben que cuentan con reservas para asegurar su solvencia, (“proof of reserve”), para garantizar los depósitos de sus clientes. Como es de esperarse, ante la desconfianza, los usuarios han empezado a retirar masivamente su dinero. Con esta crisis se espera que pronto pueda verse, como dice Warren Buffet, “quién ha estado nadando desnudo”, y que sobrevivan solo los intermediarios verdaderamente solventes. Binance y Coinbase El CEO de Binance Changpeng Zhao, -conocido como CZ (el líder y principal operador de criptomonedas y, hasta hace una semana, el mayor rival de SBF), frente a todo este caos, afirmó que: “el que FTX caiga no es bueno para nadie en la industria, y no debe verse como una victoria para nosotros, pues la confianza de los usuarios se ve severamente sacudida”. Ha sugerido la creación de un fondo de rescate para las intermediarias que requieran liquidez, para detener el efecto dominó en la industria, “las criptomonedas no se van, estamos aquí para reconstruir”. Cabe anotar que algunos en “crypto twitter” lo señalan como copartícipe en este escándalo por la posición que liquidó de FTT -token de FTX-, previo a su desplome.  Binance ahora representa mayor riesgo de concentración en la industria por quedar como el mayor jugador en la operación de criptoactivos. Sin embargo, es interesante el proyecto del Global Advisory Board (GAB- Consejo Asesor Global, compuesto por expertos financieros a nivel mundial)1 que es un esfuerzo de CZ para diseñar el futuro de la industria, basado en mayor seguridad y solidez.  Por su parte, el CEO de CoinBase (cuyo distintivo es que cotiza en Nasdaq), Brian Amstrong, ha asegurado que no tiene ninguna exposición a FTX ni FTT, y ha hecho hincapié que está sujeta a regulación de la SEC, por estar listada. Por efecto colateral, su valuación en el mercado se ha visto dañada. Regulación y gobernanza Frente a los platos rotos, ahora se pretende ordenar la vajilla. El colapso que presenta criptolandia (como algunos le llaman), exhibe la ausencia de buenas prácticas en un sector supuestamente basado en la confianza alrededor de su fundamento principal:  blockchain (-cadena de bloques-, que es la tecnología detrás de los criptoactivos).  Los sucesos recientes han dado lugar a que lo que en principio trató de evitarse, sea ahora una necesidad urgente: la existencia de regulación y supervisión de las autoridades. La industria cripto debe institucionalizarse si quiere subsistir en el medio financiero. Deben implementarse prácticas de gobierno corporativo en las empresas del sector para impedir que se tomen decisiones fraudulentas y se estafe a los inversionistas. Inclusive hay quienes sugieren que deban someterse a auditorías externas de parte de las llamadas “Big Five”, como el resto de las empresas del sector financiero. Además, debe transparentarse la forma en que se interactúa entre los CEOs de las empresas cripto y los reguladores en el proceso de diseño y elaboración de las reglas del sector. Entre otros escándalos, se ha sugerido que Gary Gensler, presidente de la SEC (Comisión de Valores de EEUU), tuvo reuniones que levantan suspicacias con SBF de FTX, quien además hacía fuertes donaciones al Partido Demócrata.  Recuperar credibilidad La industria de criptomonedas ha perdido más de dos trillones de dólares en valor en los últimos dos años. Si bien el volumen de capital invertido aún no es tan grande como para causar un efecto sistémico global (como el de las quiebras de grandes bancos),  por los efectos colaterales que genera si añade inestabilidad en estos momentos de gran incertidumbre económica y financiera a nivel mundial.  Pero como en toda crisis, se presentan grandes oportunidades, para fortalecer a la industria. El reto para los reguladores es grande. Deberán garantizar la creatividad e innovación del sector a partir de la ingeniera financiera tecnológica originada en blockchain, identificar las vulnerabilidades y a su vez, mitigar los riesgos para el sistema financiero en su conjunto.  Deben establecerse bases sólidas que brinden transparencia y seguridad jurídica en protección de los recursos de los usuarios. Entre tanto, en el corto y mediano plazo, como se dice en el ambiente financiero, más vale “pagar por ver”, y en lo que se define el andamiaje jurídico, los inversionistas individuales e institucionales deben actuar con mucha cautela. 1 https://www.binance.com/en/blog/from-cz/binance-global-advisory-board-to-propel-the-future-of-web3-3431940177286343206" ["post_title"]=> string(72) "FTX y las criptomonedas: entre fiascos y estafas.  ¿Y la credibilidad?" ["post_excerpt"]=> string(112) "La industria de criptomonedas ha perdido más de dos trillones de dólares en valor en los últimos dos años. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(65) "ftx-y-las-criptomonedas-entre-fiascos-y-estafas-y-la-credibilidad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-17 11:51:21" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-17 16:51:21" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85773" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(20) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "f73f3e73821e8cc91cbc779ed38e610b" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

FTX y las criptomonedas: entre fiascos y estafas.  ¿Y la credibilidad?

La industria de criptomonedas ha perdido más de dos trillones de dólares en valor en los últimos dos años.

noviembre 17, 2022

La depresión económica individual

La depresión económica individual surge de una crisis financiera-económica-energética de variables cíclicas, y que depende de las decisiones de la administración de...

noviembre 9, 2022




Más de categoría
El reemplazo de los smartphones, ¿un impulso o necesidad?

El reemplazo de los smartphones, ¿un impulso o necesidad?

La época decembrina es cuando las ventas de teléfonos celulares se incrementan más. Vale la pena recordar que hay...

noviembre 29, 2022
carrera de caballos

Ahora propietarios y criadores de caballos Cuarto de Milla se inconforman…

la Industria Hípica de carreras de caballos con apuesta regulados se está extinguiendo.

noviembre 25, 2022
Deterioro del progreso social

Deterioro del progreso social

El IPS 2022 confirma la preocupante situación social que se vive. Es momento de pensar en acciones para proteger...

noviembre 24, 2022
La red de estaciones de carga para vehículos eléctricos de Evergo

La red de estaciones de carga para vehículos eléctricos de Evergo

El funcionamiento de estas estaciones de carga es bajo un modelo de autoservicio a través de una aplicación disponible...

noviembre 23, 2022