Política Monetaria Alcista

El Banco de México todos los días nada a contracorriente de un régimen dispuesto a sacrificar las reglas de la razón y el orden en aras de preservar sus políticas populistas.

17 de enero, 2022 Política Monetaria Alcista

El Banco de México ha tomado una medida responsable al incrementar la tasa base para atenuar los efectos del fenómeno inflacionario; sin embargo, no ha resultado efectiva. Las razones son producto de un efecto global y se entiende en materia de intercambio con nuestro socio del norte en gran medida. Sabemos de la gran dependencia de nuestra actividad comercial con los Estados Unidos y también obedece a cierta lógica que las importaciones vengan acompañadas de cierta inflación que al integrarse a las cadenas productivas nacionales, tengan como resultado agregados de valor adicionales y repercutan en precios más elevados.

La teoría monetaria en estricta ortodoxia, significaría un aumento en la tasa de referencia o base para desincentivar el crédito, reducir el circulante de moneda, reducir temporalmente la oferta de bienes y servicios y ajustar finalmente precios para cantidad en demanda. El equilibrio deseado no se ha presentado en nuestro entorno y existen diversas interpretaciones, todas derivadas de políticas económicas erróneas y que suman tres años. No se pretende con esta aseveración excluir la escena internacional que desde luego reúne gran parte del problema, pero las desviaciones del presupuesto de la nación a actividades no esenciales han causado un efecto devastador en la oferta; también se ha dislocado el consumo y lo detallaremos.

La transición en turno no ha contemplado equilibrios presupuestales de incentivo en la producción. El simple descuido y abandono de programas en marcha, desde fideicomisos hasta reguladores regionales de asistencia simple como comedores comunitarios han provocado fallas que en el agregado nacional repercuten en forma gradual en la siembra, en la distribución y en la intermediación inevitable de cultivos tradicionales. Un breve repaso del Tratado signado en 1994 y la incorporación del capítulo agropecuario hasta 2004 nos reseñan las bondades de la apertura de la economía mexicana cuando la autosuficiencia pasó a la historia como un episodio trascendido y aprendido. 

En este capítulo de la vida nacional no es menor la transición del autoconsumo a las uniones de productores, como tampoco es menor la consideración del despegue del paternalismo al campo mexicano cuando desde la semilla hasta la comercialización y el seguro agrícola se encontraba centralizado en la federación. No obstante, los programas de producción centraban su atención en áreas más trascendentales como la mecanización, la industria, la especialización y la exportación. Toda esta fase como producto de la apertura y el Tratado de Libre Comercio.

Todo esto que se menciona tiene un abandono de tres años y las consecuencias afloran en medio de un rezago provocado por una pandemia y un fenómeno inflacionario global. Las consecuencias no serían tan graves si los factores del abasto se hubieran atendido a tiempo. Revertir una política de gasto en renglones improductivos como los proyectos de esta transición resulta imposible. Desafortunadamente, la visión de consumo del presidente en turno ha provocado una inserción en un ingreso sin sustento real en la dádiva y naturalmente una demanda no correspondida en la oferta de bienes y servicios derivados de una cadena que supera costos reales para competir en precios. Esto significa que el gasto público ingresa renta de agentes productivos y lo reinserta en sectores que no producen absolutamente nada. 

De la visión del consumo del presidente podemos entonces dar un paso más adelante para equiparar otra visión equivocada: la autosuficiencia. Dejemos aparte la energética que nos está hundiendo, de momento. Concentremos nuestra atención en lo básico, el alimento: imagine el lector un campesino, posee diez hectáreas, le ofrecen un programa que se llama Sembrando Vida, le ofrecen una tala de su predio para integrarse al programa. Decide, entonces, talar la mitad de su haber y dedicar la otra mitad a auto consumo ante la falta de programas en los que ha participado por décadas, pero se encuentran interrumpidos o suspendidos. Tala, por decirlo de una manera sutil, devasta su propiedad. Lo visita un intermediario de Morena, le ofrece una especie de pensión mensual y le dota de un cultivo que desconoce. De esa pensión, el intermediario le resta su participación. 

De ese proceso de corrupción, se deriva lo siguiente: el intermediario medra y se enriquece; el productor sacrificó una parte de su propiedad en aras de una dádiva insuficiente. El cultivo a nadie le importa, la devastación se sumó a 72,000 hectáreas en toda la nación pero el productor no lo sabe. Eso se llama Sembrando Vida, un programa del presidente, un programa sin visión, sin alcances. Entonces viene la suma de los cultivos de la nación. Viene el recuento de la producción que descuidó porcinos, avícolas, cárnicos en general y legumbres y verduras y frutas; viene una llamada Canasta Básica a hacer su presencia porque es tradición de décadas su atención. Viene la recopilación de los precios para anunciar que la tasa de inflación es del 7% pero el limón asciende al 107%, el pollo al 42%, la tortilla al 23%, el chile y otros componentes de la mesa mexicana se tornan incomparables. 

La denominación de esta trapacería gubernamental se llama corrupción transformada en el engaño de las formas; otra vez el dispendio, otra vez el disfraz de cifras que jamás fueron sanas; no pueden ser sanas cifras que pervierten y atrapan al individuo y su afán de productividad en un círculo perverso de cuota, de asociación maligna con un poder en tránsito. Eso es esta auto llamada transformación, esto hace, embauca, enreda, engaña. 

Es entonces cuando entendemos una labor bien intencionada, una tarea de verdaderos profesionales reunidos en una Junta de Gobierno, tratando de lidiar con índices de precios que traicionan preceptos económicos, que no ceden ante la intemperancia de la demanda. Seguramente no lo ignoran, pero seguramente lo callan por prudencia. Eso hace el Banco de México, pero su responsabilidad y coherencia es retada por la imposición de un régimen dispuesto a sacrificar las reglas de la razón y el orden en aras de preservar un horizonte sin destino. Ese horizonte sin destino se llama populismo, un mal endémico. 

 

Comentarios


object(WP_Query)#17954 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(74590) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-04-2022" ["before"]=> string(10) "27-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(74590) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-04-2022" ["before"]=> string(10) "27-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17962 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17947 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17945 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "29-04-2022" ["before"]=> string(10) "27-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-04-29 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-05-27 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (74590) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17985 (24) { ["ID"]=> int(78500) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-02 09:36:13" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-02 14:36:13" ["post_content"]=> string(6854) "En otras épocas pasamos por un plan de choque; la situación era insostenible y Miguel de la Madrid leyó con oportunidad el mensaje interno en la espiral de precios y el externo en una posición de impotencia ante el desastre que castigaba desde la deuda hasta el crédito y una soberanía sustentada en una aparente impericia para detener lo inevitable: el colapso. No se dio, nunca se mencionó el choque frontal de variables de la gran economía, nunca se llamó lo que era, el choque, la detención de variables sin control; se acudió a un eufemismo cifrado en la razón, un pacto, un documento que trascendía un texto, un acuerdo que de inmediato suspendía prebendas, suspendía prerrogativas, suspendía diferencias, que las había.  El pacto acudió al nacionalismo que de cuando en cuando se evoca pero se evoca cuando existe liderazgo y lo había de sobra. Llegaron a la mesa todos los sectores que tenían la representatividad y la voz de una sociedad pasmada pero no dispersa, habría que notar y hacer diferencias de la percepción de nación de esos días y los actuales. No era otra nación, era la misma que en los días aciagos entregaba su representación al llamado a la cordura y la razón. Hoy no existe. Hoy lo que menos existe es la cordura y la razón. Hoy el llamado se pierde en ese laberinto de la descalificación y el ataque frontal a las formas, no las de una nación, esas son inamovibles, las que enarbolan la inacción y las de la intemperancia. El presidente es omiso en su compromiso de gobierno; el discurso es en el caso del presidente en turno, un simple eco de su propia voz para reverberar en su propio entorno y por ende clama pero no ilustra. El espectro que crea, preferencias que provoca su discurso, que no llamado, porque el llamado es de un líder pone pero no resuelve, lanza iniciativas vacías para recibir la redención del rechazo que espera con ansia para revertir los conceptos de un llamado que nunca fue ni será. Entonces se instala el discurso una y otra vez, para reforzar preceptos que jamás constituirán política pública, pero permiten aplazar compromisos día tras día en esa infame compra de tiempo que hace el populismo como fórmula de aplazamiento de la vida pública que pregona transformada.  Vino una pandemia, vino un anillo a un dedo acusativo de prerrogativas y privilegios inexistentes, ignorando y apuntando a bases falsas de sustento acumulativo y facultativo, de bases que alguna vez imploraban dominio en esa imaginaria que crea imágenes distorsionadas de dos Méxicos que no existieron hasta que llegó la división y el encono, cimbrado desde un simple micrófono y sin mayor mérito que urnas repletas de hartazgo. Así ha sido este tránsito confrontador y perverso. Esta transición se sintió exenta de culpa; el mundo lo era, el contagio lo era y los fracasos en toda materia económica eran esperados. Se transitaba al paso siguiente: la descomposición inevitable, el anillo al dedo flamígero y pútrido.  En ese contexto, se transitó en la opacidad y en el resguardo de la inacción permitida por una pandemia global. Fue ese tránsito el permiso para desbaratar instituciones y el conducto para desvirtuar el cauce natural de lo privado, no en el sentido de captura, en el verdadero sentido de propiedad y legítimo reclamo de la conducción de la inversión y el capital. Pero la transición pensó que era la oportunidad para demostrar que la retención de lo nuestro vendría en el disfraz de la impotencia exterior para desechar todo lo imaginable en materia de posesión y acumulación. Entonces vino la oportunidad de demostrar que el mundo estaba hecho de extensiones y no de nacionalismos y el nuestro era lo segundo, motivo por el cual no redituaba salvar la causa de empresas cuando el Estado enfrentaba un dilema de salud pública.  Y llegó el abandono anunciado desde la inauguración de esta transición: los negocios públicos por encima de los privados, declaraba un presidente fortalecido en el hartazgo generacional. Los primeros, después de casi cuatro años no existen y los que existían son un fracaso; los segundos pagaron el precio de la interpretación del momento para dejarlos en total abandono. Cuando un gobierno voltea a otro lado, la asistencia a la producción inevitablemente colapsa. Sucede de muchas maneras, pero la más elemental es alejar las condiciones de crédito y asistencia a las bases del sustento más elemental de las cadenas productivas: el abasto.  El resultado del abandono reúne menos de una línea escrita: un millón de empresas quebraron. Entonces, vienen las condiciones de un nuevo orden, sin pandemia. El mundo se preparó para ello, México no. Y ahora, con una inflación que provocó uno de tantos descuidos de política pública, iniciando por un abandono de programas productivos en el sector agropecuario, entre tantos otros, se infla la canasta básica como nunca había sucedido en dos décadas. Una parte se importa y la más grave es doméstica. Como en toda circunstancia crítica, este gobierno no sabe qué hacer.  Entonces surge la voz del populismo trasnochado para evocar fórmulas de hace más de cuatro décadas. No un plan de choque porque las variables de la economía no se encuentran desbocadas. Se quiere aislar el panorama para enfrentar una treintena de productos que laceran la economía familiar y en ese esfuerzo detener o controlar sus precios. No por ser perecederos pueden ser demeritados por no estar sujetos a producción industrial, pero se olvidan los componentes de costos y valores agregados que van desde la recolección, mano de obra, empaque, traslado, logística de frescura y tantos considerandos.  Ignorar los pasos esenciales de la cadena productiva es equivalente al mismo vicio de voltear a otro lado, como sucedió en la pandemia. Este gobierno no entiende que el problema no son los precios, el problema radica en el descuido de la oferta y el descuido de la oferta es el mismo abandono que tanto comentamos, el de la producción. Si se desincentiva la demanda el remedio es temporal y eso ya lo hace el Banco de México al elevar la tasa de referencia, pero la fórmula es ampliar la capacidad productiva. Para ello, tendrían que reducirse o cancelarse programas clientelares y obras improductivas. Esta transición no lo va a hacer, de modo que seguiremos en la confrontación con productores y prácticas retrógradas en las que cree esta transición en turno. " ["post_title"]=> string(42) "Fijar precios, contra la cadena productiva" ["post_excerpt"]=> string(143) "Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(41) "fijar-precios-contra-la-cadena-productiva" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-02 09:36:13" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-02 14:36:13" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78500" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17886 (24) { ["ID"]=> int(78783) ["post_author"]=> string(2) "58" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-10 09:33:57" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-10 14:33:57" ["post_content"]=> string(8355) "El mundo aún no se recupera por completo de los estragos económicos generados por la pandemia de Covid-19 y ya enfrenta un nuevo reto. Las alarmas están encendidas por la alta probabilidad de enfrentar una recesión mundial a finales de este año, alimentada, principalmente, por la situación geopolítica que se vive en Europa, el confinamiento de la población en China1 y la alta inflación que afecta a los Estados Unidos2. Esto es un ejemplo muy claro de los efectos que genera la interconexión de los mercados y de la manera en la que los riesgos regionales se multiplican y se contagian por el mundo entero. La materialización de la recesión en Europa depende de dos elementos centrales. Por una parte, la intensificación del conflicto bélico en Ucrania, el cual ya ha aumentado enormemente los riesgos y vulnerabilidades del continente3. Por otra, de la posibilidad de que Europa pueda realmente ceder, ante la resistencia mostrada por algunos países para prescindir del petróleo y gas rusos.4 Cabe señalar que recientemente la Unión Europea acordó un plan que consiste en vetar la compra de crudo de Rusia en un plazo no mayor a seis meses, pero contempla algunas excepciones en países que dependen altamente del petróleo ruso como Hungría y Eslovaquia. Por su parte, a China le resulta cada vez más difícil mantener un crecimiento positivo.5 Recientemente se ha registrado la paralización de la economía de Shanghái (lleva en confinamiento total un mes), así como la posibilidad de que Beijing siga el mismo camino como consecuencia de los confinamientos. Aunque la mayoría de los países asiáticos ya han abandonado las estrategias de covid cero6 y están pasando a otras opciones en las que se gestiona la presencia del virus como una amenaza endémica, en China ocurre lo contrario. El gobierno está gastando para convertir edificios de oficinas vacíos en centros de cuarentena.  Aunque la idea podría ser atinada para reorientar el inflado sector de la construcción hacia actividades más útiles desde el punto de vista social y para estar prevenidos ante una nueva pandemia, la realidad es que este tipo de medidas ya no son viables. Al igual que el resto de los países asiáticos, China tendrá que adoptar medidas adecuadas para convivir con un virus cada vez más contagioso y cuya erradicación se ve lejana. En el caso de Estados Unidos, los precios de los bienes de consumo están aumentando a un ritmo superior al de los últimos 40 años y, al parecer, la tendencia no cambiará en el corto plazo. En parte, esto se debe a que la demanda de los consumidores se mantendrá fuerte debido al crecimiento del ahorro durante la pandemia, así como por la agudización de los problemas de la cadena de suministro.  Ahora, ¿cómo se relacionan todos estos hechos? Los confinamientos generalizados en China causarán estragos en las cadenas de suministro mundiales a corto plazo. Normalmente, estos problemas podrían atenuarse bajando los precios de las materias primas, pero sin un final claro en el conflicto con Ucrania, es probable que el aumento de precios en alimentos y energía continúe. Desafortunadamente, esta situación golpeará con mayor intensidad a los mercados emergentes y las economías en desarrollo e incluso los países exportadores de energía y alimentos que hasta ahora se han beneficiado de la guerra por los altos precios. De acuerdo con los analistas, es posible que el riesgo de una recesión mundial sincronizada disminuya a finales de 2022, pero por el momento, la probabilidad de una recesión en Europa, Estados Unidos y China son considerables y van en aumento. Por ahora, solo queda esperar que los gobiernos cuenten con la capacidad suficiente para enfrentar este nuevo reto.7 1 Las autoridades chinas están reviviendo las medidas más radicales para detener el coronavirus y garantizar su política de cero covid, a través de confinamientos, parálisis del transporte y teletrabajo en las ciudades de Shanghái, Beijing, Zhengzhou, entre otras. Más información en: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2022/05/04/economia/1651660515_276137.html   2La inflación en Estados Unidos alcanzó un nuevo máximo histórico de 8.5% durante el mes de marzo, siendo la más alta desde hace 40 años. Más información en: https://cnnespanol.cnn.com/2022/04/12/inflacion-eeuu-marzo-trax/   3Una porción crucial del trigo, el maíz y la cebada del mundo está atrapada en Rusia y Ucrania a causa de la guerra, mientras que una porción todavía mayor de los fertilizantes del mundo está atascada en Rusia y Bielorrusia. El resultado es que se están disparando los precios de los alimentos y los fertilizantes en el mundo. Más información en: https://www.nytimes.com/es/2022/03/23/espanol/ucrania-guerra-alimentos-precios.html#:~:text=the%20main%20story-,La%20guerra%20en%20Ucrania%20podr%C3%ADa%20desencadenar%20una%20crisis%20mundial%20de,las%20consecuencias%20previstas%20del%20conflicto   4Alemania importa de Rusia 55% de su gas y 42% de su petróleo y carbón, una dependencia por la cual el gobierno hizo una autocrítica tras la invasión de Ucrania, pero que tomará tiempo para disminuir. Más información en: https://www.france24.com/es/minuto-a-minuto/20220307-alemania-se-opone-a-embargo-al-gas-petr%C3%B3leo-y-carb%C3%B3n-de-rusia   5Fitch ha recortado el pronóstico de crecimiento de China para 2022 hasta un 4.3%.  6La estrategia de covid cero consiste en evitar la propagación del virus y disminuir al máximo el número de contagios, a través de medidas radicales como el confinamiento, parálisis del transporte público y el trabajo desde casa.  7Nota basada en la publicación de El País, “La creciente amenaza de una recesión mundial”. Disponible en: https://elpais.com/economia/negocios/2022-05-01/la-creciente-amenaza-de-una-recesion-mundial.html " ["post_title"]=> string(53) "El nuevo reto ha llegado y se llama recesión mundial" ["post_excerpt"]=> string(138) "El panorama mundial actual es poco alentador y golpeará con mayor intensidad a los mercados emergentes y las economías en desarrollo. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(52) "el-nuevo-reto-ha-llegado-y-se-llama-recesion-mundial" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-10 09:33:57" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-10 14:33:57" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78783" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17985 (24) { ["ID"]=> int(78500) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-02 09:36:13" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-02 14:36:13" ["post_content"]=> string(6854) "En otras épocas pasamos por un plan de choque; la situación era insostenible y Miguel de la Madrid leyó con oportunidad el mensaje interno en la espiral de precios y el externo en una posición de impotencia ante el desastre que castigaba desde la deuda hasta el crédito y una soberanía sustentada en una aparente impericia para detener lo inevitable: el colapso. No se dio, nunca se mencionó el choque frontal de variables de la gran economía, nunca se llamó lo que era, el choque, la detención de variables sin control; se acudió a un eufemismo cifrado en la razón, un pacto, un documento que trascendía un texto, un acuerdo que de inmediato suspendía prebendas, suspendía prerrogativas, suspendía diferencias, que las había.  El pacto acudió al nacionalismo que de cuando en cuando se evoca pero se evoca cuando existe liderazgo y lo había de sobra. Llegaron a la mesa todos los sectores que tenían la representatividad y la voz de una sociedad pasmada pero no dispersa, habría que notar y hacer diferencias de la percepción de nación de esos días y los actuales. No era otra nación, era la misma que en los días aciagos entregaba su representación al llamado a la cordura y la razón. Hoy no existe. Hoy lo que menos existe es la cordura y la razón. Hoy el llamado se pierde en ese laberinto de la descalificación y el ataque frontal a las formas, no las de una nación, esas son inamovibles, las que enarbolan la inacción y las de la intemperancia. El presidente es omiso en su compromiso de gobierno; el discurso es en el caso del presidente en turno, un simple eco de su propia voz para reverberar en su propio entorno y por ende clama pero no ilustra. El espectro que crea, preferencias que provoca su discurso, que no llamado, porque el llamado es de un líder pone pero no resuelve, lanza iniciativas vacías para recibir la redención del rechazo que espera con ansia para revertir los conceptos de un llamado que nunca fue ni será. Entonces se instala el discurso una y otra vez, para reforzar preceptos que jamás constituirán política pública, pero permiten aplazar compromisos día tras día en esa infame compra de tiempo que hace el populismo como fórmula de aplazamiento de la vida pública que pregona transformada.  Vino una pandemia, vino un anillo a un dedo acusativo de prerrogativas y privilegios inexistentes, ignorando y apuntando a bases falsas de sustento acumulativo y facultativo, de bases que alguna vez imploraban dominio en esa imaginaria que crea imágenes distorsionadas de dos Méxicos que no existieron hasta que llegó la división y el encono, cimbrado desde un simple micrófono y sin mayor mérito que urnas repletas de hartazgo. Así ha sido este tránsito confrontador y perverso. Esta transición se sintió exenta de culpa; el mundo lo era, el contagio lo era y los fracasos en toda materia económica eran esperados. Se transitaba al paso siguiente: la descomposición inevitable, el anillo al dedo flamígero y pútrido.  En ese contexto, se transitó en la opacidad y en el resguardo de la inacción permitida por una pandemia global. Fue ese tránsito el permiso para desbaratar instituciones y el conducto para desvirtuar el cauce natural de lo privado, no en el sentido de captura, en el verdadero sentido de propiedad y legítimo reclamo de la conducción de la inversión y el capital. Pero la transición pensó que era la oportunidad para demostrar que la retención de lo nuestro vendría en el disfraz de la impotencia exterior para desechar todo lo imaginable en materia de posesión y acumulación. Entonces vino la oportunidad de demostrar que el mundo estaba hecho de extensiones y no de nacionalismos y el nuestro era lo segundo, motivo por el cual no redituaba salvar la causa de empresas cuando el Estado enfrentaba un dilema de salud pública.  Y llegó el abandono anunciado desde la inauguración de esta transición: los negocios públicos por encima de los privados, declaraba un presidente fortalecido en el hartazgo generacional. Los primeros, después de casi cuatro años no existen y los que existían son un fracaso; los segundos pagaron el precio de la interpretación del momento para dejarlos en total abandono. Cuando un gobierno voltea a otro lado, la asistencia a la producción inevitablemente colapsa. Sucede de muchas maneras, pero la más elemental es alejar las condiciones de crédito y asistencia a las bases del sustento más elemental de las cadenas productivas: el abasto.  El resultado del abandono reúne menos de una línea escrita: un millón de empresas quebraron. Entonces, vienen las condiciones de un nuevo orden, sin pandemia. El mundo se preparó para ello, México no. Y ahora, con una inflación que provocó uno de tantos descuidos de política pública, iniciando por un abandono de programas productivos en el sector agropecuario, entre tantos otros, se infla la canasta básica como nunca había sucedido en dos décadas. Una parte se importa y la más grave es doméstica. Como en toda circunstancia crítica, este gobierno no sabe qué hacer.  Entonces surge la voz del populismo trasnochado para evocar fórmulas de hace más de cuatro décadas. No un plan de choque porque las variables de la economía no se encuentran desbocadas. Se quiere aislar el panorama para enfrentar una treintena de productos que laceran la economía familiar y en ese esfuerzo detener o controlar sus precios. No por ser perecederos pueden ser demeritados por no estar sujetos a producción industrial, pero se olvidan los componentes de costos y valores agregados que van desde la recolección, mano de obra, empaque, traslado, logística de frescura y tantos considerandos.  Ignorar los pasos esenciales de la cadena productiva es equivalente al mismo vicio de voltear a otro lado, como sucedió en la pandemia. Este gobierno no entiende que el problema no son los precios, el problema radica en el descuido de la oferta y el descuido de la oferta es el mismo abandono que tanto comentamos, el de la producción. Si se desincentiva la demanda el remedio es temporal y eso ya lo hace el Banco de México al elevar la tasa de referencia, pero la fórmula es ampliar la capacidad productiva. Para ello, tendrían que reducirse o cancelarse programas clientelares y obras improductivas. Esta transición no lo va a hacer, de modo que seguiremos en la confrontación con productores y prácticas retrógradas en las que cree esta transición en turno. " ["post_title"]=> string(42) "Fijar precios, contra la cadena productiva" ["post_excerpt"]=> string(143) "Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(41) "fijar-precios-contra-la-cadena-productiva" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-02 09:36:13" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-02 14:36:13" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78500" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(23) ["max_num_pages"]=> float(12) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "210735ae0f2d2f05d3720931b6cf5887" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Fijar precios, contra la cadena productiva

Fijar precios, contra la cadena productiva

Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana.

mayo 2, 2022

El nuevo reto ha llegado y se llama recesión mundial

El panorama mundial actual es poco alentador y golpeará con mayor intensidad a los mercados emergentes y las economías en desarrollo.

mayo 10, 2022




Más de categoría

LOS PETRODÓLARES, UNA MONEDA

A lo largo de la historia se ha observado una correlación entre precio del barril de petróleo e índice...

mayo 26, 2022

La lamentable pérdida de Eugenio López Rodea, fundador del grupo Jumex

El pasado 20 de mayo de 2022, falleció el empresario Eugenio López Rodea, fundador de Jumex, a la edad...

mayo 25, 2022

¿Es la educación la clave de la movilidad social? 

Bajo la promesa de que la educación es la clave para la movilidad social, muchos estudiantes estadounidenses se endeudan...

mayo 24, 2022
Los datos de empleo y el indicador adelantado de la actividad económica dan signos alentadores para el segundo trimestre del año

Los datos de empleo y el indicador adelantado de la actividad económica dan signos alentadores para el segundo trimestre del año

Ayer el INEGI nos reveló buenas noticias en el panorama económico. Recién acababa de publicar que el Indicador Adelantado...

mayo 24, 2022