¿México, con cautela económica?

Tal vez la transición en turno, llamada por los que la impulsan “transformación”, haya sido alcanzada por la transición del principal socio comercial y la primera economía del mundo. Si nosotros calificamos una etapa transicional como algo...

16 de noviembre, 2020

Tal vez la transición en turno, llamada por los que la impulsan “transformación”, haya sido alcanzada por la transición del principal socio comercial y la primera economía del mundo. Si nosotros calificamos una etapa transicional como algo pasajero, simplemente aludimos a la tercera transición de nuestra etapa democrática. Si quisiéramos reconocer una etapa de gobierno, eso correspondería a la sociedad en su conjunto, por la recepción de los actos de gobierno. Definitivamente son dos concepciones diferentes. 

Recurrir a una transformación de la vida pública consiste en adelantar el juicio que reserva la Historia. Anteponer el concepto de transformar no es circunstancial, es, en todo caso, un derivado del ejercicio de gobierno una vez que culmine la etapa de gobierno. Si el ejercicio del poder es contestado por mayorías, quiere decir que la etapa de transición no ha logrado consolidación. Entonces, lo que llamamos gobierno queda en la suspensión interpretativa de los gobernados.

No es desafío casual enfrentar legitimidad con gobierno en funciones. Tal vez sería tarea de especialistas dirimir la legalidad que confiere la Constitución con el mandato que irrumpe la premisa inicial de preservar la Constitución misma. Alegar funciones de Estado sin cuestionar divisiones de poder, sería claudicación al orden de una Federación ya inscrita en nuestra Carta Magna.

Si una legalidad la construye un voto mayoritario, entonces queda la porción restante como un contrapeso en la recepción de actos de gobierno. La dinámica de la sociedad que trabaja en paralelo la productividad y la responsabilidad hacia los órdenes de disciplina gubernamental, la ley, equilibra la convivencia del voto expresado por una corriente y el no expresado para esa corriente también. Si lo expresado con anterioridad, unos párrafos atrás, en el sentido contestatario de actos de gobierno se diluye, entonces existe gobierno, no antes.

México, después de dos años, no ha abandonado la etapa de transición. Al menos esa sería mi opinión y la razón radica en actos de gobierno que no satisfacen al pleno de la sociedad. En materia económica los yerros se multiplican por día y la acumulación del costo del capital existente en algunas acepciones de esta administración, ha borrado toda perspectiva de crecimiento económico. El costo mencionado ha sobrepasado la proporción de deuda a niveles preocupantes sin ninguna posibilidad de maniobra ni de salida.

Esta administración en turno ha errado toda concepción de capitalización, confundiendo los plazos y los suministros de gasto corriente a entidades que pierden no solamente mercado, pierden patrimonio. La petrolera ha perdido dos veces su capital y el valor de sus activos y el rumbo que se le señala es el equivocado y el que el mundo industrializado abandona. La mira que contempla el regreso de una actividad prioritaria a una monopólica es simple regresión de la visión que contempla el mundo progresista y global.




El lenguaje del presidente no cambia e incluye una falaz interpretación de rumbo de la economía para envolver en un discurso pletórico de simbología nacionalista y redentora, un rescate, rescate de situaciones que marchaban al compás de los tiempos de las economías de mercado (México incluido hasta hace dos años, cuando llegó esta tendencia demagógica y populista). La manipulación de conceptos antagónicos en voz del presidente, enfrentó una realidad inalterable: los hechos. Vinieron las cifras a brindar una lección dura en la centralización y en la descomposición de la vía institucional que tomó generaciones formar.

La recomposición de la economía vendrá, sin duda, pese al daño generacional de esta administración. Las tareas del sector empresarial ya comprometen un monto superior a los 30 mil millones de dólares, un esfuerzo singular de presencia y fuerza productiva. Se invierte con mesura, con cautela. Se conocen prerrogativas de una figura que un día invita al capital y al siguiente lo desprecia. Se conocen pronunciamientos que descomponen cualquier trayectoria ligada a un molino de viento invisible y etéreo: el neoliberalismo, mal endémico de mil rostros que hace su aparición cuando es preciso cubrir un fracaso.

Viene la escena internacional como recordatorio de situaciones contractuales y pendientes suscritos con la seriedad que significa la participación activa de naciones que atestiguaron la disposición de pueblos y gobiernos para interactuar, comerciar, compartir y hacer más grata la vida de unos y otros en la cooperación y en la confianza para abrir fronteras. En ello, se conformó un Tratado de Libre Comercio. En ello, también, se comprometió futuro de tres naciones socias. En ello, se mejoró la vida de la población de las tres naciones. 

Hoy, México se somete a un compás de espera innecesario. Hoy, la nación más poderosa de la Tierra, con la que compartimos el 80% del Producto, entre importaciones y exportaciones, tiene un Presidente Electo. México no lo reconoce y el mundo, el que cuenta para México, lo hace. Se extiende una razón emblemática que ha enmarcado episodios de otras épocas, una doctrina que recuerda capítulos de orgullo de la diplomacia mexicana. Hoy no es preciso revivirla porque no existen los tiempos de acecho; hoy existen los de cooperación y de buena voluntad en el concurso de las naciones.

México se aísla de capítulos favorables para nuestra economía con esta acción. México no necesita cautela cuando el enemigo es común al resto de la humanidad, se llama pandemia y el resguardo de las naciones alienta a seguir la pauta de la concordia y el entendimiento. El remedio para México es simple: seguir la ruta de las economías abiertas y dejar atrás proyectos fallidos de origen, que los hay. 

Comentarios
Inversiones

¿Cuáles son los errores de los inversionistas mexicanos en EU?

La inversión mexicana en Estados Unidos es tan importante que, tan sólo en 2019, ascendió a 42 mil 900 millones de dólares,...

noviembre 4, 2020
Poder Económico

Del Poder Económico

Dar una interpretación de “utilidad” a una política pública que confunde asunción con doctrina, es una forma incorrecta de estricta función de...

noviembre 23, 2020




Más de categoría

El valor de la cultura para la economía mexicana y los desafíos por venir en este sector

México es un país con un enorme acervo cultural, derivado de su historia como nación y de las raíces...

noviembre 27, 2020

¿Por qué es importante construir una comunidad de marca? 

Cada vez más empresas son conscientes, y debido a la crisis económica que se vive a nivel mundial a...

noviembre 26, 2020

El COVID-19 y la salida de Best Buy de México 

México es el último lugar en el índice de Bloomberg por su desempeño ante el COVID-19. Somos el número...

noviembre 25, 2020

BIG BANG ENERGÉTICO: NEGOCIO + ENERGÍA + AMBIENTAL

Por muchos años, el hombre ha tomado recursos de la naturaleza para tener energías primarias (recursos naturales o materia...

noviembre 25, 2020