Masaryk, desierta: El efecto de la pandemia en los comercios de México

Si algo se puede decir sobre la crisis de la COVID-19 en México, es que ha resultado dañina para los negocios. De acuerdo con cifras de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec), más de 150 mil...

21 de enero, 2021

Si algo se puede decir sobre la crisis de la COVID-19 en México, es que ha resultado dañina para los negocios. De acuerdo con cifras de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec), más de 150 mil pequeños comercios cerraron a raíz de la pandemia. En datos citados por Forbes, también se ha visto una contracción del 18.7 por ciento del PIB para el segundo trimestre del año.

En este duro camino, casi un millón de empleos formales se han perdido.

Así como sus contrapartes más pequeñas han sufrido por la pandemia, también marcas y compañías de escala internacional han tenido que ceder a las presiones de la crisis sanitaria. No hay que olvidar el caso de gigantes como Best Buy, que en noviembre empezó con su salida de México luego de no poder con la presión de la pandemia.

Esto ha contribuido a que miles de individuos más perdieran su trabajo, contribuyendo a la precaria situación económica. Si bien hay muestras de los efectos de la pandemia a lo largo de todo el país, en la Ciudad de México (CDMX) parecen ser más evidentes. Hay que considerar que, desde hace varios años, la capital es según el mismo Gobierno Federal responsable de más de la octava parte del PIB nacional. En este sentido, su desarrollo es un indicador clave de la recuperación generalizada de la República. Y por eso vale la pena voltear a ver a centros de consumo como Masaryk.

Un corredor comercial abandonado por la pandemia

Ya desde hace meses que medios como El Financiero advertían que Madero, Altavista, y por supuesto Masaryk, estaban sufriendo mucho por la pandemia. Muchos de los locales de la CDMX han quedado vacantes desde que inició la crisis sanitaria. Solo en la capital, se vió un aumento de 500 por ciento en el número de comercios que están en renta dentro de estos corredores y otras zonas comerciales. El reciente foto-reportaje de Merca2.0 lo confirma y las imágenes son desoladoras. Una buena parte de los locales están abandonados, luego que las marcas que los ocupaban no pudieron con la presión de la pandemia. Abundan los anuncios de “Se Renta”, que ya empiezan a acumular polvo tras semanas, meses de inactividad. Establecimientos que antes estaban llenos de consumidores ahora lucen vacíos, sin siquiera muebles o equipo alguno. Pero tal vez las imágenes más duras son las de las marcas de Masaryk que aún no abandonan sus establecimientos, pero saben que la pandemia no las dejará regresar pronto. Muchos de los establecimientos de este icónico corredor comercial no solo están cerrados con llave. En casos como el de Banamex, High Life y otras cadenas y negocios más pequeños, las ventanas están cubiertas con telas y papeles. Tal vez un intento por ocultar su estado de abandono.




El tono post-apocalíptico se termina de cimentar en las fachadas de grandes compañías de moda y lujo, como Rolex, Zara, Ermenegildo Zegna y Escada. Sus locales en Masaryk no solo están tan abandonados como muchos de los negocios de la CDMX, víctimas de la pandemia. Los dueños de los locales incluso han instalado muros de madera que no solo tapan la vista, sino que sirven como una protección para evitar la incidencia de posibles robos de productos.

Negociaciones para volver a la normalidad

Las imágenes del corredor de Masaryk se complementan con aquellos locales que parecen ya haberse dado por vencidos en la pandemia. Muchos no tienen ni siquiera carteles de “Se Renta”, menos aún marcas que muestren la intención de volver. La única diferencia entre éstos establecimientos abandonados de retail y una obra negra, es la falta de obreros. Fuera de eso, parece que hasta los dueños de los inmuebles se dieron por vencidos ante la pandemia.

Por supuesto, no todos los negocios de la CDMX, o del resto del país, parecen estar igual de derrotados como sugieren las imágenes de Masaryk.

De acuerdo con Reforma, empresarios del sector restaurantero de la capital se han rebelado en contra de los mandatos de cierre a raíz de la pandemia. Esto, porque aseguran que sus negocios no pueden aguantar mucho más tiempo sin abrir. En este sentido, se espera que muchos abran, aún con el semáforo rojo.

Sin embargo, si los negocios de la CDMX deciden abrir en los próximos días sin terminar de negociar con las autoridades, se enfrentarían a considerables multas. Como la situación de la pandemia continúa sin cambios, también las medidas de prevención de contagios están aún vigentes. Cierto, muchos representantes del sector restaurantero planean negociar con las autoridades que se les considere esenciales. Pero es incierto que se logre llegar a un acuerdo.

Comentarios

Riesgos de una pandemia social

Está claro para todos las terribles consecuencias provocadas por la pandemia de covid-19 en el mundo entero. Nos han costado más de...

febrero 3, 2021

Dinero Suelto

Después de dos años de esta transición de gobierno, tercera de nuestra etapa democrática, hemos aprendido que no es transparente. Hemos aprendido...

febrero 22, 2021




Más de categoría

Grupo Bimbo en el listado de las empresas más éticas del mundo

Grupo Bimbo es una empresa reconocida por quinto año consecutivo como una de las empresas más éticas del mundo....

marzo 3, 2021

El presupuesto educativo en tiempos de pandemia

La educación es un derecho humano al cual todos y todas debemos de tener acceso, tal y como lo...

marzo 2, 2021

La depreciación reciente del peso con respecto al dólar es producto de la incertidumbre generada de manera interna  

El viernes de la semana pasada el peso cerró con una depreciación de 2.86% con respecto al dólar estadounidense....

febrero 26, 2021

Los indicadores financieros de la banca en México

A pesar de las dificultades económicas y sanitarias derivadas de la pandemia del COVID-19, con datos al cierre de...

febrero 24, 2021