La poca diversificación económica entre estados obstaculiza la recuperación económica

Hace unos días, el IMCO dio a conocer una nueva herramienta: el Indicador de Recuperación Económica Estatal (IREE). Este indicador, mide el porcentaje de reactivación económica por estado de manera trimestral.  Dado que no todos los estados...

4 de febrero, 2021

Hace unos días, el IMCO dio a conocer una nueva herramienta: el Indicador de Recuperación Económica Estatal (IREE). Este indicador, mide el porcentaje de reactivación económica por estado de manera trimestral. 

Dado que no todos los estados son iguales en su actividad y composición económica, medir el impacto económico de la pandemia y la velocidad de recuperación estatal de manera oportuna es fundamental para evaluar y mejorar la respuesta de las autoridades. Como sabemos, en muchos estados las autoridades locales han implementado programas de ayuda para la recuperación económica, en montos y tipos de destinatarios muy variados. 

Conocer la velocidad de la recuperación económica puede ayudar a los estados a planear mejor el tiempo que deberán extender los apoyos locales, y así, dichos apoyos tendrán menos posibilidades de crear boquetes fiscales en las tesorerías estatales. Cabe recordar en este sentido que muchos estados han tenido que incurrir a la contratación de deuda para aumentar el monto y el tiempo de los apoyos que han otorgado.

El Indicador de Recuperación Económica Estatal (IREE) mide el porcentaje de reactivación económica por estado de manera trimestral, es decir, la distancia hacia el camino de crecimiento que perdió en la pandemia. Con la construcción y puesta en marcha del IREE, se han encontrado hallazgos interesantes, que dicen mucho de cómo es nuestra economía, destacando lo siguiente:

  • La demanda de efectivo sigue siendo la principal variable que nos permite predecir la recuperación a nivel estatal.
  • El desempeño en bolsas de valores globales de sectores relacionados con el empleo de las personas en México, la capacitación, las industrias de consumo y los servicios tienen un alto poder para predecir la recuperación.
  • Aquellos estados con economías diversificadas muestran mayores niveles de recuperación. En contraste, estados con economías poco diversificadas, tienen niveles de recuperación económica muy bajos. 

Para poner un ejemplo, Guanajuato, mi estado, tiene una economía poco diversificada, en la cual las exportaciones de automóviles y autopartes son un componente muy importante dentro del total de la producción. Así, con tal nivel de concentración en el sector automotriz, Guanajuato tiene una recuperación que se clasifica como “muy baja” y ocupa el lugar número 29 en el ranking de la recuperación de acuerdo con el IREE, solo por delante de Puebla, Aguascalientes y Baja California Sur. Dicho sea de paso, los estados con los que Guanajuato comparte lugar en el ranking –Quintana Roo (28º. lugar) y Puebla, Aguascalientes y Baja California Sur en los tres últimos lugares en el IREE, respectivamente– también tienen economías con una diversificación muy baja, básicamente turismo en el caso de Quitana Roo y Baja California Sur y sector automotriz en Puebla y Aguascalientes.

  • Sorprendentemente, algunos sectores económicos tuvieron un mejor desempeño durante la pandemia, y como era de esperarse, los estados ligados a esas industrias se recuperaron de manera óptima.
  • Hasta el tercer trimestre de 2020, cuatro estados muestran una recuperación económica alta, 10 estados media, 11 baja y siete muy baja.
  • La Ciudad de México, que concentra el 16% de toda la actividad económica del país, aún se encuentra por debajo del escenario sin covid (93%), aunque su nivel de recuperación es medio.
  • El estado más alejado de su crecimiento esperado es Baja California Sur, en el cual se observó un nivel de actividad económica 20 puntos porcentuales por debajo de lo que se observaría sin Covid.
  • El estado menos afectado económicamente por el covid hasta el tercer trimestre de 2020 es Sonora, que ha mantenido una tendencia de crecimiento que no se diferencia del escenario sin covid.

Resultados del Índice de Recuperación Económica Estatal (IREE) al tercer trimestre de 2020

Fuente: IMCO. Enero 2021.

¿Porqué los estados insisten en fortalecer sectores que ya son competitivos?

Uno de los principales retos que tenemos como país es determinar y apoyar los sectores o nichos de actividad económica que nos permitan consolidar una serie de fortalezas económicas locales. Tradicionalmente, los estados han apoyado a sectores que consideran estratégicos, pero uno de los errores de este enfoque es que muchas veces se apoya a sectores que ya llevan una marcha tan buena que no requieren de más intervención estatal para ser competitivos.

En el caso de Guanajuato, que hemos mencionado anteriormente, los gobiernos estatales sexenio tras sexenio han insistido en fortalecer las cadenas de valor atadas a las manufacturas de exportación. Pero para un sector como éste, es más importante la política económica que se determina en Washington que lo que se determine en el estado, pues el sector obedece a una serie de factores internacionales que le permiten mantener su competitividad a nivel internacional.

Hemos desperdiciado tantos años insistiendo en fortalecer sectores ya establecidos, que no nos damos cuenta del enorme potencial que tienen algunos sectores como el turismo, la biotecnología, la industria del conocimiento, el comercio, entre otros.

Y así como la historia de Guanajuato, hay muchas otras entidades que se han olvidado de apoyar el surgimiento de otros sectores que, a pesar de que no pesan mucho en el valor total del PIB estatal, sí emplean a muchas personas y podrían ser lo que incline la balanza hacia una recuperación más sólida. Como se menciona en el propio reporte del IMCO: los estados deben encontrar ventajas comparativas y convertirlas en competitivas. 

A mayor porcentaje de concentración del PIB en sus 5 sectores más importantes, menor es la recuperación

Fuente: IMCO. Enero 2021.

Últimos comentarios

Será muy interesante ver hacia delante qué datos nos arroja el Índice de Recuperación Económica Estatal (IREE) del IMCO, una vez que se validen los datos de la actividad económica del cuarto trimestre de 2020, los cuales hasta ahora son preliminares.

Pero independientemente de la evolución de la recuperación económica en los estados, es importante entender que éstos tienen la obligación de consolidar por ellos mismos el repunte de la actividad económica. Es en este sentido que el IMCO da algunas recomendaciones para que se consideren por parte de los estados, entre las que destacan:

  1. Diversificar la economía hacia sectores de mayor crecimiento. Los sectores más orientados al exterior, que agregan valor a lo que producen mediante el conocimiento, ayudan a sobrellevar mejor las crisis.
  2. Revisar y redefinir la estructura económica de los estados. Usar herramientas de subsidio para reorientar los cambios de actividades económicas en los estados. 
  3. Adoptar una visión de futuro en los sectores con potencial. 
  4. En línea con el Índice de Competitividad Estatal 2020 del IMCO, es importante lo siguiente: recuperar sus responsabilidades fiscales, tomar el control de la seguridad pública, innovar en el sector salud (al aumentar la cobertura y la calidad con menores costos); incrementar la oferta educativa pública y privada; estimular la libre competencia; y eliminar las prácticas de extorsión.
  5. Entender mejor cómo las economías y los sectores globales influyen en el crecimiento de los estados, mediante el acercamiento directo de los gobernadores a esos países.
  6. Usar los mercados de capital globales como una verdadera palanca para el crecimiento, aprovechando los datos de sectores que crecen en la BMV y BIVA y anclando esos sectores económicos a sus estrategias locales.

Categorías de recuperación en los estados al Tercer Trimestre de 2020 de acuerdo con el IREE del IMCO

Fuente: IMCO. Enero 2021

Referencias

https://imco.org.mx/como-se-han-recuperado-los-estados-tras-la-pandemia/

file:///C:/Users/Cristhian/Downloads/20200120_Mapeando-la-Recuperacion-Economica_Resumen-Metodologico.pdf

 

 

 

Comentarios


object(WP_Query)#17988 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(61091) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-04-2022" ["before"]=> string(10) "27-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(61091) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-04-2022" ["before"]=> string(10) "27-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17986 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17945 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17991 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "29-04-2022" ["before"]=> string(10) "27-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-04-29 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-05-27 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (61091) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17982 (24) { ["ID"]=> int(78500) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-02 09:36:13" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-02 14:36:13" ["post_content"]=> string(6854) "En otras épocas pasamos por un plan de choque; la situación era insostenible y Miguel de la Madrid leyó con oportunidad el mensaje interno en la espiral de precios y el externo en una posición de impotencia ante el desastre que castigaba desde la deuda hasta el crédito y una soberanía sustentada en una aparente impericia para detener lo inevitable: el colapso. No se dio, nunca se mencionó el choque frontal de variables de la gran economía, nunca se llamó lo que era, el choque, la detención de variables sin control; se acudió a un eufemismo cifrado en la razón, un pacto, un documento que trascendía un texto, un acuerdo que de inmediato suspendía prebendas, suspendía prerrogativas, suspendía diferencias, que las había.  El pacto acudió al nacionalismo que de cuando en cuando se evoca pero se evoca cuando existe liderazgo y lo había de sobra. Llegaron a la mesa todos los sectores que tenían la representatividad y la voz de una sociedad pasmada pero no dispersa, habría que notar y hacer diferencias de la percepción de nación de esos días y los actuales. No era otra nación, era la misma que en los días aciagos entregaba su representación al llamado a la cordura y la razón. Hoy no existe. Hoy lo que menos existe es la cordura y la razón. Hoy el llamado se pierde en ese laberinto de la descalificación y el ataque frontal a las formas, no las de una nación, esas son inamovibles, las que enarbolan la inacción y las de la intemperancia. El presidente es omiso en su compromiso de gobierno; el discurso es en el caso del presidente en turno, un simple eco de su propia voz para reverberar en su propio entorno y por ende clama pero no ilustra. El espectro que crea, preferencias que provoca su discurso, que no llamado, porque el llamado es de un líder pone pero no resuelve, lanza iniciativas vacías para recibir la redención del rechazo que espera con ansia para revertir los conceptos de un llamado que nunca fue ni será. Entonces se instala el discurso una y otra vez, para reforzar preceptos que jamás constituirán política pública, pero permiten aplazar compromisos día tras día en esa infame compra de tiempo que hace el populismo como fórmula de aplazamiento de la vida pública que pregona transformada.  Vino una pandemia, vino un anillo a un dedo acusativo de prerrogativas y privilegios inexistentes, ignorando y apuntando a bases falsas de sustento acumulativo y facultativo, de bases que alguna vez imploraban dominio en esa imaginaria que crea imágenes distorsionadas de dos Méxicos que no existieron hasta que llegó la división y el encono, cimbrado desde un simple micrófono y sin mayor mérito que urnas repletas de hartazgo. Así ha sido este tránsito confrontador y perverso. Esta transición se sintió exenta de culpa; el mundo lo era, el contagio lo era y los fracasos en toda materia económica eran esperados. Se transitaba al paso siguiente: la descomposición inevitable, el anillo al dedo flamígero y pútrido.  En ese contexto, se transitó en la opacidad y en el resguardo de la inacción permitida por una pandemia global. Fue ese tránsito el permiso para desbaratar instituciones y el conducto para desvirtuar el cauce natural de lo privado, no en el sentido de captura, en el verdadero sentido de propiedad y legítimo reclamo de la conducción de la inversión y el capital. Pero la transición pensó que era la oportunidad para demostrar que la retención de lo nuestro vendría en el disfraz de la impotencia exterior para desechar todo lo imaginable en materia de posesión y acumulación. Entonces vino la oportunidad de demostrar que el mundo estaba hecho de extensiones y no de nacionalismos y el nuestro era lo segundo, motivo por el cual no redituaba salvar la causa de empresas cuando el Estado enfrentaba un dilema de salud pública.  Y llegó el abandono anunciado desde la inauguración de esta transición: los negocios públicos por encima de los privados, declaraba un presidente fortalecido en el hartazgo generacional. Los primeros, después de casi cuatro años no existen y los que existían son un fracaso; los segundos pagaron el precio de la interpretación del momento para dejarlos en total abandono. Cuando un gobierno voltea a otro lado, la asistencia a la producción inevitablemente colapsa. Sucede de muchas maneras, pero la más elemental es alejar las condiciones de crédito y asistencia a las bases del sustento más elemental de las cadenas productivas: el abasto.  El resultado del abandono reúne menos de una línea escrita: un millón de empresas quebraron. Entonces, vienen las condiciones de un nuevo orden, sin pandemia. El mundo se preparó para ello, México no. Y ahora, con una inflación que provocó uno de tantos descuidos de política pública, iniciando por un abandono de programas productivos en el sector agropecuario, entre tantos otros, se infla la canasta básica como nunca había sucedido en dos décadas. Una parte se importa y la más grave es doméstica. Como en toda circunstancia crítica, este gobierno no sabe qué hacer.  Entonces surge la voz del populismo trasnochado para evocar fórmulas de hace más de cuatro décadas. No un plan de choque porque las variables de la economía no se encuentran desbocadas. Se quiere aislar el panorama para enfrentar una treintena de productos que laceran la economía familiar y en ese esfuerzo detener o controlar sus precios. No por ser perecederos pueden ser demeritados por no estar sujetos a producción industrial, pero se olvidan los componentes de costos y valores agregados que van desde la recolección, mano de obra, empaque, traslado, logística de frescura y tantos considerandos.  Ignorar los pasos esenciales de la cadena productiva es equivalente al mismo vicio de voltear a otro lado, como sucedió en la pandemia. Este gobierno no entiende que el problema no son los precios, el problema radica en el descuido de la oferta y el descuido de la oferta es el mismo abandono que tanto comentamos, el de la producción. Si se desincentiva la demanda el remedio es temporal y eso ya lo hace el Banco de México al elevar la tasa de referencia, pero la fórmula es ampliar la capacidad productiva. Para ello, tendrían que reducirse o cancelarse programas clientelares y obras improductivas. Esta transición no lo va a hacer, de modo que seguiremos en la confrontación con productores y prácticas retrógradas en las que cree esta transición en turno. " ["post_title"]=> string(42) "Fijar precios, contra la cadena productiva" ["post_excerpt"]=> string(143) "Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(41) "fijar-precios-contra-la-cadena-productiva" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-02 09:36:13" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-02 14:36:13" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78500" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17886 (24) { ["ID"]=> int(79010) ["post_author"]=> string(2) "79" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-17 12:43:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-17 17:43:04" ["post_content"]=> string(11303) "Entre los instrumentos de información estadística y económica con los que contamos en el país, uno de los más importantes y que los analistas esperamos con más expectativa es el de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF 2021), elaborada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). Esta encuesta tiene como objetivo generar información estadística e indicadores oficiales a nivel nacional, regional y por tamaño de localidad que les permita a las autoridades financieras hacer diagnósticos, diseñar políticas públicas y establecer metas en materia de inclusión y educación financiera.  En este cuarto levantamiento de la ENIF 2021, se incorporaron cambios y  actualizaciones necesarias para atender los nuevos requerimientos de información y consideraciones de la Política Nacional de Inclusión Financiera (PNIF), y se exploraron otros fenómenos como las afectaciones económicas ocasionadas por la emergencia sanitaria causada por el Covid-19 o el incremento de la relevancia de las llamadas fintech. El bienestar financiero, los canales de contratación de los productos financieros, entre otros, son aspectos nuevos de esta versión de la ENIF. El mundo académico también está muy pendiente de esta nueva versión de la ENIF, pues permite a los estudiosos sobre el tema, generar una comprensión más amplia de muchos fenómenos que se entrecruzan con la inclusión financiera, como la bancarización, la disposición a emprender, el éxito promedio de las empresas nuevas, los factores sociales y de marginación que se asocian con una baja inclusión, por mencionar algunos ejemplos. Esta versión de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF), trae muchos datos que a mi manera parecer, son buenas noticias en cuanto a la dirección en la que vamos avanzando en relación con la inclusión financiera. Para empezar, cabe decir que en 2021, 56.7 millones de personas de 18 a 70 años en México tenían algún tipo de producto financiero formal (cuenta de ahorro, crédito, seguro o Afore), lo que marca un avance con respecto a 2018 de 5%, año en el que la cifra era de 54.0 millones de personas. Un segundo dato muy relevante es que el 49.1% de la población de 18 a 70 años (41.1 millones de personas) en México tenía una cuenta en un banco o institución financiera, aumentando con respecto a 2018 un 4.2%. En aquel año, la proporción era de 47.1%. Población de 18 a 70 años que tiene al menos un producto financiero (Porcentaje) [caption id="attachment_79012" align="alignnone" width="700"]Fuente: INEGI y CNBV. Fuente: INEGI y CNBV.[/caption] Hay que reconocer que los rezagos de género salen a relucir en lo que se refiere a la inclusión financiera, sin que hayamos avanzado mucho como país para aminorar esa brecha entre hombres y mujeres. La ENIF revela que el 42.6% de las mujeres de 18 a 70 años tenían una cuenta de ahorro formal, mientras que esa proporción en el caso de los hombres es de 56.4%, mostrando una brecha enorme entre hombres y mujeres de nada menos que 13.8 puntos porcentuales. Pero un aspecto en el que la brecha de género no aumentó, sino por el contrario, disminuyó, es en lo relativo al crédito. En comparación con la ENIF 2018, el crédito para las mujeres reportó un crecimiento de 2.5 puntos porcentuales y para los hombres medio punto porcentual. La brecha a favor de los hombres disminuyó de 4.1 a solo 2.1 puntos porcentuales. Es interesante que en el crédito no se vea una brecha tan amplia entre hombres y mujeres; 31.7% de las mujeres y 33.8% de los hombres de 18 a 70 años dijeron tener algún crédito formal. Al hablar de crédito, se incluye la tenencia de tarjeta de crédito departamental (o autoservicio), bancaria, crédito de nómina, personal, automotriz, de vivienda, comunitario, grupal o solidario, y para 2021, se considera también el crédito contratado por internet o aplicación de celular. Población de 18 a 70 años con tenencia de al menos un crédito formal (Porcentaje) El seguro se contrajo tanto en hombres como mujeres En comparación con 2018, la tenencia de seguro disminuyó 4.4 puntos porcentuales. El seguro incluye la tenencia de seguro de vida, gastos médicos, de auto, contra accidentes, de casa, de educación, plan privado de retiro y otros. Los datos de la ENIF 2021 revelan que 17.6 millones de personas de 18 a 70 años tenían al menos un seguro, pero en 2018 eran 20.1 millones de personas, siendo el 25.4% de la población en esa edad.  El que 2.5 millones de personas dejaran de tener al menos un seguro, nos habla de la vulnerabilidad económica que dejó la pandemia, paradójicamente cuando más se necesita un seguro.  De la población de 18 a 70 años, 16.4% de las mujeres y 26.1% de los hombres declararon tener algún seguro, lo que implica una brecha de 9.7 puntos porcentuales.    Población de 18 a 70 años que cuenta con al menos un tipo de seguro (Porcentaje) ¿Qué revela la ENIF 2021 en infraestructura financiera? En 2021, 70.8% de la población de 18 a 70 años utilizó algún canal financiero:
  • 52.1% cajero automático
  • 43.9% corresponsal financiero (establecimientos comerciales)
  • 41.5% alguna sucursal bancaria. 
En comparación con 2018, incrementó el uso de cajeros automáticos (7.2 puntos porcentuales) y corresponsales (4.1), mientras que disminuyó el uso de sucursales (1.6 puntos porcentuales). Estos resultados son muy buenas noticias por varias razones:
  1. El que haya más personas utilizando los cajeros automáticos que en 2018, nos habla no solo de más personas acudiendo a realizar retiros, sino un mayor aprovechamiento de esa red, que también sirve para realizar operaciones como pagos, transferencias, entre otros.
  2. El papel de los establecimientos comerciales en la bancarización queda de manifiesto por el crecimiento en el uso de esos canales. Independientemente de si puede o no ser un medio un tanto caro, lo que no debemos perder de vista la practicidad y cercanía con las personas, por lo que son un actor notorio y relevante en la escena financiera del país.
  3. Que cada vez menos personas acudan a la sucursal, nos muestra que los bancos sí han adaptado toda clase de procesos y recursos, tanto humanos como tecnológicos, logrando que como usuarios dependamos cada vez menos de estar en una sucursal para realizar nuestras operaciones cotidianas. Aquí la pregunta que conviene hacerse cada uno de nosotros para comprobar esta hipótesis es: ¿Hace cuánto que no me paro en una sucursal de mi banco?
Últimos comentarios La ENIF 2021 es una muestra clara de cómo un instrumento estadístico para la toma de decisiones debe no solo producirse sino ir mejorando con el paso del tiempo. Esto se puede confirmar con los cambios que han sido incorporados en la ENIF para no dejar pasar el papel tan relevante que han venido jugando rápidamente en el sistema financiero las empresas llamadas fintech. En la actualidad, uno como usuario del sistema financiero mexicano puede tener una cuenta de banco completamente en línea, obtener un préstamo personal sin contar con historial de crédito, o hasta obtener un crédito hipotecario sin pisar una sucursal para tener una entrevista cara a cara con un ejecutivo. Dicho sea de paso, esta bancarización en el nicho que tiene su boom actualmente en México, el de Fintech, ha migrado también a otros sectores como el de la venta de autos, donde uno puede comprar o vender un auto por internet de una manera muy segura y formal. Finalmente, no me gustaría dejar pasar que la ENIF también nos ayuda mucho a conocernos mejor en cómo es nuestro comportamiento como clientes del sistema financiero.  De acuerdo con la ENIF 2021, 66.6% de la población de 18 a 70 años lleva un registro de sus gastos o los de su hogar. El 51.4% separa el dinero para pagos o deudas del gasto diario, 41.5% lleva un registro de los recibos o deudas y 23.5% hace anotaciones de los gastos.  Por otro lado, aquí no hay tal distinción entre mujeres y hombres, ambos son más o menos igual de preocupados por el registro de los gastos. El 65.8% de las mujeres y 67.5% de los hombres de 18 a 70 años llevan un registro de sus gastos o los de su hogar.  Hay buenas noticias: la inclusión financiera avanza.   Twitter: @romero_hicks  Facebook: José Luis Romero Hicks   Referencias https://www.inegi.org.mx/app/saladeprensa/noticia.html?id=7339   " ["post_title"]=> string(52) "Registra avances la Inclusión Financiera en México" ["post_excerpt"]=> string(123) "José Luis Romero Hicks nos comparte las buenas noticias respecto al avance de la inclusión financiera en nuestro país. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(50) "registra-avances-la-inclusion-financiera-en-mexico" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-17 12:43:04" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-17 17:43:04" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79010" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17982 (24) { ["ID"]=> int(78500) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-02 09:36:13" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-02 14:36:13" ["post_content"]=> string(6854) "En otras épocas pasamos por un plan de choque; la situación era insostenible y Miguel de la Madrid leyó con oportunidad el mensaje interno en la espiral de precios y el externo en una posición de impotencia ante el desastre que castigaba desde la deuda hasta el crédito y una soberanía sustentada en una aparente impericia para detener lo inevitable: el colapso. No se dio, nunca se mencionó el choque frontal de variables de la gran economía, nunca se llamó lo que era, el choque, la detención de variables sin control; se acudió a un eufemismo cifrado en la razón, un pacto, un documento que trascendía un texto, un acuerdo que de inmediato suspendía prebendas, suspendía prerrogativas, suspendía diferencias, que las había.  El pacto acudió al nacionalismo que de cuando en cuando se evoca pero se evoca cuando existe liderazgo y lo había de sobra. Llegaron a la mesa todos los sectores que tenían la representatividad y la voz de una sociedad pasmada pero no dispersa, habría que notar y hacer diferencias de la percepción de nación de esos días y los actuales. No era otra nación, era la misma que en los días aciagos entregaba su representación al llamado a la cordura y la razón. Hoy no existe. Hoy lo que menos existe es la cordura y la razón. Hoy el llamado se pierde en ese laberinto de la descalificación y el ataque frontal a las formas, no las de una nación, esas son inamovibles, las que enarbolan la inacción y las de la intemperancia. El presidente es omiso en su compromiso de gobierno; el discurso es en el caso del presidente en turno, un simple eco de su propia voz para reverberar en su propio entorno y por ende clama pero no ilustra. El espectro que crea, preferencias que provoca su discurso, que no llamado, porque el llamado es de un líder pone pero no resuelve, lanza iniciativas vacías para recibir la redención del rechazo que espera con ansia para revertir los conceptos de un llamado que nunca fue ni será. Entonces se instala el discurso una y otra vez, para reforzar preceptos que jamás constituirán política pública, pero permiten aplazar compromisos día tras día en esa infame compra de tiempo que hace el populismo como fórmula de aplazamiento de la vida pública que pregona transformada.  Vino una pandemia, vino un anillo a un dedo acusativo de prerrogativas y privilegios inexistentes, ignorando y apuntando a bases falsas de sustento acumulativo y facultativo, de bases que alguna vez imploraban dominio en esa imaginaria que crea imágenes distorsionadas de dos Méxicos que no existieron hasta que llegó la división y el encono, cimbrado desde un simple micrófono y sin mayor mérito que urnas repletas de hartazgo. Así ha sido este tránsito confrontador y perverso. Esta transición se sintió exenta de culpa; el mundo lo era, el contagio lo era y los fracasos en toda materia económica eran esperados. Se transitaba al paso siguiente: la descomposición inevitable, el anillo al dedo flamígero y pútrido.  En ese contexto, se transitó en la opacidad y en el resguardo de la inacción permitida por una pandemia global. Fue ese tránsito el permiso para desbaratar instituciones y el conducto para desvirtuar el cauce natural de lo privado, no en el sentido de captura, en el verdadero sentido de propiedad y legítimo reclamo de la conducción de la inversión y el capital. Pero la transición pensó que era la oportunidad para demostrar que la retención de lo nuestro vendría en el disfraz de la impotencia exterior para desechar todo lo imaginable en materia de posesión y acumulación. Entonces vino la oportunidad de demostrar que el mundo estaba hecho de extensiones y no de nacionalismos y el nuestro era lo segundo, motivo por el cual no redituaba salvar la causa de empresas cuando el Estado enfrentaba un dilema de salud pública.  Y llegó el abandono anunciado desde la inauguración de esta transición: los negocios públicos por encima de los privados, declaraba un presidente fortalecido en el hartazgo generacional. Los primeros, después de casi cuatro años no existen y los que existían son un fracaso; los segundos pagaron el precio de la interpretación del momento para dejarlos en total abandono. Cuando un gobierno voltea a otro lado, la asistencia a la producción inevitablemente colapsa. Sucede de muchas maneras, pero la más elemental es alejar las condiciones de crédito y asistencia a las bases del sustento más elemental de las cadenas productivas: el abasto.  El resultado del abandono reúne menos de una línea escrita: un millón de empresas quebraron. Entonces, vienen las condiciones de un nuevo orden, sin pandemia. El mundo se preparó para ello, México no. Y ahora, con una inflación que provocó uno de tantos descuidos de política pública, iniciando por un abandono de programas productivos en el sector agropecuario, entre tantos otros, se infla la canasta básica como nunca había sucedido en dos décadas. Una parte se importa y la más grave es doméstica. Como en toda circunstancia crítica, este gobierno no sabe qué hacer.  Entonces surge la voz del populismo trasnochado para evocar fórmulas de hace más de cuatro décadas. No un plan de choque porque las variables de la economía no se encuentran desbocadas. Se quiere aislar el panorama para enfrentar una treintena de productos que laceran la economía familiar y en ese esfuerzo detener o controlar sus precios. No por ser perecederos pueden ser demeritados por no estar sujetos a producción industrial, pero se olvidan los componentes de costos y valores agregados que van desde la recolección, mano de obra, empaque, traslado, logística de frescura y tantos considerandos.  Ignorar los pasos esenciales de la cadena productiva es equivalente al mismo vicio de voltear a otro lado, como sucedió en la pandemia. Este gobierno no entiende que el problema no son los precios, el problema radica en el descuido de la oferta y el descuido de la oferta es el mismo abandono que tanto comentamos, el de la producción. Si se desincentiva la demanda el remedio es temporal y eso ya lo hace el Banco de México al elevar la tasa de referencia, pero la fórmula es ampliar la capacidad productiva. Para ello, tendrían que reducirse o cancelarse programas clientelares y obras improductivas. Esta transición no lo va a hacer, de modo que seguiremos en la confrontación con productores y prácticas retrógradas en las que cree esta transición en turno. " ["post_title"]=> string(42) "Fijar precios, contra la cadena productiva" ["post_excerpt"]=> string(143) "Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(41) "fijar-precios-contra-la-cadena-productiva" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-02 09:36:13" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-02 14:36:13" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78500" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(23) ["max_num_pages"]=> float(12) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "2633365c6ade9fdb4b9b1aa48fe9e7bd" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Fijar precios, contra la cadena productiva

Fijar precios, contra la cadena productiva

Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del actual régimen en la economía mexicana.

mayo 2, 2022

Registra avances la Inclusión Financiera en México

José Luis Romero Hicks nos comparte las buenas noticias respecto al avance de la inclusión financiera en nuestro país.

mayo 17, 2022




Más de categoría

LOS PETRODÓLARES, UNA MONEDA

A lo largo de la historia se ha observado una correlación entre precio del barril de petróleo e índice...

mayo 26, 2022

La lamentable pérdida de Eugenio López Rodea, fundador del grupo Jumex

El pasado 20 de mayo de 2022, falleció el empresario Eugenio López Rodea, fundador de Jumex, a la edad...

mayo 25, 2022

¿Es la educación la clave de la movilidad social? 

Bajo la promesa de que la educación es la clave para la movilidad social, muchos estudiantes estadounidenses se endeudan...

mayo 24, 2022
Los datos de empleo y el indicador adelantado de la actividad económica dan signos alentadores para el segundo trimestre del año

Los datos de empleo y el indicador adelantado de la actividad económica dan signos alentadores para el segundo trimestre del año

Ayer el INEGI nos reveló buenas noticias en el panorama económico. Recién acababa de publicar que el Indicador Adelantado...

mayo 24, 2022