La confianza es la nueva moneda de la economía

Los que me han leído en este espacio los últimos años saben que estas pequeñas colaboraciones son reflexiones sobre economía. Los que me han leído en este espacio los últimos años saben que estas pequeñas colaboraciones son...

19 de septiembre, 2018 economia-colaborativa

Los que me han leído en este espacio los últimos años saben que estas pequeñas colaboraciones son reflexiones sobre economía.

Los que me han leído en este espacio los últimos años saben que estas pequeñas colaboraciones son reflexiones sobre economía. Hablo de la economía de los simples mortales. La economía que vivimos tú y yo todos los días en las calles de este hermoso país. Lo importante es que son mis propias reflexiones apoyadas algunas veces con datos otras veces, mis ideas guajiras.

Amo compartirlas porque me sirven para abrir mi panorama y me encantaría crecer junto con los atrevidos que se toman el tiempo de leerlas. Ojalá me puedan criticar, puedan opinar y debatir conmigo estas ideas. Nos podemos ver por twitter en @MarijoCodesal.

He estado reflexionando mucho sobre la confianza. De ahí el título de esta colaboración.  Y por lo que veo, escucho y siento en el ambiente, es que urge crecer en la misma. Hemos dejado de confiar en las instituciones, pero nos urge confiar unos en otros. Por eso la economía colaborativa cada vez crece más y, a través de ella podemos descubrir otras personas que comparten nuestros gustos, intereses y demás.

¿Qué es la economía colaborativa?

Vamos por partes. Es importante entender este concepto.




El término, economía colaborativa (sharing economy) es bastante nuevo. Surge cuando la tecnología y las redes sociales permiten una relación entre personas desconocidas que pueden compartir (prestado o rentado) un bien para beneficio de ambos.

Como un taladro, que para hacer un solo hoyo en la pared y colgar un cuadro, conviene más rentarlo o pedirlo prestado que comprarlo y no volverlo a utilizar más.

Esta idea proporcionaba un beneficio inmediato al resolver un problema con el ahorro de la compra. Como cuando tenemos parientes que vienen a visitarnos y, en lugar de pagar hotel, caen a tu sillón.

Estas situaciones abrieron interrogantes…¿Si puede caer mi primo a la casa, podría caer un extraño y cobrarle por eso?

El mejor aprovechamiento de los recursos apareció como ganancia secundaria. Si tengo mi coche y hago la misma ruta todas las mañanas… ¿no podría hacer “ronda” con extraños y cobrar por ello?

Y como por generación espontánea comenzaron a aparecer modelos de negocios como Uber, Airbnb, Blablacar, Spotify y muchos otros que ofrecen el ahorro y beneficio implícito además del mejor uso de los recursos para ambas partes.

En estos modelos alguien posee algún recurso y otras personas podemos hacer uso de ellos en determinadas circunstancias. La economía colaborativa permite un consumo más razonable de todos los recursos también porque nuestro consumismo irresponsable ya no es sostenible por mucho tiempo más. Al ser un sistema económicamente social (aunque sea pleonasmo), sucede que los recursos subutilizados pueden tener un máximo de aprovechamiento en formas y escalas que nunca se habían visto.

Con una base netamente tecnológica, la economía colaborativa adquiere forma y permite la comunicación entre desconocidos a través de páginas web y apps.

La idea es que iniciar procesos de economía colaborativa, en muchas comunidades, incluidas las rurales, podría beneficiarte personalmente. Te permitiría ahorrar y obtener beneficios de los recursos con los que actualmente cuentas. Podrías convertirte en microempresario. Tener algún ingreso adicional con el cual salir de deudas, ahorrar o invertir.

Pero el truco de este nuevo modelo económico es la confianza. Cuando buscas rentar un Airbnb en alguna playa, los comentarios de los que previamente se han hospedados son lo que finalmente te harán decidir si lo tomas o lo dejas.  El consumo colaborativo ha permitido crear relaciones de confianza entre extraños con beneficio para ambas partes.

Es por eso que con tan mala reputación últimamente Uber está tronando. Porque ya no hay confianza. Un tip para mujeres –Descarga Laudrive, un servicio de taxi operado y usado solo por mujeres-.

La confianza se vuelve el único y más imprescindible ingrediente para que estos modelos funcionen. El truco está en construir confianza entre dos personas que no se conocen. ¿Cómo? Pues de la forma que se te ocurra, no hay límite para la creatividad. Son oportunidades de negocios. Lo que ya hemos visto es que los comentarios y la reputación de los servicios es fundamental. Sin ello no hay confianza y, por tanto, no hay ganancia.

El corazón de la economía colaborativa está en las personas, por eso decía que hemos dejado de confiar en las instituciones, pero nos urge confiar unos en los otros, tanto que estamos inventando maneras de hacerlo. Estamos más conscientes ahora que queremos dejar atrás modelos de negocios jerárquicos, anquilosados y rígidos para crear nuevos modelos en los qué tiremos la pirinola y diga: todos ganan.

Por eso, en todas partes del mundo hay brotes de economías colaborativas en todas las escalas. Y estos modelos pueden replicarse en muchos lugares del mundo a la vez gracias a la tecnología.

Yo tengo mis historias personales, súper enriquecedoras. ¿Y si creas las tuyas?

Para los que son devora libros (o devora información como yo), hay un plática en TED en la que Rachel Botsman describe, de manera increíble esto que en breves líneas les platico.  Está en inglés, pero pueden poner subtítulos en español.

Economía colaborativa en México.

México ha replicado muchos modelos como Airbnb y Uber. Otros espacios de economía colaborativa son los Crowdfunding y los espacios de P2P Lending.

Uno ejemplo interesante es Kubo Financiero. Ellos fomentan el desarrollo de proyectos mexicanos fondeados por mexicanos. Los que quieren invertir son prestamistas de los que necesitan dinero para desarrollar sus proyectos y alcanzar sus metas. Puedes ahorrar e invertir ayudando a tus compatriotas. Hay historias de lo más emocionantes. Te invito a que los conozcas.

¿Has pensado en alguna idea que quisieras desarrollar aprovechando los modelos de la economía colaborativa? Recuerda que podemos continuar esta conversación por las redes sociales.

No dudes en consultarme tus dudas, en enviarme preguntas a mi correo o a través de Twitter en @MarijoCodesal. Estoy siempre dispuesta a platicar y acompañarte en la toma de decisiones y acciones para mejorar la relación con tu dinero y hacerlo crecer.

Si te interesa prepararte más escríbeme un correo y trabajemos juntos.

Y no te pierdas de aprender un poquito más cada 15 días en Ruiz Healy Times.

¡A saber más! Que nadie se beneficia de esto más que tú.

Comentarios
object(WP_Query)#18089 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(22490) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "18-04-2021" ["before"]=> string(10) "16-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(22490) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "18-04-2021" ["before"]=> string(10) "16-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18206 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18097 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18199 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "18-04-2021" ["before"]=> string(10) "16-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-04-18 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-05-16 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (22490) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18126 (24) { ["ID"]=> int(64533) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-26 08:33:02" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-26 13:33:02" ["post_content"]=> string(6988) "Esta transición ha acabado con todas las reservas que existían en tan solo dos años. Extinguió fideicomisos, el fondo de contingencias, el de desastres naturales, entre innumerables rubros que alguna vez brindaron protección a mujeres, a comunidades rurales, a pequeños con enfermedades terminales, al campo y por encima de todo este dispendio sin límite, la salud pública. Ha predominado la obstinación y el capricho. Se ha desechado la razón, el entendimiento y la voz de especialistas. Se ha hecho a un lado la ruta de las naciones ganadoras para arropar tendencias absolutistas y perdedoras en naciones sin futuro, como Bolivia y Venezuela. Se ha instalado un franco desafío al capital, a la empresa y a la creatividad y al talento emprendedor. Las razones pueden ser de simple desafío de las formas, pueden obedecer a una revancha histórica, a un rencor anquilosado en una concepción de rechazo de una sociedad progresista, a una visión cimentada en un pasado alguna vez redentor. Las conjeturas que pudieren resultar de un análisis profundo en campos del comportamiento no alteran los resultados y estos son altamente nocivos a la economía de la nación. Los números han demostrado el desvío de cantidades importantes a proyectos de los que hoy todavía, a dos años de gestión, se duda de su conclusión y puesta en marcha. La aberración de emprenderlos y la obstinación en sostener su construcción han puesto la cuenta pública en un riesgo sin precedente en la historia moderna del país. Nacieron sin la base que sustenta un proyecto en cuanto a estimación del costo del capital, retorno de la inversión y cálculo de permanencia para reflejar su solvencia. De los tres grandes proyectos no existen estudios confiables ni en monto definido de inversión ni en estudios de especialistas.  Los proyectos de gran envergadura de cualquier gobierno requieren del amparo de su operación; probado en la historia nuestra y de otras naciones ha sido el resultado negativo de empresas creadas desde la concepción de un gobierno para crearlas y operarlas. La razón es muy simple: la capitalización nunca debe descansar en el gasto corriente. Todo concepto de gasto tiene una vida finita. El destino de cualquier inversión tiene una vida útil y rentable. Estos dos conceptos reúnen riesgo y solamente un agente económico está capacitado para asumirlos. Los gobiernos no tienen negocios, en franco rechazo al concepto vertido por el presidente. No existen los negocios públicos por simple ética gubernamental. Los gobiernos jamás deben emprender un riesgo por cuenta de sus ciudadanos. La función de un gobierno es recaudar renta derivada de agentes productivos y regresar ese ingreso en servicios a la nación. El gobierno es un simple mediador en la función de distribución de recursos. La asunción de riesgo es una desviación clara y absurda en la concepción de gobierno como lo ha hecho esta transición en turno por espacio de dos años y meses. Esta transición que pretende transformar la vida pública del país ha optado por un centralismo perverso y una dispersión, término del presidente, para decidir sobre la dispensa de riqueza de la nación y hacer de la actividad económica una función estática y retardataria. El desafío a las formas del progreso ha cobrado en crecimiento y en retroceso cualitativo en la visión de la inversión. La calificación de las políticas públicas de esta transición ha mermado la confianza del capital interno al no permitir reposición de planta y equipo y del exterior en donde ha imperado la cautela que previene de capital fresco y recurre a simple reinversión de utilidades. El resultado de esta concepción de gobierno ha provocado un franco retroceso en la actividad económica en su conjunto. La fuga de capitales se ha convertido en una constante en el último año. La visión equivocada de esta transición ha reunido en lo inmediato, un desequilibrio en la demanda al haber frenado el impulso del abasto en las cadenas de producción y haber permitido la quiebra de un millón de empresas. Este abandono naturalmente altera la oferta de esos agentes retirados de la producción y cobertura de productos y servicios. Esto, a su vez, recibió una alteración más, el gobierno en su afán clientelar, distribuyó recursos sin padrón y provocó una liquidez temporal, que aunada a la liquidez de remesas del exterior han empujado una demanda inusual en la que se ha instalado una tasa de inflación no prevista.  La primera quincena de abril ya reflejó este fenómeno atemporal y arrojó una tasa del 6% para el año en su totalidad. El desequilibrio provocado desde el gobierno, por inacción y acción a la vez, pone en desventaja a la población en la demanda de bienes elásticos y sobre todo en los componentes de la canasta básica. El efecto demoledor de política económica implementado desde el inicio de esta transición, hoy cobra en todos los sentidos, iniciando por la detención de variables dinámicas en la inversión, en la consecución de cadenas de producción y ahora en la tasa inflacionaria. Si sumamos la demolición del ahorro, cifrado en las reservas agotadas, pretextando otro ahorro, el republicano que jamás existió, tenemos un escenario de catástrofe en las finanzas públicas de la nación.  Y ahora, la gran contradicción: este gobierno gusta de gastar, gasta mucho y gasta mal. Quiere recaudar pero rechaza la inversión privada; de ella deriva la renta de la que vive el Estado. Recurre entonces a la deuda; la deuda se utiliza para reforzar compromisos de corto plazo de la petrolera; la empresa ha perdido más de una vez su patrimonio, de manera que el endeudamiento se convierte en una trampa de plazos y vencimientos. La deuda no crea infraestructura, por tanto no aporta al crecimiento. No se interrumpen los programas clientelares pero acortan su rentabilidad y credibilidad. El gobierno pierde terreno y pierde recursos, pierde movilidad financiera y pierde control. El otro esquema es fiscal, pero se gravan las utilidades y se encuentran frenadas por la inversión que frena la transición.  Un dispendio mal orientado de inicio ha provocado una situación con escaso margen de recuperación en lo político y en lo económico. Se privilegió lo primero y se acotó lo segundo. Las dos fases están cercadas; los eufemismos cubrieron su etapa de inicio, como en todo clamor populista, dieron cuenta de arcas de una nación que preveía la contingencia. Esta llegó y los recursos ya no existen. No hay recursos. " ["post_title"]=> string(15) "No hay recursos" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(15) "no-hay-recursos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-26 08:33:02" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-26 13:33:02" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64533" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18078 (24) { ["ID"]=> int(64644) ["post_author"]=> string(2) "26" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-28 12:25:18" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-28 17:25:18" ["post_content"]=> string(3861) "Varios de los multimillonarios en el mundo no asistieron a ninguna universidad o la abandonaron antes de obtener un título. Entre estos últimos se encuentran Bill Gates y Mark Zuckerberg, ambos abandonaron Harvard y son dos de las personas más ricas del mundo. Sin embargo, otros acudieron a la universidad y obtuvieron un título universitario. De acuerdo con la lista de Forbes de 2021, las 10 universidades de las que salieron más multimillonarios son:
  • Universidad de Harvard 
29 multimillonarios de la lista Forbes son exalumnos de Harvard. De estos 29 ricos, 17 se han especializado en el sector de las finanzas e inversiones.
  • Universidad de Pensilvania 
Cuenta con dos veteranos de Forbes entre sus filas: Donald Trump (expresidente de los Estados Unidos) y Elon Musk (la segunda persona más rica del mundo según Forbes).
  • Universidad de Stanford 
Nombres destacados: David Vélez (fundador de Nubank, considerado el banco digital más valioso del mundo) y Jerry Yang (cofundador de Yahoo).
  • Universidad de Yale 
Nombres destacados: Joe Tsai (cofundador de Alibaba y propietario de los Brooklyn Nets) y Paul Sciarra (cofundador de Pinterest).
  • Universidad de Mumbai
Esta institución no se encuentra en Estados Unidos, está en India, y en su lista se encuentra el hombre más rico de India, Mukesh Ambani, director de Reliance Industries. 
  • Universidad de Cornell 
Nombres destacados: Sandy Weill (exjefe de Citigroup) y David Duffield (empresario del software, cofundador de PeopleSoft).
  1. Universidad del Sur de California
Hay dos cineastas entre sus listas de multimillonarios: George Lucas (creador de La Guerra de las Galaxias) y Walter Salles (director de cine brasileño quien estuvo nominado para el Oscar a mejor película extranjera en 1998).
  • Instituto Tecnológico de Massachusetts
Nombres destacados: Jim Simons (matemático, fundador de Reinaissance Technologies Corporation) y Drew Houston (director general de Dropbox).
  • Universidad de Princeton 
Entre sus exalumnos están Jeff Bezos (la persona más rica del mundo según Forbes) y su exmujer, MacKenzie Scott. 
  •  Universidad de California en Berkeley 
Nombres destacados: el biólogo Timothy Springer, que se enriqueció gracias al COVID-19 por sus inversiones en su empresa fabricante de vacunas Moderna y Tony Xu, director general de DoorDash." ["post_title"]=> string(65) "Las universidades que generan más multimillonarios en el mundo " ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(62) "las-universidades-que-generan-mas-multimillonarios-en-el-mundo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-28 12:25:18" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-28 17:25:18" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64644" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18126 (24) { ["ID"]=> int(64533) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-26 08:33:02" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-26 13:33:02" ["post_content"]=> string(6988) "Esta transición ha acabado con todas las reservas que existían en tan solo dos años. Extinguió fideicomisos, el fondo de contingencias, el de desastres naturales, entre innumerables rubros que alguna vez brindaron protección a mujeres, a comunidades rurales, a pequeños con enfermedades terminales, al campo y por encima de todo este dispendio sin límite, la salud pública. Ha predominado la obstinación y el capricho. Se ha desechado la razón, el entendimiento y la voz de especialistas. Se ha hecho a un lado la ruta de las naciones ganadoras para arropar tendencias absolutistas y perdedoras en naciones sin futuro, como Bolivia y Venezuela. Se ha instalado un franco desafío al capital, a la empresa y a la creatividad y al talento emprendedor. Las razones pueden ser de simple desafío de las formas, pueden obedecer a una revancha histórica, a un rencor anquilosado en una concepción de rechazo de una sociedad progresista, a una visión cimentada en un pasado alguna vez redentor. Las conjeturas que pudieren resultar de un análisis profundo en campos del comportamiento no alteran los resultados y estos son altamente nocivos a la economía de la nación. Los números han demostrado el desvío de cantidades importantes a proyectos de los que hoy todavía, a dos años de gestión, se duda de su conclusión y puesta en marcha. La aberración de emprenderlos y la obstinación en sostener su construcción han puesto la cuenta pública en un riesgo sin precedente en la historia moderna del país. Nacieron sin la base que sustenta un proyecto en cuanto a estimación del costo del capital, retorno de la inversión y cálculo de permanencia para reflejar su solvencia. De los tres grandes proyectos no existen estudios confiables ni en monto definido de inversión ni en estudios de especialistas.  Los proyectos de gran envergadura de cualquier gobierno requieren del amparo de su operación; probado en la historia nuestra y de otras naciones ha sido el resultado negativo de empresas creadas desde la concepción de un gobierno para crearlas y operarlas. La razón es muy simple: la capitalización nunca debe descansar en el gasto corriente. Todo concepto de gasto tiene una vida finita. El destino de cualquier inversión tiene una vida útil y rentable. Estos dos conceptos reúnen riesgo y solamente un agente económico está capacitado para asumirlos. Los gobiernos no tienen negocios, en franco rechazo al concepto vertido por el presidente. No existen los negocios públicos por simple ética gubernamental. Los gobiernos jamás deben emprender un riesgo por cuenta de sus ciudadanos. La función de un gobierno es recaudar renta derivada de agentes productivos y regresar ese ingreso en servicios a la nación. El gobierno es un simple mediador en la función de distribución de recursos. La asunción de riesgo es una desviación clara y absurda en la concepción de gobierno como lo ha hecho esta transición en turno por espacio de dos años y meses. Esta transición que pretende transformar la vida pública del país ha optado por un centralismo perverso y una dispersión, término del presidente, para decidir sobre la dispensa de riqueza de la nación y hacer de la actividad económica una función estática y retardataria. El desafío a las formas del progreso ha cobrado en crecimiento y en retroceso cualitativo en la visión de la inversión. La calificación de las políticas públicas de esta transición ha mermado la confianza del capital interno al no permitir reposición de planta y equipo y del exterior en donde ha imperado la cautela que previene de capital fresco y recurre a simple reinversión de utilidades. El resultado de esta concepción de gobierno ha provocado un franco retroceso en la actividad económica en su conjunto. La fuga de capitales se ha convertido en una constante en el último año. La visión equivocada de esta transición ha reunido en lo inmediato, un desequilibrio en la demanda al haber frenado el impulso del abasto en las cadenas de producción y haber permitido la quiebra de un millón de empresas. Este abandono naturalmente altera la oferta de esos agentes retirados de la producción y cobertura de productos y servicios. Esto, a su vez, recibió una alteración más, el gobierno en su afán clientelar, distribuyó recursos sin padrón y provocó una liquidez temporal, que aunada a la liquidez de remesas del exterior han empujado una demanda inusual en la que se ha instalado una tasa de inflación no prevista.  La primera quincena de abril ya reflejó este fenómeno atemporal y arrojó una tasa del 6% para el año en su totalidad. El desequilibrio provocado desde el gobierno, por inacción y acción a la vez, pone en desventaja a la población en la demanda de bienes elásticos y sobre todo en los componentes de la canasta básica. El efecto demoledor de política económica implementado desde el inicio de esta transición, hoy cobra en todos los sentidos, iniciando por la detención de variables dinámicas en la inversión, en la consecución de cadenas de producción y ahora en la tasa inflacionaria. Si sumamos la demolición del ahorro, cifrado en las reservas agotadas, pretextando otro ahorro, el republicano que jamás existió, tenemos un escenario de catástrofe en las finanzas públicas de la nación.  Y ahora, la gran contradicción: este gobierno gusta de gastar, gasta mucho y gasta mal. Quiere recaudar pero rechaza la inversión privada; de ella deriva la renta de la que vive el Estado. Recurre entonces a la deuda; la deuda se utiliza para reforzar compromisos de corto plazo de la petrolera; la empresa ha perdido más de una vez su patrimonio, de manera que el endeudamiento se convierte en una trampa de plazos y vencimientos. La deuda no crea infraestructura, por tanto no aporta al crecimiento. No se interrumpen los programas clientelares pero acortan su rentabilidad y credibilidad. El gobierno pierde terreno y pierde recursos, pierde movilidad financiera y pierde control. El otro esquema es fiscal, pero se gravan las utilidades y se encuentran frenadas por la inversión que frena la transición.  Un dispendio mal orientado de inicio ha provocado una situación con escaso margen de recuperación en lo político y en lo económico. Se privilegió lo primero y se acotó lo segundo. Las dos fases están cercadas; los eufemismos cubrieron su etapa de inicio, como en todo clamor populista, dieron cuenta de arcas de una nación que preveía la contingencia. Esta llegó y los recursos ya no existen. No hay recursos. " ["post_title"]=> string(15) "No hay recursos" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(15) "no-hay-recursos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-26 08:33:02" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-26 13:33:02" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64533" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(17) ["max_num_pages"]=> float(9) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "179b5b517c5d19d134120d2ee8100eb1" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
fideicomisos

No hay recursos

Esta transición ha acabado con todas las reservas que existían en tan solo dos años. Extinguió fideicomisos, el fondo de contingencias, el...

abril 26, 2021
universidades que generan más multimillonarios en el mundo 

Las universidades que generan más multimillonarios en el mundo 

Varios de los multimillonarios en el mundo no asistieron a ninguna universidad o la abandonaron antes de obtener un título. Entre estos...

abril 28, 2021




Más de categoría

¿MÉXICO REQUIERE UNA NUEVA REFORMA ENERGÉTICA?

La reforma energética mexicana que surgió en 2008 destacó por el surgimiento de la Comisión Nacional de Hidrocarburos como...

mayo 14, 2021
Empresas Unicornio

Nuevos modelos empresariales: Empresas Unicornio

El mundo empresarial ha manifestado una transformación sumamente interesante. Ahora es muy común ver emprendedores jóvenes con proyectos que...

mayo 14, 2021

MÉXICO - ¡LA MIOPÍA A LAS SEÑALES MUNDIALES!

En menos de 365 días, México ha tenido una exposición a las oscilaciones de las tendencias energéticas y económicas...

mayo 11, 2021

Costos

De la confirmación de la Auditoría Superior de la Federación, que el costo de cancelar el aeropuerto de Texcoco...

mayo 10, 2021