El nivel de felicidad en México ha sido de los más golpeados por las crisis de salud y económica ocasionadas por el Covid-19 

Un grupo de investigadores independientes conformado por John F. Helliwell, Jeffrey D. Sachs, Richard Layard, Jan-Emmanuel De Neve, Lara B. Aknin y Shun Wang, acaban de dar a conocer hace unos días la novena edición de su...

9 de abril, 2021

Un grupo de investigadores independientes conformado por John F. Helliwell, Jeffrey D. Sachs, Richard Layard, Jan-Emmanuel De Neve, Lara B. Aknin y Shun Wang, acaban de dar a conocer hace unos días la novena edición de su reporte sobre la felicidad en el mundo, el World Happiness Report 2021.

En esta edición, el reporte ha cobrado una importancia adicional a la que ya tenía porque, como sabemos, la pandemia ha hecho estragos en muchas personas. La pandemia ha sido una enorme fuente de infelicidad, y lo podemos ver de manera muy obvia en quienes atraviesan por un duelo por la pérdida de sus familiares; la pandemia ha aumentado el número de muertes al año en poco más del 4%, sumando más de dos millones de muertes.

Por otro lado, están aquellos que perdieron su empleo y no tienen manera de salir de sus necesidades y problemas económicos con la misma facilidad de antes. Pero también hay que hacer notar que en el resto de la población, las limitaciones para salir y hacer nuestra vida normal han sido también una fuente de infelicidad muy grande y generalizada. He sabido de profesionales en la educación, en la salud, en el derecho y en un sinfín de actividades, que manifiestan que ya no disfrutan su trabajo como antes, pero tampoco disfrutan el confinamiento.

Finalmente, no debemos olvidar que el Covid-19 ha sido un acontecimiento que vino a incrementar los niveles de estrés, ansiedad e inseguridad económica, así como el estado de general de nuestra salud física y mental.

Hallazgos del World Happiness Report 2021

En general, los países que se mantienen en el Top de la felicidad desde 2017, siguen en los primeros lugares. 




El peso que tienen las emociones se hace más palpable en este reporte, en el que se señala que, de acuerdo con datos de la Encuesta Mundial de Gallup, el número de personas que se sintieron tristes o preocupadas con respecto al día anterior aumentó en un 10 por ciento.

Existen cuatro factores que son determinantes para combatir la pandemia exitosamente: i) Confianza en las instituciones públicas.  ii) Menor desigualdad de ingresos en la población.  iii) Lo que se aprendió de crisis sanitarias o pandemias en el pasado en determinado país. iv) Si la cabeza del gobierno es una mujer.

Los impactos del Covid-19 en la salud mental de las personas se han sentido más en aquellos grupos que ya eran los más afectados en la salud mental: mujeres, jóvenes y personas en situación de pobreza. El deterioro de la salud mental será uno de los aspectos que podrían llegar a limitar la percepción de felicidad de las personas, hacia futuras mediciones de la felicidad en el mundo.

Resultados del ranking global del WHR 2021  

  • La calificación que logra cada país en el WHR 2021 se basa en seis componentes generales: 
  1. PIB por habitante
  2. Respaldo de la sociedad
  3. Esperanza de una vida saludable
  4. Libertad para tomar decisiones vitales
  5. Generosidad
  6. Percepción de la corrupción 
  • México ocupa el lugar 36 de un total de 149 países analizados, logrando una calificación de 6.31 en escala de 0 a 10. 

Al comparar los datos de la medición de 2020 con los datos que resultan de conjugar los años 2017 a 2019, México se desploma del 23º al 46º lugar.

  • Costa Rica (lugar 16º), Uruguay (31º) y Brasil (35º) son los únicos tres países de América Latina que superan a México.
  • El Top 10 del ranking global está compuesto por nueve países europeos (Nueva Zelanda ocupa la 9ª. posición). Finlandia, Dinamarca y Suiza son el primer, segundo y tercer lugar respectivamente.
  • Los últimos diez países en el ranking global están compuestos solo por países africanos y asiáticos (con excepción de Haití que ocupa el lugar 143º, con solo 3.61 puntos).
  • Dado el carácter cambiante de la pandemia, para muchos países está siendo sumamente difícil medir el impacto del SARS-COV-2 en aspectos como la satisfacción con la vida que sienten las personas, o qué tan felices se sienten con respecto al día anterior. 

Los investigadores que realizaron el WHR 2021 ofrecen como ejemplo el caso de Reino Unido, en donde la afectación en los niveles de felicidad fue muy fuerte durante la primera ola, en el segundo trimestre, pero después pareció estabilizarse en el tercer trimestre. Sin embargo, dado que la ola del invierno fue otra vez muy dura (cuarto trimestre), al parecer habrá una nueva caída en los niveles de felicidad cuando se cuente con los datos suficientes.

  • La benevolencia (capacidad para hacer el bien) es algo que pesa mucho más en la satisfacción con la vida promedio a nivel global. Por ejemplo: cuando hay una gran probabilidad de que alguien regrese la cartera que se te perdió, aumenta más que contar con mayores ingresos o contar con un empleo.

Efecto promedio de diversos aspectos que experimentan las personas en relación con la satisfacción con la vida

Fuente: World Happiness Report 2021.

  • Los niveles altos de confianza en la sociedad y en las instituciones públicas son un aspecto que indudablemente hace que las personas sean más felices. De hecho, desde la versión del WHR de 2013, se encontró que las afectaciones que sufrieron los niveles de felicidad por la crisis financiera de 2008-2009 fue muy poco significativa en aquellos países con altos niveles de confianza mutua.

Esos hallazgos son muy consistentes con un enorme cúmulo de estudios en los que los economistas han encontrado que las comunidades con niveles altos de confianza y solidaridad son en general mucho más resilientes ante desastres naturales como ciclones, inundaciones, tsunamis y terremotos. 

Ranking de Felicidad 2018-2020 del World Happiness Report 2021

Últimos comentarios. 

México atraviesa por la crisis económica más difícil en un siglo, la cual está conjugando el estancamiento de la actividad económica con el incremento de la trayectoria de la inflación. Estancamiento económico más inflación producen un desafortunado escenario en el que, aunado a que será más difícil mantener los ingresos para los mexicanos, ese ingreso valdrá cada vez menos en términos de poder adquisitivo.

El dinero no compra la felicidad, pero ahuyenta los problemas que nos producen tanta desdicha. Es indudable que la caída en el nivel de felicidad de México en el WHR 2021 en parte se debe a la crisis ocasionada por el SARS-COV-2.

Si queremos lograr una rápida y efectiva recuperación económica, primero debemos hacerlo en términos de recuperar la salud. Es por esto que con una amplia y efectiva vacunación, no solo le estaremos ganando a la pobreza, sino a la enorme infelicidad que le está produciendo el Covid-19 a millones de familias en nuestro país, que han perdido familiares, empleos y negocios. Pero más importante, es que han perdido salud y tranquilidad.

Como demuestra el World Happiness Report 2021, los países que experimentaron un menor impacto de la pandemia fueron los que menos cayeron en las mediciones de la felicidad en 2021. Así que, si se quiere vender la idea de que en 2021 habrá un repunte impresionante por el hecho de crecer en torno al 4.5% en 2021, esto deberá ir acompañado de decisiones que restauren el funcionamiento normal de la economía y del aparato de salud. 

Finalmente, a nivel individual debemos reforzar aquellas pequeñas acciones en las que somos solidarios y benevolentes con los demás, pues no solo incrementa la satisfacción con la vida de uno mismo, sino que, como ya hemos visto, aumenta la felicidad de la sociedad en su conjunto.

Twitter: @romero_hicks 

Facebook: José Luis Romero Hicks

Referencias

https://worldhappiness.report/ed/2021/happiness-trust-and-deaths-under-covid-19/

https://www.infobae.com/america/mundo/2021/03/19/que-pais-es-el-mas-feliz-en-tiempos-de-pandemia-actualizaron-el-ranking-mundial/

https://www.america-retail.com/mexico/mexico-baja-nivel-de-felicidad-de-los-mexicanos-por-covid-19/

https://www.milenio.com/politica/mexico-se-desploma-en-el-ranking-de-las-naciones-mas-felices

 

Comentarios
object(WP_Query)#18097 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(63581) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "16-04-2021" ["before"]=> string(10) "14-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(63581) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "16-04-2021" ["before"]=> string(10) "14-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#4485 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18174 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18203 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "16-04-2021" ["before"]=> string(10) "14-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-04-16 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-05-14 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (63581) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18109 (24) { ["ID"]=> int(65159) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-10 11:15:48" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-10 16:15:48" ["post_content"]=> string(6513) "De la confirmación de la Auditoría Superior de la Federación, que el costo de cancelar el aeropuerto de Texcoco se ratifica en 331 mil millones de pesos, se derivan una serie de conclusiones en cuanto al manejo de la economía por esta transición que ya acumula prácticamente la mitad de su encargo. Una auditoría revela el cruce inevitable del empleo de cualquier ingreso en las arcas públicas; esto incluye naturalmente la deuda como recurso fresco, la liquidación de conceptos que alguna vez reunieron partidas presupuestales y cualquier otro desvío de gasto programado que no haya reunido su destino como presupuesto de gasto corriente. Esta última parte es muy importante porque esta transición instaló desde su inicio una suplantación de partidas presupuestales por una eufemística suposición de cambio más eficiente en muchos casos; en otros, simplemente desapareció programas asistenciales en marcha pretextando mayor eficiencia en su cobertura y ésta jamás llegó a los beneficiarios. Se utilizó una salida que nunca operó en la llamada intermediación, aludiendo a la intermediación como vicio y proceso de corrupción. Entonces, se centralizó la operación de programas y hasta este momento no existe un padrón confiable en la utilización selectiva del recurso. La auditoría de cualquier ente económico siempre mostrará la ruta del egreso y siempre mostrará el tiempo y circunstancia de aplicación del mismo: esto naturalmente subraya la eficiencia y control del gasto corriente cuando de la administración de la cuenta pública se trate. En la administración pública el ingreso puede ser programado, con base en experiencias anteriores de ejercicios pasados; de igual modo el presupuesto de egresos se presupone y es deber del Congreso aprobar y vigilar su aplicación. Lo más importante es destacar el término gasto que es el adecuado para representar en la ética gubernamental toda disposición del tesoro nacional.    El énfasis en el gasto corriente se hace por respeto a la norma que rige la aplicación de recursos a la vía correcta que corresponde al principio inalterable en economía de distribución de recursos. Toda desviación de la norma puede convertirse en un costo. Se remarca esta diferencia porque la concepción de gasto en la vida pública es un flujo de satisfactores y servicios y puede ser medido. El costo es simplemente una pérdida de recursos porque no cubrió satisfacción alguna. El afán de esta transición en un ahorro inexistente, llamado austeridad y todavía adjetivado como republicano, consistió en suplir funciones en marcha, centralizar decisiones de reparto de recursos, delinear selectividad regional en esa dispersión y concentrar el recurso para una discreción que desvió el concepto de gasto y lo desperdició convirtiéndolo en costo irrecuperable. Esta constante dañó el mercado interno, desequilibró la demanda y el resultado en fecha reciente es la pérdida del control de una variable significativa en la inflación. La dispersión del recurso nunca consideró la cadena productiva; el descuido de esta fase de reacción a toda productividad estancó la producción y la sumió en una recesión del producto. El camino de los costos se fue agravando conforme el dispendio consolidaba dos acepciones: el reparto sin control ni padrón y la construcción de obra alterna aeroportuaria, obra adicional en una refinería y un tren en la selva. Estos últimos conceptos han recibido infinita cobertura y crítica de especialistas; se han convertido en una simbología que anticipa improvisación y capricho. Resulta imposible evadir su alusión en tanto añadan a la cadena de desperdicio de recursos y costos para la nación. Con estas obras se abandonó todo concepto de gasto y de inversión pública en esta transición. La visión de inversión no puede considerarse por la utilización del presupuesto nacional que no es para eso y por la incertidumbre en el retorno de esos cuantiosos montos empleados. Seguimos la ruta de los costos y situamos la deuda como recurso violado en su precepto primordial. La deuda pública en teoría debe ser etiquetada por el delicado destino para el que se contrata; esto significa que en todo momento debe resolver situaciones de fondo. La deuda aporta a la infraestructura carretera, portuaria, hidráulica, como ejemplo de desarrollo, pero jamás se adiciona al gasto; la deuda no es complemento del gasto corriente porque invade en forma automática la función del ingreso. La deuda coadyuva al desarrollo y si no lo hace se convierte en carga adicional del gasto en el servicio de la deuda misma. Esta transición ha hecho un uso indebido de la deuda, no ha creado infraestructura. Si se piensa que Santa Lucía es creación de infraestructura, no podría serlo porque simplemente se concibió como una situación alterna a un espacio aéreo en operación y a otro espacio despojado de toda actividad conjunta en Texcoco, de modo que ni Santa Lucía ni la refinería ni el tren son infraestructura porque no obedecen a la demanda de agentes productivos. Los pasos son esenciales en este orden: se crea demanda de infraestructura, se resuelve en planes conjuntamente con sector privado, se desarrollan planes a largo plazo y entonces se afianza la capitalización con endeudamiento para que la operación recaiga en manos privadas,  Los pasos mencionados y la intervención del sector empresarial en todo momento, son la garantía de cualquier empresa gubernamental. Esta transición ha aislado sus proyectos del escrutinio de expertos, de guía de especialistas, de preceptos de inversión, de fondos de capitalización y de perspectivas de desarrollo, ignorando toda secuencia regional. Todas las acciones que ha emprendido esta transición de gobierno, todas sin excepción, porque la disciplina fiscal corresponde a un terreno de acción diferente, todas se han traducido en costos para la nación y muchos de ellos generacionales. La Auditoría Superior de la Federación nos revela esta circunstancia con el error de inicio de esta gestión transitoria, con un costo infame." ["post_title"]=> string(6) "Costos" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(6) "costos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-10 11:15:48" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-10 16:15:48" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=65159" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18077 (24) { ["ID"]=> int(64533) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-26 08:33:02" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-26 13:33:02" ["post_content"]=> string(6988) "Esta transición ha acabado con todas las reservas que existían en tan solo dos años. Extinguió fideicomisos, el fondo de contingencias, el de desastres naturales, entre innumerables rubros que alguna vez brindaron protección a mujeres, a comunidades rurales, a pequeños con enfermedades terminales, al campo y por encima de todo este dispendio sin límite, la salud pública. Ha predominado la obstinación y el capricho. Se ha desechado la razón, el entendimiento y la voz de especialistas. Se ha hecho a un lado la ruta de las naciones ganadoras para arropar tendencias absolutistas y perdedoras en naciones sin futuro, como Bolivia y Venezuela. Se ha instalado un franco desafío al capital, a la empresa y a la creatividad y al talento emprendedor. Las razones pueden ser de simple desafío de las formas, pueden obedecer a una revancha histórica, a un rencor anquilosado en una concepción de rechazo de una sociedad progresista, a una visión cimentada en un pasado alguna vez redentor. Las conjeturas que pudieren resultar de un análisis profundo en campos del comportamiento no alteran los resultados y estos son altamente nocivos a la economía de la nación. Los números han demostrado el desvío de cantidades importantes a proyectos de los que hoy todavía, a dos años de gestión, se duda de su conclusión y puesta en marcha. La aberración de emprenderlos y la obstinación en sostener su construcción han puesto la cuenta pública en un riesgo sin precedente en la historia moderna del país. Nacieron sin la base que sustenta un proyecto en cuanto a estimación del costo del capital, retorno de la inversión y cálculo de permanencia para reflejar su solvencia. De los tres grandes proyectos no existen estudios confiables ni en monto definido de inversión ni en estudios de especialistas.  Los proyectos de gran envergadura de cualquier gobierno requieren del amparo de su operación; probado en la historia nuestra y de otras naciones ha sido el resultado negativo de empresas creadas desde la concepción de un gobierno para crearlas y operarlas. La razón es muy simple: la capitalización nunca debe descansar en el gasto corriente. Todo concepto de gasto tiene una vida finita. El destino de cualquier inversión tiene una vida útil y rentable. Estos dos conceptos reúnen riesgo y solamente un agente económico está capacitado para asumirlos. Los gobiernos no tienen negocios, en franco rechazo al concepto vertido por el presidente. No existen los negocios públicos por simple ética gubernamental. Los gobiernos jamás deben emprender un riesgo por cuenta de sus ciudadanos. La función de un gobierno es recaudar renta derivada de agentes productivos y regresar ese ingreso en servicios a la nación. El gobierno es un simple mediador en la función de distribución de recursos. La asunción de riesgo es una desviación clara y absurda en la concepción de gobierno como lo ha hecho esta transición en turno por espacio de dos años y meses. Esta transición que pretende transformar la vida pública del país ha optado por un centralismo perverso y una dispersión, término del presidente, para decidir sobre la dispensa de riqueza de la nación y hacer de la actividad económica una función estática y retardataria. El desafío a las formas del progreso ha cobrado en crecimiento y en retroceso cualitativo en la visión de la inversión. La calificación de las políticas públicas de esta transición ha mermado la confianza del capital interno al no permitir reposición de planta y equipo y del exterior en donde ha imperado la cautela que previene de capital fresco y recurre a simple reinversión de utilidades. El resultado de esta concepción de gobierno ha provocado un franco retroceso en la actividad económica en su conjunto. La fuga de capitales se ha convertido en una constante en el último año. La visión equivocada de esta transición ha reunido en lo inmediato, un desequilibrio en la demanda al haber frenado el impulso del abasto en las cadenas de producción y haber permitido la quiebra de un millón de empresas. Este abandono naturalmente altera la oferta de esos agentes retirados de la producción y cobertura de productos y servicios. Esto, a su vez, recibió una alteración más, el gobierno en su afán clientelar, distribuyó recursos sin padrón y provocó una liquidez temporal, que aunada a la liquidez de remesas del exterior han empujado una demanda inusual en la que se ha instalado una tasa de inflación no prevista.  La primera quincena de abril ya reflejó este fenómeno atemporal y arrojó una tasa del 6% para el año en su totalidad. El desequilibrio provocado desde el gobierno, por inacción y acción a la vez, pone en desventaja a la población en la demanda de bienes elásticos y sobre todo en los componentes de la canasta básica. El efecto demoledor de política económica implementado desde el inicio de esta transición, hoy cobra en todos los sentidos, iniciando por la detención de variables dinámicas en la inversión, en la consecución de cadenas de producción y ahora en la tasa inflacionaria. Si sumamos la demolición del ahorro, cifrado en las reservas agotadas, pretextando otro ahorro, el republicano que jamás existió, tenemos un escenario de catástrofe en las finanzas públicas de la nación.  Y ahora, la gran contradicción: este gobierno gusta de gastar, gasta mucho y gasta mal. Quiere recaudar pero rechaza la inversión privada; de ella deriva la renta de la que vive el Estado. Recurre entonces a la deuda; la deuda se utiliza para reforzar compromisos de corto plazo de la petrolera; la empresa ha perdido más de una vez su patrimonio, de manera que el endeudamiento se convierte en una trampa de plazos y vencimientos. La deuda no crea infraestructura, por tanto no aporta al crecimiento. No se interrumpen los programas clientelares pero acortan su rentabilidad y credibilidad. El gobierno pierde terreno y pierde recursos, pierde movilidad financiera y pierde control. El otro esquema es fiscal, pero se gravan las utilidades y se encuentran frenadas por la inversión que frena la transición.  Un dispendio mal orientado de inicio ha provocado una situación con escaso margen de recuperación en lo político y en lo económico. Se privilegió lo primero y se acotó lo segundo. Las dos fases están cercadas; los eufemismos cubrieron su etapa de inicio, como en todo clamor populista, dieron cuenta de arcas de una nación que preveía la contingencia. Esta llegó y los recursos ya no existen. No hay recursos. " ["post_title"]=> string(15) "No hay recursos" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(15) "no-hay-recursos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-26 08:33:02" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-26 13:33:02" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64533" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18109 (24) { ["ID"]=> int(65159) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-10 11:15:48" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-10 16:15:48" ["post_content"]=> string(6513) "De la confirmación de la Auditoría Superior de la Federación, que el costo de cancelar el aeropuerto de Texcoco se ratifica en 331 mil millones de pesos, se derivan una serie de conclusiones en cuanto al manejo de la economía por esta transición que ya acumula prácticamente la mitad de su encargo. Una auditoría revela el cruce inevitable del empleo de cualquier ingreso en las arcas públicas; esto incluye naturalmente la deuda como recurso fresco, la liquidación de conceptos que alguna vez reunieron partidas presupuestales y cualquier otro desvío de gasto programado que no haya reunido su destino como presupuesto de gasto corriente. Esta última parte es muy importante porque esta transición instaló desde su inicio una suplantación de partidas presupuestales por una eufemística suposición de cambio más eficiente en muchos casos; en otros, simplemente desapareció programas asistenciales en marcha pretextando mayor eficiencia en su cobertura y ésta jamás llegó a los beneficiarios. Se utilizó una salida que nunca operó en la llamada intermediación, aludiendo a la intermediación como vicio y proceso de corrupción. Entonces, se centralizó la operación de programas y hasta este momento no existe un padrón confiable en la utilización selectiva del recurso. La auditoría de cualquier ente económico siempre mostrará la ruta del egreso y siempre mostrará el tiempo y circunstancia de aplicación del mismo: esto naturalmente subraya la eficiencia y control del gasto corriente cuando de la administración de la cuenta pública se trate. En la administración pública el ingreso puede ser programado, con base en experiencias anteriores de ejercicios pasados; de igual modo el presupuesto de egresos se presupone y es deber del Congreso aprobar y vigilar su aplicación. Lo más importante es destacar el término gasto que es el adecuado para representar en la ética gubernamental toda disposición del tesoro nacional.    El énfasis en el gasto corriente se hace por respeto a la norma que rige la aplicación de recursos a la vía correcta que corresponde al principio inalterable en economía de distribución de recursos. Toda desviación de la norma puede convertirse en un costo. Se remarca esta diferencia porque la concepción de gasto en la vida pública es un flujo de satisfactores y servicios y puede ser medido. El costo es simplemente una pérdida de recursos porque no cubrió satisfacción alguna. El afán de esta transición en un ahorro inexistente, llamado austeridad y todavía adjetivado como republicano, consistió en suplir funciones en marcha, centralizar decisiones de reparto de recursos, delinear selectividad regional en esa dispersión y concentrar el recurso para una discreción que desvió el concepto de gasto y lo desperdició convirtiéndolo en costo irrecuperable. Esta constante dañó el mercado interno, desequilibró la demanda y el resultado en fecha reciente es la pérdida del control de una variable significativa en la inflación. La dispersión del recurso nunca consideró la cadena productiva; el descuido de esta fase de reacción a toda productividad estancó la producción y la sumió en una recesión del producto. El camino de los costos se fue agravando conforme el dispendio consolidaba dos acepciones: el reparto sin control ni padrón y la construcción de obra alterna aeroportuaria, obra adicional en una refinería y un tren en la selva. Estos últimos conceptos han recibido infinita cobertura y crítica de especialistas; se han convertido en una simbología que anticipa improvisación y capricho. Resulta imposible evadir su alusión en tanto añadan a la cadena de desperdicio de recursos y costos para la nación. Con estas obras se abandonó todo concepto de gasto y de inversión pública en esta transición. La visión de inversión no puede considerarse por la utilización del presupuesto nacional que no es para eso y por la incertidumbre en el retorno de esos cuantiosos montos empleados. Seguimos la ruta de los costos y situamos la deuda como recurso violado en su precepto primordial. La deuda pública en teoría debe ser etiquetada por el delicado destino para el que se contrata; esto significa que en todo momento debe resolver situaciones de fondo. La deuda aporta a la infraestructura carretera, portuaria, hidráulica, como ejemplo de desarrollo, pero jamás se adiciona al gasto; la deuda no es complemento del gasto corriente porque invade en forma automática la función del ingreso. La deuda coadyuva al desarrollo y si no lo hace se convierte en carga adicional del gasto en el servicio de la deuda misma. Esta transición ha hecho un uso indebido de la deuda, no ha creado infraestructura. Si se piensa que Santa Lucía es creación de infraestructura, no podría serlo porque simplemente se concibió como una situación alterna a un espacio aéreo en operación y a otro espacio despojado de toda actividad conjunta en Texcoco, de modo que ni Santa Lucía ni la refinería ni el tren son infraestructura porque no obedecen a la demanda de agentes productivos. Los pasos son esenciales en este orden: se crea demanda de infraestructura, se resuelve en planes conjuntamente con sector privado, se desarrollan planes a largo plazo y entonces se afianza la capitalización con endeudamiento para que la operación recaiga en manos privadas,  Los pasos mencionados y la intervención del sector empresarial en todo momento, son la garantía de cualquier empresa gubernamental. Esta transición ha aislado sus proyectos del escrutinio de expertos, de guía de especialistas, de preceptos de inversión, de fondos de capitalización y de perspectivas de desarrollo, ignorando toda secuencia regional. Todas las acciones que ha emprendido esta transición de gobierno, todas sin excepción, porque la disciplina fiscal corresponde a un terreno de acción diferente, todas se han traducido en costos para la nación y muchos de ellos generacionales. La Auditoría Superior de la Federación nos revela esta circunstancia con el error de inicio de esta gestión transitoria, con un costo infame." ["post_title"]=> string(6) "Costos" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(6) "costos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-10 11:15:48" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-10 16:15:48" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=65159" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(16) ["max_num_pages"]=> float(8) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "58f169ce3eec8538911a2cf2cc6010e6" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Costos

De la confirmación de la Auditoría Superior de la Federación, que el costo de cancelar el aeropuerto de Texcoco se ratifica en...

mayo 10, 2021
fideicomisos

No hay recursos

Esta transición ha acabado con todas las reservas que existían en tan solo dos años. Extinguió fideicomisos, el fondo de contingencias, el...

abril 26, 2021




Más de categoría

MÉXICO - ¡LA MIOPÍA A LAS SEÑALES MUNDIALES!

En menos de 365 días, México ha tenido una exposición a las oscilaciones de las tendencias energéticas y económicas...

mayo 11, 2021

Costos

De la confirmación de la Auditoría Superior de la Federación, que el costo de cancelar el aeropuerto de Texcoco...

mayo 10, 2021

Ciudad de México, Nuevo León y Querétaro se mantienen al frente de la competitividad en México 

Se acaba de presentar el Índice de Competitividad Estatal en el IMCO para el año 2021 (ICE 2021). En...

mayo 7, 2021

Economía y Negocios | Criptomonedas: ¿Qué tan ecológicas son?

Una criptomoneda, criptodivisa o criptoactivo es un medio digital de intercambio que utiliza criptografía fuerte para asegurar las transacciones,...

mayo 7, 2021