EL DEMONIO DE LA ENERGÍA

“El Niño Dios te escrituró un establo  y los veneros de petróleo el diablo”. -Ramón López Velarde, Suave Patria Según la ley de la conservación de la materia, “La materia no se crea ni se destruye, solo...

4 de diciembre, 2020

“El Niño Dios te escrituró un establo

 y los veneros de petróleo el diablo”.

-Ramón López Velarde, Suave Patria

Según la ley de la conservación de la materia, “La materia no se crea ni se destruye, solo se transforma”. Yo le añadiría: “…aprovechando cada átomo o molécula que es tomada, reutilizando hasta crear un ciclo continuo infinito”.

El demonio de la energía, en un inicio, fue considerado como un genio o un ente inspirado para el crecimiento económico de una nación.  Al ser acogido por la humanidad fue venerado como en su momento lo hizo Platón con su maestro Sócrates. Con el transcurso del tiempo, este DEMONIO ha causado guerras, daños al medio ambiente y discordia entre países. Lo hemos ideologizado para engrandecerlo a base de falsedades y justificar su uso como parte medular de las economías.

El demonio energético ha surgido ante la falta de información y veracidad para entenderla. Todos hablamos de la energía transformada para su utilización, pero nadie hace hincapié en cuánto de los recursos tomados de la naturaleza se aprovecha realmente en el proceso de creación de energía.




En las últimas semanas, empresas han informado que están por cerrar refinerías. La noticia ha sido tomada como un indicativo de que en el corto plazo se prescindirá de la utilización de los hidrocarburos para el surgimiento de la energía primaria transformada en electricidad por medio de la generación de energías limpias en un mejor rendimiento. 

El mundo apenas ha entendido que la energía fue mal comprendida y utilizada. Nos llenamos de soberbia al explotar a la naturaleza sin compensar lo que tomamos de ella. Esto dio a lugar a la envidia con la ira entre las naciones, concibiendo relaciones comerciales que llegaron hasta tener una avaricia sobre las energías primarias.

Muy pocos países han logrado recapacitar y no basar su futuro en el demonio energético. En 2021 naciones como EEUU, Canadá, Reino Unido han empezado a adelantar una década la forma como debe aprovecharse la naturaleza para producir energía que pueda emplearse en la vida cotidiana de la gente. No podemos ignorar que en el fondo todo es un negocio; pero aun así, debemos de aprender a ser compatibles con los nuevos tiempos.

Debemos de empezar a entender el proceso energético desde por qué tomamos la energía primaria, con qué fin, hasta comprender cuánto será aprovechado y la forma de emitir al mínimo contaminantes. Para favorecer este resultado, hay que invirtir a partir de hoy en rechazar, reducir, reutilizar y reciclar todo recurso o materia prima al máximo.

El hombre tomó la energía primaria para quemarla y originó la bestia de la contaminación. Ahora esta bestia debe ser controlada para minimizar su poderío. Solo será posible lograrlo si se invierte en conocimiento, mejores tecnologías y así obtener el máximo del aprovechamiento energético (eficiencia) explotando al mínimo a la naturaleza. Recordemos que de la energía primaria tomada, mundialmente solo se aprovecha no más del 55%.

Empresas como Valero, Shell, BP, Aramco, entre otras, están apostando a invertir en tecnología que reduzca la cantidad de hidrocarburos tomados del subsuelo, sobre todo el crudo; y que en conjunto con empresas de transporte terrestre y aéreo han investigado en aumentar los Kilómetros recorridos con mayor rendimiento del combustible. 

Ante ello, se están fabricando motores, en una primera fase, de combustión a híbridos, para posteriormente hacerlos eléctricos y finalmente, en el futuro, a base de hidrógeno. Ante este panorama, se requiere una mayor generación de electricidad, y hasta el momento, la forma más sencilla de obtenerla en forma rápida y confiable, es por medio del gas natural.

La nueva administración de EEUU adelantará la utilización de una mayor cantidad de gas natural, no solo para generar electricidad, sino para extender los usos de la PETROQUÍMICA. Para lograrlo se deberá hacer una hibridación entre las refinerías y la química para obtener portadores de energía como el HIDRÓGENO. El meollo del asunto está en resolver cómo maximizar el uso del agua en la reacción química que origina al entrar en contacto con el hidrógeno.

Al demonio energético se le vence desmitificando las ideologías y mentiras  que lo alimentan. Una vez vencido, se podrá tener un mejor aprovechamiento de cada parte de la energía primaria con el objetivo de maximizar su uso y de mejorar el ambiente. En México tendremos nuestro propio demonio energético basado en la desinformación. ¿Usted qué opina?

Comentarios

Millones y billones

En México hay millones de empleos perdidos. Solamente en el sector turístico suman más de cinco millones. Más de un millón de...

enero 4, 2021

Cinco temas centrales para la economía en 2021

El banco JP Morgan dio a conocer sus perspectivas sobre cómo se va a comportar la economía en 2021 y de qué...

enero 7, 2021




Más de categoría

LA SUPERSTICIÓN ENERGETICA DE MEXICO

Hoy la superstición creada ha dejado una escuela en prácticas, conductas y hábitos que difícilmente podrá ser erradicada en...

enero 14, 2021

¡Puras Promesas!

Así califican hoy la vox populi al presidente Andrés Manuel López Obrador, porque por todo el país está dejando...

enero 13, 2021

La remodelación de un estadio de beisbol con recursos federales

El beisbol es un deporte muy popular en nuestro país y se sabe que es el deporte favorito de...

enero 13, 2021

Estrategia empresarial y empleo para un mundo cambiante

Actualmente, Ethos Laboratorio de Políticas Públicas, realiza un estudio que aborda una serie de transformaciones sociales, económicas y tecnológicas...

enero 12, 2021