El Consumo

Si alguna vez se extendió la recomendación histórica de John Maynard Keynes de estimular el gasto público al presidente norteamericano, para reanudar la marcha de una economía en estanco, hoy no significaría más que el simple recordatorio...

2 de agosto, 2021

Si alguna vez se extendió la recomendación histórica de John Maynard Keynes de estimular el gasto público al presidente norteamericano, para reanudar la marcha de una economía en estanco, hoy no significaría más que el simple recordatorio de estimular el consumo. Recordemos que jamás en su premisa de recomposición se mencionó el ingreso. En 1931 era primordial reactivar una economía pasmada en la emisión de papel para suplantar la falta de actividad económica. De un supuesto tan simple hubieran surgido fórmulas igual de simples pero no fue así. Si así no fue, entonces aplicaba la fórmula de reinterpretación del consumo y no del ingreso. 

Sin ingreso no existe consumo, la lógica interpretativa argumentaría, pero Keynes no lo contemplaba en esa perspectiva tan simplista; el ingreso puede adoptar un síntoma de dispersión al juzgar desde una óptica individual la necesidad inmediata y la mediata y la de plazo para añadir complejidad al planteamiento. El consumo tiene que ser inmediato, preciso y oportuno para que las cadenas de abastecimiento, las de producción tomen ritmo y provean la demanda esperada y en rezago. Es muy importante señalar el rezago como ingrediente de sustancia. Una vez incorporada la demanda de bienes inmediatos, la satisfacción ocurre con perecederos y alimentarios. 

La transición al nivel de manufactura y bienes perdurables toma tiempo; las economías se conducen con el nivel de madurez de su propia ciudadanía; lo han demostrado las guerras, las pandemias y las sequías. Si en las grandes crisis las civilizaciones han subsistido no ha sido el ingreso el determinante en la subsistencia; es el consumo el detonante de toda forma de vida, el que ha encontrado en el intercambio y el trueque primitivo la configuración apropiada para subsistir. 

Si el consumo es factor decisivo en la reactivación económica, no provocaría tantos desvelos la preocupación por incentivar la dotación de un ingreso; cuidado, la prerrogativa tiene que obedecer a reglas inequívocas de reciprocidad con una cadena que enlace el ingreso con una concepción de costo para que de ella derive la justificada percepción de remuneración. Si el ingreso se inserta sin la debida justificación de costo, interrumpe la cadena mencionada en la fase de creación de un producto o servicio. 

Si el consumo es factor decisivo en la recomposición de una economía estancada, según el planteamiento Keynesiano, debería reactivarse desde el punto de vista de lo que la oferta plantea distribuir para que desde ese planteamiento, la economía se recomponga. Entonces, el planteamiento orienta el consumo en tanto una distribución de recursos plantearía una demanda dispersa. En palabras sencillas, si la distribución de los recursos de una nación, que los tiene en reserva, los emplea en un libre albedrío en tiempos de crisis y los dispersa sin guía, el ejercicio se diluye en la gran economía..

En México, esta transición en turno justamente eso está haciendo; el ejercicio de reparto de la riqueza de la nación no está encontrando acomodo en la recomposición de los canales de consumo y recomposición de mercados internos. La razón es muy simple: interrumpe cadenas productivas y anula de origen la fórmula de un ingreso formal, porque interviene en un proceso que no le corresponde por definición. Crear un ingreso no es una interpretación de un síntoma.  El Estado no es empresario y por tanto no es creador de empleos y de oportunidades en sectores que por naturaleza le son ajenos. Los servicios gubernamentales son por derecho ciudadano una prerrogativa y no enlazan ninguna fase productiva. Si en algún momento se convierten en beneficio, es por función sintomática y por ordenamiento ciudadano. El ordenamiento es mandato y es orden legislativo y constitucional en la gran mayoría de las naciones progresistas.

El gobierno que padecemos no obedece a ninguna estructura organizacional o funcional del orden moderno. La mira de recomposición de una economía no existe; existe una deambulación en episodios transitados por nuestra nación y las de otras que prestan modelos antagónicos a una visión retrógrada en la que se emulan concepciones anquilosadas o ancladas en una historia que hemos trascendido en al menos tres generaciones. Arrostrar imágenes de una gloria etérea no es concepción de gobierno, cuando las fronteras se han borrado con el arrojo de la empresa funcional y moderna, la que muestra el futuro irredento, lleno de pasión y merecimiento. 

Este tropiezo tan lamentable, el de esta transición endémica de origen, pretende satisfacer e interpretar satisfactores, como si la insignia de la voluntad pudiera dirimirse en el juicio improcedente de un usurpador de las bondades de una nación. Como si la aspiración individual pudiera confundirse en un solo pensamiento, un pensamiento por dictado, por imposición. Vencer la voluntad individual por una dádiva, vencer la aspiración de mejora familiar por una sugerencia que esconde la hipocresía y la sutileza del control, en nuestro medio ha fracasado. 

Resulta muy complicado hacer recomendaciones a un régimen que no conforma designios de verdadero sustento, a una transición que no se pliega a la simple trayectoria que marca la modernidad para que interprete lo más elemental en la libertad individual. La recomendación más sensata sería que se alejara de toda prerrogativa de ingreso, de su precaria concepción de empleo, porque lo primero no se satisface y lo segundo no perdura. No al menos en esa visión tan primitiva que tiene de la estimulación económica. 

Dejar hacer es liberal. No permitirlo desde luego no lo es. La decisión  de consumo es estrictamente liberal. La decisión del ingreso también debiera serlo pero esta transición retrógrada así no quiere verlo. Esta visión será borrada en menos de tres años, por fortuna…

Comentarios
object(WP_Query)#18585 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(68811) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-08-2021" ["before"]=> string(10) "26-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(68811) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-08-2021" ["before"]=> string(10) "26-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18584 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18591 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18596 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "29-08-2021" ["before"]=> string(10) "26-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-08-29 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-09-26 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (68811) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18581 (24) { ["ID"]=> int(70620) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-20 12:18:14" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-20 17:18:14" ["post_content"]=> string(7380) "Las asociaciones entre países surgen de las etapas de reconstrucción de la Gran Guerra; el intento dio el primer resultado en Bretton Woods, New Jersey en los Estados Unidos. De esa conferencia surgieron el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. Se incorporaba el dólar como moneda de cambio internacional y las operaciones de comercio entre naciones se cifraban en esta moneda. Más adelante, como se ha explicado en este espacio, surgirían depósitos denominados en dólares fuera del control de la Reserva Federal para convertirse en eurodólares y reunir importancia en su cambio y en sus transacciones.    Desde luego, las primeras asociaciones fueron económicas para sentar reglas de intercambio en todos los órdenes posibles. La simple presencia del comercio hacía necesaria una reglamentación para evitar predominios y caminar sobre bases justas. Las primeras exploraciones se concentraron en los costos de producción por la sencilla razón de ser un elemento esencial de competencia. Si los costos domésticos de cualquier exportador fueran transferidos al importador y en el importador fueran menores, el desequilibrio era inmediatamente notado y desechado por improcedente para competir. Un método simple pero eficaz para iniciar un intercambio comercial, considerando que la recomposición de las cadenas productivas tardó una década después de 1945.   Con los años y con la investigación y desarrollo en los agentes productivos, las especializaciones surgieron y por ende, las ventajas comparativas. El camino de la inspección de los costos quedó atrás y se sentaron las primeras bases sobre precios pero no de productos terminados, sobre componentes y partes. Se iniciaba la era de la interdependencia y quedaba atrás la autosuficiencia. Es importante destacar que no solo se desechaba la autosuficiencia; la independencia se convirtió en un concepto de unión de lengua, de costumbres y de arraigo en las naciones, sin menoscabo de territorio y fronteras, como resguardo del celo de pertenencia y de usos y costumbres. La independencia daba paso a la interdependencia. Las naciones-Estado consolidaban historia y origen y todo esto lo vertían en comunidades foráneas, unas conocidas, otras totalmente ajenas, para buscar un concepto que surgiría con el impulso de la modernidad y el progreso: la integración.   El deseo de pertenecer a un mundo más abierto no significaba redención de absolutamente nada; nada se concedía con la apertura más allá de la especialización y el orgullo de la creación y la innovación de cada nación participante. Las invitaciones regionales no tardaron y el resultado se denominó economía de bloque. La vecindad se convirtió en el factor principal de la asociación. Vendrían los primeros considerandos en las fronteras y en las tarifas y aranceles, para convencer de las bondades de agilizar las primeras y borrar lo segundo. La orientación de la apertura derivó en el término que ahora conocemos como economías abiertas.   Los tamaños de las economías desde luego marcaron diferencias y de las diferencias surgieron conflictos, unos interpretativos y los más de consecuencia. Las regiones del globo notaron discrepancia en los renglones del producto y en las contribuciones de balances comerciales con verdadera disparidad. También, más allá de las dimensiones de dos economías en franco intercambio y en franca desproporción, se sentaban temores de la continuidad en el abasto. En este proceso surgió la inversión extranjera directa para dotar de presupuesto y tecnología a países anfitriones con economías frágiles. En el papel hace sentido, pero la realidad mostraba una cara desconocida: el predominio y por este debe entenderse el control de la importación con valor agregado local, el control de la dotación que dio origen con tecnología y conocimiento y el control de un mercado. Este doble juego de control en dos fronteras no era la idea de integración.   En la dimensión de las economías tendría que existir un conjunto de reglas para un elemento no contemplado: la hegemonía. Entonces surgió la idea de crear bloques territoriales con fines comunes. En América se han hecho intentos de toda naturaleza y concepción, la gran mayoría por el momento y la circunstancia de la política imperante. Desde UNASUR hasta el MERCOSUR hemos transitado todas las rutas de tierra, mar y aire para nunca aterrizar planes concretos de verdadera adhesión. La única concepción que reúne congruencia es la Organización de Estados Americanos.    Las adhesiones y creaciones de organizaciones con fines comunes garantizan una sola cosa: el momento. La consecución, el seguimiento, planteamientos, todo sin duda queda en el olvido por una sencilla razón: el financiamiento. Una vez signado cualquier intento, de los mencionados u otro, cada nación se dedica a su marcha de vida nacional y su presupuesto jamás incluye lo signado en conjunción con otros pares. Así ha sucedido siempre. Pero no con la OEA. La explicación es simple porque el 55% del presupuesto del que vive esta organización lo aporta el gobierno norteamericano. La coincidencia de su residencia no es casual al encontrarse situada a un par de calles de la Casa Blanca.    Tal vez la concepción de la OEA difiera de la economía, de la integración no. Los intentos en paralelo a esta organización desde luego han fracasado o simplemente quedan en lo ya expuesto, el momento. Se han asomado intentos de desarticularla, no han prosperado. Si no han prosperado es debido a concepciones de ideología que retan un statu quo que nada tiene que ver con la hegemonía descrita anteriormente. Ya las balanzas comerciales del mundo moderno y la adecuación de la inversión extranjera directa han acoplado tiempos en los que impera la eficiencia por encima de la preponderancia del capital. Las cosas han cambiado diametralmente como para sondear conflictos donde no existen.   El orden mundial de la producción tiene otros menesteres que la captación territorial de naciones que de un modo u otro obedecen al concierto de las naciones libres. Si nos enfocamos en América Latina, la disidencia de tres economías perdedoras no desvela al orden internacional. Las miras se encuentran en Oriente, en los gigantes de la producción y no del consumo, gran diferencia. Esa es la verdadera preocupación de Occidente.    El intento mexicano de días pasados, CELAC,  revivió un momento, pero de fracaso, momento que transitó en la vacuidad desde la convocatoria. La integración no se da con terreno perdido, la integración se da con miras de futuro y sin figuras del pasado. Vano el intento, vano el tránsito de representaciones con honrosas excepciones y por tanto vano el resultado. La integración se encuentra en otras manos, en otros ideales. Vendrán, sin duda. Que no exista duda.  " ["post_title"]=> string(23) "Integración Económica" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(21) "integracion-economica" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-20 12:18:14" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-20 17:18:14" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70620" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18528 (24) { ["ID"]=> int(70830) ["post_author"]=> string(2) "55" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-24 12:06:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-24 17:06:04" ["post_content"]=> string(4417) "Estoy convencido de que el propósito de la empresa permisionaria del Hipódromo de las Américas, “Administradora Mexicana de Hipódromo” aunque realmente es la empresa española CODERE, quiere acabar con la Industria Hípica Mexicana. Ahora van por los caballos “Cuarto de Milla”, pues con los caballos Pura Sangre ya acabaron. Es un hecho que a CODERE solo le interesan sus casinos y no cumplir con las condiciones de su permiso. Finalmente, entre el 12 y el 14 del mes de octubre, la Asociación Mexicana de Criadores y Caballistas de Caballos Cuarto de Milla, A.C., organizará su subasta anual para vender al mejor postor los añales que producen. Están inscritos 632 ejemplares listos para su venta. Y como siempre ―para no perder la costumbre―, la permisionaria CODERE pone piedras en el camino, aparentemente con la intención de que no se lleve a cabo la subasta. Así pues, un amigo me mandó un comunicado de la Asociación de los Cuarto de Milla, que reproduzco a continuación: “Se les invita al tradicional desayuno que realizamos solo para los Consignatarios, en el Jockey Club del Hipódromo de las Américas a las 9:00 horas el lunes 11, en donde se tratarán solamente asuntos relacionados a la subasta. Favor de confirmar su asistencia, a más tardar el 1 de octubre, a los teléfonos 55 4985 1477, 55 7108 4525 y 55 4985 1564. “Se les informa que la empresa, como condición para poder realizar la subasta y estar todos protegidos, será obligatorio que cuenten con una prueba negativa de COVID de antígenos, nos pide que los Consignatarios, Caballerangos, Choferes y todo el personal que labore en las instalaciones y en la caballerizas de la subasta, con no más de tres días antes del día que ingresen y tendrán que enviar el resultado negativo al correo de la Asociación: [email protected] y traer el original para que les permitan la entrada. Es obligatorio el uso de cubrebocas”.  Así pues, como pueden leer en el segundo párrafo del comunicado y como condición para poder celebrar la subasta, dice “será obligatorio (…) y tendrán que presentar su prueba negativa del COVID incluyendo a los “consignatarios”. Caray… no lo entiendo, me parece que los miembros de la Asociación van a pegar el grito en el Cielo. Como soy muy curioso les pregunté a mis conocidos si todos los trabajadores de la zona de caballerizas han tenido que presentar la “prueba negativa” del COVID para poder trabajar; me respondieron: ¡por supuesto que no! (solo a los que han resultado positivos). Espero que a los posibles compradores ―que no debe haber muchos― no les exijan la prueba. Y a propósito, el sábado 25 de septiembre (mañana) se corre el otrora prestigioso LXXVI Hándicap de las Américas y todo el programa es interesante. Corren los mejores ejemplares que quedan y ahora los tresañeros deben poder vencer a los mayores, sobre todo que llevan cierta ventaja en el peso, pues ya no se corre esta carrera, la última semana de mayo, como era la costumbre. El raquítico premio que ofrece la permisionaria es de 1 700 000 y cada ejemplar ―para participar― debe pagar 75 000. Otra vez los propietarios aportan el 58% del premio. Ese es el nivel vergonzoso de nuestra hípica. ¡Qué hípica! Agradezco sus comentarios." ["post_title"]=> string(61) "La Subasta de Cuarto de Milla y el Hándicap de las Américas" ["post_excerpt"]=> string(111) "El Hipódromo de las Américas pasa por problemas que impiden desarrollar una industria hípica competitiva. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(59) "la-subasta-de-cuarto-de-milla-y-el-handicap-de-las-americas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-24 12:06:53" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-24 17:06:53" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70830" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18581 (24) { ["ID"]=> int(70620) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-20 12:18:14" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-20 17:18:14" ["post_content"]=> string(7380) "Las asociaciones entre países surgen de las etapas de reconstrucción de la Gran Guerra; el intento dio el primer resultado en Bretton Woods, New Jersey en los Estados Unidos. De esa conferencia surgieron el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. Se incorporaba el dólar como moneda de cambio internacional y las operaciones de comercio entre naciones se cifraban en esta moneda. Más adelante, como se ha explicado en este espacio, surgirían depósitos denominados en dólares fuera del control de la Reserva Federal para convertirse en eurodólares y reunir importancia en su cambio y en sus transacciones.    Desde luego, las primeras asociaciones fueron económicas para sentar reglas de intercambio en todos los órdenes posibles. La simple presencia del comercio hacía necesaria una reglamentación para evitar predominios y caminar sobre bases justas. Las primeras exploraciones se concentraron en los costos de producción por la sencilla razón de ser un elemento esencial de competencia. Si los costos domésticos de cualquier exportador fueran transferidos al importador y en el importador fueran menores, el desequilibrio era inmediatamente notado y desechado por improcedente para competir. Un método simple pero eficaz para iniciar un intercambio comercial, considerando que la recomposición de las cadenas productivas tardó una década después de 1945.   Con los años y con la investigación y desarrollo en los agentes productivos, las especializaciones surgieron y por ende, las ventajas comparativas. El camino de la inspección de los costos quedó atrás y se sentaron las primeras bases sobre precios pero no de productos terminados, sobre componentes y partes. Se iniciaba la era de la interdependencia y quedaba atrás la autosuficiencia. Es importante destacar que no solo se desechaba la autosuficiencia; la independencia se convirtió en un concepto de unión de lengua, de costumbres y de arraigo en las naciones, sin menoscabo de territorio y fronteras, como resguardo del celo de pertenencia y de usos y costumbres. La independencia daba paso a la interdependencia. Las naciones-Estado consolidaban historia y origen y todo esto lo vertían en comunidades foráneas, unas conocidas, otras totalmente ajenas, para buscar un concepto que surgiría con el impulso de la modernidad y el progreso: la integración.   El deseo de pertenecer a un mundo más abierto no significaba redención de absolutamente nada; nada se concedía con la apertura más allá de la especialización y el orgullo de la creación y la innovación de cada nación participante. Las invitaciones regionales no tardaron y el resultado se denominó economía de bloque. La vecindad se convirtió en el factor principal de la asociación. Vendrían los primeros considerandos en las fronteras y en las tarifas y aranceles, para convencer de las bondades de agilizar las primeras y borrar lo segundo. La orientación de la apertura derivó en el término que ahora conocemos como economías abiertas.   Los tamaños de las economías desde luego marcaron diferencias y de las diferencias surgieron conflictos, unos interpretativos y los más de consecuencia. Las regiones del globo notaron discrepancia en los renglones del producto y en las contribuciones de balances comerciales con verdadera disparidad. También, más allá de las dimensiones de dos economías en franco intercambio y en franca desproporción, se sentaban temores de la continuidad en el abasto. En este proceso surgió la inversión extranjera directa para dotar de presupuesto y tecnología a países anfitriones con economías frágiles. En el papel hace sentido, pero la realidad mostraba una cara desconocida: el predominio y por este debe entenderse el control de la importación con valor agregado local, el control de la dotación que dio origen con tecnología y conocimiento y el control de un mercado. Este doble juego de control en dos fronteras no era la idea de integración.   En la dimensión de las economías tendría que existir un conjunto de reglas para un elemento no contemplado: la hegemonía. Entonces surgió la idea de crear bloques territoriales con fines comunes. En América se han hecho intentos de toda naturaleza y concepción, la gran mayoría por el momento y la circunstancia de la política imperante. Desde UNASUR hasta el MERCOSUR hemos transitado todas las rutas de tierra, mar y aire para nunca aterrizar planes concretos de verdadera adhesión. La única concepción que reúne congruencia es la Organización de Estados Americanos.    Las adhesiones y creaciones de organizaciones con fines comunes garantizan una sola cosa: el momento. La consecución, el seguimiento, planteamientos, todo sin duda queda en el olvido por una sencilla razón: el financiamiento. Una vez signado cualquier intento, de los mencionados u otro, cada nación se dedica a su marcha de vida nacional y su presupuesto jamás incluye lo signado en conjunción con otros pares. Así ha sucedido siempre. Pero no con la OEA. La explicación es simple porque el 55% del presupuesto del que vive esta organización lo aporta el gobierno norteamericano. La coincidencia de su residencia no es casual al encontrarse situada a un par de calles de la Casa Blanca.    Tal vez la concepción de la OEA difiera de la economía, de la integración no. Los intentos en paralelo a esta organización desde luego han fracasado o simplemente quedan en lo ya expuesto, el momento. Se han asomado intentos de desarticularla, no han prosperado. Si no han prosperado es debido a concepciones de ideología que retan un statu quo que nada tiene que ver con la hegemonía descrita anteriormente. Ya las balanzas comerciales del mundo moderno y la adecuación de la inversión extranjera directa han acoplado tiempos en los que impera la eficiencia por encima de la preponderancia del capital. Las cosas han cambiado diametralmente como para sondear conflictos donde no existen.   El orden mundial de la producción tiene otros menesteres que la captación territorial de naciones que de un modo u otro obedecen al concierto de las naciones libres. Si nos enfocamos en América Latina, la disidencia de tres economías perdedoras no desvela al orden internacional. Las miras se encuentran en Oriente, en los gigantes de la producción y no del consumo, gran diferencia. Esa es la verdadera preocupación de Occidente.    El intento mexicano de días pasados, CELAC,  revivió un momento, pero de fracaso, momento que transitó en la vacuidad desde la convocatoria. La integración no se da con terreno perdido, la integración se da con miras de futuro y sin figuras del pasado. Vano el intento, vano el tránsito de representaciones con honrosas excepciones y por tanto vano el resultado. La integración se encuentra en otras manos, en otros ideales. Vendrán, sin duda. Que no exista duda.  " ["post_title"]=> string(23) "Integración Económica" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(21) "integracion-economica" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-20 12:18:14" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-20 17:18:14" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70620" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(17) ["max_num_pages"]=> float(9) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "af1037b94bdc5c72ae721d58597749de" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Integración Económica

Integración Económica

Las asociaciones entre países surgen de las etapas de reconstrucción de la Gran Guerra; el intento dio el primer resultado en Bretton...

septiembre 20, 2021

La Subasta de Cuarto de Milla y el Hándicap de las Américas

El Hipódromo de las Américas pasa por problemas que impiden desarrollar una industria hípica competitiva.

septiembre 24, 2021




Más de categoría

La Subasta de Cuarto de Milla y el Hándicap de las Américas

El Hipódromo de las Américas pasa por problemas que impiden desarrollar una industria hípica competitiva.

septiembre 24, 2021
EL CAMBIO CLIMÁTICO ¿CUÁNDO FUE?

EL CAMBIO CLIMÁTICO ¿CUÁNDO FUE?

Todos los países deben comprometerse en una diplomacia ambientalista para que la temperatura promedio global no se incremente 1.5...

septiembre 23, 2021
china evergrande

Evergrande, la inmobiliaria china que preocupa al mundo

Evergrande es una inmobiliaria china que tiene dificultades para pagar a sus acreedores. Su deuda asciende a 305 000...

septiembre 22, 2021

La OIT alerta sobre deficiencias en la protección social a nivel mundial

El hecho de que la mayor parte de la población mundial carezca de algún tipo de protección social, propicia...

septiembre 21, 2021