Crece la pobreza

La pobreza se ha agudizado más por la pandemia y el panorama internacional con la guerra en Europa. La pobreza sigue creciendo en los países en desarrollo y en México. El bajo crecimiento económico de México antes...

15 de junio, 2022

La pobreza se ha agudizado más por la pandemia y el panorama internacional con la guerra en Europa.

La pobreza sigue creciendo en los países en desarrollo y en México. El bajo crecimiento económico de México antes de la pandemia de covid-19, el impacto de esta, el fenómeno inflacionario mundial y la invasión de Rusia a Ucrania, que ha impactado en el precio de los energéticos y los alimentos, han afectado de manera importante los ingresos y los gastos de las familias de menores ingresos.

La pobreza, de acuerdo con Wikipedia, “es una situación en la cual no es posible satisfacer las necesidades físicas y psicológicas básicas de una persona, por falta de recursos como la alimentación, la vivienda, la educación, la asistencia sanitaria, el agua potable o la electricidad”.

La pobreza es un fenómeno complejo de atender sin el apoyo de otras instancias, como los gobiernos, a través de políticas y programas públicos para superarla. Se tiene que atender con una estrategia integral que enfatice el ingreso, pero que permita el acceso a la alimentación, la salud, la seguridad social, la educación, la vivienda y los servicios públicos. Algo muy doloroso, entendido a partir de la evidencia empírica, es que la pobreza se hereda en muchos casos.

En México, la lucha contra la pobreza ha sido la principal promesa de sus gobiernos, además del combate a la corrupción. Sin embargo, los avances han sido pocos y poco sostenibles ante las diferentes crisis económicas que hemos padecido.

Y ahora nos afecta el fenómeno inflacionario y los impactos de la invasión de Rusia a Ucrania.

De acuerdo al reciente Informe presentado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el mundo será “afectado por un menor crecimiento, más inflación y alza de tasas de interés. La guerra en Ucrania abrió una nueva fuente de incertidumbre para la economía mundial y tuvo un impacto, en primer lugar, en su nivel de actividad: se estima que la economía mundial crecería un 3.3% en 2022, es decir, 1 punto porcentual menos de lo que se proyectaba antes del inicio del conflicto” (https://bit.ly/3txqopw).

Para la región de América Latina y el Caribe “dadas las repercusiones de la guerra, la tendencia anticipada se ha acentuado, lo que ha llevado a una revisión a la baja de las estimaciones. A nivel subregional, se espera que, en promedio, las economías de América del Sur crezcan 1.5%, las de Centroamérica y México un 2.3% y las del Caribe 10.1%”.

Por otro lado, también se pronostica “que la pobreza extrema y la pobreza se elevarán por sobre los niveles estimados para 2021. Una aceleración de la inflación se traduciría en niveles de pobreza aún más altos”. Se calcula un “aumento de 1.1% de la pobreza extrema, que implicaría que 7.8 millones de personas más que se sumarían a los 86.4 millones cuya seguridad alimentaria ya está en riesgo”.

De acuerdo con la CEPAL, esta coyuntura provocará un crecimiento de la pobreza en México de 1.3%. “En caso de que la inflación supere en 2 puntos porcentuales, la pobreza aumentaría 2.3% en México. Ello implicaría que este año se sumen 2.5 millones de personas a esta condición”. Cifras preocupantes.

¿Y qué hacer? Revisando lo que ha hecho el actual gobierno federal en materia de desarrollo social, destaca que mientras el gasto total en desarrollo social ha crecido de 2019 de 150 mil millones de pesos a 299 mil millones de pesos, un crecimiento casi del doble; el número de beneficiarios se ha reducido de 26 millones en 2019 a 12 millones en 2021, esto es, 14 millones de menos beneficiarios, una reducción de 55%.

La última evaluación de la pobreza presentada por CONEVAL relativa a 2020, sin considerar todavía todos los efectos de la crisis del covid-19, nos habla que de 2018 a 2020 la pobreza en México creció de 41.9% al 43.9% del total de la población, esto es, 3.8 millones de mexicanos más en pobreza. A esta cifra, al menos habría que sumarle los 2.5 millones que calcula CEPAL para este año, lo que haría que de 2018 a 2022 en nuestro país tendríamos al menos 6.3 millones de pobres más.

Frente a este escenario, es necesario evaluar algunos cambios en la estrategia de desarrollo social, considerando entre otras posibilidades: ampliar la cobertura de los programas y apoyos sociales a la población más vulnerable, especialmente en el caso de los niños en su primer infancia y en edad escolar para garantizar su buen desarrollo y su permanencia en la escuela; liberar las reservas estratégicas de maíz para garantizar el abasto y evitar alzas de precios en las zonas más marginadas del país; incentivar el empleo en zonas deprimidas para garantizar ingresos a las familias más pobres, entre otras medidas.

Estamos en un momento difícil para muchas familias en condiciones de pobreza y quienes son vulnerables de serlo. Actuar a tiempo puede ser la diferencia para el destino de millones. Hay que actuar con oportunidad.

 

Contacto: www.marcopaz.mx, [email protected], Twitter: @marcopazpellat, www.facebook.com/MarcoPazMX, www.ForoCuatro.tv y www.ruizhealytimes.com.

 

  

Comentarios


object(WP_Query)#18038 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(79926) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "19-07-2022" ["before"]=> string(10) "16-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(79926) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "19-07-2022" ["before"]=> string(10) "16-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18036 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18005 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18003 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "19-07-2022" ["before"]=> string(10) "16-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-07-19 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-08-16 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (79926) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18039 (24) { ["ID"]=> int(81131) ["post_author"]=> string(2) "58" ["post_date"]=> string(19) "2022-07-19 10:08:32" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-07-19 15:08:32" ["post_content"]=> string(4765) "La desinformación y las opiniones poco objetivas que hay alrededor del fenómeno de la migración de mexicanos hacia Estados Unidos, da lugar a una serie de prejuicios y predisposiciones que en ocasiones resultan falsas y entorpecen la visibilidad de los análisis serios. Sin embargo, Ran Abramitzky y Leah Boustan, dos economistas, de las Universidades de Stanford y Princeton, respectivamente, publicaron un nuevo libro titulado “Calles de oro: la historia no narrada sobre el éxito de la migración”, donde desmienten algunos de los mitos sobre el tema de cara a las próximas elecciones en el mes de noviembre en Estados Unidos. En su estudio vincularon los registros de algunos censos para reunir lo que llaman “el primer conjunto de datos verdaderamente amplio sobre la inmigración”. Usando el conjunto de datos, los autores pudieron comparar las trayectorias de ingresos de los hijos de inmigrantes con las de las personas cuyos padres nacieron en los Estados Unidos. Los economistas encontraron que, en promedio, los hijos de inmigrantes son excepcionalmente exitosos para ascender en la escala económica. Concretamente, los hijos de inmigrantes tienen el doble de posibilidades de volverse ricos en comparación con las personas que tuvieron padres estadounidenses. Las historias de éxito de inmigrantes de segunda generación han sido parte de la historia de Estados Unidos durante mucho tiempo. Al observar los registros del censo de 1880, los investigadores encontraron que los hombres cuyos padres eran inmigrantes de bajos ingresos ganaban más dinero como adultos que los hijos de hombres de bajos ingresos nacidos en los Estados Unidos. No obstante, observaron el mismo patrón un siglo después. Los niños nacidos alrededor de 1980 de padres de México, India, Brasil y casi todos los demás países ganaron más que los hijos de hombres nacidos en Estados Unidos.  Una vez que los economistas encontraron abundante evidencia sobre la movilidad ascendente de los inmigrantes de segunda generación, trataron de averiguar por qué a esos niños les fue tan bien. Llegaron a dos respuestas. En primer lugar, a los niños les resultó fácil superar a los padres cuyas carreras se veían inhibidas por las malas habilidades lingüísticas o la falta de credenciales profesionales para ejercer su profesión. El ejemplo clásico es el de un médico inmigrante que acaba conduciendo un taxi en Estados Unidos. En segundo lugar, los inmigrantes tendían a establecerse en partes del país que experimentaban un fuerte crecimiento de empleos, productividad y crecimiento económico. Eso les dio una ventaja sobre los estadounidenses nativos que estaban firmemente arraigados en lugares con economías tambaleantes.  Pero, si los inmigrantes son tan móviles hacia la parte de arriba de la pirámide social, ¿por qué no lo parece? Una de las razones es que hay más recién llegados de los que ha habido en décadas anteriores y la mayoría aún no ha tenido tiempo de salir adelante. Otra razón es que la mayoría de los inmigrantes llegan muy por debajo del nivel socioeconómico de los estadounidenses nativos. Abramitzky y Boustan descubrieron que es más probable que provengan de países significativamente más pobres que Estados Unidos, incluidos El Salvador, India y Vietnam, que los inmigrantes del pasado (italianos, alemanes, irlandeses, asiáticos, por ejemplo). Pero los inmigrantes que empiezan desde abajo son los que más ascienden. Los inmigrantes ricos y educados tienden a ser los que tienen menos movilidad ascendente, simplemente porque ya están en la cima o cerca de ella. De esta manera, Abramitzky y Boustan cuestionan y se oponen al argumento de que los inmigrantes toman trabajos de los estadounidenses nativos y que empobrecen a las comunidades en donde se establecen. Los inmigrantes menos calificados gravitan hacia trabajos para los que hay relativamente poca competencia de los estadounidenses nativos, como la recolección de cultivos, mientras que los inmigrantes altamente calificados a menudo crean más empleos para los estadounidenses nativos al iniciar sus propios negocios. *La nota se basa en la publicación del The New York Times “Why so many children of immigrants rise to the top”. Disponible en: https://www.nytimes.com/interactive/2022/07/11/opinion/immigrants-success-america.html?referringSource=articleShare " ["post_title"]=> string(49) "El éxito de los migrantes de segunda generación" ["post_excerpt"]=> string(133) "Las historias de éxito de inmigrantes de segunda generación han sido parte de la historia de Estados Unidos durante mucho tiempo. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(47) "el-exito-de-los-migrantes-de-segunda-generacion" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-07-19 10:08:32" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-07-19 15:08:32" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81131" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17921 (24) { ["ID"]=> int(81812) ["post_author"]=> string(3) "188" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-05 09:54:57" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-05 14:54:57" ["post_content"]=> string(10462) "Desde que el coronavirus nos atacó en el 2019 y el Covid se declaró por la OMS como pandemia en marzo de 2020, pasando por la invasión de Rusia a Ucrania, y ahora el escalamiento de tensiones entre EEUU y China por Taiwán, el siglo XXI nos ha estado presentando grandes retos que están dando lugar a una reconfiguración geopolítica y económica, a nivel global.  Este nuevo orden mundial se está construyendo a partir de una serie de cismas que han originado crisis en las cadenas de valor, alimentos, energía, y ahora, se vislumbra la de semiconductores o microchips – chips-, por escasez de oferta. Todo ello con un gran costo humanitario y económico (inflación y recesión).   Sin soslayar el riesgo de que la guerra rusa-ucraniana y un posible conflicto bélico entre EEUU y China pudieran ocasionar un desenlace nuclear de graves consecuencias, este momento histórico, como toda crisis, presenta oportunidades que México podría aprovechar a su favor. ¿Qué hay detrás de la visita de Pelosi a Taiwán? No son pocos los analistas que consideran que la visita de Nancy Pelosi a Taiwán y su reunión con la presidenta Tsai Ing-wen es una afrenta a China, y un mal cálculo de “timing” por lo inestable e incierto del entorno mundial. El viaje de Pelosi a Taiwán pudo haber sido convenido con el presidente Joe Biden (a pesar de lo que se dice en los medios), ya que en el trasfondo de la visita parecen estar intereses comerciales y económicos. La visita de Pelosi se da después de una conversación telefónica entre Joe Biden y el presidente chino, Xi Jinping, la semana pasada, donde, sobre el tema de Taiwán, éste le advirtió a Biden que “el que juega con fuego, se quema”; y, después de que el presidente del Consejo de TSMC (la mayor empresa productora de chips en el mundo), Mark Liu, concediera una entrevista en CNN donde hizo declaraciones que llamaron la atención, previendo la invasión de China a Taiwán.  Señaló que “una invasión militar de China haría que las fábricas de chips de TSMC fueran inoperantes” y advirtió que “China también perdería”. “Nuestra interrupción en la producción generaría un gran desorden económico a nivel global porque de repente, la oferta más sofisticada de este componente desaparecería…TSMC es una instalación muy sofisticada que depende de la conexión en tiempo real con el mundo exterior”, como Europa, EEUU y Japón para materiales, químicos e ingeniería de software.   Los chips, un tema de seguridad nacional TSMC es un jugador fundamental en la industria de semiconductores, y posee la nanotecnología más avanzada a nivel global. Su importancia estratégica ha crecido por la escasez mundial de estos componentes. Produce el 54% de los chips de silicio que se utilizan en el mundo en automóviles, computadoras, teléfonos inteligentes, equipo médico, y en casi todos los sectores de la electrónica.  Se calcula que TSMC representa el 90% del mercado de los procesadores más avanzados a nivel global. Abastece el 10% del mercado chino, y en EEUU es el mayor proveedor de Apple, Intel, Nvidia, AMD, y Qualcomm, entre otros.  Las empresas fabricantes de semiconductores en Taiwán representan dos terceras partes de la oferta de chips a nivel mundial. Ni China ni EEUU han logrado alcanzar la capacidad de producción de Taiwán y Corea del Sur. Los semiconductores se han convertido en un asunto de seguridad nacional en EEUU. Si se vulnera la capacidad de producción en Taiwán, por una desconexión o por la toma de control de China, la industria tecnológica en EEUU se vería gravemente afectada. En un artículo del 20 de junio, en el Wall Street Journal, se cita al ex subsecretario de Defensa, Robert Work, que señala que “el conflicto en el Estrecho de Taiwán podría desencadenar una crisis de seguridad nacional por los semiconductores. Estamos a 110 millas  (la distancia que separa las costas de China y Taiwán),  de pasar de dos generaciones de desarrollo adelante a, quizás, dos generaciones atrás”. En julio pasado se aprobó en el Congreso de EEUU, la CHIPS and Science Act (las siglas corresponden a “Creating Helpful Incentives for the Production of Semiconductors”), para fortalecer su industria de semiconductores, y se aprobó un presupuesto de $52.7 mil millones de dólares de inversión, durante 5 años, además de estímulos fiscales, para la producción, diseño e investigación en este sector.  El objetivo es fortalecer la seguridad nacional y económica, y reforzar las cadenas de suministro de chips en la región de Norteamérica (incluyendo México). Se espera que Biden promulgue la CHIPS Act, el 9 de agosto. Actualmente, Intel y GlobalFoundrie de EEUU solo representan el 7% del mercado mundial, mismo porcentaje que tiene China con SMIC (Taiwán con sus distintas empresas representa el 63% del mercado, y Corea del Sur el 17% con Samsung, -según datos de Visual Capitalist-).  En su visita a Taiwán, Nancy Pelosi sostuvo una reunión con Mark Liu para hablar sobre la CHIPS Act, ya que TSMC podría ser beneficiario de la nueva ley en EEUU, por sus planes para establecer una fábrica de chips, de $12 mil millones de dólares, en el estado de Arizona. No se puede omitir señalar que, recientemente el esposo de Pelosi estuvo envuelto en una operación de compra de acciones de empresas relacionadas con chips, aunque este tema no necesariamente pueda ser relevante en las negociaciones con Taiwán. Oportunidades para México México podría aprovechar las oportunidades que surjan en la reconformación de la industria manufacturera de chips en la región norteamericana. El ciclo económico en EEUU presenta un punto de inflexión, del cual nuestro país puede obtener beneficios, si se respetan las reglas comerciales establecidas en la región con el TMEC. Hay oportunidades que pueden tener un potencial de crecimiento importante en el país:
  1. El director general de Intel en México, Santiago Cardoña, señaló recientemente que tenemos un papel clave en la estrategia de la empresa de concentrar su producción de chips en EEUU y Europa. En su Centro de Diseño de Guadalajara, realiza dos de los procesos más importantes para la fabricación de semiconductores, que son el diseño y la validación.Intel México emplea a más de 1,900 personas, y ha dejado una derrama económica de más de 1,000 millones de dólares. A través del Centro de Diseño de Guadalajara, invertirá aproximadamente 8 millones de dólares a lo largo de 2022.
  1. En Gómez Palacio Durango se anunció la construcción de una fábrica de la empresa Vishay Intertechnology, que produce semiconductores y componentes para la industria automotriz, aeronáutica y telecomunicaciones, en la cual se invertirán alrededor de 45 millones de dólares y generará 400 empleos en cinco años. Se instalará una nueva planta en el Parque Industrial La Encantada que buscará crecer a partir de las oportunidades de “nearshoring” que se presenten en la región.
  2. Según un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo titulado “México y la cadena de valor de los semiconductores: Oportunidades de cara al nuevo escenario global”, se destaca que las mayores oportunidades de México pueden no estar en lo que se conoce como “front-end” (o fabricación de chips que, entre otros, es muy intensivo en uso de agua), sino en el “back-end “(en la validación, prueba y empaque de los chips, para su entrega). Podrían generarse polos de desarrollo en distintas ciudades del país, a partir de estas oportunidades. 
  3. En abril pasado, la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, declaró que México se enfocará en cinco de las seis etapas de producción de chips semiconductores como parte de los acuerdos en el Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN). “México participa en esas cinco etapas (investigación, diseño, validación, ensamble y pruebas finales), pero no pretende por ahora incursionar en la etapa restante, que es la fabricación de obleas.”
Lamentablemente, es muy poco probable que México aproveche al máximo estas oportunidades. El discurso nacionalista del gobierno del presidente López Obrador ahuyenta las inversiones, nacionales y extranjeras.  Además, no hay una política industrial que se enfoque en el desarrollo de empresas del siglo XXI, de exportación de productos tecnológicos y de plantas de producción de nueva generación. Seguimos anclados en la industria tradicional de manufactura y materias primas. Hay una gran competencia a nivel mundial por captar a las fábricas de productos sofisticados. Si México no es atractivo para la inversión extranjera, y el presidente López Obrador sigue confrontando a nuestro mayor socio que es EEUU, y se pone en riesgo lo acordado en el TMEC, las multinacionales que salgan de China optarán por instalar sus fábricas en países como Vietnam o Camboya. Y México habrá perdido, una vez más, la oportunidad del “Mexican Moment”.  " ["post_title"]=> string(74) " “Guerra de chips” de EEUU, Taiwán y China: oportunidad para México" ["post_excerpt"]=> string(146) "México podría aprovechar las oportunidades que surjan en la reconformación de la industria manufacturera de chips en la región norteamericana." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(62) "guerra-de-chips-de-eeuu-taiwan-y-china-oportunidad-para-mexico" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-05 10:19:25" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-05 15:19:25" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81812" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18039 (24) { ["ID"]=> int(81131) ["post_author"]=> string(2) "58" ["post_date"]=> string(19) "2022-07-19 10:08:32" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-07-19 15:08:32" ["post_content"]=> string(4765) "La desinformación y las opiniones poco objetivas que hay alrededor del fenómeno de la migración de mexicanos hacia Estados Unidos, da lugar a una serie de prejuicios y predisposiciones que en ocasiones resultan falsas y entorpecen la visibilidad de los análisis serios. Sin embargo, Ran Abramitzky y Leah Boustan, dos economistas, de las Universidades de Stanford y Princeton, respectivamente, publicaron un nuevo libro titulado “Calles de oro: la historia no narrada sobre el éxito de la migración”, donde desmienten algunos de los mitos sobre el tema de cara a las próximas elecciones en el mes de noviembre en Estados Unidos. En su estudio vincularon los registros de algunos censos para reunir lo que llaman “el primer conjunto de datos verdaderamente amplio sobre la inmigración”. Usando el conjunto de datos, los autores pudieron comparar las trayectorias de ingresos de los hijos de inmigrantes con las de las personas cuyos padres nacieron en los Estados Unidos. Los economistas encontraron que, en promedio, los hijos de inmigrantes son excepcionalmente exitosos para ascender en la escala económica. Concretamente, los hijos de inmigrantes tienen el doble de posibilidades de volverse ricos en comparación con las personas que tuvieron padres estadounidenses. Las historias de éxito de inmigrantes de segunda generación han sido parte de la historia de Estados Unidos durante mucho tiempo. Al observar los registros del censo de 1880, los investigadores encontraron que los hombres cuyos padres eran inmigrantes de bajos ingresos ganaban más dinero como adultos que los hijos de hombres de bajos ingresos nacidos en los Estados Unidos. No obstante, observaron el mismo patrón un siglo después. Los niños nacidos alrededor de 1980 de padres de México, India, Brasil y casi todos los demás países ganaron más que los hijos de hombres nacidos en Estados Unidos.  Una vez que los economistas encontraron abundante evidencia sobre la movilidad ascendente de los inmigrantes de segunda generación, trataron de averiguar por qué a esos niños les fue tan bien. Llegaron a dos respuestas. En primer lugar, a los niños les resultó fácil superar a los padres cuyas carreras se veían inhibidas por las malas habilidades lingüísticas o la falta de credenciales profesionales para ejercer su profesión. El ejemplo clásico es el de un médico inmigrante que acaba conduciendo un taxi en Estados Unidos. En segundo lugar, los inmigrantes tendían a establecerse en partes del país que experimentaban un fuerte crecimiento de empleos, productividad y crecimiento económico. Eso les dio una ventaja sobre los estadounidenses nativos que estaban firmemente arraigados en lugares con economías tambaleantes.  Pero, si los inmigrantes son tan móviles hacia la parte de arriba de la pirámide social, ¿por qué no lo parece? Una de las razones es que hay más recién llegados de los que ha habido en décadas anteriores y la mayoría aún no ha tenido tiempo de salir adelante. Otra razón es que la mayoría de los inmigrantes llegan muy por debajo del nivel socioeconómico de los estadounidenses nativos. Abramitzky y Boustan descubrieron que es más probable que provengan de países significativamente más pobres que Estados Unidos, incluidos El Salvador, India y Vietnam, que los inmigrantes del pasado (italianos, alemanes, irlandeses, asiáticos, por ejemplo). Pero los inmigrantes que empiezan desde abajo son los que más ascienden. Los inmigrantes ricos y educados tienden a ser los que tienen menos movilidad ascendente, simplemente porque ya están en la cima o cerca de ella. De esta manera, Abramitzky y Boustan cuestionan y se oponen al argumento de que los inmigrantes toman trabajos de los estadounidenses nativos y que empobrecen a las comunidades en donde se establecen. Los inmigrantes menos calificados gravitan hacia trabajos para los que hay relativamente poca competencia de los estadounidenses nativos, como la recolección de cultivos, mientras que los inmigrantes altamente calificados a menudo crean más empleos para los estadounidenses nativos al iniciar sus propios negocios. *La nota se basa en la publicación del The New York Times “Why so many children of immigrants rise to the top”. Disponible en: https://www.nytimes.com/interactive/2022/07/11/opinion/immigrants-success-america.html?referringSource=articleShare " ["post_title"]=> string(49) "El éxito de los migrantes de segunda generación" ["post_excerpt"]=> string(133) "Las historias de éxito de inmigrantes de segunda generación han sido parte de la historia de Estados Unidos durante mucho tiempo. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(47) "el-exito-de-los-migrantes-de-segunda-generacion" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-07-19 10:08:32" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-07-19 15:08:32" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81131" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(20) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "1b01129ead9ef6c81499da1561b12d15" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
El éxito de los migrantes de segunda generación

El éxito de los migrantes de segunda generación

Las historias de éxito de inmigrantes de segunda generación han sido parte de la historia de Estados Unidos durante mucho tiempo.

julio 19, 2022

 “Guerra de chips” de EEUU, Taiwán y China: oportunidad para México

México podría aprovechar las oportunidades que surjan en la reconformación de la industria manufacturera de chips en la región norteamericana.

agosto 5, 2022




Más de categoría
La niñez desfavorecida, el reto que debemos afrontar

La niñez desfavorecida, el reto que debemos afrontar

La desigualdad empieza desde la infancia. Los gobiernos deben generar soluciones para que la falta de acceso a salud,...

agosto 16, 2022
El discurso del Poder y la Economía

El discurso del Poder y la Economía

Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del gobierno en la economía...

agosto 15, 2022
Inflación y reduflación: impacto en el gasto de la población

Inflación y reduflación: impacto en el gasto de la población

Los hogares más pobres, los más vulnerables, son quienes sufren los mayores estragos de la inflación.

agosto 12, 2022
El T-MEC: una posición envidiable en el mundo energético

El T-MEC: una posición envidiable en el mundo energético

México está en una posición territorial de intercambios comercial, tecnológico e inversiones, envidiable. Ahora todo depende de la buena...

agosto 11, 2022