Woody Allen

Santiago Osio nos ofrece un retrato de Woody Allen a través de su filmografía más destacada.

6 de octubre, 2022 Woody Allen

Todo un fanático de Nueva York, donde se ubica gran parte de su filmografía, Allan Stewart Konigsberg aka Woody Allen, es un famoso director de cine, una de las figuras más influyentes y respetadas del séptimo arte mundial, discípulo de Bergman y Fellini, que desde hace más de 50 años ha sabido retratar en la pantalla grande, con una punzante e inteligente sátira, las relaciones humanas, la muerte, el sexo y el judaísmo. 

Nacido en Brooklyn un primero de diciembre, Allen además es un consagrado músico de jazz. Estudió en el City College de su ciudad natal, fecha donde se cambia el nombre y comienza a trabajar en la televisión como guionista cómico, empleo que le otorga fama y dinero, para después grabar varios discos de humor y presentarse permanentemente en el Greenwich Village.

Su primer guion, What’s new Pussycat?, fue filmado a mediados de la década de los sesenta, donde también tuvo un papel pequeño como actor. Un año después de eso, debuta en la dirección con What´s up Tiger Lily?, película de la cual no está nada orgulloso. A ese fiasco cinematográfico le siguieron Take the money and runBananas y Everything you always wanted to know about sex!

En 1972, Allen se enamora de la legendaria actriz americana Diane Keaton, con la cual sostiene un tórrido y famoso romance. La pareja protagoniza la grandiosa Annie Hall, cinta consagratoria del genio Woody, que le otorga un Oscar a mejor guion y otro a mejor director. Junto a Keaton, en aquella época dorada, realiza dos clásicos más: Interiors (1978) y Manhattan (1979).

Para Woody Allen los ochentas estuvieron colmados de halagos y laureles. Al lado de su nuevo amor, la actriz Mia Farrow, reconocida mundialmente por Rosemary’s Baby de Polanski, le regaló al público cinéfilo obras mayores, joyas inolvidables, como Zelig, Broadway Danny Rose, The purple rose of Cairo, Hannah and her sisters y Radio Days.  Lamentablemente todo ese éxito se ve manchado cuando se involucra sentimentalmente con la hija adoptiva de Farrow, Soon-Yi Previn, quien tenía 21 años de edad. Esa relación lo convierte en blanco de críticas y ataques. Allen y la joven asiática se casan en 1996, año en el que el director filma Deconstructing Harry, su mayor logro noventero. 

A principios del nuevo milenio, Woody Allen decidió rodar en Europa; primero en Londres , volviendo al éxito en 2005 con Match Point, una película basada en Crimen y castigo de Dostoievski, protagonizada por su nueva musa Scarlett Johansson; rubia y bella actriz que también estelarizada Vicky Cristina Barcelona, comedia filmada en España, que le diera un Oscar a Penélope Cruz; y termina en Italia y en Francia, con To Rome with Love y con la entrañable Midnight in Paris de 2011, una fantasía surrealista, una exquisita cinta que incluye personajes de la talla de Fitzgerald, Hemingway, Dalí y Buñuel. 

En estas fechas, Woody Allen cumplirá 87 años, durante los cuales ha realizado más de 50  largometrajes; filmando casi una película por año desde 1992, una racha sin precedentes en el cine mundial. 

Comentarios


object(WP_Query)#18009 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(84221) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "02-11-2022" ["before"]=> string(10) "30-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(84221) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "02-11-2022" ["before"]=> string(10) "30-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18013 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18011 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18012 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "02-11-2022" ["before"]=> string(10) "30-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-02 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-11-30 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (84221) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18010 (24) { ["ID"]=> int(85604) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-11 12:58:15" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-11 17:58:15" ["post_content"]=> string(4667) "Querida Tora: Hace unos días hubo un escándalo en la vecindad (otro más), ¿y a que no sabes por qué?: porque la señora del 54 encontró a su hija menor cociendo un calzón de su novio. ¿Puedes creerlo? Yo no podía, así que no me despegué de la señora y su hija hasta que averigüé todo. El escándalo empezó desde temprano, en que las dos empezaron a gritar y a manotear, y luego la señora sacó la olla que tenía la hija en la estufa y tiró su contenido al patio. Todas las comadres se congregaron enseguida y acosaron a la muchacha preguntándole qué había hecho y con quién y por qué y cómo y cuándo y no sé cuántas cosas más. Y es que, la verdad, ¿qué tiene que hacer una muchacha de su casa, joven y recatada, cociendo un calzón del novio? Como la chamaca no quería hablar, fueron a llamar a doña Sura, la bruja o adivina o chamana que vive en la vecindad. Esta vio el cuerpo del delito (vulgo calzón) y le preguntó si se trataba de un cocimiento de calzón con hierbas de olor para el endulzamiento del dueño. La chava seguía muda; pero la madre le dio un sopapo que la hizo llorar, y al fin abrió la boca para decir que no tenía nada de malo, que al contrario. La mujer le preguntó cómo había obtenido esa prenda, y ella juraba y perjuraba que no había hecho nada malo; pero de nada le valió, y acabó por soltar la sopa (No vomitó. Hablo en sentido figurado). Dijo que su novio es un muchacho muy guapo, muy bueno y muy respetuoso; pero es un poco enojón, y siempre la anda regañando porque en la escuela platica con algún compañero, o si llega a la vecindad con algún vecino, o si alguien le manda algún chat. Y como ya estaba desesperada, por consejo de una amiga fue a ver a una bruja que vive en la otra colonia (Hubieras visto la cara que puso doña Sura). Y ella le recomendó (Después de cobrar sus honorarios, que acabaron  con el presupuesto de la chava para todo el mes) que hiciera el cocimiento. “¿Pero cómo consigo el calzón?”, preguntó ella, angustiada. “Haz lo que tengas que hacer”, le contestó la enigmática mujer, guardándose el dinero entre sus partes blandas. “¡Desgraciada!”, gritó la vieja, y empezó a azotarla otra vez. “Ya perdiste lo más valioso que te di”. La hija se metió entre las piernas de las demás para esconderse, y eso le sirvió un poco para aplacar la furia de la madre. Entonces intervino doña Sura, y dijo que si les explicaba cómo hizo para conseguir el calzón, ella le daría otra receta de endulzamiento que estuviera más a su alcance. Entonces, la muchacha dijo que había urdido cientos de planes para desvestir al chico y robarle la prenda, pero que eran todos muy difíciles de poner en práctica. Por fin, se le ocurrió ir al hotel de la esquina a contratar a una de las muchachas. “¡¿Para qué?!”, rugió la madre. “No me digas que te hiciste tortillera”. Doña Sura la contuvo antes de que se le fuera encima y la sujetó hasta que la chica terminó su relato. Lo mejor que se le había ocurrido era contratar a una de las “flores del pecado” (Así la llamó, pues se quiso poner poética) y pagarle para que sedujera al novio y le robara el calzón. Un suspiro de alivio escapó de todos los atribulados pechos, pues no se había hollado territorio sagrado, pero le preguntaron a la chava si eso no le había dolido. Y la chica inclinó la cabeza y respondió: “Mucho. Pero era por su bien”. Muchas elogiaron su forma de proceder, y le dijeron  que siguiera así, sin entregar nada antes de tiempo. Doña Sura cumplió su palabra, y dio a la chava una receta de puras hierbas, eficacísima para controlar a los muchachos suspicaces y coléricos, y que también  les cura el acné, que es lo que a veces los impulsa a tener malos pensamientos. Total, que la chica se metió corriendo a su vivienda a hacer el nuevo cocimiento. ¿Tú serías capaz de hacer algo así, por el bien de tu novio? Es pregunta teórica, porque yo no soy ni suspicaz ni colérico, pero ¿serías capaz? Te quiere Cocatú
  1. D.- El calzón lo recogió doña Sura y lo guardó, por si acaso.
" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 289" ["post_excerpt"]=> string(171) "Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-289" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-11 12:58:15" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-11 17:58:15" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85604" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17981 (24) { ["ID"]=> int(85411) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-07 14:39:38" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-07 19:39:38" ["post_content"]=> string(3237) "No sabía qué libro de Camus compartir con ustedes. Sí, uno de Camus, porque en noviembre (hoy) se conmemora su natalicio. Estaba entre La peste, El extranjero y Los justos. Finalmente me decanté por Los justos, pues, además de ser una obra de teatro, el planteamiento es tan profundo que harían falta varios volúmenes de filosofía para explicarlo: ¿es posible fundamentar el bien sin Dios?  Los pensadores religiosos, principalmente los católicos, dirían que no. Y he ahí la famosa frase de Dostoievsky (“Los hermanos Karamazov”) que suelen citar, “Si Dios no existe, todo está permitido”, lo cual, a contrario sensu, significa que Dios es el fundamento último del bien, de modo que, suponiendo su no existencia, no habría forma de distinguir el bien del mal. Los existencialistas, especialmente Sartre y Camus, pensaron que esta máxima era falsa, y se propusieron demostrarlo, cada uno a su modo: Sartre y su idea de que el existencialismo es un humanismo (dado que era ateo, habría que afinar el sentido de la frase y decir que el existencialismo ateo es un humanismo, o, en corto, que el ateísmo es un humanismo); y Camus, a través de Los justos. Muy brevemente: unos terroristas planean el asesinato de un alto funcionario del Zar, que representa la injusticia y la opresión que vive el pueblo ruso. Kaliayev se encargará de arrojar la bomba. Llegado el momento, Kaliayev es incapaz de lanzar la bomba porque el funcionario va acompañado de sus pequeños sobrinos. Kaliayev, que es ateo y terrorista, no es capaz de matar también a los niños, a fin de cuentas inocentes, porque aún en estas circunstancias tan extremas, sabe que matar a un inocente es intrínsecamente malo, aunque se trate de un efecto no querido en sí mismo, sino implícito irremediablemente en la acción justa de quitar la vida a un tirano.  El contraargumento lógico que esgrime Federov, su compañero terrorista, es que si tanto le preocupan a Kaliayev las vidas de los niños inocentes, no haber matado al funcionario del Zar, aunque hubieren muerto dos niños, implicará que muchos niños más del pueblo morirán por causa de la opresión y la injusticia. Y además, cuando los inocentes sobrinos del funcionario crezcan, oprimirán al pueblo y matarán a muchos niños, igual que el tío. ¿Vale más la vida de esos niños, sobrinos del opresor y destinados a ser también opresores, que la vida de los niños oprimidos de Rusia? A través de esta obra de teatro Camus mostrará que, aún si Dios no existiera, es posible fundamentar el bien." ["post_title"]=> string(100) "Somos lo que leemos | “Los justos” de Camus: ¿es posible fundamentar el bien desde el ateísmo?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(97) "somos-lo-que-leemos-%e2%8f%90-los-justos-de-camus-es-posible-fundamentar-el-bien-desde-el-ateismo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-07 14:48:06" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-07 19:48:06" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85411" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18010 (24) { ["ID"]=> int(85604) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-11 12:58:15" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-11 17:58:15" ["post_content"]=> string(4667) "Querida Tora: Hace unos días hubo un escándalo en la vecindad (otro más), ¿y a que no sabes por qué?: porque la señora del 54 encontró a su hija menor cociendo un calzón de su novio. ¿Puedes creerlo? Yo no podía, así que no me despegué de la señora y su hija hasta que averigüé todo. El escándalo empezó desde temprano, en que las dos empezaron a gritar y a manotear, y luego la señora sacó la olla que tenía la hija en la estufa y tiró su contenido al patio. Todas las comadres se congregaron enseguida y acosaron a la muchacha preguntándole qué había hecho y con quién y por qué y cómo y cuándo y no sé cuántas cosas más. Y es que, la verdad, ¿qué tiene que hacer una muchacha de su casa, joven y recatada, cociendo un calzón del novio? Como la chamaca no quería hablar, fueron a llamar a doña Sura, la bruja o adivina o chamana que vive en la vecindad. Esta vio el cuerpo del delito (vulgo calzón) y le preguntó si se trataba de un cocimiento de calzón con hierbas de olor para el endulzamiento del dueño. La chava seguía muda; pero la madre le dio un sopapo que la hizo llorar, y al fin abrió la boca para decir que no tenía nada de malo, que al contrario. La mujer le preguntó cómo había obtenido esa prenda, y ella juraba y perjuraba que no había hecho nada malo; pero de nada le valió, y acabó por soltar la sopa (No vomitó. Hablo en sentido figurado). Dijo que su novio es un muchacho muy guapo, muy bueno y muy respetuoso; pero es un poco enojón, y siempre la anda regañando porque en la escuela platica con algún compañero, o si llega a la vecindad con algún vecino, o si alguien le manda algún chat. Y como ya estaba desesperada, por consejo de una amiga fue a ver a una bruja que vive en la otra colonia (Hubieras visto la cara que puso doña Sura). Y ella le recomendó (Después de cobrar sus honorarios, que acabaron  con el presupuesto de la chava para todo el mes) que hiciera el cocimiento. “¿Pero cómo consigo el calzón?”, preguntó ella, angustiada. “Haz lo que tengas que hacer”, le contestó la enigmática mujer, guardándose el dinero entre sus partes blandas. “¡Desgraciada!”, gritó la vieja, y empezó a azotarla otra vez. “Ya perdiste lo más valioso que te di”. La hija se metió entre las piernas de las demás para esconderse, y eso le sirvió un poco para aplacar la furia de la madre. Entonces intervino doña Sura, y dijo que si les explicaba cómo hizo para conseguir el calzón, ella le daría otra receta de endulzamiento que estuviera más a su alcance. Entonces, la muchacha dijo que había urdido cientos de planes para desvestir al chico y robarle la prenda, pero que eran todos muy difíciles de poner en práctica. Por fin, se le ocurrió ir al hotel de la esquina a contratar a una de las muchachas. “¡¿Para qué?!”, rugió la madre. “No me digas que te hiciste tortillera”. Doña Sura la contuvo antes de que se le fuera encima y la sujetó hasta que la chica terminó su relato. Lo mejor que se le había ocurrido era contratar a una de las “flores del pecado” (Así la llamó, pues se quiso poner poética) y pagarle para que sedujera al novio y le robara el calzón. Un suspiro de alivio escapó de todos los atribulados pechos, pues no se había hollado territorio sagrado, pero le preguntaron a la chava si eso no le había dolido. Y la chica inclinó la cabeza y respondió: “Mucho. Pero era por su bien”. Muchas elogiaron su forma de proceder, y le dijeron  que siguiera así, sin entregar nada antes de tiempo. Doña Sura cumplió su palabra, y dio a la chava una receta de puras hierbas, eficacísima para controlar a los muchachos suspicaces y coléricos, y que también  les cura el acné, que es lo que a veces los impulsa a tener malos pensamientos. Total, que la chica se metió corriendo a su vivienda a hacer el nuevo cocimiento. ¿Tú serías capaz de hacer algo así, por el bien de tu novio? Es pregunta teórica, porque yo no soy ni suspicaz ni colérico, pero ¿serías capaz? Te quiere Cocatú
  1. D.- El calzón lo recogió doña Sura y lo guardó, por si acaso.
" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 289" ["post_excerpt"]=> string(171) "Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-289" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-11 12:58:15" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-11 17:58:15" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85604" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(19) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "cb06cd6e24965d0582b53534d0fbdcde" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

CARTAS A TORA 289

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe cartas a Tora,...

noviembre 11, 2022

Somos lo que leemos | “Los justos” de Camus: ¿es posible fundamentar el bien desde el ateísmo?

No sabía qué libro de Camus compartir con ustedes. Sí, uno de Camus, porque en noviembre (hoy) se conmemora su natalicio. Estaba...

noviembre 7, 2022




Más de categoría

Somos lo que leemos – “La mujer de tu prójimo”, un explosivo libro sobre la liberación sexual

Título: La mujer de tu prójimo. Autor: Gay Talese. Editorial: Debate. 538 páginas. Mi calificación: 4 de 5 estrellas.

noviembre 25, 2022

Capitanes y Banksy: actividades chilangas muy recomendables

El deporte conocido como ráfaga regresó a tierra chilangas este mes de noviembre con su poderoso equipo “Capitanes”, cuya...

noviembre 25, 2022
CARTAS A TORA 228

CARTAS A TORA 291

Querida Tora: Ahora hay un campeonato internacional de futbol (ese juego en que le pegan patadas a una pelota,...

noviembre 25, 2022

Brebaje olímpico

Historia de amor.

noviembre 23, 2022