Somos lo que leemos ┃Una “Historia del Rock” que hace vibrar

Título: Historia del Rock Autor: Jordi Sierra i Fabra Ilustraciones: Xavier Bartumeus Siruela, España 276 páginas Mi calificación: 4 puntos de 5 Sin duda “Historia del Rock”, de Jordi Sierra i Fabra, es un gran libro, espléndidamente...

2 de julio, 2021
Publicidad
Publicidad

Título: Historia del Rock

Autor: Jordi Sierra i Fabra

Ilustraciones: Xavier Bartumeus

Siruela, España

276 páginas

Mi calificación: 4 puntos de 5


Publicidad
Publicidad


Sin duda “Historia del Rock”, de Jordi Sierra i Fabra, es un gran libro, espléndidamente editado, como es costumbre, por Siruela, con increíbles ilustraciones de Xavier Bartumeus.

Desde el punto de vista cultural, el rock tiene una importancia monumental. Los últimos setenta años de historia en occidente no podrían entenderse sin él. Fue el movimiento y la corriente más importante de la cultura popular en la segunda mitad del siglo XX. Nació de una extraña y afortunada combinación: el blues de los afroamericanos y el folk de los blancos. Aunque las más grandes bandas son inglesas, el rock tiene acta de nacimiento estadounidense. La guitarra eléctrica fue el instrumento insignia, y dos fabricantes, uno americano, el otro británico (Fender y Gibson), jugaron un papel determinante.

Esta “Historia del Rock” inicia con Billy Haley, a quien se le atribuye el término “Rock & Roll” a principios de los 1950’s, años que vieron surgir a Elvis Presley, para muchos el único y más grande rey del rock. Sierra i Fabra nos narra esa alucinante década de los 60’s y sostiene que fue la era dorada del rock. Esa década vio nacer a las que para mí son las cinco más importantes bandas de todos los tiempos: The Beatles, The Rolling Stones, The Who, Pink Floyd y, la que a mi gusto es la más grande de todas, Led Zeppelin. 

Durante el segundo lustro de los 70’s, Queen dominó la escena. Los 80’s fue la época de esplendor del new wave y de la música pop. La legendaria guitarra encontró finalmente un instrumento que le compitió al tú por tú: el sintetizador. Los 80’s tuvieron en Madonna, Michael Jackson, Prince, The Cure y U2 a algunos de sus máximos exponentes. Y luego los 90’s, dominados por el grunge americano y dos bandas importantes: Nirvana y Pearl Jam. En Inglaterra surgió Radiohead, para mí la mejor banda de esa década. El nuevo siglo vio nacer al grupo que el autor considera el más influyente de esos primeros diez años, y la última gran banda en el sentido clásico de la palabra: Cold Play.

Un libro apasionante. Sus casi 300 páginas resumen y compendian setenta años de música popular, no solo rock sino en general toda la música pop, desde el disco hasta el trance. Y no solo se limita a Estados Unidos y el Reino Unido, sino a todos los países que produjeron artistas importantes de la cultura pop. México tiene uno enorme, un monstruo, una leyenda: Carlos Santana, quien aparece en la portada del libro. Por lo demás, sólo menciona a dos bandas mexicanas. ¿Cuáles cree usted que son?

Comentarios
Publicidad
Publicidad
object(WP_Query)#18582 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(67597) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "20-08-2021" ["before"]=> string(10) "17-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(67597) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "20-08-2021" ["before"]=> string(10) "17-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18564 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18595 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18571 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "20-08-2021" ["before"]=> string(10) "17-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-08-20 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-09-17 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (67597) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18559 (24) { ["ID"]=> int(69530) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2021-08-20 08:37:37" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-08-20 13:37:37" ["post_content"]=> string(5580) "Querida Tora1: Hace poco llegaron unos inquilinos nuevos al 58: una pareja de jóvenes recién casados (ni tan recién, porque ella ya estaba casi de nueve meses), y a los pocos días, ¡zas!, que llega el chilpayate (no creo que encuentres la palabra en el Diccionario Galáctico, pero ya te imaginarás que significa niño, independientemente del sexo). Fue una niña muy bonita, muy graciosa y muy llorona; pero no tiene pelo. Esto fue una tragedia, sobre todo para el padre, que proclamaba a los cuatro vientos que todas las mujeres de su familia han tenido siempre un pelo largo, hermosísimo; y llegó al caso hasta de dudar de su esposa. ¿Te imaginas? Dudar de su esposa por una causa tan nimia, tan… estúpida. La situación se puso tan tensa, que la del 49 sugirió a la muchacha que llamara a doña Sura “que es una bruja excelente”, dijo. La muchacha la obedeció inmediatamente. Y allá va doña Sura, con todo su prestigio por delante, a resolver el problema. Y su diagnóstico fue que la bebita tiene todo el pelo por debajo de la piel, pero que no sale por no sé qué problema durante el nacimiento, que le faltó oxígeno para salir (Y se lo creyeron), que tenía que hacerle un conjuro para que el pelo creciera como debe crecer. Los padres aceptaron enseguida, y lo primero que hizo doña Sura fue rapar a la bebé completamente, ignorando las protestas del padre, que decía que la iban a dejar peor. Luego pidió que le trajeran la piel de un gato recién desollado (yo corrí a la azotea y seguí escuchando por la ventana). Los muchachos protestaron. ¿De dónde iban a sacar esa piel? Pero doña Sura dijo que era indispensable. Y allá va el pobre padre, acompañado por un hermano que vino a la ceremonia, a buscar un gato que desollar. Yo quise advertir a los compañeros de la azotea, pero los muchachos fueron más rápidos, y llegaron cuando los gatos estaban admirando la llena llena de esa noche y ronroneando amorosamente. Y allá va el padre, armado de todo su valor y de un pavoroso cuchillo de carnicero, a por el gatote negro. El susodicho echó a correr y ni siquiera lo tocó. Y los otros gatos rodearon a los muchachos, dando zarpazos más amenazadores que efectivos. Los muchachos no se amilanaron y fueron a por ellos, pero los gatos somos muy rápidos y ágiles, y no nos alcanzaban. Se armó un escándalo tremendo, con los maullidos de los animales, los gritos de los muchachos y las macetas que se rompían, que atrajo a todo el vecindario, y pronto estaban todos los hombres de la vecindad participando en la caza de gatos. Pero entre todos no lograron agarrar a uno ni siquiera por la cola. El padre estaba desesperado y se echó a llorar, y todos los “machotes” de la vecindad empezaron a reírse de él. A mi me dio mucha lástima, y decidí ayudarlo. Pero no sufras: ni  por un momento pensé en sacrificarme. Lo que hice fue acercarme a él (con mucho cuidado, te lo juro) y atraerlo hacia un  montón de basura que había en un rincón. Poco a poco, logré que se subiera al montón; y entonces, empujé un gato de peluche que había entre tanta porquería. La primera reacción del chavo fue patearlo; pero luego lo pensó mejor y lo levantó. Y casi pude ver lo que estaba pensando: “Doña Sura dijo que el pellejo de un gato desollado, pero no aclaró si el gato tenía que ser de verdad o no”. Y ni tardo ni perezoso despanzurró el juguete, le sacó toda la borra con que lo rellenaron, dejó la pura piel y corrió a su vivienda con  el trofeo en alto, seguido por toda la vecindad. Al ver el peluche, doña Sura torció el gesto, e iba a decir que no servía, que tenía que ser un pellejo de verdad. Pero todos los presentes lo torcieron más que ella al ver su vacilación, y la mujer no se atrevió a echarse encima a toda la vecindad, y dijo que lo que importaba era el valor que el padre había demostrado al conseguir el peluche. Y enseguida procedió a la ceremonia. Que no consistió más que en frotar la cabeza del bebé con el trapo ese, decir unas palabras “cabalísticas” y cobrar. Los padres le entregaron la paga con mucho gusto, y se pusieron  a bañar a la bebé, no se fuera a enfermar por el contacto con aquel asqueroso peluche, y convidaron a los vecinos a un brindis por la futura cabellera de su hija. No alcanzó la botella que tenían para toda la vecindad, pero no faltaron  voluntarios que trajeron otras botellas, y estuvieron hasta medianoche brindando por el bebé y por la inolvidable noche que estaban pasando. Lo mejor del asunto fue que los bonos del gatote negro bajaron  en la azotea cuando lo vieron huir a tanta velocidad, y ya las gatas no lo siguen tanto. Mejor, porque ya la azotea se está sobre-poblando de gatos, y no alcanzan los ratones que hay para alimentarlos a todos. (Me excluyo, porque a mi no me gustan los ratones).Salúdame a tu mamacita. Te quiere Cocatú 1 Contexto: Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, quien lo espera en su planeta natal, sus impresiones sobre lo que ve en ese lugar. Su correspondencia tiene algo de crítica social y toques de humor." ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 237" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-237" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-08-20 08:37:37" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-08-20 13:37:37" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=69530" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18410 (24) { ["ID"]=> int(69821) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2021-08-27 08:53:40" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-08-27 13:53:40" ["post_content"]=> string(4547) "Querida Tora1: El otro día llegó el chavo ese que trabaja en televisión contentísimo. ¡Por fin le habían dado un papel en una telenovela! Era pequeño, pero iba a hablar y todo. No sabes cómo se puso a estudiar sus parlamentos: se subía a la azotea y se estaba allí las horas, repasando sus líneas, buscando la mejor forma de decirlas…en fin, que trabajó mucho, la verdad sea dicha. El primer día de grabación, tuvo la suerte de que fuera en una plaza colonial cerca de la vecindad. Y allá se fueron todos los vecinos, a presenciar la grabación. Y yo, en primer lugar, porque el chavo me cae bien y me consta que le está echando muchas ganas. Al principio tuvo muy poca intervención, y su escena importante sería en la tarde. Pero poco después de comer llovió, y muy fuerte. Todos nos mojamos, y los vecinos corrieron a  la vecindad a cambiarse. Los actores se refugiaron en los vehículos; pero el chavo se empapó, porque tuvo que terminar su escena en la lluvia. Estaba el pobre tiritando de frío, y pidió permiso de cambiarse de ropa; pero el director le dijo que no, que aún faltaba terminar la escena, y que lo necesitaba como estaba, mojado y todo, pues la lluvia había sido providencial para darle más realismo a la escena. Y el chavo se refugió en el zaguán de una puerta, y allí estuvo esperando, porque la “estrella” dijo que tenía que irse, y adelantaron la grabación de sus escenas. Luego, hubo un problema con la iluminación, y hubo otro retraso. El caso es que anocheció, y la escena no se grababa. Pero tenían que terminarla ese día, a como diera lugar. Y cuando por fin le tocó grabar al chavo, ya tenía calentura y una tos convulsiva que me dolía el cuajo cada vez que lo oía toser. Pero el director dijo que eso le daba más realismo  a la grabación, y estaba feliz. Por fin se terminó de grabar, y los técnicos hasta le aplaudieron al chavo por lo bien que había quedado. Pero el director, que se siente geniecito, le dijo que estaba bien; pero que, sin embargo, había estado un  poco sobreactuado; que esas toses estaban muy exageradas, y que nadie tiembla tanto cuando tiene calentura; pero que iban a dejar la escena tal cual, porque ya era muy tarde, pero que tomara en cuenta sus advertencias para otra vez. El chavo a todo dijo que sí, porque lo que quería era irse a meter en cama. Que lo tuvieron que llevar dos de los vecinos, porque el pobre ya no podía ni caminar, agotado por la enfermedad y por el esfuerzo que tuvo que hacer para terminar la grabación. Yo me quedé, porque me dio mucho coraje la actitud del director. Y en cuanto pude, salté sobre él y le clavé las uñas en la pantorrilla. Todas. Las veinte uñas. Los colmillos no los usé, para no exagerar. Pero eso no le quitó al chavo la semana que tuvo que pasarse en cama, con fiebre y delirando, que su mamacita hizo varias novenas por su curación. Unos días después vimos ese episodio en la televisión. Y la escena del chavo pasó tan rápida, que apenas nos dimos cuenta. Pero él está contento, porque se le vio la cara casi del tamaño de la pantalla, y todos los vecinos lo felicitaron por su gran actuación. Ahora está esperando (más bien, deseando) que le vuelvan a dar otro papel en telenovela porque, dice, eso da mucha popularidad. Y él aspira a ser galán en muchas historias de esas, y a tener escenas de amor con todas las estrellitas y estrellotas de la televisión. Por lo pronto, ya empezó a practicar todo tipo de besos con las chavas de la vecindad, que al verlo en la pantalla se dieron cuenta de que era guapo. Esperemos que no pase mucho tiempo antes de alcanzar su meta. Te quiere Cocatú 1 Contexto: Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, quien lo espera en su planeta natal, sus impresiones sobre lo que ve en ese lugar. Su correspondencia tiene algo de crítica social y toques de humor." ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 238" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-238" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-08-27 08:53:40" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-08-27 13:53:40" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=69821" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18559 (24) { ["ID"]=> int(69530) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2021-08-20 08:37:37" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-08-20 13:37:37" ["post_content"]=> string(5580) "Querida Tora1: Hace poco llegaron unos inquilinos nuevos al 58: una pareja de jóvenes recién casados (ni tan recién, porque ella ya estaba casi de nueve meses), y a los pocos días, ¡zas!, que llega el chilpayate (no creo que encuentres la palabra en el Diccionario Galáctico, pero ya te imaginarás que significa niño, independientemente del sexo). Fue una niña muy bonita, muy graciosa y muy llorona; pero no tiene pelo. Esto fue una tragedia, sobre todo para el padre, que proclamaba a los cuatro vientos que todas las mujeres de su familia han tenido siempre un pelo largo, hermosísimo; y llegó al caso hasta de dudar de su esposa. ¿Te imaginas? Dudar de su esposa por una causa tan nimia, tan… estúpida. La situación se puso tan tensa, que la del 49 sugirió a la muchacha que llamara a doña Sura “que es una bruja excelente”, dijo. La muchacha la obedeció inmediatamente. Y allá va doña Sura, con todo su prestigio por delante, a resolver el problema. Y su diagnóstico fue que la bebita tiene todo el pelo por debajo de la piel, pero que no sale por no sé qué problema durante el nacimiento, que le faltó oxígeno para salir (Y se lo creyeron), que tenía que hacerle un conjuro para que el pelo creciera como debe crecer. Los padres aceptaron enseguida, y lo primero que hizo doña Sura fue rapar a la bebé completamente, ignorando las protestas del padre, que decía que la iban a dejar peor. Luego pidió que le trajeran la piel de un gato recién desollado (yo corrí a la azotea y seguí escuchando por la ventana). Los muchachos protestaron. ¿De dónde iban a sacar esa piel? Pero doña Sura dijo que era indispensable. Y allá va el pobre padre, acompañado por un hermano que vino a la ceremonia, a buscar un gato que desollar. Yo quise advertir a los compañeros de la azotea, pero los muchachos fueron más rápidos, y llegaron cuando los gatos estaban admirando la llena llena de esa noche y ronroneando amorosamente. Y allá va el padre, armado de todo su valor y de un pavoroso cuchillo de carnicero, a por el gatote negro. El susodicho echó a correr y ni siquiera lo tocó. Y los otros gatos rodearon a los muchachos, dando zarpazos más amenazadores que efectivos. Los muchachos no se amilanaron y fueron a por ellos, pero los gatos somos muy rápidos y ágiles, y no nos alcanzaban. Se armó un escándalo tremendo, con los maullidos de los animales, los gritos de los muchachos y las macetas que se rompían, que atrajo a todo el vecindario, y pronto estaban todos los hombres de la vecindad participando en la caza de gatos. Pero entre todos no lograron agarrar a uno ni siquiera por la cola. El padre estaba desesperado y se echó a llorar, y todos los “machotes” de la vecindad empezaron a reírse de él. A mi me dio mucha lástima, y decidí ayudarlo. Pero no sufras: ni  por un momento pensé en sacrificarme. Lo que hice fue acercarme a él (con mucho cuidado, te lo juro) y atraerlo hacia un  montón de basura que había en un rincón. Poco a poco, logré que se subiera al montón; y entonces, empujé un gato de peluche que había entre tanta porquería. La primera reacción del chavo fue patearlo; pero luego lo pensó mejor y lo levantó. Y casi pude ver lo que estaba pensando: “Doña Sura dijo que el pellejo de un gato desollado, pero no aclaró si el gato tenía que ser de verdad o no”. Y ni tardo ni perezoso despanzurró el juguete, le sacó toda la borra con que lo rellenaron, dejó la pura piel y corrió a su vivienda con  el trofeo en alto, seguido por toda la vecindad. Al ver el peluche, doña Sura torció el gesto, e iba a decir que no servía, que tenía que ser un pellejo de verdad. Pero todos los presentes lo torcieron más que ella al ver su vacilación, y la mujer no se atrevió a echarse encima a toda la vecindad, y dijo que lo que importaba era el valor que el padre había demostrado al conseguir el peluche. Y enseguida procedió a la ceremonia. Que no consistió más que en frotar la cabeza del bebé con el trapo ese, decir unas palabras “cabalísticas” y cobrar. Los padres le entregaron la paga con mucho gusto, y se pusieron  a bañar a la bebé, no se fuera a enfermar por el contacto con aquel asqueroso peluche, y convidaron a los vecinos a un brindis por la futura cabellera de su hija. No alcanzó la botella que tenían para toda la vecindad, pero no faltaron  voluntarios que trajeron otras botellas, y estuvieron hasta medianoche brindando por el bebé y por la inolvidable noche que estaban pasando. Lo mejor del asunto fue que los bonos del gatote negro bajaron  en la azotea cuando lo vieron huir a tanta velocidad, y ya las gatas no lo siguen tanto. Mejor, porque ya la azotea se está sobre-poblando de gatos, y no alcanzan los ratones que hay para alimentarlos a todos. (Me excluyo, porque a mi no me gustan los ratones).Salúdame a tu mamacita. Te quiere Cocatú 1 Contexto: Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, quien lo espera en su planeta natal, sus impresiones sobre lo que ve en ese lugar. Su correspondencia tiene algo de crítica social y toques de humor." ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 237" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-237" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-08-20 08:37:37" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-08-20 13:37:37" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=69530" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(20) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "61a020d9a95909d924b2cffb0dc91313" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

CARTAS A TORA 237

Querida Tora1: Hace poco llegaron unos inquilinos nuevos al 58: una pareja de jóvenes recién casados (ni tan recién, porque ella ya...

agosto 20, 2021

CARTAS A TORA 238

Querida Tora1: El otro día llegó el chavo ese que trabaja en televisión contentísimo. ¡Por fin le habían dado un papel en...

agosto 27, 2021




Más de categoría

Josephine Baker, la francesa de Missouri

En París, cerca de la escuela de Derecho de la Sorbona y del Jardín de Luxemburgo, se levanta el...

septiembre 15, 2021

Francisco Múgica y la sucesión de 1940

El proceso de sucesión presidencial para el sexenio 1940 – 1946 tuvo un serio aspirante. Para muchos era el...

septiembre 15, 2021

A 50 años de Avándaro

Su nombre remite de inmediato a la música pop y a la televisión. Pero hace medio siglo, el productor...

septiembre 15, 2021

Muere el actor francés Jean-Paul Belmondo

El actor francés Jean-Paul Belmondo (1933-2021) falleció este lunes en su casa a los 88 años, según ha informado la agencia...

septiembre 10, 2021