La palabra es un juguete

Tras bambalinas, como se dice en el mundo del teatro, es el lugar donde se cocinan las obras del ingenio humano. No está el respetable para saberlo, pero los colaboradores que gracias a la generosidad de este...

11 de mayo, 2021

Tras bambalinas, como se dice en el mundo del teatro, es el lugar donde se cocinan las obras del ingenio humano. No está el respetable para saberlo, pero los colaboradores que gracias a la generosidad de este espacio vertimos nuestras palabras de manera habitual –la tan fina la metáfora que tenía preparada con los ríos de tinta ya no sirve de mucho–, tenemos una “sala de conversación” (que sería la forma de llamar en español al consabido chat que tal vez algún día, si el uso y la práctica lo autorizan, tenga carta de naturalización en el diccionario). En esa sala virtual se cocinan las pláticas, se comparten ideas y puntos de vista y, desde luego, también palabras. Es algo así como el cajón del sastre donde tiramos los retazos y los hilos, donde se dejan las agujas; algo como el gran fogón donde alguno tira una cebolla y otro más un tocino para generar este guiso colectivo que, esperamos, siempre satisfaga el hambre de información y nuestra necesidad de cocinarla. En ella, como en todos los casos en que las redacciones de mínimos mensajes se ven sometidos a la tiranía de la inteligencia artificial –que a veces no es tan lista– en el formato de corrector ortográfico, sufrimos sus ataques y algunos de ellos resultan hilarantes. Hace poco nos sucedió y la plática fue derivando del inocente error ortográfico a los diccionarios ficticios, juguetones y a veces chocarreros con que algunas buenas y magníficas plumas han tendido trucos y transformado las palabras.

Diccionarios de esos hay varios, pero entonces y ahora me refiero a algunos de mis preferidos: el de Coll, editado en España hace ya décadas y que ahora resulta una rareza editorial; el Diccionario del Diablo, escrito por Ambroce Bierce, el escritor norteamericano al que Carlos Fuentes convirtió en mito cuando lo bautizó como el “Gringo Viejo” y al Diccionario de lugares comunes de Flaubert. Como se aprecia, en todos lados se cuecen habas y a los escritores de todo el mundo les da por jugar con sus instrumentos de trabajo. Alfonso Reyes dedicó algunas páginas a sus jitanjáforas, poemas sin sentido basados solo en la sonoridad de los vocablos y escribió alguno sobre una palabra a la que tuvo que desnaturalizar para llenarla de todo contenido posible en El canto del Jalibut… “por la orillita del mar flordelicado los negros cantan jalibut”.

Si bien es cierto que en ningún caso y por ningún motivo la palabra “ocupar” es sinónimo de “necesitar” y nadie en realidad jamás “ocupa tomar un taxi”, sino “necesita tomar un taxi”, o que el principio activo del verbo presidir es presidente –dícese del que preside – y nunca presidenta, como tampoco se puede decir atacanta o ignoranta, aunque el lenguaje incluyente merezca reflexión aparte; también es verdad que las palabras nos ocultan juegos y bromas que, de hecho, nunca son inocentes sino siempre van dirigidos a zaherir errores y defectos propios, ajenos y colectivos. El ingenio con las palabras es ejercicio conocido de algunas plumas, como la invitación de George Bernard Shaw a su amigo, el Primer Ministro Winston Churchiill, convocándolo a la primer función de su nueva obra de teatro y conminando a llevar a un amigo “si lo tiene…”, y la respuesta del estadista excusándose por no poder asistir en esa ocasión pero ofreciendo ir a la segunda “si la hay…”; Camilo José Cela diputado a Cortes en España que roncaba plácidamente en su curul sin mayor culpa porque decía que no estaba dormido sino durmiendo pues no es lo mismo “estar jodido que estar jodiendo”, más ruda la respuesta de Salvador Novo a alguna provocación de Luis Spota, 21 años más joven el segundo y que me parece que no sabía con quién se estaba metiendo y que recibió un acre epigrama… “que en el apellido paterno lleva el oficio materno”. En fin, como dice mi mujer, sabia mujer, madre de mis hijos y a la que le dedico estas palabras en un sentido 10 de mayo, a veces, solo a veces, “entre broma y broma, la verdad se asoma”. 

Porque nuestros tiempos parecieran no estar para bromas, pero qué va, al contrario, si no ejercemos el humor, si no nos aventuramos a encontrar dobles  y triples significados a la realidad, ya el encierro nos hubiera dejado más locos –estultos decía Erasmo de Rotterdam–. Así que revisando y reanudando lecturas doy con definiciones como estas de Coll: “administraidor”, el que maneja los bienes ajenos quedándose con buena parte de ellos y que más o menos nos hace pensar en los que debiendo dar mantenimiento a una columna se lo gastan en otra cosa, por ejemplo; o “virgilante”, aquella que está despierta o vela para no perder su virginidad en un descuido pero que, en cambio, se le escapan los perversos y pervertidos que empujan ballenas con las manos con el macabro propósito de hacerlas caer; si para todo hay, como “calmaleón”, voz destinada a calmar a las fieras y que bien visto se puede aplicar a la multiforme y policrómática charla de cada mañana destinada a disimular nuestros problemas.

Bierce, después de todo, atribuye al Diablo las voces de su diccionario, va más a fondo, no tortura la forma de las palabras pero sí su significado ,y por ejemplo, como si tuviera máquina del tiempo y nos hubiera visitado en la semana dice que un “conservador” es alguien que está enamorado de los males existentes a diferencia del liberal que quiere sustituirlos por otros nuevos. Incluso define “logro” como la muerte del esfuerzo y el inicio del desencanto. Pero basta ya, que me fatigo de redefinir este mundo que nos tocó en suerte que requiere más hechos que palabras y me vuelvo a mi viejo amigo Joan Manuel Serrat, que sigue insistiendo con aquello de que “puestos a escoger prefiero… las voces de la calle que las del diccionario y un lunar de tu cara que la pinacoteca nacional”.

Derrepronto me llaman a comer, que tengas buena fortuna, amigo lector.




Comentarios
object(WP_Query)#17809 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(65214) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "19-05-2021" ["before"]=> string(10) "16-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(65214) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "19-05-2021" ["before"]=> string(10) "16-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17799 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17787 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17792 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "19-05-2021" ["before"]=> string(10) "16-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-05-19 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-06-16 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (65214) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17801 (24) { ["ID"]=> int(66473) ["post_author"]=> string(3) "182" ["post_date"]=> string(19) "2021-06-07 09:16:34" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-06-07 14:16:34" ["post_content"]=> string(14370) "El multipremiado escritor, poeta, politólogo y documentalista Iván Uriel Atanacio Medellín, va de la mano de sus novelas, poemarios, producciones de cine, sus vastos conocimientos y sensibilidad extraordinaria, recorriendo el mundo y se abre paso como embajador de las letras, de la cultura y el arte. Ganando presencia y prestigio, como ahora ocurre con su más reciente novela Días de aliento, coloca a México en el escenario mundial. Escrita durante este largo periodo de encierro, tiene sus antecedentes en la trilogía “Apología del encuentro”, y particularmente tiene la razón de ser después de El Muro. Comenzó a tomar forma y estructura durante la pandemia. Días de aliento es una novela destinada a la reflexión que nos conduce a observar el proceso de transformación que ha tenido el magisterio, apuntes sobre todos aquellos que han estado en la primera línea atendiendo el urgente tema de salud, tocando historias donde los personajes viven con alzheimer, en la vejez. Es también un acercamiento a mirar, como en un caleidoscopio, la violencia en general, la intrafamiliar, donde las protagonistas mujeres deben salvaguardar la vida en el exterior.  Es un homenaje a estos sectores, escrita con mucho dolor y esperanza.  Las restringidas condiciones con las que vivimos desde el año pasado y hasta nuestros días, no han impedido el prolífico trabajo de Iván Uriel, quien siguiendo de cerca las historias que se han desarrollado durante este tiempo de batalla, profundiza en la vida, el dolor y la esperanza.  Esta novela se presenta en su primera edición como un libro digital. Es importante que no tuviera fin comercial y forma parte de las lecturas en las universidades de algunos países, mientras El Muro continúa su camino en más eventos. El Muro tiene lecturas pactadas, y nuestro escritor refiere que son experiencias en las que disfruta la convivencia y se regocija el corazón.  Los enlaces a través de la tecnología brindan la oportunidad de mayor audiencia sin fronteras, mantienen viva la palabra y la cercanía para escucharlos. Confiesa que ha permanecido activo trabajando. Esta burbuja que por momentos pareció encapsularnos permitió también la gestación del tercer poemario titulado Así del tiempo, que se une a Puntos cardinales y Navegar sin remos, de la que tendremos pormenores más adelante.     El nombre del escritor Iván Uriel es necesariamente un referente en el tema universal de la migración que ha desarrollado magistralmente en su trilogía El Surco, El Ítamo y, por último, El Muro. Iván Uriel Atanacio es politólogo egresado de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla y Maestro en Letras Españolas e Hispanoamericanas por la Universidad de Barcelona.  Al preguntarle sobre sus viajes y visitas a distintas universidades, expresa que cada lugar en el que se presenta merece toda su entrega, emocionado de conocer personas y compartir lecturas. La literatura es la mayor satisfacción cuando detona reflexión, tratar de comprender el mundo juntos, le apasiona asistir a eventos en su natal Xalapa (Veracruz) en donde también es uno de los coordinadores del Maratón Nacional de Lectura, llevando la bandera de su país a otros continentes se convierte en una obra de todos. Cada lugar tiene su propia problemática, estar sin preferencias políticas o religiosas aceptando ser distintos. Al preguntarle cómo observa la migración, responde que tiene diferentes acotaciones, es un fenómeno social, político, universal, que está vigente en la historia de la humanidad.  La migración ha sido un detonante para escribir tomando las distintas causas, en su gran mayoría dolorosas, en ese afán de salir adelante al encuentro de mejores oportunidades, sobrevivir. La obra de Iván Uriel nos conduce a la reflexión constante de los motivos para migrar, como ayudar a la familia, en otros casos por situaciones políticas, persecuciones, racismo, sobrevivencia, sueños, las causas e historias de superación que tienen fuerza. Hay migraciones distintas en los países y presentarlas en la travesía intercontinental ante colectivos, migrantes, artistas y en universidades, donde a pesar de la distancia compartir las historias con la posibilidad de un diálogo que propicia un contacto directo con expresiones positivas que nos une y enriquece. Escribir sobre migración ha implicado dar un rostro y voz a quien no la tiene; un espacio a los sentimientos y emociones en el que se conjugan la economía y política. “Mi padre fue migrante, es así que comienzo mi contacto con la migración que se había convertido en un mito, fue comerciante y acompañarlo a las vendimias permitía la cercanía con la gente” declara Iván Uriel. Se siente seguidor de los pasos de sus padres a través del trabajo social, que es vital. Desde niño, Iván Uriel fue testigo de una madre activa, generosa, con grandes ideales, defensora de los derechos humanos y laborales, ella es su motivación para crear personajes femeninos en sus novelas, un homenaje al género. El Surco es una novela testimonial con una fuerza interior de quien labra la tierra y con sus manos va construyendo su vida. Publicada en 2011 y editada por la Universidad Iberoamericana Puebla. Ha sido adaptada al teatro y como serie fue transmitida en México y Estados Unidos a través de estaciones de radio y aplicaciones digitales gratuitas. Su apasionante trabajo comenzó con una bitácora migrante, luego Iván Uriel realizó entrevistas siempre de distintas voces para lograr una y convertirla en novela testimonial que de la palabra lleva a la reflexión. El escritor había hecho de esta obra historias por separado que mostró a su maestro Sergio Pitol, quien motivó a Iván Uriel a convertirlo en una novela, y es así como nace su gira Apología del encuentro.  El Surco fue seleccionada como novela extranjera invitada al Encuentro Nacional de Escritores de Chile, y elegida para celebrar el Día Internacional de la Lengua Materna por parte de INALI, México. El Surco está en la Literatura Mexicana del Siglo XX de la UNAM y ocupa un espacio en universidades internacionales como Stanford. La segunda entrega fue El Ítamo, que es una novela de ficción editada por la Universidad Veracruzana y la Universidad Veracruzana Intercultural, está basada en la cosmovisión de los pueblos originarios de América Latina, donde los jóvenes han tomado como reflexión encontrar su propio Ítamo, en la otra y en el otro, con un enfoque de género. Desde una observación muy íntima de sentires El Ítamo es una novela intercultural ubicada en diferentes localidades mostrando cómo se vive la interpretación de la vida, la muerte y la esperanza.  Esta novela celebró el décimo aniversario de las Universidades Interculturales de los estados de Puebla y Veracruz. El Ítamo Representó a México durante la Semana de Escritores Hispanos organizada por las universidades UMASS, Harvard y Boston University, y el Instituto Cervantes de España. Ha sido comentada en instituciones y colectivos culturales de El Salvador, Francia, España, Holanda, Perú, Chile, Argentina e Irlanda, ha motivado la realización de cortometrajes y ciclos literarios. En 2020 la novela fue traducida al italiano para ser difundida de forma gratuita y digital. El Muro es la novela con la que cierra la trilogía “Apología del encuentro” que tiene su propia estructura, editada por la Academia Literaria de la Ciudad de México, la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla. Esta novela une testimonio y ficción, donde la identidad es un tema fundamental más allá de las causas, una humanidad que se mueve no solo físicamente sino en las ideas, necesitamos derribar las barreras para unirnos más allá de la política o la orientación religiosa, que caigan los muros con la posibilidad de encontrarnos en la esperanza.  La Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México fue uno de los escenarios donde El Muro fue presentada y en la Biblioteca Carlos Fuentes, de Xalapa. Las reflexiones de la novela han sido compartidas en portales digitales en México, San Luis Potosí, Oaxaca, Monterrey, Xalapa, Barcelona, Zaragoza en España, Lyon en Francia, Dublín en Irlanda, Estados Unidos y Santiago en Chile. Multifacético y humanista, Iván Uriel ha estado presente en diferentes proyectos sociales como la alfabetización en zonas de alta marginación en Veracruz, desarrollando trabajo social. Es pionero del presupuesto participativo y de los diagnósticos sociales como herramienta de elaboración de políticas públicas participativas.  De su carrera ha tomado a las ciencias políticas para comprender y profundizar. Sus documentales han estado enfocados a favor de los derechos humanos de las mujeres. “Día de descanso” muestra a las trabajadoras del hogar, reconociendo sus derechos laborales, empoderándose y en continua capacitación los días domingo que son jornadas distintas en la que se dan el tiempo para reunirse y organizar actividades que les permiten también el desarrollo humano.  “Día de descanso” fue reconocido y seleccionado en la categoría “Mejor documental internacional” del Festival Internacional en Derechos Humanos de Bogotá (Colombia) y nominado al Premio Guillermo González Camarena por Valor Testimonial.  Otro documental que realizó el año pasado es “Sueño y lucha” basado en el convenio 189 de la OIT que ratifica la ONU, donde las mujeres trabajadoras son las protagonistas del tema sobre derechos laborales en el mundo, que es tan importante. Estuvo al frente en la dirección del documental “La Voz humana”. Produjo el documental “Tu ciudad, tus derechos” para la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, “Hitos: Realidad, ideales y utopías”, documental histórico para la Universidad Iberoamericana, ganador del Mérito al Valor Iconográfico de los premios Pantalla de Cristal. Es verdad que queda mucho por citar de la gran trayectoria de Iván Uriel Atanacio Medellín, que me resulta imposible en esta primera entrega. Es justo mencionar que Iván Uriel recibió el Mérito Juvenil en la Ciudad de Xalapa, el Mérito Humanitario Hayek (Miami-Ciudad de México), y en nueve ocasiones el Premio Cruz Forjada de la UPAEP, donde le fue otorgado el Premio Abelardo Rodríguez, que se trata de la máxima condecoración universitaria. Le fue otorgado el Premio Aportación a las Letras Mexicanas por el Maratón Nacional de Lectura y Cuento Corto y el gobierno del estado de Veracruz. Es columnista de Filmakersmovie, sitio iberoamericano ganador en tres ocasiones del Premio Nacional a Mejor Página de Internet en México, donde trabaja acompañado y apoyado siempre por su familia. Es miembro activo de Hispanic Writers, es miembro honorario de la Sociedad de Escritores de Chile, integrante distinguido de la Academia Literaria de la Ciudad de México. En 2018, Iván Uriel coordinó el programa “Los retos del español ante el nuevo milenio” organizado por el Instituto Cervantes de España en Lyon, Francia. Sus novelas han recorrido una gira de más de 12 países.  Iván Uriel Atanacio Medellín agradece vivir para la literatura, el arte y la cultura, que comparte en otros idiomas generando reflexión para dejar el corazón abierto.  " ["post_title"]=> string(36) "La vida en rosa ⏐ Días de aliento" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(41) "la-vida-en-rosa-%e2%8f%90-dias-de-aliento" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-06-07 09:16:34" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-06-07 14:16:34" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=66473" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17773 (24) { ["ID"]=> int(66021) ["post_author"]=> string(3) "154" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-28 14:23:51" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-28 19:23:51" ["post_content"]=> string(6092) "El Sínodo de Obispos inicia en octubre de 2021 y la XVI Asamblea General ordinaria del Sínodo1 se realizará en octubre de 2023. En días recientes, la Santa Sede lanzó el nuevo itinerario sinodal para el Sínodo de Obispos, previsto para octubre de 2022, pero que se ha adelantado un año. “Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión” es el tema de la Asamblea, que contará con un nuevo itinerario sinodal, sumamente novedoso, y destinado precisamente a fomentar la participación y la pluralidad. Así, como explica la Santa Sede en un comunicado, se ha “propuesto una modalidad inédita”, que se articulará en torno a tres fases, entre octubre de 2021 y octubre de 2023, pasando por una fase diocesana y otra continental, “que darán vida a dos Instrumentum Laboris distintos, antes de la fase definitiva a nivel de Iglesia Universal”. Esta articulación “hará posible la escucha real del Pueblo de Dios y se garantizará la participación de todos en el proceso sinodal”, insistiendo en que “no se trata solo de un evento, sino de un proceso que involucra en sinergia al Pueblo de Dios, al Colegio episcopal y al Obispo de Roma, cada uno según su propia función”. Un cambio radical que marcará un antes y un después en la participación en la Iglesia. Fase diocesana El camino sinodal será abierto por el Papa el 9 y el 10 de octubre. El 17 de octubre se abrirá la fase diocesana, que llevará hasta abril de 2022.“El objetivo de esta fase es la consulta al Pueblo de Dios”, para que “el proceso sinodal se realice en la escucha de la totalidad de los bautizados”. Para facilitar la participación de todos, el Vaticano presentó un itinerario, según el cual la Secretaría General del Sínodo enviará un Documento preparatorio, acompañado por un cuestionario y de un Vademécum con propuestas para realizar la consulta en cada diócesis. También se enviará este Documento a los Dicasterios de la Curia Romana, a las Uniones de Superiores y Superioras Mayores y otras uniones, a las federaciones de la vida consagrada, a los movimientos internacionales de laicos, a las Universidades y Facultades de Teología. Al tiempo, cada obispo nominará un responsable (eventualmente un equipo) diocesano para la consulta sinodal, que pueda servir como punto de referencia y de contacto con la Conferencia Episcopal, que nombrará, a su vez, sus propios contactos con las diócesis y con la Secretaría General del Sínodo. Tras la clausura de la fase diocesana, cada diócesis enviará sus contribuciones a la Conferencia Episcopal, que elaborará una síntesis, para enviarla antes de abril de 2022. Otras contribuciones Se recibirán también contribuciones de los Dicasterios de la Curia Romana, de las Universidades, Facultades de teología, de las Uniones de Superiores y Superioras Generales (USG UISG), de otras uniones, de las federaciones de la Vida Consagrada, y de los movimientos internacionales de laicos (antes de abril 2022). Con toda esa información, la Secretaría General del Sínodo procederá a la redacción del primer Instrumentum Laboris , siempre antes de septiembre 2022, cuando se abrirá la segunda fase, la continental, que se prolongará hasta marzo de 2023. Fase continental La finalidad de esta fase “es dialogar a nivel continental sobre el texto del primer Instrumentum Laboris, realizando un ulterior acto de discernimiento a la luz de las particularidades culturales específicas de cada continente”. Se busca un “discernimiento pre sinodal en las Asambleas continentales” que concluirá con la redacción de un documento final, que será enviado, en marzo de 2023, a la Secretaría General. “Se recomienda que también se desarrollen asambleas internacionales de especialistas, que puedan enviar sus contribuciones a la Secretaría General del Sínodo”. Con todo ello, se elaborará un segundo Instrumentum Laboris, antes de junio 2023. Finalmente, en octubre de 2023, tendrá lugar la Asamblea Sinodal tradicional, de la que saldrá, previsiblemente, un documento que marcará el futuro de la estructura y funcionamiento de la Iglesia, que cumpla con los ambiciosos objetivos de su lema: “Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión”. 1 Diferencia entre Sínodo y Concilio. Ambos se refieren a reuniones de Obispos, pero el Sínodo asesora al Papa, mientras el Concilio toma decisiones de tipo dogmático, litúrgico y de costumbres, y toma posiciones oficiales en torno a los problemas contemporáneos." ["post_title"]=> string(23) "El Sínodo de Obispos " ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(20) "el-sinodo-de-obispos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-28 14:23:51" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-28 19:23:51" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=66021" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17801 (24) { ["ID"]=> int(66473) ["post_author"]=> string(3) "182" ["post_date"]=> string(19) "2021-06-07 09:16:34" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-06-07 14:16:34" ["post_content"]=> string(14370) "El multipremiado escritor, poeta, politólogo y documentalista Iván Uriel Atanacio Medellín, va de la mano de sus novelas, poemarios, producciones de cine, sus vastos conocimientos y sensibilidad extraordinaria, recorriendo el mundo y se abre paso como embajador de las letras, de la cultura y el arte. Ganando presencia y prestigio, como ahora ocurre con su más reciente novela Días de aliento, coloca a México en el escenario mundial. Escrita durante este largo periodo de encierro, tiene sus antecedentes en la trilogía “Apología del encuentro”, y particularmente tiene la razón de ser después de El Muro. Comenzó a tomar forma y estructura durante la pandemia. Días de aliento es una novela destinada a la reflexión que nos conduce a observar el proceso de transformación que ha tenido el magisterio, apuntes sobre todos aquellos que han estado en la primera línea atendiendo el urgente tema de salud, tocando historias donde los personajes viven con alzheimer, en la vejez. Es también un acercamiento a mirar, como en un caleidoscopio, la violencia en general, la intrafamiliar, donde las protagonistas mujeres deben salvaguardar la vida en el exterior.  Es un homenaje a estos sectores, escrita con mucho dolor y esperanza.  Las restringidas condiciones con las que vivimos desde el año pasado y hasta nuestros días, no han impedido el prolífico trabajo de Iván Uriel, quien siguiendo de cerca las historias que se han desarrollado durante este tiempo de batalla, profundiza en la vida, el dolor y la esperanza.  Esta novela se presenta en su primera edición como un libro digital. Es importante que no tuviera fin comercial y forma parte de las lecturas en las universidades de algunos países, mientras El Muro continúa su camino en más eventos. El Muro tiene lecturas pactadas, y nuestro escritor refiere que son experiencias en las que disfruta la convivencia y se regocija el corazón.  Los enlaces a través de la tecnología brindan la oportunidad de mayor audiencia sin fronteras, mantienen viva la palabra y la cercanía para escucharlos. Confiesa que ha permanecido activo trabajando. Esta burbuja que por momentos pareció encapsularnos permitió también la gestación del tercer poemario titulado Así del tiempo, que se une a Puntos cardinales y Navegar sin remos, de la que tendremos pormenores más adelante.     El nombre del escritor Iván Uriel es necesariamente un referente en el tema universal de la migración que ha desarrollado magistralmente en su trilogía El Surco, El Ítamo y, por último, El Muro. Iván Uriel Atanacio es politólogo egresado de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla y Maestro en Letras Españolas e Hispanoamericanas por la Universidad de Barcelona.  Al preguntarle sobre sus viajes y visitas a distintas universidades, expresa que cada lugar en el que se presenta merece toda su entrega, emocionado de conocer personas y compartir lecturas. La literatura es la mayor satisfacción cuando detona reflexión, tratar de comprender el mundo juntos, le apasiona asistir a eventos en su natal Xalapa (Veracruz) en donde también es uno de los coordinadores del Maratón Nacional de Lectura, llevando la bandera de su país a otros continentes se convierte en una obra de todos. Cada lugar tiene su propia problemática, estar sin preferencias políticas o religiosas aceptando ser distintos. Al preguntarle cómo observa la migración, responde que tiene diferentes acotaciones, es un fenómeno social, político, universal, que está vigente en la historia de la humanidad.  La migración ha sido un detonante para escribir tomando las distintas causas, en su gran mayoría dolorosas, en ese afán de salir adelante al encuentro de mejores oportunidades, sobrevivir. La obra de Iván Uriel nos conduce a la reflexión constante de los motivos para migrar, como ayudar a la familia, en otros casos por situaciones políticas, persecuciones, racismo, sobrevivencia, sueños, las causas e historias de superación que tienen fuerza. Hay migraciones distintas en los países y presentarlas en la travesía intercontinental ante colectivos, migrantes, artistas y en universidades, donde a pesar de la distancia compartir las historias con la posibilidad de un diálogo que propicia un contacto directo con expresiones positivas que nos une y enriquece. Escribir sobre migración ha implicado dar un rostro y voz a quien no la tiene; un espacio a los sentimientos y emociones en el que se conjugan la economía y política. “Mi padre fue migrante, es así que comienzo mi contacto con la migración que se había convertido en un mito, fue comerciante y acompañarlo a las vendimias permitía la cercanía con la gente” declara Iván Uriel. Se siente seguidor de los pasos de sus padres a través del trabajo social, que es vital. Desde niño, Iván Uriel fue testigo de una madre activa, generosa, con grandes ideales, defensora de los derechos humanos y laborales, ella es su motivación para crear personajes femeninos en sus novelas, un homenaje al género. El Surco es una novela testimonial con una fuerza interior de quien labra la tierra y con sus manos va construyendo su vida. Publicada en 2011 y editada por la Universidad Iberoamericana Puebla. Ha sido adaptada al teatro y como serie fue transmitida en México y Estados Unidos a través de estaciones de radio y aplicaciones digitales gratuitas. Su apasionante trabajo comenzó con una bitácora migrante, luego Iván Uriel realizó entrevistas siempre de distintas voces para lograr una y convertirla en novela testimonial que de la palabra lleva a la reflexión. El escritor había hecho de esta obra historias por separado que mostró a su maestro Sergio Pitol, quien motivó a Iván Uriel a convertirlo en una novela, y es así como nace su gira Apología del encuentro.  El Surco fue seleccionada como novela extranjera invitada al Encuentro Nacional de Escritores de Chile, y elegida para celebrar el Día Internacional de la Lengua Materna por parte de INALI, México. El Surco está en la Literatura Mexicana del Siglo XX de la UNAM y ocupa un espacio en universidades internacionales como Stanford. La segunda entrega fue El Ítamo, que es una novela de ficción editada por la Universidad Veracruzana y la Universidad Veracruzana Intercultural, está basada en la cosmovisión de los pueblos originarios de América Latina, donde los jóvenes han tomado como reflexión encontrar su propio Ítamo, en la otra y en el otro, con un enfoque de género. Desde una observación muy íntima de sentires El Ítamo es una novela intercultural ubicada en diferentes localidades mostrando cómo se vive la interpretación de la vida, la muerte y la esperanza.  Esta novela celebró el décimo aniversario de las Universidades Interculturales de los estados de Puebla y Veracruz. El Ítamo Representó a México durante la Semana de Escritores Hispanos organizada por las universidades UMASS, Harvard y Boston University, y el Instituto Cervantes de España. Ha sido comentada en instituciones y colectivos culturales de El Salvador, Francia, España, Holanda, Perú, Chile, Argentina e Irlanda, ha motivado la realización de cortometrajes y ciclos literarios. En 2020 la novela fue traducida al italiano para ser difundida de forma gratuita y digital. El Muro es la novela con la que cierra la trilogía “Apología del encuentro” que tiene su propia estructura, editada por la Academia Literaria de la Ciudad de México, la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla. Esta novela une testimonio y ficción, donde la identidad es un tema fundamental más allá de las causas, una humanidad que se mueve no solo físicamente sino en las ideas, necesitamos derribar las barreras para unirnos más allá de la política o la orientación religiosa, que caigan los muros con la posibilidad de encontrarnos en la esperanza.  La Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México fue uno de los escenarios donde El Muro fue presentada y en la Biblioteca Carlos Fuentes, de Xalapa. Las reflexiones de la novela han sido compartidas en portales digitales en México, San Luis Potosí, Oaxaca, Monterrey, Xalapa, Barcelona, Zaragoza en España, Lyon en Francia, Dublín en Irlanda, Estados Unidos y Santiago en Chile. Multifacético y humanista, Iván Uriel ha estado presente en diferentes proyectos sociales como la alfabetización en zonas de alta marginación en Veracruz, desarrollando trabajo social. Es pionero del presupuesto participativo y de los diagnósticos sociales como herramienta de elaboración de políticas públicas participativas.  De su carrera ha tomado a las ciencias políticas para comprender y profundizar. Sus documentales han estado enfocados a favor de los derechos humanos de las mujeres. “Día de descanso” muestra a las trabajadoras del hogar, reconociendo sus derechos laborales, empoderándose y en continua capacitación los días domingo que son jornadas distintas en la que se dan el tiempo para reunirse y organizar actividades que les permiten también el desarrollo humano.  “Día de descanso” fue reconocido y seleccionado en la categoría “Mejor documental internacional” del Festival Internacional en Derechos Humanos de Bogotá (Colombia) y nominado al Premio Guillermo González Camarena por Valor Testimonial.  Otro documental que realizó el año pasado es “Sueño y lucha” basado en el convenio 189 de la OIT que ratifica la ONU, donde las mujeres trabajadoras son las protagonistas del tema sobre derechos laborales en el mundo, que es tan importante. Estuvo al frente en la dirección del documental “La Voz humana”. Produjo el documental “Tu ciudad, tus derechos” para la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, “Hitos: Realidad, ideales y utopías”, documental histórico para la Universidad Iberoamericana, ganador del Mérito al Valor Iconográfico de los premios Pantalla de Cristal. Es verdad que queda mucho por citar de la gran trayectoria de Iván Uriel Atanacio Medellín, que me resulta imposible en esta primera entrega. Es justo mencionar que Iván Uriel recibió el Mérito Juvenil en la Ciudad de Xalapa, el Mérito Humanitario Hayek (Miami-Ciudad de México), y en nueve ocasiones el Premio Cruz Forjada de la UPAEP, donde le fue otorgado el Premio Abelardo Rodríguez, que se trata de la máxima condecoración universitaria. Le fue otorgado el Premio Aportación a las Letras Mexicanas por el Maratón Nacional de Lectura y Cuento Corto y el gobierno del estado de Veracruz. Es columnista de Filmakersmovie, sitio iberoamericano ganador en tres ocasiones del Premio Nacional a Mejor Página de Internet en México, donde trabaja acompañado y apoyado siempre por su familia. Es miembro activo de Hispanic Writers, es miembro honorario de la Sociedad de Escritores de Chile, integrante distinguido de la Academia Literaria de la Ciudad de México. En 2018, Iván Uriel coordinó el programa “Los retos del español ante el nuevo milenio” organizado por el Instituto Cervantes de España en Lyon, Francia. Sus novelas han recorrido una gira de más de 12 países.  Iván Uriel Atanacio Medellín agradece vivir para la literatura, el arte y la cultura, que comparte en otros idiomas generando reflexión para dejar el corazón abierto.  " ["post_title"]=> string(36) "La vida en rosa ⏐ Días de aliento" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(41) "la-vida-en-rosa-%e2%8f%90-dias-de-aliento" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-06-07 09:16:34" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-06-07 14:16:34" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=66473" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(17) ["max_num_pages"]=> float(9) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "d0c6822dad50ab14649746890624d123" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

La vida en rosa ⏐ Días de aliento

El multipremiado escritor, poeta, politólogo y documentalista Iván Uriel Atanacio Medellín, va de la mano de sus novelas, poemarios, producciones de cine,...

junio 7, 2021

El Sínodo de Obispos 

El Sínodo de Obispos inicia en octubre de 2021 y la XVI Asamblea General ordinaria del Sínodo1 se realizará en octubre de...

mayo 28, 2021




Más de categoría
CARTAS A TORA 228

CARTAS A TORA 228

Querida Tora 1: Fíjate que en el King’s el servicio está de lo peor y los empleados, cada día...

junio 11, 2021
LOS ROSTROS DEL ARTE POPULAR 

LOS ROSTROS DEL ARTE POPULAR 

Tantoyuca, Ver.- Flaviana, mujer generosa, entre canastos coloridos y grillos pintados sueña con una casa de block, pero todo...

junio 10, 2021

¿Quién fue Ernesto Blunac?

Desfallecientes se mostraban ya las postreras ventiscas invernales de 1875, cuando se hallaba de regreso en La Paz el...

junio 9, 2021

Las pequeñas cosas: elección

“Cada elección tiene su anverso, es decir, una renuncia, por lo que no hay diferencia entre el acto de...

junio 7, 2021