La importancia de la obra gráfica en tiempos de pandemia

La obra gráfica es una de las puertas más importantes al coleccionismo porque es posible adquirir un original múltiple de un artista que nos guste, sin gastar mucho dinero.  Para los artistas, la obra gráfica es también...

6 de agosto, 2020

La obra gráfica es una de las puertas más importantes al coleccionismo porque es posible adquirir un original múltiple de un artista que nos guste, sin gastar mucho dinero.

 Para los artistas, la obra gráfica es también una manera de tener ventas y generar proyectos colectivos con otros artistas para realizar carpetas de arte, y venderlas a quienes aman tener una buena pieza artística en su casa o la oficina, pero que tienen menos dinero debido a la pandemia.

Además, los procesos para tener un tiraje completo es igual que en el principio de los tiempos, casi un milagro alquímico. Francisco Toledo, Nunik Sauret, Daniel Lezama, Guadalupe Posada, los Castro Leñero y en general, casi todos los artistas visuales en el mundo, tienen un trabajo gráfico importante, sin el cual, sería difícil poder vender, darse a conocer y lograr sembrar la semilla del coleccionismo en los futuros compradores y mecenas. 

Comentarios


object(WP_Query)#18015 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(26852) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-11-2022" ["before"]=> string(10) "03-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(26852) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-11-2022" ["before"]=> string(10) "03-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18019 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18017 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18018 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "05-11-2022" ["before"]=> string(10) "03-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-05 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-12-03 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (26852) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18016 (24) { ["ID"]=> int(85619) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-11 15:13:56" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-11 20:13:56" ["post_content"]=> string(9151) "Noviembre es un mes muy importante. La razón es muy sencilla: en este mes nació uno de los grandes humanistas y escritores del siglo XX. Si pensaron en ”ya saben quién”, ¡están muy equivocados! (además, si fue ese el caso, debo decir que usted tiene definiciones muy raras de “humanista” y “escritor”). Me refiero, por supuesto, a Kurt Vonnegut, quien nació un 11 de noviembre de 1922. Sí, este año marca el primer centenario de su nacimiento. Escritor de novelas excepcionales que se han convertido en verdaderos clásicos de la literatura estadounidense del siglo XX (y quien, lamentablemente, nunca ganó el premio Nobel, una omisión escandalosa, como la de Philip Roth), Vonnegut sigue siendo una fuerte influencia en el mundo literario.  Si usted ha seguido este humilde espacio, sabrá que Kurt Vonnegut es mi escritor favorito y que sus narraciones restauraron mi gusto por la lectura (lo cual me ayudó a salir de tiempos oscuros). Digamos que, para mí, Vonnegut, más que mi escritor favorito, es un mentor y un amigo que siempre está ahí cuando los tiempos se ponen difíciles. Tal es el poder que a veces puede tener la literatura.  Así que, para celebrar este primer centenario del nacimiento de Kurt Vonnegut y divulgar todavía más la obra del nativo de Indianápolis, he aquí una muy humilde y para nada exhaustiva lista con cinco de los mejores personajes que pueblan sus novelas. Eso sí, les advierto que esta lista podría ser muchísimo más larga, ¡pero el espacio es limitado! Sin un orden en particular, aquí va la lista: Eliot Rosewater Uno de los personajes más humanos, divertidos y uno de los ideales a los que deberíamos aspirar como personas. Eliot Rosewater, millonario e hijo de un senador estadounidense, piensa que es su deber moral utilizar la riqueza de su familia para ayudar a los pobres. Por esta razón, se muda al pequeño condado de Rosewater, en donde establece una oficina en la que atiende las llamadas de los habitantes que necesiten ayuda, por mínima que sea.  En lo personal, es un digno contendiente por el puesto de mi personaje favorito en toda la obra de Vonnegut, ya que un mundo en el que un millonario se decide a dar “amor ilimitado” a quien lo necesite, es un mundo en el que definitivamente me gustaría vivir. A considerar: es uno de los personajes que más apariciones tiene en las novelas de Vonnegut, así que es probable que también fuese uno de los personajes favoritos del escritor.   Aparece en: God Bless You, Mr. Rosewater (1965), Slaughterhouse-Five (1969), Breakfast of Champions (1973), Hocus Pocus (1990).  Frase representativa: “Hello, babies. Welcome to Earth. It's hot in the summer and cold in the winter. It's round and wet and crowded. At the outside, babies, you've got about a hundred years here. There's only one rule that I know of, babies—God damn it, you've got to be kind.”  Dr. Wilbur Daffodil-11 Swain  Protagonista de la novela Slapstick, que tiene la soledad como uno de sus temas centrales, Wilbur es un hombre cuya fealdad obligó a sus padres a aislarlo de la sociedad, junto con su hermana Eliza. Ambos hermanos, al estar en contacto físico, forman una especie de súper inteligencia. Los hermanos Wilbur y Eliza crean un plan para erradicar la soledad en Estados Unidos mediante la creación de enormes familias extendidas. El método para crearlas era este: a todos los ciudadanos se les daría, aleatoriamente, un nombre intermedio formado por el nombre de un objeto natural, como “Daffodil” (o “Narciso”, en español) y un número aleatorio entre el 1 y el 20, como 11 (de ahí el nombre “completo” de Wilbur). Así, todos las personas que tengan el mismo nombre del objeto serán primos y los que tengan el mismo nombre del objeto y el mismo número serán hermanos.  Aparece en: Slapstick (1976). Frase representativa: “So many crimes committed by lonesome people in Government are concealed in this place,” I said, “that the inscription might well read, ‘Better a Family of Criminals than No Family at All.’ Malachi Constant Es el hombre más rico de Estados Unidos en la novela Sirens of Titan. Heredero de la enorme fortuna que amasó su padre (quien, a su vez, la obtuvo por suerte), Malachi es una suerte de protagonista trágico. En la historia, conoce a Winston Niles Rumfoord, un millonario que compra una nave espacial (¿les suena familiar?) y, por una serie de eventos, es capaz de ver el presente, el pasado y el futuro. Malachi Constant viaja a Marte, a Titán, conoce a Salo (un ser de Trafalmadore) y, en resumen, es un personaje que prácticamente carece de libre albedrío, al ser impulsado tanto por la suerte que heredó de su padre como por las manipulaciones de Rumfoord.   Aparece en: Sirens of Titan (1959). Frase representativa: "I was a victim of a series of accidents, as are we all." Kilgore Trout Trout es un escritor de ciencia ficción de poca monta, prácticamente desconocido por todos, a excepción de Eliot Rosewater (quien es su único admirador, a pesar de que opina que Trout tiene buenas ideas, pero cuya prosa es terrible). Kilgore fue el vehículo por el cual Vonnegut hacía comentarios acerca de sí mismo dentro de su obra, en una especie de meta-ficción. ¡Pero vaya que Trout tenía buenas ideas! Me gustaría, algún día, ver materializadas las obras de Trout que Vonnegut menciona a lo largo de sus novelas. Por ejemplo, The First District Court of Thankyou, en la que se narra la historia de una corte a la que puedes llevar a juicio a aquellas personas que no han sido debidamente agradecidas contigo. Si la corte falla a tu favor, el acusado tiene la opción de agradecerte en público o estar en confinamiento solitario durante un mes únicamente con pan y agua (en la historia, Trout menciona que el ochenta por ciento de las personas elegía el confinamiento solitario). ¡Genial! Aparece en: toda la obra de Vonnegut, pero su primera aparición fue en God Bless You, Mr. Rosewater (1965).  Frase representativa: “Of course it happened. If I wrote something that hadn't really happened, and I tried to sell it, I could go to jail. That's fraud.”  Billy Pilgrim El protagonista de Slaughterhouse-Five. Una elección obvia, sí, pero necesaria. Billy Pilgrim, el soldado que presenció el bombardeo de la ciudad de Dresden durante la Segunda Guerra Mundial, me parece que representa a la humanidad en el mundo de Vonnegut. Pilgrim viaja en el tiempo, viaja al planeta Trafalmadore y regresa a casa después de la guerra para darle a la humanidad un mensaje de suma importancia. Sin embargo, lo que más me atrae (y conmueve) de este personaje es que, a pesar de ser testigo de incontables atrocidades durante la guerra, nunca pierde la esperanza en la humanidad.  Aparece en: Slaughterhouse-Five (1969). Mejor momento: el final de la mencionada Slaughterhouse-Five - conmovedor y brutal por la fe que tiene Vonnegut en la humanidad a pesar de todo.  ¡Ahí está la lista! Sin embargo, todavía hay muchos personajes memorables más por descubrir. Para usted, amable lector, ¿cuál es su personaje favorito en la obra de Kurt Vonnegut?  " ["post_title"]=> string(93) "Cinco de los mejores personajes de Kurt Vonnegut para celebrar el centenario de su nacimiento" ["post_excerpt"]=> string(95) "“No existe el orden en el mundo que nos rodea, debemos adaptarnos al caos”. -Kurt Vonnegut." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(93) "cinco-de-los-mejores-personajes-de-kurt-vonnegut-para-celebrar-el-centenario-de-su-nacimiento" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-11 15:19:57" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-11 20:19:57" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85619" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17987 (24) { ["ID"]=> int(85780) ["post_author"]=> string(3) "194" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-17 12:24:58" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-17 17:24:58" ["post_content"]=> string(5051) "Cuando siento que el día ya ha durado demasiado, lo primero que se me antoja es volver a recorrer con mis manos tu pelo en resplandores negros sobre los hombros. Ello solamente agiganta otro antojo de todas mis noches: disfrutar tu moreno cuerpo debajo de las cobijas. Mi único anhelo es lamer otra vez tu boca, tu cuello, tus brazos, y hasta tus húmedos muslos. Te deseo tanto y no puedo evitarlo. Sé exactamente por qué.​​​ La realidad inexplicable me coloca una vez más con los ojos cerrados, plácido y desnudo, descansando mi cabeza sobre tu abdomen. Qué hermoso y qué verdadero. Una estampa colmada de dicha, lujo y bonanza. ¿Recuerdas? La noche lentamente termina, pero al igual nos concede la placentera intuición de que ha sido una de las mejores madrugadas. Este amanecer contigo dista de ser largo, aburrido y triste. Más bien es ameno y especial; lleno de pláticas y risas, besos y caricias. Afuera las aves ya colman el despejado cielo azul y tú, tan esbelta, diminuta, bella y mulata, me abrazas con una suerte de ternura.  Entusiasmada agarras con fuerza mis brazos, te aprietas contra mi cuerpo. Yo no digo nada, pero por tu mirada, por tus ojos verdes risueños, comprendo que tampoco olvidarás este momento.   Es así como me desconecto y escapo de mi cuerpo. Vuelvo al pasado, a lo muchas veces idealizado, a la pregunta que siempre me hago, a eso que pudo haber sido, pero que nunca será. Rehacer, recrear lo ya hecho, es quizá la causa principal del más puro de mis actuales reposos, de mis últimos sueños profundos. Pido prestadas imágenes, pequeñas películas, cintas agradables en las que soy público asombrado y personaje dichoso. Te apareces debajo de mis párpados. Ya te reconozco. Ya te escucho hablarme. Ya me llega tu dulce aroma frutal. Como es previsible, nada cambia. Nada cambia porque la soledad de  aquellas horas nos sigue acarreando y nos conduce por primera vez a la  intimidad. Flotando encima de la cama el sonido alegre y sereno de tu risa me va cobijando y logra sacar la mejor versión posible de mí mismo. Borracho, intoxicado de tu piel suavizada con loción, de tus labios cubiertos de brillo, de toda tu argentinidad, me dispongo a contarte una historia hasta que florezca el alba. Una soberbia evocación del porvenir. Las memorias de mi futuro con una mujer de veintidós años, una criatura extraordinaria llamada igual que tú, Natalia…  Sabes reconocerte fácilmente en esas fabulaciones mías, que no son  más que maravillosas epifanías, gloriosos haces de luz. El reino de la ficción me da la oportunidad de mostrarte, de exponerte imágenes breves para que puedas verme como realmente quiero manifestarme. Me represento en entornos siempre muy acogedores, donde gobierna el optimismo; no puedo visualizar mejores escenarios, sobresaliendo con nadie más que contigo. Te me quedas mirando, en silencio, con asombro, como a un mago, como a un médium. Te cuento mi vida entera con palabras elocuentes, verbos amables y oraciones llenas de posibilidad y futuro; te hago preguntas porque tengo hambre de escucharte. Envío el mensaje, muy  franco y muy claro, que te da la confianza suficiente para creer en mí. Me aceptas, por lo menos en ese instante, totalmente  como soy. Se trata de una experiencia distinta; es ese tipo de atracción física, de sensibilidad absoluta, de increíble delicadeza. Un deleite pleno, erotismo fascinante.  El espectáculo resulta inédito y sobrecogedor. Cada detalle es una  magnífica exposición.  Siempre sucedes a la misma hora. Te extiendes por cinco o diez minutos para alcanzar el clímax pasada la media noche. Elijo y repito tus ropajes, tus pasos, los acentos en cada una de tus sílabas. Quiero seducirte, enamorarte, ser el motivo de tu noche tórrida. Me sé con la capacidad de meterme entero a tu alma. De descubrir quién eres en realidad, que tienes de misteriosa, de diferente, de única. Busco ser inteligente en el sentido literal, ser capaz de entender lo que hay delante de mí. Me imagino logrando esos efectos, esos objetivos. Empiezo a actuar como el Fausto receptor de todo aquello. Recuerdo la razón por la que estoy aquí, por la que siempre en mis madrugadas regreso a ti. " ["post_title"]=> string(7) "Natalia" ["post_excerpt"]=> string(114) "Te apareces debajo de mis párpados. Ya te reconozco. Ya te escucho hablarme. Ya me llega tu dulce aroma frutal." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(7) "natalia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-17 12:24:58" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-17 17:24:58" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85780" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18016 (24) { ["ID"]=> int(85619) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-11 15:13:56" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-11 20:13:56" ["post_content"]=> string(9151) "Noviembre es un mes muy importante. La razón es muy sencilla: en este mes nació uno de los grandes humanistas y escritores del siglo XX. Si pensaron en ”ya saben quién”, ¡están muy equivocados! (además, si fue ese el caso, debo decir que usted tiene definiciones muy raras de “humanista” y “escritor”). Me refiero, por supuesto, a Kurt Vonnegut, quien nació un 11 de noviembre de 1922. Sí, este año marca el primer centenario de su nacimiento. Escritor de novelas excepcionales que se han convertido en verdaderos clásicos de la literatura estadounidense del siglo XX (y quien, lamentablemente, nunca ganó el premio Nobel, una omisión escandalosa, como la de Philip Roth), Vonnegut sigue siendo una fuerte influencia en el mundo literario.  Si usted ha seguido este humilde espacio, sabrá que Kurt Vonnegut es mi escritor favorito y que sus narraciones restauraron mi gusto por la lectura (lo cual me ayudó a salir de tiempos oscuros). Digamos que, para mí, Vonnegut, más que mi escritor favorito, es un mentor y un amigo que siempre está ahí cuando los tiempos se ponen difíciles. Tal es el poder que a veces puede tener la literatura.  Así que, para celebrar este primer centenario del nacimiento de Kurt Vonnegut y divulgar todavía más la obra del nativo de Indianápolis, he aquí una muy humilde y para nada exhaustiva lista con cinco de los mejores personajes que pueblan sus novelas. Eso sí, les advierto que esta lista podría ser muchísimo más larga, ¡pero el espacio es limitado! Sin un orden en particular, aquí va la lista: Eliot Rosewater Uno de los personajes más humanos, divertidos y uno de los ideales a los que deberíamos aspirar como personas. Eliot Rosewater, millonario e hijo de un senador estadounidense, piensa que es su deber moral utilizar la riqueza de su familia para ayudar a los pobres. Por esta razón, se muda al pequeño condado de Rosewater, en donde establece una oficina en la que atiende las llamadas de los habitantes que necesiten ayuda, por mínima que sea.  En lo personal, es un digno contendiente por el puesto de mi personaje favorito en toda la obra de Vonnegut, ya que un mundo en el que un millonario se decide a dar “amor ilimitado” a quien lo necesite, es un mundo en el que definitivamente me gustaría vivir. A considerar: es uno de los personajes que más apariciones tiene en las novelas de Vonnegut, así que es probable que también fuese uno de los personajes favoritos del escritor.   Aparece en: God Bless You, Mr. Rosewater (1965), Slaughterhouse-Five (1969), Breakfast of Champions (1973), Hocus Pocus (1990).  Frase representativa: “Hello, babies. Welcome to Earth. It's hot in the summer and cold in the winter. It's round and wet and crowded. At the outside, babies, you've got about a hundred years here. There's only one rule that I know of, babies—God damn it, you've got to be kind.”  Dr. Wilbur Daffodil-11 Swain  Protagonista de la novela Slapstick, que tiene la soledad como uno de sus temas centrales, Wilbur es un hombre cuya fealdad obligó a sus padres a aislarlo de la sociedad, junto con su hermana Eliza. Ambos hermanos, al estar en contacto físico, forman una especie de súper inteligencia. Los hermanos Wilbur y Eliza crean un plan para erradicar la soledad en Estados Unidos mediante la creación de enormes familias extendidas. El método para crearlas era este: a todos los ciudadanos se les daría, aleatoriamente, un nombre intermedio formado por el nombre de un objeto natural, como “Daffodil” (o “Narciso”, en español) y un número aleatorio entre el 1 y el 20, como 11 (de ahí el nombre “completo” de Wilbur). Así, todos las personas que tengan el mismo nombre del objeto serán primos y los que tengan el mismo nombre del objeto y el mismo número serán hermanos.  Aparece en: Slapstick (1976). Frase representativa: “So many crimes committed by lonesome people in Government are concealed in this place,” I said, “that the inscription might well read, ‘Better a Family of Criminals than No Family at All.’ Malachi Constant Es el hombre más rico de Estados Unidos en la novela Sirens of Titan. Heredero de la enorme fortuna que amasó su padre (quien, a su vez, la obtuvo por suerte), Malachi es una suerte de protagonista trágico. En la historia, conoce a Winston Niles Rumfoord, un millonario que compra una nave espacial (¿les suena familiar?) y, por una serie de eventos, es capaz de ver el presente, el pasado y el futuro. Malachi Constant viaja a Marte, a Titán, conoce a Salo (un ser de Trafalmadore) y, en resumen, es un personaje que prácticamente carece de libre albedrío, al ser impulsado tanto por la suerte que heredó de su padre como por las manipulaciones de Rumfoord.   Aparece en: Sirens of Titan (1959). Frase representativa: "I was a victim of a series of accidents, as are we all." Kilgore Trout Trout es un escritor de ciencia ficción de poca monta, prácticamente desconocido por todos, a excepción de Eliot Rosewater (quien es su único admirador, a pesar de que opina que Trout tiene buenas ideas, pero cuya prosa es terrible). Kilgore fue el vehículo por el cual Vonnegut hacía comentarios acerca de sí mismo dentro de su obra, en una especie de meta-ficción. ¡Pero vaya que Trout tenía buenas ideas! Me gustaría, algún día, ver materializadas las obras de Trout que Vonnegut menciona a lo largo de sus novelas. Por ejemplo, The First District Court of Thankyou, en la que se narra la historia de una corte a la que puedes llevar a juicio a aquellas personas que no han sido debidamente agradecidas contigo. Si la corte falla a tu favor, el acusado tiene la opción de agradecerte en público o estar en confinamiento solitario durante un mes únicamente con pan y agua (en la historia, Trout menciona que el ochenta por ciento de las personas elegía el confinamiento solitario). ¡Genial! Aparece en: toda la obra de Vonnegut, pero su primera aparición fue en God Bless You, Mr. Rosewater (1965).  Frase representativa: “Of course it happened. If I wrote something that hadn't really happened, and I tried to sell it, I could go to jail. That's fraud.”  Billy Pilgrim El protagonista de Slaughterhouse-Five. Una elección obvia, sí, pero necesaria. Billy Pilgrim, el soldado que presenció el bombardeo de la ciudad de Dresden durante la Segunda Guerra Mundial, me parece que representa a la humanidad en el mundo de Vonnegut. Pilgrim viaja en el tiempo, viaja al planeta Trafalmadore y regresa a casa después de la guerra para darle a la humanidad un mensaje de suma importancia. Sin embargo, lo que más me atrae (y conmueve) de este personaje es que, a pesar de ser testigo de incontables atrocidades durante la guerra, nunca pierde la esperanza en la humanidad.  Aparece en: Slaughterhouse-Five (1969). Mejor momento: el final de la mencionada Slaughterhouse-Five - conmovedor y brutal por la fe que tiene Vonnegut en la humanidad a pesar de todo.  ¡Ahí está la lista! Sin embargo, todavía hay muchos personajes memorables más por descubrir. Para usted, amable lector, ¿cuál es su personaje favorito en la obra de Kurt Vonnegut?  " ["post_title"]=> string(93) "Cinco de los mejores personajes de Kurt Vonnegut para celebrar el centenario de su nacimiento" ["post_excerpt"]=> string(95) "“No existe el orden en el mundo que nos rodea, debemos adaptarnos al caos”. -Kurt Vonnegut." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(93) "cinco-de-los-mejores-personajes-de-kurt-vonnegut-para-celebrar-el-centenario-de-su-nacimiento" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-11 15:19:57" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-11 20:19:57" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85619" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(19) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "6ad5b102a9cf7586b75812e1375b21f9" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Cinco de los mejores personajes de Kurt Vonnegut para celebrar el centenario de su nacimiento

“No existe el orden en el mundo que nos rodea, debemos adaptarnos al caos”. -Kurt Vonnegut.

noviembre 11, 2022
labios sensuales

Natalia

Te apareces debajo de mis párpados. Ya te reconozco. Ya te escucho hablarme. Ya me llega tu dulce aroma frutal.

noviembre 17, 2022




Más de categoría
Gracias por la música, Christine McVie

Gracias por la música, Christine McVie

Homenaje a Christine McVie por su reciente fallecimiento el 30 de noviembre de este año.

diciembre 2, 2022
cartas

Cartas a Tora - 292

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe...

diciembre 2, 2022

Atonement

Nominada a siete premios de la Academia, entre ellos mejor película, Atonement este año celebra su quinceavo aniversario.

diciembre 1, 2022

Somos lo que leemos – “La mujer de tu prójimo”, un explosivo libro sobre la liberación sexual

Título: La mujer de tu prójimo. Autor: Gay Talese. Editorial: Debate. 538 páginas. Mi calificación: 4 de 5 estrellas.

noviembre 25, 2022