Jesus Christ Superstar, obra maestra para esta Semana Santa

Ya estamos de lleno en la Semana Santa y muchas personas gozarán de vacaciones. Para todos aquellos que no irán a la playa o algún otro sitio turístico, hoy vengo a recomendarles una obra que se puede...

14 de abril, 2022

Ya estamos de lleno en la Semana Santa y muchas personas gozarán de vacaciones. Para todos aquellos que no irán a la playa o algún otro sitio turístico, hoy vengo a recomendarles una obra que se puede disfrutar a través de dos medios, ya sea en forma de álbum o filme: Jesus Christ Superstar. Esta es una de las obras más conocidas de Andrew Lloyd Webber y Tim Rice, y que resulta perfecta para estos días santos. 

La obra

Jesus Christ Superstar es una ópera rock estrenada como álbum en 1970 y la historia sigue los últimos días de Jesús. La música fue compuesta por Andrew Lloyd Webber (quien tenía aún una larga carrera por delante) y las letras, basadas en los evangelios, corrieron a cargo de Tim Rice (ambos habían compuesto Joseph and the Amazing Technicolor Dreamcoat unos años antes). El disco se estrenó primero debido a que no había recursos suficientes para la producción teatral. Hasta 1971 fue cuando Jesus Christ Superstar llegó a los escenarios de Broadway. 

Hablar de un álbum conceptual u ópera rock de 1970 parece pasado de moda, pero ¿qué tan bien ha soportado la obra de Lloyd Webber y Rice el paso del tiempo?

El álbum 

Bastante bien, respondería yo a la pregunta anterior. Aunque aquí haré un poco de trampa, ya que me referiré a la banda sonora de la película de 1973 y no al álbum original de 1970. Esto es, en parte, porque algunos detalles son superiores a la versión original. Por ejemplo, por ser la banda sonora de la película, las interpretaciones son más expresivas y los arreglos son un poco más elaborados. Además, la banda sonora contiene un par de canciones adicionales (Then We Are Decided y Could We Start Again Please?). Ignoro la razón por la que, en subsecuentes adaptaciones, ambas canciones fueron omitidas, así que la banda sonora de la película es una suerte de  «versión completa» de la ópera. 

Antes de proseguir, en la primera grabación de 1970, la parte de Jesús es interpretada por Ian Gillan (vocalista de Deep Purple). Esto sin duda será un aliciente para los roqueros de corazón que deseen escuchar la obra. Por otro  lado, en ambas versiones, aparecen Yvonne Elliman (como María Magdalena) y Barry Dennen (como Poncio Pilatos). 

¿Y qué tal la música? No sé si el tema de los últimos días de Jesús inspiró aún más a Andrew Lloyd Webber, pero parece que contó con ayuda divina al componer la música. Por muy bueno que pueda ser su trabajo posterior (con algunos puntos bajos, he de decir), a mi parecer nunca volvió a confeccionar una obra de la talla de Jesus Christ Superstar. Cada composición es una joya en sí misma, con melodías pegajosas por doquier. Pero, más allá de sus aspectos formales (como las melodías y los arreglos), uno de los aspectos más impresionantes es el rango de emociones abarcadas a lo largo de la obra. ¿Ejemplos? Podemos encontrar ternura en I Don’t Know How To Love Him y Everything’s Alright con la súper voz de Yvonne Elliman (quién años después tendría éxito con los Bee Gees y Saturday Night Fever). Podemos encontrar la energía digna de los apóstoles en What’s The Buzz con un bajo poderoso. Y también podemos encontrar sátira y momentos absurdos en King Herod’s Song y Superstar (con estas líneas inmortales: If you’d come today/You could have reached a whole nation/Israel in 4 BC/Had no mass communication). Sin embargo, los momentos climáticos son capaces de sacarnos lágrimas. Es difícil no sentir el miedo de Jesús en Gethsemane (I Only Want To Say) con Ted Neeley en la voz (mi versión favorita, he de decir, incluso más que la de Ian Gillan o Camilo Sesto). La instrumental John Nineteen Forty-One cierra la obra en una nota melancólica y triste, justo como se esperaría en la misma muerte.

En el párrafo anterior me referí tal vez a las composiciones más conocidas. Pero que no se malentienda: todas tienen algo que ofrecer al oyente, con un nivel de calidad digno de los mejores álbumes de los Beatles o de los Rolling Stones. Y no, no estoy bromeando. Jesus Christ Superstar es una de las obras musicales más importantes del siglo XX. En serio, no encuentro palabras que hagan justicia al cúmulo de sensaciones que produce la ópera. Todo aquel que sea reacio a la onda de los musicales tipo Broadway, debe quitarse ese prejuicio y escuchar este álbum completo. De otra forma, se estaría perdiendo una porción de la mejor música escrita en el siglo pasado. 

Es importante notar que tanto Lloyd Webber como Rice fueron lo suficientemente inteligentes para evitar profanar la figura de Jesús así como exaltarla de más. Jesus Christ Superstar es una obra que puede disfrutar el más ateo de los ateos así como el creyente más fervoroso. 

La película

Mientras que la música es un verdadero clásico del siglo XX, la película es un recordatorio del espíritu hippie tardío. ¿Idealismo hippie en pleno 1973? ¡Por favor! Para ser honestos, la película dirigida por Norman Jewison (director de clásicos como In the Heat of the Night y Fiddler on the Roof ) ya estaba un poco fuera de época al ser estrenada en 1973. En la adaptación cinematográfica, Jewison mostró a Jesús como una especie de líder hippie, justo cuando tal corriente ya iba de salida. Por ello, el filme no ha aguantado tan bien el paso del tiempo como la música. Aunque hay momentos divertidos (como la interpretación que hace Joshua Mostel de Herodes es tan exagerada que siempre me hace reír), en general la película está muy atada a su época. Aunque eso sí, las actuaciones de todo el reparto son buenas. Sin embargo, para muchos, la película fue la forma en la que conocimos la música así que, después de todo, se le puede perdonar ese olor setentero. 

En conclusión, si usted no tiene plan para estos días de asueto, puede conseguir la película o escuchar la música de Jesus Christ Superstar en streaming (de preferencia ambas). Experimentar esta magna obra sin prejuicios es uno de los mejores disfrutes que podremos tener esta Semana Santa. 

El álbum de la banda sonora está aquí y la versión original (recomendable para los fans de Ian Gillan y Deep Purple) está acá

Comentarios


object(WP_Query)#17934 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(77879) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-06-2022" ["before"]=> string(10) "01-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(77879) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-06-2022" ["before"]=> string(10) "01-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18044 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17919 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17923 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "03-06-2022" ["before"]=> string(10) "01-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-06-03 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-07-01 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (77879) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18039 (24) { ["ID"]=> int(80158) ["post_author"]=> string(2) "42" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-22 11:08:52" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-22 16:08:52" ["post_content"]=> string(4342) "El Profesor Wilkins, en mis tiempos en la facultad de filosofía y letras, por ahí del año de 1994, cayó en el alcoholismo. El motivo aparente fue un experimento fallido: la organización, con cinco alumnos entre los que me incluyo, de formar una mesa de análisis, no de asuntos de la actualidad de entonces, sino de poco más de dos décadas en el pasado. Su finalidad era de analizar y discutir temas acaecidos en el sexenio echeverrista e influir en los hechos ya acontecidos. Por una extraña razón pensaba que haciendo una muy dura crítica, que grabábamos en el estudio de su casa con una moderna cámara de mini videocasetes podíamos incluso cambiar la Historia. Esto, afirmaba él, a razón de que en aquellos años la censura existía y era férrea por parte de la Secretaría de Gobernación.  Con material hemerográfico e información ya desclasificada del Archivo General de la Nación, hacíamos unas críticas muy duras al régimen, implacable diría yo. Mas para desasosiego del Profesor, al acudir a la hemeroteca y a los libelos escritos sobre la coyuntura política de esos tiempos, nada en lo absoluto cambiaba, a pesar de nuestras enérgicas denuncias, sesudas sugerencias y previsión de escenarios potencialmente negativos para el país en el programa video grabado. La guerra sucia en la Costa Grande de Guerrero, las desapariciones forzadas de campesinos y estudiantes y los "accidentes" (así, entrecomillado) de relevantes personajes ligados a la política, el empresariado y liderazgos sociales de entonces, todo eso continuaba asentado en las hemerotecas y las obras escritas dentro del periodo 1970-1976. No cambiaba siquiera en una coma.  Experimento osado y fallido, rotundo y lapidario fracaso consideraba en su trayectoria, el Profesor cayó entonces en una espiral de ausentismo en la Universidad y en su casa. Siendo un muy moderado bebedor social antes, ahora se encontraba entregado a una penosa vida etílica, motivada por el experimento que, decía, convertiría en tesis doctoral. Nada podía sacar al Profesor de la espiral descendente en un agujero tan oscuro como profundo, hasta que me apersoné en una sucia cantina del centro, a eso de marzo de 1995, donde un compañero me aseguró haberlo visto. Así que hasta ahí llegué, lo convencí de llevarlo a mi casa, barbudo y con un traje que se adivinaba con semanas de no cambiar en su vestimenta, ya ahí le mostré una serie de programas de televisión dedicados al análisis y debate político que tenía yo grabados en formato VHS (en años de mucho menos censura oficial ya). Todo lo que ahí se pronosticaba y aún reflejaba los anhelos de la inmensa mayoría de los Ciudadanos no había logrado nada positivo, aun habiéndose grabado y transmitido a millones de personas, todos con días, semanas o meses de anticipación y nada habían todos ellos logrado impedir. Tanto los asesinatos políticos que habían cimbrado a México, la monumental corrupción ya hecha pública y la consecuente crisis económica y financiera que siguió a todos esos acontecimientos trágicos, estaban ahí como una muestra fehaciente de que la tesis doctoral, a realizar multidisciplinariamente en conjunto con dos doctores en física cuántica carecía de un rumbo lo mínimamente viable.  Como el Profesor no podía darse el lujo de perder su casa por el alza bestial en los créditos hipotecarios, era imperativo volver a desempeñar su trabajo de forma impecable, y no sólo eso, buscar más horas para dar sus clases en otros turnos, carreras y universidades. Esto último y el constatar y dejar muy en claro que ni las mesas de análisis de ese entonces, hechas antes de los infortunados acontecimientos, carecían de poder alguno para cambiar para bien ni un ápice la difícil realidad por más que hubiese estado elaborado con una metodología pulcra y un profesionalismo y preparación académica sin par. El Profesor Wilkins, al día de hoy, casi tres décadas después de lo aquí narrado, complementa sus actividades académicas con un trabajo fijo en un programa dedicado al análisis y debate políticos, en una importante cadena de emisoras de radio a nivel nacional." ["post_title"]=> string(17) "Mesa de análisis" ["post_excerpt"]=> string(111) "Ginés Sánchez nos ofrece un cuento que combina teoría cuántica, teoría política e Historia de México. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(16) "mesa-de-analisis" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-22 11:08:52" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-22 16:08:52" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80158" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17866 (24) { ["ID"]=> int(80266) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-27 08:31:45" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-27 13:31:45" ["post_content"]=> string(5165) "Querida Tora: Ya te he hablado varias veces del muchacho que trabaja (o que está buscando trabajar) en televisión. Te acuerdas, ¿no? Bueno, el otro día llegó muy contento porque había hecho un “casting” para un comercial, y se lo habían dado. Aún no sabía de qué se trataba, pero ya se veía haciendo comerciales a diestro y siniestro, y convirtiéndose en una cara famosa. Pero resulta que el comercial era de una casa que vende y atiende de todo a todo a perros. ¡Y él odia a los perros! Desde chiquito les ha tenido aversión; y cuando tenía cinco años un perrazo lo mordió, y ahora les tiene verdadero pavor. La madre le dijo que no lo aceptara; pero él contestó que no podía rechazar una oportunidad así, que lo haría. Para prepararse, empezó por llenar su casa de fotos de perros. Las sacó de revistas, de internet, de donde pudo. Y las contemplaba todo el día. Pobrecito. No podía ni comer. Y por las tardes, le dolía el estómago. Luego, intentó hacer amistad con Pucho, el perro ese tan sangrón de una vecina. Se le acercó (previo permiso de su quisquillosa dueña), le habló bonito, le dio algo de comer y luego intentó acariciarlo. Pero no pudo ni tocarlo. Hizo todo lo posible, a mi me consta, pero no pudo ponerle la mano encima. Y, además, Pucho le ladró, furioso. Esa noche, el chavo no durmió. Sin  embargo, no se dio por vencido. Buscó otro perro con el cual hacer amistad, pero no lo halló. Y el día de la filmación del comercial se acercaba a pasos agigantados. Entonces, se le ocurrió ir a la perrera a trabajar. Y como lo pensó, lo hizo. Le dieron un puesto en el equipo de limpieza, y se encargaba de recoger todos los desechos que había. Haciendo de tripas corazón, logró limpiar la perrera entera, pero no tuvo contacto con los animales. Todo fue de lejecitos. Sin embargo, se sintió bastante animado. Pero el día siguiente le dijeron que llevara un perro bulldog al veterinario, porque estaba deprimido. Pero no logró ponerle la cadena para sacarlo de la jaula, y lo corrieron de su empleo. Se conformó con volver a tratar de intimar con Pucho, pero el desgraciado le enseñaba los dientes en cuanto se le acercaba, y el recuerdo de aquella mordida lo hacía temblar de la cabeza a los pies. La madre estaba muy angustiada, y todos los días le rogaba que renunciara al comercial; pero el chavo decía que no, que era su obligación hacerlo. Por fin , llegó el día tan temido… y tan deseado. Yo me fui con él, deseoso de ver qué ocurría; y la madre se quedó llorando, después de darle la bendición y tres estampitas de santos “para que lo ampararan y protegieran”- El muchacho iba pálido y tembloroso; pero en cuanto llegó al lugar de la filmación se irguió, se pellizcó los cachetes para que adquirieran color, y se dirigió con paso firme hacia el perro que un ayudante tenía bien sujeto, porque no hacía más que ladrar y tirar dentelladas al aire. ¿Y qué crees que pasó? El muchacho se agachó, acarició al perro (así como lo oyes: le pasó la mano desde la cabeza hasta la cola, sin temblar ni nada), y el animalito volteó a mirarlo, así como agradecido. Total, que el chavo se puso a jugar con él, y las cámaras filmaron todo eso, que quedó muy bonito. Ya parecía que todo había acabado, pero el productor dijo que faltaba una parte, porque el patrocinador era un dentista de perros; y el muchacho tuvo que abrirle la boca al animal y bajarle el labio para que se vieran bien los dientes. Pues lo hizo. Y a la primera. El director quedó muy complacido. Yo estaba francamente asombrado. ¿Cómo logró el chavo dominarse tan completamente? Después de mucho pensar, concluí que había sido la necesidad… y el deseo de hacer las cosas bien. Fue un esfuerzo enorme de voluntad, pero logró lo que se había propuesto, aunque esa tarde tuvo la presión muy alta. Pero la madre le dio de comer cosas ligeras y sabrosas, que no le cayeron mal. ¡Y lo hubieras oído platicar la experiencia! El mismo no lo podía creer, y besó todas las estampitas que su madre le había dado en señal de agradecimiento. Sin embargo, cuando salió al patio, Pucho venía de la calle y se le quiso echar encima, ladrando furiosamente. La dueña apenas lo pudo contener, y el chavo casi se desmaya (tenía la presión alta, no se te olvide). Pero logró sonreír y hasta decir a la vecina, de muy buena manera, que había que mandar a Pucho a la escuela para perros para que aprendiera a comportarse. Total, fue un asunto que acabó muy bien. Yo quise recompensar al muchacho (a mi manera, claro), y me acerqué a lamerle la mano. Pero en cuanto vio mis dientes retiró la mano. Por si acaso. Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 272" ["post_excerpt"]=> string(180) "Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-272" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-27 08:31:45" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-27 13:31:45" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80266" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18039 (24) { ["ID"]=> int(80158) ["post_author"]=> string(2) "42" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-22 11:08:52" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-22 16:08:52" ["post_content"]=> string(4342) "El Profesor Wilkins, en mis tiempos en la facultad de filosofía y letras, por ahí del año de 1994, cayó en el alcoholismo. El motivo aparente fue un experimento fallido: la organización, con cinco alumnos entre los que me incluyo, de formar una mesa de análisis, no de asuntos de la actualidad de entonces, sino de poco más de dos décadas en el pasado. Su finalidad era de analizar y discutir temas acaecidos en el sexenio echeverrista e influir en los hechos ya acontecidos. Por una extraña razón pensaba que haciendo una muy dura crítica, que grabábamos en el estudio de su casa con una moderna cámara de mini videocasetes podíamos incluso cambiar la Historia. Esto, afirmaba él, a razón de que en aquellos años la censura existía y era férrea por parte de la Secretaría de Gobernación.  Con material hemerográfico e información ya desclasificada del Archivo General de la Nación, hacíamos unas críticas muy duras al régimen, implacable diría yo. Mas para desasosiego del Profesor, al acudir a la hemeroteca y a los libelos escritos sobre la coyuntura política de esos tiempos, nada en lo absoluto cambiaba, a pesar de nuestras enérgicas denuncias, sesudas sugerencias y previsión de escenarios potencialmente negativos para el país en el programa video grabado. La guerra sucia en la Costa Grande de Guerrero, las desapariciones forzadas de campesinos y estudiantes y los "accidentes" (así, entrecomillado) de relevantes personajes ligados a la política, el empresariado y liderazgos sociales de entonces, todo eso continuaba asentado en las hemerotecas y las obras escritas dentro del periodo 1970-1976. No cambiaba siquiera en una coma.  Experimento osado y fallido, rotundo y lapidario fracaso consideraba en su trayectoria, el Profesor cayó entonces en una espiral de ausentismo en la Universidad y en su casa. Siendo un muy moderado bebedor social antes, ahora se encontraba entregado a una penosa vida etílica, motivada por el experimento que, decía, convertiría en tesis doctoral. Nada podía sacar al Profesor de la espiral descendente en un agujero tan oscuro como profundo, hasta que me apersoné en una sucia cantina del centro, a eso de marzo de 1995, donde un compañero me aseguró haberlo visto. Así que hasta ahí llegué, lo convencí de llevarlo a mi casa, barbudo y con un traje que se adivinaba con semanas de no cambiar en su vestimenta, ya ahí le mostré una serie de programas de televisión dedicados al análisis y debate político que tenía yo grabados en formato VHS (en años de mucho menos censura oficial ya). Todo lo que ahí se pronosticaba y aún reflejaba los anhelos de la inmensa mayoría de los Ciudadanos no había logrado nada positivo, aun habiéndose grabado y transmitido a millones de personas, todos con días, semanas o meses de anticipación y nada habían todos ellos logrado impedir. Tanto los asesinatos políticos que habían cimbrado a México, la monumental corrupción ya hecha pública y la consecuente crisis económica y financiera que siguió a todos esos acontecimientos trágicos, estaban ahí como una muestra fehaciente de que la tesis doctoral, a realizar multidisciplinariamente en conjunto con dos doctores en física cuántica carecía de un rumbo lo mínimamente viable.  Como el Profesor no podía darse el lujo de perder su casa por el alza bestial en los créditos hipotecarios, era imperativo volver a desempeñar su trabajo de forma impecable, y no sólo eso, buscar más horas para dar sus clases en otros turnos, carreras y universidades. Esto último y el constatar y dejar muy en claro que ni las mesas de análisis de ese entonces, hechas antes de los infortunados acontecimientos, carecían de poder alguno para cambiar para bien ni un ápice la difícil realidad por más que hubiese estado elaborado con una metodología pulcra y un profesionalismo y preparación académica sin par. El Profesor Wilkins, al día de hoy, casi tres décadas después de lo aquí narrado, complementa sus actividades académicas con un trabajo fijo en un programa dedicado al análisis y debate políticos, en una importante cadena de emisoras de radio a nivel nacional." ["post_title"]=> string(17) "Mesa de análisis" ["post_excerpt"]=> string(111) "Ginés Sánchez nos ofrece un cuento que combina teoría cuántica, teoría política e Historia de México. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(16) "mesa-de-analisis" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-22 11:08:52" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-22 16:08:52" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80158" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(9) ["max_num_pages"]=> float(5) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "4e96abc1a4971f42d241bec98f90cdbe" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Mesa de análisis

Ginés Sánchez nos ofrece un cuento que combina teoría cuántica, teoría política e Historia de México.

junio 22, 2022

CARTAS A TORA 272

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas...

junio 27, 2022




Más de categoría

CARTAS A TORA 272

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días...

junio 27, 2022

Mesa de análisis

Ginés Sánchez nos ofrece un cuento que combina teoría cuántica, teoría política e Historia de México.

junio 22, 2022

Una breve charla con Alejandra Junco Lavín, autora de La última oveja del Ángel Exterminador

No voy a mentirles: la pandemia que inició en 2020 estuvo llena de momentos dolorosos; sin embargo, también tuvo...

junio 17, 2022

CARTAS A TORA 271

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días...

junio 17, 2022