HECHIZO NOCTURNO

Caía la tarde y la noche comenzaba a cubrir las calles de la ciudad. Me dirigí a un bar procurando salir de la rutina absorbente del día a día, decidí sentarme en la barra donde tuviera acceso...

21 de julio, 2021 HECHIZO NOCTURNO

Caía la tarde y la noche comenzaba a cubrir las calles de la ciudad. Me dirigí a un bar procurando salir de la rutina absorbente del día a día, decidí sentarme en la barra donde tuviera acceso al cantinero y no sentirme tan solo, tal vez esperando alguna pequeña charla con él, el objetivo… olvidarme un poco de mi realidad, pedí un par de whiskys tratando de relajar mi alma.

Tomaba el vaso en mi mano y miraba en su interior. Algo atrajo mi mirada hacia el otro lado del mismo: una dama de fuerte personalidad y presencia interesante. No pude evitar que me descubriera, pues mis ojos se voltearon hacia su belleza como un metal atraído por el imán.

La sorpresa vino a mí cuando ella al mirarme dibujo una elegante sonrisa en su rostro. Yo simplemente respondí al gesto con cierta precaución, pues estaba un tanto confundido, mientras ella caminaba hacia una mesa vacía, parecía estar esperando a alguien. Continué concentrado en mi bebida. 

 Pasaron unos minutos y el cantinero notó su presencia y me comento “¿Ya vio la chica de aquella mesa? -me comentó el cantinero- Tiene una belleza muy especial”. “Así es -respondí- tampoco pude evitar verla, su persona impone hay que ver quién es el suertudo al que espera”. El cantinero replicó: “Pues lleva rato sentada y no parece que esté esperando a nadie”.

 La curiosidad me ganó y miré hacia la mesa. Nuevamente nuestras miradas chocaron, pero en esta ocasión quedaron atrapadas una a la otra por algunos segundos. Volvió a sonreír al igual que yo, y sin pensar me dirigí a donde se encontraba. Pregunté si podía acompañarla ella simplemente asintió con la cabeza.

  Comenzó la charla,  las copas acompañaban la noche que era cómplice de nuestro encuentro. No podíamos apartar la vista uno del otro mientras las horas pasaban. Chocábamos nuestras bebidas mientras la distancia entre ella y yo se volvía más corta, la voz disminuía su intensidad y la llegada de un beso espontáneo no podía esperar… Pero tenía que ser paciente para no arruinar el momento. Poco a poco nuestros labios se encontraron comencé a sentir lo terso y cálido de su boca que tocaba la mía. La propuesta indecorosa no se hizo esperar. Subimos a mi auto y fuimos hasta su casa. Al cerrar la puerta tomé su cintura entre mis brazos de manera firme, pero a la vez delicada, tratando de llevar el momento a su paso sin prisas.

 El hechizo de la seducción nos envolvió… tocaba su cuerpo desnudo y perfecto centímetro a centímetro como si estuviera dándole forma con mis manos y mi boca a la más bella escultura que nadie haya hecho. Nuestros sentidos estaban conectados en ese momento íntimo sin poder pensar en nada más que uno en el otro. 

 La noche perfecta sí existe, pensé. ¿Cuánto durará? No sé. Sin embargo quedará dentro de mí para siempre. Éramos una pareja en ese momento que después del fracaso del amor habían encontrado olvidar las penas sintiendo que uno era para el otro teniendo como testigos la noche y un acogedor apartamento.

 Finalmente el momento de la despedida llegó y nos dimos el adiós con un beso en la mejilla. Camino a casa volví a la realidad, pero esta ya no me afectaba de igual manera, el fracaso amoroso que me consternó quedaba en el pasado como un recuerdo de un mal día. Simplemente entendí que nada es para siempre, pero que siempre hay un nuevo comienzo y los fracasos son solo ciclos que se cierran para dar inicio a nuevas experiencias, que este nuevo empezar está lleno de sorpresas que dan vida a nuestro existir.

 Te preguntarás, por la mística mujer, qué fue de ella. No la volví a ver ¿Cómo se llamaba?  Tal vez era Esperanza y tal vez cuente también su desamor con esta aventura  que tampoco para ella tuvo nombre, pero mucho sentido en su andar.

  “ESTA ES LA NATURALEZA DE MI SER”.

 

Comentarios


object(WP_Query)#17937 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(68259) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-06-2022" ["before"]=> string(10) "01-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(68259) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-06-2022" ["before"]=> string(10) "01-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17945 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17930 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17927 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "03-06-2022" ["before"]=> string(10) "01-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-06-03 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-07-01 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (68259) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17978 (24) { ["ID"]=> int(79559) ["post_author"]=> string(2) "97" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-03 13:10:25" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-03 18:10:25" ["post_content"]=> string(4083) "Sentado con tu recuerdo… esta noche es tibia y serena. Escucho el paso del aire por las hojas de los árboles, esa brisa que relaja, el ambiente es perfecto para volver a vivir las experiencias de nuestras vidas recordándolas con besos. Mi mente se ilumina con ese primer beso que intercambiamos en la mejilla la primera vez que nos saludamos, recuerdo tu piel suave y tus labios tibios en mi rostro. Si era el comienzo de una relación, al paso de los días nos dimos cuenta de que éramos el uno para el otro.   De pronto, sin previo aviso, llegó ese beso que no se planea ni se pide, el que sorprende a ambos acercándonos lentamente como si algo nos empujara de manera suave hasta que nuestras bocas se encontraran. Podía sentir la atracción de nuestro ser, el calor de un nuevo amor.   Por fin llegó ese beso candente que podía dejar al descubierto la sensualidad de nuestra pasión, el  que te ciega y pone todos tus sentidos en esa persona. No puedes detenerte, solo te dejas llevar besando cada rincón de su piel para llegar hasta lo más profundo de su ser y dejar huella del amor que nos envuelve. También sé que hubo algunos besos que dejaron huellas de dolor y arrepentimiento, ese beso que sabe a amargo por la tristeza del momento pero, a la vez, lleno de amor y necesidad de consolar al ser querido. Otros fueron simplemente de agradecimiento por los momentos y la vida que compartimos juntos esos besos sencillos reafirmaron nuestro compromiso día a día. Hay otros besos que llevaron el sello de la indiferencia cuando no estuvimos de acuerdo, con el actuar uno del otro, pero que trató de ser verdadero; sin embargo, quedó en el intento, porque la decepción no dejó mostrar su belleza; solo fue un gesto insípido de puro compromiso. Con amargura pero compresión, también sentí ese que le llaman “el beso de Judas” el que recibí por el simple hecho de fingir lo que no sentías, que llevaba la traición oculta con un acto de cariño y respeto que desmoronó con la primera sacudida. Y aun así lo disfruté, pues el amor es incondicional. Hay besos que aún lloran, otros confirman, algunos venden y otros enamoran. Qué gesto más hermoso nos otorgó la vida, que con un solo toque nos hace sentir la vibra de quien lo otorga y quien lo recibe. El beso que me negaste, ese que no culminó, que no pudo nacer, es el que más duele, pero también el que más ingre1. Agradezco los que negaste porque esos fueron los que me hicieron aferrarme a tu amor. Disfruté más los que vinieron después, pues esos llevaban el cariño acumulado de los que no te pude dar.  La tristeza de un beso es tan intensa como el apasionado, pero éste en vez de seducción lleva el ácido sabor de las lágrimas y la dulzura del amor que abraza al consolar al ser amado. Cuántos compartimos así. También hubo besos de despedida, pero esos no se fueron se quedaron,  pues dejan el penetrante sabor de las ganas de volver a vernos. Con ansias espero el beso de bienvenida, ese que guardamos para cuando volvieras, el que traigo a aquí en mis brazos para poder decirte nuevamente lo mucho que te amo y cuánto me hace falta el sabor de tus labios. Cada beso habla por sí mismo, tiene su historia, su pasión y su razón de ser. “ESTA ES LA NATURALEZA DE MI SER”  1Ingrir (coloquial): aferrar, apegar, obsesionar.  " ["post_title"]=> string(19) "HISTORIA DE UN BESO" ["post_excerpt"]=> string(169) "¿Qué hay en un beso? Se trata de un simple gesto pero que puede tener distintos significados. Puede durar un instante pero quedarse en nuestra memoria por siempre. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(19) "historia-de-un-beso" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-03 13:37:45" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-03 18:37:45" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79559" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17869 (24) { ["ID"]=> int(80266) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-27 08:31:45" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-27 13:31:45" ["post_content"]=> string(5165) "Querida Tora: Ya te he hablado varias veces del muchacho que trabaja (o que está buscando trabajar) en televisión. Te acuerdas, ¿no? Bueno, el otro día llegó muy contento porque había hecho un “casting” para un comercial, y se lo habían dado. Aún no sabía de qué se trataba, pero ya se veía haciendo comerciales a diestro y siniestro, y convirtiéndose en una cara famosa. Pero resulta que el comercial era de una casa que vende y atiende de todo a todo a perros. ¡Y él odia a los perros! Desde chiquito les ha tenido aversión; y cuando tenía cinco años un perrazo lo mordió, y ahora les tiene verdadero pavor. La madre le dijo que no lo aceptara; pero él contestó que no podía rechazar una oportunidad así, que lo haría. Para prepararse, empezó por llenar su casa de fotos de perros. Las sacó de revistas, de internet, de donde pudo. Y las contemplaba todo el día. Pobrecito. No podía ni comer. Y por las tardes, le dolía el estómago. Luego, intentó hacer amistad con Pucho, el perro ese tan sangrón de una vecina. Se le acercó (previo permiso de su quisquillosa dueña), le habló bonito, le dio algo de comer y luego intentó acariciarlo. Pero no pudo ni tocarlo. Hizo todo lo posible, a mi me consta, pero no pudo ponerle la mano encima. Y, además, Pucho le ladró, furioso. Esa noche, el chavo no durmió. Sin  embargo, no se dio por vencido. Buscó otro perro con el cual hacer amistad, pero no lo halló. Y el día de la filmación del comercial se acercaba a pasos agigantados. Entonces, se le ocurrió ir a la perrera a trabajar. Y como lo pensó, lo hizo. Le dieron un puesto en el equipo de limpieza, y se encargaba de recoger todos los desechos que había. Haciendo de tripas corazón, logró limpiar la perrera entera, pero no tuvo contacto con los animales. Todo fue de lejecitos. Sin embargo, se sintió bastante animado. Pero el día siguiente le dijeron que llevara un perro bulldog al veterinario, porque estaba deprimido. Pero no logró ponerle la cadena para sacarlo de la jaula, y lo corrieron de su empleo. Se conformó con volver a tratar de intimar con Pucho, pero el desgraciado le enseñaba los dientes en cuanto se le acercaba, y el recuerdo de aquella mordida lo hacía temblar de la cabeza a los pies. La madre estaba muy angustiada, y todos los días le rogaba que renunciara al comercial; pero el chavo decía que no, que era su obligación hacerlo. Por fin , llegó el día tan temido… y tan deseado. Yo me fui con él, deseoso de ver qué ocurría; y la madre se quedó llorando, después de darle la bendición y tres estampitas de santos “para que lo ampararan y protegieran”- El muchacho iba pálido y tembloroso; pero en cuanto llegó al lugar de la filmación se irguió, se pellizcó los cachetes para que adquirieran color, y se dirigió con paso firme hacia el perro que un ayudante tenía bien sujeto, porque no hacía más que ladrar y tirar dentelladas al aire. ¿Y qué crees que pasó? El muchacho se agachó, acarició al perro (así como lo oyes: le pasó la mano desde la cabeza hasta la cola, sin temblar ni nada), y el animalito volteó a mirarlo, así como agradecido. Total, que el chavo se puso a jugar con él, y las cámaras filmaron todo eso, que quedó muy bonito. Ya parecía que todo había acabado, pero el productor dijo que faltaba una parte, porque el patrocinador era un dentista de perros; y el muchacho tuvo que abrirle la boca al animal y bajarle el labio para que se vieran bien los dientes. Pues lo hizo. Y a la primera. El director quedó muy complacido. Yo estaba francamente asombrado. ¿Cómo logró el chavo dominarse tan completamente? Después de mucho pensar, concluí que había sido la necesidad… y el deseo de hacer las cosas bien. Fue un esfuerzo enorme de voluntad, pero logró lo que se había propuesto, aunque esa tarde tuvo la presión muy alta. Pero la madre le dio de comer cosas ligeras y sabrosas, que no le cayeron mal. ¡Y lo hubieras oído platicar la experiencia! El mismo no lo podía creer, y besó todas las estampitas que su madre le había dado en señal de agradecimiento. Sin embargo, cuando salió al patio, Pucho venía de la calle y se le quiso echar encima, ladrando furiosamente. La dueña apenas lo pudo contener, y el chavo casi se desmaya (tenía la presión alta, no se te olvide). Pero logró sonreír y hasta decir a la vecina, de muy buena manera, que había que mandar a Pucho a la escuela para perros para que aprendiera a comportarse. Total, fue un asunto que acabó muy bien. Yo quise recompensar al muchacho (a mi manera, claro), y me acerqué a lamerle la mano. Pero en cuanto vio mis dientes retiró la mano. Por si acaso. Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 272" ["post_excerpt"]=> string(180) "Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-272" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-27 08:31:45" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-27 13:31:45" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80266" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17978 (24) { ["ID"]=> int(79559) ["post_author"]=> string(2) "97" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-03 13:10:25" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-03 18:10:25" ["post_content"]=> string(4083) "Sentado con tu recuerdo… esta noche es tibia y serena. Escucho el paso del aire por las hojas de los árboles, esa brisa que relaja, el ambiente es perfecto para volver a vivir las experiencias de nuestras vidas recordándolas con besos. Mi mente se ilumina con ese primer beso que intercambiamos en la mejilla la primera vez que nos saludamos, recuerdo tu piel suave y tus labios tibios en mi rostro. Si era el comienzo de una relación, al paso de los días nos dimos cuenta de que éramos el uno para el otro.   De pronto, sin previo aviso, llegó ese beso que no se planea ni se pide, el que sorprende a ambos acercándonos lentamente como si algo nos empujara de manera suave hasta que nuestras bocas se encontraran. Podía sentir la atracción de nuestro ser, el calor de un nuevo amor.   Por fin llegó ese beso candente que podía dejar al descubierto la sensualidad de nuestra pasión, el  que te ciega y pone todos tus sentidos en esa persona. No puedes detenerte, solo te dejas llevar besando cada rincón de su piel para llegar hasta lo más profundo de su ser y dejar huella del amor que nos envuelve. También sé que hubo algunos besos que dejaron huellas de dolor y arrepentimiento, ese beso que sabe a amargo por la tristeza del momento pero, a la vez, lleno de amor y necesidad de consolar al ser querido. Otros fueron simplemente de agradecimiento por los momentos y la vida que compartimos juntos esos besos sencillos reafirmaron nuestro compromiso día a día. Hay otros besos que llevaron el sello de la indiferencia cuando no estuvimos de acuerdo, con el actuar uno del otro, pero que trató de ser verdadero; sin embargo, quedó en el intento, porque la decepción no dejó mostrar su belleza; solo fue un gesto insípido de puro compromiso. Con amargura pero compresión, también sentí ese que le llaman “el beso de Judas” el que recibí por el simple hecho de fingir lo que no sentías, que llevaba la traición oculta con un acto de cariño y respeto que desmoronó con la primera sacudida. Y aun así lo disfruté, pues el amor es incondicional. Hay besos que aún lloran, otros confirman, algunos venden y otros enamoran. Qué gesto más hermoso nos otorgó la vida, que con un solo toque nos hace sentir la vibra de quien lo otorga y quien lo recibe. El beso que me negaste, ese que no culminó, que no pudo nacer, es el que más duele, pero también el que más ingre1. Agradezco los que negaste porque esos fueron los que me hicieron aferrarme a tu amor. Disfruté más los que vinieron después, pues esos llevaban el cariño acumulado de los que no te pude dar.  La tristeza de un beso es tan intensa como el apasionado, pero éste en vez de seducción lleva el ácido sabor de las lágrimas y la dulzura del amor que abraza al consolar al ser amado. Cuántos compartimos así. También hubo besos de despedida, pero esos no se fueron se quedaron,  pues dejan el penetrante sabor de las ganas de volver a vernos. Con ansias espero el beso de bienvenida, ese que guardamos para cuando volvieras, el que traigo a aquí en mis brazos para poder decirte nuevamente lo mucho que te amo y cuánto me hace falta el sabor de tus labios. Cada beso habla por sí mismo, tiene su historia, su pasión y su razón de ser. “ESTA ES LA NATURALEZA DE MI SER”  1Ingrir (coloquial): aferrar, apegar, obsesionar.  " ["post_title"]=> string(19) "HISTORIA DE UN BESO" ["post_excerpt"]=> string(169) "¿Qué hay en un beso? Se trata de un simple gesto pero que puede tener distintos significados. Puede durar un instante pero quedarse en nuestra memoria por siempre. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(19) "historia-de-un-beso" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-03 13:37:45" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-03 18:37:45" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79559" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(9) ["max_num_pages"]=> float(5) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "00ed31e9dd8b0df037345ae66e33f9c1" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

HISTORIA DE UN BESO

¿Qué hay en un beso? Se trata de un simple gesto pero que puede tener distintos significados. Puede durar un instante pero...

junio 3, 2022

CARTAS A TORA 272

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas...

junio 27, 2022




Más de categoría

CARTAS A TORA 272

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días...

junio 27, 2022

Mesa de análisis

Ginés Sánchez nos ofrece un cuento que combina teoría cuántica, teoría política e Historia de México.

junio 22, 2022

Una breve charla con Alejandra Junco Lavín, autora de La última oveja del Ángel Exterminador

No voy a mentirles: la pandemia que inició en 2020 estuvo llena de momentos dolorosos; sin embargo, también tuvo...

junio 17, 2022

CARTAS A TORA 271

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días...

junio 17, 2022