El cielo sí se abre

La edad es una gran injusticia, pero la vida es así, ya decía Óscar Wilde con su inefable humor negro, que la vida no es justa, lo cual es muy bueno para muchos de nosotros. Quienes establecimos...

18 de agosto, 2021
Publicidad
Publicidad

La edad es una gran injusticia, pero la vida es así, ya decía Óscar Wilde con su inefable humor negro, que la vida no es justa, lo cual es muy bueno para muchos de nosotros. Quienes establecimos en la juventud lazos de amistad con personas mayores no teníamos en mente que las probabilidades apuntaban a que los perderíamos de manera irremediable algún día, lo mismo sucede con nuestros maestros, con aquellos que el paso del tiempo y de los hechos los convierten en válvulas de nuestra moral –como decía Alfonso Reyes– y parte de nuestro modo de entender el mundo. Así se va estructurando nuestro pensamiento y por eso también resulta odiosa la idea de que un padre pierda a su hijo.

Apenas ayer supimos de la partida de Fernando Curiel Defossé; entre el fárrago de las actividades, las prisas y las preocupaciones, la noticia me llegó en forma de un aviso en los servicios noticiosos del mi teléfono, la manera más cruel y anónima de enterarse; luego vinieron los mensajes de los amigos que tuvimos el privilegio, dulce y enorme, de conocerlo. En medio del café donde me encontraba, en un parque que estaba lleno de gente y de súbito se quedó vacío, en una ciudad ruidosa que enmudeció de pronto. Fernando, el amigo cortés, el maestro deferente y atento, el crítico, el escritor, se había ido y no nos habíamos despedido, no nos habíamos vuelto a ver desde poco antes de la pandemia. Me sentí solo, muy solo, como se sienten los que han perdido la llave de una antigua habitación donde se guardan recuerdos muy queridos y a la que, desde ese momento, no podrán entrar sino forzando la cerradura.

La Capilla Alfonsina, de la que dice su director, don Javier Garciadiego, es el lugar más bonito de la Ciudad de México, se me ha ido convirtiendo del escenario de vida y encuentro que fue en mis días de formación y de diálogo en torno a la obra y vida de don Alfonso en lo que el poeta israelí Yehuda Amijai llamó un puerto en las orillas de la eternidad. Desde ahí veo partir a mis amigos y maestros, a los que me enseñaron, sin merecerlo y a veces sin honrarlo, el culto por las palabras. Primero Antonio Castañeda, fino y enorme poeta; luego Emmanuel Carballo, sin cuya presencia las letras mexicanas del siglo XX habrían sido distintas; después Alicia Reyes, dejando un vacío en el corazón que nada ni nadie podrá llenar nunca, con ella Minerva Margarita Villarreal, a quien el reconocimiento le llegó a tiempo pero cuya poesía con toda su belleza era apenas una función de su belleza interior y ayer, Fernando. Los veo, desde mi corazón los veo en sus veleros que abren surcos en el agua plácida del océano sin fin, se alejan hacia el milenio de olvido al que todos estamos destinados pero lo hacen muy lento porque mi memoria aún los retiene agitando un pañuelo blanco, señal de mi despedida. Menguada y diezmada la tribu de los fieles alfonsinos, mis amigos y mis maestros.

A Fernando lo conocí ahí, en la Capilla, se mostró atento y deferente con mi trabajo, apenas comenzaba a transformar mi admiración por Reyes en objeto de estudio, leía mis ensayos y apuntaba correcciones, me hacía preguntas y me ayudó a publicar el primero. Curiel, con su libro El cielo no se abre, fue pionero en el análisis de los diarios de Alfonso Reyes y rompió con la inercia silenciosa de aquel primer diario parcial que se editó en Guanajuato hace muchos años. Premio Villaurrutia y Revueltas, el aplauso le resbalaba igual que la crítica; elegante, sereno y pulcro, verlo era experimentar ese bienestar al que aspiran todos quienes se acercan a la cultura. Y se fue, así en silencio, con la serenidad de quien supo hacer bien su tarea y que sin pensar en la eternidad pudo sonreír al embarcar sabiendo que muchos lo recordamos.

Me sentí entonces, mirando la partida del amigo desde una pantalla de cristal en la palma de mi mano que ya nada sería como antes, que vivir es caminar a una especie de orfandad y que parte de la tragedia que vivimos es que muy pronto, mucho más de lo que hubiéramos imaginado, se nos está llenando la existencia de fantasmas, que muy pronto, como decía Marguerite Duras, fue demasiado tarde.

A Fernando le gustaba reír, no era amigo de discursos largos pero sí de discusiones delicadas; le atraían los hechos históricos y los convertía en anécdotas de esas que se pueden guardar en el bolsillo; le gustaba reír, he dicho, pero no cultivaba la carcajada, así también eran sus letras y también por eso, entre otras cosas, lo queríamos tanto sus amigos.


Publicidad
Publicidad


Me veo así, desde el puente de mando de la Capilla Alfonsina, así imaginaba el viejo don Alfonso al mezzanine donde escribía y desde donde, “Oh Captain, my Captain” de Whitman, zarpó para siempre; veo ahí a Garciadiego con la mano firme y suave en el timón de la memoria de la obra de Reyes, a Héctor Perea, a Alberto Enriquez Perea, a Antonio Ramos, a muchos que nos despedimos de Fernando, nos miramos de reojo porque todos traemos en el bolsillo del chaleco, un “Sol de Monterrey” y un boleto donde no consta fecha ni orden, pero sí la disposición de embarque.

Hasta la vista, Fernando Curiel Defossé, con la frase de los clásicos que amabas, que la tierra te sea leve, que tu navegar plácido y gozoso y que algún día, con todos los amigos, volvamos a brindar en Ítaca por la salud del viejo don Alfonso.

César Benedicto Callejas

Escritor. Abogado.

@cesarbc70

Comentarios
Publicidad
Publicidad
object(WP_Query)#18577 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(69424) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "23-08-2021" ["before"]=> string(10) "20-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(69424) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "23-08-2021" ["before"]=> string(10) "20-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18559 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18590 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18566 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "23-08-2021" ["before"]=> string(10) "20-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-08-23 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-09-20 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (69424) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18554 (24) { ["ID"]=> int(70116) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-06 10:38:37" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-06 15:38:37" ["post_content"]=> string(4794) "Querida Tora1: Se alborotó el cotarro, como dice la gente. Y es que los vecinos otra vez se acordaron de que no les han arreglado los baños, y que tienen que seguir usando los de las fondas cercanas, con  las molestias y el gasto que eso implica. Por lo tanto, le fueron a exigir al portero que se los arreglara. Pero, como de costumbre, el portero ni los recibió. Entonces, le hicieron una manifestación; y el otro día, cuando regresó de una visita a la Flor, se encontró con que la portería estaba bloqueada y no podía entrar. No sabes cómo se puso. Intentó abrirse paso, pero no se lo permitieron. Entonces les dijo que él era la máxima autoridad en la vecindad, y que no estaba dispuesto a ceder a chantajes de nadie; que a él nadie le hacía “esas cosas”, y que se quitaran o que se atuvieran a las consecuencias. Los guaruras sacaron sus pistolitas, pero él les hizo seña de que las guardaran; y con  toda la dignidad que pudo reunir, fue hacia los baños de la vecindad, porque ya “le andaba”, aunque no quería decirlo. Pero ¿qué crees? Los baños también  estaban bloqueados, y no pudo entrar. Y para mayor burla, el del 34 le dijo que usara los baños de las fondas cercanas, y que les hiciera un consumo para que le dieran permiso para emplearlos. Sin decir palabra, el portero se dirigió al King’s, seguro de que ahí le dejarían usar el baño sin hacer consumo (Acuérdate que el portero es el dueño del King’s, aunque nadie en la vecindad lo sabe). Yo quise ayudar a los vecinos, y corrí al King´s (Soy mucho más veloz que el portero). Cuando llegué, sólo estaba el encargado, porque ya era tarde. Pues me le enfrenté: maullé como nunca, le saqué las uñas, levanté la cola y brinqué encima de él. El pobre está calvo, y le llené de rayas el cuero cabelludo; al grado que el hombre salió corriendo y tropezándose, porque la sangre no le dejaba ver. Y, claro, llega el portero y se encuentra con el lugar cerrado. Hizo un buen entripado, y corrió a la fonda de enfrente. Allí, por supuesto, tuvo que ordenar algo para comer; y dijo que mientras se lo preparaban se iba a lavar las manos. Entró al baño. “se lavó las manos” y se paró en el lavabo para alcanzar la ventana y escapar por ahí, porque no quería que los vecinos se salieran con la suya. Con la novedad de que la cabeza sí le pasó por la ventana, pero la panza no. Por más que lo empujó el guarura que lo acompañó, lo único que consiguió fue rasguñarse los brazos; y que, al escuchar el dueño de la fonda los pujidos que emitía, entrara al baño a decirle que él no permitía cochinadas en su establecimiento, que se fueran a otra parte. Pero antes de que terminara de decirlo se dio cuenta de lo que estaba haciendo, y le dijo que no sólo iba a pagar lo que ya había ordenado, sin que tendría que ordenar, además, unos “machitos” muy apretados (No sé lo que eso sea, pero por la forma en que le dijo, a mi me sonó muy feo). Y que si no lo hacía, lo denunciaría a la policía por “acoso sexual indecente”, El portero, que no quería dar su brazo a torcer, ordenó al guarura que se comiera todo lo que el dueño de la fonda le sirvió (Hasta un postre de cajeta le obligó a comprar). Sólo entonces pudo salir; y los vecinos, que habían presenciado todo, lo dejaron pasar. Y cuando llegó a la portería se encontró con un  cartelón que decía “Ya sabes lo que te puede pasar si no nos arreglas los baños”. Yo estaba muy contento, porque al fin se habían levantado los vecinos a exigir sus derechos. Esa noche se pusieron a celebrar su triunfo ruidosamente; pero el día siguiente, nadie se acordó de pedir al portero que pusiera manos a la obra. Llamarada de petate: eso fue el levantamiento social que yo llevaba tanto tiempo esperando. ¿Volverán los vecinos a exigir sus derechos? ¿Será necesario que surja algún líder de arrastre entre ellos? Será interesante ver lo que pase… si es que algo pasa. Te quiere Cocatú 1 Contexto: Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, quien lo espera en su planeta natal, sus impresiones sobre lo que ve en ese lugar. Su correspondencia tiene algo de crítica social y toques de humor." ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 239" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-239" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-06 10:39:29" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-06 15:39:29" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70116" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18453 (24) { ["ID"]=> int(69641) ["post_author"]=> string(2) "32" ["post_date"]=> string(19) "2021-08-23 10:48:14" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-08-23 15:48:14" ["post_content"]=> string(2053) "Apenas esta mañana, Brotaron de las macetas del balcón Macetas llenas con tierra de Alemania, Los colores de México. Tres pequeños jitomates y un ejote Cultivados por las manos sagradas De la mujer que amo; De esta flor alemana nacida en Núremberg Flor cultivada en las chinampas de Xochimilco; Estos tres jitomates y su ejote, Trajeron un adelanto fresco y sencillo Del septiembre patriota que ya  vuelve, Retumbando sus ecos inconfundibles, Desde el Paseo de la Reforma De mi infancia. Cosecha tricolor a la que se suman Esas nubes que vienen desde mi patria; Se agitan en mi pecho que rebosa Con este corazón que no la olvida. No  sé dónde habrá quedado la escalera Nuestro palco portátil, Desde el que desde pequeños, Mis hermanas y yo, Vitoreábamos alegres El paso redoblado de las tropas. En mi memoria nítida, Reverbera el reflejo que se aproxima, Cadencia resplandeciente de bayonetas Que suben y que bajan acompasadas Enmarcando los cantos; Esos cantos mezclados con clamores. Miro en mis manos el prodigio vivo Tres tomates rojísimos Y un ejote de verde inconfundible; Unidos en bandera por la nube Que los hizo brotar; Esa nube llegada desde México, Cargada de emociones y de lágrimas. Conforme se aproximan los recuerdos Su música marcial Inundando el espacio que palpita; Que anega el alma; Que inunda la mirada; Que congela la voz en la garganta. Jitomates y ejotes, reguiletes Matracas vegetales que desbordan Este balcón de amor, Este  balcón de sueños. Dentro de una semana Ya muy pronto Cuando comiencen a emprender su  vuelo Las blanquísimas cigüeñas En su regreso al África, Las campanas de Stahringen En homenaje a México, Cantaran con la voz de Guadalupe, Repicarán la voz de Churubusco. Apenas esta mañana El mágico balcón de Dominguita Comenzó a iluminarse Jitomates y ejotes entre nubes Con el color de México." ["post_title"]=> string(33) "DE EJOTE, DE JITOMATES Y DE NUBES" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(5) "69641" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-08-26 20:06:25" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-08-27 01:06:25" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=69641" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18554 (24) { ["ID"]=> int(70116) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-06 10:38:37" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-06 15:38:37" ["post_content"]=> string(4794) "Querida Tora1: Se alborotó el cotarro, como dice la gente. Y es que los vecinos otra vez se acordaron de que no les han arreglado los baños, y que tienen que seguir usando los de las fondas cercanas, con  las molestias y el gasto que eso implica. Por lo tanto, le fueron a exigir al portero que se los arreglara. Pero, como de costumbre, el portero ni los recibió. Entonces, le hicieron una manifestación; y el otro día, cuando regresó de una visita a la Flor, se encontró con que la portería estaba bloqueada y no podía entrar. No sabes cómo se puso. Intentó abrirse paso, pero no se lo permitieron. Entonces les dijo que él era la máxima autoridad en la vecindad, y que no estaba dispuesto a ceder a chantajes de nadie; que a él nadie le hacía “esas cosas”, y que se quitaran o que se atuvieran a las consecuencias. Los guaruras sacaron sus pistolitas, pero él les hizo seña de que las guardaran; y con  toda la dignidad que pudo reunir, fue hacia los baños de la vecindad, porque ya “le andaba”, aunque no quería decirlo. Pero ¿qué crees? Los baños también  estaban bloqueados, y no pudo entrar. Y para mayor burla, el del 34 le dijo que usara los baños de las fondas cercanas, y que les hiciera un consumo para que le dieran permiso para emplearlos. Sin decir palabra, el portero se dirigió al King’s, seguro de que ahí le dejarían usar el baño sin hacer consumo (Acuérdate que el portero es el dueño del King’s, aunque nadie en la vecindad lo sabe). Yo quise ayudar a los vecinos, y corrí al King´s (Soy mucho más veloz que el portero). Cuando llegué, sólo estaba el encargado, porque ya era tarde. Pues me le enfrenté: maullé como nunca, le saqué las uñas, levanté la cola y brinqué encima de él. El pobre está calvo, y le llené de rayas el cuero cabelludo; al grado que el hombre salió corriendo y tropezándose, porque la sangre no le dejaba ver. Y, claro, llega el portero y se encuentra con el lugar cerrado. Hizo un buen entripado, y corrió a la fonda de enfrente. Allí, por supuesto, tuvo que ordenar algo para comer; y dijo que mientras se lo preparaban se iba a lavar las manos. Entró al baño. “se lavó las manos” y se paró en el lavabo para alcanzar la ventana y escapar por ahí, porque no quería que los vecinos se salieran con la suya. Con la novedad de que la cabeza sí le pasó por la ventana, pero la panza no. Por más que lo empujó el guarura que lo acompañó, lo único que consiguió fue rasguñarse los brazos; y que, al escuchar el dueño de la fonda los pujidos que emitía, entrara al baño a decirle que él no permitía cochinadas en su establecimiento, que se fueran a otra parte. Pero antes de que terminara de decirlo se dio cuenta de lo que estaba haciendo, y le dijo que no sólo iba a pagar lo que ya había ordenado, sin que tendría que ordenar, además, unos “machitos” muy apretados (No sé lo que eso sea, pero por la forma en que le dijo, a mi me sonó muy feo). Y que si no lo hacía, lo denunciaría a la policía por “acoso sexual indecente”, El portero, que no quería dar su brazo a torcer, ordenó al guarura que se comiera todo lo que el dueño de la fonda le sirvió (Hasta un postre de cajeta le obligó a comprar). Sólo entonces pudo salir; y los vecinos, que habían presenciado todo, lo dejaron pasar. Y cuando llegó a la portería se encontró con un  cartelón que decía “Ya sabes lo que te puede pasar si no nos arreglas los baños”. Yo estaba muy contento, porque al fin se habían levantado los vecinos a exigir sus derechos. Esa noche se pusieron a celebrar su triunfo ruidosamente; pero el día siguiente, nadie se acordó de pedir al portero que pusiera manos a la obra. Llamarada de petate: eso fue el levantamiento social que yo llevaba tanto tiempo esperando. ¿Volverán los vecinos a exigir sus derechos? ¿Será necesario que surja algún líder de arrastre entre ellos? Será interesante ver lo que pase… si es que algo pasa. Te quiere Cocatú 1 Contexto: Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, quien lo espera en su planeta natal, sus impresiones sobre lo que ve en ese lugar. Su correspondencia tiene algo de crítica social y toques de humor." ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 239" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-239" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-06 10:39:29" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-06 15:39:29" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70116" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(19) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "9c9a0277dedf2cd6bbfe809f13e9177a" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
CARTAS A TORA 232

CARTAS A TORA 239

Querida Tora1: Se alborotó el cotarro, como dice la gente. Y es que los vecinos otra vez se acordaron de que no...

septiembre 6, 2021
poemas de julio chavezmontes

DE EJOTE, DE JITOMATES Y DE NUBES

Apenas esta mañana, Brotaron de las macetas del balcón Macetas llenas con tierra de Alemania, Los colores de México. Tres pequeños jitomates...

agosto 23, 2021




Más de categoría
CARTAS A TORA 228

CARTAS A TORA 241

Querida Tora: El otro día amaneció la señora del 28 en un grito; ¡a su hijo le había salido...

septiembre 17, 2021

Josephine Baker, la francesa de Missouri

En París, cerca de la escuela de Derecho de la Sorbona y del Jardín de Luxemburgo, se levanta el...

septiembre 15, 2021

Francisco Múgica y la sucesión de 1940

El proceso de sucesión presidencial para el sexenio 1940 – 1946 tuvo un serio aspirante. Para muchos era el...

septiembre 15, 2021

A 50 años de Avándaro

Su nombre remite de inmediato a la música pop y a la televisión. Pero hace medio siglo, el productor...

septiembre 15, 2021