Crítica Serie: Little fires everywhere

Twitter: @CINEMABLIX13 “El silencio del envidioso está lleno de ruidos”. – Khalil Gibran FICHA TÉCNICA: Título original: Little fires everywhere Creador: Liz Tigelaar Actores: Reese Witherspoon, Kerry Washington, Joshua Jackson, Jade Pettyjohn, Lexi Underwood, Megan Stott, Gavin...

16 de octubre, 2020

Twitter: @CINEMABLIX13

“El silencio del envidioso está lleno de ruidos”.

– Khalil Gibran

FICHA TÉCNICA:

Título original: Little fires everywhere

Creador: Liz Tigelaar

Actores: Reese Witherspoon, Kerry Washington, Joshua Jackson, Jade Pettyjohn, Lexi Underwood, Megan Stott, Gavin Lewis, Jordan Elsass.

Género: Drama

Año: 2020

País: Estados Unidos

Plataforma: Amazon Prime Video

SINOPSIS:

La serie comienza con Elena y su familia viendo su casa arder: alguien prendió fuego a su hogar. Después de esa escena nos vamos cuatro meses en el pasado para ver los hechos que desataron este fuego.

Elena parece perfecta, tiene cuatro hijos y un marido bueno. La trama arranca cuando decide alquilar una casa de su propiedad a Mia Warren, una artista de color y a su hija Pearl.

CRÍTICA:

Es una serie de ocho episodios protagonizada por dos actrices que juntas echan chispas: Reese Witherspoon y Kerry Washington. No hay serie mala con Reese Witherspoon porque elige muy bien sus proyectos, y por el solo hecho de que ella protagonice la serie, es garantía. No hay que olvidarnos que últimamente Reese ha participado en The morning show y en Big Little lies (https://ruizhealytimes.com/cultura-para-todos/critica-serie-big-little-lies/), ambas series son extraordinarias y ganadoras de múltiples premios.

La serie explora las diferencias en las formas de vida de dos mujeres, desde su rol como madres hasta su modo de vida, pero siempre con vueltas en la trama que nunca te esperarías. También existe una subtrama que es la vida de los hijos de estas mujeres, cinco adolescentes, cada uno con sus complejidades: una hija rebelde y como “dark”, la que parece la chica perfecta, la chica de color que es pobre, y otros dos hombres adolescentes.

Esta es una serie en donde las grandes protagonistas son las mujeres adultas y las jóvenes; los hombres no brillan mucho. No sabemos qué misterios esconden nuestras dos principales protagonistas. En un capítulo se van al pasado y podemos saber el porqué de sus decisiones y sus consecuencias.

Lo único que tienen en común Elena y Mia es que las dos son madres. Su relación está dispuesta a fracasar desde el primer momento debido al orgullo y a la envidia. Así no hay forma de que ambas tengan una conexión. 

Lo único que falló en la serie fue el final. Aunque en la primera escena de la serie vemos arder la casa de Elena (Reese), lo que crea cierta expectativa, realmente eso es lo menos interesante de toda la trama, pues una vez que se revela quién incendió la casa, la explicación no es lógica ni coherente. Como dirá cualquier persona que sabe de cine: lo más difícil de hacer es un buen final.

Calificación:

Rangos: Mala Regular ★★  Buena ★★★  Muy Buena ★★★★

Excelente ★★★★★

MENSAJE:

Si no te piden ayuda, no la ofrezcas; luego puede ser que te odien más por eso. El conflicto inevitable entre diferentes clases sociales y razas, que, aunque no se quiera aceptar, simplemente ahí está y siempre estará. Los prejuicios que podemos tener de las personas afectan nuestras relaciones con ellas.

Estrellas: ★★★★

CREADOR: 

Liz Tigelaar es una talentosa guionista, productora y autora americana que ha trabajado en series como Brothers and sisters, Revenge y Bates Motel.

Estrellas: ★★★★

ACTUACIONES:

Todas las actuaciones tanto de los adultos como de los adolescentes son soberbias. Reese repite un poco el papel que hizo en la serie Big little lies junto a Nicole Kidman, de una ama de casa acomodada y madre de familia. De todas formas podemos decir que su actuación es muy buena.

Por su lado, Kerry Washington es una actriz de color que hace un gran personaje como una atormentada artista plástica y madre.

Anna Sophia Robb y Tiffany Boone se encargan de interpretar a sus personajes 20 años antes. Las dos actrices jóvenes actúan muy bien, aparte de darnos a conocer por qué son como son los personajes de “Elena” y “Mia” del presente.

Estrellas: ★★★★★

GUION:

Se adaptó la novela homónima de Celeste Ng. Siempre mantiene el interés.

Estrellas: ★★★★

FOTOGRAFÍA:

Buena fotografía.

Estrellas: ★★★★

CALIFICACIÓN  TOTAL:               ★★★★★

LINK:

Comentarios


object(WP_Query)#16271 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(30750) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "04-09-2022" ["before"]=> string(10) "02-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(30750) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "04-09-2022" ["before"]=> string(10) "02-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16275 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16273 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16274 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "04-09-2022" ["before"]=> string(10) "02-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-09-04 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-10-02 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (30750) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16272 (24) { ["ID"]=> int(83062) ["post_author"]=> string(3) "194" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-08 10:41:54" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-08 15:41:54" ["post_content"]=> string(5981) "Joe Eszterhas, nacido en Hungría en 1944, escribió varios guiones cinematográficos en la década de los ochenta; uno de ellos el de Flashdance, estelarizada por la morena de fuego Jennifer Beals. Fruto de esa exitosa producción fue que el también autor de Jagged Edge y Music Box, sacudió al mundo Hollywoodense en 1991 con los tres millones de dólares que cobró por un libreto llamado Basic Instinct. Aquel era el sueldo más alto jamás pagado a un guionista, hecho que cambió más de una cosa en el séptimo arte norteamericano, ya que de ahí en adelante los escritores disfrutaron de un protagonismo que no poseían. Basic Instinct quizá sea la cinta más vista del popular director holandés Paul Verhoeven (Robocop y Total Recall), galardonado en 2017 con el Globo de Oro a Mejor Película Extranjera. Este superestreno de 1992, que está cumpliendo treinta años, presenta al gran Michael Douglas personificando a Nick Curran, un detective en plena pesquisa para localizar a la culpable de cometer el asesinato sexual de un famoso músico. La principal sospechosa de tan misterioso y brutal crimen es Catherine Trammel (Sharon Stone), una manipuladora y bisexual escritora, novia de la víctima, que no pierde tiempo en seducir a su acosador policiaco; ubicándolo, así, como protagonista de su próxima novela, al igual que lo hiciera con el ya extinto cantante de rock.           El detective Curran, dueño de un turbulento pasado, se dedica a acechar como perro bramante a la presunta criminal: en su mente adivina que esa rubia deslumbradora, que esa mítica bomba sexy de cara con gesto de “estoy dispuesta a todo”, es una auténtica asesina, pero las lujuriosas actividades amatorias que sostienen le impiden alejarse de ella. Este par de inestables y fogosos personajes que convirtieron la cama en un verdadero campo de maniobras eróticas, escandalizaron a la censura y a parte de la militancia feminista y homosexual del mundo noventero. La gota que derramó aquel vaso fue esa emblemática escena en la cual está contenido casi todo el éxito del filme; una imagen que pobló las más cachondas ensoñaciones juveniles de finales del siglo pasado; los escasos dos segundos (que se antojaban eternos), en los que la hermosa Sharon Stone, enfundada en un vestido blanco, cruza las piernas durante el interrogatorio policial enseñando generosa que no portaba ropa interior.          Basic Instinct fue una película revolucionaria, sin lugar a dudas; Eszterhas y Verhoeven le demostraron a la industria gringa, en ese tiempo aún más conservadora, que el sexo vende, y vende bien. Cosa en la que fallaron en su siguiente colaboración de nombre Showgirls      Protagonizada por Elizabeth Berkley (no pocos la recordarán cómo Jessie Spano  en la popular serie juvenil Saved By The Bell de la cadena NBC) y con el siempre antipático Kyle MacLachlan y la ardiente Gina Gershon en papeles secundarios, la película narra la historia de Nomi Malone, una impulsiva y ambiciosa joven provinciana recién llegada a Las Vegas, que pasa de ser una simple bailarina exótica de tugurio a convertirse –recurriendo a las mentiras y a los juegos sucios para lograr sus objetivos– en la atracción principal del espectáculo de un prestigioso casino. Con una trama improbable y torpe, saturada de escenas de alto voltaje erótico en las cuales la señorita Berkley (despojada de todo atuendo, simulando coitos y sosteniéndolos acuáticamente) mostraba que era dueña de un voluptuoso cuerpo que hipnotizaba, esta sex- travaganza que le costó 45 millones de dólares a la United Artist, fue diseñada para ser la primera superproducción hollywoodense con clasificación NC -17. Un proyecto francamente arriesgado, una idea que era, en sí, bastante descabellada. Lamentablemente la misma semana de su estreno, ese fervor, toda la excitación se derrumbó a tal nivel que resultó un severo fracaso en taquilla; aunque con el paso del tiempo, curiosamente, gozó de una aureola de película de culto, produciendo muy buenas ganancias en el mercado del DVD y el Blu Ray.      Hasta hoy, 27 años después de su estreno, circulan historias de que Joe Eszterhas culpa del rotundo fracaso del filme a su director, ya que según él, éste echó a perder todo por el vínculo sentimental, por la aventura amorosa que sostuvo con su estrella femenina. Nunca se confirmó el romance, Paul Verhoeven solo declaró que la cinta fue mero entretenimiento: "No plantea temas profundos”, concluyó en una entrevista. ​Ellos dos ya no volvieron a trabajar juntos…   " ["post_title"]=> string(60) "Verhoeven y Eszterhas: del éxito total al rotundo fracaso" ["post_excerpt"]=> string(134) "A 30 años de su estreno, “Bajos instintos” es un filme que sigue impactando en el imaginario erótico de miles de espectadores. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(56) "verhoeven-y-eszterhas-del-exito-total-al-rotundo-fracaso" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-08 10:41:54" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-08 15:41:54" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83062" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16246 (24) { ["ID"]=> int(82930) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-05 09:25:42" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-05 14:25:42" ["post_content"]=> string(4838) "La semana pasada se estrenó, vía streaming en Amazon Prime Video, la película más reciente de Sylvester Stallone titulada Samaritan (aunque en México se estrenó como Némesis, lo cual es un enorme spoiler, pero, en fin, ya ven cómo se las gastan al momento de “localizar” los títulos). Esta información seguramente es suficiente para todos los fanáticos del buen Sly, quienes seguramente ya vieron el filme. Para aquellos que aún no lo han hecho, déjenme decirles esto: Samaritan vale la pena, al menos, por algunas cosas interesantes que trae al mundo de los superhéroes.  La historia se desarrolla en la ficticia Granite City, la cual está azotada por el crimen y la pobreza. Dicha ciudad tenía a dos superhéroes gemelos, los titulares Samaritan y Némesis, los cuales, aparentemente, murieron cuando ambos se enfrentaron en una planta de energía; sin embargo, existen rumores de que Samaritan podría estar vivo. Es en este contexto en el que entra Joe Smith, el protagonista interpretado por Stallone, quien es un empleado del servicio de basura. Sam (Javon Walton), un niño que vive en el mismo barrio, sospecha que Joe puede ser el mencionado Samaritan. Al mismo tiempo, un grupo de villanos, liderado por un hombre llamado Cyrus (Pilou Asbæk) comienza a causar revueltas en la ciudad. Gracias a estos acontecimientos, podremos descubrir, junto a Sam, si Joe es en realidad el héroe que se presume muerto Aunque la trama es tan genérica como se puede esperar de un filme de acción, hay momentos en los que se intenta diferenciar de lo ya visto en el género, comenzando por el entorno y los personajes, enraizados en la clase trabajadora. También hay breves, aunque efectivos, momentos en los que la película intenta tocar temas un poco más profundos (como la naturaleza y las motivaciones que tenemos para hacer el bien o el mal, reflejado en la dualidad de los personajes de Samaritan y Némesis), lo cual siempre será bienvenido. Eso sí, la historia comienza de forma un poco lenta. Sin embargo, conforme avanza la historia, habrá suficientes golpes y explosiones para hacernos pasar un buen rato.  Pero no me malinterprete, estimado lector: podría decirse que, objetivamente, Samaritan es una película mala. Los diálogos son un tanto pedestres, los personajes, desde el niño que es fanático del héroe, hasta el mismo protagonista, son interpretados rutinariamente. Sin embargo, no hay que menospreciar el intento de Julius Avery y Bragi F. Schut (director y guionista, respectivamente) quienes, junto a un septuagenario Stallone,  quisieron inyectar un poco de aire fresco al mundo, cada vez más trillado, de los superhéroes. Porque en este mercado híper saturado, al menos en Samaritan encontramos a un protagonista interesante y que podría haberse explotado mucho más. Esto, al menos, se diferencia de los mundos de Marvel y DC, poblado por científicos y millonarios (del tipo de Bruce Wayne, Tony Stark, Bruce Banner, ad nauseam). Lástima que se queda un poco corta al momento de elevarse en algo más significativo, porque las piezas ya estaban ahí. En un futuro, me gustaría ver que alguien tomase inspiración en esta película  y pudiese abrir más caminos dentro de un género que ya empieza a mostrar signos de cansancio.  Y bueno, no hay nadie que pueda igualar a Sly en esas one-liners que parecen sacadas de películas de los ochenta (por ejemplo, cuando al lanzarle una granada a un enemigo, le dice “Have a blast!”). Así que, aunque imperfecta, Samaritan es una digna incursión de Stallone en el mundo de los superhéroes. Con suerte, alguien tomará las ideas que aquí se muestran para expandirlas en el futuro. " ["post_title"]=> string(101) "Samaritan: una interesante, aunque imperfecta, incursión de Stallone en el mundo de los superhéroes" ["post_excerpt"]=> string(148) "La incorporación de Sylvester Stallone al mundo de los superhéroes ha llamado mucho la atención. ¿Ofrece algo nuevo a este tipo de películas? " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(96) "samaritan-una-interesante-aunque-imperfecta-incursion-de-stallone-en-el-mundo-de-los-superheroes" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-05 09:25:42" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-05 14:25:42" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82930" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16272 (24) { ["ID"]=> int(83062) ["post_author"]=> string(3) "194" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-08 10:41:54" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-08 15:41:54" ["post_content"]=> string(5981) "Joe Eszterhas, nacido en Hungría en 1944, escribió varios guiones cinematográficos en la década de los ochenta; uno de ellos el de Flashdance, estelarizada por la morena de fuego Jennifer Beals. Fruto de esa exitosa producción fue que el también autor de Jagged Edge y Music Box, sacudió al mundo Hollywoodense en 1991 con los tres millones de dólares que cobró por un libreto llamado Basic Instinct. Aquel era el sueldo más alto jamás pagado a un guionista, hecho que cambió más de una cosa en el séptimo arte norteamericano, ya que de ahí en adelante los escritores disfrutaron de un protagonismo que no poseían. Basic Instinct quizá sea la cinta más vista del popular director holandés Paul Verhoeven (Robocop y Total Recall), galardonado en 2017 con el Globo de Oro a Mejor Película Extranjera. Este superestreno de 1992, que está cumpliendo treinta años, presenta al gran Michael Douglas personificando a Nick Curran, un detective en plena pesquisa para localizar a la culpable de cometer el asesinato sexual de un famoso músico. La principal sospechosa de tan misterioso y brutal crimen es Catherine Trammel (Sharon Stone), una manipuladora y bisexual escritora, novia de la víctima, que no pierde tiempo en seducir a su acosador policiaco; ubicándolo, así, como protagonista de su próxima novela, al igual que lo hiciera con el ya extinto cantante de rock.           El detective Curran, dueño de un turbulento pasado, se dedica a acechar como perro bramante a la presunta criminal: en su mente adivina que esa rubia deslumbradora, que esa mítica bomba sexy de cara con gesto de “estoy dispuesta a todo”, es una auténtica asesina, pero las lujuriosas actividades amatorias que sostienen le impiden alejarse de ella. Este par de inestables y fogosos personajes que convirtieron la cama en un verdadero campo de maniobras eróticas, escandalizaron a la censura y a parte de la militancia feminista y homosexual del mundo noventero. La gota que derramó aquel vaso fue esa emblemática escena en la cual está contenido casi todo el éxito del filme; una imagen que pobló las más cachondas ensoñaciones juveniles de finales del siglo pasado; los escasos dos segundos (que se antojaban eternos), en los que la hermosa Sharon Stone, enfundada en un vestido blanco, cruza las piernas durante el interrogatorio policial enseñando generosa que no portaba ropa interior.          Basic Instinct fue una película revolucionaria, sin lugar a dudas; Eszterhas y Verhoeven le demostraron a la industria gringa, en ese tiempo aún más conservadora, que el sexo vende, y vende bien. Cosa en la que fallaron en su siguiente colaboración de nombre Showgirls      Protagonizada por Elizabeth Berkley (no pocos la recordarán cómo Jessie Spano  en la popular serie juvenil Saved By The Bell de la cadena NBC) y con el siempre antipático Kyle MacLachlan y la ardiente Gina Gershon en papeles secundarios, la película narra la historia de Nomi Malone, una impulsiva y ambiciosa joven provinciana recién llegada a Las Vegas, que pasa de ser una simple bailarina exótica de tugurio a convertirse –recurriendo a las mentiras y a los juegos sucios para lograr sus objetivos– en la atracción principal del espectáculo de un prestigioso casino. Con una trama improbable y torpe, saturada de escenas de alto voltaje erótico en las cuales la señorita Berkley (despojada de todo atuendo, simulando coitos y sosteniéndolos acuáticamente) mostraba que era dueña de un voluptuoso cuerpo que hipnotizaba, esta sex- travaganza que le costó 45 millones de dólares a la United Artist, fue diseñada para ser la primera superproducción hollywoodense con clasificación NC -17. Un proyecto francamente arriesgado, una idea que era, en sí, bastante descabellada. Lamentablemente la misma semana de su estreno, ese fervor, toda la excitación se derrumbó a tal nivel que resultó un severo fracaso en taquilla; aunque con el paso del tiempo, curiosamente, gozó de una aureola de película de culto, produciendo muy buenas ganancias en el mercado del DVD y el Blu Ray.      Hasta hoy, 27 años después de su estreno, circulan historias de que Joe Eszterhas culpa del rotundo fracaso del filme a su director, ya que según él, éste echó a perder todo por el vínculo sentimental, por la aventura amorosa que sostuvo con su estrella femenina. Nunca se confirmó el romance, Paul Verhoeven solo declaró que la cinta fue mero entretenimiento: "No plantea temas profundos”, concluyó en una entrevista. ​Ellos dos ya no volvieron a trabajar juntos…   " ["post_title"]=> string(60) "Verhoeven y Eszterhas: del éxito total al rotundo fracaso" ["post_excerpt"]=> string(134) "A 30 años de su estreno, “Bajos instintos” es un filme que sigue impactando en el imaginario erótico de miles de espectadores. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(56) "verhoeven-y-eszterhas-del-exito-total-al-rotundo-fracaso" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-08 10:41:54" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-08 15:41:54" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83062" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(19) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "0e4492dbb1d3ce03b13215bbfebd5a82" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Verhoeven y Eszterhas: del éxito total al rotundo fracaso

A 30 años de su estreno, “Bajos instintos” es un filme que sigue impactando en el imaginario erótico de miles de espectadores. 

septiembre 8, 2022
Samaritan: una interesante, aunque imperfecta, incursión de Stallone en el mundo de los superhéroes

Samaritan: una interesante, aunque imperfecta, incursión de Stallone en el mundo de los superhéroes

La incorporación de Sylvester Stallone al mundo de los superhéroes ha llamado mucho la atención. ¿Ofrece algo nuevo a este tipo de...

septiembre 5, 2022




Más de categoría
CARTAS A TORA 270

CARTAS A TORA 284

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe...

septiembre 30, 2022

Ar Gorle, occidente de Bretaña

“Aunque uno sepa que hasta los remotos / confines de los piélagos ignotos / le seguirá el cortejo de...

septiembre 29, 2022

Un domingo común

Breve cuento de terror.

septiembre 29, 2022