Cartas a Tora XI

Querida Tora: Querida Tora:          El otro día se armó un escándalo en la vecindad. ¿Te acuerdas que el tránsito en el edificio de la derecha era para ir hacia el fondo, y en el de la...

4 de noviembre, 2016

Querida Tora:

Querida Tora:

         El otro día se armó un escándalo en la vecindad. ¿Te acuerdas que el tránsito en el edificio de la derecha era para ir hacia el fondo, y en el de la izquierda hacia la calle? A casi todos los vecinos los han multado por ir en sentido contrario, con el consiguiente disgusto. Pues resulta que un día el portero se metió en sentido contrario. Algunos vecinos se congregaron enseguida, y lo multaron. Pero como el que pone las multas es el portero, dijo que no, que él tenía derecho a ir por donde le diera la gana. Todos le reclamaron, le dijeron que la ley era para todos, y que él debía ser el primero en cumplirla. El portero se amachó y dijo que no, que él estaba muy ocupado trabajando en los asuntos de la vecindad y no podía perder el tiempo en esas nimiedades; les ordenó que se quitaran y lo dejaran pasar, porque tenía un asunto muy urgente que atender. Los vecinos se negaron, y él llamó a sus guaruras (la palabra se entiende solita, ¿verdad?), y éstos empezaron a lanzar catorrazos al aire. Pues ni así. Tuvo que venir una señora que estaba en la portería, esperando, para que lo dejaran pasar. Y es que la señora estaba muy buena (apreciación anatómica de los señores de aquí, no mía). La señora les agradeció con ina sonrisota y la promesa de que los vería el sábado. ¡Qué revuelo armó esa promesa! ¿Qué iba a pasar el sábado?

Estuvieron unos días inquietos, tratando de adivinar de qué se trataba. Pero fue hasta el viernes que el portero invitó a todos los vecinos a la inauguración de los lavaderos, ocasión en que podrían escuchar la voz sensual de “La Flor de Humo y Terciopelo”, que es el nombre artístico de la señora esa.

Desde mediodía ya estaban ocupadas todas las sillas que pusieron en el patio, las ventanas, los escalones y hasta las piedras. Muchos no quisieron ir a comer para que no les quitaran el lugar, y los del King’s empezaron a vender tacos y sandwiches, hamburguesas y bebidas de todo tipo para que los vecinos “no se malpasaran” y pudieran disfrutar del espectáculo artístico que el portero había organizado.

Por fin, apareció “La Flor… etc.” con un vestido que le quedaba chico, porque se desbordaba por todos lados; y nos endilgó una serie de boleros, guarachas y cha-cha-chás (por raro que te parezca, son nombres de géneros musicales). Los señores aplaudieron a rabiar, especialmente cuando la señora se ponía de espaldas para cantar. A las señoras no les gustó, a ninguna. La que menos, dijo que tenía voz de gata barriendo la calle. Aquí, “gata” no es el femenino del animal en que yo estoy convertido, sino una manera un poco despectiva de llamar a las sirvientas.

Total, que “La Flor etc., etc., etc." cedió el escenario al portero. Este se despachó un discursazo de veinte minutos para exaltar el sacrificio de la mujer trabajadora que después de atender marido e hijos tenía que lavarles la ropa; y dijo que para facilitarles su labor se habían hecho aquellos lavaderos, que en vez de lugar de trabajo duro y agotador iba a ser lugar de esparcimiento y sana comunicación entre los miembros de la comunidad, y no sé cuántas tonterías más. Más de treinta se durmieron; y sólo despertaron al oir el grito de asombro que lanzaron los primeros que llegaron a los lavaderos.

Lo que habían sido depósitos mugrientos de agua, llaves herrumbrosas y drenaje a flor de piso eran ahora lavaderos blancos, llaves que parecían de oro y canales de desagüe por los que corría el agua limpia. Y por todos lados, angelitos color de rosa con alas blancas y paños azules para cubrir sus vergüenzas. Y “La Flor…etc.” en el centro, cantando y bailando para disfrute de todos. Las viejas estaban entusiasmadas. La del 28, que sólo lava cuando sus hijos no tienen ni una camiseta limpia, se trajo hasta las sábanas y se puso a lavar. Muchas la secundaron, y unos minutos después una montaña de espuma de colores empezó a cubrir los lavaderos ante los vítores de todos. “La Flor…etc.” se metió a la montaña y se quitó el vestido para lavarlo (la ropa interior no se la quitó, porque había niños presentes). Y por más que le gritaban “Mucha ropa”, no consintió. El señor del 17 se metió a ayudarle; y ahí estaban, talle que te talle, cuando se oyó un tronido muy fuerte. Todos se callaron. Entonces, el angelito más alto se cayó. Lo siguieron todos los demás, que ya habían perdido los colores y las alas. La del 28 empezó a gritar, porque sus sábanas se iban por un agujero que se abrió en el suelo; y por poco se va ella también, si no es porque su marido la agarró del pelo y la sostuvo.

Entonces, algunos que son medio albañiles, dijeron que todo era de yeso, y que el agua lo había deshecho. Debajo estaban los lavaderos de siempre. Todos se fueron contra el portero, pero no lo encontraron. Su secretario dijo que se había ido a la Delegación a demandar a los que hicieron un trabajo tan malo. Mentira: estaba encerrado en la portería con “La Etcétera”, y no salió en tres días. Los guaruras no dejaban a nadie acercarse; sólo dejaban pasar a los del King’s que les llevaban “Mexican Pozole” o “Chicharron Tacos with Hot Chili” y café con más piquete que café. (¿A que no sabes lo que es el piquete? Ya te lo diré cuando regrese).

Cuando por fin salió, dijo que la Justicia se iba a encargar de esos malos trabajadores que habían estafado a los vecinos; y que mientras tanto, entre todos iban a limpiar esos lavaderos. Hasta con las uñas tuvieron que quitar el yeso que tapaba el drenaje y las llaves. Y “La Flor” se fue de noche, toda escurrida y con la pintura corrida, que yo la vi y no la reconocí.

Bueno, mi amor, así acabó la gran fiesta de la vecindad. A mí me dio mucha pena por los vecinos; pero ellos ya hasta perdonaron al portero, porque le hablan como si nada.

Espero que en la próxima tendré algo más alegre que contarte.

         Te quiere,

                  Cocatú

Comentarios
object(WP_Query)#17675 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(12876) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "20-09-2021" ["before"]=> string(10) "18-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(12876) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "20-09-2021" ["before"]=> string(10) "18-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17674 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17681 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17720 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "20-09-2021" ["before"]=> string(10) "18-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-09-20 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-10-18 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (12876) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17671 (24) { ["ID"]=> int(70681) ["post_author"]=> string(2) "64" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-21 14:10:22" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-21 19:10:22" ["post_content"]=> string(3361) "En memoria del “Chato Ortiz”. La sonrisa del joven al finalizar la Santa Misa e impartir la última bendición transmitía algo tan especial: alegría, calidez, satisfacción, orgullo, sencillez, esperanza. Testimoniaba ser portador de una gracia especial de Dios en esa ceremonia realmente extraordinaria. Esa bendición quedó tan grabada en mi corazón que hoy, 47 años después, la recuerdo como si hubiera sido ayer. Próximo a recibir el diaconado este joven formó parte de la delegación mexicana que participó en el Concilio Mundial de Jóvenes celebrado en el oratorio de Taize (Francia) donde participamos mi esposa y yo, al final del cual un grupo aprovechamos el viaje para dar una vueltecita por el Viejo Continente. Unos sacerdotes, monjas, este prediácono y un puñado de laicos turisteamos por allá y en la infaltable visita al Vaticano nos concedieron el permiso para celebrar una Misa en los sótanos de la Catedral de San Pedro, en una pequeña capilla desde donde se puede observar por una ventanilla el lugar donde se conservan los restos de San Pedro. La relevancia del lugar, el descenso por escalerillas que parecían llevarnos a las catacumbas, el espíritu de tantos santos y mártires que pisaron estos lugares durante tanto tiempo, el ambiente rústico alejado de la parafernalia clerical, nos llevó a una actitud de devoción, de vida interior y de reflexión profunda y trascendente para una Misa intensamente vivida. Guillermo Ortiz Mondragón, con los estudios terminados para recibir el diaconado y terminando su año de reflexión para recibir la orden, vivió ese momento. Creo que recibió una gracia especial que transmitió alegremente y emprendió una excelente carrera eclesial. El querido “Chato Ortiz”, por su homonimia con un gran futbolista de quien comentaré en otra ocasión, era un aglutinante en el grupo, su simpatía, don de gentes, habilidad conciliadora, ejemplo de sencillez, ejercía sin quererlo un liderazgo suave, su ejemplo vivificaba la convivencia que lo hacía infaltable en las correrías. Después de Roma continuamos en el grupo hasta que mi esposa y yo tuvimos que regresar a México por compromisos laborales y el resto continuaron por España antes de regresar. Seguimos nuestros caminos por rutas separadas pero impulsados por el mismo espíritu, tuvimos noticias de él y aunque procuramos coincidir no tuvimos fortuna, en especial por sus múltiples ausencias por motivo de estudios, su amplísimo currículum está accesible en internet, y encargos pastorales; siempre en una carrera ascendente que lo llevó al obispado. Hoy quiero hacer un especial recuerdo a aquella sonriente bendición “pueden ir en paz nuestra Misa ha terminado” encargarle que se ponga en contacto con nuestros padres y colabore con ellos para prepararnos un lugar a donde ubicarnos cuando toque nuestro turno de acompañarlos y decirle  “Chato, puedes ir en paz hoy que tu vida terrena ha terminado" ["post_title"]=> string(26) "UNA INOLVIDABLE BENDICIÓN" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "una-inolvidable-bendicion" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-22 10:03:57" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-22 15:03:57" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70681" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17622 (24) { ["ID"]=> int(71156) ["post_author"]=> string(3) "182" ["post_date"]=> string(19) "2021-10-05 08:53:31" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-10-05 13:53:31" ["post_content"]=> string(3576) "Tantoyuca, Ver.- La realidad no ha sido la misma para todos. Víctor Fernández Tejeda es uno de los maestros artesanos más talentosos de Veracruz. Su trabajo bien logrado con el ixtle es reconocido y a pesar de esto, el arribo de la pandemia lo hizo volver al campo para trabajar y continuar la vida.  Instalado en La Mora, Xilozuchitl, don Víctor Fernández, radica a una hora aproximadamente de la cabecera municipal, entre árboles de guásima  o guazuma, palos de mora, hojas de yaxal, palo volador, plantas de mohuite, de los que obtiene los colores naturales: café, amarillo, verde, naranja, morado, entre otros. Hace 41 años sus manos comenzaron a dar forma a decenas de morrales tradicionales de uso cotidiano en la población huasteca (norte de Veracruz) y que en la actualidad entre las generaciones jóvenes tienen aceptación utilizándolos en colores más vivos.  Entre los grandes secretos que nos comparte el maestro, revela que la naturaleza es sabia y marca los tiempos para trabajar con las plantas, ya que no siempre es posible, lo adecuado es prepararse con el material en las fases de luna llena y creciente que son buenas para maniobrar con el yaxal, debido a que durante la luna nueva los árboles no dan color, está comprobado, asegura nuestro entrevistado. El maestro Fernández trabaja en una habitación de su casa destinada a elaborar diversas piezas de artesanías actualizándose con diseños innovadores desde hace 21 años entre los que podemos mencionar: mochilas, monederos, carteras, carpetas y piezas especiales que le pidan.  Acompañado de Marciana Ramírez Obispo, su esposa, juntos trabajan cada uno en piezas distintas, ella da forma al zapupe que convierte en aretes con formas de pirámides, rombos, óvalos, pintados con los colores que da la naturaleza. Su experiencia y acabados prolijos le han merecido al artesano Víctor Fernández ser invitado para compartir sus conocimientos en otros estados para dar color a las fibras naturales que trabajan otros artesanos. Hace más de un año que la situación no ha sido fácil para el maestro Fernández, quien en diciembre del año pasado perdió su cosecha de maíz, debido a la falta de lluvias. Ha trabajado en el campo para solventar las necesidades básicas de su familia.  De vez en cuando lo contactan para solicitar algunas piezas que realiza con esmero y tienen su sello personal por su trabajo bien logrado. El encierro trajo consecuencias porque antes lo invitaban a formar parte de exposiciones y viajaba, es cuando la economía se movía y su trabajo entonces era más visto. Cuenta con innumerables reconocimientos por su excelente trabajo. Saben que esto es una pausa en el camino, seguros de que llegarán nuevas oportunidades de proyección y venta de sus piezas." ["post_title"]=> string(50) "LOS ROSTROS DEL ARTE POPULAR Los colores del ixtle" ["post_excerpt"]=> string(184) "La autora nos comparte la dura realidad de Víctor Fernández, uno de los artesanos mexicanos más destacados,  cuya actividad artesanal se vio seriamente afectada ante la pandemia. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(50) "los-rostros-del-arte-popular-los-colores-del-ixtle" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-10-05 11:36:28" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-10-05 16:36:28" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=71156" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17671 (24) { ["ID"]=> int(70681) ["post_author"]=> string(2) "64" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-21 14:10:22" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-21 19:10:22" ["post_content"]=> string(3361) "En memoria del “Chato Ortiz”. La sonrisa del joven al finalizar la Santa Misa e impartir la última bendición transmitía algo tan especial: alegría, calidez, satisfacción, orgullo, sencillez, esperanza. Testimoniaba ser portador de una gracia especial de Dios en esa ceremonia realmente extraordinaria. Esa bendición quedó tan grabada en mi corazón que hoy, 47 años después, la recuerdo como si hubiera sido ayer. Próximo a recibir el diaconado este joven formó parte de la delegación mexicana que participó en el Concilio Mundial de Jóvenes celebrado en el oratorio de Taize (Francia) donde participamos mi esposa y yo, al final del cual un grupo aprovechamos el viaje para dar una vueltecita por el Viejo Continente. Unos sacerdotes, monjas, este prediácono y un puñado de laicos turisteamos por allá y en la infaltable visita al Vaticano nos concedieron el permiso para celebrar una Misa en los sótanos de la Catedral de San Pedro, en una pequeña capilla desde donde se puede observar por una ventanilla el lugar donde se conservan los restos de San Pedro. La relevancia del lugar, el descenso por escalerillas que parecían llevarnos a las catacumbas, el espíritu de tantos santos y mártires que pisaron estos lugares durante tanto tiempo, el ambiente rústico alejado de la parafernalia clerical, nos llevó a una actitud de devoción, de vida interior y de reflexión profunda y trascendente para una Misa intensamente vivida. Guillermo Ortiz Mondragón, con los estudios terminados para recibir el diaconado y terminando su año de reflexión para recibir la orden, vivió ese momento. Creo que recibió una gracia especial que transmitió alegremente y emprendió una excelente carrera eclesial. El querido “Chato Ortiz”, por su homonimia con un gran futbolista de quien comentaré en otra ocasión, era un aglutinante en el grupo, su simpatía, don de gentes, habilidad conciliadora, ejemplo de sencillez, ejercía sin quererlo un liderazgo suave, su ejemplo vivificaba la convivencia que lo hacía infaltable en las correrías. Después de Roma continuamos en el grupo hasta que mi esposa y yo tuvimos que regresar a México por compromisos laborales y el resto continuaron por España antes de regresar. Seguimos nuestros caminos por rutas separadas pero impulsados por el mismo espíritu, tuvimos noticias de él y aunque procuramos coincidir no tuvimos fortuna, en especial por sus múltiples ausencias por motivo de estudios, su amplísimo currículum está accesible en internet, y encargos pastorales; siempre en una carrera ascendente que lo llevó al obispado. Hoy quiero hacer un especial recuerdo a aquella sonriente bendición “pueden ir en paz nuestra Misa ha terminado” encargarle que se ponga en contacto con nuestros padres y colabore con ellos para prepararnos un lugar a donde ubicarnos cuando toque nuestro turno de acompañarlos y decirle  “Chato, puedes ir en paz hoy que tu vida terrena ha terminado" ["post_title"]=> string(26) "UNA INOLVIDABLE BENDICIÓN" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "una-inolvidable-bendicion" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-22 10:03:57" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-22 15:03:57" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70681" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(21) ["max_num_pages"]=> float(11) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "f2b732c228790fa6ce2f28be1810891e" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

UNA INOLVIDABLE BENDICIÓN

En memoria del “Chato Ortiz”. La sonrisa del joven al finalizar la Santa Misa e impartir la última bendición transmitía algo tan...

septiembre 21, 2021

LOS ROSTROS DEL ARTE POPULAR Los colores del ixtle

La autora nos comparte la dura realidad de Víctor Fernández, uno de los artesanos mexicanos más destacados,  cuya actividad artesanal se vio...

octubre 5, 2021




Más de categoría
Entrevista con Actor y Director de la obra de teatro Almacenados

Entrevista con Actor y Director de la obra de teatro Almacenados

Almacenados es una obra teatral que toca temas centrales de las relaciones humanas. Claudia Blix nos presenta una entrevista...

octubre 15, 2021

¡Escriba, por favor!

La escritura es una de las actividades más creativas, liberadoras y terapéuticas que podemos hacer. A continuación se especifican...

octubre 14, 2021

El Nobel para Gurnah, la cumbre del mestizaje

La Academia Sueca premió a Abdulrazak Gurnah con el Nobel de Literatura. Con ello no solo se otorga un...

octubre 13, 2021

32   AÑOS

Ginés Sánchez nos relata un cuento de misterio situado en la CDMX.

octubre 13, 2021