Cartas A Tora IX

Querida Tora: Querida Tora: Quihubo. No abras así los ojos, porque se te van a caer. Es un saludo. Ya casi no se usa, pero me gustó. ¿Y a ti? Quihubo… quihubo… ¡quihúbole! Todos los días se...

21 de octubre, 2016

Querida Tora:

Querida Tora:

Quihubo. No abras así los ojos, porque se te van a caer. Es un saludo. Ya casi no se usa, pero me gustó. ¿Y a ti? Quihubo… quihubo… ¡quihúbole! Todos los días se aprende algo nuevo.

¿Qué te cuento? Lo del agujero en el patio sigue causando problemas. El portero aún no encuentra gente apropiada para llenarlo. Además, la poca tierra que los vecinos trajeron se fue con las lluvias, dejando un lodazal espantoso. Entonces la del 4, que es muy “pípiris nais” (no hace falta que te explique, ¿verdad?; se explica solo) fue a quejarse con el portero. Quién sabe qué hizo, pero la recibió enseguida. La señora le dijo que sus pisos se ponían perdidos de lodo, que así no se podía vivir, y quién sabe cuántas cosas más que no entendí (yo estaba ahí, haciéndome el dormido, pero llegué un poco tarde). Y no dejó de hablar hasta que el portero le juró, por su mamacita que están en el cielo, que pondría pronto remedio.

Pues sí, a los dos días llegaron unos ingenieros. Midieron la longitud, la anchura y la profundidad del agujero y dijeron a los vecinos (todos estaban ahí, mirando y criticando) que les calcularan la cantidad de tierra que necesitaban. Ahí fue donde la puerca torció el rabo (No, no había ningún animal; es una forma de hablar), pues nadie sabía hacerlo. Entonces, los ingenieros pidieron una computadora. Nuevo silencio, porque los pocos que tenían no la querían prestar. Por fin el del 41 les facilitó la suya, chiquita pero útil. Y ahí estuvieron los ingenieros todo el día, haciendo cálculos. Les tuvieron que del King’s unos “Tacos of Beef Steak with Rooster's Beak Sauce” para que comieran los pobres, porque ya estaban hasta pálidos del trabajal que tenían. Allá como a las once de la noche, salieron a decirles cuánta tierra necesitaban y cuánto les iba a costar. Había tierra de hoja, tierra negra, tierra para las macetas y tierra corriente, que es la más barata. Todos dijeron que de la corriente, al fin que se ve igual que las otras. Luego les dijeron de las piedras para cubrir la tierra, pero lo vecinos contestaron que eso más adelante, que lo primero es lo primero.

Tuvieron que cooperar, claro. Unos dejaron de fumar, otros dejaron de beber y otros dejaron de comer, pero todo el mundo dio su aportación, y están esperando que les traigan la tierra prometida.

Mientras, los vecinos tienen que seguir subiendo a la azotea y bajar en los otros patios para llegar a sus viviendas. A propósito, el Administrador dice que no son viviendas sino deparamentos; y la vecindad es ahora Condominio, y hay que buscarle un buen nombre para que luzca más.

Hay algunas señoras muy grandes que se cansan mucho de subir y bajar escaleras. Alguien aconsejó a una de ellas que le diera una propina a uno de los guardianes de los baños para que la llevara en brazos,. Así  lo hizo, y en pocos días todos los guardianes estaban ocupados cargando viejas, y todo el mundo se metía a los baños sin respetar turnos. No te quiero decir cómo se puso la contaminación (así la llaman ahora en vez de peste). Además del Doble Día sin Baño, el portero prohibió a los guardianes despegarse de sus puestos de trabajo.

Entonces el sobrino del señor del 41 vio la oportunidad de hacerse de unos centavos, y empezó a dar servicio de 6 a 8 de la mañana y de 8 a 10 de la noche. Se hacían unas colas interminables; y las muchachas empezaron a salir temprano por el pan y la leche, y regresaban tarde para que el muchacho no tuviera que subir a ninguna vieja y pudiera sentarse a platicar un rato.

Pero apareció el portero, y les gritó a todos. Les dijo que el Condominio era un lugar residencial, y que no se valía hacer negocios ahí. Se armó un borlote espantoso. El sobrino juró (mintiendo, por supuesto) que no cobraba por pasarlas. El portero respondió que entonces cobraba en especie, y que eso era indigno y que… No lo dejaron terminar. Todos los señores se le echaron encima porque estaba “mancillando el honor de sus esposas e hijas”. Y tuvieron que intervenir sus achichincles ( ¿ya encontraste la palabrita?) para que no lo lincharan.

Entonces, los vecinos bloquearon la escalera otra vez, y no dejaron pasar ni siquiera al portero, que iba a cobrar al del 47 los seis meses de atraso que tenía. Tuvo que echar una tabla sobre el agujero y pasar así. Los vecinos le soplaban con fuerza, a ver si se caía; pero no, atravesó muy bien el hoyo, tanto de ida como de venida. Pero el bloqueo persistió.

Estuvieron discutiendo tres días. Por fin, el portero accedió a que el sobrino subiera a quien quisiera, a condición de que entregara a la Administración el 20% de sus ganancias “para las mejoras y el embellecimiento del Condominio”). El muchacho aceptó, deseoso de colaborar a mejorar la vecindad, y volvió a su trabajo.

Ahora hay 5 ó 6 muchachos haciendo lo mismo y dando su colaboración a la Administración. Están muy entusiasmados, y dicen que si todos los vecinos trabajaran como ellos y dieran sus aportaciones, su Condominio sería el mejor de la ciudad… del país… del mundo.

Si no estuviera convertido en gato, yo me pondría a ayudarlos. Me gusta que la gente sea solidaria y trabaje por el bien común. ¿A ti no?

Te quiere

         Cocatú

Comentarios
object(WP_Query)#17675 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(12701) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "20-12-2021" ["before"]=> string(10) "17-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(12701) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "20-12-2021" ["before"]=> string(10) "17-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17674 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17681 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17720 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "20-12-2021" ["before"]=> string(10) "17-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-12-20 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-01-17 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (12701) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17671 (24) { ["ID"]=> int(74489) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-12 13:13:06" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-12 18:13:06" ["post_content"]=> string(5624) "En la infancia me enseñaron algunos poemas de Netzahualcóyotl. Los he recordado siempre por su límpida visión del mundo, por su relación con la naturaleza, por su pureza tan distinta de lo rebuscado que suele traer consigo la poesía en lengua castellana. Amo mi propio idioma tanto como amo el mundo que me rodea porque solo puedo expresarlo y entenderlo por el lenguaje; amo del francés la dulzura, del inglés la precisión y del alemán la sonoridad; pero sobre todo, me embelesan los sonidos del zapoteco y del mixteco. Amo la diversidad de los mundos que tengo en la sangre, en los oídos y en la memoria, las coincidencias entre el hebreo y el árabe; la maleabilidad del griego. En fin, que no entiendo el mundo sin el cuidado de la lengua, sin el cultivo de todas las que nos dan identidad y rostro en México. Al principio del presente gobierno,  el Instituto Nacional de las lenguas indígenas (INALI) parecía tener su oportunidad de oro. Se publicó algún libro con algún texto en todas y cada una de las lenguas que se hablan en el país, no supe si alguien tuvo algún ejemplar en las manos, pero además de eso, significaba que al renacer las lenguas indígenas, al tenerlas como idiomas adultos, de cuerpo entero, dialogales y creativos, habríamos salido de las visiones paternalistas, turísticas y excluyentes que han caracterizado a las políticas dirigidas a los pueblos originarios desde que tenemos memoria. Parecía que el momento había llegado. Pero a la cultura no le llegó su tiempo, han sido tiempos de otras prioridades. Lo cierto es que los fenómenos culturales no se pueden frenar ni siquiera cerrando la llave del presupuesto, cuando un elemento cultural se echa a andar conjuga muchas voluntades que actúan más allá del beneficio inmediato, es decir, que cientos, miles de ciudadanos se ponen a hacer pequeñas cosas que en conjunto pueden mover montañas sin necesidad que les financien o les regalen dinero, se convierten en cuestión de dignidad, de principios, de circunstancia humana. El anuncio de una eventual fusión entre el INALI y el INPI vino a mover aguas que no teníamos necesidad de enfrentar. Verá usted, amable lector, ya estamos con el agua hasta el pescuezo de problemas para que además tengamos ahora que preocuparnos por todos los proyectos que se van a quedar en el aire, no digamos por la voluntad política, sino por obviedades tan elementales como la transformación burocrática de quienes deben realizarlos. Y es que, bueno, estamos en presencia de un movimiento de clubes de lectura, páginas literarias y presentaciones virtuales de libros que se llevan a cabo entre librerías, lectores, autores y promotores, que están haciendo un trabajo que la extinta promoción de lectura no hizo, eso crea conciencia, en su momento opinión y luego presión. Qué sucederá cuando los eternos marginados de la realidad, aquellos que acompañó Rosario Castellanos hace cincuenta años, cincuenta, adquieran la movilidad y la visibilidad que nadie les ha querido dar. Tenemos artesanos indígenas trabajando en Nueva York y en Europa, poetas mayas y miles cuyo trabajo se escucha y se visibiliza, ellos hablan por los que no tienen agua en las escuelas, vacunas para la pandemia ni caminos para comunicarse. No es broma, de verdad que poner en riesgo sus lenguas es tanto como poner en riesgo sus tierras y tarde o temprano, será una más de las presiones que el Estado deberá enfrentar. Pocas cosas tan dulces hay como escuchar cantar en zapoteco. Para los mexicanos que se creen que solo el mariachi es patria, escuchar los huapangos en la variante huasteca del náhuatl es también convocar a los espíritus más antiguos de la patria, escuchar las voces que comenzaron a pronunciarse en nuestra tierra mucho antes del encuentro con Europa, pero cantados con instrumentos de origen italiano o árabe, como la guitarra o la vihuela, en sones que pueden rastrearse hasta las jarchas y los romances sefardíes, eso es hablar del México más y más profundo, eso es algo que una directriz burocrática no puede echar por tierra. Seamos sinceros, el desencuentro del momento político estriba en que volvemos a las políticas clientelares, a las formas estamentarias justo cuando los movimientos ciudadanos han alcanzado la mayoría de edad y cuentan con los medios de comunicación suficientes para hacerse oír. Los pueblos originarios ya no son “el más pequeño” de los hijos de nadie, son pueblos connacionales con iguales derechos que no requerirán de ejércitos fantasmagóricos ni de revoluciones posmodernas; porque lo que se viene, cuando demasiado tarde nos demos cuenta que el olvido se ha transformado en rabia y la rabia encontró maneras eficientes de expresarse, será un desencuentro que tal vez no sepamos enfrentar en un contexto democrático y de derechos humanos. Hubiera querido terminar el artículo con alguna frasecita en tojolabal o en mi adorado mixteco, pero no quiero pasar por impostor turístico. Algún día, cuando tenga los rudimentos básicos de ese idioma lo haré, por lo pronto me quedo con mi idioma, este en el que nos leemos, y digo, como Alfonso Reyes, que para las cosas de la razón la lengua es bastante.   . @cesarbc70" ["post_title"]=> string(25) "Una lengua es un universo" ["post_excerpt"]=> string(169) "En un acto de desprecio por las lenguas indígenas, mediante un decreto presidencial se ordenó la desaparición del INALI. En teoría sus funciones pasarían al INPI. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "una-lengua-es-un-universo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-14 12:41:13" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-14 17:41:13" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74489" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17611 (24) { ["ID"]=> int(74406) ["post_author"]=> string(3) "182" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-10 11:15:07" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-10 16:15:07" ["post_content"]=> string(5940) "“La riqueza que hay dentro de cada mercado es que tiene identidad propia”, expresa entusiasmado Agustín Dany Jiménez García, promotor cultural de los mercados de la Ciudad de México y activista social. Nuestro invitado es editor de los libros: Mercados de la Ciudad de México; Así se come en Veracruz; Veracruz, fiesta viva; Carnavales de la Ciudad de México. Quién mejor que Dany para compartirnos su visión y recorrido. “¿Qué nos ofrecen los mercados de la CDMX? -Dice Dany- Tenemos 334 mercados en esta ciudad; se hizo un estudio en el que se mostró que el 60 por ciento de las familias se abastece en los mercados. Sigue siendo muy tradicional esta actividad, es fortaleza, aportación que está más allá del abasto. En los mercados mexicanos se hace comunidad y los barrios son centros para tener una relación personal.  “En la pandemia se fue acudiendo al mercado con las medidas sanitarias que todavía deben ser reforzadas en el mundo. La calidez ocurre en todos los mercados y eso es importante porque es un reducto de contacto personal. Con la sana distancia nos cuesta porque somos demasiado cercanos, esas características son de los centros de abasto para reproducir cultura popular, algo tradicional que siempre encuentras.  “En los mercados del mundo encontramos comida local, frutas, fauna y flora del espacio en que se sitúa que se podría potenciar, pero hay división entre cultura y turismo.  “¿Y si le apostamos al turismo? Las artesanías han dejado de ser funcionales y ahora se hace para el turismo que ha sido una forma de preservarla en muchos lugares.  Existe el uso ritual de las artesanías para una boda comunitaria, pero si no lo incorporas al uso cotidiano es posible que se pierda. Y entonces la alianza turismo-cultura, le tenemos temor a este tema, sería interesante debatir.  Lo mismo podemos hacer llevando nuestra cultura a otros países, turismo para conservarla y expandirla. “Se debe hacer una real política cultural, la inversión en la cultura es estéril, hay que cambiarlo. Los políticos deberían comenzar a involucrarse. Ha faltado articular esfuerzos.  “Quienes están al frente de la cultura preguntan: ¿Cuántos libros leíste? No se enfocan en lo que te aportó, no es cualitativo sino cuantitativo, tema que se tendrá que revisar, democratizar la cultura y conocimiento.  “La música clásica es parte de nuestras fiestas, música de masas. La gente se detiene a escuchar ópera cuando la encuentran en espacios públicos. Pienso en la Sinfónica: sacar todo ese talento financiado por el Estado a los lugares públicos, interpretando la música que se escucha popularmente en las fiestas. Carlos Miguel Prieto, director de la sinfónica de Xalapa, explicaba lo que iba a tocar, no solo compartía una gran interpretación sino sus conocimientos. Hacer adaptaciones, un esfuerzo de alta cultura, llevarla a lugares donde la gente puede experimentar otras posibilidades, el tema de masificar la cultura puede ser redituable.  “La Zona Rosa fue el Polanco de ahora, el metro cambió, siendo un lugar citadino es como un muladar, estructuras abandonadas, el ejercicio turístico está entre el Zócalo y el Ángel de la Independencia. Se debería hacer galería monumental de arte-edificios, dar uso a la Glorieta de los Insurgentes, dignificar con galería de arte efímero, en los murales pierdes impacto porque los ves cotidianamente, se tienen que cambiar cada cierto tiempo, se debe renovar porque se debería hacer arte efímero. “En las artes plásticas también se puede hacer cultura masiva. Cuando bajas para abordar el metro, cualquiera que esté caminando puede disfrutar del arte (como sucede en algunas estaciones). Se trata de dignificar espacios, no solo estos espacios sino hacerlo con miles de oficinas, arte masivo, que un espacio se renueve  “En las editoriales un libro sin ilustraciones no se va a vender igual que otro que sí las integró, son las cosas de las que necesitamos. El imperio de la imagen. No es superficial la civilización del espectáculo, todo es oportunidad en las redes sociales. ¿Cuál es el éxito de Villoro, de Monsiváis?: un lenguaje accesible por más que sean ideas complejas. “Hay que reconocer la vida de los barrios como cultura, en México no hay oficinas de Culturas Populares, la primera se formó en Papantla en los años 50.  “Las expresiones de los estados en la ciudad, las migraciones del mundo. Hay muchas cosas que podemos hacer masivamente. En México todos los domingos la entrada a los museos son gratis, es solo que hay a quienes les da miedo ir (no durante la pandemia, desde antes). “Hay muchos mercados que visitar en la Ciudad de México, como los que están en la Lagunilla. Se trata de un complejo de cuatro mercados, o el de Martínez de la Torre, colores, sabores, buen servicio, todo un gran recorrido como lo pueden hacer en los mercados de su barrio, de su colonia.  “Necesitamos integrar esfuerzos y no subestimar al mexicano en el acceso a la cultura. Creo que tenemos una gran oportunidad en la mercadotecnia y ser más didácticos: que la cultura esté al alcance de todos”.   " ["post_title"]=> string(46) "La vida en rosa⏐Mercados, cultura en México" ["post_excerpt"]=> string(233) "Dany Jiménez García nos cuenta, en una entrevista realizada por Nidia Sánchez, el gran reto de los promotores culturales: masificar la cultura. El arte puede transformar los espacios públicos para el bienestar de la población. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(50) "la-vida-en-rosa%e2%8f%90mercados-cultura-en-mexico" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-10 11:15:07" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-10 16:15:07" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74406" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17671 (24) { ["ID"]=> int(74489) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-12 13:13:06" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-12 18:13:06" ["post_content"]=> string(5624) "En la infancia me enseñaron algunos poemas de Netzahualcóyotl. Los he recordado siempre por su límpida visión del mundo, por su relación con la naturaleza, por su pureza tan distinta de lo rebuscado que suele traer consigo la poesía en lengua castellana. Amo mi propio idioma tanto como amo el mundo que me rodea porque solo puedo expresarlo y entenderlo por el lenguaje; amo del francés la dulzura, del inglés la precisión y del alemán la sonoridad; pero sobre todo, me embelesan los sonidos del zapoteco y del mixteco. Amo la diversidad de los mundos que tengo en la sangre, en los oídos y en la memoria, las coincidencias entre el hebreo y el árabe; la maleabilidad del griego. En fin, que no entiendo el mundo sin el cuidado de la lengua, sin el cultivo de todas las que nos dan identidad y rostro en México. Al principio del presente gobierno,  el Instituto Nacional de las lenguas indígenas (INALI) parecía tener su oportunidad de oro. Se publicó algún libro con algún texto en todas y cada una de las lenguas que se hablan en el país, no supe si alguien tuvo algún ejemplar en las manos, pero además de eso, significaba que al renacer las lenguas indígenas, al tenerlas como idiomas adultos, de cuerpo entero, dialogales y creativos, habríamos salido de las visiones paternalistas, turísticas y excluyentes que han caracterizado a las políticas dirigidas a los pueblos originarios desde que tenemos memoria. Parecía que el momento había llegado. Pero a la cultura no le llegó su tiempo, han sido tiempos de otras prioridades. Lo cierto es que los fenómenos culturales no se pueden frenar ni siquiera cerrando la llave del presupuesto, cuando un elemento cultural se echa a andar conjuga muchas voluntades que actúan más allá del beneficio inmediato, es decir, que cientos, miles de ciudadanos se ponen a hacer pequeñas cosas que en conjunto pueden mover montañas sin necesidad que les financien o les regalen dinero, se convierten en cuestión de dignidad, de principios, de circunstancia humana. El anuncio de una eventual fusión entre el INALI y el INPI vino a mover aguas que no teníamos necesidad de enfrentar. Verá usted, amable lector, ya estamos con el agua hasta el pescuezo de problemas para que además tengamos ahora que preocuparnos por todos los proyectos que se van a quedar en el aire, no digamos por la voluntad política, sino por obviedades tan elementales como la transformación burocrática de quienes deben realizarlos. Y es que, bueno, estamos en presencia de un movimiento de clubes de lectura, páginas literarias y presentaciones virtuales de libros que se llevan a cabo entre librerías, lectores, autores y promotores, que están haciendo un trabajo que la extinta promoción de lectura no hizo, eso crea conciencia, en su momento opinión y luego presión. Qué sucederá cuando los eternos marginados de la realidad, aquellos que acompañó Rosario Castellanos hace cincuenta años, cincuenta, adquieran la movilidad y la visibilidad que nadie les ha querido dar. Tenemos artesanos indígenas trabajando en Nueva York y en Europa, poetas mayas y miles cuyo trabajo se escucha y se visibiliza, ellos hablan por los que no tienen agua en las escuelas, vacunas para la pandemia ni caminos para comunicarse. No es broma, de verdad que poner en riesgo sus lenguas es tanto como poner en riesgo sus tierras y tarde o temprano, será una más de las presiones que el Estado deberá enfrentar. Pocas cosas tan dulces hay como escuchar cantar en zapoteco. Para los mexicanos que se creen que solo el mariachi es patria, escuchar los huapangos en la variante huasteca del náhuatl es también convocar a los espíritus más antiguos de la patria, escuchar las voces que comenzaron a pronunciarse en nuestra tierra mucho antes del encuentro con Europa, pero cantados con instrumentos de origen italiano o árabe, como la guitarra o la vihuela, en sones que pueden rastrearse hasta las jarchas y los romances sefardíes, eso es hablar del México más y más profundo, eso es algo que una directriz burocrática no puede echar por tierra. Seamos sinceros, el desencuentro del momento político estriba en que volvemos a las políticas clientelares, a las formas estamentarias justo cuando los movimientos ciudadanos han alcanzado la mayoría de edad y cuentan con los medios de comunicación suficientes para hacerse oír. Los pueblos originarios ya no son “el más pequeño” de los hijos de nadie, son pueblos connacionales con iguales derechos que no requerirán de ejércitos fantasmagóricos ni de revoluciones posmodernas; porque lo que se viene, cuando demasiado tarde nos demos cuenta que el olvido se ha transformado en rabia y la rabia encontró maneras eficientes de expresarse, será un desencuentro que tal vez no sepamos enfrentar en un contexto democrático y de derechos humanos. Hubiera querido terminar el artículo con alguna frasecita en tojolabal o en mi adorado mixteco, pero no quiero pasar por impostor turístico. Algún día, cuando tenga los rudimentos básicos de ese idioma lo haré, por lo pronto me quedo con mi idioma, este en el que nos leemos, y digo, como Alfonso Reyes, que para las cosas de la razón la lengua es bastante.   . @cesarbc70" ["post_title"]=> string(25) "Una lengua es un universo" ["post_excerpt"]=> string(169) "En un acto de desprecio por las lenguas indígenas, mediante un decreto presidencial se ordenó la desaparición del INALI. En teoría sus funciones pasarían al INPI. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "una-lengua-es-un-universo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-14 12:41:13" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-14 17:41:13" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74489" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(12) ["max_num_pages"]=> float(6) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "b278ecffeb1dcdd062753d8a87f4eecc" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Una lengua es un universo

En un acto de desprecio por las lenguas indígenas, mediante un decreto presidencial se ordenó la desaparición del INALI. En teoría sus...

enero 12, 2022
La vida en rosa⏐Mercados, cultura en México

La vida en rosa⏐Mercados, cultura en México

Dany Jiménez García nos cuenta, en una entrevista realizada por Nidia Sánchez, el gran reto de los promotores culturales: masificar la cultura....

enero 10, 2022




Más de categoría

Hellblade: la oscuridad interna

Así como el cine y la literatura nos pueden contar historias de gran profundidad, hoy en día los videojuegos...

enero 14, 2022

Una lengua es un universo

En un acto de desprecio por las lenguas indígenas, mediante un decreto presidencial se ordenó la desaparición del INALI....

enero 12, 2022

“Maradona: sueño bendito”, una serie que hay que ver

Crítica de la serie “Maradona: sueño bendito”.

enero 11, 2022
La vida en rosa⏐Mercados, cultura en México

La vida en rosa⏐Mercados, cultura en México

Dany Jiménez García nos cuenta, en una entrevista realizada por Nidia Sánchez, el gran reto de los promotores culturales:...

enero 10, 2022