CARTAS A TORA 206

Querida Tora: Llegó un vecino nuevo. Un  señor muy arreglado, muy correcto, siempre de traje y corbata, que se dispara de casi todos los demás. Todos lo miraron con recelo; pero como este señor saluda a todos...

11 de diciembre, 2020

Querida Tora:

Llegó un vecino nuevo. Un  señor muy arreglado, muy correcto, siempre de traje y corbata, que se dispara de casi todos los demás. Todos lo miraron con recelo; pero como este señor saluda a todos atentamente y desea felicidades a diestro y siniestro, acabaron por aceptarlo. Y más cuando vieron  que salía todos los días con un pequeño maletín muy lustroso, muy brillante. En ese momento, empezaron a decir que era doctor.

Al cabo de unas semanas, ya nadie se fijaba en él. Pero yo noté que el señor empezaba a visitar a los “ninis” de la azotea, y que hablaba con ellos largo y tendido. Eso me llamó la atención. Y me dediqué a observarlo con detenimiento. Luego me di cuenta de que salía con dos o tres ninis, y volvían hasta la noche, a veces riendo y  chacoteando, a veces con cara de cansados. No me quedó más remedio que seguirlos.

No creas que fue fácil. Tuve que tomar el metro con  ellos, y me las vi negras para evitar que me aplastaran. Más de una vez no pude bajarme con ellos, y me tuve que regresar a la vecindad, frustrado y pisoteado. Pero al fin logré llegar a donde iban. ¿Y qué crees? El señor se quitó el traje amparado por un árbol, y abajo llevaba puras garras. No garras como las mías, que al fin y al cabo son armas ofensivas y defensivas, sino ropa hecha jirones, sucia y oliendo a porquería. ¿Sabes por qué? Porque es limosnero en una esquina muy transitada del centro de la ciudad. Se pone algo en un ojo para parecer tuerto y tuerce las piernas, y le va bastante bien, a juzgar por .los trajes y corbatas que usa (sin  contar con  que, el terminar el trabajo del día, se echa una loción bastante buena).

A los ninis los llevó porque quería ampliar el negocio, y había que enseñarles el oficio. A todos les dio telitas para los ojos, tatuajes falsos, cicatrices para pegar en los sitios más inverosímiles,  heridas supurantes o sangrantes, al gusto del consumidor, pelucas con el pelo enredado y chorreando grasa… En fin, uno hasta se puso una especie de pierna falsa, y decía a los transeúntes que esa pierna le impedía caminar porque se tropezaba con las otras, y estaba totalmente incapacitado. No sabes el éxito que tuvo. Una de las chavas se puso en el vientre un con cojín, y parecía embarazada de 18 meses; ella lo explicaba diciendo que un embarazo se había sumado al otro, y que era muy peligrosa su situación, al grado que ninguna instalación de Salud quería atenderla por temor a matar a alguno de los ocho bebés que llevaba, porque venían todos enredados. Los distribuyó en las esquinas cercanas, de manera de vigilarlos bien, no fueran a escaparse con el producto del día. Les daba un  porcentaje de lo recolectado; y luego a casita, a brindar por el éxito del día siguiente.

Cuando uno de los ninis se cansó, les dijo que estaba viendo la manera de dar factura a los que los ayudaran, factura que podía ser deducible de impuestos como “Actos de Beneficencia y Humanidad”. Les juró y perjuró que su contador ya estaba trabajando en ello, y que pronto tendría una resolución. Así, los transeúntes se animarían a darles más limosna porque, cuanto más dieran, menos impuestos pagarían. Y ellos serían incorporados a la economía formal, y tendrían derecho a Seguro Social y demás prestaciones de cualquier trabajador. Eso renovó el entusiasmo de los ninis, pero por poco tiempo; al final, todos dijeron que era mucho trabajo, y que preferían seguir cobrando lo que el gobierno les da porque sí, porque son unos pobrecitos que no saben hacer nada, y eso no es culpa de ellos, sino de la sociedad que así los formó. ¿Y crees que todos se regresaron a la azotea, a estarse tirados al sol o piropeando a las chavas de las otras vecindades (porque en la nuestra ya nadie los quiere)? En fin, que perdieron  una oportunidad de oro para dedicarse a algo productivo.




El doctor (se le sigue llamando así, a pesar de todo) sigue viviendo aquí, y todos los días sale con su pequeño maletín; pero ahora busca gente en otras vecindades (con muy poco éxito, por cierto; y es que la gente es cada día más floja). A ver hasta cuando aguanta.

Te quiere,

Cocatú

Comentarios

“ROMPAN TODO”, LA SERIE DE NETFLIX QUE ESTÁ GENERANDO CRÍTICAS CONTRA MANÁ Y SANTAOLALLA

La serie documental de Netflix “Rompan todo”, producido por el músico argentino Gustavo Santaolalla, está generando varias críticas en redes sociales luego...

enero 4, 2021

¿Cuántos eran los Reyes Magos?

Felicidades a los amables lectores, esperando que este nuevo año 2021 sea mejor que el anterior; y les cuento que, hace algunos...

enero 6, 2021




Más de categoría

Las pequeñas cosas: PALABRAS

“Al principio existía la palabra y la palabra estaba junto a Dios y la palabra era Dios.”  – San...

enero 25, 2021

Los Olvidos | Parte 22

Me levanté con la luz del amanecer.  Desde la terracita, Santa Prisca reinaba como siempre sobre las colinas de...

enero 25, 2021

Película: CIELO DE MEDIANOCHE

“El clima está cambiando, nosotros también deberíamos”. FICHA TÉCNICA: Título original: The Midnight Sky Director: George Clooney Actores: George...

enero 22, 2021

Toma de Protesta de Óscar Tamez Rodríguez como Presidente de la SNHGE 

El MCP historiador y cronista Óscar Tamez Rodríguez tomó protesta como Presidente de la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía...

enero 22, 2021