CARTAS A TORA 192

Querida Tora:  Creo que nunca te había hablado de la familia del 19: papá, mamá y tres hijos. El señor era un gordo, feo, grosero y enojón que trataba a todos a patadas. No sabes cómo se...

21 de agosto, 2020 cartas

Querida Tora:

 Creo que nunca te había hablado de la familia del 19: papá, mamá y tres hijos. El señor era un gordo, feo, grosero y enojón que trataba a todos a patadas. No sabes cómo se quejaba la señora con las amigas; y más de una vez lo denunció en la Delegación por malos tratos y violencia inusitada (así dijo, pero nadie sabe lo que eso significa).

Pues el señor hizo un coraje, y se murió. Y así, de repente, casi  se convierte en santo. La mujer empezó a llorar en el momento del deceso, que serían las ocho de la mañana, y veinticuatro horas después seguía llorando (ya se le notaba una cierta baja de peso). La niña tuvo varios ataques de depresión, que creímos que la íbamos a enterrar con el papá; y los dos muchachos se sentaron en un rincón, y ahí se estuvieron toda la noche, sin siquiera ir al baño. 

La señora, en medio de su aflicción, se dio maña para hacerle un altarcito al difunto: un retrato de cuerpo entero (de cuando era joven y aún lucía), con dos o tres floreros llenos de flores blancas Y un letrero: Hijo Devoto, Esposo Maravilloso, Padre Ejemplar. Los vecinos (Y yo entre ellos) se preguntaban por qué habían puesto un letrero tan alejado de la realidad. Solo los del 41 se alegraron de conocer al señor de joven y comprobar “que estaba muy bueno” (no sabes la cantidad de bromas que corrieron toda por la noche entre los asistentes al velorio por ese motivo).

Hubo un momento muy delicado en el momento en que se lo llevaban para cremarlo, pues la señora estuvo a punto de desmayarse en medio de un ataque de alaridos; la tuvieron  que sujetar entre cuatro, y por poco se los lleva. A la niña no la llevaron a la ceremonia porque estaba muy pálida y casi no podía abrir los ojos. Los muchachos sí fueron como valientes representantes de una familia destrozada.

Las cenizas las trajeron a la vivienda, y las colocaron en el altarcito, “para tenerlo unos días más entre nosotros”. Pero pasaron los nueve días del primer luto, y…

Al décimo día, la señora salió vestida de rojo y se fue bailar con un “amigo de toda la vida”, los hijos invitaron a sus cuates de la escuela y organizaron una tocada en todo lo alto. 

Cuando regresó la señora, a altas horas de la madrugada y con paso vacilante, se puso a gritar en el patio que al fin habían conquistado la libertad; que el duelo y el entierro se lo habían ordenado “las buenas costumbres”, pero que vivir con su marido había sido vivir en el infierno sin haber pecado nunca. Y se desnudó para que todos vieran los moretones y las cicatrices que la convivencia le había dejado. Luego obligó a sus hijos a hacer lo mismo. Ellos obedecieron  alegremente, pues tenían alcoholizado hasta el pelo; y aquello amenazó con convertirse en una orgía delirante, con tanto adolescente alborotado como había en la vecindad en ese momento. Pero no ocurrió nada de eso, porque todos cayeron de pronto desmayados, y los tuvieron que llevar al hospital.

Cuando los trajeron de vuelta, la señora pidió perdón  a los vecinos por todo lo ocurrido, y se retiró con sus hijos a su vivienda. Y fue cierto. Nunca más han dado motivo de escándalo (hasta el momento; pero quién sabe en el futuro, con esos antecedentes).

El día siguiente, todos los adornos mortuorios fueron a dar a la basura. Con  excepción del retrato del señor, que los del 44 rescataron antes de que pasara el carro y lo colgaron en un cuartito que tienen lleno de recuerdos “personales”. El letrero apareció roto en pedazos; pero yo alcancé a ver que donde habían puesto “Hijo Devoto” ahora decía “De la Tiznada”. Y las cenizas se fueron por el caño.

Total, que fue una semana muy entretenida.

Te quiere,

Cocatú

Comentarios


object(WP_Query)#284 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(27784) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-09-2022" ["before"]=> string(10) "03-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(27784) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-09-2022" ["before"]=> string(10) "03-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16270 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16268 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16269 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "05-09-2022" ["before"]=> string(10) "03-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-09-05 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-10-03 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (27784) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16266 (24) { ["ID"]=> int(83872) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-30 11:22:26" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-30 16:22:26" ["post_content"]=> string(4557) "Querida Tora: Fíjate que al chavo ese que trabaja en televisión le cayó un papel de regular tamaño, en el que tiene que interpretar a un individuo de clase bastante baja, zafio, grosero, mujeriego y abusador. No le puso peros al papel, pero su madre le dijo que él no es una persona así, y que le costaría mucho trabajo encarnarlo. Tras mucho discutir, llegaron a la conclusión de que tenía que encontrar una persona así y observarla atentamente, para impregnarse bien de su forma de actuar, de decir y hasta de mover las manos. Ese fue el verdadero problema. Pero un día que el muchacho salió al patio y vio cómo trataba el portero a uno de sus guaruras (el más feíto), se dijo “Este es el tipo que necesito”. Pero no podía estarse todo el tiempo en el patio vigilándolo, porque sólo sale a ratitos, y seguramente le molestaría que lo observara; y menos podía decirle por qué lo hacía. Afortunadamente, por la ventana de su recámara se ve la vivienda del portero (Y el chavo es uno de los pocos que verdaderamente sabe cómo se las gasta el portero en materia de muebles y de ropa), y decidió sentarse ante ella, en la oscuridad, para observarlo. Y puso manos a la obra. Perdió mucho tiempo, porque el portero se levanta tardísimo. Pero pudo ver cómo obliga a sus guaruras a sacar y planchar su ropa; y a vestirlo mientras él se toma unas “copiosas” (corrupción de la palabra “copa”, entendida como cantidad de líquido alcohólico que se sirve en una copa; entiendes, ¿verdad?). También pudo ver lo que desayuna, cosa que le indignó, sabiendo lo poco que él y su madre y muchos otros vecinos desayunan a veces. También lo pudo observar regañando a los guaruras y a las personas que le hacen la limpieza o le cocinan, y varias veces tuvo ganas de ir a pedirle cuentas por su despótica actitud para con sus sirvientes; pero la madre le aconsejó que no lo hiciera, por temor a que le ocurriera algo. Sólo interrumpió su vigilancia la noche que llegó la Flor a visitarlo a medianoche, y se encerró con él en la recámara. (no me lo vas a creer, pero en esa ocasión ni siquiera cerraron la ventana, y se vio todo). El chavo se dio cuenta de que en la vivienda de arriba y en la azotea había varias personas mirando hacia su ventana; pero él no quiso hacerlo, porque le pareció muy impropio. Luego se enteró de que hasta le habían tomado fotografías, y que ya estaban circulando en las redes sociales (y no era la primera vez). Total, que tuvo mucho material del cual echar mano. Y se puso a estudiar, a seleccionar los mejores movimientos, las formas más despectivas de hablar, de estudiar hasta los puntapiés que daba a sus guaruras cuando lo incomodaban. Y llegó el día de la grabación. Yo lo acompañé porque me cae bien, y él y su mamá me aprecian. Así que me metió al foro “para que le diera buena suerte”. Y cuando lo llamaron a hacer su escena, echó mano de todos los recursos que había reunido, seguro de que lo estaba haciendo muy bien. ¿Pero qué crees? El director le dijo que estaba exagerando, que la gente ya no se comportaba así, porque sus subordinados lo denunciarían ante la autoridad correspondiente; que ya no existían hombres como aquellos, que habían sido verdaderamente nefastos, pero que ya se había adelantado un poco en el comportamiento humano; y que presentar “eso” en televisión era ir derecho al fracaso. Y de nada valió que el chavo le explicara de dónde había sacado su material, porque el director no lo quiso aceptar y le quitó el papel. Total, que si al salir de la vecindad íbamos con el ánimo muy alto, regresamos arrastrándonos (moralmente, se entiende). Y la mamá del chavo tuvo que pasar mucho tiempo consolándolo por su “fracaso”. Lo pongo entre comillas, porque él no fracasó; él hizo las cosas como las vio en la realidad. Pero muchos creen que esa realidad ya no existe. ¿Te imaginas? Yo me acosté en el alféizar de la ventana para que desde la cama, donde cayó derrumbado, no pudiera el chavo ver lo que pasaba en la portería. Porque eso, ni él mismo lo hubiera creído. Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 284" ["post_excerpt"]=> string(173) "Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-284" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-30 11:22:26" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-30 16:22:26" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83872" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16231 (24) { ["ID"]=> int(83085) ["post_author"]=> string(2) "39" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-08 12:25:15" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-08 17:25:15" ["post_content"]=> string(7664) "La Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística, A.C., Presidente MCP. Òscar Tamez Rodríguez, presentó el libro “Cuartelazo y Traición, Crónica de una Tragedia” por su autor Dr. Héctor Joel Velarde Mora. Siempre se ha creído que la historia de un personaje de cierta época, representa la historia de esa época. En realidad, es la época la que ha diseñado la personalidad de cada personaje y con ello sus accionesHéctor Joel Velarde. En el libro se dan “cita tanto los hechos como los hombres que los protagonizaron, lo que sucede en el país antes y después del cuartelazo, los acontecimientos y distanciamientos entre protagonistas y antagonistas y pone en claro que la suma de las contiendas regionales, si bien culmina es una revolución que libera al país del yugo porfirista, también lo tiñe de sangre y trae consigo consecuentes rupturas”. En el Prólogo Margarito Cuellar menciona “Cuartelazo y Traición se nutre de momentos culminantes: los discursos incendiarios, los planes de liberación y las proclamas, las batallas armadas, las circunstancias internas y externas que aceleraron retardan la revolución… El autor enfatiza “¿Fue un golpe militar o fueron dos? ¿Huerta estaba involucrado en la rebelión de Reyes? ¿Qué tanto influyeron los diplomáticos extranjeros?...Sin Madero y sus hombres no habría revolución ni las posibilidades de una democracia…Mucho se ha escrito sobre Francisco Madero, el apóstol de la revolución, pero hacía falta un trabajo de divulgación como el que ahora nos ofrece Héctor Joel Velarde Mora…” El libro está organizado en 13 capítulos, presenta la sección de Resultados y Citas bibliográficas.
Capítulo Título 
Prólogo por Magrito Cuéllar
I Introducción
II La revolución maderista
III El pensamiento de Madero
IV El plan de San Luis
V Madero presidente
VI La intervención extranjera
VII El cuartelazo
VIII La traición
IX La tragedia
X El pacto de la embajada
XI Las renuncias
XII El Informe Hale
XIII Los protagonistas
XIV Resultados
XV Citas bibliográficas  
  La Coordinación estuvo a cargo del Mtro. Luis Enrique Pérez Castro; la presentación por Margarito Cuellar y del Dr. Juan Carlos Tolentino Socio de Número de la SNHGE.  “Es un trabajo muy especializado, el título Cuartelazo y Traición; lo de cuartelazo, sabemos lo que es desde un punto de vista militar; la traición en esta palabra encierra no solamente la traición desde el punto de vista de que Madero fue traicionado en este libro ustedes van a encontrar la traición de todos contra todos, no se escapa un solo personaje  de este libro que no haya traicionado y me refiero inclusive hasta el paladín de la democracia nuestro ilustre presidente Francisco I. Madero también él fue parte de la práctica política de prometer y no cumplir en muchos aspectos…es un libro académicamente recomendable que contiene 127 citas bibliográficas” señaló el  Dr. Juan Carlos Tolentino. Semblanza Héctor Joel Velarde nacido en Mazatlán, Sinaloa, ha vivido media vida en la Ciudad de México y la otra mitad en Monterrey, Nuevo León. Médico Neumólogo, con preferencia por la Neumología Pediátrica, ha sido profesor universitario buena parte de su vida. Hizo una Maestría en Gestión de Calidad en Instituciones de Salud, lo que le permitió tener posiciones directivas en el IMSS, recibió el Premio Agapito González como Promotor Nacional de la Calidad. Ha participado como autor de varios capítulos de libros de Medicina y es autor del libro Asma en Pediatría.  SNHGE https://www.facebook.com/HistoriadoresNuevoleoneses/videos/598708828597342   H Joel Velarde     https://www.facebook.com/hjoel.velarde.7   Contacto ORCID ID https://orcid.org/0000-0002-5708-428X [email protected] www.facebook.com/angelica.murillo.5496 https://www.facebook.com/RIEHMTY IG dra.angelicamg www.ruizhealytimes.com  " ["post_title"]=> string(58) "“Cuartelazo y Traición” presenta Héctor Joel Velarde" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(50) "cuartelazo-y-traicion-presenta-hector-joel-velarde" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-08 12:25:51" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-08 17:25:51" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83085" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16266 (24) { ["ID"]=> int(83872) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-30 11:22:26" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-30 16:22:26" ["post_content"]=> string(4557) "Querida Tora: Fíjate que al chavo ese que trabaja en televisión le cayó un papel de regular tamaño, en el que tiene que interpretar a un individuo de clase bastante baja, zafio, grosero, mujeriego y abusador. No le puso peros al papel, pero su madre le dijo que él no es una persona así, y que le costaría mucho trabajo encarnarlo. Tras mucho discutir, llegaron a la conclusión de que tenía que encontrar una persona así y observarla atentamente, para impregnarse bien de su forma de actuar, de decir y hasta de mover las manos. Ese fue el verdadero problema. Pero un día que el muchacho salió al patio y vio cómo trataba el portero a uno de sus guaruras (el más feíto), se dijo “Este es el tipo que necesito”. Pero no podía estarse todo el tiempo en el patio vigilándolo, porque sólo sale a ratitos, y seguramente le molestaría que lo observara; y menos podía decirle por qué lo hacía. Afortunadamente, por la ventana de su recámara se ve la vivienda del portero (Y el chavo es uno de los pocos que verdaderamente sabe cómo se las gasta el portero en materia de muebles y de ropa), y decidió sentarse ante ella, en la oscuridad, para observarlo. Y puso manos a la obra. Perdió mucho tiempo, porque el portero se levanta tardísimo. Pero pudo ver cómo obliga a sus guaruras a sacar y planchar su ropa; y a vestirlo mientras él se toma unas “copiosas” (corrupción de la palabra “copa”, entendida como cantidad de líquido alcohólico que se sirve en una copa; entiendes, ¿verdad?). También pudo ver lo que desayuna, cosa que le indignó, sabiendo lo poco que él y su madre y muchos otros vecinos desayunan a veces. También lo pudo observar regañando a los guaruras y a las personas que le hacen la limpieza o le cocinan, y varias veces tuvo ganas de ir a pedirle cuentas por su despótica actitud para con sus sirvientes; pero la madre le aconsejó que no lo hiciera, por temor a que le ocurriera algo. Sólo interrumpió su vigilancia la noche que llegó la Flor a visitarlo a medianoche, y se encerró con él en la recámara. (no me lo vas a creer, pero en esa ocasión ni siquiera cerraron la ventana, y se vio todo). El chavo se dio cuenta de que en la vivienda de arriba y en la azotea había varias personas mirando hacia su ventana; pero él no quiso hacerlo, porque le pareció muy impropio. Luego se enteró de que hasta le habían tomado fotografías, y que ya estaban circulando en las redes sociales (y no era la primera vez). Total, que tuvo mucho material del cual echar mano. Y se puso a estudiar, a seleccionar los mejores movimientos, las formas más despectivas de hablar, de estudiar hasta los puntapiés que daba a sus guaruras cuando lo incomodaban. Y llegó el día de la grabación. Yo lo acompañé porque me cae bien, y él y su mamá me aprecian. Así que me metió al foro “para que le diera buena suerte”. Y cuando lo llamaron a hacer su escena, echó mano de todos los recursos que había reunido, seguro de que lo estaba haciendo muy bien. ¿Pero qué crees? El director le dijo que estaba exagerando, que la gente ya no se comportaba así, porque sus subordinados lo denunciarían ante la autoridad correspondiente; que ya no existían hombres como aquellos, que habían sido verdaderamente nefastos, pero que ya se había adelantado un poco en el comportamiento humano; y que presentar “eso” en televisión era ir derecho al fracaso. Y de nada valió que el chavo le explicara de dónde había sacado su material, porque el director no lo quiso aceptar y le quitó el papel. Total, que si al salir de la vecindad íbamos con el ánimo muy alto, regresamos arrastrándonos (moralmente, se entiende). Y la mamá del chavo tuvo que pasar mucho tiempo consolándolo por su “fracaso”. Lo pongo entre comillas, porque él no fracasó; él hizo las cosas como las vio en la realidad. Pero muchos creen que esa realidad ya no existe. ¿Te imaginas? Yo me acosté en el alféizar de la ventana para que desde la cama, donde cayó derrumbado, no pudiera el chavo ver lo que pasaba en la portería. Porque eso, ni él mismo lo hubiera creído. Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 284" ["post_excerpt"]=> string(173) "Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-284" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-30 11:22:26" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-30 16:22:26" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83872" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(19) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "850833ce9ff0b934ca0deba8932cf713" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
CARTAS A TORA 270

CARTAS A TORA 284

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe cartas a Tora,...

septiembre 30, 2022

“Cuartelazo y Traición” presenta Héctor Joel Velarde

La Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística, A.C., Presidente MCP. Òscar Tamez Rodríguez, presentó el libro “Cuartelazo y Traición, Crónica de...

septiembre 8, 2022




Más de categoría
CARTAS A TORA 270

CARTAS A TORA 284

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe...

septiembre 30, 2022

Ar Gorle, occidente de Bretaña

“Aunque uno sepa que hasta los remotos / confines de los piélagos ignotos / le seguirá el cortejo de...

septiembre 29, 2022

Un domingo común

Breve cuento de terror.

septiembre 29, 2022