Bardo, falsa crónica de unas cuantas verdades

“Bardo” enoja y emociona, da ternura, indignación, risa; es incongruente, repetitiva, ácida, nostálgica, profundamente emotiva, neurótica, humana.

1 de noviembre, 2022

Algo que me parecería muy sencillo, como lo es dar mi humilde opinión sobre una película, ha resultado por demás complicado. Como si quisiera explicar el secreto de la vida y basándome en el catecismo escolar, he ido de lo simple a lo más complicado; leí y vi cualquier cantidad de críticas y entrevistas al director y los personajes, tratando de encontrar empatía. Al final de este sencillo pero exhaustivo ejercicio puedo reconocer que no lo logre.

Y eso es Bardo, creo que el director se sentiría satisfecho con la confusión que ocasionó  en mí y con la falta de argumentos con la que me quedé. Bardo es una película en la que la historia va de la realidad a la ficción y de regreso, porque al final Alejandro González Iñárritu obtiene el mismo resultado de lo que pareciera ser el hilo conductor de la película y ese creo que es el verdadero final: un final abierto.

Todos queremos saber qué tiene que decir Alejandro González Iñárritu, cuál es su nueva propuesta, de antemano sabemos que viene con una producción millonaria y que después de sus multipremiadas cintas será muy difícil reinventarse y sorprender a la audiencia.

Yo como todos tenía muchas expectativas y ninguna, siendo la única asistente en la sala (siempre voy al cine a la hora de la comida los sábados que es cuando puedo escaparme un rato). Confieso que cuando vi en escena a Daniel Giménez Cacho, escuché su voz y me di cuenta de que era el protagonista, la perspectiva me cambió, apagué el celular, dejé a un lado las palomitas y me reacomodé en mi butaca sabiendo que lo que venía sería muy bueno. La primera frase que saltó a mi cabeza, “México no es un país, es un estado de ánimo”, me lo confirmó.

Puedo decir mil cosas sobre el viaje que representa dejarse poseer por esta historia sin historia y esta secuencia de viñetas y cuadros, algunos precisos y otros desdibujados, abstractos, o perfectos como un retrato, falsos, de mal gusto, artísticos, que van de lo absurdo, lo fantástico, lo teatral, escalofriante, cómico, estruendoso, íntimo, espectral, erótico, ridícula, nostálgico, incisivo pero sobre todo irracional.

Podría usar una sola palabra para conceptualizar y entender lo que es Bardo y esa idea es “Onírico”. Bardo es un sueño, un sueño inmersivo en el que el director atrapa a su espectador y le explica sin mayor pretensión cómo es la vida vista desde su interior y hacia su interior.

Si bien la crítica lo ha acusado de pretencioso, narcisista y egocéntrico, olvida la crítica que cualquier obra de arte es un diálogo del artista sobre sí mismo. Esta es y no es la excepción, admiradora como lo soy de Alejandro González Iñárritu desde su lejano en el tiempo mas no en la memoria programa del “Pavo Asesino”, creo, sin temor a estar tan equivocada, que es un profesional en la materia, mucho más que un genio.

Toda una vida dedicada al cine le han dado los elementos para crear con la mano izquierda y un piano en la otra una película de manufactura impecable, de un manejo de la cámara, el sonido, la edición y todo lo que en cine se conoce como Arte con maestría digna de todos los premios y reconocimientos.

Él admira y reconoce abiertamente que en una especie de homenaje emula a grandes directores, escritores, pintores y músicos que sin duda han marcado no solo su carrera sino su vida privada y su historia, como nos ha pasado a todos, somos una colección de lo que hemos visto, escuchado, sentido y también de lo que nos han contado. No vacila en aceptar la influencia que tienen en él y en su trabajo Fellini, Godard, Luis Buñuel, Julio Cortázar, Jorge Luis Borges, Vivian Mayer, Magritte, Giorgio de  Chirico por mencionar sólo algunos.

Tal vez la locura, la locura verdadera o sea  algo no adquirible, con la que se nace y se potencializa con los años,  la genialidad que otorga muchas veces una condición mental que no es tan disfrutable para quien la vive pero sí apetecible para quien la admira en el trabajo del artista. Es algo que tal vez no se pueda adquirir ni con todo el estudio del mundo, pero sí se puede buscar en el interior, si puede una persona introspectar lo suficiente para sumergirse hasta lo más profundo de los miedos y sentimientos y encontrar estas escenas extrañas y a veces muy difíciles de explicar, pero que hablan a la perfección para quien las quiere entender sobre la psique de cada persona.

Todos hemos soñado cosas inverosímiles, es más, empezando por mí que siempre he considerado ser una persona que vive dos realidades simultáneas pero iguales en importancia cada día; una que va de todo lo que sueño o vivo a mi manera desde que pongo la cabeza en la almohada y otra a partir de qué abro los ojos al exterior.

Y en esos sueños o distintas realidades como en los de todos, se combinan  los elementos de una forma fantástica y absurda. Todos podemos contar el clásico sueño sin pies ni cabeza en la que regresamos a la casa de la infancia, pero que ahora es una especie de playa contenida por paredes; o el sueño en el que caminamos tratando de avanzar en un espacio inhóspito en el que diferentes elementos se combinan para impedir nuestro paso.

Eso es Bardo, la historia y la particular forma de contarla de Alejandro González sin mayor pretensión que eso, decir cómo él vive su personal realidad.

Y el final es abierto y en él participamos todos los espectadores. Con el aplauso o el juicio estamos dando un final distinto para cada quién y en el que el protagonista, Silverio Gama, el alter ego de González Iñárritu, vuelve a ser el blanco de todas las opiniones y proyecciones.

Por supuesto que recomiendo ver la película, es una cátedra en todo el tema técnico, en la que por mucho lo más destacable me pareció la extraordinaria actuación de Daniel Giménez Cacho, actor de altísima factura, verdadero orgullo nacional, que logra entender los requerimientos del guion y a su vez imprime su propia realidad en cada escena.

Bardo es algo detenido en el tiempo, es un lugar sin lugar, es la ausencia de la razón y la lógica. Bardo vive dentro de todos nosotros, por muy trabajados que nos sintamos en cuestiones emocionales. Bardo enoja y emociona, da ternura, indignación, risa; es incongruente, repetitiva, ácida, nostálgica, profundamente emotiva, neurótica, humana.

Si tuviese que resumir todas mis ideas y sensaciones en pocas palabras diría que Bardo es el más que justificable intento de Alejandro González Iñárritu por decirnos cómo se siente, a través del ejercicio de extroversión, tratar de entender quién es él.

Comentarios


object(WP_Query)#18808 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(85203) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "04-01-2023" ["before"]=> string(10) "01-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(85203) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "04-01-2023" ["before"]=> string(10) "01-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18812 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18810 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18811 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "04-01-2023" ["before"]=> string(10) "01-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2023-01-04 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2023-02-01 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (85203) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18809 (24) { ["ID"]=> int(87482) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-06 11:40:58" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-06 16:40:58" ["post_content"]=> string(5364) "Querida Tora: La productora de cine cumplió su palabra y al día siguiente, muy temprano, llegaron el equipo técnico y el equipo humano para filmar la famosa escena de la ventana. El galancito resultó amigo (M¿más bien, conocido de nuestro actor de televisión) así que se abrazaron, se felicitaron mutuamente (no sé por qué) y se desearon suerte y felicidad. Pero al separarse, nuestro actor musitaba “Ya me podían haber escogido a mi. Soy mejor actor que él. Y hasta más guapo. Les hubiera cobrado menos. Esta gente no sabe lo que hace”. Pero no podía hacer nada, y tuvo que contentarse con ver la filmación. Empezaron con el galán subiendo por la enredadera para ver a su amada. Los vecinos estaban con el alma en un hilo, temiendo que el muchacho se cayera y lastimara su bello rostro (así lo decía la del 48, que había enloquecido repentinamente por él). Pero el chavo llegó con bien a la ventana, lo que le valió un aplauso de la concurrencia. Pero eso no le gustó al director, y les pidió que se abstuvieran de cualquier exclamación, porque le echaban a perder las secuencias. A espaldas del director, el chavo les agradecía los aplausos, pero en cuanto el director volteó se hizo el disimulado, y apenas si se atrevió a mandar un  beso con la punta de los dedos a la del 48, quien cayó desmayada en brazos de su vecina. La escena de la ventana tardó como cuatro horas en filmarse, porque subían y bajaban las cámaras, porque el actor pedía un vasito de agua o porque la actriz se quejaba de que su compañero abusaba con las caricias que le hacía, ya fuera que le metiera la lengua hasta la garganta o que con la mano oculta para la cámara le llegara más allá de la pantaleta (todo eso son pequeñas muestras del acoso a que someten a la mujer, y que ella no denuncia  por miedo a perder su trabajo, por miedo a que la llamen “puritana” o porque les gusta y no se atreven a decirlo.. Pero allá iba la cosa, y llegó el momento en que el padre de la chica aparece para…  No nos enteramos para qué, porque ¿quién crees que hacía el papel del padre? Pues el portero, que había exigido que le dieran un papel en la película para permitirles filmar en la vecindad. Ya te figurarás que los vecinos se quedaron patidifusos; y nuestro chavo actor más deprimido, porque estaba seguro que él podría hacer mejor el papel de padre que “ese viejo idiota”. (total, era cosa de que le pintaran unas canas y unas arrugas, y hasta les cobraría menos). Pero el portero no se había aprendido el papel, y no sabía qué decir. Y tuvieron que poner a alguien detrás de él, que le dijera las palabras que debía decir. Pero el portero no lograba escucharlo (yo creo que está medio sordo, pero no lo quiere admitir), y había que repetir todas las tomas que le hacían, porque o se quedaba mudo o decía alguna barbaridad. El director lo tomó con buen humor y dijo que luego un actor de verdad (gesto de desaprobación del portero) diría sus parlamentos, y todo arreglado. El verdadero problema surgió cuando el director quiso dar por terminada la filmación, y el portero fue a reclamar que no le habían tomado ningún “close up” (Close up = gran acercamiento, en el que la cámara toma la cara del actor y en pantalla aparece sólo eso, mostrando el rostro en todo su esplendor). Pero en el caso del portero no había ningún esplendor, como no fuera el de las mejillas mal rasuradas o los poros abiertos de su nariz. El director se negó, diciendo que la visión de ese rostro alteraría “el ambiente delicado, pleno de sentimientos honestos que emanaba de la conversación en la ventana”, y se enzarzaron en una discusión que terminó cuando el portero dio orden a sus guaruras de que rodearan a todos los miembros de la filmación y les apuntaran con sus armas. Afortunadamente, el utilero se dió cuenta de que las pistolas eran de chinampinas y se le dijo al director, por lo cual éste dió orden de salir de la vecindad a como diera lugar. Pero entonces uno de los guaruras (el más feo, que siempre quiere quedar bien con su papá) les arrebató una de las cámaras y amenazó con tirarla al patio. Entonces sí, el director ser puso pálido, pálido, y dio orden de tomarle su “close up” al portero. Este puso su cara más angelical, y aguantó los tres minutos de filmación sin mover un músculo, por lo cual el director lo felicitó. Con eso, ya pudo irse todo el equipo humano y llevarse el equipo técnico intacto. Y yo pude escuchar que el representante del productor le decía al portero que había malgastado muchos metros de película (que es muy cara) en ese estúpido “Close up”; y el director contestó que la cámara no tenía ya película, y que podía haber filmado todo lo que el portero le exigiera. Ojalá que la película salga alguna vez al mercado. Me gustaría ver cómo luce la vecindad, y la voz que le ponen al portero. Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "Cartas a Tora 295" ["post_excerpt"]=> string(173) "Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-295" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-06 11:40:58" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-06 16:40:58" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87482" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18784 (24) { ["ID"]=> int(87697) ["post_author"]=> string(3) "194" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-13 10:22:40" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-13 15:22:40" ["post_content"]=> string(4218) "Estas últimas vacaciones navideñas, junto con mi hermosa hija Martina, alias “MCFly”, de cinco años de edad, me di a la tarea de armar una ruta de atracciones para niños y recorrimos cinco establecimientos en la CDMX y alrededores que nos resultaron sumamente agradables y divertidos.  Aquí les comparto a los lectores de “Ruiz-Healy Times” este recorrido  para que lo conozcan y en algún momento lo gocen con sus pequeños (Fotos cortesía de Selene Morales y Eugenia Obregón): 1) Jump In  (SkyMall, La Cuspide):  Conocido como uno de los  mejores  Trampoline Park del país, aquí la diversión es al máximo y puedes saltar hasta en las paredes. Colmado de brincolines donde puedes jugar “quemados” y “basquetbol”; también el local cuenta con una Kid Zone, un Camino al Cielo y un Foam Pit. Mucho que hacer, durante tu estancia.  2) Granja Las Américas (Hipódromo de las Américas):  Un parque didáctico destinado al entretenimiento al aire libre, acompañado de enseñanza, aventura y amor a los animales. Muy familiar y segura, en La Granja las Américas los niños y los adultos se divierten en partes iguales, en sus diferentes experiencias. Muy recomendable…  3) Kidzania (Centro Comercial Santa Fe):   Un concepto 100 % mexicano; un increíble lugar donde los niños juegan a ser adultos. Kidzania es la réplica de una ciudad real, que incluye edificios, hospitales, restaurantes, discotecas, tiendas y más, donde tus hijos trabajarán, se esforzarán y, sobre todo, gozarán por unas horas ser mayores y responsables. Por eso mismo, está marca de entretenimiento educativo ha tenido una gran aceptación desde hace muchos años.  4) Chuck E. Cheese (Miyana Polanco): Un centro familiar, colmado de videojuegos y premios, donde las risas y la emoción de los infantes alimentan el alma. La deliciosa pizza es el sello de distinción. Un lugar ideal para celebrar el cumpleaños de tus chamacos. No dejen de ir.  5) Parque Bicentenario (Av 5 de Mayo #290):  Situado en la zona poniente de la CDMX, entre las alcaldías Azcapotzalco y Miguel Hidalgo, este imponente parque es ideal para correr, caminar y andar en bicicleta y en patines con la familia. Además, cuenta con un hermoso lago, un orquideario, un jardín botánico, museo y hasta un laberinto. Se come muy bien, también. Buen lugar para visitar los fines de semana.  " ["post_title"]=> string(34) "Atracciones para niños en la CDMX" ["post_excerpt"]=> string(46) "“Para Martina, como todo, como siempre”. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(33) "atracciones-para-ninos-en-la-cdmx" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-13 10:22:40" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-13 15:22:40" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87697" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18809 (24) { ["ID"]=> int(87482) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-06 11:40:58" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-06 16:40:58" ["post_content"]=> string(5364) "Querida Tora: La productora de cine cumplió su palabra y al día siguiente, muy temprano, llegaron el equipo técnico y el equipo humano para filmar la famosa escena de la ventana. El galancito resultó amigo (M¿más bien, conocido de nuestro actor de televisión) así que se abrazaron, se felicitaron mutuamente (no sé por qué) y se desearon suerte y felicidad. Pero al separarse, nuestro actor musitaba “Ya me podían haber escogido a mi. Soy mejor actor que él. Y hasta más guapo. Les hubiera cobrado menos. Esta gente no sabe lo que hace”. Pero no podía hacer nada, y tuvo que contentarse con ver la filmación. Empezaron con el galán subiendo por la enredadera para ver a su amada. Los vecinos estaban con el alma en un hilo, temiendo que el muchacho se cayera y lastimara su bello rostro (así lo decía la del 48, que había enloquecido repentinamente por él). Pero el chavo llegó con bien a la ventana, lo que le valió un aplauso de la concurrencia. Pero eso no le gustó al director, y les pidió que se abstuvieran de cualquier exclamación, porque le echaban a perder las secuencias. A espaldas del director, el chavo les agradecía los aplausos, pero en cuanto el director volteó se hizo el disimulado, y apenas si se atrevió a mandar un  beso con la punta de los dedos a la del 48, quien cayó desmayada en brazos de su vecina. La escena de la ventana tardó como cuatro horas en filmarse, porque subían y bajaban las cámaras, porque el actor pedía un vasito de agua o porque la actriz se quejaba de que su compañero abusaba con las caricias que le hacía, ya fuera que le metiera la lengua hasta la garganta o que con la mano oculta para la cámara le llegara más allá de la pantaleta (todo eso son pequeñas muestras del acoso a que someten a la mujer, y que ella no denuncia  por miedo a perder su trabajo, por miedo a que la llamen “puritana” o porque les gusta y no se atreven a decirlo.. Pero allá iba la cosa, y llegó el momento en que el padre de la chica aparece para…  No nos enteramos para qué, porque ¿quién crees que hacía el papel del padre? Pues el portero, que había exigido que le dieran un papel en la película para permitirles filmar en la vecindad. Ya te figurarás que los vecinos se quedaron patidifusos; y nuestro chavo actor más deprimido, porque estaba seguro que él podría hacer mejor el papel de padre que “ese viejo idiota”. (total, era cosa de que le pintaran unas canas y unas arrugas, y hasta les cobraría menos). Pero el portero no se había aprendido el papel, y no sabía qué decir. Y tuvieron que poner a alguien detrás de él, que le dijera las palabras que debía decir. Pero el portero no lograba escucharlo (yo creo que está medio sordo, pero no lo quiere admitir), y había que repetir todas las tomas que le hacían, porque o se quedaba mudo o decía alguna barbaridad. El director lo tomó con buen humor y dijo que luego un actor de verdad (gesto de desaprobación del portero) diría sus parlamentos, y todo arreglado. El verdadero problema surgió cuando el director quiso dar por terminada la filmación, y el portero fue a reclamar que no le habían tomado ningún “close up” (Close up = gran acercamiento, en el que la cámara toma la cara del actor y en pantalla aparece sólo eso, mostrando el rostro en todo su esplendor). Pero en el caso del portero no había ningún esplendor, como no fuera el de las mejillas mal rasuradas o los poros abiertos de su nariz. El director se negó, diciendo que la visión de ese rostro alteraría “el ambiente delicado, pleno de sentimientos honestos que emanaba de la conversación en la ventana”, y se enzarzaron en una discusión que terminó cuando el portero dio orden a sus guaruras de que rodearan a todos los miembros de la filmación y les apuntaran con sus armas. Afortunadamente, el utilero se dió cuenta de que las pistolas eran de chinampinas y se le dijo al director, por lo cual éste dió orden de salir de la vecindad a como diera lugar. Pero entonces uno de los guaruras (el más feo, que siempre quiere quedar bien con su papá) les arrebató una de las cámaras y amenazó con tirarla al patio. Entonces sí, el director ser puso pálido, pálido, y dio orden de tomarle su “close up” al portero. Este puso su cara más angelical, y aguantó los tres minutos de filmación sin mover un músculo, por lo cual el director lo felicitó. Con eso, ya pudo irse todo el equipo humano y llevarse el equipo técnico intacto. Y yo pude escuchar que el representante del productor le decía al portero que había malgastado muchos metros de película (que es muy cara) en ese estúpido “Close up”; y el director contestó que la cámara no tenía ya película, y que podía haber filmado todo lo que el portero le exigiera. Ojalá que la película salga alguna vez al mercado. Me gustaría ver cómo luce la vecindad, y la voz que le ponen al portero. Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "Cartas a Tora 295" ["post_excerpt"]=> string(173) "Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-295" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-06 11:40:58" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-06 16:40:58" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87482" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(15) ["max_num_pages"]=> float(8) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "4c8bcf71b3c2cfd7f606e92acc1963b2" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
CARTAS A TORA 298

Cartas a Tora 295

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe cartas a Tora,...

enero 6, 2023

Atracciones para niños en la CDMX

“Para Martina, como todo, como siempre”.

enero 13, 2023




Más de categoría
CARTAS A TORA 298

CARTAS A TORA 298

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe...

enero 27, 2023
fotografia de klaus nomi

Klaus Nomi: el alienígena de Bowie

Tras su muerte, Klaus Nomi se convirtió en una figura de culto en lugares tan dispares como Nueva York...

enero 26, 2023
Toma de protesta José Reséndiz Balderas

Toma de Protesta de la nueva Junta Directiva 2023-2024 “José Reséndiz Balderas” de la SNHGE

El pasado sábado 21 de enero tuvo lugar la Asamblea General Extraordinaria en su carácter Solemne donde se llevó...

enero 26, 2023
textos de maria del carmen maqueo

Gramática de la vida

Ésta es nuestra obligación hacia el niño; darle un rayo de luz y seguir nuestro camino. -María Montessori.

enero 24, 2023