¿Alemanes sabían del Holocausto? Documental muestra esta premisa

Una mayoría de alemanes sabía que el Holocausto estaba siendo perpetrado durante la Segunda Guerra Mundial, destacaron este jueves (03.09.2020) los productores de un nuevo y escalofriante documental. El conocido director británico Luke Holland entrevistó a más...

3 de septiembre, 2020 Nazismo

Una mayoría de alemanes sabía que el Holocausto estaba siendo perpetrado durante la Segunda Guerra Mundial, destacaron este jueves (03.09.2020) los productores de un nuevo y escalofriante documental.

El conocido director británico Luke Holland entrevistó a más de 300 ancianos alemanes y austriacos, entre los cuales muchos eran ex miembros de las SS, para rodar Final Account que se estrenará en la Mostra de cine de Venecia, reportó la agencia DW.

Holland, que falleció en junio, durante más de una década entabló amistad con antiguos nazis, logrando persuadirlos de hablar sobre aquello que sabían y revela en su monumental obra, que provocó un entusiasta aplauso de los críticos.

The Hollywood Reporter tildó el filme documental como “excepcional”, y destacó que podría ser la última ocasión de escuchar el testimonio de “participantes activos en los horrores de los campos de concentración” del nazismo.

El productor Sam Pope señaló que el increíble testimonio que obtuvo Holland fue gracias a que pasó años de su vida ganándose la confianza de estas personas.

En tanto muchos luchaban con sus conciencias, otros no se arrepintieron y estaban orgullosos de haber servido en las SS, “en la que se podía confiar al 100% en todos los hombres”, dijo uno de ellos. Otros negaron el Holocausto, aunque admitieron abiertamente que sabían de masacres. “No culpes a Hitler”, señaló uno. “La idea era correcta, pero (los judíos) deberían haber sido expulsados del país”, en lugar de matarlos, añadió.

No obstante, Pope dijo que las entrevistas con no combatientes, en particular mujeres, desmienten la idea de que era poca la gente corriente, tanto en Alemania como en Austria, que sabía lo que estaba ocurriendo. Como si fuera una muletilla, muchos afirmaban que “fue después de la guerra cuando nos enteramos de estos horribles crímenes”, declaró el productor ante periodistas.

En el epígrafe de la película, Holland, que se crió hablando alemán, y cuya familia materna murió en el Holocausto, se negó a condenar a sus entrevistados, la mayoría de los cuales tenían más de 90 años.

“Los perpetradores no nacen, se hacen”, escribió. Sin embargo, no dejó de hacer las difíciles y duras preguntas a hombres y mujeres de los que se había hecho amigo.

Comentarios


object(WP_Query)#16254 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(28680) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(28680) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16258 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16256 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16257 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-08-31 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-09-28 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (28680) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16255 (24) { ["ID"]=> int(83427) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-16 11:37:41" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-16 16:37:41" ["post_content"]=> string(4533) "Querida Tora: El otro día me pegó muy fuerte la nostalgia, y me fui a ver la nave en la que llegué a este planeta. Te acuerdas de que tuve problemas al final del viaje y que aterricé en un museo de arte moderno, ¿verdad? Pues allí quedó la nave, y era la primera vez que iba a verla. Ya la pusieron en un lugar de honor en los jardines del museo, de manera que se ve en cuanto entras. Yo la vi muy bonita, no te voy a mentir. Pero lo que de verdad me sorprendió es que tiene un rótulo que dice “Elevación  del Alma al Abandonar el Cuerpo, Desde el Punto de Vista Ateo”. Eso me hizo pensar, y pronto concluí que la han tomado por una escultura moderna de cierta importancia; porque, si no, la habrían arrumbado por ahí, en algún almacén. El título lo entiendo (Más o menos), pero me sorprende que le hayan dado un sentido esotérico; sobre todo, porque los funcionarios públicos (Y casi todos los que exponen allí son, en el fondo, funcionarios públicos) deben ser (De hecho, aunque no de derecho) irreligiosos. Así que me quedé en el museo, para pensar detenidamente en el asunto. Allí se está muy bien al sol, con poca gente (En ese momento no hay exposiciones de ninguno de los artistas taquilleros del país). Estuve pensando mucho rato, pero no llegué a ninguna conclusión. Sin embargo, oí una conversación de los empleados de limpieza, que me resultó muy ilustrativa. Una de ellas, una mujer por cierto, que parecía muy enterada de todo lo que pasaba ahí, dijo que el director del museo había visto la “escultura” en una ocasión, y que se mostró muy impresionado. Preguntó por el autor, y le contestaron que nadie lo conocía, que no sabían cómo la escultura había llegado allí ni por qué. Entonces, el director se encerró con los principales miembros del Consejo Directivo, y estuvieron varias horas hablando. Y cuando salieron, el director anunció que el museo tenía una invitación para enviar esculturas a un concurso que se iba a celebrar en un país muy lejano, que tiene muy buena prensa en cuanto a arte se refiere, y que el museo no contaba con ninguna pieza digna de entrar al concurso; y que, por lo tanto, había decidido enviar la pieza incógnita (Así le llamó a la nave, figúrate). Pero como no podía enviar una pieza de autor desconocido, iba a decir que era suya. Todos le aplaudieron. Y luego, en privado, lo felicitaron por esa muestra de desprendimiento y de amor al arte y a su país al firmar con un nombre tan importante una pieza desconocida. Enviaron la nave tal como estaba, sucia por el viaje y hasta un poco oxidada. Y la “pieza” participó en el concurso, ganó el Primer Premio, el Segundo y el Tercero, y varias asociaciones artísticas de aquel país le entregaron reconocimientos y medallas. Y acababa de regresar aquí después de un viaje por varios museos importantísimos de todo el mundo. El director no había regresado todavía. El país anfitrión le envió dos boletos para que él y su esposa asistieran al evento; pero él exigió boletos para sus tres hijos, porque quería que los niños presenciaran el “emotivo momento” que se daría si la obra obtenía algún premio. Le dieron los tres boletos. Pero luego, el director logró que el gobierno de este país le otorgara una extensión para que durante el viaje de regreso pudiera visitar algunos importantes países como emisarios culturales de alta categoría (Eso de la “alta categoría” no sé cómo se lo creyeron, porque el mentado director no ha producido ni una sola obra de arte digna de tal nombre. Pero el presupuesto de este país da para eso y para mucho más). Total, que el museo está esperando al director y su corte para hacerle un recibimiento digno del embajador cultural tan importante en que se ha convertido, y ya están haciendo los preparativos para el evento. Yo no pienso asistir a la celebración, porque temo enfermarme al oir los discursos y presenciar el besamanos. Algún día se descubrirá la verdad y, como se dice vulgarmente, al freir será el reir. Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 282" ["post_excerpt"]=> string(182) "Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-282" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-16 11:37:41" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-16 16:37:41" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83427" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16226 (24) { ["ID"]=> int(83662) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-23 11:01:00" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-23 16:01:00" ["post_content"]=> string(4906) "Querida Tora: Estoy muy triste. Y me siento mal. Han pasado algunas cosas difíciles en la vecindad, y en la última tuve participación. Ya no sé si fue por mi voluntad o no; pero lo hice, y aunque todos los días me arrepiento, a veces pienso que hice bien. Te lo voy a contar, y juzga tú, con esa inteligencia tan desarrollada que tienes. Vino una señora a vivir al 63, allá en el fondo, en las viviendas más pequeñas y más incómodas. Era una señora grande (no sé de cuántos años, pero eran muchos). Y trajo a una hija (yo creo que era nieta, por la enorme diferencia de edades que había entre ellas). Pero la muchacha estaba mal, bastante mal: no sostenía la cabeza erguida, no hablaba, las manos no la obedecían, había que ayudarla a comer, y lo único que hacía era sonreír (A veces). Me cayó bien la señora, por la devoción con que la cuidaba y el amor que le tenía, así que de vez en cuando le lamía las manos. En la vecindad también causó buena impresión, y las vecinas la ayudaban cuanto podían. Pero la señora se veía cada día más cansada y con menos fuerzas para atenderla. Además, cada día comían menos, y más mal. La cosa se fue deteriorando, aunque la señora hacía lo posible para que nadie se diera cuenta. Pero era evidente que ya no podía con  el paquete. (Es una  forma de expresión. No es que esté yo llamando “paquete” a la muchacha, no soy tan majadero). Yo empecé a llevarle algo de la comida que me echaban, aunque fueran pellejos. Yo creo que ella se dio cuenta, porque a veces me miraba como con agradecimiento, y se formó una especie de vínculo entre los dos. El caso es que yo pasaba todas las noches a desearles buenas noches (A la manera de los gatos, claro) y ella me acariciaba el lomo y, a veces, hasta me besaba, El caso es que la semana pasada entré como a las diez de la noche y encontré a la muchacha muy inquieta, llena de angustia. Y vi a la señora tirada en el suelo, respirando a duras penas, y casi sin poder moverse; tenia en la mano un frasco de medicinas, y se veía que se la quería dar a la hija (O nieta, o lo que fuera). Yo me acerqué a ayudarle, pero alcancé a leer la etiqueta del frasco, y vi que se trataba de un poderoso veneno. Al instante reaccioné, empujando el frasco fuera del alcance de la señora. Pero ella emitió un quejido tan intenso, tan sobrecogedor, que me quedé paralizado; y vi que con los ojos me decía que se lo diera a la chava. Yo negué con la cabeza (fue algo totalmente inconsciente, te lo juro). Y entonces ella, con voz que apenas se podía oír, dijo: “Me estoy muriendo… No tengo a nadie que se haga cargo de Violeta (así se llamaba la enfermita)… Me la quiero llevar… Su vida ha sido un infierno, y siempre estará mejor en el otro lado…”. Le faltaron las fuerzas, y no pudo decir nada más. Pero con los ojos me suplicaba que la ayudara. Fue muy difícil, pero había una súplica tan profunda, tan fuerte en aquellos ojos, que tuve que obedecer. Y como pude… La verdad, tomé por un momento mi forma original y le di dos pastillas a Violeta con un vaso de agua. ¿Y qué crees? La chava me sonrió como si comprendiera lo que estaba pasando, y hasta me pasó la mano por el lomo (el único gesto consciente que le vi hacer en todo el tiempo que la traté). Y allí me quedé, pensando que, a lo mejor, mi presencia allí les ayudaba a vivir el trance por el que estaban pasando. Y, efectivamente, poco a poco se fueron  quedando quietas, tranquilas, como si ya hubieran obtenido lo que deseaban. Entonces, fui a llamar a uno de los guaruras… No sabía cómo hacerme entender, Pero afortunadamente, la señora había dejado abierta la puerta de la vivienda (Yo creo que lo hizo a propósito, para que las descubrieran lo antes posible). Le mordí el pantalón y quise arrastrarlo al departamento, pero no me hacía caso. Entonces me enfurecí y le mordí la pierna; y como sé que en el fondo me tiene un poco de miedo, lo fui conduciendo a la vivienda (Me llevé un par de puntapiés, pero no me importó), y así fue como la vecindad se enteró de lo que había pasado (Pero no de cómo había pasado). Entre todos los vecinos (y exceptuando al portero, porque los guaruras sí cooperaron) pagaron el entierro. Y hasta guardaron unos días de luto por ellas. Yo me abstuve una semana de maullarle a la luna. No podía hacer otra cosa. Cuando vuelva, ya me dirás lo que piensas del asunto. Te quiere. Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "Cartas a Tora 283" ["post_excerpt"]=> string(180) "Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-283" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-23 11:01:00" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-23 16:01:00" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83662" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16255 (24) { ["ID"]=> int(83427) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-16 11:37:41" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-16 16:37:41" ["post_content"]=> string(4533) "Querida Tora: El otro día me pegó muy fuerte la nostalgia, y me fui a ver la nave en la que llegué a este planeta. Te acuerdas de que tuve problemas al final del viaje y que aterricé en un museo de arte moderno, ¿verdad? Pues allí quedó la nave, y era la primera vez que iba a verla. Ya la pusieron en un lugar de honor en los jardines del museo, de manera que se ve en cuanto entras. Yo la vi muy bonita, no te voy a mentir. Pero lo que de verdad me sorprendió es que tiene un rótulo que dice “Elevación  del Alma al Abandonar el Cuerpo, Desde el Punto de Vista Ateo”. Eso me hizo pensar, y pronto concluí que la han tomado por una escultura moderna de cierta importancia; porque, si no, la habrían arrumbado por ahí, en algún almacén. El título lo entiendo (Más o menos), pero me sorprende que le hayan dado un sentido esotérico; sobre todo, porque los funcionarios públicos (Y casi todos los que exponen allí son, en el fondo, funcionarios públicos) deben ser (De hecho, aunque no de derecho) irreligiosos. Así que me quedé en el museo, para pensar detenidamente en el asunto. Allí se está muy bien al sol, con poca gente (En ese momento no hay exposiciones de ninguno de los artistas taquilleros del país). Estuve pensando mucho rato, pero no llegué a ninguna conclusión. Sin embargo, oí una conversación de los empleados de limpieza, que me resultó muy ilustrativa. Una de ellas, una mujer por cierto, que parecía muy enterada de todo lo que pasaba ahí, dijo que el director del museo había visto la “escultura” en una ocasión, y que se mostró muy impresionado. Preguntó por el autor, y le contestaron que nadie lo conocía, que no sabían cómo la escultura había llegado allí ni por qué. Entonces, el director se encerró con los principales miembros del Consejo Directivo, y estuvieron varias horas hablando. Y cuando salieron, el director anunció que el museo tenía una invitación para enviar esculturas a un concurso que se iba a celebrar en un país muy lejano, que tiene muy buena prensa en cuanto a arte se refiere, y que el museo no contaba con ninguna pieza digna de entrar al concurso; y que, por lo tanto, había decidido enviar la pieza incógnita (Así le llamó a la nave, figúrate). Pero como no podía enviar una pieza de autor desconocido, iba a decir que era suya. Todos le aplaudieron. Y luego, en privado, lo felicitaron por esa muestra de desprendimiento y de amor al arte y a su país al firmar con un nombre tan importante una pieza desconocida. Enviaron la nave tal como estaba, sucia por el viaje y hasta un poco oxidada. Y la “pieza” participó en el concurso, ganó el Primer Premio, el Segundo y el Tercero, y varias asociaciones artísticas de aquel país le entregaron reconocimientos y medallas. Y acababa de regresar aquí después de un viaje por varios museos importantísimos de todo el mundo. El director no había regresado todavía. El país anfitrión le envió dos boletos para que él y su esposa asistieran al evento; pero él exigió boletos para sus tres hijos, porque quería que los niños presenciaran el “emotivo momento” que se daría si la obra obtenía algún premio. Le dieron los tres boletos. Pero luego, el director logró que el gobierno de este país le otorgara una extensión para que durante el viaje de regreso pudiera visitar algunos importantes países como emisarios culturales de alta categoría (Eso de la “alta categoría” no sé cómo se lo creyeron, porque el mentado director no ha producido ni una sola obra de arte digna de tal nombre. Pero el presupuesto de este país da para eso y para mucho más). Total, que el museo está esperando al director y su corte para hacerle un recibimiento digno del embajador cultural tan importante en que se ha convertido, y ya están haciendo los preparativos para el evento. Yo no pienso asistir a la celebración, porque temo enfermarme al oir los discursos y presenciar el besamanos. Algún día se descubrirá la verdad y, como se dice vulgarmente, al freir será el reir. Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 282" ["post_excerpt"]=> string(182) "Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-282" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-16 11:37:41" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-16 16:37:41" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83427" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(19) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "b2caaa6ac38bed4214935974e7650682" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

CARTAS A TORA 282

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas...

septiembre 16, 2022

Cartas a Tora 283

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas...

septiembre 23, 2022




Más de categoría

Cartas a Tora 283

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días...

septiembre 23, 2022

Balduino, Fidei Defensor

“I will not cease from mental fight, /  nor shall my sword sleep in my hand / till we...

septiembre 22, 2022

Programa Mujer en UPG radio

Agradezco la invitación de mí estimada amiga Mayela Rodríguez, Conductora del Programa de Radio “Mujer” de la Universidad Pedro...

septiembre 22, 2022
Brian Palma

Brian de Palma

Brian de Palma es uno de los directores que han revolucionado la manera de hacer cine.

septiembre 22, 2022