SINIESTRA INVESTIGACIÓN con ANIMALES.

Uno de los grandes desafíos de la medicina contemporánea es el entendimiento de las reacciones y los procesos que se efectúan en el sistema nervioso, especialmente en el cerebro. De ello depende la solución de muchos problemas...

10 de agosto, 2021 SINIESTRA INVESTIGACIÓN con ANIMALES.

Uno de los grandes desafíos de la medicina contemporánea es el entendimiento de las reacciones y los procesos que se efectúan en el sistema nervioso, especialmente en el cerebro. De ello depende la solución de muchos problemas clínicos, emocionales y conductuales. La industria farmacéutica ha provisto una gran cantidad de substancias que alivian los trastornos y desajustes de una inmensa mayoría de pacientes, pero también existen otros problemas que requieren una pronta acción.  Es irónico que esta industria provea soluciones prácticas y eficientes y que también está marcada con un aspecto obscuro que tiene que ver con la investigación y la dosificación de las drogas que están en la fase del desarrollo. Los laboratorios encargados de esta lúgubre tarea deben utilizar animales vivos para ensayar los efectos y las dosis para así determinar el alivio a la disfunción o al trastorno que aqueja al paciente.

Los bioensayos se llevan a cabo en condiciones experimentales, usando ratas, conejos, gatos, peces y principalmente monos. Estos últimos son los preferidos por una razón muy simple; la enorme similitud genética que existe con los humanos.  

Es importante recalcar que esta práctica no es la más justa ni la más aceptable para resolver este círculo vicioso de disfuncionalidad y estado normal, pero desafortunadamente ha sido el recurso más pragmático y ventajoso que el hombre ha podido implementar basándose en actuales desarrollos microelectrónicos, programas de computación, estandarización de los animales, etc. y han considerado las siguientes alternativas:

  • Simulación de los procesos en computadora. Aplicación de Inteligencia Artificial.
  • Bioensayos tipo los antiguos cultivos de tejidos o cámaras reactivas suplementadas con microelectrodos y otros detectores apropiados.
  • Inserción de microchips en el cuerpo de los pacientes
  • Inyecciones de materiales inocuos con capacidad para transmitir señales electrónicas, etc. 

Es necesario enfatizar que mucha de esta tecnología esta en desarrollo y que pronto podrá rendir óptimos resultados. Todas estas novedades tecnológicas y la enérgica protesta mundial de los Grupos en Pro de los Derechos de los Animales han ocasionado que países como los Estados Unidos y algunos europeos consideren disminuir el número de bioensayos utilizando primates u otros animales.

Desafortunadamente, no es una solución que haya sido plenamente compartida por otros países como China y Japón, quienes por el contrario, han aumentado en forma exorbitante el número de bioensayos.

En 2014, la organización alemana en Pro de los Derechos de los Animales SOKO Tierschutz infiltró el laboratorio de Nikos Logothetis un investigador de neurociencias del Max Planck Institute en Tübingen y plantó una cámara que filmó cerca de 100 horas alternadas durante 6 meses, ya editadas las exhibió por televisión. El escándalo no se hizo esperar. Casi de inmediato, el laboratorio del Dr. Logothetis estuvo a punto de ser invadido, él y su familia fueron amenazados constantemente por una muchedumbre, hasta que se vio obligado a anunciar su salida del país en el 2020. La familia emigró a Shanghai, temporalmente al laboratorio del Dr. Mu-ming Poo en el Shanghai Institute of Neuroscience, uno de los centros más prestigiosos a nivel mundial. Esta institución adquirió relevancia en 2018 cuando surgió el reporte de la producción de primates clonados mediante el uso de la metodología de la ingeniería genética.  De acuerdo con las declaraciones del Dr. Poo, el objetivo de los programas fue producir seres con fisiología muy semejante al Homo sapiens para poder diagnosticar y tratar la patología de cualquier enfermedad a la brevedad posible.1  

Para nadie es un secreto que los intereses político-militares de China están enfocados en la fabricación de armas novedosas que incapaciten al enemigo, la alteración de las funciones y procesos mentales son un mecanismo muy efectivo para conseguirlo. Para ello es necesario contar con la materia prima del proceso que vienen siendo los primates transgénicos producidos en el laboratorio.2

No hace falta enfatizar que el tema del uso de animales en la investigación científica es muy controvertido ya que existen muchos elementos interrelacionados. He aquí algunos: la ética, la ciencia (neurociencia, toxicología, farmacología, patología, etc), la política, la empresa privada, los empresarios visionarios, la economía, etc.

 La tecnología desarrollada en el campo cibernético también juega un papel fundamental en el registro y la transmisión de la información. La combinación de todos los factores anteriores nos permitirá seleccionar alternativas más propicias para los animales y para nosotros mismos, porque tal pareciera que ambos somos la materia prima de esta crítica y difícil etapa experimental.

REFERENCIAS:

1 Anónimo. Monkey Business. The Economist. July 24, 2021.

2 Anónimo. Brainstorming. The Economist. July 24, 2021.

Correo electrónico: [email protected].

.

 

 

 

Comentarios


Primero Google Bard, ahora Gemini

Primero Google Bard, ahora Gemini

Google Bard y Google Gemini son dos herramientas de lenguaje valiosas con diferentes fortalezas y debilidades. La elección del modelo adecuado dependerá...

febrero 16, 2024
Inteligencia artificial: nueva capa de desigualdad

Inteligencia artificial: nueva capa de desigualdad

El acceso a Internet se ha convertido en una herramienta crucial para el aprendizaje, la comunicación y el acceso a la información.

febrero 12, 2024




Más de categoría
¿Son seguras las nanotecnologías?

¿Son seguras las nanotecnologías?

Las nanotecnologías ya son protagonistas de nuestro día a día. Existen más de 11 000 productos comerciales presentes en multitud de sectores...

febrero 29, 2024
El impacto de la Inteligencia Artificial en el entorno empresarial

Inteligencia artificial y robótica al servicio de la fisioterapia

Autor: Pablo Terrón Manrique Profesor Doctor Facultad de Salud, Universidad Francisco de Vitoria. La robótica y la inteligencia artificial...

febrero 28, 2024
Grupo Intergubernamental de expertos sobre cambio climático

En 2023 el mundo superó la barrera de 1.5°c  planteado en el Acuerdo de París

El panorama en México para 2024 no luce halagüeño, la sequía y la falta de agua en el centro...

febrero 27, 2024
A qué distancia estamos, científicamente, de leer los pensamientos

A qué distancia estamos, científicamente, de leer los pensamientos

El 29 de enero, Elon Musk publicaba en X el éxito de la primea intervención quirúrgica implantando un dispositivo desarrollado...

febrero 19, 2024