La reina kazaja de la piratería científica

Es bien sabido en el ámbito científico que el máximo grado de conocimientos y bibliografía actualizada se obtiene de las revistas científicas. Hay varias muy famosas: Nature, The Lancet, New England Journal of Medicine, Science, Cell, entre...

4 de junio, 2021

Es bien sabido en el ámbito científico que el máximo grado de conocimientos y bibliografía actualizada se obtiene de las revistas científicas. Hay varias muy famosas: Nature, The Lancet, New England Journal of Medicine, Science, Cell, entre varias más. Lo que las une es que pecan de altos costos de acceso. Un artículo promedio de una de estas revistas (claramente descartando los de acceso gratuito, como los de COVID-19) tiene un costo de entre 20 y 40 dólares. Ello es realmente desconcertante, tomando en cuenta que los autores no reciben paga alguna, incluso en ocasiones tienen ellos mismos que pagar para que su artículo sea revisado sin que se tenga la garantía de que se aprobará para su publicación.

Un investigador realiza su trabajo de divulgación científica sin esperar un beneficio económico por parte de las revistas que publican sus artículos. El incentivo es el prestigio en el mundo científico, además del “amor a la ciencia” y de los obvios beneficios que un artículo de esta índole puede traer, desde el manejo de una enfermedad nueva hasta el descubrimiento de la composición del ADN.

Esta problemática ha llevado a universidades y centros de investigación a tener que pagar cantidades exorbitantes para poder dar acceso a su alumnado y personal a una gama reducida de revistas científicas, pues tenerlas todas sería económicamente inviable. Si se necesita un artículo de una revista a la que la universidad no tiene acceso, el alumno debe pagar por ello. Y es así como gran parte de los científicos y universidades se encontraban hasta el inicio de la década pasada: con una limitada cantidad de bibliografía para realizar sus actividades científicas.

En 2011, una programadora kazaja llamada Alexandra Elbakyan fundó el sitio Sci-Hub destinado al acceso libre a cualquier artículo científico de cualquier revista especializada. Hasta el momento, Alexandra ha ayudado a obtener más de 1000 millones de artículos científicos repartidos por toda la comunidad científica y académica. Medios como The New York Times, Ars Technica y Nature han hablado de su relevancia por la posibilidad de poder tener información fiable, científica y actualizada para todos. Lamentablemente, Alexandra ha tenido situaciones críticas con varios agentes de justicia, como el FBI en 2021 (que pidió a Apple sus datos que tenía en dicha plataforma para investigarlos) y el Departamento de Justicia de Estados Unidos en 2019 (donde estuvo bajo investigación por supuestos nexos con la rama de inteligencia del ejercito ruso), además de varias demandas.

Debido a lo anterior, un grupo de archivistas en la red social Reddit han propuesto formas de descentralizar Sci-Hub, haciendo que los servidores de esta página se encuentren en diferentes lados del mundo y sea imposible que puedan cerrar la página, tal como The Pirate Bay (una página destinada a la descarga de torrents de películas, libros, música y otros) y Library Genesis (página con más de 3 millones de libros y artículos científicos) han tratado de hacer a lo largo de estos años para, ultimadamente, dar acceso gratuito y sin límites de información.

Los beneficios de Sci-Hub, a pesar de que claramente incurren en varias jurisdicciones a delitos de piratería, son incalculables, y más en una situación de pandemia, pues una gran cantidad de científicos pudieron obtener los últimos avances en información y bibliografía complementaria respecto al virus SARS-CoV-2 y su enfermedad COVID-19. Además, un sinfín de tareas, presentaciones, tesis, tesinas, exámenes profesionales, tratamientos de pacientes, descubrimientos y conocimientos han sido posibles gracias a esta plataforma.




Atreviéndome con el lector a dar mi opinión, yo no tengo más que agradecer a Alexandra por el gran beneficio al gremio científico que su plataforma ha dado.  Espero que así como el internet está adquiriendo el carácter de derecho humano, el acceso a la información científica también lo sea y no se necesiten de plataformas de terceros para poder tener acceso a los tratamientos de un paciente, las últimas noticias relevantes al mundo científico o al simple hecho de informarnos.

Comentarios
object(WP_Query)#17820 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(2) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(66283) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "19-05-2021" ["before"]=> string(10) "16-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(2) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(66283) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "19-05-2021" ["before"]=> string(10) "16-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(20) "ciencia-y-tecnologia" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17807 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(2) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(2) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17798 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17803 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "19-05-2021" ["before"]=> string(10) "16-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(462) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-05-19 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-06-16 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (66283) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (2) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17810 (24) { ["ID"]=> int(66702) ["post_author"]=> string(2) "23" ["post_date"]=> string(19) "2021-06-10 10:03:24" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-06-10 15:03:24" ["post_content"]=> string(6200) "La vida es compleja. Esta sencilla pero muy válida afirmación nos ha servido para aceptar que para entender cómo funciona nuestro alrededor tenemos que aceptar que existen una cantidad infinita de sistemas que están interconectados para ofrecer diferentes tipos de resultados que nos impactan de diferente manera. Además, estos resultados se van alterando conforme existen cambios internos de diferente tipo entre los mismos sistemas, y entre las conexiones de todos los sistemas. De ello nace la ciencia de redes, más allá de la explotación de los datos que hoy nos permite el avance de la ciencia, la tecnología y la innovación.  De acuerdo con Wikipedia, la ciencia de redes “es un campo académico que estudia redes complejas, tales como redes de telecomunicaciones, redes informáticas, redes biológicas, redes semánticas y cognitivas, y redes sociales, considerando distintos elementos o actores representados por nodos (o vértices) y las conexiones entre los elementos o actores como enlaces (o aristas). El campo se basa en teorías y métodos que incluyen la teoría de grafos de las matemáticas, la mecánica estadística de la física, la minería de datos y la visualización de la información de ciencias de la computación, la estadística inferencial de la estadística y la estructura social de la sociología”. El Consejo Nacional de Investigación de Estados Unidos define la ciencia de redes como “el estudio de las representaciones como red de fenómenos físicos, biológicos y sociales que conducen a modelos predictivos de estos fenómenos”. De acuerdo a la Dra. Georgina Hernández Montes (https://bit.ly/3cpcLAc), es tan fácil como mirar a nuestro alrededor para comprobar que existen estos sistemas complejos, como en lo económico, donde millones de personas interactúan para producir bienes y servicios para que una empresa, ciudad, región, país y sistema mundial funcione hasta a veces de manera ordenada y adecuada. Uno de los ejemplos más claros, retadores y alentadores son los sistemas de telecomunicaciones (millones de celulares, computadoras y satélites) que capturan y procesan información información (datos) de todo tipo de los sistemas económicos, políticos, sociales, biológicos, de movilidad, de hábitos y comportamientos, y demás. La buena noticia es que ya podemos conocerlos a una profundidad suficiente para  interpretarlos y poder aprender de ellos y hasta predecir resultados. Dice la Dra. Hernández que por ello que su “comprensión, descripción matemática y eventual control es uno de los principales retos tanto intelectuales como científicos de nuestra época”. Agrega, “los sistemas complejos tienen tres características que los definen: 1) el comportamiento emergente, 2) la emisión y procesamiento de la información y 3) la adaptación al entorno. Matemáticamente se dice que estas interrelaciones están marcadas por un principio de carácter no lineal, lo que indica que esta interacción produce un estado constante de inestabilidad. Sin embargo, a partir de estas interacciones internas emerge un comportamiento colectivo y auto organizado. Uno de los intereses científicos y económicos -de nuestra época- es comprender, predecir y controlar estos sistemas”. Existen varios ejemplos que prueban la utilidad y valor de la ciencia de redes. Uno de ellos es la comprensión de la expansión de las pandemias a partir del brote de de la influenza H1N1. Gracias a que pudimos entender el sistema de transporte de los contagios es como pudimos predecir y controlar su curso y evolución, elementos claves para el actual control del covid-19. Hasta antes del año 2000, el estudio de los modelos epidemiológicos estaba basado básicamente en el comportamiento de las personas y sus entornos. Esta ciencia de redes ha sido muy útil para mejorar y potenciar a las organizaciones, pues estudia y analiza los datos más allá de las jerarquías, y encuentra las relaciones y redes informales donde se produce la colaboración, el conocimiento y la mayor productividad. Lo mismo se empieza a aplicar para resolver el combate a la delincuencia organizada, pues sus bases están en la distribución de sus productos y sus finanzas, ambos elementos posibles de entender, aprender, controlar, predecir y resolver. Pronto veremos resultados sorprendentes producto de la ciencia de redes en nuestras ciudades, gobiernos, organizaciones y mercados. De ahí la importancia de seguir apoyando con recursos a la ciencia, la tecnología y la innovación. Sin conocimiento no hay progreso sostenible. Te puede interesar:e-Estonia, un gobierno digital exitoso Contacto: www.marcopaz.mx, [email protected], Twitter: @marcopazpellat, www.facebook.com/MarcoPazMX, www.ForoCuatro.tv y www.ruizhealytimes.com  " ["post_title"]=> string(16) "Ciencia de redes" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(16) "ciencia-de-redes" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-06-10 10:03:24" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-06-10 15:03:24" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=66702" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17712 (24) { ["ID"]=> int(65764) ["post_author"]=> string(2) "57" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-24 12:04:30" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-24 17:04:30" ["post_content"]=> string(9216) "Hace muchos años, pediatras norteamericanos y canadienses quedaron horrorizados al recibir entre sus pacientes a niñas entre 8 y 10 años con desarrollos de senos y vello púbico, algunas de ellas inclusive con señales de menstruación incipiente. Aparte de lo aberrante, este problema era un gran misterio y un asunto muy engorroso por la condición de las pequeñas pacientes. El incidente empezó a resolverse cuando un gran número de pacientes en Michigan literalmente invadieron los consultorios de los pediatras. Más tarde se supo que la porción colindante en Canadá tuvo el mismo problema. Este grave accidente sucedió en 1973 y fue un escándalo a nivel nacional que se inició en la planta de Velsicol Chemical Company, productores de Fire Master, un producto para retardar incendios y al mismo tiempo producían Nutri Master, un suplemento nutritivo para ganado. Ambos productos se mezclaron accidentalmente y fueron a parar a las granjas de las zonas aledañas. Las vacas se alimentaron de la mezcla sin sufrir ninguna molestia sino todo lo contrario: ganaron peso y produjeron mayores volúmenes de leche que fueron consumidos por 6.5 millones de personas en las zonas periféricas.1 Obviamente, los operarios no intuyeron la desgracia que habían causado. Tampoco imaginaron las causas ni los efectos de la contaminación alimenticia. Lo único que notaron fueron los beneficios adquiridos en sus animales. Pronto se descubrió que la naturaleza química de esos desechos industriales eran moléculas de PBB (un bifenilo polibrominado) un producto usado como retardante del fuego que empezaba a aplicarse a los muebles. Este fue solo el principio de una interminable crisis ambiental que nos ha asediado durante mucho tiempo y que no parece tener fin mientras nosotros los humanos consumidores no cedamos en nuestras expectativas y exigencias de confort y bienestar que nos ofrece la vida moderna. Tiempo y dinero son factores muy importantes en nuestra existencia; para conseguirlos necesitamos rodearnos de satisfactores que nos ayuden a resolver nuestros complejos problemas. Uno de esos satisfactores indispensables en nuestra vida diaria son los plásticos. Nada más miren a su alrededor, estos productos son sintéticos, han sido creados por el hombre que cada vez más ha perfeccionado la producción y la comercialización que literalmente están en todas partes.    Revisemos rápidamente algunos aspectos de la química de los plásticos. Como se dijo anteriormente, son productos sintéticos de larguísimas cadenas de polímeros de vinilo que están entremezcladas con otros agentes químicos llamados plastificantes, que les confieren muchas de las características tan positivas y útiles que poseen los plásticos. El éster del ácido ftálico es el alma del cloruro de polivinilo que le confiere las siguientes propiedades: la flexibilidad, la maleabilidad, la transparencia, la resistencia, la vida útil del producto, etc. Todo esto se traduce en color, textura, apariencia, aroma, accesorios, muebles, artículos biomédicos, implantes, envolturas, envases, pegamentos, jabones, perfumería, fijadores de pelo, etc. que usamos constantemente.  La producción de ftalatos actualmente es de 7.5 millones de toneladas, pero cada año se registra un incremento ascendente.   Los ftalatos tienen la estructura molecular de ésteres, lo cual indica una gran capacidad de reacción con el agua y otros productos metabólicos; además, los dos anillos bencénicos tienen gran similitud con la estructura molecular de varias hormonas y otras moléculas reguladoras de los procesos reproductivos, lo cual le facilita la interacción por competencia. Cuando los ésteres de ftalato invaden los sitios de las reacciones y alteran otros radicales metabólicos u otros agentes reguladores se produce un trastorno o la disfunción a nivel corporal. Estos radicales afectan sitios específicos de las membranas celulares y nucleares, de manera que pueden interaccionar con ácidos nucleicos causando serias fallas que pueden ocasionar anormalidades en los óvulos o en los espermatozoides y/o también pueden desviar las funciones endocrinas relacionadas con los procesos de la reproducción 2. El problema original se manifestó con más evidencia en las características sexuales de las niñas; sin embargo, los niños también sufrieron cambios en el desarrollo de sus testículos, solo que fueron muy discretos. Uno de los problemas actuales de gran importancia en todo el mundo es la infertilidad en los varones. Endocrinólogos y Especialistas en Reproducción han estado reportando una severa disminución en la calidad y la cantidad de los espermatozoides producidos en los últimos 20 años. Los volúmenes eyaculados son menores y la movilidad y actividad de los espermas dista mucho de alcanzar los estándares establecidos. Los análisis ambientales en diferentes partes, climas, culturas y sitios en el mundo han revelado que los ftalatos se encuentran en todas las muestras, es decir están en todas partes. Estos resultados no son nada extraños si consideramos que estamos literalmente saturados de plásticos, somos cautivos de una cultura retrógrada que consume plásticos o derivados de ellos en la carne, a través de las hormonas administradas a las reses y pollos para la producción de carne y leche. Otro aspecto muy negativo es que los ftalatos tienen una alta presión de vapor y, por lo tanto, son fácilmente inhalados, de hecho, el olor a coche nuevo corresponde al clásico aroma de esta molécula. Los ftalatos también pueden invadir nuestro organismo a través de la piel, muchos productos usados en nuestro aseo diario son una fuente de contaminación. Muchos de los catéteres usados en venoclisis u otras pequeñas curaciones que se lleven a cabo en cualquier consultorio también representan una dosis de ftalato ya que éste se disuelve fácilmente en cualquier líquido.  Todo parece indicar que nuestras posibilidades de éxito para resolver este problema son muy limitadas. Los endocrinólogos ofrecen algunas sugerencias para tratar de compensar el desajuste ocasionado por los ftalatos pero es difícil. Nuestra genética reacciona en diferente forma, nuestros sistemas digestivos actúan de acuerdo con otros sistemas que pudieron haber sido afectados durante nuestra gestación. En fin, cada caso es muy específico y debe ser atendido a la mayor brevedad posible por un médico competente, de preferencia un pediatra endocrinólogo que tenga experiencia en estos problemas.     Este es un problema derivado de nuestro exceso de confianza y la falsa certeza de que podremos resolver cualquier problema, la verdad es que no, no podemos. Es lamentable que no exista una solución y que solo el sentido común sea aplicable en esta ocasión.  Lo más recomendable sería apegarse a una manera simple de vivir, evitando el mundo sintético hasta donde sea posible (consumo de comida enlatada, comida contenida en plásticos, evitar alimentos procesados, evitar carnes y productos lácteos de dudosa calidad y aplicar todo lo que tu cerebro te indique como una buena práctica para manejar tus hábitos y tu bienestar). REFERENCIAS:
  1. Jeffrey Kluger. Little Women. TIME. October 31, 2011.
  2. Henrieta Hlisnikova et. al. Effects and Mechanisms of Phthalates’ Action on Reproductive Processes and Reproductive Health: Literature Review. 
   International Journal. Environmental Research on Public Health. 2020. Vol. 17 Issue                                               18, 6811. Antonio G. Trejo                                        Correo electrónico: [email protected] Mayo 21, 2021." ["post_title"]=> string(19) "INCÓMODO DESPERTAR" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(18) "incomodo-despertar" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-24 12:04:30" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-24 17:04:30" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=65764" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17810 (24) { ["ID"]=> int(66702) ["post_author"]=> string(2) "23" ["post_date"]=> string(19) "2021-06-10 10:03:24" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-06-10 15:03:24" ["post_content"]=> string(6200) "La vida es compleja. Esta sencilla pero muy válida afirmación nos ha servido para aceptar que para entender cómo funciona nuestro alrededor tenemos que aceptar que existen una cantidad infinita de sistemas que están interconectados para ofrecer diferentes tipos de resultados que nos impactan de diferente manera. Además, estos resultados se van alterando conforme existen cambios internos de diferente tipo entre los mismos sistemas, y entre las conexiones de todos los sistemas. De ello nace la ciencia de redes, más allá de la explotación de los datos que hoy nos permite el avance de la ciencia, la tecnología y la innovación.  De acuerdo con Wikipedia, la ciencia de redes “es un campo académico que estudia redes complejas, tales como redes de telecomunicaciones, redes informáticas, redes biológicas, redes semánticas y cognitivas, y redes sociales, considerando distintos elementos o actores representados por nodos (o vértices) y las conexiones entre los elementos o actores como enlaces (o aristas). El campo se basa en teorías y métodos que incluyen la teoría de grafos de las matemáticas, la mecánica estadística de la física, la minería de datos y la visualización de la información de ciencias de la computación, la estadística inferencial de la estadística y la estructura social de la sociología”. El Consejo Nacional de Investigación de Estados Unidos define la ciencia de redes como “el estudio de las representaciones como red de fenómenos físicos, biológicos y sociales que conducen a modelos predictivos de estos fenómenos”. De acuerdo a la Dra. Georgina Hernández Montes (https://bit.ly/3cpcLAc), es tan fácil como mirar a nuestro alrededor para comprobar que existen estos sistemas complejos, como en lo económico, donde millones de personas interactúan para producir bienes y servicios para que una empresa, ciudad, región, país y sistema mundial funcione hasta a veces de manera ordenada y adecuada. Uno de los ejemplos más claros, retadores y alentadores son los sistemas de telecomunicaciones (millones de celulares, computadoras y satélites) que capturan y procesan información información (datos) de todo tipo de los sistemas económicos, políticos, sociales, biológicos, de movilidad, de hábitos y comportamientos, y demás. La buena noticia es que ya podemos conocerlos a una profundidad suficiente para  interpretarlos y poder aprender de ellos y hasta predecir resultados. Dice la Dra. Hernández que por ello que su “comprensión, descripción matemática y eventual control es uno de los principales retos tanto intelectuales como científicos de nuestra época”. Agrega, “los sistemas complejos tienen tres características que los definen: 1) el comportamiento emergente, 2) la emisión y procesamiento de la información y 3) la adaptación al entorno. Matemáticamente se dice que estas interrelaciones están marcadas por un principio de carácter no lineal, lo que indica que esta interacción produce un estado constante de inestabilidad. Sin embargo, a partir de estas interacciones internas emerge un comportamiento colectivo y auto organizado. Uno de los intereses científicos y económicos -de nuestra época- es comprender, predecir y controlar estos sistemas”. Existen varios ejemplos que prueban la utilidad y valor de la ciencia de redes. Uno de ellos es la comprensión de la expansión de las pandemias a partir del brote de de la influenza H1N1. Gracias a que pudimos entender el sistema de transporte de los contagios es como pudimos predecir y controlar su curso y evolución, elementos claves para el actual control del covid-19. Hasta antes del año 2000, el estudio de los modelos epidemiológicos estaba basado básicamente en el comportamiento de las personas y sus entornos. Esta ciencia de redes ha sido muy útil para mejorar y potenciar a las organizaciones, pues estudia y analiza los datos más allá de las jerarquías, y encuentra las relaciones y redes informales donde se produce la colaboración, el conocimiento y la mayor productividad. Lo mismo se empieza a aplicar para resolver el combate a la delincuencia organizada, pues sus bases están en la distribución de sus productos y sus finanzas, ambos elementos posibles de entender, aprender, controlar, predecir y resolver. Pronto veremos resultados sorprendentes producto de la ciencia de redes en nuestras ciudades, gobiernos, organizaciones y mercados. De ahí la importancia de seguir apoyando con recursos a la ciencia, la tecnología y la innovación. Sin conocimiento no hay progreso sostenible. Te puede interesar:e-Estonia, un gobierno digital exitoso Contacto: www.marcopaz.mx, [email protected], Twitter: @marcopazpellat, www.facebook.com/MarcoPazMX, www.ForoCuatro.tv y www.ruizhealytimes.com  " ["post_title"]=> string(16) "Ciencia de redes" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(16) "ciencia-de-redes" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-06-10 10:03:24" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-06-10 15:03:24" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=66702" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(6) ["max_num_pages"]=> float(3) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "29bb915da9158a7b6519838ae048e784" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
netword

Ciencia de redes

La vida es compleja. Esta sencilla pero muy válida afirmación nos ha servido para aceptar que para entender cómo funciona nuestro alrededor...

junio 10, 2021
Velsicol Chemical Company

INCÓMODO DESPERTAR

Hace muchos años, pediatras norteamericanos y canadienses quedaron horrorizados al recibir entre sus pacientes a niñas entre 8 y 10 años con...

mayo 24, 2021




Más de categoría
El SARS-CoV-2…. ¿una arma biológica?

El SARS-CoV-2…. ¿una arma biológica?

Hace algunos días, el presidente Joe Biden pidió a varias de sus agencias que investiguen los orígenes del coronavirus...

junio 11, 2021
netword

Ciencia de redes

La vida es compleja. Esta sencilla pero muy válida afirmación nos ha servido para aceptar que para entender cómo...

junio 10, 2021

GOOGLE TRENDS: Qué dice sobre las elecciones

Uno de los servicios de la plataforma Google se llama Google Trends, también denominado tendencias de búsqueda de Google....

mayo 28, 2021
Velsicol Chemical Company

INCÓMODO DESPERTAR

Hace muchos años, pediatras norteamericanos y canadienses quedaron horrorizados al recibir entre sus pacientes a niñas entre 8 y...

mayo 24, 2021