Una carta escrita especialmente para ti…

El amor es mucho más que un sentimiento o un estatus emocional porque es el verdadero motor de la vida.

26 de diciembre, 2022

Cada mes de diciembre, en Navidad, acostumbro abrirle las puertas de mi corazón a la nostalgia y… ¿cómo no hacerlo?, si ha pasado un año en el que he vivido todo tipo de emociones y es un buen momento para evaluar cuánto he logrado. Pero hoy desperté con una gran sorpresa que me provocó un sobresalto del que todavía no me repongo: no es diciembre ni Navidad, ¡hoy es el último día de mi vida!

Me quedan poco menos de 22 horas y no sé si serán suficientes para abrazar a tanta gente; para dar tantos besos; para pedir mil perdones; para pegar tantos vidrios rotos; para tomar tantas copas de vino y brindar con cada una por tantos buenos amigos; para estrenar toda esa ropa que no quiero que se quede en el armario; para grabar mi programa de televisión favorito y verlo tantas veces hasta aburrirme; para reír y saltar hasta que mi cuerpo se quede sin una gota de energía; para recordar todos los juguetes que recibí en Navidad y Día de Reyes; para ordenar tantos papeles; para comer tantos chocolates y pasteles; para saludar a tanta gente que anda por las calles y que algún día me sirvió en algo; para regresar a los lugares en donde pasé momentos inolvidables; para ver tantas fotos; para hacer tantas llamadas; para llorar tantas lágrimas; para escuchar mis canciones favoritas tantas veces como recuerdos tengo de ellas.

A pesar de que el día está comenzando y el sol todavía no despierta ¡siento que ya es demasiado tarde!. sé que el “tic-tac” no se detendrá y sé también que ya no tengo tiempo. Por eso te escribo a ti que eres mi único refugio y aunque ya no podré escuchar tus respuestas, espero que mis palabras te ayuden a tomar un nuevo camino, a vivir mejor cada día, a tomar en serio el compromiso de vivir al máximo y de disfrutar todo lo que Dios te ofrece, todo lo que Él sirvió para ti en el banquete de la vida. Debes tener presente que cada día que pasa se te va un pedazo de corazón, cuerpo, mente, alma…

Voy a empezar hablándote de la familia: ¿cómo son tus padres? ¿verdad que son increíbles? ellos velaron tu sueño cuando ni siquiera sabías que estabas vivo: Mamá te enseñó a comer, a estar limpio, a dormir tranquilamente; Papá te enseñó a caminar, a reparar tus primeros juguetes y se volvió loco cuando por fin dijiste las sílabas mágicas: pa-pa; tu hermano mayor fue desde el principio el cómplice perfecto… ¿Qué hacemos ahora? era la pregunta que guiaba cada momento que pasaron juntos, lo admirabas tanto que de pronto te transformaste de admirador a héroe cuando a casa llegó un nuevo integrante y entonces fuiste tú quien enseñó el secreto para lograr las mejores travesuras.

¿Cómo es ahora tu familia?, ¿aún viven juntos? Lo más seguro es que cada quién haya tomado un camino diferente pero, ¿sabes?, eso no importa porque los lazos del corazón no se separan nunca. Tus padres están ahí, en cada uno de los momentos de tu vida, físicamente pueden estar muy lejos pero basta con que cierres los ojos unos segundos para que aparezcan en tu mente y tu corazón palpite más rápido al sentir todo el amor que ellos sienten por ti… ¿ves qué fácil? ¡Llámalos simplemente para escuchar su voz y diles mil veces que los quieres! , cuando estés con ellos atiéndelos y entiéndelos, a través de ellos la vida te da la oportunidad de tener un trato directo con Dios.

¿Quién es tu mejor amigo, o amiga? ¿cuánto tiempo pasas a su lado?, ¿qué canción escucharon juntos la última vez?, ¿la han cantado a dueto como si fueran las máximas estrellas del espectáculo? ¿de qué platican? ¿Qué lugares frecuentan? ¿Cuál fue el último consejo que le pediste? ¿Has llorado con él o con ella? ¿Te has refugiado en su casa cuando el mundo te ha parecido tan pequeño que no encuentras un lugar para ti? ¿Te acordaste de felicitarlo en su cumpleaños?… basta con que puedas responder a una de estas preguntas para que yo te diga ¡felicidades! porque tienes en las manos algo precioso que se llama amistad. Cultívala siempre y dales a tus amigos tus mejores momentos, regálales el orgullo de presumirte y que todos puedan decir: “…ese/esa que va ahí es mi amigo (a)…”

Ahora voy a hablarte de mi tema favorito: el amor.

El amor es mucho más que un sentimiento o un estatus emocional porque es el verdadero motor de la vida; cuando amas a alguien te conviertes en un ser invencible, en la persona que nunca pierde el buen humor; tus ojos son los más brillantes y hermosos; ríes por todo y a todos les regalas esa sonrisa que te hace ser diferente; en casa, eres la compañía que los demás necesitan para sentirse bien; en el trabajo eres el mejor integrante del equipo y todos quieren estar cerca de ti; cuando amas a alguien ¡¡todo tiene sentido!! ¿Sabes por qué? porque esa es la suerte de tener una ilusión.

Hace mucho tiempo me pregunté: ¿cómo puedo saber a quien amar sin temor a equivocarme? y fue la vida misma la que me dio la respuesta…¡arriésgate! porque no sabes lo que hay detrás de la pared; llegará el momento en el que tu camino se unirá al de un ser verdaderamente maravilloso que será capaz de cambiar tu vida desde el primer momento en el que entre a ella. ¿Sabes por qué? porque Dios antes de serlo, fue un niño y como tal aprendió a hacer travesuras y “nunca se le quitó esa maña”, así que cuando naciste, nació también en algún momento antes o después la otra mitad de tu vida, pero los puso en puntos distantes y no solo eso, les dio toda una vida para encontrarse.

La verdadera travesura es que no te dio “tips” para encontrar a esa persona, pero no te preocupes, que tu corazón es más precavido y siempre está preparado para reconocer cuando frente a ti se encuentra ese alguien que al principio tú mismo no sabes qué tiene de especial.

Tiene una mirada limpia y el brillo de sus ojos te lo demuestra; un ser especial es aquel que adivina tus gustos como si te conociera de toda la vida y no podría ser de otra manera si en realidad te ha esperado siempre y también te ha buscado toda su vida.

Nunca olvides que un detalle demuestra muchas cosas porque es un espejo que te ayuda a conocer el alma de quien te lo gasta, porque te permite saber que está al pendiente de ti, que puede convertir una pequeñez en algo verdaderamente importante que te hará sentir bien; alguien especial que se contagia con tus deseos de superación y siempre está ahí para ayudarte a lograr tus metas; que sabe dejarte solo cuando es eso lo que necesitas, que si hace algo que te haga tener un buen día… su mejor recompensa es saberte feliz; parece que viviera para ti pero tiene la capacidad de vivir su propia vida con alegrías, tristezas, retos y todo porque es feliz y ¡te ama!

Esa persona tiene el maravilloso don de hacerte sentir importante siempre y esa es la esencia de la pareja; busca todos los días cómo demostrarte que eres todo, lo más bello, lo más delicado; te regala el mejor chiste en el momento adecuado, hace del mejor restaurante o de una banca del parque el lugar más especial para estar contigo; te regala algo extraño; en un aniversario te regala un dulce riquísimo; guarda el periódico para enseñarte una noticia importante; te espera horas en el mostrador de una boutique…¡ Te enseña a disfrutar cada minuto que pasan juntos, te llama sin motivo, te escribe una carta, aprovecha el tiempo para decir “te quiero”; se aparece por sorpresa y te invita a una cafetería en donde disfrutas de un postre delicioso. Esa persona es la única a la que identificarías dentro de un grupo de miles. ¿Sabes por qué? Porque tienes la capacidad de presentir su presencia.

El verdadero amor es una oportunidad, pero como tal puede escaparse de las manos ¡no lo permitas! porque tal vez solo llamará a tu puerta una vez. Déjame ahora regalarte una frase que algún día leí, entendí y la hice tan mía que en el momento preciso me permitió no dejar pasar esa oportunidad, la comparto contigo, tómala como un regalo especial: “Toma, es sólo un corazón, tenlo en la mano y cuando llegue el día…abre tu mano para que el sol lo caliente”.

Sueña todos los días en que ese momento llegará para ti, no tengas miedo porque Dios no nos hubiera dado la capacidad de soñar, sin darnos también la capacidad de convertir esos sueños en realidad.

Te pregunto: ¿amas verdaderamente?, ¿te aman de verdad? Ahora esa misma pregunta háztela cuando estés completamente solo.

Si tu respuesta es “sí”, vive intensamente ese amor y cada día hazlo parte de tu vida, recuerda que la convivencia de todos los días es la antesala del “caminar juntos”.

Si tu respuesta es “no”, no te aflijas ni corras contra el tiempo, recuerda que las cosas importantes llegan a nuestra vida cuando no las estamos buscando, de una forma inexplicable, por eso son especiales solo te pido que no dejes de buscar y ¡prepárate! Tal vez ese momento esté muy cerca.

Conoce todas las facetas del amor: ama a tus padres, ama a tus hermanos, ama a tus amigos, adora a tu pareja, ama a toda la gente que está cerca de ti y que te ha demostrado muchas veces que te quiere, ama tus cosas materiales y úsalas para vivir bien y para ayudar a quien carece de ellas, aprende a amar el dolor y la tristeza porque son

caminos que te llevan a estar más cerca de Dios ¡ayúdalo a cargar la cruz!

¡Ama la vida! porque no tendrás oportunidad de volver a vivir, ama la naturaleza y cuídala porque alguien viene detrás de ti y ese alguien puede ser tu hijo.

¡Ámate con todo el corazón y demuéstrate ese amor cada día de tu vida! Un sabio dijo en algún momento:

“La vida es acción. Quien no actúa es como si hubiera nacido muerto, transcurre por su época como la sombra de una sombra. No se puede ascender cuando no se ama la luz. El reptil rechaza la cima que es una meta reservada al impulso divino de las alas” Nunca lo olvides.

Inevitablemente la tarde llega poco a poco y debo terminar esta carta. ¡¡¡Gracias!!! por ayudarme a ocupar de la mejor manera mis últimas horas, espero que todo lo que hasta aquí has leído te sirva para que a partir de mañana tu vida sea diferente “en algo”… Esa será mi mejor recompensa y aunque ya no estaré aquí para disfrutar al verte viviendo mejor, mi corazón siempre estará contigo para acompañarte. ¡Vive, disfruta…ama! para que cuando llegue el día en que también a ti te despierte un sobresalto y el “tic-tac” te dé 24 horas, tengas menos cosas que hacer que las que yo tuve que hacer hoy y espero sinceramente que ese día…¡¡podamos conocernos!!

Comentarios


object(WP_Query)#18806 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(87159) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-01-2023" ["before"]=> string(10) "05-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(87159) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-01-2023" ["before"]=> string(10) "05-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18810 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18808 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18809 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "08-01-2023" ["before"]=> string(10) "05-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2023-01-08 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2023-02-05 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (87159) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18807 (24) { ["ID"]=> int(88077) ["post_author"]=> string(2) "81" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-23 14:10:14" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-23 19:10:14" ["post_content"]=> string(11919) "¿Cuestión de fe, ética o valores? La importancia de la espiritualidad en niños y jóvenes “La espiritualidad no es una fórmula; no es una prueba. Es una relación. La espiritualidad no se trata de competencia, se trata de intimidad.  La espiritualidad no se trata de la perfección, se trata de la conexión”. -Mike Yaconelli. En un mundo en el que niños y jóvenes están cada vez más sobreestimulados (sobre todo a través de la tecnología y los medios de difusión), en el que la inmediatez, los excesos, la violencia, la “cosificación” y la “desechabilidad” son parte del transcurrir cotidiano, en el que no creer en nada ni en nadie no es nada más común, sino que para muchos, además, parece “correcto”,  y en el que los padres (queriéndolo o no) deben ausentarse gran parte del día y dejarlos solos, la espiritualidad cobra un papel más que relevante en su desarrollo y formación integral: hoy ya no nada más es importante, hoy la necesitan. Lo primero que debemos tener claro al abordar este tema es que hablar de espiritualidad no significa, necesariamente, hablar de religión. Esta, además de ser una confusión generalizada es la causa principal del rechazo casi inmediato que muchos padres “sigloventiuneros” muestran al pensar siquiera en una formación espiritual para sus hijos. La realidad es que todos los seres humanos somos también seres espirituales y que la espiritualidad, más allá de cualquier religión, doctrina o culto, se refiere a la vida interior, a encontrar un sentido a todo lo que hacemos y a lograr un equilibrio interno que nos permita convivir con el mundo de manera feliz y armoniosa (suena sencillo pero no lo es tanto; al menos no si no lo hemos aprendido desde pequeños y/o no contamos con las herramientas suficientes para alcanzar estos objetivos). Tiene que ver, también, con encontrar respuestas a las preguntas trascendentales que la humanidad se ha hecho desde el inicio de los tiempos (¿por qué y para qué estamos aquí? ¿Hacia dónde vamos? ¿Tiene sentido lo que hacemos? ¿Para qué vivir?) y, en este sentido, los niños son verdaderos maestros, tanto por su inagotable curiosidad, como por el sentido espiritual innato que demuestran a cada instante. Beneficios de la espiritualidad Entendiendo entonces, la espiritualidad como el conjunto interno de creencias, actitudes, valores y disciplina que nos permite encontrar la paz interior, estimular la esperanza, reforzar las conductas positivas y, lo más importante, dar un verdadero sentido a todo lo que hacemos, algunos de los beneficios que aporta la realización de cualquier actividad espiritual, son (respuestas obtenidas en una encuesta realizada a jóvenes por Antonhy James, investigador de la Universidad de Missouri): – Tener un propósito – Mantener vínculos, incluidos aquellos que se establecen con un poder superior (normalmente Dios), con otras personas y con la naturaleza. – Tener una base de bienestar que incluya la alegría y la plenitud, la energía y la paz. – Tener convicción. – Tener autoconfianza. – Tener el impulso de la virtud, por ejemplo, estar motivado para hacer lo correcto y decir la verdad. También, de forma más general, podemos mencionar:
  • Descubrir el sentido de la vida.
  • Mejorar los sentimientos de paz.
  • Sobrellevar los tiempos difíciles y de estrés.
  • Sentirse más seguro y acompañado.
  • Comunicarse mejor con las personas más cercanas.
  • Evitar la violencia.
  • Rechazar las drogas o el alcohol.
  • La capacidad de pensar en temas abstractos.
  • Poder reflexionar sobre uno mismo (metareflexión).
  • Ver el mundo desde otras perspectivas
¿Y qué dice la ciencia? Además de encuestas como la mencionada anteriormente, numerosos estudios científicos se han enfocado en analizar detalladamente el impacto de la espiritualidad en niños y jóvenes y, en general, en los seres humanos, arrojando datos como:
  • En un estudio llevado a cabo por psicólogos del Spirituality Mind Body Institute, se concluyó que los niños con una espiritualidad más desarrollada tienen un 40% menos de probabilidades de usar y abusar de sustancias, un 60% menos de estar deprimidos en la adolescencia y un 80% menos de probabilidades de tener relaciones sexuales peligrosas o sin protección.
  • Otro estudio, realizado el año pasado por científicos de la University of British Columbia de Canadá y en el que participaron 761 niños, señaló que la espiritualidad influye hasta en un 26% en la felicidad infantil, mientras que otros aspectos como el dinero sólo tienen una influencia del 1%.
  • Desde la perspectiva neurocientífica “la espiritualidad” no es  un concepto religioso sino que es una función inherente al cerebro humano y que está presente aún en aquellas personas que no tienen fe religiosa alguna.
  • Neurocientíficos como Andrew Newberg, autor del libro “Principles of Neurotheology” han demostrado que el cerebro de los monjes budistas, acostumbrados durante años a practicar la meditación, muestran un menor envejecimiento neuronal, mayor capacidad de memoria y retención e incluso una mejor resistencia a la sensación del dolor.
Y entonces… ¿Cómo podemos desarrollar la espiritualidad en nuestros hijos y alumnos? Partiendo del hecho de que la práctica de la espiritualidad está profundamente ligada a la curiosidad humana, a la motivación y la creatividad, a la necesidad de canalizar emociones como el miedo, la ansiedad, la sensación de soledad, el estrés y, el vacío, además de la búsqueda del bienestar interno, la calma mental y la sanación emocional, algunas estrategias que ayudarán a desarrollarla en niños y jóvenes (y, por supuesto, en nosotros mismos), pueden ser:
  • Aprender a vivir en el aquí y el ahora.
  • Buscar momentos de paz, reflexión y contemplación.
  • Disfrutar de la naturaleza.
  • Meditar
  • Practicar yoga.
  • Promover la gratitud como un hábito diario.
  • Servir a los demás.
  • Hacer reflexiones en familia.
  • Apreciar y practicar las disciplinas artísticas.
  • Escribir los pensamientos y sentimientos propios frecuentemente.
  • Establecer “rituales” al despertar o antes de dormir (como dar gracias).
  • Valorar la vida en cualquiera de sus expresiones.
  • Escuchar el silencio.
Y la religión… ¿Dónde queda entonces? No hay duda de que si se tienen creencias religiosas, estas representarán, no nada más un gran punto de partida en la búsqueda del bienestar interno, sino, además, un gran soporte espiritual y emocional en el desarrollo de niños y jóvenes. La creencia en que existe algo más grande que nosotros, a partir del fundamento filosófico y el sistema de valores que cada religión represente, puede ayudarles a saber y sentir que no están solos, a a reforzar sus valores y su sentido ético, y a encontrar la fortaleza espiritual necesaria para alejarse, con mayor convicción, de situaciones de riesgo. Sin embargo, sea cual sea la fe o el sentido religioso que pretendamos inculcarles lo más importante es hacerlo desde un lugar que, más allá de los dogmas o la “divinidad”, les presente figuras espirituales “aterrizadas”, que también fueron humanas, que tuvieron grandes luchas internas, que sufrieron y gozaron como cualquiera de nosotros y que lograron alcanzar esa “santidad” o “”perfección” a base de fortaleza espiritual y de un profundo amor por los demás. Un niño feliz y espiritual será un adulto sano y exitoso Como vemos entonces, encontrar la paz interna, aprender a ser agradecidos por lo que se tiene y construir todo un sistema de valores que ayude a sobrellevar con fortaleza las vicisitudes de la vida, no es resultado de una fórmula mágica, sino un proceso permanente en el que padres y colegio debemos participar cerrando filas todos los días, en cada aspecto y a cada instante, para que los niños y jóvenes que hoy están en nuestras manos, crezcan con las herramientas que les permitan no sólo ser adultos sanos y felices, sino también los afortunados creadores de una realidad infinitamente más armoniosa, feliz y mejor. Visita nuestra página y conoce el modelo educativo integral que estás buscando para tu familia." ["post_title"]=> string(93) "¿Cuestión de fe, ética o valores? La importancia de la espiritualidad en niños y jóvenes" ["post_excerpt"]=> string(183) "La espiritualidad, más allá de cualquier religión, doctrina o culto, se refiere a la vida interior, a encontrar un sentido a todo lo que hacemos y a lograr un equilibrio interno. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(85) "cuestion-de-fe-etica-o-valores-la-importancia-de-la-espiritualidad-en-ninos-y-jovenes" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-23 14:10:14" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-23 19:10:14" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88077" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18769 (24) { ["ID"]=> int(88536) ["post_author"]=> string(2) "97" ["post_date"]=> string(19) "2023-02-03 13:28:35" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-02-03 18:28:35" ["post_content"]=> string(3682) "Silencio, ausencia de personas en una casa donde la única persona soy yo. No siento ni tengo la presencia de nadie. Poco a poco, la mente se apodera de mi ser, empieza a tomar el control de mis pensamientos. El miedo hace su presencia, pero… ¿Qué es lo que lo ocasiona? El vacío de las habitaciones tal vez. Miro dentro de mis sentimientos, extraño a personas y situaciones. Empiezo a recordar momentos, algunos duros que me llenan de rencor, rabia, dando como resultado que en medio de la soledad explore el interior de mi persona y encuentre los más bajos instintos, algunos primitivos y rapaces. Encontrar mi verdadero yo es mi más grande temor. Ahora entiendo por qué a nadie le gusta la soledad, pues ella te lleva a mirar el interior de tu mente donde se encuentra la verdadera persona que eres, los miedos que te dominan.  Después de enfrentar mis demonios, mi mente da un giro donde los recuerdos de una grata aventura me hacen recordar bellos momentos, mi infancia que estuvo llena de amigos, juegos divertidos, los cuales compartí con mis mejores cómplices de mis travesuras. 
También descubre:
La nostalgia de tu partida (ruizhealytimes.com) También recuerdo la belleza de algunas personas, caras lindas, voces que enamoran y cuerpos que seducen. Oh, si es el amor, todavía puedo sentir cómo se dilatan mis pupilas al recordar a esas personas que marcaron mi vida amorosa, pero igual hubo desamor; sin embargo, el recuerdo es grato.  El día a día es una fría rutina que agobia con su monotonía, pero también forja un destino cuando esa rutina se convierte en disciplina misma que te lleva al éxito si sabes aprovecharla, o te consume si no sabes moldearla. Así, mis primeros días de soledad me llevaron a un viaje mental de caminos recorridos llenos de sentimientos encontrados. En esos caminos me reencontré con seres queridos que ya no están, algunos se alejaron por que buscaron nuevos horizontes, otros simplemente ya no compartían las mismas ideas y se fueron,  también hay quien pasó a mejor vida. Todos estos recuerdos  llenan los vacíos de mi habitación. Es como vivir nuevamente las experiencias que he tenido al paso de los años. También veo el presente, mi posición de la vida hasta donde he llegado al paso del tiempo, el futuro también va tomando forma con nuevas metas por cumplir y planes por realizar.  Así es como se vive la soledad: recordando el pasado, disfrutando el presente, planeando el futuro. De la misma manera te das cuenta de que no estás solo, que tienes contigo a la persona que más le importas en el mundo, por lo que fuiste, eres y serás. Te tienes a ti mismo, aprendes a acompañarte en la ausencia de los demás. Ahora no me da miedo estar solo. La soledad me enseñó la reflexión de mis errores y ahora puedo disfrutar de los bellos recuerdos, revivir viejos amores, mantener viva la memoria de los que ya no están conmigo,  planear un mejor futuro para escribir unas líneas donde expreso mi sentir. En pocas palabras, puedo decir que aprendí a vivir conmigo y no sentirme solo nunca más.   “ESTA ES LA NATURALEZA DE MI SER”." ["post_title"]=> string(31) "La soledad, mi mejor compañía" ["post_excerpt"]=> string(154) "Ahora entiendo por qué a nadie le gusta la soledad, pues ella te lleva a mirar el interior de tu mente, donde se encuentra la verdadera persona que eres." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(28) "la-soledad-mi-mejor-compania" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-02-03 13:29:59" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-02-03 18:29:59" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88536" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18807 (24) { ["ID"]=> int(88077) ["post_author"]=> string(2) "81" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-23 14:10:14" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-23 19:10:14" ["post_content"]=> string(11919) "¿Cuestión de fe, ética o valores? La importancia de la espiritualidad en niños y jóvenes “La espiritualidad no es una fórmula; no es una prueba. Es una relación. La espiritualidad no se trata de competencia, se trata de intimidad.  La espiritualidad no se trata de la perfección, se trata de la conexión”. -Mike Yaconelli. En un mundo en el que niños y jóvenes están cada vez más sobreestimulados (sobre todo a través de la tecnología y los medios de difusión), en el que la inmediatez, los excesos, la violencia, la “cosificación” y la “desechabilidad” son parte del transcurrir cotidiano, en el que no creer en nada ni en nadie no es nada más común, sino que para muchos, además, parece “correcto”,  y en el que los padres (queriéndolo o no) deben ausentarse gran parte del día y dejarlos solos, la espiritualidad cobra un papel más que relevante en su desarrollo y formación integral: hoy ya no nada más es importante, hoy la necesitan. Lo primero que debemos tener claro al abordar este tema es que hablar de espiritualidad no significa, necesariamente, hablar de religión. Esta, además de ser una confusión generalizada es la causa principal del rechazo casi inmediato que muchos padres “sigloventiuneros” muestran al pensar siquiera en una formación espiritual para sus hijos. La realidad es que todos los seres humanos somos también seres espirituales y que la espiritualidad, más allá de cualquier religión, doctrina o culto, se refiere a la vida interior, a encontrar un sentido a todo lo que hacemos y a lograr un equilibrio interno que nos permita convivir con el mundo de manera feliz y armoniosa (suena sencillo pero no lo es tanto; al menos no si no lo hemos aprendido desde pequeños y/o no contamos con las herramientas suficientes para alcanzar estos objetivos). Tiene que ver, también, con encontrar respuestas a las preguntas trascendentales que la humanidad se ha hecho desde el inicio de los tiempos (¿por qué y para qué estamos aquí? ¿Hacia dónde vamos? ¿Tiene sentido lo que hacemos? ¿Para qué vivir?) y, en este sentido, los niños son verdaderos maestros, tanto por su inagotable curiosidad, como por el sentido espiritual innato que demuestran a cada instante. Beneficios de la espiritualidad Entendiendo entonces, la espiritualidad como el conjunto interno de creencias, actitudes, valores y disciplina que nos permite encontrar la paz interior, estimular la esperanza, reforzar las conductas positivas y, lo más importante, dar un verdadero sentido a todo lo que hacemos, algunos de los beneficios que aporta la realización de cualquier actividad espiritual, son (respuestas obtenidas en una encuesta realizada a jóvenes por Antonhy James, investigador de la Universidad de Missouri): – Tener un propósito – Mantener vínculos, incluidos aquellos que se establecen con un poder superior (normalmente Dios), con otras personas y con la naturaleza. – Tener una base de bienestar que incluya la alegría y la plenitud, la energía y la paz. – Tener convicción. – Tener autoconfianza. – Tener el impulso de la virtud, por ejemplo, estar motivado para hacer lo correcto y decir la verdad. También, de forma más general, podemos mencionar:
  • Descubrir el sentido de la vida.
  • Mejorar los sentimientos de paz.
  • Sobrellevar los tiempos difíciles y de estrés.
  • Sentirse más seguro y acompañado.
  • Comunicarse mejor con las personas más cercanas.
  • Evitar la violencia.
  • Rechazar las drogas o el alcohol.
  • La capacidad de pensar en temas abstractos.
  • Poder reflexionar sobre uno mismo (metareflexión).
  • Ver el mundo desde otras perspectivas
¿Y qué dice la ciencia? Además de encuestas como la mencionada anteriormente, numerosos estudios científicos se han enfocado en analizar detalladamente el impacto de la espiritualidad en niños y jóvenes y, en general, en los seres humanos, arrojando datos como:
  • En un estudio llevado a cabo por psicólogos del Spirituality Mind Body Institute, se concluyó que los niños con una espiritualidad más desarrollada tienen un 40% menos de probabilidades de usar y abusar de sustancias, un 60% menos de estar deprimidos en la adolescencia y un 80% menos de probabilidades de tener relaciones sexuales peligrosas o sin protección.
  • Otro estudio, realizado el año pasado por científicos de la University of British Columbia de Canadá y en el que participaron 761 niños, señaló que la espiritualidad influye hasta en un 26% en la felicidad infantil, mientras que otros aspectos como el dinero sólo tienen una influencia del 1%.
  • Desde la perspectiva neurocientífica “la espiritualidad” no es  un concepto religioso sino que es una función inherente al cerebro humano y que está presente aún en aquellas personas que no tienen fe religiosa alguna.
  • Neurocientíficos como Andrew Newberg, autor del libro “Principles of Neurotheology” han demostrado que el cerebro de los monjes budistas, acostumbrados durante años a practicar la meditación, muestran un menor envejecimiento neuronal, mayor capacidad de memoria y retención e incluso una mejor resistencia a la sensación del dolor.
Y entonces… ¿Cómo podemos desarrollar la espiritualidad en nuestros hijos y alumnos? Partiendo del hecho de que la práctica de la espiritualidad está profundamente ligada a la curiosidad humana, a la motivación y la creatividad, a la necesidad de canalizar emociones como el miedo, la ansiedad, la sensación de soledad, el estrés y, el vacío, además de la búsqueda del bienestar interno, la calma mental y la sanación emocional, algunas estrategias que ayudarán a desarrollarla en niños y jóvenes (y, por supuesto, en nosotros mismos), pueden ser:
  • Aprender a vivir en el aquí y el ahora.
  • Buscar momentos de paz, reflexión y contemplación.
  • Disfrutar de la naturaleza.
  • Meditar
  • Practicar yoga.
  • Promover la gratitud como un hábito diario.
  • Servir a los demás.
  • Hacer reflexiones en familia.
  • Apreciar y practicar las disciplinas artísticas.
  • Escribir los pensamientos y sentimientos propios frecuentemente.
  • Establecer “rituales” al despertar o antes de dormir (como dar gracias).
  • Valorar la vida en cualquiera de sus expresiones.
  • Escuchar el silencio.
Y la religión… ¿Dónde queda entonces? No hay duda de que si se tienen creencias religiosas, estas representarán, no nada más un gran punto de partida en la búsqueda del bienestar interno, sino, además, un gran soporte espiritual y emocional en el desarrollo de niños y jóvenes. La creencia en que existe algo más grande que nosotros, a partir del fundamento filosófico y el sistema de valores que cada religión represente, puede ayudarles a saber y sentir que no están solos, a a reforzar sus valores y su sentido ético, y a encontrar la fortaleza espiritual necesaria para alejarse, con mayor convicción, de situaciones de riesgo. Sin embargo, sea cual sea la fe o el sentido religioso que pretendamos inculcarles lo más importante es hacerlo desde un lugar que, más allá de los dogmas o la “divinidad”, les presente figuras espirituales “aterrizadas”, que también fueron humanas, que tuvieron grandes luchas internas, que sufrieron y gozaron como cualquiera de nosotros y que lograron alcanzar esa “santidad” o “”perfección” a base de fortaleza espiritual y de un profundo amor por los demás. Un niño feliz y espiritual será un adulto sano y exitoso Como vemos entonces, encontrar la paz interna, aprender a ser agradecidos por lo que se tiene y construir todo un sistema de valores que ayude a sobrellevar con fortaleza las vicisitudes de la vida, no es resultado de una fórmula mágica, sino un proceso permanente en el que padres y colegio debemos participar cerrando filas todos los días, en cada aspecto y a cada instante, para que los niños y jóvenes que hoy están en nuestras manos, crezcan con las herramientas que les permitan no sólo ser adultos sanos y felices, sino también los afortunados creadores de una realidad infinitamente más armoniosa, feliz y mejor. Visita nuestra página y conoce el modelo educativo integral que estás buscando para tu familia." ["post_title"]=> string(93) "¿Cuestión de fe, ética o valores? La importancia de la espiritualidad en niños y jóvenes" ["post_excerpt"]=> string(183) "La espiritualidad, más allá de cualquier religión, doctrina o culto, se refiere a la vida interior, a encontrar un sentido a todo lo que hacemos y a lograr un equilibrio interno. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(85) "cuestion-de-fe-etica-o-valores-la-importancia-de-la-espiritualidad-en-ninos-y-jovenes" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-23 14:10:14" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-23 19:10:14" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88077" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(12) ["max_num_pages"]=> float(6) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "f668a7e1fbc87993e91a783fb40566e4" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
¿Cuestión de fe, ética o valores? La importancia de la espiritualidad en niños y jóvenes

¿Cuestión de fe, ética o valores? La importancia de la espiritualidad en niños y jóvenes

La espiritualidad, más allá de cualquier religión, doctrina o culto, se refiere a la vida interior, a encontrar un sentido a todo...

enero 23, 2023
la soledad

La soledad, mi mejor compañía

Ahora entiendo por qué a nadie le gusta la soledad, pues ella te lleva a mirar el interior de tu mente, donde...

febrero 3, 2023




Más de categoría
la soledad

La soledad, mi mejor compañía

Ahora entiendo por qué a nadie le gusta la soledad, pues ella te lleva a mirar el interior de...

febrero 3, 2023
heridas emocionales

¿Cuánta atención pones a tus heridas emocionales?

Igual que las heridas físicas, requieren atención y poner en marcha un plan de acción que hoy te propongo....

febrero 2, 2023
dolor y sufrimiento en las personas

Fórmula infalible para trascender el dolor

Libérate con un método que te ayudará a salir fortalecido de la adversidad.

enero 26, 2023
La importancia de la salud mental

La importancia de la salud mental

En México no hay interés suficiente de las autoridades para implementar soluciones claras, empezando por una asignación presupuestal para...

enero 24, 2023