Tu partida me dejó roto el corazón

Nadie se resigna a perder, pero es posible reasignarte ante una adversidad.

26 de octubre, 2022 Tu partida me dejó roto el corazón

Cuando muere una persona que amamos sentimos que el corazón nos estalla en mil pedazos, experimentamos dolor emocional y físico; personalmente he sentido que el pecho me duele, es real y también normal. Hay reacciones que ante una situación anormal se vuelven normales. Si en este momento sientes dolor debido a la muerte de alguien que amas mucho, te digo que sentirte desubicado, desorganizado y sentir que en este momento nada tiene sentido, es válido y normal. También te aseguro que a pesar de lo que sientes hoy, pasará. 

¿Qué puedes hacer para sentirte mejor cada día? Te comparto, con mucho cariño, algunas ideas que estoy segura te apoyarán. 

Todo es un proceso

El duelo es un proceso adaptativo. ¿A qué te estás adaptando? A vivir sin ese ser que tanto amas. Recuerda que entre más amaste y entre más fuerte haya sido ese vínculo afectivo, también sentirás más dolor. Pero tranquilo, la intensidad no siempre será la misma, nada dura para siempre y las heridas siempre cicatrizan.  

Desempeña un papel activo

Una clave para recomponerte es tu actitud. Considera que el tiempo no cura, lo que cura es lo que haces con el tiempo. No eres un ser pasivo, eres un ser en acción, y aunque de momento sientas que tu vida está detenida tienes que ser consciente de tu responsabilidad para cuidarte y salir adelante. Si no tienes voluntad no habrá poder humano que pueda ayudarte. Es difícil avanzar con el corazón apachurrado, pero es posible. La mayoría de las personas transita su duelo de manera saludable, pero si para ti está siendo demasiado difícil, si de plano no has podido incorporarte a tus actividades cotidianas y sientes que no puedes salir adelante por más que intentas, pide ayuda a un tanatólogo, el experto en este tipo de situaciones. Solo recuerda que aún con su apoyo eres tú quien decide porque eres el único dueño de tu vida. 

No digas adiós

Lo más doloroso ante la muerte de un ser querido es pensar que no volveremos a verlo, que tenemos que despedirnos de esa persona para siempre. Esto no es del todo cierto, aunque ya no físicamente, cuando quieras verla nuevamente lo único que tienes que hacer es cerrar los ojos e imaginarla sonriendo. Cuando alguien muere lo más sano es que aprendas a relacionarte con tu persona favorita desde otro lugar, ahora simbólico. Piensa en todas esas cosas lindas que caracterizaban a ese ser especial: su sonrisa, sus consejos sabios, su alegría, ahora todo eso vive en ti. Cada que quieras recordarlo o sentirlo ve al silencio, cierra los ojos y llénate con su luz. La mejor forma de honrar a alguien que sigues queriendo mucho es siendo feliz y siendo un buen ser humano. 

Ten momentos de conexión/desconexión

Privilegia el equilibrio, ¿cómo? Date momentos para sentir tu dolor; recuerda una canción favorita de tu ser amado, observa sus pertenencias, sus fotos, etc. Date permiso de llorar todo lo que quieras, pero una vez que lo hagas regresa a tus actividades cotidianas. Si la pérdida es reciente no tomes decisiones importantes, tampoco te preocupes si no puedes concentrarte o realizar actividades que requieran de tu intelecto. Enfócate más en actividades cotidianas: cocina algo rico, arregla tu ropa, visita amigos, siéntate a ver una película o video positivo mientras bebes o comes algo rico, etc. Otra actividad super recomendada es estar en contacto con la naturaleza, no hay otra cosa que alivie tanto como esto. Si te es posible viajar ve a la playa, de lo contrario, camina en un parque cercano a tu casa. Cuidado con usar el trabajo como válvula de escape o con llenar ese vacío con excesos (comida, alcohol, drogas, ejercicio excesivo…).

Ponle fecha de caducidad al dolor

Ya comenté lo importante que es descargarte, llorar mientras así lo sientas, el llanto es liberador. Pero, después de un tiempo comienza a trabajar en tu recuperación. Es normal sentir dolor, pero si lo dejas que se instale en tu vida puede poner una carpa y estacionarse por tiempo indefinido. ¡No lo permitas! Todo en esta vida tiene un tiempo. No alargues tu dolor, la vida sigue. Quien murió cumplió su misión, es tu responsabilidad continuar tu camino y alcanzar tus metas. Sigue con tu proyecto de vida, y si hasta el momento no tienes uno, ¡créalo! Esto inyectará ánimo a tu vida. Considera que trabajas por tus sueños, por lo que a ti realmente te apasiona, no para continuar con los proyectos de otros. Ojo con eso. 

Usa tu dolor para trascender

En medio del caos es complicado pensar en que una situación dolorosa puede traer algo bueno. El dolor puede hundirte o sacarte a flote, eres el único que decide qué hacer con tu vida. Toma tu tiempo, no te presiones, al inicio todo se ve negro, pero con el paso del tiempo tendrás la capacidad para movilizarte y así ver la situación desde otra perspectiva. Hay quienes canalizan su dolor ayudando a otros, y hay muchas formas de ayudar. ¿Cómo te sentirías si aplicas esta idea?, ¿consideras que te ayudaría, ¿mejoraría tu vida? 

Recuerda:

  • La muerte es parte de la vida. Todos, sin excepción, moriremos un día. 
  • Lo importante no es la muerte sino cómo eliges vivir tu vida, al margen de su duración.
  • Luz de día y movimiento son antidepresivos naturales.
  • La naturaleza y el silencio son un buen refugio.
  • Lo más importante de la vida es lo intangible, lo que no puede comprarse con dinero.
  • Los seres humanos estamos preparados para enfrentar la adversidad, por dura que sea.
  • Ve armando, cada día, tu “kit de herramientas emocionales” para cuando lo necesites.

Gracias por tu tiempo. Te invito a mi charla online “Cómo aprovecho la tanatología para mejorar mi vida cotidiana”. Te animo a darle un giro a tu pensamiento para transformar tu estado de ánimo. Contáctame para tener detalles:

 

Comentarios


object(WP_Query)#18806 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(84986) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "12-01-2023" ["before"]=> string(10) "09-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(84986) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "12-01-2023" ["before"]=> string(10) "09-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18810 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18808 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18809 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "12-01-2023" ["before"]=> string(10) "09-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2023-01-12 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2023-02-09 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (84986) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18807 (24) { ["ID"]=> int(87929) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-19 10:53:47" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-19 15:53:47" ["post_content"]=> string(4231) "Hola, bienvenido una vez más a este espacio diseñado especialmente para incrementar tu nivel de BienEstar. Hoy tengo una pregunta para ti: ¿Qué haces cuando estás en la playa, en el bosque, un parque o en cualquier otro lugar al aire libre donde te sientes a gusto?  Déjame adelantarme a la respuesta: estoy segura que admiras cada uno de los atractivos naturales, disfrutas estar cerca de ellos, como el mar, el sol, etc. Sin temor a equivocarme, pienso que durante esos días te regocijas del entorno sabiendo que tu estancia culminará, y básicamente no piensas en otra cosa más que en gozar de tu tiempo para el relax.  Te lanzaré algunos cuestionamientos más: ¿por qué no haces lo mismo en tu vida cotidiana? ¿Por qué no te comportas de la misma manera? ¿Qué pasaría si lo hicieras? Lo pondré más simple. Cuando estás en la playa, únicamente estás, nunca consideras que lo que hay en el entorno te pertenece, me refiero a las nubes, al sol, las gaviotas, el mar, las olas, la arena, las rocas, las palmeras, etc., solo interactúas con ellos considerándote parte del todo; disfrutas de los beneficios que te otorga cada elemento natural pero solo eso, en ningún momento sientes que algo de lo que hay ahí te pertenece y por lo tanto no piensas en llevarlo a casa.  Una vez que culmina tu estancia tampoco te tiras a llorar o haces berrinche porque terminó, ¿o si? Solo te marchas agradecido por lo que fue, por todo lo que disfrutaste y se acabó, tomas tu maleta y regresas a casa.  ¿Te imaginas si aplicaras este comportamiento en tu vida diaria? No te aferrarías a nada, no pensarías que algo/alguien te pertenece, por lo tanto no experimentarías sufrimiento. Te relacionarías con tu entorno de manera sana, solo agradeciendo a cada cosa y persona por lo que te brindan, sin apegarte a nada, a nadie.  Lo mismo sucedería cuando tu viaje de la vida culminara, solo te marcharías profundamente agradecido por el tiempo de disfrute. Morirías sin hacer berrinche y sin querer a toda costa extender el viaje.  Este ejercicio es muy bueno para reflexionar pues vivimos pensando que todo nos pertenece cuando en realidad no es así, lo único que te pertenece es la evolución y trascendencia de tu alma, recuérdalo a cada momento y recuerda que eres finito, indudablemente tu viaje terminará. Lo más importante es el nivel de disfrute que experimentes.  Te propongo algo más, trata de relacionarte de forma distinta con estas dos palabras: “mi” y “me”. No pienses “mi coche, mi mujer, mi casa”, mejor cree que todo eso es como el mar, el sol y las palmeras, están ahí para que las o los disfrutes, para acompañarte, son parte de un todo, igual que tú, pero nada es tuyo, ¡ni tus hijos! Solo aprovecha los momentos de felicidad que te brindan y, cuando por alguna razón tengas que separarte de ellos, hazlo agradecido, sin hacer berrinche, sin quejarte.  Como platicamos la semana pasada, el “me” tampoco existe, “me dijo, me hizo” cambian de significado al hacerte consciente de que la gente solo actúa como le viene en gana, eres tú quien decide si te afecta o no.  ¿Te das cuenta cómo tu manera de pensar determina el hecho de que te sientas bien o mal? Dale un giro a tu forma de ver la vida y tu vida se transformará en automático.  Gracias por tomarte el tiempo para leerme. También a mí me alegra leer tus comentarios ☺ https://nancy-fuentes.webnode.mx/ [email protected] WhatsApp: 55 20 82 88 71  " ["post_title"]=> string(22) "¡Stop al sufrimiento!" ["post_excerpt"]=> string(62) "Jamás serás el mismo después de apropiarte de este secreto." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(19) "stop-al-sufrimiento" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-19 13:16:27" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-19 18:16:27" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87929" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18778 (24) { ["ID"]=> int(88106) ["post_author"]=> string(3) "191" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-24 12:51:21" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-24 17:51:21" ["post_content"]=> string(441) "Las relaciones interpersonales son uno de los elementos principales mediante los cuales el hombre se desarrolla. Una forma amigable de llevarnos con nuestra familia y amigos es establecer lo que podemos llamar digos secretos que solo tu interlocutor y tú entiendan. Esa es la forma de establecer una sana y benigna complicidad. Rodéate de aquellos con quienes puedas inventar tus códigos secretos. Yo tengo dos." ["post_title"]=> string(12) "Yo tengo dos" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(12) "yo-tengo-dos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-24 12:51:21" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-24 17:51:21" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88106" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18807 (24) { ["ID"]=> int(87929) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-19 10:53:47" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-19 15:53:47" ["post_content"]=> string(4231) "Hola, bienvenido una vez más a este espacio diseñado especialmente para incrementar tu nivel de BienEstar. Hoy tengo una pregunta para ti: ¿Qué haces cuando estás en la playa, en el bosque, un parque o en cualquier otro lugar al aire libre donde te sientes a gusto?  Déjame adelantarme a la respuesta: estoy segura que admiras cada uno de los atractivos naturales, disfrutas estar cerca de ellos, como el mar, el sol, etc. Sin temor a equivocarme, pienso que durante esos días te regocijas del entorno sabiendo que tu estancia culminará, y básicamente no piensas en otra cosa más que en gozar de tu tiempo para el relax.  Te lanzaré algunos cuestionamientos más: ¿por qué no haces lo mismo en tu vida cotidiana? ¿Por qué no te comportas de la misma manera? ¿Qué pasaría si lo hicieras? Lo pondré más simple. Cuando estás en la playa, únicamente estás, nunca consideras que lo que hay en el entorno te pertenece, me refiero a las nubes, al sol, las gaviotas, el mar, las olas, la arena, las rocas, las palmeras, etc., solo interactúas con ellos considerándote parte del todo; disfrutas de los beneficios que te otorga cada elemento natural pero solo eso, en ningún momento sientes que algo de lo que hay ahí te pertenece y por lo tanto no piensas en llevarlo a casa.  Una vez que culmina tu estancia tampoco te tiras a llorar o haces berrinche porque terminó, ¿o si? Solo te marchas agradecido por lo que fue, por todo lo que disfrutaste y se acabó, tomas tu maleta y regresas a casa.  ¿Te imaginas si aplicaras este comportamiento en tu vida diaria? No te aferrarías a nada, no pensarías que algo/alguien te pertenece, por lo tanto no experimentarías sufrimiento. Te relacionarías con tu entorno de manera sana, solo agradeciendo a cada cosa y persona por lo que te brindan, sin apegarte a nada, a nadie.  Lo mismo sucedería cuando tu viaje de la vida culminara, solo te marcharías profundamente agradecido por el tiempo de disfrute. Morirías sin hacer berrinche y sin querer a toda costa extender el viaje.  Este ejercicio es muy bueno para reflexionar pues vivimos pensando que todo nos pertenece cuando en realidad no es así, lo único que te pertenece es la evolución y trascendencia de tu alma, recuérdalo a cada momento y recuerda que eres finito, indudablemente tu viaje terminará. Lo más importante es el nivel de disfrute que experimentes.  Te propongo algo más, trata de relacionarte de forma distinta con estas dos palabras: “mi” y “me”. No pienses “mi coche, mi mujer, mi casa”, mejor cree que todo eso es como el mar, el sol y las palmeras, están ahí para que las o los disfrutes, para acompañarte, son parte de un todo, igual que tú, pero nada es tuyo, ¡ni tus hijos! Solo aprovecha los momentos de felicidad que te brindan y, cuando por alguna razón tengas que separarte de ellos, hazlo agradecido, sin hacer berrinche, sin quejarte.  Como platicamos la semana pasada, el “me” tampoco existe, “me dijo, me hizo” cambian de significado al hacerte consciente de que la gente solo actúa como le viene en gana, eres tú quien decide si te afecta o no.  ¿Te das cuenta cómo tu manera de pensar determina el hecho de que te sientas bien o mal? Dale un giro a tu forma de ver la vida y tu vida se transformará en automático.  Gracias por tomarte el tiempo para leerme. También a mí me alegra leer tus comentarios ☺ https://nancy-fuentes.webnode.mx/ [email protected] WhatsApp: 55 20 82 88 71  " ["post_title"]=> string(22) "¡Stop al sufrimiento!" ["post_excerpt"]=> string(62) "Jamás serás el mismo después de apropiarte de este secreto." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(19) "stop-al-sufrimiento" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-19 13:16:27" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-19 18:16:27" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87929" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(14) ["max_num_pages"]=> float(7) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "3d23a46af22cdf04ad528645ab82a148" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
¡Stop al sufrimiento!

¡Stop al sufrimiento!

Jamás serás el mismo después de apropiarte de este secreto.

enero 19, 2023
amigos

Yo tengo dos

Las relaciones interpersonales son uno de los elementos principales mediante los cuales el hombre se desarrolla. Una forma amigable de llevarnos con...

enero 24, 2023




Más de categoría
Hazlo

Hazlo

El título de este escrito te sugiere convertirte en protagonista de la historia que se llama Vida.

febrero 7, 2023
textos de elizabeth cruz

Las pequeñas cosas: costumbres

“Los satisfechos, los felices, no aman; se duermen en la costumbre”. -Miguel de Unamuno (1864-1936), filósofo y escritor español. 

febrero 6, 2023
la soledad

La soledad, mi mejor compañía

Ahora entiendo por qué a nadie le gusta la soledad, pues ella te lleva a mirar el interior de...

febrero 3, 2023