Sindrome de FOMO: ¿está afectando la vida de mis hijos?

Alejandra Ruiz Sánchez explica los riesgos de las redes sociales y los trastornos que pueden ocasionarnos cuando no se modera su uso.

27 de junio, 2022

Por sus siglas en inglés (Fear Of Missing Out), el hoy tan famoso Síndrome de FOMO, consistente en una extrema ansiedad por “no perderse de nada de lo que sucede en las redes sociales”. Además de constituir un grave riesgo psicológico, se ha convertido también en un fenómeno social que altera el ritmo “sano” de la vida de adultos jóvenes (generalmente, entre los 25 y los 45), pero principalmente de los adolescentes, quienes se encuentran aún en la búsqueda y construcción de una identidad propia.

Las causas

Desde que las redes sociales forman parte de nuestras vidas, diversas actitudes, comportamientos, hábitos, conductas y, lo más importante, aspectos esenciales de nuestra salud psicológica, se han visto influenciados, modificados y, en el peor de los casos, afectados por la interacción, demanda y reconocimiento que supone el mero hecho de ser parte de ellas.

Es aquí donde el “Miedo a perderse de algo” toma un rol protagónico para el bienestar psicológico de nuestros adolescentes y jóvenes, ya que quienes padecen FOMO viven eternamente pendientes de sus dispositivos y temen, con gran ansiedad, perderse de cualquier comentario, like, post, video, live, trending topic, o similar en Instagram Facebook, TikTok, Whatsapp, Snapchat, Twitter o cualquier otra red social de la que formen parte.

De esta forma, ese mundo cibernético al que accedimos, inicialmente con la intención de hacer amigos, divertirnos, informarnos, comunicarnos, estar al día o trabajar, va convirtiéndose en una “pequeña prisión infernal” que, de acuerdo con los especialistas, puede llevarnos a desarrollar diversos trastornos psicológicos y/o mentales. 

En el caso de los adolescentes y según un estudio realizado por la agencia de publicidad multinacional JWT, aproximadamente el 40% de los encuestados reportó experimentar intranquilidad, angustia, miedo o ansiedad, con frecuencia o de vez en cuando; cifra que los expertos pronostican irá en aumento si no se toman cartas en el asunto.

Los síntomas

Además de la imperiosa necesidad de estar conectados permanentemente a los dispositivos electrónicos (incluso en comidas, trabajo o escuela, al manejar, en el baño o al “dormir”) y contar con internet activo, quien padece de FOMO manifiesta, entre otros síntomas:

  • Baja autoestima, altos niveles de insatisfacción social, inseguridad personal, habilidades comunicativas poco desarrolladas (todo esto aun cuando parezca contradictorio, dada la falsa autoimagen “atractiva e ideal” presentada en las redes). 
  • Gran ansiedad de estar al tanto, en todo momento, de qué hacen los contactos a los que se sigue y quienes lo siguen, ver qué hacen, que dicen, a dónde han ido y comprobar si han dejado likes o mensajes (aún en los casos en que dichas acciones ni siquiera demandan una respuesta).
  • Angustia extrema por responder de inmediato, por la creencia de que, de no hacerlo, se perderá cosas importantes y quedará fuera de la conversación.
  • Incapacidad de apagar o dejar lejos el teléfono móvil (esto último reconocido también, oficialmente, como otro trastorno psicológico denominado nomofobia).
  • Presencia de otros síndromes, como el de la alerta o llamada fantasma, que consiste en percibir sonidos ilusorios, que se cree salen del móvil, como la notificación sonora de un mensajes o likes, combinado después con la desilusión de descubrir que no hay nada nuevo en el teléfono.
  • Más allá del deseo natural de “pertenecer”, verdadero pánico de ser excluido socialmente.
  • Inversión excesiva del tiempo que se pasa en las redes sociales.
  • Necesidad constante de mostrar lo que hace o piensa (a dónde va, qué come, qué ropa usa, qué le sucedió, etc.).
  • Comportamientos y actitudes compulsivas, obsesivas e incontrolables para evitar, a toda costa, estar offline.
  • Aceptación de todas las solicitudes de amistad recibidas, así como para todas las fiestas y eventos, por temor a perderse de algo o sentirse excluido.
  • Pérdida de la capacidad de “vivir el momento” porque todo el tiempo “deben” tomar fotografías o grabar videos para poder compartir sus “experiencias” de manera inmediata.
  • Malhumor, enojo, irritabilidad y aislamiento como consecuencia de los reclamos o reproches de familia o amigos (mejor me encierro para poder seguir conectado y no perderme de nada). En los entornos laborales esto puede llevar, incluso, a la pérdida del empleo.
  • Desarrollo de distorsiones cognitivas que provocan la pérdida del sentido de realidad, deteriorando la visión crítica de lo que es realmente ficción o un hecho relativo en un contexto mucho más amplio, desconocido, que el que aparece en la pantalla.
  • Sensación (o certeza) de que todos los demás son más atractivos, tienen vidas más interesantes o felices que la propia.
  • Pérdida o alteración de los ciclos de sueño y horarios de alimentación, para poder permanecer online.
  • Desarrollo de ideas erróneas en cuanto a la formación de vínculos y el apego  (se cree que se tienen vínculos más íntimos con los contactos o “amigos virtuales” de lo que realmente son).
  • En los casos más graves: ansiedad incontrolable, depresión profunda, estrés (con manifestaciones físicas y psicológicas) aislamiento (físico) total, violencia física, verbal y psicológica, e ideas o consumación de un suicidio.

Las soluciones

Aunque, como todo lo referente a la mente humana, cada caso tendrá sus particularidades propias, algunas de las estrategias que podemos utilizar para apoyar a nuestros hijos son:

  • Ayudarlos a darse cuenta de que lo presentado en las redes es sólo una interpretación (e inclusive, una distorsión) de la realidad, a partir de las propias experiencias que ellos publican (comparando su realidad con lo que postean, por ejemplo).
  • Involucrarlos, tanto como sea posible, en actividades que les ayuden a vivir en el aquí y el ahora (paseos, juegos o actividades varias en familia, leer, ver películas, pasear a las mascotas, etc.).
  • Mostrarles la importancia de dar prioridad a las personas.
  • Reducir, gradualmente, la utilización de smartphones, tablets, computadoras o cualquier otro dispositivo con internet.
  • Plantear metas que deban cumplir a corto plazo y con fechas límite: proyectos personales, tareas de casa, metas familiares comunes, etc.
  • Establecer horarios u ocasiones familiares “sin internet o dispositivos” (que deben aplicarse a todos los integrantes de la familia).
  • Enseñarles, con límites amorosos y razonables, a tolerar la frustración.
  • Mostrar el valor de tomar decisiones y asumir consecuencias.
  • De ser necesario, buscar ayuda de profesionales en el campo.

“Ni tanto que queme al santo…”

No se trata de satanizar a las redes, ni mucho menos a la tecnología, sino de enseñar a nuestros hijos, tan tempranamente como podamos que todos los excesos acarrean consecuencias negativas, que estas herramientas deben estar a su servicio y no al revés y, lo más importante que la clave del bienestar es encontrar un equilibrio adecuado entre todos los aspectos que integran la vida de un ser humano.

Por ello, y como en muchos otros temas que nos preocupan como padres y docentes, la clave se encuentra en brindar a los niños una educación de calidad, que, al tiempo que se preocupe por desarrollar la inteligencia, brinde una verdadera formación socioemocional que les permita autoconocerse, autorregularse y sentirse seguros de su identidad, sus talentos y sus capacidades.

Visita nuestra página y descubre por qué el Modelo Mazenod, al integrar en equilibrio todos los aspectos académicos, tecnológicos y humanos que demanda el mundo del siglo XXI, ¡es la mejor opción educativa para tu familia!

Comentarios


object(WP_Query)#18807 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(80272) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "12-01-2023" ["before"]=> string(10) "09-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(80272) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "12-01-2023" ["before"]=> string(10) "09-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18811 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18809 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18810 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "12-01-2023" ["before"]=> string(10) "09-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2023-01-12 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2023-02-09 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (80272) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18808 (24) { ["ID"]=> int(88106) ["post_author"]=> string(3) "191" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-24 12:51:21" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-24 17:51:21" ["post_content"]=> string(441) "Las relaciones interpersonales son uno de los elementos principales mediante los cuales el hombre se desarrolla. Una forma amigable de llevarnos con nuestra familia y amigos es establecer lo que podemos llamar digos secretos que solo tu interlocutor y tú entiendan. Esa es la forma de establecer una sana y benigna complicidad. Rodéate de aquellos con quienes puedas inventar tus códigos secretos. Yo tengo dos." ["post_title"]=> string(12) "Yo tengo dos" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(12) "yo-tengo-dos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-24 12:51:21" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-24 17:51:21" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88106" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18774 (24) { ["ID"]=> int(87781) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-16 11:06:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-16 16:06:04" ["post_content"]=> string(5425) "Sin intención, seguimos en el tren (pero no del metro) de lo musical y damos un ligero vistazo al fenómeno Shakira que no tiene nada nuevo qué ofrecer desde que pasó de ser la cantante de pies descalzos hasta que se convirtió en una copia barata de Paquita la del Barrio con un tema hiriente, repetitivo en el ritmo de las primeras notas y vacío aunque eso sí, con la bandera de mujer empoderada y que factura en lugar de llorar. Nada nuevo salvo el jugoso negocio que a nivel de marketing supone el lanzamiento de su nuevo sencillo y el juego que ha dado a diversas marcas, memes, tendencias en redes sociales y un largo etcétera. Las nuevas generaciones necesitan identificarse con celebridades actuales y proyectar sus dolores en el dolor ajeno, lo cual funciona como fórmula mágica para alcanzar fama y éxito aunque ello no garantice calidad, fondo y forma. En sus días, allá por 1961, Toña “La Negra” cantaba al son del bolero: “Después que todo te lo dio mi pobre corazón herido, has vuelto a verme para que yo sepa de tu desventura… Ya no podré ni perdonar ni darte lo que tú me diste… Y si pretendes remover las ruinas que tú mismo hiciste, sólo cenizas hallarás de todo lo que fue mi amor.” Lola Beltrán, con su distinguida voz y en tono ranchero cantó “Si me engañabas con tu labia traicionera, la puñalada que me diste fue trapera.” Décadas después, una adolorida Lupita D’Alessio reclamaba a tono de balada pop: “Ven, si eres hombre ven a verme y háblame cara a cara, frente a frente. Un cobarde y mentiroso como tú, sin valor, sin dignidad”.  Y podríamos seguir con la lista de las mujeres célebres que a través de su canto han evidenciado las traiciones sufridas por sus parejas, es decir, que la historia se repite porque es de humanos errar y porque nada bueno surge de un acuerdo millonario entre dos celebridades. Pero ¿qué necesidad de hacer público una cuestión tan íntima y privada? Que resulta en jugosas ganancias para los implicados directa o indirectamente y porque son de los mejores distractores para un mundo caótico como en el que vivimos.  No entremos en detalles de género, pero recordemos que ya María Félix había dicho aquello de que: “A un hombre hay que llorarle tres días… Y al cuarto, te pones tacones y ropa nueva”. En lo personal, me quedo con lo dicho por “La Doña”, lo demás es pérdida de tiempo con todo y las facturas de por medio porque el dolor no se monetiza y por el contrario, se enquista si no se le procesa, recordemos que también de dolor se canta. Coincidencia que tan sólo tres días después de que escribí respecto a la relación de Elvis Presley con mi padre, falleciera Lisa Marie Presley en situaciones similares a las de su padre. Coincidencia es pensar en alguien y encontrarlo de frente en el lugar menos esperado. Dice la canción: “Tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio y coincidir”. Resulta claro que tuve una semana llena de coincidencias.  Al parecer, nada nuevo hay bajo el sol, la vida sigue con sus retos y dificultades de siempre aunque “Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.” (Pablo Neruda, Poema 20). A decir de los gurús del desarrollo humano, el liderazgo y el marketing, se debe aprender a priorizar y a darle valor a las grandes cosas de la vida como la familia, el amor o las amistades que representan lo más importante que podemos tener; por mi parte, sigo creyendo que el camino a esas grandes cosas lo marcan #laspequeñascosas como la empatía, la solidaridad, la honestidad, el amor, la verdad, la reciprocidad, un amanecer, el sol de cada día, las fases lunares, la lluvia, una mariposa; esos intersticios que Cortázar utilizaba muy bien para escribir. A manera de colofón: el Sistema de Transporte Colectivo Metro sigue sufriendo las consecuencias de años y años de abandono en materia de mantenimiento y recorte presupuestal (entre otros males). Dice la Jefa de Gobierno que ya se está trabajando en un plan de acción para dar solución a los usuarios y como parte de dicho plan, la Guardia Nacional vigila y resguarda a la ciudadanía en las diferentes líneas y estaciones. Sin embargo, al cierre de esta colaboración, la reapertura del tramo cerrado de la línea 12 que corre de Mixcoac a Tláhuac se vio opacada por el desfase de un vagón en la línea 7. En tiempos de campañas anticipadas, todo suma o todo resta y como siempre, el pueblo bueno es el que queda atrapado entre intereses políticos. La Jefa de Gobierno no lo tiene fácil. " ["post_title"]=> string(28) "Las pequeñas cosas: cenizas" ["post_excerpt"]=> string(129) "“Bienaventurado el hombre que no espera nada, porque nunca será decepcionado.” Alexander Pope (1688-1744), poeta Inglés. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(26) "las-pequenas-cosas-cenizas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-19 02:06:52" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-19 07:06:52" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87781" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18808 (24) { ["ID"]=> int(88106) ["post_author"]=> string(3) "191" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-24 12:51:21" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-24 17:51:21" ["post_content"]=> string(441) "Las relaciones interpersonales son uno de los elementos principales mediante los cuales el hombre se desarrolla. Una forma amigable de llevarnos con nuestra familia y amigos es establecer lo que podemos llamar digos secretos que solo tu interlocutor y tú entiendan. Esa es la forma de establecer una sana y benigna complicidad. Rodéate de aquellos con quienes puedas inventar tus códigos secretos. Yo tengo dos." ["post_title"]=> string(12) "Yo tengo dos" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(12) "yo-tengo-dos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-24 12:51:21" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-24 17:51:21" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88106" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(14) ["max_num_pages"]=> float(7) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "6a80106794ce012c7185a4c2551777c9" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
amigos

Yo tengo dos

Las relaciones interpersonales son uno de los elementos principales mediante los cuales el hombre se desarrolla. Una forma amigable de llevarnos con...

enero 24, 2023
Las pequeñas cosas: cenizas

Las pequeñas cosas: cenizas

“Bienaventurado el hombre que no espera nada, porque nunca será decepcionado.” Alexander Pope (1688-1744), poeta Inglés.

enero 16, 2023




Más de categoría
Hazlo

Hazlo

El título de este escrito te sugiere convertirte en protagonista de la historia que se llama Vida.

febrero 7, 2023
textos de elizabeth cruz

Las pequeñas cosas: costumbres

“Los satisfechos, los felices, no aman; se duermen en la costumbre”. -Miguel de Unamuno (1864-1936), filósofo y escritor español. 

febrero 6, 2023
la soledad

La soledad, mi mejor compañía

Ahora entiendo por qué a nadie le gusta la soledad, pues ella te lleva a mirar el interior de...

febrero 3, 2023