¿Por qué la mayoría no logra tener una relación sana con la tecnología?

10 claves para aprovechar mejor el mundo online y tener una vida equilibrada. 

1 de junio, 2022

El bienestar digital consiste en establecer una relación saludable con la tecnología, pues de entrada surgió para ayudarnos a cumplir con nuestros objetivos y facilitarnos las actividades de la vida cotidiana. 

Lamentablemente, el abuso en la utilización de aparatos electrónicos y experiencias virtuales ha provocado un desequilibrio en nuestra mente y cuerpo. Ejemplos concretos son el sedentarismo que conduce a la obesidad; actualmente pasamos muchas horas sentados frente a una pantalla, lo que ꟷaunado a otros factores como la mala alimentaciónꟷ contribuye al desarrollo de enfermedades crónico degenerativas como la diabetes, problemas cardiovasculares, etc. 

De acuerdo con el Digital 2021: Global Overview Report (https://datareportal.com/reports/digital-2021-global-overview-report) en el año 2020 los usuarios gastaron 6 horas y 54 minutos de su vida para estar en el ciberespacio (cifra promedio a nivel global). El tiempo se eleva con los mexicanos quienes ocupan 9 horas y un minuto de su tiempo para estar online, ¡nueve horas! No sé a ustedes, pero a mí, me parece demasiado tiempo. 

Si bien es cierto que las actividades laborales exigen estar casi todo el tiempo conectados, también lo es que la mayor parte lo dedicamos a actividades personales, como revisar nuestras redes sociales. El promedio global del uso de social media es de 2 horas con 27 minutos, y en México de 3 horas con 20 minutos. 

Aunque este tiempo podría parecer no tan extenso, si pensamos concretamente en lo que estamos consumiendo la perspectiva cambia. Seamos sinceros, la mayoría entra a sus redes sociales para enterarse de la vida de los otros, ¿eso es realmente productivo? Te animo a pensar seriamente en la respuesta. 

Consecuencias del abuso en la tecnología

De acuerdo con un artículo publicado en 2019 por la Universidad Nacional Abierta y a Distancia (UNAD), una de cada cuatro personas tiene un padecimiento relacionado con el abuso de las nuevas tecnologías. Mencionaré algunos:

  • Presión intraocular debido a la exposición prolongada frente a una pantalla, lo que produce ojos rojos, visión borrosa, resequedad visual e incluso náuseas. 
  • Pérdida de audición por escuchar música de manera prolongada y a un volumen demasiado alto. La Organización Mundial de la Salud calcula que mil 100 millones de jóvenes, a nivel global, podrían perder la audición por prácticas perjudiciales, lo cual es alarmante.
  • Tendinitis, es decir, la inflamación del tendón por el uso prolongado del mouse, el teclado o la consola de videojuegos. 
  • Teosinovitis, cuyos síntomas son: dolor persistente en la base de los pulgares, inflamación y dedos rígidos; se da por escribir excesivamente en el celular o por usar mucho el mouse. 
  • Mala postura al estar tantas horas sentados. Puede provocar daños en la parte baja de la espalda 
  • Adicción. Navegar muchas horas en Internet hoy se considera un problema psiquiátrico. La dependencia a las redes sociales y en general a las actividades online se denomina Desorden Adictivo a Internet (DAI). 

¿Nueva tecnología = nuevo cerebro? 

De acuerdo con David Bueno, investigador de genética de la Universidad de Barcelona, los nativos digitales tienen menos conexiones en la zona de gestión de la memoria del cerebro pues parte de esta función ahora la realizan los aparatos digitales; el ejemplo más claro es que con el Smartphone ya nadie se aprende los números telefónicos pues basta con apretar un botón. 

¿Social media es una droga?

Eso afirma la psiquiatra Marian Rojas Estapé, y asegura que las redes sociales y la cocaína están reguladas por la misma hormona: la dopamina. “Los likes son microchispazos de dopamina”, dice la española mientras explica ꟷen varias charlas que puedes encontrar en Youtube y en su libro Cómo hacer que te pasen cosas buenasꟷ que las redes sociales, al estarnos enviando todo el tiempo noticias de lo que sucede en el mundo, activa nuestro modo de supervivencia y nos hace estar en alerta permanente, por lo tanto, en constante estrés. 

Marian también destaca la necesidad de reconocimiento al subir una foto y esperar que los demás den “like”. Esto se liga a la autoestima de los jóvenes quienes se autoevalúan en función del número de seguidores que tienen, si no son “populares” llegan a experimentar tristeza y hasta depresión. Vivir en el mundo virtual, dice la experta, aporta gratificaciones instantáneas y provoca poca tolerancia a la frustración. 

¿Cómo mejorar la relación con la tecnología?

  1. En la oficina, no revises redes sociales si no es parte de tu actividad profesional.
  2. Antes de encender la computadora ten claras tus actividades para que no navegues sin un propósito. 
  3. Mientras estés trabajando silencia las notificaciones de tu Smartphone. Evitar las distracciones te ayudará a que te enfoques en lo que estás haciendo.
  4. Realiza sólo una actividad al mismo tiempo para hacer que tu cerebro aprenda a enfocarse nuevamente.
  5. Establece horarios para revisar el correo electrónico.
  6. Date sólo un tiempo para entrar y publicar en social media; unos 20 min al día son suficientes. 
  7. No te compares con la vida que proyectan los demás en redes sociales, recuerda que cada quien publica sólo lo que desea mostrar o lo que le conviene. 
  8. Quítate la costumbre de estar viendo el celular a pesar de que no suena.
  9. Antes de tomar tu teléfono móvil piensa en para qué lo harás y si es realmente indispensable. 
  10.  Deja de enviar tantos whatsApps, prueba hablar más con la gente, programa más encuentros en el mundo offline. 

¿Y los niños?

Mención aparte merecen los peques. La psiquiatra Rojas Estapé y otros expertos afirman que una hora de internet para ellos es el equivalente a un gramo de cocaína. Lo recomendable para los niños es:

  • Menores de dos años. Cero exposición a pantallas y cero contacto con la tecnología. 
  • Niños de 3 a 5 años. Una hora diaria, máximo. 
  • De 6 y hasta 18 años. Dos horas diarias. 

No se trata de satanizar la tecnología, pero un niño debe primero aprender a socializar y a leer emociones primero en el mundo real y después debe introducirse, poco a poco y con el acompañamiento de sus padres o tutores, al mundo virtual, no al revés. 

Los adultos también debemos mejorar nuestra relación con la tecnología para evitar caer en adicciones o padecer enfermedades físicas y mentales. La tecnología es un excelente aliado si sabemos gestionarla y usarla a nuestro favor. Aprendamos a manejarla y no permitamos que sean los aparatos o los espacios virtuales los que nos controlen a nosotros. 

Si estas ideas te aportaron algo positivo te animo a compartirlas en tus redes sociales y a dejarme un comentario aquí o directamente en mi mail: [email protected] Si quieres mejorar algún aspecto de tu vida cotidiana también puedes contactarme por WhatsApp (55-20 82 88 71).

Es un gusto saber de ti. ☺

Comentarios


object(WP_Query)#17934 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(79465) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "04-06-2022" ["before"]=> string(10) "02-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(79465) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "04-06-2022" ["before"]=> string(10) "02-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17936 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17926 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17922 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "04-06-2022" ["before"]=> string(10) "02-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-06-04 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-07-02 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (79465) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17939 (24) { ["ID"]=> int(80032) ["post_author"]=> string(3) "190" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-20 09:30:52" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-20 14:30:52" ["post_content"]=> string(6746) "El estrés es el mal de nuestra época y no solo afecta a un sector de la población como se pensaba antiguamente, que era “privilegio” de unos cuantos: hombres de negocios, empresarios, mujeres con problemas pre menstruales o personas con problemas mentales. Actualmente las investigaciones científicas han mostrado que el estrés ha afectado a gran parte de la población mundial, incluyendo niños, adolescentes y adultos de todos los estratos sociales y económicos. La OMS estima que el estrés afecta casi al 90% de la población mundial. Un alto porcentaje de trabajadores padece algún tipo de estrés laboral. El ritmo frenético en el que vivimos, trabajando, haciendo mil cosas a la vez para “aprovechar” el día al máximo sin derecho a pausas o un tiempo libre porque sentimos que al hacerlo estamos perdiendo tiempo, pues tiempo es dinero, y no recordamos que el tiempo es lo más valioso que tenemos y que se nos escapa de las manos en un abrir y cerrar de ojos. Esta forma de vida nos ha llevado a descuidar nuestro cuerpo, salud, familia, amigos, diversión y muchas otras cosas y en compensación son frecuentes los dolores de cabeza, musculares, de espalda, exceso de peso, insomnio, diabetes, problemas cardiacos y un sinfín de otros problemas. Al final ¿qué es el estrés? “En realidad el estrés es una reacción innata del organismo cuando tiene que hacer frente a una situación que pone en jaque el equilibrio entre la demanda percibida y los recursos disponibles”. Es un constructo psicológico que significa cansancio físico y mental, el cual produce una reacción en el organismo, funciona como un mecanismo de defensa y responde ante la situación amenazante. ¿Sabías que existe Estrés Positivo y Estrés Negativo?  Estrés Positivo El eustrés, también conocido como “estrés positivo”, es el que provoca que mantengamos nuestra mente abierta y activa. Está relacionado con la tensión interior necesaria para conseguir objetivos, para permanecer activos y creativos, para cambiar. Estrés Negativo El distrés o estrés negativo, cuando se vuelve crónico, se genera un desequilibrio y malestar a nivel físico, mental y emocional, con altísimos costes para el bienestar general y la calidad de vida de la persona, que llega a afectar a su rendimiento y sus relaciones. Hay 3 fases que desencadenan la respuesta del estrés: Fase de alarma- Ante la percepción de un peligro potencial se produce una reacción de alarma durante la cual el cuerpo responde incluso sin que seamos conscientes de ello. Fase de resistencia o adaptación- En ella el organismo intenta superar, adaptarse o afrontar lo que percibe como una amenaza. Fase de agotamiento- Ocurre cuando la agresión se repite con frecuencia o es de larga duración, y cuando los recursos de la persona para conseguir un nivel de adaptación no son suficientes. ¿Cómo librarnos del estrés? La práctica de Mindfulness (Atención Plena en el momento presente) nos ayuda a reconocer los agentes estresantes reales, y una vez sabiendo cuáles son, podemos entrenarnos para poder responder conscientemente en vez de reaccionar en forma automática:
  • De esta forma podremos detectar los signos de tensión de nuestro cuerpo antes de conocer la razón o el origen de ellos. 
  • Al practicar el Mindfulness sentimos que vivimos más plenamente, apreciamos el momento presente y facilitamos la aparición de estados de ánimo positivos incompatibles con el estrés.
  • Entrenarnos en la respiración consciente puede llegar a ser una de las destrezas más importantes para mantener la salud y aprender a reducir el estrés en cualquier circunstancia
Consejos Mindfulness contra el estrés:
  • No saltes automáticamente de la cama apenas suene el despertador. Tómate unos minutos para hacer un breve chequeo consciente de tu cuerpo.
  • Advierte mientras te bañas o arreglas si tu mente está pensando, organizando o preparándose para el día que le aguarda. Si es así tráela de nuevo al momento presente.
  • Camina de forma pausada cuando salgas. Conecta con tu cuerpo, advierte la presencia de cualquier tensión y trata de relajarla.
  • Descubre el valor de la pausa en tus actividades diarias y laborales. Haz una sola cosa a la vez, para poder estar presente realmente en ella.
  • No te apresures por llegar a casa cuanto antes. No te dejes engañar por la sensación de que disfrutarás cuando llegues: ahora es el momento de disfrutar. Solo existe “ahora”.
  • Antes de irte a la cama, revisa cómo está tu cuerpo fijándote en las tensiones que adviertas.
Nada de esto es una fórmula milagrosa, el Mindfulness es un entrenamiento constante de la mente, y como todo, requiere práctica constante, dedicación y tiempo para poder ver los resultados y aprender a vivir plenamente en el aquí y ahora; soltando el pasado, aceptando el presente como es, sin juicios y acogiendo nuestro futuro de acuerdo con lo que cosechamos hoy. ¡Te invito a practicarlo para librarte del estrés! Referencias: Material del curso Mindfulness Transpersonal, Escuela Española de Desarrollo Transpersonal, Madrid, España, 2018." ["post_title"]=> string(30) "¿Cómo librarnos del estrés?" ["post_excerpt"]=> string(164) "El ritmo vertiginoso de la vida diaria propicia que el estrés nos afecte de manera crónica. Por ello tenemos que aprender a controlar nuestro nivel de estrés. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "como-librarnos-del-estres" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-20 09:30:52" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-20 14:30:52" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80032" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17862 (24) { ["ID"]=> int(80283) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-27 12:36:29" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-27 17:36:29" ["post_content"]=> string(4876) "“Bien están los buenos pensamientos, pero resultan tan livianos como burbuja de jabón, si no los sigue el esfuerzo para concretarlos en acción.”  – Gaspar Melchor de Jovellanos (1744-1811), literato, economista y político español. Hay días en que no ocurre nada o que simplemente la creatividad está de vacaciones. Uno de esos días ocurrieron esta semana porque soy una simple mortal a quien se le descompone el refrigerador, la regadera del baño y el boiler como cualquier ciudadana que habita en un condominio exclase mediero con más tintas de convertirse en sucursal de barrio bajo que de prosperar y regresar a sus buenos tiempos. Ocurre también que vivimos tiempos violentos y de incertidumbre en medio de una pandemia que no cesa y que cada día trae nuevos retos y variantes y estadísticas y datos como en una espiral sin fin, mientras que los ciudadanos nos debatimos entre conseguir el sustento diario, seguir adelante y cuidar de la salud; todo, en una sola exhibición (como dicen los contadores) y sin garantía de nada, porque lo único seguro es que los precios van a la alza mientras nuestros bolsillos se vacían velozmente y de una forma que nunca antes me tocó vivir.  Dicen los que saben que vienen tiempos más catastróficos económicamente hablando. Como no soy experta, no me toca juzgar si es verdad o falso, pero lo que veo, escucho, percibo y vivo cada día es que el ambiente está enrarecido, los maleantes se pasean a la luz del día, los delitos se cometen públicamente, los políticos hacen show cada día en las cámaras de diputados y senadores (por cierto, hoy en día ser político está entre las profesiones con mala reputación, pero esa es otra historia), las grandes empresas siguen ofreciendo productos innecesarios a los consumidores, las escuelas siguen trabajando en formato híbrido al igual que algunas empresas, los burócratas lo son cada vez más y en resumen. Me parece que no necesitamos igualarnos a Venezuela, Chile o Cuba porque ya vivimos en la decadencia social y personal entre personas cada vez más enojadas, frustradas o ambiciosas peleando por el poder y/o el dinero porque tenemos la falsa idea de que es la máxima aspiración del ser humano. Si lo anterior no fuera cierto, este espacio no existiría como una propuesta para expresarse, reflexionar, opinar e invitar a crearse un criterio propio, labor fundamental para crear conciencia entre la población, porque la vida es más que nacer, crecer, reproducirse y morir; eso lo realizan las plantas de forma magistral y el reino animal. Es nuestro deber hacer algo más con el respiro que damos al nacer. Me persigue la idea de que la vida es un ratito y se debe disfrutar al máximo aun frente a la crisis y el desaliento porque hemos visto partir seres queridos a lo largo de dos años, personas extraordinarias que han perecido en la lucha contra el mortal virus que nos aqueja. La vida es un ratito y estamos perdiendo la oportunidad de generar un barbecho (sistema de cultivo que consiste en dejar de sembrar la tierra periódicamente para que se regenere) en nuestras vidas. Descansar, regenerarse del impacto de una cruel y despiadada pandemia que no da tregua pero que nos ha golpeado de múltiples de formas, dañando no solo nuestra salud física sino también la salud mental y estamos cansados, hartos, hastiados, frustrados y sin esperanzas, porque no hay para dónde moverse y si el movimiento no es posible hay que buscar otras formas de movimiento como la flexibilidad del pensamiento para encontrar #laspequeñascosas que le dan sentido y sustento a la vida más allá de la fertilidad que todo terreno debe tener. Las pausas son necesarias en tanto nos ayudan a reconstruirlo todo de forma interna y externa.  A manera de colofón. Hemos corrido creyendo que podíamos retomar nuestras vidas, lo cierto es que nada es igual y que vale la pena replantearse los pasos a seguir en medio de una guerra que no es sólo bélica sino mental y de actitud porque vivimos peleados con un montón de cosas que vienen del exterior y que no podemos controlar. La pandemia es una amenaza, conviene buscar nuestras fortalezas y oportunidades para seguir adelante, siempre adelante o, como escribió Albert Camus: “En lo profundo del invierno finalmente aprendí que dentro de mí había un verano invencible”. Aprovechemos el verano que estamos viviendo.  " ["post_title"]=> string(30) "Las pequeñas cosas | Barbecho" ["post_excerpt"]=> string(118) "Me persigue la idea de que la vida es un ratito y se debe disfrutar al máximo aun frente a la crisis y el desaliento." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(27) "las-pequenas-cosas-barbecho" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-27 12:36:29" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-27 17:36:29" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80283" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17939 (24) { ["ID"]=> int(80032) ["post_author"]=> string(3) "190" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-20 09:30:52" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-20 14:30:52" ["post_content"]=> string(6746) "El estrés es el mal de nuestra época y no solo afecta a un sector de la población como se pensaba antiguamente, que era “privilegio” de unos cuantos: hombres de negocios, empresarios, mujeres con problemas pre menstruales o personas con problemas mentales. Actualmente las investigaciones científicas han mostrado que el estrés ha afectado a gran parte de la población mundial, incluyendo niños, adolescentes y adultos de todos los estratos sociales y económicos. La OMS estima que el estrés afecta casi al 90% de la población mundial. Un alto porcentaje de trabajadores padece algún tipo de estrés laboral. El ritmo frenético en el que vivimos, trabajando, haciendo mil cosas a la vez para “aprovechar” el día al máximo sin derecho a pausas o un tiempo libre porque sentimos que al hacerlo estamos perdiendo tiempo, pues tiempo es dinero, y no recordamos que el tiempo es lo más valioso que tenemos y que se nos escapa de las manos en un abrir y cerrar de ojos. Esta forma de vida nos ha llevado a descuidar nuestro cuerpo, salud, familia, amigos, diversión y muchas otras cosas y en compensación son frecuentes los dolores de cabeza, musculares, de espalda, exceso de peso, insomnio, diabetes, problemas cardiacos y un sinfín de otros problemas. Al final ¿qué es el estrés? “En realidad el estrés es una reacción innata del organismo cuando tiene que hacer frente a una situación que pone en jaque el equilibrio entre la demanda percibida y los recursos disponibles”. Es un constructo psicológico que significa cansancio físico y mental, el cual produce una reacción en el organismo, funciona como un mecanismo de defensa y responde ante la situación amenazante. ¿Sabías que existe Estrés Positivo y Estrés Negativo?  Estrés Positivo El eustrés, también conocido como “estrés positivo”, es el que provoca que mantengamos nuestra mente abierta y activa. Está relacionado con la tensión interior necesaria para conseguir objetivos, para permanecer activos y creativos, para cambiar. Estrés Negativo El distrés o estrés negativo, cuando se vuelve crónico, se genera un desequilibrio y malestar a nivel físico, mental y emocional, con altísimos costes para el bienestar general y la calidad de vida de la persona, que llega a afectar a su rendimiento y sus relaciones. Hay 3 fases que desencadenan la respuesta del estrés: Fase de alarma- Ante la percepción de un peligro potencial se produce una reacción de alarma durante la cual el cuerpo responde incluso sin que seamos conscientes de ello. Fase de resistencia o adaptación- En ella el organismo intenta superar, adaptarse o afrontar lo que percibe como una amenaza. Fase de agotamiento- Ocurre cuando la agresión se repite con frecuencia o es de larga duración, y cuando los recursos de la persona para conseguir un nivel de adaptación no son suficientes. ¿Cómo librarnos del estrés? La práctica de Mindfulness (Atención Plena en el momento presente) nos ayuda a reconocer los agentes estresantes reales, y una vez sabiendo cuáles son, podemos entrenarnos para poder responder conscientemente en vez de reaccionar en forma automática:
  • De esta forma podremos detectar los signos de tensión de nuestro cuerpo antes de conocer la razón o el origen de ellos. 
  • Al practicar el Mindfulness sentimos que vivimos más plenamente, apreciamos el momento presente y facilitamos la aparición de estados de ánimo positivos incompatibles con el estrés.
  • Entrenarnos en la respiración consciente puede llegar a ser una de las destrezas más importantes para mantener la salud y aprender a reducir el estrés en cualquier circunstancia
Consejos Mindfulness contra el estrés:
  • No saltes automáticamente de la cama apenas suene el despertador. Tómate unos minutos para hacer un breve chequeo consciente de tu cuerpo.
  • Advierte mientras te bañas o arreglas si tu mente está pensando, organizando o preparándose para el día que le aguarda. Si es así tráela de nuevo al momento presente.
  • Camina de forma pausada cuando salgas. Conecta con tu cuerpo, advierte la presencia de cualquier tensión y trata de relajarla.
  • Descubre el valor de la pausa en tus actividades diarias y laborales. Haz una sola cosa a la vez, para poder estar presente realmente en ella.
  • No te apresures por llegar a casa cuanto antes. No te dejes engañar por la sensación de que disfrutarás cuando llegues: ahora es el momento de disfrutar. Solo existe “ahora”.
  • Antes de irte a la cama, revisa cómo está tu cuerpo fijándote en las tensiones que adviertas.
Nada de esto es una fórmula milagrosa, el Mindfulness es un entrenamiento constante de la mente, y como todo, requiere práctica constante, dedicación y tiempo para poder ver los resultados y aprender a vivir plenamente en el aquí y ahora; soltando el pasado, aceptando el presente como es, sin juicios y acogiendo nuestro futuro de acuerdo con lo que cosechamos hoy. ¡Te invito a practicarlo para librarte del estrés! Referencias: Material del curso Mindfulness Transpersonal, Escuela Española de Desarrollo Transpersonal, Madrid, España, 2018." ["post_title"]=> string(30) "¿Cómo librarnos del estrés?" ["post_excerpt"]=> string(164) "El ritmo vertiginoso de la vida diaria propicia que el estrés nos afecte de manera crónica. Por ello tenemos que aprender a controlar nuestro nivel de estrés. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "como-librarnos-del-estres" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-20 09:30:52" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-20 14:30:52" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80032" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(14) ["max_num_pages"]=> float(7) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "fce8053ec16f380254dc99c30a69c607" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
¿Cómo librarnos del estrés?

¿Cómo librarnos del estrés?

El ritmo vertiginoso de la vida diaria propicia que el estrés nos afecte de manera crónica. Por ello tenemos que aprender a...

junio 20, 2022

Las pequeñas cosas | Barbecho

Me persigue la idea de que la vida es un ratito y se debe disfrutar al máximo aun frente a la crisis...

junio 27, 2022




Más de categoría
eutanasia y los cuidados paliativos

La eutanasia y los cuidados paliativos

El filósofo José Enrique Gómez Álvarez explora las implicaciones bioéticas de la eutanasia en un contexto como el de...

julio 1, 2022

Enfrenta tus monstruos

Cuando estamos solos,  el silencio nos obliga a enfrentarnos a nuestros propios pensamientos y a los miedos que alimentan...

junio 30, 2022
¿Aún no sabes cómo el Smart Working puede mejorar tu vida laboral?

¿Aún no sabes cómo el Smart Working puede mejorar tu vida laboral?

La rigidez está quedando atrás para dar cabida a procesos más flexibles.

junio 30, 2022

Las pequeñas cosas | Barbecho

Me persigue la idea de que la vida es un ratito y se debe disfrutar al máximo aun frente...

junio 27, 2022