OTROS SIGNIFICADOS IMPORTANTES | DEFINICIÓN DE AUTONOMÍA:

Autonomía, en términos generales, es la condición, el estado o la capacidad de autogobierno o de cierto grado de independencia. Algunos sinónimos de autonomía serían soberanía, autogobierno, independencia, emancipación y potestad. Mientras que antónimos son dependencia y...

10 de septiembre, 2020

Autonomía, en términos generales, es la condición, el estado o la capacidad de autogobierno o de cierto grado de independencia. Algunos sinónimos de autonomía serían soberanía, autogobierno, independencia, emancipación y potestad. Mientras que antónimos son dependencia y subordinación.

Así, la autonomía de una persona es la capacidad o condición de desarrollar tareas de una manera independiente. Por ejemplo: “En mi nuevo trabajo ya me han dado cierta autonomía”.

Referido a municipios, regiones u organizaciones, la autonomía es la potestad o el poder de establecer sus propias normativas y órganos de gobierno dentro de la autoridad de un Estado. De allí que, en algunos países como España, el territorio se divida en comunidades autónomas.

La autonomía de un vehículo, por otro lado, es el recorrido máximo que es capaz de efectuar sin necesidad de repostar. Por ejemplo: “Este coche tiene una autonomía de 600 kilómetros”.

También se suele aplicar a diferentes dispositivos que tienen batería o un mecanismo de acumulación de energía. Por ejemplo: “Este ordenador tiene hasta cinco horas de autonomía”.

La palabra autonomía procede del latín autonomĭa, y esta a su vez del griego αὐτονομία (autonomía), formada por αὐτός (autós), que significa ‘mismo’, y νόμος (nómos), ‘ley’ o ‘norma’.

DEFINICIÓN DE

CONCEJO

El término concejo, derivado del latín concilium, puede utilizarse de diversos modos. El primer significado que menciona el diccionario de la Real Academia Española (RAE) alude al espacio donde se reúnen los concejales de un municipio o ayuntamiento para la celebración de las sesiones”.

Un concejo, en este marco, puede ser un organismo deliberativo o asambleario. En Argentina, por ejemplo, el concejo deliberante es el Poder Legislativo de un municipio. Los concejales, elegidos por el pueblo a través de un proceso democrático, se encargan de elaborar las ordenanzas que regulan diversas actividades que se desarrollan a nivel local. Dichas ordenanzas se refieren a cuestiones que no pertenecen al ámbito de las leyes nacionales o provinciales.

En otros países, la idea de concejo puede aludir a la corporación municipal o al municipio (ayuntamiento). Un concejo, en este sentido, es una institución encabezada por un alcalde o intendente que dispone de facultades resolutivas, normativas y de fiscalización. En Asturias, por ejemplo, el territorio se organiza en municipios que reciben el nombre de concejos y comarcas.

Cabe destacar que, en la Antigüedad, se llamaba concejo a la asamblea vecinal que permitía a los ciudadanos tomar decisiones de gobierno. Se puede diferenciar entre los concejos cerrados (en los cuales solo podían participar ciertos vecinos destacados) y los concejos abiertos (todos los vecinos estaban habilitados para participar); el primer tipo predominaba en el Reino de Aragón, mientras que el segundo se dio especialmente en León y Castilla.

Estos concejos medievales se reunían los domingos y se orientaban a definir cuestiones como el uso comunal de las tierras (conjunto en el cual se incluían los montes, los bosques y los prados) para llevar a cabo sus actividades agrícolas y ganaderas, así como de la explotación del molino, el pozo de sal, el horno y los regadíos.

Por otro lado, estas reuniones también se llevaban a cabo para discutir y tomar decisiones relacionadas con diversos asuntos judiciales y administrativos, y los vecinos redactaban diversos documentos en los cuales recogían todas estas cuestiones para darles un carácter legal. Específicamente, estos primeros concejos se organizaban en los reinos cristianos de la Península Ibérica, a lo largo de la denominada Alta Edad Media.

Podemos decir que la Alta (o Temprana) Edad Media es el periodo de la historia de Oriente Medio y del continente europeo que comenzó con la caída del Imperio romano occidental en el año 476 y se extendió hasta el comienzo del milenio siguiente, momento en el cual el continente resurgió desde un punto de vista cultural y económico.

El concejo medieval solía tener lugar una vez finalizada la misa de los domingos, en el propio atrio de la iglesia. Las personas a cargo de la organización repicaban las campanas o hacían sonar algún otro instrumento de gran intensidad para llamar a concejo. Es importante señalar que la asistencia no era optativa, y a los ausentes se les imponía una multa.

Si nos centramos en los concejos que se celebraban en el siglo XIII en Castilla, por ejemplo, era normal designar un juez para que presidiera la reunión y aplicara el fuero (los estatutos jurídicos que se aplican en una localidad determinada para regular la vida local por medio de normas), así como un máximo de dos alcaldes que administraran justicia; sus funciones se fueron ampliando con el paso del tiempo. Otros roles similares al del juez fueron el del zalmedina, en el Reino de Aragón, y el del justicia, en el Reino de Navarra.

Es importante destacar que concejo (con C) es una palabra vinculada a conciliar (convenir, concertar). En cambio, consejo (con S) deriva de aconsejar (sugerir, recomendar).

DEFINICIÓN DE

REGIDOR

Regidor es el término que se utiliza para calificar a aquel que gobierna o dirige. La noción puede emplearse como sinónimo de regente. Su origen etimológico se encuentra en el latín, como así se puede certificar al comprobar que está compuesto dos partes de dicha lengua: el verbo “regere”, que significa “regir”, y el sufijo “-dor”, que es equivalente a “agente”.

De acuerdo al contexto, un regente puede ser una persona que ejerce diferentes funciones o que ocupa un cierto cargo. En el ámbito del teatro, la televisión y el cine, el regidor es quien debe organizar los efectos visuales y los movimientos que ordena el director de la obra.

Así, por ejemplo, en los distintos programas de televisión, además de directores, presentadores, técnicos de sonido o cámaras, se cuenta con la figura del regidor. Este, entre otras muchas funciones, es el encargado de mantener un contacto directo con el público presente, de hacer que participe cómo se le solicite en el transcurso del espacio así como de que aplauda.

Un regidor también puede ser el intendente de una población. En este caso, el regidor es quien ostenta la principal autoridad y dirige la administración pública del distrito en cuestión.

Por otra parte, puede ser un concejal. Este individuo tiene la responsabilidad de encargarse de un sector específico de la administración de su ciudad, como la salud o la cultura. Esta clase de regidor, por lo tanto, promueve el desarrollo de una cierta área.

Deseando que tenga la misma respuesta que la anterior, les dejo muchos saludos y compártanla con familiares y amigos. Y los espero en mis redes sociales. Hasta la próxima.

Fuente: Significados.com    

 

Comentarios


object(WP_Query)#18013 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(28977) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "30-10-2022" ["before"]=> string(10) "27-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(28977) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "30-10-2022" ["before"]=> string(10) "27-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18017 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18015 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18016 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "30-10-2022" ["before"]=> string(10) "27-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-10-30 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-11-27 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (28977) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18014 (24) { ["ID"]=> int(85154) ["post_author"]=> string(2) "81" ["post_date"]=> string(19) "2022-10-31 11:22:55" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-10-31 16:22:55" ["post_content"]=> string(9316) "Casi todos hemos tenido una plática de sobremesa entre hermanos en la que de pronto pareciera que cada uno habla de una madre/padre diferente. Pero, ¿Por qué, si son las mismas personas, los vivimos, los sentimos y los recordamos diferente?, ¿Por qué la empatía, el apego o la conexión con un hijo o un padre específico es distinta? y, quizá lo más importante, ¿De qué manera influye esto en el desarrollo y en la formación de la personalidad? A pesar de que en una familia, el padre y la madre sean los mismos, de que pareciera que los valores y el estilo de crianza sean los mismos para todos los hijos, la realidad es que la cantidad de variables que determinan la relación que se establece con cada uno de ellos y la manera en que, individualmente perciben la dinámica familiar es enorme. Algunos de los factores que los investigadores han logrado encontrar y que influyen directamente para que por un lado cada hijo sea diferente y, por otro, nos perciban y reconozcan de diferente manera también, son:   El carácter y el temperamento No hay duda de que, aunque como seres humanos, todos somos iguales, podemos afirmar que, al mismo tiempo, como personas o individuos, todos somos diferentes. De acuerdo con la ciencia, esto se debe a que la personalidad (que justamente nos identifica como seres individuales) es la suma de los comportamientos, actitudes, pensamientos, sentimientos (y la forma de manifestarlos) que caracterizan a una persona y ésta se determina por dos factores esenciales: el temperamento y el carácter. El temperamento tiene su origen en la herencia biológica, es innato (por lo tanto, cada uno de nuestros hijos tendrá el propio desde el momento de nacer) y difícilmente se modifica; por su parte el carácter es resultado de nuestro aprendizaje, tanto emocional como cognitivo, por ello puede modificarse a través de nuevas experiencias y, sobre todo, de la interacción social. Desde que aquí ya podemos irnos dando una idea del por qué, así como la personalidad, la percepción de cada hijo sobre nosotros es diferente. El orden de nacimiento Algunos autores, como Alfred Adler, sugieren que el orden de nacimiento de los hijos influye también en el desarrollo de su personalidad, influyendo en aspectos como los rasgos del carácter, la autoestima, el coeficiente intelectual e incluso el éxito posterior en la vida, y que estos efectos perduran hasta la edad adulta. Los interesante de esto es que, de acuerdo con esta teoría, ¡somos los padres los que directamente determinamos esto al tratar a los hijos en forma diferente debido a su edad, al compararlos constantemente o bien, al esperar que todos se comporten exactamente de la misma forma cuando nosotros “les damos todo y los queremos por igual”! Según nos dice Adler, entonces, se cree que el hijo mayor es una persona complaciente, responsable, confiable, cautelosa, pero quizás mandona y controladora; se piensa que el hijo del medio a menudo se deja de lado o se ignora, por lo que tiende a ser el pacificador; y el hijo más pequeño, por su parte, es egocéntrico, manipulador, divertido, entretenido y encantador. En el caso de los hijos únicos, se afirma que tienden a ser egocéntricos, independientes, ávidos de aprobación y maduros.  ¿Hijo favorito? Aunque casi todos los padres afirman que aman a todos sus hijos por igual y niegan el favoritismo hacia alguno en específico cuando son cuestionados (podría decirse, incluso, que este es uno de los grandes temas tabú de la paternidad), la ciencia nos dice que es una realidad que la mayoría de los padres/madres lo tiene. Y esto, aunque es natural, es un tema al que debemos poner mucha atención ya que los estudios demuestran que sí afecta de manera directa el desarrollo emocional de los hijos, promueve la rivalidad entre hermanos y, en general, puede ser generador de diversos conflictos dentro de la familia. Hasta aquí, todo suena bastante simple pero el problema real es que del lado de los hijos, la cuestión se convierte en un asunto de percepción y la mayoría de los ellos no sabe decir quién es realmente el favorito pero, a nivel inconsciente e independientemente de los esfuerzos de los padres por “compensarlos”, lo siente. ¿Crianza igual o diferente? Podría pensarse que por el simple hecho de ser los mismos padres, vivir bajo el mismo techo y compartir las mismas creencias y valores la crianza es igual para todos los hijos pero… ¡No es así! Muchos son los factores que influyen para que esto se dé de manera diversa y los padres, más que atentos, debemos estar conscientes de ellos, para poder dar a nuestros hijos (como siempre queremos) lo mejor de nosotros de acuerdo con las circunstancias. Algunos de los aspectos que van “modificando" el estilo de crianza para cada hijo son:
  • Edad de los hijos/padres
  • Situación económica/laboral en cada momento
  • Vínculos emocionales/empatía con cada hijo
  • Experiencia que van adquiriendo los padres
  • Género de cada hijo
  • Similitudes/diferencias de personalidad entre padres e hijos
  • Diferentes escuelas/círculos sociales de cada hijo
  • Habilidades/talentos específicos de cada hijo
Pero entonces… ¡¿Qué hacemos?! Una buena crianza se trata más de buscar el bienestar y la felicidad de cada uno de nuestros hijos desde su individualidad, que de tratar de darles todo por igual o de preocuparnos por cómo van a recordarnos. Por ello, algunas de las estrategias que pueden servirnos son:
  • Reconocer que cada hijo es diferente, con personalidad propia, habilidades, talentos, necesidades específicas y con formas individuales de sentir, de aprender y de expresarse.
  • Aceptar nuestros propios sentimientos hacia cada uno de ellos como una parte natural de las relaciones humanas.
  • Buscar espacios y tiempo de calidad para convivir todos en familia y con cada uno de ellos en forma especial.
  • Hacer sentir a cada uno querido, respetado, escuchado, único y especial.
  • Evitar establecer comparaciones de cualquier tipo.
  Dejando nuestra huella en su corazón No hay duda de que cuando nuestros hijos hablen de nosotros también se encontrarán con que, en muchas cosas, pareciera que tuvieron “padres diferentes”, pero lo importante es que nosotros tengamos la consciencia de que eso no es ni bueno ni malo siempre y cuando nos hayamos esforzado por dar a todos lo necesario para su bienestar (en lo circunstancial) y a cada uno lo que necesitaba de manera específica (en lo personal). Recordemos que educar en igualdad, equidad y justicia no es lo mismo que "educar igual a todos” y que lo realmente significativo en sus vidas (y por lo cual, sin importar  cuál sea la forma, seremos recordados como padres)  será la huella indeleble de amor, apoyo, ejemplo, acompañamiento, guía y comprensión que logremos dejar en sus corazones. Visita nuestra página y encuentra el modelo educativo con sentido humano que estás buscando para tu familia.  " ["post_title"]=> string(112) "Mismos padres, mismos valores: ¿por qué cada hijo nos percibe diferente y cómo influye esto en su desarrollo?" ["post_excerpt"]=> string(117) "“No hay tal cosa como un padre perfecto. Así que solo sé uno real”. -Sue Atkins (conductora y coach de vida). " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(105) "mismos-padres-mismos-valores-por-que-cada-hijo-nos-percibe-diferente-y-como-influye-esto-en-su-desarrollo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-10-31 11:22:55" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-10-31 16:22:55" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85154" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17985 (24) { ["ID"]=> int(85442) ["post_author"]=> string(3) "191" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-08 13:43:34" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-08 18:43:34" ["post_content"]=> string(583) "Está expresión aunque es muy cruda, pero no por eso deja de ser valiosa. Te sugiero la opción de adaptarte a lo que tienes y disfrutes de vivir con lo que tienes y con lo que eres profesionalmente hablando... Desarrolla tus capacidades que te permitan adaptarte a las consecuencias de tus decisiones. Si te adaptas, ya diste el primer paso y empezarás a ver resultados. Te recomiendo soñar mucho, pero fantasea poco, y así estarás apegado a la realidad." ["post_title"]=> string(16) "Es lo que hay…" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(13) "es-lo-que-hay" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-08 13:43:59" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-08 18:43:59" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85442" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18014 (24) { ["ID"]=> int(85154) ["post_author"]=> string(2) "81" ["post_date"]=> string(19) "2022-10-31 11:22:55" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-10-31 16:22:55" ["post_content"]=> string(9316) "Casi todos hemos tenido una plática de sobremesa entre hermanos en la que de pronto pareciera que cada uno habla de una madre/padre diferente. Pero, ¿Por qué, si son las mismas personas, los vivimos, los sentimos y los recordamos diferente?, ¿Por qué la empatía, el apego o la conexión con un hijo o un padre específico es distinta? y, quizá lo más importante, ¿De qué manera influye esto en el desarrollo y en la formación de la personalidad? A pesar de que en una familia, el padre y la madre sean los mismos, de que pareciera que los valores y el estilo de crianza sean los mismos para todos los hijos, la realidad es que la cantidad de variables que determinan la relación que se establece con cada uno de ellos y la manera en que, individualmente perciben la dinámica familiar es enorme. Algunos de los factores que los investigadores han logrado encontrar y que influyen directamente para que por un lado cada hijo sea diferente y, por otro, nos perciban y reconozcan de diferente manera también, son:   El carácter y el temperamento No hay duda de que, aunque como seres humanos, todos somos iguales, podemos afirmar que, al mismo tiempo, como personas o individuos, todos somos diferentes. De acuerdo con la ciencia, esto se debe a que la personalidad (que justamente nos identifica como seres individuales) es la suma de los comportamientos, actitudes, pensamientos, sentimientos (y la forma de manifestarlos) que caracterizan a una persona y ésta se determina por dos factores esenciales: el temperamento y el carácter. El temperamento tiene su origen en la herencia biológica, es innato (por lo tanto, cada uno de nuestros hijos tendrá el propio desde el momento de nacer) y difícilmente se modifica; por su parte el carácter es resultado de nuestro aprendizaje, tanto emocional como cognitivo, por ello puede modificarse a través de nuevas experiencias y, sobre todo, de la interacción social. Desde que aquí ya podemos irnos dando una idea del por qué, así como la personalidad, la percepción de cada hijo sobre nosotros es diferente. El orden de nacimiento Algunos autores, como Alfred Adler, sugieren que el orden de nacimiento de los hijos influye también en el desarrollo de su personalidad, influyendo en aspectos como los rasgos del carácter, la autoestima, el coeficiente intelectual e incluso el éxito posterior en la vida, y que estos efectos perduran hasta la edad adulta. Los interesante de esto es que, de acuerdo con esta teoría, ¡somos los padres los que directamente determinamos esto al tratar a los hijos en forma diferente debido a su edad, al compararlos constantemente o bien, al esperar que todos se comporten exactamente de la misma forma cuando nosotros “les damos todo y los queremos por igual”! Según nos dice Adler, entonces, se cree que el hijo mayor es una persona complaciente, responsable, confiable, cautelosa, pero quizás mandona y controladora; se piensa que el hijo del medio a menudo se deja de lado o se ignora, por lo que tiende a ser el pacificador; y el hijo más pequeño, por su parte, es egocéntrico, manipulador, divertido, entretenido y encantador. En el caso de los hijos únicos, se afirma que tienden a ser egocéntricos, independientes, ávidos de aprobación y maduros.  ¿Hijo favorito? Aunque casi todos los padres afirman que aman a todos sus hijos por igual y niegan el favoritismo hacia alguno en específico cuando son cuestionados (podría decirse, incluso, que este es uno de los grandes temas tabú de la paternidad), la ciencia nos dice que es una realidad que la mayoría de los padres/madres lo tiene. Y esto, aunque es natural, es un tema al que debemos poner mucha atención ya que los estudios demuestran que sí afecta de manera directa el desarrollo emocional de los hijos, promueve la rivalidad entre hermanos y, en general, puede ser generador de diversos conflictos dentro de la familia. Hasta aquí, todo suena bastante simple pero el problema real es que del lado de los hijos, la cuestión se convierte en un asunto de percepción y la mayoría de los ellos no sabe decir quién es realmente el favorito pero, a nivel inconsciente e independientemente de los esfuerzos de los padres por “compensarlos”, lo siente. ¿Crianza igual o diferente? Podría pensarse que por el simple hecho de ser los mismos padres, vivir bajo el mismo techo y compartir las mismas creencias y valores la crianza es igual para todos los hijos pero… ¡No es así! Muchos son los factores que influyen para que esto se dé de manera diversa y los padres, más que atentos, debemos estar conscientes de ellos, para poder dar a nuestros hijos (como siempre queremos) lo mejor de nosotros de acuerdo con las circunstancias. Algunos de los aspectos que van “modificando" el estilo de crianza para cada hijo son:
  • Edad de los hijos/padres
  • Situación económica/laboral en cada momento
  • Vínculos emocionales/empatía con cada hijo
  • Experiencia que van adquiriendo los padres
  • Género de cada hijo
  • Similitudes/diferencias de personalidad entre padres e hijos
  • Diferentes escuelas/círculos sociales de cada hijo
  • Habilidades/talentos específicos de cada hijo
Pero entonces… ¡¿Qué hacemos?! Una buena crianza se trata más de buscar el bienestar y la felicidad de cada uno de nuestros hijos desde su individualidad, que de tratar de darles todo por igual o de preocuparnos por cómo van a recordarnos. Por ello, algunas de las estrategias que pueden servirnos son:
  • Reconocer que cada hijo es diferente, con personalidad propia, habilidades, talentos, necesidades específicas y con formas individuales de sentir, de aprender y de expresarse.
  • Aceptar nuestros propios sentimientos hacia cada uno de ellos como una parte natural de las relaciones humanas.
  • Buscar espacios y tiempo de calidad para convivir todos en familia y con cada uno de ellos en forma especial.
  • Hacer sentir a cada uno querido, respetado, escuchado, único y especial.
  • Evitar establecer comparaciones de cualquier tipo.
  Dejando nuestra huella en su corazón No hay duda de que cuando nuestros hijos hablen de nosotros también se encontrarán con que, en muchas cosas, pareciera que tuvieron “padres diferentes”, pero lo importante es que nosotros tengamos la consciencia de que eso no es ni bueno ni malo siempre y cuando nos hayamos esforzado por dar a todos lo necesario para su bienestar (en lo circunstancial) y a cada uno lo que necesitaba de manera específica (en lo personal). Recordemos que educar en igualdad, equidad y justicia no es lo mismo que "educar igual a todos” y que lo realmente significativo en sus vidas (y por lo cual, sin importar  cuál sea la forma, seremos recordados como padres)  será la huella indeleble de amor, apoyo, ejemplo, acompañamiento, guía y comprensión que logremos dejar en sus corazones. Visita nuestra página y encuentra el modelo educativo con sentido humano que estás buscando para tu familia.  " ["post_title"]=> string(112) "Mismos padres, mismos valores: ¿por qué cada hijo nos percibe diferente y cómo influye esto en su desarrollo?" ["post_excerpt"]=> string(117) "“No hay tal cosa como un padre perfecto. Así que solo sé uno real”. -Sue Atkins (conductora y coach de vida). " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(105) "mismos-padres-mismos-valores-por-que-cada-hijo-nos-percibe-diferente-y-como-influye-esto-en-su-desarrollo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-10-31 11:22:55" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-10-31 16:22:55" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85154" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(14) ["max_num_pages"]=> float(7) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "a57c9a3d31097fbb18a98cdeca1daf77" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Mismos padres, mismos valores: ¿por qué cada hijo nos percibe diferente y cómo influye esto en su desarrollo?

Mismos padres, mismos valores: ¿por qué cada hijo nos percibe diferente y cómo influye esto en su desarrollo?

“No hay tal cosa como un padre perfecto. Así que solo sé uno real”. -Sue Atkins (conductora y coach de vida).

octubre 31, 2022

Es lo que hay…

Está expresión aunque es muy cruda, pero no por eso deja de ser valiosa. Te sugiero la opción de adaptarte a lo...

noviembre 8, 2022




Más de categoría

Bajar de peso en tiempos de sedentarismo

Es clásico el anuncio que vemos en la televisión de máquinas, aditamentos, dietas milagrosas, superfoods, suplementos y demás pastillas...

noviembre 25, 2022
3 acciones que te alejan del BienEstar

3 acciones que te alejan del BienEstar

Te animo a practicar lo siguiente para revertir el efecto negativo y asegurar tu calidad de vida.

noviembre 23, 2022

Tengo ganas

Estas dos palabras las utilizamos como antecedente de algo que queremos hacer o tener. Es conveniente dedicar el tiempo...

noviembre 21, 2022
Las pequeñas cosas: chiquitas, chidas y chulas (Parte 2 de 7)

Las pequeñas cosas: chiquitas, chidas y chulas (Parte 2 de 7)

Chiflados (persona que ha perdido el juicio o que está muy enamorada de una persona o le gusta mucho...

noviembre 21, 2022